Page 1

¿Qué enfoque tiene el currículo vigente? El marco teórico-metodológico del actual Currículo se sustenta en las ideas expuestas desde la perspectiva del Constructivismo Socio-cultural. Esta otorga singular importancia a las características de los sujetos en sus contextos de actuación, al rol protagónico de los estudiantes como sujetos que construyen sus conocimientos a partir de sus saberes previos, y al papel de los educadores y educadoras como facilitadores de aprendizajes significativos. Desde esta perspectiva se entiende que todos los actores educativos aprenden los unos de los otros, articulando y movilizando conocimientos, destrezas, valores y actitudes para actuar con autonomía y eficacia en las diferentes situaciones en que la vida los coloque. De acuerdo al artículo 64 de la Ley General de Educación 66’97, el Currículo dominicano debe contener las siguientes características: • Flexible, en atención a las especificidades de los diferentes niveles, ciclos y grados; a las características de los estudiantes y a las capacidades de los educadores, así como a las peculiaridades y necesidades de las diversas regiones y comunidades del país. • Abierto a su enriquecimiento, a medida que las exigencias de la sociedad lo requieran y/o el desarrollo de la ciencia y la tecnología • Participativo, procurando la intervención de los diferentes sectores de la sociedad en las distintas etapas de su desarrollo. El Currículo dominicano ubica sus contenidos como mediadores para el logro de los propósitos educativos y otorga singular importancia a las estrategias metodológicas, que orientan los procesos de enseñanza, de aprendizaje y de evaluación, siempre de acuerdo a los valores universales, sociales e instrumentales que asume. Establece también ejes transversales, a partir de los cuales deben trabajarse los grandes temas que surgen del contexto social y cultural. Asume también la atención a la diversidad desde un enfoque de inclusividad. ¿Para qué y por qué del proceso de revisión curricular? En la actualidad, existe un acuerdo generalizado de que el marco curricular antes descrito mantiene vigencia aunque, a dieciséis años de su establecimiento, demanda de un proceso de actualización que recoja aportes relevantes de los desarrollos actuales de la ciencia, la tecnología, el arte y la cultura en general. En materia curricular, la tendencia cada vez más generalizada es la de incorporar el denominado “Enfoque por competencias”, útil para concretizar desarrollos curriculares pertinentes y relevantes, en correspondencia con los prescritos a nivel de diseño y situados en la realidad que opera en las aulas de cada centro educativo en particular, facilitando de ese modo recoger evidencias de logros educativos y avances en la consolidación de un sistema educativo de calidad. El Sistema Educativo Dominicano, regido por la Ley General de Educación 66’97, establece en su artículo 63 que “La educación dominicana estará siempre abierta al cambio, al análisis crítico de sus resultados y a introducir innovaciones. Los cambios deben ser producto de las necesidades, de la reflexión, de las investigaciones y del aprovechamiento de experiencias anteriores. Las innovaciones nacionales tomarán en cuenta el desarrollo de la educación a nivel internacional”.


