Issuu on Google+

BIODANZA COMO PROPUESTA PARA DISMINUIR LA VIOLENCIA La violencia como fenómeno social, que al irrumpir abruptamente en la vida de la personas, puede considerarse como un agente patógeno que enferma la colectividad psicológica y emocional. Muchos son los factores que determinan la violencia, uno de ellos es el factor genético explicándose a través de una teoría que al disminuir la producción de enzima monoamina oxidasa, la persona tiende a desarrollar una mayor agresividad. Así también, la violencia la determina los factores ambientales, quiénes van a actuar como detonantes de la conducta violenta. Esto quieres decir que el factor genético únicamente actúa al predisponer a la personas a la condición de agresividad. Otro factor que determina la violencia es el sociocultural, que puede desencadenar respuestas agresivas en las masas humanas, como si la agresividad latente surgiera cuando el medio ambiente facilita tales respuestas, esto es evidente durante gobiernos totalitarios, en que personas aparentemente afectivas realizan actos infames. Solamente un estado de expansión de la conciencia puede regular las relaciones humanas y trascender la malignidad que adquiere formas monstruosas en el inconsciente colectivo. Las enfermedades mentales y también las orgánicas se deben a la fractura entre la sensibilidad, la afectividad y la conciencia. La afectividad es un estado evolutivo superior que no va necesariamente unido a la sensibilidad ni a la inteligencia. El sentimiento de amor a la humanidad, expresado en acciones, está ligado al proceso evolutivo de la especie. Personas inteligentes y sensibles, pero sin capacidad de amor, son capaces de inconcebibles niveles de violencia como la destructividad, la discriminación social, el racismo, la injusticia y los impulsos autodestructivos. Es por ello, la propuesta de talleres de aprendizaje y desarrollo humano a través de Biodanza con el objetivo de promover una nueva visión del ser humano


que se basa en la conciencia ética, el goce de vivir y el amor. Desarrollar en cada participante conciencia crítica conducente al replanteamiento de los sistemas de valores, sensibilidad, solidaridad, tolerancia y respeto. Biodanza propone modificar los microsistemas sociales, en el sentido de restablecer el vínculo originario entre danza, encuentro y felicidad, movimientoalegría, movimiento-amor. Si nos encontramos en el espíritu de la vida, podremos tener la certidumbre de que la felicidad es una condición intrínseca de la existencia. El sufrimiento tiene una temporalidad lenta; la felicidad es fugaz. El sufrimiento torna el cuerpo pesado; la felicidad torna el cuerpo ligero, ágil y epifánico. La Línea de Afectividad tiene su expresión privilegiada en el amor. La afectividad puede tener la dimensión del “amor diferenciado”, dirigido a una sola persona, y la del “amor indiferenciado”, dirigido a la humanidad. Los seres humanos son los más poderosos ecofactores existentes, porque las relaciones que se generan se dan en todos los niveles: orgánico, vivencial y noético.

RECURSO La Biodanza es un sistema que reintegra a los seres humanos la alegría para vivir plenamente, con toda su intensidad. A través de los siglos hemos ido reduciendo cosas fundamentales para una vida feliz tales como: respirar, caminar, comunicar nuestras emociones. Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras por medio de la música, del canto, del movimiento y de situaciones de encuentro en grupo. Esta metodología genera en el ser humano: RENOVACION ORGANICA: Es la acción sobre la autorregulación orgánica, inducida principalmente mediante estados especiales de trance que activan procesos de reparación celular y regulación global de las funciones biológicas, disminuyendo los factores de desorganización y estrés. REEDUCACION AFECTIVA: Es la capacidad de establecer vínculos con la otras personas.


REAPRENDIZAJE DE LAS FUNCIONES ORIGINARIAS DE VIDA: Es aprender a vivir a partir de los instintos. El instinto es una conducta innata, hereditaria, que no requiere aprendizaje y se manifiesta mediante estímulos específicos, tienen por objetivo conservar la vida y permitir su evolución. Los instintos representan la naturaleza en nosotros, y sensibilizarse a ellos significa restablecer la ligación entre naturaleza y cultura. VIVENCIAS INTEGRADORAS: Es una experiencia vivida con gran intensidad en el aquí-ahora y con calidad ontológica (se proyecta sobre toda la existencia). Las vivencias en Biodanza son integradoras por que tienen un efecto armonizador en sí mismas. Las vivencias en Biodanza están orientadas para estimular los potenciales de vitalidad, sexualidad, creatividad, afectividad y trascendencia, denominados Líneas de Vivencia. La primera es la vitalidad, que va unida a la alegría de vivir, a la armonía orgánica, al rejuvenecimiento y,

