Page 1

AGOSTO/SEPTIEMBRE/OCTUBRE/ NOVIEMBRE/DICIEMBRE/ENERO/ FEBRERO/MARZO/ ABRIL/MAYO/JUNIO/JULIO/AGOSTO


Edici贸n especial - 1er aniversario - 03/08/2011

SUMARIO

2


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

3

Editorial

Motivos para festejar

Rodrigo González Director El Esquiú.com

A comienzos de los años 80, cuando recién comenzaba a escribir, preparé por iniciativa propia una extensa nota, que imaginaba que podía publicarse algún día. Entusiasmado, una vez que la terminé, se la acerqué a un viejo periodista, lógicamente buscando su aprobación. Recuerdo que la leyó detenidamente y en silencio, por un largo rato. Y cuando terminó de observarla comenzó a señalarme toda clase de errores, omisiones, fallas formales, técnicas… tantos detalles que prácticamente me avergonzó. Por acto reflejo, comencé a justificarme, explicando las razones por las cuales no había hecho bien esto y aquello. Se respuesta me dejó sin palabras. Tomó el papel con mi escrito entre los dedos índice y pulgar, levantó la mano como quien exhibe un trapo sucio y dijo: - Todo lo que vos puedas decir, no me interesa: yo leí esto. Esa es una de las claves de nuestro trabajo, y la tengo presente hasta hoy. El lector es quien manda. El lector es quien juzga y decide, el dueño de la última palabra. Y todos los contratiempos y dificultades que deba enfrentar un periodista para desarrollar su tarea son irrelevantes. Al cabo, lo único que cuenta es el producto final. Cada nota que hacemos la publicamos, y al hacerla pública nuestra tarea queda a consideración de toda la comunidad. Uno no puede, desde su ignorancia, discutir con un médico cirujano sobre cómo

debe operar, o señalarle a un ingeniero la forma de hacer firmes los cimientos de un puente. Al periodista, en cambio, todos tienen derecho a señalarle sus errores. Todo el que haya trabajado en un diario sabe que en cualquier reunión de amigos o sobremesa familiar termina rindiendo cuentas por aquello que se publicó o no se publicó. Y esa exposición brutal es lo mejor que puede sucederle a un periodista. Porque significa que el diario se lee, se conoce, se comenta. En este primer año cometimos muchos errores. Errores visibles, como un título mal escrito, y errores imperceptibles, como no haber acertado el enfoque de determinado tema. Los primeros que sabemos cuando algo salió mal somos nosotros. Y trabajamos para corregir nuestras fallas, para que el diario sea cada vez mejor. Los aniversarios de los diarios suelen utilizarse para derrochar auto halagos y señalar la magnífica tarea que se realiza, generalmente destacando las virtudes del propio medio como ejemplo de prensa independiente, periodismo puro y de avanzada. Nosotros preferimos aceptar que todavía estamos lejos del diario que queremos hacer. Porque buscamos más y mejores contenidos, porque queremos una mejor presentación, porque nunca antes apareció un diario simultáneamente en formato papel y digital, y todavía no terminamos de optimizar el funcionamiento de ambas tareas. Sin embargo, tenemos motivos para celebrar. Porque aún con nuestras fallas y con todo lo que queda por hacer, alcanzamos hoy nuestro segundo logro importante. El primero fue salir a la calle, transformar la idea de hacer un diario en realidad. Y el segundo, mucho más difícil, es haber llegado a este primer aniversario. En un mercado tan pequeño como Catamarca, en un rubro tan difícil como el editorial, haber completado este primer año es para nosotros muy significativo. Entre otras razones porque el diario que hacemos hoy es mejor que el que apareció un año atrás, y porque nuestro público crece, algo que puede corroborarse tanto

en las ventas diarias como en las visitas a nuestra web. Imprimimos un diario sin tener todavía una imprenta propia. Los talleres que utilizamos están en otra provincia, una realidad que reduce aún más los tiempos de preparación de cada edición. Desde las computadoras de la redacción hasta la cadena de distribución, desde el área comercial hasta el diseño, todo lo hicimos desde cero. Y aquí estamos. Mucho antes de nuestra aparición hubo toda clase de especulaciones sobre el sentido de lanzar un nuevo diario. Se vaticinó que era apenas una aventura preelectoral, con fecha de vencimiento después de las elecciones de marzo. Se teorizó sobre intereses ocultos, respaldos multimillonarios, maniobras comerciales con el diario como excusa. Y la realidad era diferente. El Esquiú.com se hizo con mucho sacrificio, con un grupo de personas que se identificó con el proyecto. Algunos apostaron fuerte al abandonar trabajos más estables. Otros encontraron aquí su primera oportunidad laboral. Se mezclaron algunos experimentados con muchos chicos jóvenes. Y nadie protestó: en todo este año no hubo conflictos internos, nadie discutió descansos, tareas asignadas o privilegios. El grupo humano que se formó es realmente espectacular. Como en todo equipo grande, hay integrantes que tienen mayor o menor afinidad entre ellos, pero el compañerismo general y el espíritu de colaboración es común a todos. Quienes trabajamos en El Esquiú.com asumimos un compromiso personal, que va más allá de la defensa de la nueva fuente laboral. Queremos demostrar que podemos hacer un buen diario. Sabemos y sentimos que nos falta mucho, pero también que estamos en buen camino. Por eso este primer aniversario es un logro, pero apenas un primer paso. En adelante nuestra meta es afianzarnos, mejorar la calidad del producto y crecer. Para hacerlo, será imprescindible contar como hasta ahora con el apoyo de los catamarqueños, nuestros lectores, a quienes se dirigen todos nuestros esfuerzos y, fundamentalmente, nuestro agradecimiento. Porque el lector es quien decide y, con nuestros aciertos y errores, nos elige.


4

Edici贸n especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Administraci贸n

Mart铆n CasadebalL Recepci贸n

CARLOS Caniza Ventas publicidad

pablo orquera Ventas publicidad

LUCIANO MELO Ventas publicidad

LUIS ROJAS Ordenanza


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Las oficinas comerciales y de redacción de El Esquiú.com funcionan en el local 1 de la calle Esquiú Nº 418, a dos cuadras de la plaza 25 de mayo, centro neurálgico de la ciudad Capital. El recurso humano del área administrativa permite el contacto con los anunciantes, y facilita respuestas a las dudas de los clientes que se acercan a pautar un aviso personal o comercial. El equipo de vendedores tiene la tarea de visitar, atender y asesorar a nuestros clientes y llevarles los nuevos productos que el diario edita en su versión papel y/o digital, para darlos a conocer e invitarlos a participar de los espacios promocionales. Servicio y atención son las premisas de este grupo de trabajo. Ellos conforman un engranaje más para el desarrollo y crecimiento de este joven diario que vino para quedarse.

VICTORIA GUZMAN (Recepción) - JULIANA IBARRA (Comercial)

Campaña de afiches anunciando la llegada del nuevo diario.

5


6

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

La redacción

DIEGO m. HERRERA. Periodista. Secretario de redacción

CAROLINA MELNIK. Periodista

Siempre periodismo Apenas pasó un año de la primera edición de El Esquiú.com y al mirar el camino trazado, con aciertos y desaciertos (muchos de los últimos), pareciera bastante más largo. Desde la génesis de éste nuevo proyecto periodístico que nació con objetivos que parecían utópicos, el grupo de personas que día tras día ponemos una mirada más sobre la realidad catamarqueña, tratamos de hacer buen periodismo. Pareciera simple, mínimo y hasta obvio, pero esas dos palabras encierran los grandes desafíos que nos esforzamos por poner en nuestro horizonte para entregarle a los lectores lo mejor y el más honesto fruto de nuestro trabajo. Hoy el reto es aún mayor. El buen periodismo y su antítesis siempre existieron y existirán, pero quienes ejercemos esta profesión sabemos que es cada vez más fácil quedar expuestos ante una opinión pública tecnologizada que recibe un bombardeo de información constante y que tiene múltiples opciones para descartar y elegir de quién recibir información. Y que además la generan y la difunden gracias al avance de la tecnología prescindiendo del “manoseo” del que muchas veces es víctima. Por ello el gran desafío con el que nació El Esquiú.com es no olvidar la esencia del periodismo, con responsabilidad ética para servir a los lectores y ser sensible con sus necesidades. Entregarles antecedentes y contextos para que entiendan mejor la porción de la realidad que se está mostrando y analizando. Y de esta forma, construir consensos para aportar al desarrollo y perfección (la mayor posible) de la sociedad a la cual pertenecemos promoviendo

la libertad, la igualdad, la justicia. Desde las páginas de papel y desde el sitio web abrimos la puerta a múltiples voces para reflexionar sobre la realidad sin acallar ninguna opinión, porque desde el primer momento supimos que es la pluralidad de voces la que nos llevará a ser un medio más democrático y representativo del conjunto social, de sus inquietudes, de sus problemas, de sus logros y frustraciones. Y es que siempre tuvimos en claro que el desarrollo tecnológico pone a prueba al periodismo obligándolo a ser vanguardista para poder sobrevivir como actividad y como medio de vida. Romper con los esquemas propios fue y es siempre una gimnasia del periodismo y en la actualidad, ya no basta obtener la información de las fuentes para procesarla y entregarla al lector. Por ello la misión del El Esquiú.com es sumarle a las noticias valor agregado, a través del análisis, lectura o reflexión sobre lo que nos sucede alimentándonos de la opinión de todas las voces, y también de los lectores, ya que la verdad y la realidad son la construcción de múltiples actores y no la de un solitario observador. Así brindaremos calidad informativa, veracidad e investigación sin ceder a presiones ni condicionamientos. Y sometiéndonos al juicio diario, impiadoso, para ser elegidos cada vez más. Muchos escollos encontramos y tratamos de superarlos pero sin dejar de lado los ideales del primer día y no perder las utopías en nuestro norte, para seguir avanzando siempre hacia ellas. Y poder continuar haciendo siempre periodismo.

Hace un año que nos embarcamos en este proyecto periodístico del que me siento orgullosa de pertenecer. Somos todavía un diario chico, pero tenemos el corazón grande. Como periodista de la sección Ciudadanía me gustaría celebrar por los valores que este diario defiende: la democracia, la inclusión social, los Derechos Humanos, la pluralidad, la autoestima nacional y la convicción de que la palabra es sobre todo un derecho. Estamos creciendo, tenemos mucho para mejorar, y en lo personal estoy convencida que la llegada de El Esquiú. com no solo vino a patear el tablero, sino también llegó para acompañar a los ciudadanos en el devenir de una

nueva historia para Catamarca. Señores lectores, nunca ha sido sencillo ejercer el periodismo. No siempre en la historia del país y de la provincia hay un contexto propicio que permita ser protagonistas de la fundación de un diario. Todos los días tenemos puesta la camiseta de Catamarca, y no lo ocultamos. Y sabemos que nuestra pasión es la misma que la de la gran mayoría de las personas a quienes les llega nuestro diario a las manos. Nuestra historia, recién está empezando. Y espero que en los próximos aniversarios, sea la misma que la de Catamarca.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Marcela rodriguez Periodista

Hace un año, cuando se ponía en marcha El Esquiú.com, un nuevo desafío profesional tenía por delante. Pero también tuve que acomodar mis tiempos y mi familia. Si bien no ha sido fácil, se que aún queda mucho camino por recorrer y aprender. Ser partícipe de una transición histórica para la provincia, con el recambio de gobierno de un signo político a otro y de la realización por primera vez de una elección primaria, han enriquecido una profesión que abrazo hace ya más de 14 años. Cubriendo la

sección política puede conocer desde adentro la vida legislativa, las internas políticas, los roces y diferencias. Un mundo diferente y muchas veces cruel, especulativo, pero también lleno de personas y personajes que nutren y alimentan a esta profesión. Mi familia y fundamentalmente mis dos pequeñas hijas, tuvieron que acomodarse a mi nueva obligación. Los políticos y la política no saben de feriados, francos, ni fines de semana, mucho menos en épocas electorales como la que vive actualmente Catamarca.

