Issuu on Google+

MARGARITA STOLBIZER

“El FAP se constituirá en la mejor alternativa de gobierno para el 2015” La ex candidata a la gobernación bonaerense habló sobre el presente del FAP y los desafíos en un año electoral. Su opinión sobre el actual gobierno y el pronóstico para las legislativas. En esta ocasión El Hormiguero fue recibido por Margarita Stolbizer (@Stolbizer), Diputada Nacional y Secretaria General del Partido GEN. La ex candidata a la gobernación de la Provincia de Buenos Aires respondió algunas inquietudes acerca del la importancia del FAP, de los jóvenes y del panorama político argentino y bonaerense, de cara a las elecciones legislativas de este año. - ¿Cómo se acercó a la política? - Siendo muy joven, todavía estaba en el colegio, me movilizaba la lectura de la historia y la política. En cuanto cumplí 18 años me acerqué al radicalismo y allí comencé una militancia que no ha tenido intervalos. - ¿Qué es el Frente Amplio Progresista conceptualmente? ¿Qué lo diferencia de otras fuerzas políticas, de otras alianzas? - El FAP es un frente político de centroizquierda que aspira a constituirse en la mejor alternativa de gobierno para el 2015. Cualquier otra alianza tiene componentes más conservadores. Este frente es mucho más claro ideológicamente y hemos demostrado que tampoco somos solamen-

te una coyuntura electoral. Pasamos las elecciones del 2011, discutimos el desarrollo territorial y la amplitud del frente, además de darle cohesión y permanencia. Tenemos un programa de gobierno y un documento sobre la Argentina que queremos a 20 años. Todo esto nos diferencia de otras fuerzas o alianzas. - El 2011 fue un año de fundación y de debut electoral, el 2012 de consolidación del

FAP. ¿Y el 2013? -De crecimiento y desafío electoral para consolidarnos como alternativa al 2015. -¿Cual será el rol de los jóvenes en el proceso del FAP, y en la política en general? -Ahora los jóvenes han sido incorporados más activamente a partir del voto desde los 16 años. Por lo tanto, deberían tener mayor participación y protagonismo, porque también serán decisores de la po-

lítica. Los partidos, el frente, deben incorporarlos y abrirles espacios de responsabilidad. Tienen una gran capacidad de interpretar nuestro tiempo y mirar el futuro. -¿Cómo ve las gestiones de Cristina Fernández de Kirchner y de Daniel Scioli? ¿Qué temas le preocupan en particular? -Veo muy mal las gestiones de ambos gobiernos. El de Cristina Fernández de Kirch-

ner es una máquina de crear problemas que no existen, de confrontar contra todo para instalar a la fuerza y demostrar que el “vamos por todo” implica atropellar todo lo que se les planta. Lo peor es que su voracidad de poder está vinculada con la corrupción y el enriquecimiento. En el Gobierno de Scioli, lo grave es que no tienen capacidad de resolver los problemas que tiene el territorio bonaerense,

y están afectando la vida de los ciudadanos. Lo más preocupante, en ambos casos, es el desaprovechamiento de las buenas condiciones y recursos que tanto la Argentina como la provincia de Buenos Aires tienen, para poder discutir y encarar un cambio en nuestra matriz productiva y un proyecto de desarrollo social inclusivo e igualitario. -¿Qué pronostica para las legislativas de este año? -Creo que vamos camino a construir los tres tercios, restando votos al gobierno por derecha y por izquierda, con tres espacios más similares. Eso implica que el poder de los negocios se irá diluyendo y hacia el 2015 se puede derrotar al kirchnerismo. Creo que seremos nosotros y entonces luego vendrá un sistema político más basado en ideas, más previsible, con fuerzas antagónicas desde lo programático pero pueden construir consensos y definir políticas de estado. -¿Qué significa Hermes Binner, Presidente del FAP, comopolíticoycomopersona? -En ambos sentidos, es lo mismo. Es un gran político y una gran persona, con experiencia, sensibilidad y capacidad. Un hombre necesario para recuperar la política y la ética.