sobre todo a sentir la vida como altamente

significativa. Mediante el trabajo con esta primera función, se integran disociaciones orgánicas, alcanzando la armonía corporal. A través de la vitalidad lograremos la disposición saludable en nuestras acciones, coraje para realizar movimientos libres e integrados. La sexualidad, es otra de las funciones que la Biodanza utiliza para despertar la fuente del deseo, reconociendo nuestra identidad sexual, fusionando nuestro erotismo, logrando una notable disminución de la represión sexual, que a nuestro juicio esta no solo reprimido, sino perturbado por ideologías, religiones o prejuicios. A través de un tercer grupo de técnicas, se trabaja la creatividad. Todas las personas tienen potenciales creativos que pueden estar reprimidos ya que culturalmente se obliga a las personas a trabajar en sectores muy especializados. Se trata entonces de que la persona mediante la creatividad, pueda expresar sus emociones a través del movimientos y la voz, logrando despertar la creación artística, replanteando cada uno de los aspectos de nuestra vida.


La afectividad es también fundamental y en ella se trabaja todo lo relacionado con el amor, la ternura, el altruismo, la amistad y la disposición afectiva incluso para la naturaleza; a partir de acá, hay una rama ecológica. Por lo tanto existe una visión biocéntrica, en la que todo gira en torno al respeto a la vida. A través de la afectividad aprendemos a abandonar las relaciones tóxicas, sensibilizando nuestra comunicación afectiva, gracias a un permanente dar y recibir afecto con generosidad. Finalmente esta el quinto grupo de ejercicios, relacionados con la trascendencia. Trabajamos para trascender el ego, las dificultades, con visión de altura; tomar los problemas con cierta distancia; buscar una seguridad interior, es decir, que la parte espiritual que generalmente se asocia con la muerte se asocie con la vida. Tomamos conciencia que pertenecemos al universo, siendo capaces de lograr un trance y regresión. La Biodanza es un proceso en que se combinan las distintas líneas del potencial humano, hasta lograr recuperar la sacralidad de la vida que existía entre los pueblos visionarios. En el ámbito de la salud, Biodanza cada día se va extendiendo como una herramienta necesaria para la disminución del estrés y disuelve las tensiones crónicas; desarrollo de la afectividad, logrando mayor expresividad; mejora de la inteligencia emocional; aumento de la autoestima, mejora el estado de ánimo; aumento de la vitalidad y la creatividad; mayor confianza en sí mismo; mejores relaciones humanas: familiares, laborales, sociales y de pareja.

OBJETIVOS GENERALES 1. Promover una nueva visión del ser humano que se basa en la conciencia ética,

el goce de vivir y el amor. 2. Desarrollar

en cada participante una conciencia crítica conducente al

replanteamiento de los sistemas de valores, sensibilidad, solidaridad, tolerancia y respeto.


3. Integrar a los grupos sociales marginados como son los niños, jóvenes y

adultos mayores. 4. Fortalecer la interrelación entre los miembros de la comunidad, adultos, jóvenes

y niños en el marco de desarrollo de acciones de prevención de la violencia. 5. Desarrollar las condiciones innatas del ser humano, un conocimiento primero

del mundo, anterior a la palabra que llega a cada uno de nosotros a través del movimiento. 6. Estimular la socialización de las personas en situación de ocio y depresión,

estimulando sus potenciales a través de

talleres vivenciales de recreación

saludable.

DURACIÓN 2 horas por sesión.

AMBIENTE Ambiente cerrado de preferencia con piso alfombrado o de madera.

MATERIALES Equipo de música.

VESTIMENTA Ropa holgada y/ o con buzo. FACILITADORA ELÍZABETH JANE CARCELÉN NIÑO, - Licenciada en Psicología de la Universidad César Vallejo- Filial Trujillo. -

Especializada en Técnicas Corporales por la Escuela de Biodanza de Lima.

-

Especialista en Manejo de Técnicas de Entrenamiento de Relajación Muscular.


-

Con experiencia en Manejo de Grupos, Talleres de Liderazgo y Trabajo en Equipo.

-

Actualmente ha concluido la Maestría en Educación, Mención en Psicología Educativa en la Universidad Nacional de Trujillo (UNT).

Domicilio: Mz “H”, letra K 201, Urbanización Vista Hermosa. Celular:

94- 9356452

e-mail:

elica_bio@yahoo.es


Biodanza como propuesta para disminuir la violencia