7

Complementar mi profesión con mi rol de mamá es la gran meta que día a día trato de alcanzar. De compensar. Equilibrar la balanza no es fácil, a veces se inclina más para un lado que para el otro. Pero es parte de la vida y de las elecciones por las que optamos a medida que transitamos por este mundo. Hace un año El Esquiú.com me convocaba a participar de este proyecto. Lo acepté y lo asumí con un gran compromiso.

La sociedad que nos rodea En esta sección se plantean innumerables nuevas temáticas de la realidad social diariamente, todas de merecida producción, investigación y seguimiento, pero dos de ellas mas allá de los gustos por conocerlos han despertado el interés de redactores y lectores ; La creciente demanda habitacional, y la lucha de un pueblo por conseguir un puesto laboral en el estado. Sobre estas dos temáticas seguimos trabajando, considerando que son sin dudar dos consecuencias de una larga historia sobre la que hay tener presencia para aportar al cambio. Ninguna información ha quedado atrás a lo largo de este primer año de El Esquiú.com, pero las mencionadas siguen en el tapete. Con solo recorrer la ciudad se percibe el crecimiento de nuevos asentamientos, conformado por nuevas familias, hijas e hijos de usurpadores y desocupados, estos no tienen un lugar donde vivir, ni trabajo seguro, ni cuentan con un buen sistema de salud. Tampoco tienen plazas cerca, ni un centro de contención para adolecentes, están “colgados” de la luz, el agua y el cable, tienen malos servicios pero a nadie les importa. Estas personas, quienes pagan las consecuencias están dispuestas a luchar, a cortar rutas, atrincherarse, encadenarse por un pedazo de tierra o una

vivienda, aquellas que nadie ocupa hace años, y por las que no se desestabilizaría ningún gobierno si fueran cedidas legalmente para que se puedan constituir como nuevos barrios. La lucha de quienes carecen de contrato con el Estado y trabajan hace años para este gobierno es de vieja data, agudizada ahora por los pocos meses que le restan a la actual gestión. Quienes sostienen su lucha, como Salud, comenzaron a tener respuesta, pero después de años de trabajo autoconvocados. Sin embargo la solución es paulatina, los contratos aparecen a cuenta gota y sólo para unos pocos. El sector que nuclea a todos es la muestra de una lucha con objetivos claros, organizada según nuestro seguimiento, que comenzó hace un año para nosotros pero lleva muchos otros en el resto de los medios. El sector no es el único que dio batalla pero si el menos escuchado, innumerables pedidos fueron atendidos, hasta funcionarios quedaron en planta, y aquellos que sirvieron para la causa de persistir en el poder todavía no fueron reconocidos por los favores y luego beneficios que a otros han hecho.

ROXANA SARMIENTO. Periodista.

Pertenecer al equipo de este medio fue una buena elección laboral que tome en siete años de profesión. Tengo tanto que aprender que enfrentando desafíos sé que es mi primer paso. La acción de no firmar las notas que redacto a diario nos prohíbe el contacto e identidad como periodista ante ustedes lectores, a pesar de que me siento cerca e involucrada en cada una de las informaciones sobre las que trabajo a diario, para la mayoría soy desconocida y no me siento mal por eso sino que cuesta dar este primer paso. El ingreso a este medio me permite un crecimiento como profesional, como en cada medio en el que trabaje y un crecimiento como persona, sé que experimento mi propia transición en este momento de mi vida y avizoro un buen porvenir de acuerdo a mi preparación interna.

De todo y de todos siempre se aprende y a mí, muchos me ayudaron a encontrar mi camino, con una simple frase, un consejo cotidiano o una mano tendida siempre encontré. Por las mañanas todavía respiro el aire fresco que tomé por un tiempo siendo movilera de radios en las calles de mi ciudad, una excelente labor que volvería hacer. También recuerdo cada asombro y desazón que experimenté desempeñando mi trabajo en el de decano de la prensa escrita, desde donde me fui para seguir mi camino. Considero que todo suma y cada experiencia periodística a potenciado mi capacidad para seguir formándome en esta profesión, la cual considero debemos seguir tratando con el mayor de los respeto que se merece.


8

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Ser digital

ORIETA VERA. Secretaria de redacción. Editora de la web.

La clave de la interactividad La prensa escrita primero, la radio después y la televisión a continuación fueron imponiendo un modo de comunicación vertical mediante el cual instalan temas de debate y dictan agendas a gobernantes y otros sectores de la sociedad. El surgimiento de Internet fue posibilitando una interacción más horizontal entre personas con intereses comunes, dando lugar al explosivo crecimiento de redes sociales. Los medios de comunicación, entonces, debieron adaptarse a las exigencias de la era digital. Así, si bien su rol sigue siendo relevante, saben que sus contenidos ahora son materia de discusión pública como casi no lo fueron antes. Esta discusión no sólo pone en tela de juicio las publicaciones de cada medio, sino los hechos y dichos de gobernantes y referentes políticos, sociales, deportivos, culturales, entre otros. Por eso es muy estimulante saber que la información que obtenemos, la opinión que vertimos, la interpretación que hacemos de los hechos, a partir de su publicación podrán dar lugar a ricos debates con lectores que dejaron de ser pasivos, para ser activos generadores de información, opinión e interpretación. “Los Indignados” de España, la caída del gobierno de Mubarak en Egipto y tantos otros acontecimientos –movidas locales por temas de Catamarca- nos indican que sectores sociales unidos por una causa común pueden interactuar, decidir y avanzar por el sólo hecho de conectarse a través de la Red, potenciados por los medios de comunicación. Los poderosos económicos y políticos, obviamente, seguirán buscando el modo de mantener el control de

MARCOS CÓRDOBA. Periodista.

las informaciones, opiniones e interpretaciones de la realidad. Lo harán con el manejo especializado de las herramientas tecnológicas y el uso de la psicología social entre otras ciencias. Y nuestros debates no llegarán a mellar mayormente ese poder. Pero no nos desalentamos porque los cambios sociales existen y generaron acontecimientos significativos. El Esquiú.com nació para poner el acento en esta interacción. De allí el “punto com” en su nombre. Nació con la certeza de que los contenidos del diario deben ser debatidos, corregidos, criticados, completados, por activos lectores. Nuevas vías para compartir estos contenidos se van multiplicando. A Facebook y Twitter se sumó +1 (la red social de Google). Y se abrieron las posibilidades de compartir las notas de El Esquiú.com a través de Gmail, Yahoo, Digg, Sonico y Delicious. Además, los lectores pueden enviar la noticia por otras cuentas de correo, con sólo llenar el formulario de nuestra web. Y como siempre, realizar comentarios al pie de cada página, o votar a favor o en contra de otros comentarios. Además cada lector puede hacer su propia crónica y publicarla en Reportero Ciudadano, o dar a conocer su Foto Reportaje entre muchas otras formas de participación abiertas en www.elesquiu.com para que todas las voces se hagan sentir. Escritos, fotografías, gráficos, infografías, audios y videos dan vida a los contenidos de nuestras páginas, cada vez menos nuestras y más de todos.

Es un orgullo trabajar en un diario tan joven y con tantas ganas de crecer, donde uno aprende día a día. Un diario pensando desde el comienzo para estos nuevos y vertiginosos tiempos, donde las redes sociales y la tecnología se adueñaron no sólo de la diversión sino también de la comunicación. Trabajar en El Esquiú.com digital es una gran responsabilidad que comparto con mis compañeros, donde tratamos de estar arriba de la noticia con la velocidad que demanda nuestra realidad diaria.

Pero me siento más orgulloso aún de trabajar en un medio donde se aprende todos los días, donde no hay miedo a equivocarse si eso lleva a aprender cada día, y donde todos trabajamos con un compañerismo y una solidaridad que nos lleva a sentirnos en una comodidad familiar. Gracias por elegirnos día a día.

JORGE MORENO. Periodista.

Pablo Sirvén caracterizaba el deber -y la vocación– del periodista como la tarea de ser “testigo de la realidad”. Pueden discutirse los antecedentes y cada término, es indudable sin embargo, la certeza de la conclusión. Lo aprendo, inequívocamente, de El Esquiú.com y de su gente. Sin los marcos teóricos de la profesión y sin los pedestres del oficio, llegué a la tribuna del periódico por los lazos contingentes del azar y aquellos generosos de la amistad. Participo desde entonces, del crédito que comprometen la nobleza y la necesidad en pareja medida y en la que nos obligan el arraigo y la lealtad. Testigo de la realidad, al fin y sin proponérmelo, la aprehendo y la di-

vulgo. Positivamente. Y sin jactancias. Deber y vocación, aspiraciones tan naturales como singulares, no lo son menos que aquellos principios que recortan responsablemente la totalidad, que la fundamentan con coherencia y justicia o la gramática de la honestidad; y que la acarrean y la remontan, cuando la condición de aquellas consustanciales, que naturaleza no nos dio, salamanca con oficio de testigos nos presta. Se hace lo que se puede, se puede lo que se hace. En cualquier caso, necesitamos libertad.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

MARIA EMILIA LOBO HERRERA. Periodista

9

MARIO ANDISCO. Periodista.

políticos en el mundo real, como las recientes revueltas en el mundo árabe convocadas y organizadas a través de facebook y Twitter. Internet abre nuevos caminos, rompe las fronteras de tiempo y de espacio. Es activamente participativo y eso, creo yo, es su característica más revolucionaria y su mayor potencial. Producir intercambios,  generar debates, abrir espacios de participación...en el primer aniversario de El Esquiú.com seguimos transitando ese camino. 

Los medios digitales aparecieron hace alrededor de 15 años, a mediados de la década del 90 y desde entonces no han dejado de crecer, transformarse, multiplicarse. Todo ello potenciado por la adopción de nuevas tecnologías, la expansión de las   redes sociales, el fuerte crecimiento del mercado de los teléfonos inteligentes y el uso de internet móvil. Junto al periodismo digital también nace el ciberactivismo y lo que se denomina “ciudadanía 2.0”, donde las redes sociales toman un lugar de relevancia. Dejan de lado su carácter más recreativo para transformarse en espacios de debate, fuertemente politizados, que llaman a producir cambios

Es indudable que un medio periodístico con tantas herramientas como ser texto, imagen, audio, video e interacción instantánea con el lector representa un gran desafío para quienes trabajamos en él. Ese desafío lo vivo no solo en la vorágine de la obtención diaria de la noticia sino también en la producción de los aspectos audio visuales que en algunos casos son complementos del texto, en otros casos son banners publicitarios y casos especiales de transmisión de video en vivo. Como casos particulares es reconfortante ver algún banner publicitario producido en esta redacción publicado en la web de un diario colega, o haber

sido parte de la primera transmisión en vivo por internet de la provincia de Catamarca, en ocasión de la Procesión de la Virgen en diciembre de 2010. Todas estas tareas llevan implícitas una dosis de creatividad que hacen de mi trabajo una tarea reconfortante, lo que se suma a un equipo de trabajo que empuja para el mismo lado dentro de un clima de trabajo muy agradable. Y cuando el esfuerzo es reconocido, la jornada es más agradable aún.

03/08/2010 - 09/07/2011

www.elesquiu.com

Panel

En comparación con: Sitio Visitas

20.000

20.000

10.000

10.000

0

0

9 de ago

9 de sep

10 de oct

10 de nov

11 de dic

11 de ene

11 de feb

14 de mar

14 de abr

15 de may

15 de jun

NATALIA HERRERA. Periodista.