2

EDITORIAL

Mirarnos hacia adentro, trabajar hacia fuera porAndrea Steiervalt El cuarto número de El Hormiguero nos encuentra en un momento político inédito para el periódico: a meses de las internas abiertas y de las elecciones legislativas. Por esa razón, resulta ineludible pensar desde este espacio las contingencias el mencionado período trae consigo. Pensar es utilizado como modo de pensarse colectiva y reflexivamente: el Frente Amplio Progresista se encuentra cara a cara con el desafío de conformar listas tendientes a reiterar – o superar- los resultados obtenidos en sufragios anteriores para consolidarse como segunda fuerza política a nivel nacional. Este desafío implica hacer ejercicio político pleno hacia adentro y, a la vez, hacia afuera. El movimientodirigido hacia el interior incumbe a los niveles frentistas que, si bien sabemos enriquecen y potencian la pluralidad del FAP, también reúnen un enorme colectivo de ideas, de objetivos, de modalidades de acción política. Este movimiento introspectivo plagado de fuerzas en tensión- se manifiesta desde las estructuras partidarias mayores hasta las menores constituidas por los centros e incluso por el propio sujeto que mensura y evalúa niveles de compromiso, de in-

mersión en la territorialidad, en definitiva, niveles de representación. Por otro lado, hacia afuera, el FAP tiene en las elecciones de 2013 la posibilidad de consolidar el segundo lugar obtenido en las elecciones precedentes. Esta posibilidad avizorada por los integrantes del frente es, de hecho, preocupación de opositores: “Ladran Sancho, señal que cabalgamos”. Y Quijote cabalgó hacia una quimera. Cabalguemos –entonces- por realidades, nuestras realidades que son- en definitivanuestras ideas y nuestros líderes. Ladrar van a ladrar: ladra el “cuervo” Larroque, cara visible de nombres ocultos. Ladran diputadas que enarbolan banderas re eleccionarias. Ladran mediosmasivos que desvían culpas e invisibilizan las responsabilidades federales. Ladran. Ladran porque cabalgamos. Quijote se construyó a sí mismo, con ideas firmes, con tesón contra gigantes y ejércitos. Analógicamente, las ideas esenciales del FAP deberán poder contra esos gigantes de pies de barro que ladran. El Quijote revolucionó la literatura española. El FAP puede revolucionar el escenario político argentino. Puede porque si ladran es porque claramente -cabalgamos. * Docente Universitaria, Militante del PS San Miguel en el FAP

El boleto estudiantil, una lucha que continúa La iniciativa impulsada por el Partido Socialista y el FAP llegó a la Comisión de Transporte y fue puesta en agenda por el intendente. Un proyecto que cada vez parece más cerca de poder concretarse.

El Partido Socialista-FAP viene luchando e insistiendo desde el 2010 para que el Honorable Concejo Deliberante de Pilar debata en comisión y apruebe el proyecto que impulsa el boleto estudiantil para los niveles terciarios y universitarios. La ordenanza fue presentada en reiteradas ocasiones, primero por Miguel Gamboa, referente del FAP de Pilar, y posteriormente por miembros de la Juventud SocialistaFAP. Sin embargo, no hubo respuesta en los casi tres últimos años, recién el 16 de abril

se realizo una reunión con la Comisión de Transporte. En relación al proyecto d esde la Juve ntud (@Juv_Fap_Pilar) expresaron a El Hormiguero: “una reducción de la tarifa del boleto incidirá positivamente en bajar los niveles de deserción estudiantil, e incluso, con tal medida que apueste a la inclusión juvenil, podría incentivar a muchos jóvenes a comenzar con sus estudios terciarios y universitarios”. No es un simple capricho, los estudiantes comprenden la realidad que se vive, y quie-

