Page 1

NehemĂ­as


Autor: Esdras / Nehemías 1-7

Fecha Fecha 445 a.c.

A quien fue dirigido: Judíos

Genero literario: Histórico Narrativo

Propósito del libro: Jerusalén estaba destruida; y la gente desmoralizada, el muro animaría a todos, y a construir la iglesia. Nehemías llevó a cabo su reconstrucción. Nehemías es el último libro histórico del Antiguo Testamento. Registra la historia del tercer regreso a Jerusalén después del cautiverio y relata cómo fueron reconstruidos los muros y cómo se renovó la fe del pueblo


Profecía sobre Israel 40 años antes: Isaías 44:28 Isaías 45:1 Isaías 45:4 Josefo un historiador judío del siglo primero afirmaría: más tarde que a Ciro se le nombró en la profecía de Isaías que se registra en Isaías 44:28-45:1 y se apoderó de él (Ciro) un fervoroso deseo y ambición de realizar lo que está escrito. Si esta historia es verdad, es posible que Daniel sea aquel que mostrara a Ciro la profecía de Isaías (Dn 6:28; 9:1, 2; 10:1)


Situación de Israel: La situación económica, social, política de Israel después del retorno era más bien precaria. La vida espiritual de los dirigentes y del pueblo no era buena Reinaba injusticia, los ricos oprimían a los pobres descuidaban los mandamientos de Dios. existía el peligro de mezclarse con los pueblos idolatras por medio de los matrimonios mixtos. El país estaba en una situación sin ninguna perspectiva de autonomía política ni económica, solo pudo afirmar su identidad a través de los ámbitos religioso y familiar El pueblo junto con los sacerdotes se olvidó de las fiestas religiosas, descuidaba el servicio del templo, no observaban debidamente el sábado


Los personajes: Sesbasar: Primera persona como líder de los primeros retornados, fue quien recibe los utensilios del templo De Nabucodonosor. No aparece en la lista de retornados de Esdras. Zorobabel: Líder de la comunidad judía que regresa a Jerusalén, los profetas Ageo y Zacarías lo consideran Como aquel en el cual se deposito la confianza de Dios, para la reconstrucción del templo. No Se vuelve a mencionar ni en la inauguración del templo. Esdras: Se preparo para estudiar la ley. Cumplirla y enseñarla. Una de las principales preocupaciones Era eliminar los matrimonios de Judíos con mujeres cananeas. 3 elementos destacan en la Obra: - Posee el respaldo imperial - Lo apoya un grupo distinguido de Jerusalén - Reformador Nehemías: Copero del rey, se dedico a organizar la vida social y a restaurar la ciudad


Reformas tras el retorno: Se lee la ley de Dios: Poco después de acabarse las reparaciones del muro, en el primer día del séptimo mes del año 444 a. C. el pueblo se juntó en Jerusalén (Neh 8:1) en esta esta ocasión el sacerdote Esdras leyó del libro de la Ley. “La mayoría de los eruditos piensa que (la Ley) debió ser sustancialmente el Pentateuco tal como lo conocemos hoy. Una verdadera reforma debe empezar con la Palabra de Dios La confesión de los pecados y el ayuno: El capítulo 9 del libro de Nehemías empieza diciendo que: En el día veinticuatro del séptimo mes se reunieron los hijos de Israel para ayunar confesar sus pecados y las iniquidades de sus padres (v. 1,2) En esta ocasión además de leer la Ley de Dios, ellos confesaron sus pecados y adoraron a Jehová su Dios. Luego Esdras hace una oración por parte de todo el pueblo delante de Dios

No es posible una verdadera reforma sin arrepentimiento.


Renovación del pacto: Después de confesar sus pecados y arrepentirse, el pueblo dirigido por sus gobernantes, levitas, y sacerdotes, hicieron una promesa delante de Dios. La escribieron y la firmaron (neh 9:38) Hicieron una renovación del pacto, a través de cual se obligaron a ser fieles en guardar la Ley de Dios. no se limitaron solamente a confesar sus pecados, también se comprometieron en hacer un cambio concreto La dedicación de las murallas: Para la dedicación del muro otra vez se juntaron todos los levitas y los hijos de los cantores, los sacerdotes y el pueblo. Al final ellos tenían una capital con muros. Esto significaba muchísimo. Esto ha sido un momento especial de alegría para todo el pueblo.


las injusticias sociales: este momento el pueblo empezó a quejarse de la difícil situación económica en que se encontraba. Esta crisis económico-social fue el resultado de una mala cosecha y del hambre que le siguió. Nehemías se vio obligado a corregir estas injusticias sociales. Nehemías acciono con firmeza contra este mal. Él también tiene el mérito de darse como ejemplo de gobernante justo y sensible a las necesidades del pueblo. (Neh 5:11) El reparto de los habitantes y la seguridad de la ciudad: Después de acabar con la reconstrucción de los muros, Nehemías pensó en fortalecer más la ciudad de Jerusalén. Nehemías organizo también la defensa de la ciudad, las puertas se cerraban y se nombraron guardias que hacían turnos. (Neh 7:2,3) La ciudad tenía todavía pocos habitantes y era vulnerable a posibles ataques de parte de los pueblos vecinos. Estas previsiones son precauciones sabias y de ninguna manera falta de fe.


Renovación de la celebración de la fiesta de los Tabernáculos: Cuando Esdras leyó la Ley de Dios para el pueblo en el séptimo mes descubrieron que Dios mando que celebre la fiesta de los Tabernáculos. El texto bíblico dice que durante la fiesta: “Leyó Esdras el libro de la Ley de Dios cada día, desde el primer día hasta el último; hicieron la fiesta solemne por siete días, y el octavo día fue de solemne asamblea, según el rito.” (Neh 8:18) (Deuteronomio 16:13-15) Medidas para sostener a los sacerdotes y levitas: Nehemías sabía que el servicio del templo no podía funcionar bien sin el sostén correspondiente para los sacerdotes y los levitas. Por esto él se preocupó de organizar las colecciones del diezmo y las ofrendas para que los levitas puedan dedicarse al servicio que les mando Dios. (Neh 12:44-47) “El verdadero hijo de Dios será generoso hacia las necesidades e intereses de aquellos que están ocupándose en la edificación del Reino.


La santificación del sábado: Tanto el pueblo como los dirigentes estaban descuidando el cuarto mandamiento. los israelitas se obligaron a cumplir la palabra (Neh 10:31). Cuando Nehemías vino por segunda vez tuvo que reprender a muchos que estaban culpables en este sentido. (Neh 13:18) Luego él ordeno que se cerraran las puertas de Jerusalén y que no se abrieran hasta después del sábado. Nehemías era consciente de que si no se toman medidas enérgicas la vida espiritual del pueblo caería abajo otra vez. El problema con los matrimonios mixtos: Otro problema que tuvieron que afrontar Esdras y Nehemías era la de los matrimonios mixtos los hijos de estos casamientos no sabían el idioma hebreo o arameo. Y eran más propensos a abrazar la religión del cónyuge que no era hebreo. Esdras y Nehemías se ven obligados a accionar. Para conservar su identidad religiosa y nacional


Teología: Las escrituras Oración Conducta ética Constitución de la familia

Clase 15 a t ii  
Clase 15 a t ii  
Advertisement