Uso del sitio

1.229.842 Visitas

54,99% Porcentaje de rebote

3.722.310 Páginas vistas

00:03:25 Promedio de tiempo en el sitio

3,03 Páginas/visita

46,07% Porcentaje de visitas nuevas

Información de visitas

Gráfico de visitas por ubicación Visitas

20.000

20.000

10.000

10.000

0

0 9 de ag 9 de se 10 de o 10 de n 11 de di 11 de e 11 de fe 14 de m 14 de a 15 de m 15 de ju

Visitas

567.936

Visitas 1

Visión general de las fuentes de tráfico

1.047.959

Visión general del contenido

Motores de búsqueda

Páginas

Páginas vistas

Porcentaje de páginas vistas

Tráfico directo

/

Sitios web de referencia

/index.asp

1.141.864

30,68%

158.137

/tirolibre.asp

4,25%

120.859

3,25%

/policiales.asp

63.589

1,71%

/ciudadania.asp

55.628

1,49%

616.350,00 (50,12%) 359.553,00 (29,24%) 253.939,00 (20,65%)

Si bien mi aporte a este medio consiste en colaboraciones esporádicas, no dudo en sentirme “parte del equipo”. El Esquiú.com me dio dos grandes oportunidades: por un lado, la de zambullirme en el universo periodístico, que se presentaba ante mí tan ajeno como fascinante. Por el otro, la de conocer un grupo humano maravilloso, que hoy forma parte de mis afectos, y que hace que sin importar el carácter intermitente de mis intervenciones, pueda sentirme parte de este proyecto. Y es que, desde mi perspectiva, El Esquiú.com es eso. Es fruto del tesón de un puñado de personas extraor-

dinarias, enriquecido con el aporte de los devotos lectores que en buena ley se han ganado. Eso que crean y recrean cada día con apasionada labor, y lo ofrecen a una comunidad ávida de voces diversificadas, que de un modo u otro hace su generosa devolución, retroalimentándolo. Por eso crece, sigue creciendo. Por eso es un proyecto, y seguirá siendo una perenne construcción. En su primer aniversario, le auguro el éxito que merecen las iniciativas que se persiguen poniendo el alma en ello.


10

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Abusos sexuales en Catamarca Los delitos de abuso sexual en la provincia configuran una de las problemáticas más atentatorias de la condición física y psicológica de una persona. Lo cierto es que esta clase de sometimiento se recrudece en el repudio, si las víctimas de los cruentos episodios tienen a niños como las vícitmas directas de esa garra. La inalterable pregunta del por qué, surge acoplada a la inalterable confirmación de la aberración y la monstruosidad. Durante todo el año que El Esquiú. com ha salido a la calle, las páginas de la sección Judiciales no estuvieron exentas de esta clase de información. Es cierto que los casos denunciados han incrementado, quizá porque existe un destape con respecto al drama que deben padecer los víctimas y sus familias. El abuso sexual es un problema universal, presente en cada cultura y que no tiende a desaparecer, al contrario, cada día pareciera recrudecerse aún más. El rol de la Justicia es fundamental como árbitro encargado de castigar a los culpables, que, en un considerable porcentaje, reinciden en ese tipo de delito. Las legislaciones se quedan estériles ante cada denuncia que estremece la estadística. Proyectos cajoneados descansan a la espera –aguardemos que no– de que una tragedia mayor los reactive. Duras condenas Uno de las condenas más duras que tocó cubrir a el Esquiu.com fue el fallo que dictó la Cámara Penal Nº 1 contra Mario Omar Chasampi (52), el docente que fue penado a pasar 21 años de prisión por un total de 7 hechos de abuso sexual en contra de dos de sus alumnas. Los hechos se produjeron entre 2005 y 2006, mientras el condenado estaba al frente de una escuela rural del departamento Pomán. A una de las víctimas, que tenía entre 8 y 9 años, el imputado la manoseó y la violó reiteradamente en el aula donde se dictaban las clases, La otra víctima del docente fue una menor de entre 13 y 14 años, a la que Chasampi acosaba y manoseaba tratando de convencerla de tener re-

laciones sexuales con él. El docente fue condenado por tres hechos de abuso sexual agravado, exhibiciones obsenas, abuso sexual con acceso carnal agravado (2 hechos), y suministro de material pornográfico. En todos los casos, el agravante es por su condición de docente de las víctimas. El “demonio” fue quien llevó a un albañil de 33 años a abusar de la hija de su concubina. Ésa fue la declaración que Walter Eduardo Castro dio ante el tribunal de la Cámara 1, que concluyó por otorgarle una condena de 12 años. El hecho ocurrido el 6 de marzo del año pasado en la zona norte de la ciudad Capital, cuando Castro, aprovechando que su pareja, con la que había convivido seis años, se encontraba fuera de la casa, encerró a la hija de la mujer, de siete años, en su habitación, la amordazó y ató de manos para despojarla de sus prendas íntimas y manosearla en sus partes íntimas. Apenas la pequeña pudo zafar de las ataduras, corrió a pedir auxilio a su abuela, que se encontraba en otra habitación. Siete años y 8 meses de prisión fue la condena impuesta por los jueces de la Cámara penal 3, a Tomás Marcelino Galván, un remisero de 63 años de edad, acusado de abusar sexualmente de dos niñas de 4 y 7 años en mayo de 2010. A bordo de su remís, Galván convenció a las nenas para que subieran al automóvil. Luego las llevó a un lugar desconocido donde abusó de las mismas. El 15 de julio pasado, el tribunal de la Cámara Penal Nº 2 resolvió condenar a 10 años de prisión a un hombre de 41 años de apellido Martoccia, que abusó durante 2009 y 2010 de la hija menor de su concubina, hasta dejarla embarazada en la Villa de Pomán. La víctima, una adolescente que actualmente tiene 14 años de edad, manifestó que las relaciones habrían sido consentidas por ella y que en ese entonces se habría enamorado de su abusador. Mientras, el imputado reconoció desde un primer momento los hechos que pesaban sobre él y pidió disculpas por lo sucedido, manifestando que él mantuvo una relación afectiva con la niña, que en su momento tenía entre 11 y 12 años, y que la

amaba. Expuso también su intención de casarse con ella y reconocer a la criatura que fue fruto del embarazo de la niña. Diez años de prisión será la condena que deberá enfrentar un hombre de 40 años de apellido Cisneros, que abusó de la hija menor de su concubina el año pasado, en el departamento Santa Rosa. La sentencia de la cámara en lo criminal de segunda nominación se dio a conocer el 17 de mayo de este año. El hombre desde la primera instancia reconoció los hechos, se declaró culpable y se mostró arrepentido, pidiendo perdón por los daños causados. Además, expresó que cuando cumpla su condena y recupere la libertad se irá a vivir a otra provincia, lejos de la víctima y su madre. El hecho ocurrió en septiembre del año pasado. Casos estremecedores Algo más de 30 horas de intenso operativo le tomó a la Brigada de Investigaciones de detener al verdulero Pablo Bazán (34) que habría saciado sus más bajos instintos con un nene de sólo 6 años, un amiguito de su sobrino, a quien le provocó serias heridas en sus genitales. Fue la misma víctima quien logró contarle el brutal hecho a su madre, cuando llegó a su casa ensangrentado. El caso tuvo repercusión el 2 de octubre de 2010. Cuando los vecinos del barrio Las Vías tomaron conocimiento del hecho, levantaron sus voces exigiendo justicia, mediante un corte de ruta en la 33. Ellos mismos participaron del rastrillaje que se libró en inmediaciones del barrio. Margarita, la abuela del niño de 6 años que padecía lesiones en sus genitales cuando llegó a su vivienda, como consecuencia del brutal abuso al que fue sometido, dijo que a partir de ahora, esperan que se “haga justicia y que no salga nunca más de la cárcel”. El caso quedó caratulado como “abuso sexual con acceso carnal por cualquier vía” y fue elevado a juicio por el fiscal Victor Figueroa. Otro de los monstruosos hechos de abuso sexual en perjucio de una menor de 4 años, fue recientemente cambiado de carátula de abuso sexual con acceso carnal a “abuso se-

xual con acceso carnal agravado por poner en riesgo la salud física de la víctima”. Sucede que el fiscal de Belén Jorge Flores, consideró que las lesiones que le provocó el victimario de 19 años a la nena, pusieron en riesgo la vida de la menor, quien debió ser intervenida quirúrgicamente en el hospital de niños de la capital por la gravedad de las lesiones. Este caso se dio a conocer el 17 de abril de este año, y ocurrió en la localidad de Pozo de Piedra, departamento Belén. El joven habría llegado de visita a la casa de la niña, y tras aprovecharse de la confianza que había entre los dos, con engaños logró envolverla para llevársela con él y así someterla sexualmente de manera salvaje. Luego, al regresar, la niña le narraría lo sucedido a su madre, quien de inmediato procedió a radicar la correspondiente denuncia, poniendo a Villagra como sospechoso de acuerdo con su relato. La pequeña debió permanecer internada por un largo periodo hasta su recuperación. Uno de los casos más aberrantes fue cronicado a principios de la semana de julio de este año. Una joven de 23 años, estudiante, oriunda del interior provincial, que despertó en un estado de shock, padeciendo una hemorragia por la clase de vejaciones que la hicieron padecer un grupo de depravados – a quien no les cabe otra clase de calificativo- que aún no fueron detenidos. La pesadilla comenzó el 10 de julio, cuando despertó cubierta de sangre y en estado de confusión, ya que para someterla, los sujetos la habrían empastillado. La Justicia continúa tras la búsqueda de nuevas pistas que puedan acercar a los autores del caso.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

11

EUGENIA ANDRADA. Periodista. ANA OLMOS. Periodista.

Aún recuerdo la primera entrevista, mezcla de temor y de curiosidad me invadía, sembrada por el desconocimiento del proyecto al que se me invitaba a participar. El mismo sentimiento abogó hasta el lanzamiento del diario a la calle, pero pungido a uno nuevo: orgullo. El de reconocer que en esas páginas que se escribían y que yo ayudaba a moldear, quedaba plasmada una parte de la historia de mi provincia, la misma que algún día compartiría con mis hijos, en la que quizá ellos pudieran sentir el mismo orgullo. Mis comienzos fueron en la sección de Sociedad, pero promovida en parte por nuestro jefe de Redacción, ex compañero de área y querido amigo Diego Herrera, la plana de judiciales empezó a ocupar mis días y no me arrepiento en absoluto de haber aceptado. Es que tengo al mejor maestro.

Hoy el grupo está conformado por dos compañeros más, a quienes agradezco la paciencia y el compañerismo sobre todo por tolerar mis tiempos, que a veces no son los tiempos del diario. Por las risas de la tarde (a las que se acoplan el resto de las secciones), y sobre todo por la responsabilidad con la que nos cargamos la sección en el hombro todos los días. Sin prescindir de la humildad, me tomo el atrevimiento para decir que durante este tiempo, pese a los errores, creo que no lo hicimos tan mal. Me resta agradecer al director del diario, Rodrigo González, y a Orieta Vera, por haber visto en esa primera entrevista no sé que destello de luz en mis respuestas, para permitirme trabajar en lo que hoy reconozco es la profesión más linda de todas.

En el grueso de las tareas a las que se aboca un periodista a la hora de escribir, una de ellas, sino es la más importante, es la de convertirse en un formador de opiniones. De este modo, nos compromete a quienes lo realizamos, a asumir una responsabilidad social. La de divulgar los acontecimientos valorando la verdad, la objetividad y la seriedad con que deben ser tratados los diversos temas. A pesar de mi exiguo tiempo desarrollándome como periodista en la sección de judiciales y policiales de nuestro diario, como lo llamo, encontré justamente esas personas verdaderamente comprometidas con este interesante y encantador quehacer. Las tantas horas de trabajo se reducen a una verdadera experiencia enriquecedora cargada de aprendizaje, compañerismo, responsabilidad y buen humor. Donde cada uno, desde su lugar como trabajadores de la palabra,

nos preocupamos por darle un sentido a los hechos que acontecen.

el desarrollo de las noticias. Tras una modestísima experiencia en el campo, uno se da cuenta que parte del trabajo diario para los encargados de cubrir este tipo de noticias reside en intentar ser detective y periodista en simultaneidad. Con la salvedad de las distancias, cual Holmes o Poirot uno deberá abstraerse del lugar de los hechos para mirar la escena en conjunto y encontrar la punta del ovillo, esa tirita de lana que unirá la historia y guiará al lector a devorarse la crónica

en minutos. El contacto con grandes cantidades de fuentes provee a diario un amplio abanico de casos. La interpretación de la realidad y la prioridad de cada escenario dependerá exclusivamente de cada uno de nosotros, lo que habla a las claras de la gran responsabilidad social que hay detrás de cada cobertura. No, no existe instructivo alguno más que la experiencia y la intuición.