ren reclamar por un derecho, el de educarse. Este proyecto noble y justo debe ser aprobado para generar mayor accesibilidad a los diferentes ámbitos de estudio y crear igualdad de oportunidades. Acomienzos del 2013 –año electoral- algo cambió. El tema del boleto cobró importancia rápida y sorprendentemente, y fue puesto en agenda por el propio intendente de Pilar, en su discurso en la apertura de sesiones del HCD. También se sumaron más sectores políticos al apoyo de la medida. A partir de los dichos del inten-

dente, agregado a la fuerte presencia del tema en los medios locales y las continuas actividades por parte de la militancia juvenil, diferentes concejales han expresado que el boleto será uno de los temas prioritarios para este año. La lucha es de todos, de todo aquel que cree en este proyecto y que genera instancias para que avance. De todos los jóvenes y adultos que acompañan. Seguiremos luchando por el Boleto Estudiantil terciario y universitario. Todos son bienvenidos para sumarse a la iniciativa, que es de todos. Para todos, todo. El proyecto El documento presentado resume su esencia en su introducción: “La educación representa una de las mayores inversiones de toda comunidad que aspire al progreso económico, social y cultural, y de esa manera lo entienden los países económicamente más desarrollados y socialmente más justos del mundo”. El proyecto regiría para todas las líneas de colectivo locales y comprendería a los estudiantes de nivel superior: cursantes de institutos superiores de formación docente, de institutos técnico- profesionales y de nivel universitario. La tarifa sería del 50% del boleto mínimo.


3

¿Democratizar la Justicia? La nueva gesta que nos propone el Gobierno. el “vamos por todo” llevado al plano judicial. Un análisis sobre la necesidad, el contexto y el trasfondo de la reforma judicial.

porMiguel Gamboa @_miguelgamboa Democratizar la Justicia, ¿quién podría estar en desacuerdo? Es políticamente deseable tener una Justicia cada vez más eficiente, transparente, independiente de los poderes fácticos, consustanciada con los principios de nuestra Constitución Nacional y velando por los derechos humanos de todos los ciudadanos. Una Justicia más cerca de las necesidades del pueblo y que ofrezca respuestas a los conflictos que las nuevas realidades sociales plantean. Analicemos entonces, la necesidad y el contexto en que esta democratización se está proponiendo, como una gesta patriótica y fundacional. La necesidad de la reforma El Poder Judicial, como la mayoría de las instituciones de nuestra democracia, tiene graves falencias. Los juicios, injustificadamente, tardan años, el personal trabaja sólo seis horas diarias, aunque lo hace en condiciones deficientes y en edificios atiborrados de expedientes hasta el techo, la informatización judicial está en “pañales” en comparación a otros sectores del Estado, y en pleno Siglo XXI nos damos el lujo de tener 45 días al año a la Justicia parada por ferias judiciales que –como la exención del impuesto a las ganancias de los Jueces– son rémoras de privilegios que vienen desde el Siglo XIX. La celeridad procesal y el acceso a la Justicia, son los principales problemas. Sin dudas, hay mucho para mejorar y cambiar, siendo el nudo de una pretendida democratización, la transparencia en la designación de los Jue-

ces y la búsqueda de mecanismos para responsabilizar al Poder Judicial por el contenido de sus decisiones frente a los ciudadanos. Toda reforma requiere de voluntad política sostenida, de diálogo y debate institucional, de la participación social y de todos los partidos políticos con representación popular; es decir, de estrategias institucionales sofisticadas. Un cambio –como el que se pretende- en términos más rupturistas y fundacionales que profundos, que pretende minar a la actual organización, se parece mucho más a la toma del Poder Judicial por parte del Ejecutivo que a una verdadera democratización. En palabras del actual Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación: dejémonos de cambiar todo el tiempo las bases, porque si no todos quedaremos desprotegidos. Hagamos un camino de cambios por consensos, basados en la Constitución Nacional que marca los principios elementales del contrato social de los argentinos. Ese contrato social que tiene a la división de poderes como principio republicano para preservarnos del abuso del poder y del unicato. La oportunidad histórica y política El kirchnerismo lleva diez años en el poder y recién ahora plantea una democratizaciónde la Justicia; desde que lo ejerce, designó a 400 de los 700 Jueces nacionales (el 57%). En el año 2006, se aprueba la nefasta reforma del Consejo de la Magistratura para permitir una mayor preponderancia del poder político oficialista, y a partir de allí se nombraron 299 Jueces. Antes, el gobierno de Néstor Kirchner había designado Jueces en la Corte Suprema que con probidad reemplazaron a la vergonzosa “corte adicta” del menemismo. En suma, la estructura judicial que hoy es criticada por el gobierno nacional, en gran parte fue promovida por el propio oficialismo. El repentino amor por la democratización del poder judicial, claramente obedece a que hay de-

