Page 1

Las

s e r o j e m

s a y a l p

Florianópolis es elegida, todos los años, por turistas de todo el mundo –especialmente argentinos, uruguayos y chilenos-, por el encanto de sus playas y morros. En la isla se encuentran, de lado a lado, playas diversas con olas, sin olas, con aguas frías o más tibias. Hay playas de Florianópolis que están más urbanizadas y hay mucha gente, entre ellas, grupos de familias.


Entre los muchísimos destinos turísticos que podemos preferir para pasar nuestras vacaciones, uno de ellos es Brasil. Tanto las playas como los precios, se dividen entre el norte y el sur del país. Las playas ubicadas al norte de Río de Janeiro suelen ser de aguas más tibias y cristalinas, mientras que el sur se caracteriza por ser mucho más económico, y por lo tanto, habrá muchos más turistas, tanto argentinos como de otros países. Destinos en el sur El sur de Brasil suele ser más económico, en cuanto a viaje, vuelos y traslados, ya que está más cerca del límite con Argentina. Por lo tanto, los costos de hospedaje, gastronomía y estadía se abaratan significativamente. Algunos factores que bajan la calidad de los destinos turísticos del sur de Brasil son: la enorme cantidad de turismo, las aguas (no tan tibias), y algún que otro hecho delictivo aislado. De todos modos, las playas son muy hermosas, y la pasaremos bien si vamos con amigos, familia o en pareja. Los destinos turísticos más visitados del sur brasileño son: Ferrugem, Florianópolis, Camboriú, Bombas, Bombinhas, Praia do Rosa, Curitiba y Porto Alegre. Al norte de Río de Janeiro podemos visitar las cálidas aguas de Buzios, Belo Horizonte, Maceió, Recife, Salvador y Fortaleza, mucho más al norte.

Dónde dormir Los paquetes pueden costar desde 1200 pesos argentinos (10 días, 8 noches en bus, con estadía y media pensión en el sur de Brasil), hasta 1500 dólares, si hablamos de un viaje de lujo, en avión, y con hospedaje en una posada 4 estrellas. No obstante, hay que destacar que la mayoría de los hoteles, posadas, y hosterías pueden resultar altamente atractivos si tenemos en cuenta un entorno natural, rodeado de palmeras y casi siempre con vista al mar, o a pocos metros de cualquier playa. Podemos encontrar buenas ofertas en paquete con hospedaje incluido ingresando a la categoría de Paquetes Turísticos y tipeando tu destino como palabra clave. Dónde comer Una de las ventajas de irse de vacaciones a Brasil es que puede costarnos casi lo mismo que una quincena en la Costa Atlántica. Los desayunos son abundantes, incluyen frutas en grandes cantidades y variedades, y se puede almorzar por poco dinero. Y lo mejor de todo es que estaremos probando bocados exóticos, con gran presencia de la gastronomía africana, hispana, portuguesa, alemana y la propia de Brasil, en una unión de todas estas influencias. Y de tarde y noche, podemos disfrutar de deliciosas y tradiciona-


les bebidas brasileñas, como cachaças, caipirinhas y piñas coladas. “Porcao” es la cadena de comidas más importante del país: es una especie de parrilla libre, donde por una tarifa única, se agasaja al cliente con distintos tipos de carne, entre los cuales éste elige, y esta escena se repetirá hasta que el comensal diga “Basta”. Cabe destacar que los precios son algo más altos, y que las bebidas y postres se cobran aparte. “Bargaço” es un excelente restaurante en Brasilia, ideal si queremos saborear las mejores comidas marinas tradicionales. La especialidad de la casa consiste en una combinación de diversos pescados, tomate, cebollas, ají y aceite, que se cocinan en su jugo. Si pasamos Río de Janeiro, no debemos dejar de ir a la “Confeitaria Colombo”: podemos encontrar uno en la ciudad y otro frente a la playa de Copacabana. El primero tiene 100 años de antigüedad, y el segundo, goza de una decoración más moderna, mesas al aire libre y vista al mar. En Porto Alegre, una opción tentadora es el “Fogo de Chão”: un lugar cuya especialidad son las barbacoas, y cuyos precios no sobrepasan de los 15 dólares. Qué hacer, qué conocer Brasil, su ciudad y sus playas invitan a múltiples actividades de diversos costos, aunque algunas de ellas, imperdibles.

No podemos dejar de ir a conocer el Cristo Redentor o el Estadio Maracaná, ambos ubicados en Río de Janeiro. Para los aventureros y amantes de los paisajes naturales, hay opciones como un recorrido por la selva del Amazonas, o el Parque Nacional da Serra da Chapada dos Veadeiros, en Brasilia. Si lo que queremos es conocer la historia del país, Salvador de Bahía fue declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad, y no se puede dejar de visitar. Si lo que buscamos es básicamente diversión, podemos ir en febrero a ver los carnavales y las scolas do samba. Cuando adquieras un paquete, preguntá siempre por las excursiones que incluye, ya que según la ciudad que estemos visitando, los atractivos turísticos son innumerables, y podemos incluirlos en nuestro viaje por sumas ínfimas. Si nuestro plan no gira en torno a conocer puntos turísticos, sino a vivir nuevas experiencias, podemos practicar buceo y demás deportes acuáticos, y hacer paseos en crucero por la costa. Si buscamos deportes de alto riesgo, siempre está la posibilidad de hacer bungee jumping y parapente, dos experiencias que vale la pena vivir. Encontrá tu destino ideal en MásOportunidades.com por medio del buscador de categorías dentro de Turismo y hacé realidad las mejores vacaciones de tu vida.


Las mejores playas  

Las mejores playas de Brasil

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you