Junto a mis compañeros sigo aprendiendo y queriendo cada vez más a esta sección que no se caracteriza por tener noticias muy positivas, sin embargo, ya forma parte de mi cotidianeidad. Cada día me preocupo por ella, siempre la tengo presente y me esfuerzo por cuidar cada detalle con la prudencia y la mesura de los datos que se van a publicar. Todos los días en el diario se vive una experiencia única, donde mis colegas y el resto de los que formamos parte de este gran equipo, hoy una nueva familia, buscando siempre reflejar en las noticias la verdad y la claridad de los hechos.

GUSTAVO PINTO. Periodista. Celebro con entusiasmo este primer año de vida de un proyecto ambicioso del cual no se puede intuir más que prosperidad. En su poca duración, se ha sabido generar desde la redacción una mixtura interesante entre la experiencia y la juventud, logrando un producto fresco y con nuevas ideas. Lo primero que pregunté al iniciar la tarea en el área de cronista policial fue si había un método, un manual, o una serie de procedimientos sugeridos para la recopilación de datos y


12

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Peloteando Un año de Tiro Libre

El 3 de agosto del año pasado salíamos a la calle llenos de expectativas con respeto a nuestro deporte. Ya por ese entonces se hablaba casi permanentemente de lo que sería un “orgullo para los catamarqueños”, el Estadio Bicentenario. El fútbol de entrecasa, (Liga Chacarera y Catamarqueña) estaba en plena disputa, y las actividades normales para la época del año estaban en su apogeo. Así empezamos a transitar este camino de informar sobre el acontecer y la problemática de nuestro deporte. No sólo a nivel local, sino a nivel regional, nacional e internacional, como lo hacemos hoy. A medida que se fueron sucediendo los hechos en el planeta tierra a nivel deportivo, los fuimos plasmando en letras e imágenes, en nuestro TIRO LIBRE. La prioridad era y es la difusión del acontecer local, después el resto. Así, paralelamente, llegó uno de los primeros hijos de TIRO LIBRE, y nació TERCER TIEMPO, un espacio reservado para toda la actividad de los “jóvenes adultos” que practican el más popular de los deportes, el fútbol de veteranos. Pero estábamos omitiendo algo, los más pequeños, las divisiones formativas de nuestro balompié. Por ello nació GOLAZO; para difundir las actividades de los más pequeños. En tanto, fuimos testigos de la inauguración del mayor coloso del fútbol de la provincia, el famoso Estadio Bicentenario. Pero para tristeza nuestra, sin fútbol y sin haber sido la obra terminada en su totalidad. Fuimos testigos de una de las tantas ofensas al “Gran Pueblo Futbolístico” de la provincia (o mayor estafa), según la

EDUARDO CHACON. Periodista. En los próximos meses, el deporte de Catamarca tendrá representación en certámenes de nivel nacional. Es por eso que se vienen participaciones en torneos importantes y por ende hay que estar preparados en todos los aspectos para asumir los compromisos de la mejor manera, para estar a la

óptica con que se lo mire. Aún hoy, el estadio sigue esperando el uso adecuado para lo que se construye un estadio de fútbol, once contra once y la redonda besando el pasto. Pero el año fue rico en información, hubo buenas noticias y de las otras (noticias, al fin y al cabo). La clasificación de Olimpia para una serie superior del básquetbol (quizás lo más sobresaliente para nuestro deporte en materia colectiva), la clasificación de un equipo integrado por jugadores foráneos (pagado por el bolsillo de cada uno de los catamarqueños) para la elite del voleibol argentino. Nueva frustración de Policial a nivel Argentino B, ilusión y desilusión (como todos los años) de los equipos que participaron en el Torneo del Interior, la invitación para que Villa Cubas juegue el TDI 2011-12, buenas performances en algunas otras disciplinas y la permanente preocupación por la actividad en todos sus órdenes, son los temas que nos desvelan. A nivel nacional lo más significativo sin dudas fue el descenso de River Plate a la B del fútbol de AFA. Y a nivel internacional, las permanentes frustraciones de los seleccionados argentinos de fútbol. Claro que hay buenas, como tener el mejor jugador del fútbol mundial, Lionel Messi, la tarea del seleccionado de voley nacional y algunas otras cosas que llevaría mucho espacio reseñarlas. En síntesis, un año en que El Esquiú. com, a través de TIRO LIBRE, se preocupó por una sola cosa, mantenerlo informado. Y la esperanza de que por muchos años más, podamos seguir haciéndolo.

altura de las circunstancias y dejar bien en alto el deporte provincial. Policial y Villa Cubas jugarán desde el mes de septiembre el Torneo Argentino B, la máxima categoría en la que se encuentra nuestro fútbol. Esta temporada, Policial volverá a tener compañía por la invitación que recibió la entidad del Altiplano y entonces Catamarca tendrá dos equipos en un torneo que, con el paso de los años,

RAMON IRAMAIN. Jefe de Deportes.

Un año, casi sin darme cuenta, pasó un año desde que, con sorpresa, me enteré de que se estaba gestando un nuevo diario en Catamarca. Más de un año, si tengo en cuenta que un día recibí una llamada de un amigo de años, Roque Eduardo Molas, invitándome a sumarme al proyecto. Y casi al mismo tiempo el reencuentro con otro amigo, Rodrigo Mariano González, para comenzar a trabajar. Para uno que tiene algunos años sobre las espaldas, en tiempos donde no es fácil que te convoquen a trabajar, precisamente por la edad. Además, como en mi caso, son muchos años (más de 30) trabajando en los medios de comunicación y cuando ocurren estas cosas, son realmente bienvenidas. Volver de nuevo a revivir aquellos momentos inolvidables, once años en El Ancasti, tres o cuatro en La Unión, incursiones en el desaparecido Diario El Sol, haber estado en el efímero diario La Provincia y haber participado en cuanta revista apareciera en la provincia entre los ochenta y el dos mil, significaba un nuevo desafío, que asumí con la responsabilidad de siempre. Encontrar la gente que encontré en El Esquiú fue lo más grato que me pasó en los últimos años. La experiencia de poder trabajar con gente joven, todo un hermoso desafío. Mucho mayor en lo personal, cuando tengo que trabajar a la par de uno de mis hijos periodistas (los dos mayores son profesionales recibidos).

Me convocaron para colaborar, para aportar lo mío; arranqué en Ciudadanía, casi sin querer, hasta que al poco tiempo, antes de salir a la calle, y ante el alejamiento por razones de salud de un gran profesional y amigo, “Yayo” Barrionuevo, me pusieron al frente de la Sección Deportes, donde hoy estoy más que orgulloso. Trabajar en El Esquiú es un placer. Tener un grupo de trabajo que se asemeja a un reloj suizo es mucho mejor. La profesionalidad y responsabilidad de un Eduardo Antonio Chacón, que me simplifica casi en su totalidad la tarea; la profesionalidad de tres jóvenes que están haciendo sus primeras armas en el periodismo gráfico y que crecen día a día (hasta a mí me sorprende cuánto), como Franco Iramaín, Martín Noriega o Fernando Zamiruk, llenan de orgullo; y tener el respaldo de dos “veteranos” de los medios, como mis amigos Gustavo Soraire y Alberto Arri, responsables de nuestro suplemento “Tercer Tiempo”, y colaboradores cada vez que los necesito, hacen sencilla la tarea. Sólo me resta seguir aprendiendo y volcando lo poco o mucho que uno sabe a los jóvenes. Sin dejar de recordar y agradecer a aquellos que me forjaron, Ricardo Edmundo Molina, José Lucio Cativa, Rodrigo González, Leopoldo Nicolás Romero, a mis amigos y compañeros con los cuales aprendimos juntos, y recorrimos juntos el derrotero del periodismo deportivo.

se va haciendo cada vez más “profesional” y donde se manejan mayores costos económicos. Esa condición le dará el derecho a ambos también de jugar en la flamante Copa Argentina, que será una gran vidriera. Como siempre se espera que sea el año del despegue del fútbol, que se pueda concretar el ansiado salto de categoría. Una deuda pendiente que

tiene el más popular de los deportes en nuestra provincia. Lo que también volverá a insertarse en un nivel superior es el básquet, porque a través de Olimpia, Catamarca tendrá un equipo en el flamante Torneo Federal de la Confederación Argentina, la tercera categoría del básquet nacional. El “Borravino” empezará a jugar desde octubre y a construir un sueño propio.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

FRANCO IRAMAIN. Periodista.

Cumplir el primer aniversario como responsables de difundir las actividades deportivas nos lleva a reflexionar sobre cómo se desarrolla nuestra sociedad a través del deporte. En nuestro suplemento “Tiro Libre” se ven forjadas las distintas hazañas y logros de nuestros deportistas como así también las derrotas y las frustraciones. El deporte es un motor social, que sirve para dar oportunidades de vida a cada uno de los que se animan a practicar en cualquiera que sea su disciplina, y es por eso que debe ser considerado como un tesoro para cualquier ciudadano, como para aquellos que tienen la obligación de gobernar. Nuestra historia deportiva no es muy rica, sólo el boxeo nos ha dado alguna alegría y quizás algún otro deporte individual, pero en los deportes colectivos no logramos muchos frutos y tampoco llegamos a participar de la élite de alguna de las disciplinas. Sin embargo siempre fuimos nobles anfitriones de muchos torneos importantes, como la Liga Mundial de Voley, algún Torneo Nacional Sub 17 de fútbol, o hasta alguna Liga Mundial de Básquet, pero no había un catamarqueño participando. Quizás los gobernantes deban entender que el deporte sirve para brindar una contención social que va más allá de los anuncios pomposos

En tanto que el voley, desde octubre, estará en un nivel de privilegio con “Catamarca Voley” jugando en la Liga A 1, la elite del voley nacional. Se vienen nuevos desafíos, con un nivel superior de exigencia, que obligará a redoblar esfuerzos, con el apoyo de la gente, y fundamentalmente de la parte pública y privada, dos pilares que deben sostener el crecimiento del deporte.

13

MARTIN NORIEGA. Periodista.

y los estadios faraónicos. El deporte en Catamarca sufre básicamente por su infraestructura, son muy pocos los clubes que trabajan a conciencia y cumplen con su rol social, casi ninguno puede solventarse por sí mismo y es ahí cuando comienzan a aparecer las falencias para lograr algún objetivo. La necesidad es cada vez más evidente. Esta provincia necesita llegar a algo más grande, no alcanza un Argentino B, ni una Liga Nacional B de Básquet, ni un equipo de foráneos que clasifican al ascenso del voley. Necesitamos catamarqueños que logren algo por su provincia, y eso se logra con trabajo, capacidad, honestidad, humildad, infraestructura y corazón. Ojala así lo entiendan los que están y los que vendrán: el deporte no es un negocio para hacerse millonario, es una actividad para mejorar la calidad de vida. Celebro este año de El Esquiú.com por el compromiso con la gente y por querer siempre mostrar la otra cara de las cosas, ojalá haya muchos aniversarios más.