En atención a las tendencias actuales, a la experiencia acumulada y a las informaciones derivadas de múltiples estudios, diagnósticos, propuestas e intervenciones, el Consejo Nacional de Educación estableció en abril de 2011, la necesidad de una revisión y actualización del Currículo que, sin sustituir lo que constituyen sus fundamentos teóricos y metodológicos, posibilite la incorporación de los avances que operan en diversos órdenes en la actualidad. Para este proceso de revisión se determinó una duración no mayor de dos años, de manera que el mismo pueda ser completado para el inicio del año escolar 2013-2014, por lo que en el presente año escolar 2012-2013 debe culminar la revisión curricular ordenada por el órgano rector del Sistema Educativo Dominicano. Preguntas de la revisión curricular Teniendo en cuenta estos elementos, el Ministerio de Educación (MINERD) ha ponderado los siguientes interrogantes, como objetivos a ser resueltos mediante la presente Revisión Curricular: 1. ¿Cuáles competencias deben desarrollar los niños, niñas, jóvenes y adultos dominicanos del siglo XXI? 2. ¿Qué significativos resultan, culturalmente, y para el desarrollo individual y colectivo, los diferentes componentes del diseño curricular actual (propósitos, contenidos y estrategias), así como la estructura en que opera el Sistema Educativo (Niveles y Ciclos, Modalidades y Subsistemas)? 3. ¿Cuáles aportes generados por la ciencia, la tecnología, el arte y la cultura en general deben ser incorporados al currículo dominicano, en sus fundamentos teóricos, metodológicos, y en el diseño curricular específico de los Niveles, Modalidades y Subsistemas? Avances y perspectivas del proceso de revisión curricular En el marco del Diálogo Social impulsado por la gestión del MINERD, y en atención al referido mandato del honorable Consejo Nacional de Educación, se ha diseñado un conjunto de estrategias e instrumentos con los cuales se ha venido realizando un proceso de consultas, sociales y técnicas, para el análisis y la reflexión sobre las necesidades educativas del momento, los nuevos enfoques y tendencias. El objetivo consiste en disponer, a partir del año escolar 2013-2014, de un currículo revisado, coherente, actualizado y validado, con posibilidades reales de ser aplicado. En este sentido, y desde una perspectiva realista y crítica sobre la situación actual y escenarios proyectados al 2030 al nivel mundial y nacional, se han reconstruido los referentes generales teórico-prácticos del Currículo, de acuerdo a estudios, evaluaciones y diagnósticos internacionales, regionales y nacionales. La Jornada Nacional de Consulta Social ha involucrado hasta el momento a más de 1,800 participantes. Se han realizado, además, múltiples Consultas Técnicas con expertos nacionales e internacionales. El actual proceso de revisión curricular reviste características propias para los diferentes Niveles, Ciclos, Modalidades y Subsistemas en que se estructura el Sistema Educativo Nacional, lo cual determina ritmos y énfasis diferenciados en la incorporación de las propuestas de actualizaciones derivadas de las Consultas. Educación Inicial. Se continúan fortaleciendo las necesarias alianzas intersectoriales y con la sociedad civil, a fin de impulsar políticas públicas que procuren equidad y calidad en la atención integral a la primera infancia, completando y fortaleciendo la oferta del grado


Pre-primario (5 años) y promoviendo nuevos programas y estrategias en la educación no formal e informal para la población de 0 a 5 años.

Primer Ciclo del Nivel PRIMARIO Con la “Política Nacional de Apoyo a los Aprendizajes en los Primeros Grados en Lectura, Escritura y Matemática”, se persigue garantizar una base cognitiva, valórica y actitudinal que permita a los niños y a las niñas alcanzar las metas de aprendizaje previstas en el Currículo, al tiempo que se realiza la revisión curricular en paralelo a la formación continua del docente. Segundo Ciclo del Nivel PRIMARIO Las tareas fundamentales han de enfocarse en la revisión de la estructura, propósitos, contenidos y estrategias establecidas en el diseño curricular actual, en su vinculación con el Primer Ciclo del Nivel Básico y con el Nivel Medio. Se enfatiza la articulación de las áreas curriculares de la segunda etapa de formación básica con las competencias generales transversales que sean acordadas. Nivel Medio. Un Currículo claro, debe responder a las necesidades del contexto, que desarrolle competencias con visión integradora de las áreas, centrado en los aprendizajes, integrando las tecnologías, potenciando las habilidades lingüísticas y que motive a la construcción de una cultura ciudadana solidaria y emprendedora, así como a la inserción laboral. Educación Especial. Impulsa la consolidación de un Subsistema que ofrezca los apoyos y recursos necesarios que permitan la adaptación del currículo a los requerimientos de todas y todos los estudiantes. Educación de Personas Jóvenes y Adultas. Al avanzar en la consolidación de un Subsistema fértil y potente, se profundiza en la constitución de un “Modelo Flexible”, que adapte las tareas educativas a las características de vida propias de la población a la que sirve, procurando mayores niveles de autonomía en los sujetos.