terminadas decisiones judiciales de la CSJN y de tribunales de Alzada, que han puesto un freno al poder político del gobierno. El punto de inflexión, fue la causa que compromete al vicepresidente Amado Boudou y a su socio comercial, en las gestiones para sacar de la quiebra y entregar a manos amigas la imprenta Ciccone Calcográfica. El entonces Procurador General, Esteban Righi, pagó con su cargo no haber impedido que le allanen un departamento al Vicepresidente. El fiscal Carlos Rívolo se quedó sin la causa. Pero lo realmente determinante, para que la Presidente decidiera ir por la Justicia, fueron las medidas cautelares y el lento trámite en el proceso judicial por la Ley de Medios. La frustración, a raíz de medidas judiciales, de la gesta patriótica promocionada como el “7D”. La desarticulación del Grupo Clarín, ha sido una obsesión casi patológica en la Casa Rosada, luego de haberse roto la estrecha relación que el multimedios tenía con el Kirchnerismo hasta principios del año 2008 (recordemos que en otro “7D” pero de 2007 el Gobierno Nacional aprobó la fusión de Multicanal y Cablevisión, creando así el mayor operador de cable de América Latina). Hay un claro paralelismo entre esta pretensión de democratizar la Justicia con el proceso que llevó a aprobar la ley de medios. ¿Cristina Fernández de Kirchner quiere democratizar a la Justicia o sólo busca una excusa para extinguir focos de rebeldía al Poder Ejecutivo? Con la Ley de Medios, ¿quería

democratizar el sistema de medios o simplemente terminar con el Grupo Clarín y sus posiciones dominantes para borrar también una influyente expresión del periodismo crítico, al mismo tiempo que creaba un sistema hegemónico de medios oficialista? Con estos antecedentes, de un gobierno que además ha utilizado al Congreso como una escribanía y ha arrasado con la mayoría de los órganos de control de la administración pública, está claro que se pretende la domesticación de la Justicia como se ha pretendido la domesticación de los medios de comunicación. El discurso de la Presidente. Las medidas concretas Al inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, Cristina Fernández propuso que no quería una justicia «corporativa» ni «dependiente de los factores económicos», con lo que coincidimos. No obstante, hablar de la dependencia en los factores económicos y omitir hablar de la dependencia política da un claro indicio sobre los modos en que piensa la reforma judicial. En ese discurso, nada dijo, sobre el mayor acceso de los ciudadanos más pobres a la Justicia, ni sobre el necesario control ciudadano sobre los jueces, ni sobre el diálogo institucional entre los poderes. Ahora se proyecta, en cambio, la posibilidad de elegir popularmente a miembros del Consejo de la Magistratura, una propuesta técnicamente contraria al texto constitucional y que intenta partidizar a la Jus-

ticia –al proponer las elecciones junto a las Primarias Obligatorias- beneficiando así a la circunstancial fuerza política que gane las elecciones. En este punto, una reforma democrática y con espíritu republicano, debería prever la autoexclusión del Poder Ejecutivo en el proceso de nombramiento y destitución de los jueces, una iniciativa que hace ya cinco años implementó el entonces gobernador Hermes Binner, en la provincia de Santa Fe. Propuso reglamentar las medidas cautelares (con el evidente fin de terminar el pleito con el Grupo Clarín) y la crea-