Era un domingo hermoso, con un clima que acompañaba, y una sobremesa familiar que estaba buenísima. Nos rompimos las manos aplaudiendo el asado que preparó. En un momento me di cuenta que se hacía tarde, que tenía que ir al diario. Pedí permiso, me levanté de la mesa. Hice medio paso y mi mamá me preguntó: “No extrañás quedarte los domingos, ir a tomar mate a la plaza, o simplemente descansar”. Toda mi familia hizo silencio, y volteó su mirada hacia mí. “Extraño más cuando no voy a la cancha”, le contesté a mi vieja. Ella me sonrió con complicidad, como encontrando muchas explicaciones en mi respuesta, y me preguntó si necesitaba que me

planche la camisa. Hoy hace un año que tengo la posibilidad de escribir en El Esquiú.com, y se pasó tan rápido, con tantas cosas en el medio que ni cuenta me di. Debe ser porque disfruto muchísimo de esto. Me apasiona. Este pequeño espacio lo uso para saludar a quienes nos siguen en nuestras páginas, nuestro Tiro Libre, y nuestro querido Golazo. Gracias por leernos, y por confiar en nosotros. Ahora, a esperar por otro año que se pase volando. Si pasa rápido, será un buen síntoma.

FERNANDO ZAMIRUK. Periodista.

El año 2011 quedará en la historia del deporte de la provincia de Catamarca por el ascenso a la segunda categoría del rugby argentino del seleccionado de la Unión Andina, que integran tanto jugadores de Catamarca como de La Rioja. El proceso fue largo y fructífero, si recordamos que el entrenador cordobés Héctor “Cuervo” Pérez tomó las riendas de un seleccionado desconocido para varios y para él mismo, ya que no conocía el rugby de ninguna de las dos provincias, y en ese año consiguió salir campeón de la Zona Oeste , pero perdió en el repechaje ante Entre Ríos. Este año tomaron el mando del equipo los ex jugadores de la Andi-

na, Miguel Sarli y Facundo Serrano y con su experiencia como jugadores, obtuvieron el tan ansiado ascenso en la ciudad de Junín, llegando a la final con el local ORUBA y Lagos del Sur. Antes de los cotejos de la final, Andina ganó el grupo con autoridad y buen juego ante rivales duros. Cabe recordar que los clubes de la Andina también están en un muy buen nivel, ya que el año pasado Los Hurones de Valle Viejo lograron llegar a las semifinales del Torneo Integración con la Unión Cordobesa de Rugby, perdiendo en la etapa final del encuentro.


14

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Acordes de la tierra Volver a nuestros orígenes Hace un año, con la aparición de El Esquiú.com, esta sección abrió sus puertas a todas las manifestaciones culturales, incluso efectuando aportes tendientes a optimizar su calidad. Sin embargo, una de las acciones que con mayor preponderancia se trabajó fue la recuperación y el fortalecimiento de la difusión de la música folclórica, revalorizando la identidad nativa. Esta línea de trabajo surgió ante la realidad actual, que demuestra que la música de raíz folclórica de Catamarca sufrió una notoria pérdida de terreno a nivel nacional si comparamos directamente con la que tiene origen en las provincias vecinas. Desde aquel lugar de preponderancia que poseía en las décadas del cincuenta y sesenta, su importancia ha comenzado a disminuir hasta casi evaporarse. A nadie escapa que en la actualidad la música que refleja las vivencias y tradiciones catamarqueñas casi ha desaparecido en festivales folclóricos de otras provincias, incluso hasta en las fiestas populares locales. Se entiende, en consecuencia, la necesidad de recuperar aquella visión de los “viejos” folcloristas y encontrar los misterios, vivencias, leyendas y tradiciones que se esconden en los valles. Si sólo observamos desde patrones, modelos nacionales o paradigmas del pasado, con desconfianza y escepticismo, nos encontramos condenados a continuar en la queja, en la desidia, la vaguedad, y echarle la culpa al otro, sin hacernos responsables. Todos los que, de una u otra manera, nos vinculamos con el folclore, somos consecuentes con lo que nos pasa y por qué nos pasa. Si bien existen esfuerzos por revertir esta situación, se deben modificar aquellos esquemas impuestos metódicamente por los mercados vigentes, y dejar de lado las estructuras que limitan el fortalecimiento de la música nativa. No basta que sus cantores la expresen por estas tierras, sino que debe recuperar terreno fronteras afuera. Pero para que ello ocurra se deben instrumentar

diferentes pautas de trabajo y políticas de acción. Así, con el correr del tiempo, se podrán recoger los frutos de un trabajo que demandará sacrificio y perseverancia por parte de todos los actores que conforman el folclore local. Seguramente será necesario generar una concientización de los diferentes actores involucrados (artistas, Estado provincial, sector privado, público, escuelas, etc.) a los efectos de generar las condiciones de desarrollo y resurgimiento de la música catamarqueña. Se trata de una materia pendiente que demandará tiempo y que, con el correr de los años, de poder alcanzar este objetivo, se podrá observar cómo el folclore catamarqueño (tanto su música como su idiosincrasia cultural) comienza a ser tenido en cuenta en otras latitudes. Entonces, entendemos que aquellos que hacen folclore deberán encontrar incentivos reales a la hora de ejecutar esta tarea, sin que simplemente se trate de un hobby en temporada festivalera o de esperar el esporádico aporte oficial. El papel que juegan las escuelas en la formación de los niños es esencial, para que conozcan quién es el autor de Paisaje de Catamarca por ejemplo. Se plantea el retorno a las raíces que décadas atrás forjaron un escenario nacional con marcada presencia de artistas locales. Dejar de lado el desinterés evidenciado hacia nuestras cosas es una línea de labor, recuperando lo auténtico e identificatorio de las raíces. La idea es fortalecerse interiormente y así cruzar las fronteras con mayor convencimiento. Es tiempo de que la música de Catamarca recupere aquel posicionamiento de esplendor que supo poseer décadas atrás. Que nuestra canción traspase las fronteras del Ambato y se escuche con orgullo en escenarios de otras latitudes; pero para que ello ocurra se debe generar la conciencia necesaria de volver a nuestros orígenes y rescatar la visión que el tiempo se encargó de nublar.

JAVIER VILLACORTA. Periodista

Si partimos del fundamento de que la cultura nos hace uno, nos identifica, nos iguala, y constituye un impulso de solidaridad interna que se ha desarrollado a lo largo de siglos, conjuntamente con la constitución de una memoria común, podemos avanzar en el entendimiento de la necesidad de una construcción cultural sólida para nuestra provincia. La reapertura del Cine Teatro Catamarca, un coloso que por años anheló revivir épocas de esplendor que supo tener décadas atrás, representó un fuerte y positivo impacto para la cultura catamarqueña. Es que allí se generó el ámbito ideal para que todo tipo de expresiones artísticas originadas desde los diferentes ámbitos locales puedan mostrarse, además de representar un elemento de motivación en función de su desarrollo. Pero entendemos que con ello solo

no basta. Se considera necesaria la cristalización de un fuerte apoyo de sectores oficiales y privados para que las manifestaciones culturales puedan fortalecer sus cimientos y plasmarse en la realidad en los parámetros de calidad que una puesta en escena requiere y que la demanda exige. Que el apreciado apoyo no sea aislado ni contenga a determinados actores; por el contrario, que el oxígeno llegue para todos. Defender y fortalecer lo nuestro, lo propio, es apuntar a un horizonte rico culturalmente definido, aunque este camino se debe consolidar a lo largo del tiempo a partir de un diseño y afianzamiento de una política cultural que contenga todas aquellas expresiones que reflejen la identidad catamarqueña.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

15

Educar al soberano Segundo semestre Transcurrida ya la primera mitad del Ciclo Lectivo 2011, la oportunidad es propicia para reflexionar sobre lo actuado, revisar, analizar y readecuar las acciones tendientes a completar el año escolar. Si bien el espacio de esta página es reducido para un análisis exhaustivo, se puede comenzar diciendo que la actual gestión del Ministerio de Educación asumió allá por mediados de diciembre de 2010, anunciando con bombos y platillos una “profunda” reconversión de la cartera educativa en todos los aspectos del sistema, comenzando por los mentados “afectados” que a título de estar cumpliendo tareas específicas generaban una cascada de suplentes de suplentes de suplentes, con la consecuente dispersión y acrecentamiento del gasto. La masa de reubicados volvió a sus lugares de origen, firmó los papeles, y en su gran mayoría, optó por una licencia por razones de salud para seguir fuera de las aulas. Y los afectados fueron otros, funcionales a la nueva gestión. Por otra parte, en un alarde de eficiencia el Ministerio programó una Agenda Educativa 2010 que, de cumplirse, hubiera colocado a Catamarca entre las provincias ejemplares en la materia (puede consultarse en la página web del Ministerio). En lo que respecta a la dimensión administrativa, la Agenda planteó 18 puntos de los cuales sólo pudo responder a dos, uno relativo a los establecimientos de educación de gestión privada y otro referido al financiamiento de actividades científicas juveniles. En suspenso quedó la revisión del Régimen de Licencias, el funcionamiento de Reconocimientos Médicos y el ausentismo docente, los concursos de titularización, por sólo mencionar algunos ejemplos. Basta decir que la Agenda expresa: “Proceder al estudio integral de las titularizaciones docentes a los fines de su ordenamiento y normalización mediante los correspondientes concursos –de ingreso, traslado, acrecentamiento y ascenso- a los fines de normalizar la gestión pedagógica, de conducción y supervisión del siste-

ma a la brevedad. Agilizar procedimientos administrativos para titularización de docentes interinos en zona inhóspita por aplicación de la Ley N° 3267, modificatoria del artículo 7°, inciso 3° de la Ley N° 3122. Incorporar procedimientos de titularización para docentes que por razones estatutarias y atento su edad, no pueden participar en procesos de concurso”. Muy lejos de lo actuado hasta hoy en materia de titularizaciones. Respecto de la dimensión pedagógica, a los ponchazos se implementó una Transformación Educativa que no tuvo en cuenta el trabajo realizado por docentes, equipos técnicos y de supervisión desde el momento de la sanción de la Ley 26206, allá por 2006; se desaprovecharon recursos humanos formados y capacitados con fondos del estado provincial y nacional, a título de colocar en esos lugares “caras nuevas”, que tuvieron que empezar de cero y desconocieron todo lo actuado con anterioridad. Hoy, los equipos de conducción de las escuelas secundarias navegan la mar de la incertidumbre, debiendo resolver a su criterio cuando “las papas queman”, por falta de normativas, adecuaciones y criterios acordes a la nueva ley. Ni qué hablar de lo que realmente es la esencia de la educación, lo que sucede en las aulas: algunas escuelas ya implementaron la nueva caja curricular, otras no; los profesores pasan de un espacio a otro según ojo de buen cubero, nadie

sabe qué se debe dictar en cada espacio curricular nuevo. Y los alumnos y la calidad de la educación, bien gracias. Un síntoma de esta situación desconcertante podría ser el hecho de que en medio de lo más álgido de la implementación, renunciaran -aduciendo “razones personales”- los responsables provinciales de Educación Secundaria y de Educación Superior, los dos niveles más comprometidos en esta etapa. Y como frutilla del postre, o mejor dicho, como la punta de flecha que asestó el golpe mortal a la transformación, debe mencionarse la derrota electoral del partido gobernante el 13 de marzo. Entonces, cuando

se acude a los responsables de las diferentes áreas de Educación para conocer cuáles son los proyectos y acciones para 2011, la respuesta es la misma. “No queremos plantear nada nuevo, ni empezar con nuevos proyectos, sino dejar todo ordenado para la nueva gestión”. Y así transcurrirá el año, “esperando que pase”. Por lo tanto, los logros alcanzados hasta diciembre de 2009 en materia de preparación para la transformación educativa no se tuvieron en cuenta, porque los obtuvieron “los anteriores”. Y ahora no se hace nada nuevo “porque ya vienen los otros”. Y así transcurre la historia en este “país de nunca jamás” de la educación catamarqueña.