FUENTE: PAGINAS 15,16,17 Y 18 CALENDARIO ESCOLAR, PUBLICADO POR MINERD EN AGOSTO 2012


Diseño y Gestión Curricular En el sistema educativo se expresa las virtudes de la sociedad dominicana, y también sus defectos, que de buena manera intenta superar a través del tipo hombre-ciudadano que se pretende formar: “La aspiración, como ciudadanos y educadores, es formar hombres y mujeres capaces de enfrentar viejos y nuevos problemas. Por eso en esta propuesta se asume que el propósito fundamental de la educación dominicana es propiciar el desarrollo pleno de nuestros hombres y mujeres en sus formas de sentir, pensar y actuar, para que todos puedan contribuir a lo que como ciudadanos demandamos y a lo que la sociedad reclama”1. Esta aspiración educativa de la sociedad dominicana, expresada en la Constitución y las leyes, se concretan de manera estelar a partir de la intervención del currículo prescrito, y a través de la práctica docente en el aula. El currículo se concibe como una estrategia educativa general para la formación de sujetos sociales, democráticos y transformadores de su realidad. Expresa, en ese sentido, un compromiso nacional de trabajo en determinadas direcciones que se complementan o se corrigen en función de la heterogeneidad cultural del contexto de realización2. Como resultado de las exigencias y los cambios sufridos por la sociedad dominicana en las últimas décadas, se ha demandado de una adecuación curricular. Conforme a eso se han realizado numerosas reformas (algunas reformas de importancia fueron introducidas al curso de los años (1967-1979) en los diferentes niveles del sistema educativo. Dentro de estos intentos por reformar la enseñanza cabe mencionar las Reformas del Nivel Primario y las Reformas del Nivel Secundario (De fundamentos del currículo 1).) con el objetivo de adecuar el currículo a las demandas y desafíos de los cambios que se producen en la sociedad dominicana. Uno de los mayores esfuerzos de transformación curricular en la sociedad dominicana, en las últimas dos décadas, se realiza a partir del Plan Decenal de 19923, teniendo como uno de sus grandes aportes la elaboración de la Ley General de Educación 66-97, y la puesta en vigencia de un nuevo currículo. Dicho plan creó grandes expectativas y propósitos a concretar, como señala el informe de la OCDE. En relación a la educación la sociedad se siente preocupada. Ella no le ofrece alternativas para la apropiada construcción social de la nueva generación. A pesar de los esfuerzos realizados por la sociedad dominicana en reformas curriculares, los cuestionamientos que han hecho estudios nacionales e internacionales ponen de manifiesto que hay serios problemas en la aplicación del currículo por parte de los docentes. Tal como señala el Informe sobre las políticas nacionales de Educación: Republica Dominicana realizado por la OCDE en el año 2008, en el que señala que “Los esfuerzos de reforma debieron haber mejorado el aprendizaje estudiantil. No obstante, la realidad del conocimiento, destrezas y competencias de los egresados no reflejaban las expectativas del nuevo currículo. Se abordan los problemas que generan estos contrastes, incluidos la condición de los centros educativos, las condiciones laborales de los docentes, el poco tiempo dedicado a la enseñanza y el uso limitado de nuevos enfoques pedagógicos. El equipo de evaluación expone luego sus recomendaciones para el desarrollo y la mejora”4. En este mismo tenor, el estudio realizado en 1997 para el tercero y cuarto grados, justamente cuando se introdujo el nuevo currículo, diseñado a partir del plan decenal de 1992, (UNESCO OREALC) 5, suministra una perspectiva comparativa con respecto al desempeño de los estudiantes en el primer y segundo ciclo de la educación básica. Los resultados del LLECE (Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación en la tabla 3.1) muestran que el desempeño en República Dominicana era inferior a la media de la región en lenguaje y matemáticas (los resultados promedio se estandarizaron con un promedio de 250 puntos). También hay un alto cuestionamiento a los resultados de las pruebas nacionales y el entredicho del currículo ejecutado, determinándose que el desempeño promedio nacional no es superior al puntaje de corte en ninguno de los niveles y en ninguna de las materias. Los resultados son bajos, pero suscitan el


interrogante de si las pruebas e incluso el currículo son adecuados a las expectativas que razonablemente se puede tener de los estudiantes, dadas las condiciones en las escuelas. Por último, los resultados del estudio efectuado por el Consorcio de Evaluación e Investigación Educativa (CEIE) señalan la siguiente conclusión “la gran mayoría de los estudiantes en las escuelas públicas (como también en muchas escuelas privadas) no aprenden los fundamentos necesarios para el avance académico. De hecho, si República Dominicana no acorta la brecha del desempeño entre escuelas públicas y privadas, es posible que se incremente más la creciente brecha entre grupos de ingreso en el país”6. Los resultados de los estudios nacionales e internacionales desafían la capacidad investigativa del sistema educativo dominicano a fin de descubrir qué es lo que realmente está pasando con el diseño y aplicación del currículo dominicano. Esta preocupación implica saber si el problema es de diseño, de organización de los contenidos o de aplicación de parte de los docentes. El haber asumido el IDEICE el currículo como objeto de investigación es algo que da respuesta a las aspiraciones de la política 3 del Plan Decenal 2008-2018 “Revisar periódicamente, difundir y aplicar el currículo…”. Para el IDECE como institución oficial que tiene la misión de propiciar la investigación educativa en el sistema educativo, le es una tarea obligada el ir aportando resultados tendentes a mejorar el diseño, organización y aplicación del currículo en beneficio de la calidad educativa dominicana. En este sentido se pueden plantear tres líneas de investigación conforme a sus tres niveles de intervención:

Niveles de coherencia en el diseño del currículo dominicano y sus fundamentos El diseño curricular dominicano adecuadamente fundamentado: socio-antropológica, psicológica, pedagógica y epistemológica. Relación de los factores socio-antropológicos del hombre dominicano (cambios de la sociedad dominicana en los últimos treinta años) y la prescripción curricular. Nivel de correspondencia del diseño curricular con los principios psicopedagógicos. El currículo dominicano debidamente fundamentado conforme a los procesos de aprendizaje de los alumnos. Nivel de respuesta del currículo a las necesidades y desafíos de la sociedad dominicana. Los objetivos y contenidos curriculares claramente definidos y secuenciados según niveles, ciclos y modalidades. Elaboración del Proyecto Curricular de Centro (PCC) conforme al proyecto educativo de centro. Nivel de conocimiento del docente dominicano del currículo oficialmente prescrito. Coherencia interna del documento de la propuesta curricular dominicano.

Adecuada organización de los contenidos curriculares según niveles, ciclos y modalidades Organización de los contenidos curriculares conforme a las etapas y procesos de aprendizaje de los alumnos dominicanos. Nivel de organización de los contenidos curriculares según nivel, ciclos y modalidades. La organización de los contenidos curriculares favorecen (los aprendizajes) el desarrollo de las capacidades de los alumnos para dar respuesta a los problemas que plantea la vida en sociedad. Con los contenidos prescritos en el currículo se logra formar el tipo de ciudadano deseado y requerido por la sociedad dominicana actual. Los contenidos curriculares se acompañan con determinados enfoques curriculares. Con las estrategias curriculares señaladas se desarrollan los contenidos propuestos. Nivel de respuesta de los contenidos curriculares para formar en habilidades para la vida. Niveles de programación de los contenidos disciplinares por grado. Estrategias de concreción curricular: indicadores de logros y convergencia de medios.


La aplicación curricular cuestiona la formación del docente en su desempeño en el aula y al apoyo del sistema en su desarrollo profesional Disponible en cada centro escolar el proyecto educativo de centro en el que se contemple el proyecto curricular de centro. Programación, planificación de las unidades didácticas: organización de los contenidos, del espacio, distribución del tiempo y las actividades. Correspondencia de la programación y planificación del docente con el currículo prescrito. Enfoque curricular con el que laboran (¿que hacen?) los docentes dominicanos en las aulas. Formación del docente y programación y planificación de las unidades didácticas. Formación docente, desempeño y estrategias de enseñanza. Formación docente y desarrollo curricular. Noción de procesos de aprendizajes con el que trabajan los docentes dominicanos. Nivel de conocimiento del docente de los factores individuales del aprendizaje, y de sus factores asociados. Organización del centro escolar para favorecer los aprendizajes. Evaluación de los aprendizajes: diseño curricular, organización de los contenidos curriculares, gestión de los aprendizajes en el aula. Contextualizar el centro y potenciar sus posibilidades. Tratamiento en los centros escolares de la diversidad para los procesos de enseñanza y aprendizaje. Organización social en los centros y en el aula. Estrategias de formación continua en correspondencia con la prescripción curricular. Nivel de correspondencia entre el currículo prescrito, la formación docente y el currículo aprendido. Nivel de desempeño de los docentes en la aplicación de los indicadores de logros y la convergencia de medios. Conceptualización del docente sobre cuál es su papel como agente social vinculado con lo que hace en el aula (Filosofía educativa dominicana y desempeño docente). Nivel de correspondencia entre el currículo prescripto y la evaluación del rendimiento académico de los alumnos. Investigación-acción de la propia práctica educativa del docente dominicano. 1.

SEEC(1994). Fundamentos del Currículo I.

Tomado de IDEICI Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa. www.ideice.gob.do/

Qué enfoque tiene el currículo vigente  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you