ción de «terceras instancias» como Cámaras de Casación, instancia que alargaría aún más los procesos judiciales, pero que le permitiría nombrar nuevos jueces para ganar más injerencia sobre las causas pendientes; en particular, una Cámara de Casación en Seguridad Social retrasaría inhumanamente aún más el pago de las Sentencias a favor de los jubilados. Párrafo aparte, merece su alusión a la necesidad de dictar una ley que limite la responsabilidad del Estado en relación con los daños que pueda causarles a los particulares. De aprobarse esta iniciativa, la Justicia estaría dando un trato desventajoso y discriminatorio a la víctima, que puede recibir una reparación integral si su daño lo produjo un privado pero no tan integral si lo produjo el Estado. Es curioso –o no tanto– que de este modo, la Sra. Presidente terminaba por aludir a la tragedia de Once, ausente en todo su discurso. Pero lo hizo reclamando menor responsabilidad para un Estado, que por impericia y corrupción de sus funcionarios en los últimos años, debería ser enjuiciado con el mayor rigor. Democratizar la Justicia, no puede ser una excusa para aplicar el “vamos por todo” al plano judicial. La Argentina que queremos es la de una Justicia más democrática y realmente independiente de las corporaciones y de los otros poderes políticos del Estado.


4

“En Pilar y en el país falta mucho por hacer” Una mirada joven sobre la actualidad de la Argentina y de Pilar. Dos militantes del FAP que apuestan a la participación social y a la transformación de la sociedad en primera persona. En la contratapa de este Hormiguero les presentamos a dos compañeras. Dos luchadoras que creen en el cambio. Lourdes Aredes del barrio Villa Verde, yVerónica Gómez de la localidad de Villa Rosa se acercaron para hablar de política, de la actualidad y de lo que quieren a futuro para Pilar y el país. -¿Cómo se acercaron a la política? -Lourdes Aredes: Conocí a Miguel (Gamboa) y otros referentes en una reunión vecinal en mi barrio, Villa Verde. Ellos fueron a dialogar con los vecinos sobre las problemáticas del barrio. Allí es donde escuché sus propuestas e ideas, observé la pasión, estaban convencidos del proyecto del FAP. Me di cuenta que había una alternativa verdadera, un cambio, un partido con convicciones, valores y ética. Para mí el FAP es transparencia, solidaridad y participación. A partir de ese día me afilié al Partido Socialista y comencé a militar con la Ju-

ventud del FAP junto a otros jóvenes, con los que comenzamos a luchar en el 2010 el boleto estudiantil terciario y universitario para nuestro distrito. -Verónica Gómez: Toda mi vida me interesó la política, desde chica me interesó mi barrio y el contacto con los vecinos. Pero nunca en un espacio partidario, así que desde hace unos años, empecé a buscar ese espacio y lo encontré en el FAP. Siento que desde acá puedo contactarme con otra gente que piensa como yo y proyectar soluciones a los problemas de todos. Me di cuenta que desde casa no cambio nada, para generar cambios hay que participar”. -¿Cómo ven a la Argentina de hoy? -LA: En mi opinión hay mucho asistencialismo, sin resolver las prioridades básicas de los ciudadanos después de un gobierno de 10 años. La salud es un gran problema en nuestro distrito y la educación a nivel provincial es la-

mentable. La inseguridad, la inflación y las mentiras del INDEC no le dan soluciones al pueblo. Solo intentan asistir el ahora y no piensan en el futuro. -VG: Y Pilar es un reflejo del país, su realidad se repite en muchos lugares. Existen problemas de fondo, de los que se habla siempre y nunca se solucionan. Exclusión, desigualdad, postergación, son palabras que se mencionan en las campañas y luego se olvidan. La falta de participación política facilita que gobiernen los mismos de siempre. Participo porque me preocupa mi entorno, mis seres queridos, mis vecinos de Zelaya esperan más de media hora con suerte el colectivo y mi Villa Rosa natal carece de muchas cosas, ni un cajero automático posee. En Pilar y en el país, falta mucho por hacer. -¿Algún mensaje para la sociedad? -LA: Primero para los jóvenes. La juventud debe animarse a participar y a tener más