CARMEN GRIBOTT. Periodista. Correctora

Luego de lo expresado en esta página, creo que a las falencias de las políticas educativas de los funcionarios provinciales se suma un agravante no menor: el rol de los docentes. Si bien no puedo decir que esto se aplique a la totalidad de los educadores –que hay muchos buenos y que a diario dan muestras de su vocacióncreo que hoy por hoy la calidad educativa es una deuda de los docentes. Diez años atrás, la excusa era que las escuelas no tenían bibliotecas, que no tenían computadoras, que no tenían laboratorios…. Y más. Ahora todos esos elementos están, y el argumento es que los chicos no atienden, que son problemáticos, que las familias no colaboran… Y más. Pero nunca escuché a un docente decir “tengo que revisar lo que estoy haciendo en el aula, porque no obtengo resultados”. Siempre las razones del fracaso están en otro lugar.

Creo que así como se aplica desde hace años el ONE (Operativo Nacional de Evaluación de la Calidad Educativa) a los chicos de todo el país, debería pensarse en un operativo similar para evaluar la calidad de los docentes. Porque los logros y los fracasos tienen dos caras: el que aprende y el que enseña. Y no lo digo para que aquel que obtenga bajos porcentajes sea exonerado de su función, sino para que los resultados sirvan como insumo para readecuar la formación docente inicial y la capacitación docente en servicio. Y para que cuando llegue fin de año, la hoja de concepto no refleje para todos 40 puntos, porque es una falta de respeto a los docentes que estudian, se superan, se esfuerzan y disfrutan con su otra mitad –el alumno- en la tarea cotidiana.


16

Edici贸n especial - 1er aniversario - 03/08/2011


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Día tras día, El Esquiú.com se esfuerza para ofrecer un producto cada vez mejor a sus miles de lectores. Con esa premisa, se sumó a nuestras páginas PEPE ANGONOA, consagrado humorista gráfico, que publica diariamente un chiste de actualidad, y una tira de historieta bautizada “Pablito”, con las aventuras de un niño muy particular. Angonoa nació en Córdoba el 19 de febrero de 1963, está casado, es papá de dos hijos y estudió en la Escuela de Artes Aplicadas Lino E. Spilimbergo. Por esos tiempos, ganó el Salón de Humor Municipalidad de Córdoba (1986), el salón de Brikman y el de Cruz del Eje. Publicó en la mítica revista Hortensia (1987), ganó el primer premio Salón “Club Boca Juniors” (2002), luego llegarían innumerables publicaciones en medios como Eroticón, Humor Registrado, SexHumor, Río Revuelto, The Jornal of Silly (Inglaterra), Chocarreros (México), La Momia Roja (Chile), Az-Diez, El Cacerolazo, La Nación de los Chicos, La Murga, Humor y Juegos, diario Puntal, diario La Mañana de Córdoba, El Diario de Río Negro, Billiken, El Federal, diario abc Rural, Caras y Caretas, Humor con Voz y Chicos.cor de la Voz del Interior. Batracio amarillo y Dibus!de España,Acento Latino, El Suplemento, Identidad Latina, diario Hoy, Chicago, La voz de Denver, Dominican Times, La prensa Latina, Dos Mundos,El comercio, El vocero de Michigan, Atlanta Latino de EEUU,Diario “El latino”; “El nuevo ciudadano” y “ Sí” ( España) revista “ El Chamuco” (México), revista “ Mal humor”, el diario “El Telégrafo “ (Ecuador); la revista “Otro mundo es posible“ (España) y El Independiente y La Prensa (Canadá). Publicó más de 30 libros en Yammal Ediciones desde 2006 a la fecha y es miembro de “Periodistas sin fronteras” de España. Un auténtico lujo, que disfrutan todos nuestros lectores.

17


18

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Interviú SOLEDAD CRESPO CORPACCI. Periodista.

Hace un año, un 3 de agosto como hoy, empezaba mi vida de periodista. Hacía pocos meses que acababa de recibir mi título y apareció en mi nueva vida de profesional pertenecer a El Esquiú.com, un nuevo diario que prometía un cambio en la opinión pública de todos lo catamarqueños, como así también romper con el monopolio de la prensa gráfica. Comencé incursionando en el perio-

dismo policial y judicial; con el tiempo pasé a formar parte de la página de entrevistas, una sección con la que ninguno de los otros medios de la competencia cuenta. Mis primeras entrevistas se basaron en la teoría que uno adquiere cuando es estudiante, pero con el tiempo y con el intercambio de opiniones de tantas voces entrevistadas fui dándome cuenta de que ese esquema básico

del periodismo “pregunta - respuesta” era más que un simple cuestionario. Era una historia de vida, un reflejo de las distintas campanas que tiene nuestra comunidad, como también la posibilidad de salir a la luz voces que jamás fueron escuchadas. Hoy, en el primer aniversario de El Esquiú.com mi sección se ha convertido en mi manera de descubrir talentos, ideologías, oficios, políticas, personajes y personalidades únicas de nuestra Catamarca, que jamás pensé que existían. Aunque esta columna sea escrita desde un plano muy subjetivo, las entrevistas de El Esquiú.com han permitido que no sólo grandes figuras ocupen la plana de un matutino, sino también aquellos que representan a cada uno de los catamarqueños que día a día la pelean para seguir adelante; ya sea para poder mantener una familia, buscar un sueño o ser fiel a esa vocación que se siente de chico.

Tal ha sido la historia de “Don Rolo”, un hombre que hace 40 años alimenta a su familia lustrando zapatos a todo aquel que pasa por el centro capitalino y que ha visto pasar por sus manos manchadas de betún y su vista cansada el cambio de la provincia, mientras está sentado en la esquina de la vieja farmacia Minerva, ejerciendo un oficio que está al borde del olvido. Con todo esto, no pretendo convencerlos de mi postura sino tan sólo demostrar que no se necesita ser famoso, político, artista o una autoridad del Estado para que un periodista pretenda indagar acerca de su vida. Simplemente siendo una ama de casa, padre de 8 hijos, una mujer herrera o una misionera; todos podemos ser parte de las entrevistas de El Esquiú. com porque detrás de cada uno de los catamarqueños hay una historia y manera de vivir que impactan, interesan y cautivan al que las lee.

BATERIAS & NEUMATICOS Saluda al más joven de los diarios, en su primer año de vida, deseándole un largo y digno camino llevando la verdad como estandarte. Bartolomé de Castro 34 - Tel: 451615

URGENCIAS 15636378 pedidoscatamarca@hotmail.com

Saluda en su primer aniversario a El Esquiú.com, la nueva opción periodística de Catamarca.

Sarmiento 141 Tel: 434144 Sucursal Bartolomé de Castro 34 Tel. 451615 URGENCIAS 15636378

pedidoscatamarca@ hotmail.com

Todas las noticias, todas las voces. Un solo diario. Feliz primer aniversario El Esquiú.com


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Lápiz & lapicera

19

ENRIQUE MARTí. Corrector. FRANCO RUEDA. Dibujante.

Recuerdo el primer dibujo que presenté. Sólo podía pensar en las limitaciones que pudieran ponerme para la publicación. No sabía a lo que me tenía que enfrentar, lo que podía decir o no. Pero al llegar con mis dibujos, me encontré con un grupo de trabajo con una mentalidad abierta, cálida y cooperativa, que me abrió las puertas para poder difundir mis dibujos, técni-

cas, y perspectivas de las noticias, y de esta forma explorar mi potencial. Estoy agradecido por tener la oportunidad de sentirme parte de un equipo de trabajo que mantiene informada a Catamarca desde hace ya un año, sin transfigurar la verdad. Porque si olvidamos la esencia de la verdad, seremos mentira.

En las oficinas de redacción de Diario El Esquiú, día a día se cocina artesanalmente un nexo entre los sucesos y el pueblo. La intención es obvia, informar, pero las opciones para hacerlo son múltiples, y este diario escoge siempre la honestidad, el compromiso, la seriedad. Esta labor es sacrificada, amerita perseguir de cerca la información diaria, que fluye en un cauce vertiginoso y que no contempla descansos. Sin embargo, la vocación del equipo que conforma este medio hace absolutamente grata esta misión. Nadie evade el esfuerzo y todos, poniéndose la camiseta, reman hacia un mismo objeti-

vo: ofrecer un producto digno. Las jornadas se suceden en un marco de fraternidad y buen humor, donde la rutina no pesa y la compañía de tantos excelentes profesionales genera inevitablemente el crecimiento personal. Este 3 de agosto se cumple un año del nacimiento de este proyecto informativo que se abrió paso sobre la base de lucha en la sociedad catamarqueña, y del cual, cada día más, me enorgullezco de ser parte.


20

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Detrás de la lente (I)

El Esquiú.com está por nacer, la calle lo grita.

Susto, miedo y llanto.

Monseñor Osmar Elmer Miani. Trabajadores contratados, unidos en la exigencia por la dignidad e igualdada de trato laboral.

Vocación por el valor.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

JOSE MAIJA. Fotógrafo

Hace un año acepté un desafío, el desafío del cambio, de lo nuevo, el desafío de trabajar con libertad, sin limitaciones para mostrar lo que ocurre en nuestra provincia, sin censuras. El esfuerzo no fue en vano; hoy puedo decir con plena satisfacción y orgullo que trabajar en El Esquiú.com fue la mejor decisión que pude tomar, ya que puedo desarrollarme personal y profesionalmente y mi trabajo es plenamente valorado, reconocido por todos mis compañeros y fundamental-

Adiós Guido.

Talleres de Apane.

mente por los lectores, que suman día a día muestras de gratitud por mostrar la realidad tal como sucede. Hoy el desafío continúa. El haber superado los objetivos para este primer año nos compromete a redoblar esfuerzos para un nuevo año, para mejorar aún mas y continuar creciendo, con esfuerzo y dedicación, sin olvidar el objetivo principal, difundir la verdad sin censuras.

21


22

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Análisis semanal

DOMINGOS: Una mirada propia sobre los diferentes ámbitos del acontecer nacional. Noticias, análisis, informes y opinión. Una publicación de lujo que enriquece las ediciones dominicales de El Esquiú.com. MARTES: Millones de ejemplares vendidos alrededor del mundo hicieron de Newsweek una revista de prestigio mundial. Los lectores de El Esquiú.com la reciben gratis todas las semanas.

SABADOS: El espectáculo, la actualidad, los reportajes y los clásicos contenidos que hicieron de 7 Días una revista tradicional, también llegan gratis para los lectores de El Esquiú.com.

REEDICION: Obra del historiador Raúl Caro, entregada en fascículos coleccionables.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

23

Nuestras publicaciones

JUEVES: El futuro de la minería analizado por expertos.

A DIARIO: Las actividades deportivas de los profesionales.

VERANO: Todas las opciones de turismo en vacaciones.

VIERNES: Los jóvenes valores del futuro comienzan a escribir su pequeña historia deportiva.

EDICIONES ESPECIALES

LUNES: Las glorias y pasiones del ayer aún son posibles revivirlas.


24

Edici贸n especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Detr谩s de la lente (II)

La fe, la pasi贸n, la queja y el arte, todo lo ven los ojos del reportero gr谩fico.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

RODOLFO CONTRERAS. Fotógrafo

Me resulta complejo analizar el primer año de Diario El Esquiú, teniendo en cuenta que tengo 33 años en la profesión. Lo primero para destacar es que esto lo hago por vocación, pero hacía mucho tiempo que no estaba en un medio gráfico, pasaron diez años. Encontré un lugar donde se respira un aire familiar, y se siente un clima de compañerismo. En lo particular me toca cubrir mayormente las actividades deportivas, que son bastante intensas y que movilizan a un gran número de catamarqueños. También siguen existiendo muchos accidentes de motos todos los días.

