Issuu on Google+

canciones Y

aquí y de allá

poemas de

Jesús García Morales


Vagabundo (Letra y música de Alfredo Gil) ¡Qué importa saber quién soy ni de donde vengo, ni por donde voy! Lo que yo quiero son tus lindos ojos, morena, tan llenos de amor.

El sol brilla en lo infinito y el mundo tan pequeñito... ¡Qué importa saber quién soy ni de donde vengo, ni por donde voy! Tú me desprecias por ser vagabundo y mi destino es vivir así. Si vagabundo es el propio mundo que va girando en un cielo azul. ¡Qué importa saber quién soy ni de donde vengo, ni por donde voy! Sólo quiero que me des tu amor que me da la vida, que me da calor. Volver a los


Volver a los diecisiete despues de vivir un siglo es como decifrar signos sin ser sabio competente volver a ser de repente tan fragil como un segundo volver a sentir profundo como un niño frente a Dios, eso es lo que siento yo en este instante fecundo Se va enredando enredando, como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra como el musguito en la piedra, ay si, si, si Mi paso retrocedido, cuando el de ustedes avanza el arco de las alianzas ha penetrado en mi nido con todo su colorido se ha paseado por mis venas y hasta la dura cadena con que nos ata el destino es como un dia bendecido que alumbra mi alma serena Se va enredando, enredando, como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra como el musguito en la piedra, ay si, si, si Lo que puede el sentimento no lo ha podido el saber, ni el mas claro proceder ni el mas ancho pensamiento todo lo cambia el momento como mago condescendiente, nos aleja dulcemente de rencores y violencias solo el amor con su ciencia nos vuelve tan inocentes Se va enredando, enredando, como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra como el musguito en la piedra, ay si, si, si El amor es torbellino de pureza original hasta el feroz animal susurra su dulce trino, retiene a los peregrinos, libera a los prisioneros, el amor con sus esmeros, al viejo lo vuelve niño y al malo solo el cariño lo vuelve puro y sincero

Se va enredando, enredando, como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra como el musguito en la piedra, ay si, si, si De par en par la ventana se abrio como por encanto entro el amor con su manto como una tibia mañana y al son de su bella diana hizo brotar el jazmin, volando qual serafin al cielo le puso aretes y mis años en diecisiete los convirtió el querubín Se va enredando, enredando, como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra como el musguito en la piedra, ay si, si, si

(Violeta Parra)


LA SAETA ¡Oh, la saeta, el cantar al Cristo de los gitanos, siempre con sangre en las manos, siempre por desenclavar! ¡Cantar del pueblo andaluz, que todas las primaveras anda pidiendo escaleras para subir a la cruz! ¡Cantar de la tierra mía, que echa flores al Jesús de la agonía, y es la fe de mis mayores! ¡Oh, no eres tú mi cantar! ¡No puedo cantar, ni quiero a ese Jesús del madero, sino al que anduvo en el mar! (Antonio Machado)


Resistiré

Cuando pierda todas las partidas cuando duerma con la soledad cuando se me cierren las salidas y la noche no me deje en paz. Cuando tenga miedo del silencio cuando cueste mantenerse en pie cuando se rebelen los recuerdos y me pongan contra la pared. Resistiré erguido frente a todo me volveré de hierro para endurecer la piel y aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie. Resistiré para seguir viviendo soportaré los golpes y jamás me rendiré y aunque los sueños se me rompan en pedazos resistiré, resistiré…

Cuando el mundo pierda toda magia cuando mi enemigo sea yo cuando me apuñale la nostalgia y no reconozca ni mi voz. Cuando me amenace la locura cuando en mi moneda salga cruz cuando el diablo pase la factura o si alguna vez me faltas tú. Resistiré eguido frente a todo...


COLOR ESPERANZA (Diego Torres) Sé que hay en tus ojos con solo mirar que estás cansado de andar y de andar y caminar, girando siempre en un lugar... Sé que las ventanas se pueden abrir cambiar el aire depende de ti te ayudará, vale la pena una vez más. Saber que se puede, querer que se pueda Quitarse los miedos, sacarlos afuera, pintarse la cara color esperanza tentar al futuro con el corazón. Es mejor perderse que nunca embarcar, mejor tentarse a dejar de intentar aunque ya ves que no es tan fácil empezar. Sé que lo imposible se puede lograr que la tristeza algun día se irá, y así será, la vida cambia y cambiará Sentirás que el alma vuela por cantar una vez más Saber que se puede querer que se pueda quitarse los miedos, sacarlos afuera, pintarse la cara color esperanza, tentar al futuro con el corazón Saber que se puede querer que se pueda quitarse los miedos, sacarlos afuera pintarse la cara color esperanza tentar al futuro con el corazn Vale más poder brillar que sólo buscar ver el sol

Saber que se puede...