voz. La participación ciudadana y la militancia son aspectos muy importantes que debemos trabajarlos día a día, para lograr los cambios que deseamos para transformar la realidad. Que tengan fe y esperanza de que si apostamos a un cambio podemos estar mejor. Que sepan que es posible participando en política. Debemos cortar con el famoso “roban pero algo hacen” y pensar que futuro de país le queremos dejar a nuestros hijos y a todos los jóvenes. Nosotros somos el futuro pero también el presente. Yo tengo esperanza en el Frente Amplio Progresista, tengo el deseo y voy a trabajar para que las cosas mejoren”. -VG: A los lectores les pido que intervengan, que participen, que controlen, que proponga n id eas, que se sientan parte del Pilar, De Buenos Aires y del País. De los problemas salimos todos juntos. Nadie va a sacar al país adelante solo, lo sacamos entre todos por y para todos.

trimento de la dignidad de las personas y de los pueblos. Los derechos humanos se violan no solo por el terrorismo, la represión, los asesinatos... sino también por la existencia de condiciones de extrema pobreza y estructuras

económicas injustas que originan las grandes desigualdades”, Jorge Bergoglio, septiembre de 2009. El mundo entero espera señales de austeridad, humildad y de acercamiento genuino a los pobres.

El primer Papa argentino y una esperanza de renovación Desde El Hormiguero queremos saludar a todos los fieles católicos por el nombramiento del primer Papa argentino y latinoamericano. Esperamos que Francisco logre modernizar a la Iglesia con una mirada más progresista e integradora. Algunas de las frases dichas

por Francisco nos da esperanza de que así será. “La crisis económico-social y el consiguiente aumento de la pobreza tiene sus causas en políticas inspiradas en formas de neoliberalismo que consideran las ganancias y las leyes de mercado como parámetros absolutos en de-

Argentina es un proyecto que nos trasciende por Gustavo Orrego @pitu_orrego En su territorio, en sus generaciones. En democracia, la arquitectura de una República la define la política y a la Nación su valores. Nosotros desde el FAP tene mos una propuesta en marcha. Una propuesta nacida de las experiencias de las gestiones del gobierno de la ciudad de Rosario y del gobierno de la provincia de Santa Fe. Cuna de la Bandera y cobijo de la Constitución. Frentistas sumamos otras experiencias tanto en Ejecutivos como en Legislativos. Iniciados como una propuesta electoral, vamos construyendo un Frente Amplio Progresista y más… Recorrimos el país, sus distintas regiones, provincias. A través de foros, encuentros y diálogos delineamos un porvenir de la Argentina que queremos. Una Argentina de derechos e instituciones. Una Argentina con proyectos propuestos desde nosotros también para las próximas generaciones. Estamos convocados. Los que estamos y los que no. Los

que alguna vez fueron y los que serán. Los indignados y los esperanzados. Mujeres y hombres. Jóvenes y ancianos. En la Argentina que queremos Nadie Sobra. Cada uno con su cabeza y su corazón allí donde vive. Donde habita. Con sus seres queridos, su trabajo, sus sueños. Solidaridad, participación, transparencia. Igualdad. Equidad. Diálogo. Hacer democracia donde la gente vive. Más democracia. Mejor democracia. Terminar con las miserias y pobrezas. Inventos de un sistema que no compartimos ni practicamos. Es un desafío colectivo. Es el desafío de nuestras vidas. El desafío de hacer un país con todos los niños en las escuelas, con todas las familias en sus hogares. Con todos los trabajadores registrados. Sin impunidades. Con justicia. Estado Nacional cooperando con Estado provincial y con el Estado municipal. Mano a mano. Cara a cara. Todos unidos. Todos ciudadanos. Estos años vivimos grandes cambios positivos en el mundo, enAmérica Latina. Quizás nuestro aporte a esos grandes cambios sea alumbrar un gobierno amplio y progresista, acá donde habitamos, y más temprano que tarde ver jurar un presidente socialista en Argentina.


El Hormiguero N°4