Creo que esto se debe a que hay un gran parque de motocicletas y no hay medidas preventivas para evitar los múltiples choques que cubrimos diariamente. Creo que este es un diario para todos y la posibilidad de la inmediatez que nos da la página digital hace que nuestro trabajo sea más exigente y a la vez nos permite informar lo que la gente quiere ver. Esto recién empieza y tiene mucho que brindarle a esta sociedad. La fotografía es el ojo de la gente para saber lo que pasa, y El Esquiú está donde la gente quiere.

La competencia deportiva y la realidad cotidiana del vecino, matices de la información diaria que son atrapados por la lente profesional, documentando la vida de los catamarqueños a través de las páginas del diario.

25


26

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Diseño

FEDERICO VAN STADEN. Diseñador Gráfico.

NICOLAS REYNOSO. Diseñador gráfico. Coordinador gral.

Muchas cosas pasan por la cabeza a la hora de preparar este escrito, muchos son los años trabajando en diferentes diarios, comencé en San Nicolás, Buenos Aires ¡¡en el siglo pasado!!!, con la gráfica tradicional, empujada ésta por la aparición temprana de las computadoras y la promesa de hacer más ágil el trabajo. Es la segunda vez que me encuentro en una posición de privilegio, estar desde el momento mismo de la gestación de un diario. Vivir todas las dudas previas, desarrollar la forma estética del producto, cómo estará distribuido su contenido, la pelea con los periodistas por el espacio para sus notas, el mismo espacio que reclama el área comercial para los avisos, los fotógrafos que buscan destacar sus imágenes y no sean recortadas por la falta de ese preciado lugar. Hay días que las páginas tendrían que ser de goma. Empezado el tercer milenio, parece hasta ilógico fundar un diario en papel, cuando la tecnología digital nos muestra videos de alta definición, internet, posición satelital referenciada, videoconferencia y menú a la carta de noticias en nuestro celular. Siguiendo el camino de las transformaciones, los empresarios decidieron que El Esquiú. com papel, tenga su contraparte El Esquiú.com digital, una misma raíz, un mismo proyecto, pero sólo el tiempo y la historia marcarán el camino de cada uno.

Los catamarqueños deben sentirse orgullosos de que en esta tierra exista una diversidad tan amplia y populosa de medios de comunicación. Muestran que vamos hacia un horizonte de entendimiento y convivencia respetando las ideas de quienes no piensan como uno. Al igual que el nacimiento de un hijo, los primeros años de vida son los más importantes, los veremos desarrollar su carácter, su estilo y personalidad. Como en todo hijo sus padres velan por el crecimiento, está en nosotros como equipo dar todo el esfuerzo posible, buscar alternativas a los problemas, soluciones a los conflictos, apoyar al que recién empieza, aceptar la crítica y remar todos en una misma dirección. Para estar al frente, entre los medios periodísticos, se impone trabajar con calidad, profesionalismo, criterio periodístico, pero fundamentalmente no perder de vista el objetivo que nos trajo hasta aquí: brindar información despojada de segundas intenciones, sean éstas económicas o políticas. Permitirle al lector sacar sus propias conclusiones, contribuir a la formación y educación de la sociedad, porque un medio periodístico no sólo informa, también forma al ciudadano.

Por tratarse de un diario joven, llegó a esta provincia para ocupar un lugar importante y necesario en el periodismo gráfico local y brindar un servicio informativo completo y veraz a la población catamarqueña. Estos objetivos se logran , gracias al esfuerzo conjunto de un grupo humano unido y comprometido día a día.  Estoy orgulloso y contento de pertenecer a El Esquiú. com que hoy cumple su primer año, un diario con mucho futuro.

El Diseño es unos de los pilares importantes que conforman a este diario, junto a nuestros clientes que confían en nosotros para promocionar sus empresas. Junto al diario y nuestros cliente creceremos.

GUSTAVO adolfo PAEZ. Diseñador gráfico

“Ser o no ser, esa es la cuestión”, bien por mi parte estoy mas que agradecido con Dios por la bendición que fué el poder “SER” y estar dentro del staff de un nuevo medio de comunicación que se venía gestando hasta dar a luz el 3 de agosto de 2.010. Luego de que el día 1 de julio de ese mismo año fuera despedido de mi anterior empleo, la bondad de Él se mostró cuando el día 16 del mismo mes fuí aceptado aquí, en mi nueva casa. Durante este tiempo he conocido a varios profesionales de alma a quienes admiro y respeto, personas comunes y corrientes con un objetivo, informar y ser veraces. Este grupo de personas que formamos la familia de El Esquiú.com quere-

mos agradecerle a usted porque es el responsable de nuestra continuidad. Estoy seguro que vamos a cumplir un lustro, una decada y muchos años más para estar, como dije antes, informando y siendo veraces emulando de alguna manera al hombre de quien tomó nombre este diario. Va a ser muy agradable poder contarle a mis nietos, bisnietos y demás y decirles yo estuve allí cuando El Esquiú.com nació.


27

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Historia Por Odorico Odorico Antonio Esquiú y Medina fue el único hermano varón de fray Mamerto. Nació en Piedra Blanca el 14 de junio de 1828 -dos años después del célebre fraile- y murió en Salta el 31 de enero de 1901. Cartas de sus hermanas Rosa, Justa, Josefa y Marcelina, como del mismo Mamerto, y otros documentos históricos, muestran a Odorico no sólo como un hermano ejemplar, sino como una persona de extraordinarios valores. Las cartas familiares hablan del amparo, dedicación y comprensión que dispensaba a propios y extraños. Y se lo encuentra en hechos históricos como el haber sido prisionero de Felipe Varela en Salta. Cuando éste se enteró de que era hermano de fray Mamerto, inmediatamente lo liberó y lo hizo escoltar hasta su casa. Cuando muere Fray Mamerto, en 1883, llevan su cuerpo al hospital San Roque de Córdoba donde le realizan la autopsia porque se sospechaba un envenenamiento, pero no hallan signos de ello, y con gran sorpresa encuentra que su corazón estaba incorrupto. Odorico, que llegó de Salta, fue informado de los pormenores del fallecimiento y de que el corazón de su hermano permanecía intacto. Ya con esta reliquia en su poder, decidió cumplir con el

deseo de fray Mamerto, de que su corazón esté en Catamarca. Entonces lo entregó bajo custodia de los frailes del convento de San Francisco de Catamarca quienes lo tuvieron hasta 2008 cuando fue robado y no volvió a saberse de esta reliquia. Seis años después de la muerte de Mamerto, en 1889, Odorico junto a otras reconocidas personas de Catamarca buscaron la gruta donde fue encontrada la venerada imagen de la Virgen del Valle, siguiendo datos históricos y referencias geográficas. Y fue Odorico el que elevó un informe del descubrimiento de la Gruta, indicando que se encontraron varias candilejas o lamparillas con sus mechas, y había restos de cebo y cera quemadas desde luego muy antiguas. Estas referencias determinaron que esa gruta donde fueran encontradas era la Casita de la Virgen, pues eran un testimonio de que a través de estos elementos se le rendía honores a la Virgen del Valle. En 1963 se realizó la película “Esquiú, una luz en el sendero” en la que Hugo Mugica asumió el papel de Mamerto y Jorge Barreiro encarnó a Odorico. Muchas referencias familiares y públicas indican que Odorico Esquiú fue una persona de gran valía. Por

eso, podríamos decir que el nombre de nuestro diario es también por Odorico, santazo como su célebre y

amado hermano Mamerto. Orieta Vera


28

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Periodismo, el mejor oficio del mundo A una universidad colombiana se le preguntó cuáles son las pruebas de aptitud y vocación que se hacen a quienes desean estudiar periodismo y la respuesta fue terminante: “Los periodistas no son artistas”. Estas reflexiones, por el contrario, se fundan precisamente en la certidumbre de que el periodismo escrito es un género literario. Hace unos cincuenta años no estaban de moda las escuelas de periodismo. Se aprendía en las salas de redacción, en los talleres de imprenta, en el cafetín de enfrente, en las parrandas de los viernes. Todo el periódico era una fábrica que formaba e informaba sin equívocos, y generaba opinión dentro de un ambiente de participación que mantenía la moral en su puesto. Pues los periodistas andábamos siempre juntos, hacíamos vida común, y éramos tan fanáticos del oficio que no hablábamos de nada distinto que del oficio mismo. El trabajo llevaba consigo una amistad de grupo que inclusive dejaba poco margen para la vida privada. No existían las juntas de redacción institucionales, pero a las cinco de la tarde, sin convocatoria oficial, todo el personal de planta hacía una pausa de respiro en las tensiones del día y confluía a tomar el café en cualquier lugar de la redacción. Era una tertulia abierta donde se discutían

en caliente los temas de cada sección y se le daban los toques finales a la edición de mañana. Los que no aprendían en aquellas cátedras ambulatorias y apasionadas de veinticuatro horas diarias, o los que se aburrían de tanto hablar de los mismo, era porque querían o creían ser periodistas, pero en realidad no lo eran. El periódico cabía entonces en tres grandes secciones: noticias, crónicas y reportajes, y notas editoriales. La sección más delicada y de gran prestigio era la editorial. El cargo más desvalido era el de reportero, que tenía al mismo tiempo la connotación de aprendiz y cargaladrillos. El tiempo y el mismo oficio han demostrado que el sistema nervioso del periodismo circula en realidad en sentido contrario. Doy fe: a los diecinueve años -siendo el peor estudiante de derecho- empecé mi carrera como redactor de notas editoriales y fui subiendo poco a poco y con mucho trabajo por las escaleras de las diferentes secciones, hasta el máximo nivel de reportero raso. La misma práctica del oficio imponía la necesidad de formarse una base cultural, y el mismo ambiente de trabajo se encargaba de fomentarla. La lectura era una adicción laboral. Los autodidactas suelen ser ávidos y rápidos, y los de aquellos

tiempos lo fuimos de sobra para seguir abriéndole paso en la vida al mejor oficio del mundo... como nosotros mismos lo llamábamos. Alberto Lleras Camargo, que fue periodista siempre y dos veces presidente de Colombia, no era ni siquiera bachiller. La creación posterior de las escuelas de periodismo fue una reacción escolástica contra el hecho cumplido de que el oficio carecía de respaldo académico. Ahora ya no son sólo para la prensa escrita sino para todos los medios inventados y por inventar. Pero en su expansión se llevaron de calle hasta el nombre humilde que tuvo el oficio desde sus orígenes en el siglo XV, y ahora no se llama periodismo sino Ciencias de la Comunicación o Comunicación Social. El resultado, en general, no es alentador. Los muchachos que salen ilusionados de las academias, con la vida por delante, parecen desvinculados de la realidad y de sus problemas vitales, y prima un afán de protagonismo sobre la vocación y las aptitudes congénitas. Y en especial sobre las dos condiciones más importantes: la creatividad y la práctica. La mayoría de los graduados llegan con deficiencias flagrantes, tienen graves problemas de gramática y ortografía, y dificultades para una

comprensión reflexiva de textos. Algunos se precian de que pueden leer al revés un documento secreto sobre el escritorio de un ministro, de grabar diálogos casuales sin prevenir al interlocutor, o de usar como noticia una conversación convenida de antemano como confidencial. Lo más grave es que estos atentados éticos obedecen a una noción intrépida del oficio, asumida a conciencia y fundada con orgullo en la sacralización de la primicia a cualquier precio y por encima de todo. No los conmueve el fundamento de que la mejor noticia no es siempre la que se da primero sino muchas veces la que se da mejor. Algunos, conscientes de sus deficiencias, se sienten defraudados por la escuela y no les tiembla la voz para culpar a sus maestros de no haberles inculcado las virtudes que ahora les reclaman, y en especial la curiosidad por la vida. Es cierto que estas críticas valen para la educación general, pervertida por la masificación de escuelas que siguen la línea viciada de lo informativo en vez de lo formativo. Pero en el caso específico del periodismo parece ser, además, que el oficio no logró evolucionar a la misma velocidad que sus instrumentos, y los periodistas se extraviaron en el laberinto de una tecnología disparada sin control hacia el futuro. Es