Y a la hora del naufragio

Como La Cigarra Tantas veces me mataron, tantas veces me morí, sin embargo estoy aquí resucitando. Gracias doy a la desgracia y a la mano con puñal, porque me mató tan mal, y seguí cantando. Cantando al sol, como la cigarra, después de un año bajo la tierra, igual que sobreviviente que vuelve de la guerra. Tantas veces me borraron, tantas desaparecí, a mi propio entierro fui, solo y llorando. Hice un nudo del pañuelo, pero me olvidé después que no era la única vez y seguí cantando. Cantando al sol, como la cigarra, después de un año bajo la tierra, igual que sobreviviente que vuelve de la guerra. Tantas veces te mataron, tantas resucitarás cuántas noches pasarás desesperando.

y a la de la oscuridad alguien te rescatará, para ir cantando. Cantando al sol, como la cigarra, después de un año bajo la tierra, igual que sobreviviente que vuelve de la guerra.

( María Elena Walsh)


como un gorrión. Como un gorrión Es menuda como un soplo y tiene el pelo marrón y un aire entre tierno y triste como un gorrión. Le gusta andar por las ramas ir de balcón en balcón sin que nadie le eche mano como un gorrión. Nació libre como el viento, no tiene amo ni patrón y se mueve por instinto como un gorrión. Pajarillo pardo... En la Carrera de San Bernardo, quedó tu nido seco y vacío quizá algún niño ya lo robó.

Pajarillo errante que bebe el agua de los estanques y de mi mano jamás comió. Y no le vende al alpiste su calor ni su canción por ahí busca su lechuga como un gorrión. Y le da pena el canario pero no envidia a un halcón. Le gusta volar bajito

Y tutearse con las nubes y dormir en el rincón donde no llegan los gatos como un gorrión. (Joan Manuel Serrat)


Que una paloma triste muy de mañana, le va a cantar, a la casita sola, con sus puertitas, de par en par. Juran que esa paloma no es otra cosa más que su alma, que todavía le espera a que regrese la desdichada.

Dicen que por las noches, no más se le iba en puro tomar, Dicen que no dormía, no más se le iba en puro llorar. Juran que el mismo cielo se estremecía al oir su llanto. Cómo sufrió por ella que hasta en su muerte la fue llamando. Cucurrucucú, cantaba, cucurrucucú, reía, cucurrucucú, lloraba, de pasión mortal moría.

Cucurrucucú, paloma, cucurrucucú, no llores, las piedras jamás, paloma, que van a saber de amores. Cucurrucucú, cucurrucucú, cucurrucucú, paloma, ya no le llores.


FIESTA

Gloria a Dios en las alturas, recogieron las basuras de mi calle, ayer a oscuras y hoy sembrada de bombillas. Y colgaron de un cordel de esquina a esquina un cartel y banderas de papel lilas, rojas y amarillas. Y al darles el sol la espalda revolotean las faldas bajo un manto de guirnaldas para que el cielo no vea, en la noche de San Juan, cómo comparten su pan, su mujer y su galán, gentes de cien mil raleas. Apurad que allí os espero si queréis venir pues cae la noche y ya se van nuestras miserias a dormir. Vamos subiendo la cuesta que arriba mi calle se vistió de fiesta. Hoy el noble y el villano, el prohombre y el gusano bailan y se dan la mano sin importarles la facha.


Juntos los encuentra el sol a la sombra de un farol empapados en alcohol manoseando a una muchacha. Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas. Se despertó el bien y el mal la zorra pobre al portal la zorra rica al rosal y el avaro a las divisas. Se acabó, que el sol nos dice que llegó el final. Por una noche se olvidó que cada uno es cada cual. Vamos bajando la cuesta que arriba en mi calle se acabó la fiesta.


Canciones y poemas de aquí y de allá