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

decir, las empresas se han empeñado a fondo en la competencia feroz de la modernización material y han dejado para después la formación de su infantería y los mecanismos de participación que fortalecían el espíritu profesional en el pasado. Las salas de redacción son laboratorios asépticos para navegantes solitarios, donde parece más fácil comunicarse con los fenómenos siderales que con el corazón de los lectores. La deshumanización es galopante. No es fácil entender que el esplendor tecnológico y el vértigo de las comunicaciones, que tanto deseábamos en nuestros tiempos, hayan servido para anticipar y agravar la agonía cotidiana de la hora del cierre. Los

principiantes se quejan de que los editores les conceden tres horas para una tarea que en el momento de la verdad es imposible en menos de seis, que les ordenan material para dos columnas y a la hora de la verdad sólo les asignan media, y en el pánico del cierre nadie tiene tiempo ni humor para explicarles por qué, y menos para darles una palabra de consuelo. “Ni siquiera nos regañan”, dice un reportero novato ansioso de comunicación directa con sus jefes. Nada: el editor que antes era un papá sabio y compasivo, apenas si tiene fuerzas y tiempo para sobrevivir él mismo a las galeras de la tecnología. Creo que es la prisa y la restricción del espacio lo que ha minimizado el reportaje, que siempre tuvimos como el género estrella, pero que es también el que requiere más tiempo, más investigación, más reflexión, y un dominio certero del arte de escribir. Es en realidad la reconstitución minuciosa y verídica del hecho. Es decir: la noticia completa, tal como sucedió en la realidad, para que el lector la conozca como si hubiera estado en el

lugar de los hechos. Antes que se inventaran el teletipo y el télex, un operador de radio con vocación de mártir capturaba al vuelo las noticias del mundo entre silbidos siderales, y un redactor erudito las elaboraba completas con pormenores y antecedentes, como se reconstruye el esqueleto entero de un dinosaurio a partir de una vértebra. Sólo la interpretación estaba vedada, porque era un dominio sagrado del director, cuyos editoriales se presumían escritos por él, aunque no lo fueran, y casi siempre con caligrafías célebres por lo enmarañadas. Directores históricos tenían linotipistas personales para descifrarlas. Un avance importante en este medio siglo es que ahora se comenta y se opina en la noticia y en el reportaje, y se enriquece el editorial con datos informativos. Sin embar-

29

go, los resultados no parecen ser los mejores, pues nunca como ahora ha sido tan peligroso este oficio. El empleo desaforado de comillas en declaraciones falsas o ciertas permite equívocos inocentes o deliberados, manipulaciones malignas y tergiversaciones venenosas que le dan a la noticia la magnitud de un arma mortal. Las citas de fuentes que merecen entero crédito, de personas generalmente bien informadas o de altos funcionarios que pidieron no revelar su nombre, o de observadores que todo lo saben y que nadie ve, amparan toda clase de agravios impunes. Pero el culpable se atrinchera en su derecho de no revelar la fuente, sin preguntarse si él mismo no es un instrumento fácil de esa fuente que le transmitió la información como quiso y arreglada como más le convino. Yo creo que sí: el mal periodista piensa (Cont. pág. 30)


30

Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Periodismo, el mejor... que su fuente es su vida misma -sobre todo si es oficial- y por eso la sacraliza, la consiente, la protege, y termina por establecer con ella una peligrosa relación de complicidad, que lo lleva inclusive a menospreciar la decencia de la segunda fuente. Aun a riesgo de ser demasiado anecdótico, creo que hay otro gran culpable en este drama: la grabadora. Antes de que ésta se inventara, el oficio se hacía bien con tres recursos de trabajo que en realidad eran uno sólo: la libreta de notas, una ética a toda prueba, y un par de oídos que los reporteros usábamos todavía para oír lo que nos decían. El manejo profesional y ético de la grabadora está por inventar. Alguien tendría que enseñarles a los colegas jóvenes que la casete no es un sustituto de la memoria, sino una evolución de la humilde libreta de apuntes que tan buenos servicios prestó en los orígenes del oficio. La grabadora oye pero no escucha, repite -como un loro digital- pero no piensa, es fiel pero no tiene corazón, y a fin de cuentas su versión literal no será tan confiable como la de quien pone atención a las palabras vivas del interlocutor, las valora con su inteligencia y las califica con su moral. Para la radio tiene la enorme ventaja de la literalidad y la inmediatez, pero muchos entrevistadores no escuchan las respuestas por pensar en la pregunta siguiente. La grabadora es la culpable de la magnificación viciosa de la entrevista. La radio y la televisión, por su naturaleza misma, la convirtieron en el género supremo, pero también la prensa escrita parece compartir la idea equivocada de que la voz de la verdad no es tanto la del periodista que vio como la del entrevistado que declaró. Para muchos redactores de periódicos la transcripción es la prueba de fuego: confunden el sonido de las palabras, tropiezan con la semántica, naufragan en la ortografía y mueren por el infarto de la sintaxis. Tal vez la solución sea que se vuelva a la pobre libretita de notas para que el periodista vaya editando con su inteligencia a medida que escucha, y le deje a la grabadora su verdadera categoría de testigo invaluable. De todos modos, es un

consuelo suponer que muchas de las transgresiones éticas, y otras tantas que envilecen y avergüenzan al periodismo de hoy, no son siempre por inmoralidad, sino también por falta de dominio profesional. Tal vez el infortunio de las facultades de Comunicación Social es que enseñan muchas cosas útiles para el oficio, pero muy poco del oficio mismo. Claro que deben persistir en sus programas humanísticos, aunque menos ambiciosos y perentorios, para contribuir a la base cultural que los alumnos no llevan del bachillerato. Pero toda la formación debe estar sustentada en tres pilares maestros: la prioridad de las aptitudes y las vocaciones, la certidumbre de que la investigación no es una especialidad del oficio sino que todo el periodismo debe ser investigativo por definición, y la conciencia de que la ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodismo como el zumbido al moscardón. El objetivo final debería ser el retorno al sistema primario de enseñanza mediante talleres prácticos en pequeños grupos, con un aprovechamiento crítico de las experiencias históricas, y en su marco original de servicio público. Es decir: rescatar para el aprendizaje el espíritu de la tertulia de las cinco de la tarde. Un grupo de periodistas independientes estamos tratando de hacerlo para toda la América Latina desde Cartagena de Indias, con un sistema de talleres experimentales e itinerantes que lleva el nombre nada modesto de Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano. Es una experiencia piloto con periodistas nuevos para trabajar sobre una especialidad específica -reportaje, edición, entrevistas de radio y televisión, y tantas otras- bajo la dirección de un veterano del oficio. En respuesta a una convocatoria pública de la Fundación, los candidatos son propuestos por el medio en que trabajan, el cual corre con los gastos del viaje, la estancia y la matrícula. Deben ser menores de treinta años, tener una experiencia mínima de tres, y acreditar su aptitud y el grado de dominio de su especialidad con muestras de las que ellos

mismos consideren sus mejores y sus peores obras. La duración de cada taller depende de la disponibilidad del maestro invitado -que escasas veces puede ser de más de una semana-, y éste no pretende ilustrar a sus talleristas con dogmas teóricos y prejuicios académicos, sino foguearlos en mesa redonda con ejercicios prácticos, para tratar de transmitirles sus experiencias en la carpintería del oficio. Pues el propósito no es enseñar a ser periodistas, sino mejorar con la práctica a los que ya lo son. No se hacen exámenes ni evaluaciones finales, ni se expiden diplomas ni certificados de ninguna clase: la vida se encargará de decidir quién sirve y quién no sirve. Trescientos veinte periodistas jóvenes de once países han participado en veintisiete talleres en sólo año y medio de vida de la Fundación, conducidos por veteranos de diez nacionalidades. Los inauguró Alma Guillermoprieto con dos talleres de crónica y reportaje. Terry Anderson dirigió otro sobre información en situaciones de peligro, con la colaboración de un general de las Fuerzas Armadas que señaló muy bien los límites entre el heroísmo y el suicidio. Tomás Eloy Martínez, nuestro cómplice más fiel y encarnizado, hizo un taller de edición y más tarde otro de periodismo en tiempos de crisis. Phil Bennet hizo el suyo sobre las tendencias de la prensa en los Estados Unidos y Stephen Ferry lo hizo sobre fotografía. El magnífico Horacio Bervitsky y el acucioso Tim Golden exploraron distintas áreas del periodismo investigativo, y el español Miguel Ángel Bastenier dirigió un seminario de periodismo internacional y fascinó a sus talleristas con un análisis crítico y brillante de la prensa europea. Uno de gerentes frente a redactores tuvo resultados muy positivos, y soñamos con convocar el año entrante un intercambio masivo de experiencias en ediciones dominicales entre editores de medio mundo. Yo mismo he incurrido varias veces en la tentación de convencer a los talleristas de que un reportaje magistral puede ennoblecer a la prensa con los gérmenes diáfanos de la poesía. Los beneficios cosechados hasta

ahora no son fáciles de evaluar desde un punto de vista pedagógico, pero consideramos como síntomas alentadores el entusiasmo creciente de los talleristas, que son ya un fermento multiplicador del inconformismo y la subversión creativa dentro de sus medios, compartido en muchos casos por sus directivas. El solo hecho de lograr que veinte periodistas de distintos países se reúnan a conversar cinco días sobre el oficio ya es un logro para ellos y para el periodismo. Pues al fin y al cabo no estamos proponiendo un nuevo modo de enseñarlo, sino tratando de inventar otra vez el viejo modo de aprenderlo. Los medios harían bien en apoyar esta operación de rescate. Ya sea en sus salas de redacción, o con escenarios construidos a propósito, como los simuladores aéreos que reproducen todos los incidentes del vuelo para que los estudiantes aprendan a sortear los desastres antes de que se los encuentren de verdad atravesados en la vida. Pues el periodismo es una pasión insaciable que sólo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad. Nadie que no la haya padecido puede imaginarse esa servidumbre que se alimenta de las imprevisiones de la vida. Nadie que no lo haya vivido puede concebir siquiera lo que es el pálpito sobrenatural de la noticia, el orgasmo de la primicia, la demolición moral del fracaso. Nadie que no haya nacido para eso y esté dispuesto a vivir sólo para eso podría persistir en un oficio tan incomprensible y voraz, cuya obra se acaba después de cada noticia, como si fuera para siempre, pero que no concede un instante de paz mientras no vuelve a empezar con más ardor que nunca en el minuto siguiente.

Discurso de Gabriel García Márquez ante la 52ª Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Los Ángeles, EE.UU., el 7 octubre 1996.


Edición especial - 1er aniversario - 03/08/2011

Tratamos de imaginarnos cómo se sienten... “CHIQUITOS” en Edad….!!!

“GRANDES” en los logros …!!!

FELIZ 1er AÑO Diario EL ESQUIÚ.COM Desde el Corazón de RADIO Valle Viejo

(...) Todas las dictaduras, de derechas y de izquierdas, practican la censura y usan el chantaje, la intimidación o el soborno para controlar el flujo de información. Se puede medir la salud democrática de un país evaluando la diversidad de opiniones, la libertad de expresión y el espíritu crítico de sus diversos medios de comunicación. Mario Vargas Llosa

Saludamos en su primer aniversario a El Esquiú. com, como generador de información y opinión, necesarios en el debate político para el crecimiento de la sociedad catamarqueña.

Cámara de Diputados de Catamarca

31


365 dĂ­as

mostrando la realidad de Catamarca

ANIVERSARIO  

EDICIÓN ESPECIAL 1ER ANIVERSARIO DE EL ESQUIÚ.COM