Issuu on Google+

Número 7 / Diciembre 2008 - Febrero 2009 Circula gratis suscriptores con El Espectador

O R U D O S R O D A I L I R

AP

entaja Les saca v vales a sus ri

750

“EL POLLO POLLO” DEL FREESTYLE

MOTOCARROS Directamente de la India


64 / CROMOS / MAYO 2 DE 2005


LA IMAGEN

RÉCORD GUINNESS La “Dream Big Bike”, diseñada por el estadounidense Gregory Dunham, durante su presentación. Cuenta con unas medidas de 3.42 metros de alto y 6.20 de largo, con 500 caballos de potencia. Fue incluida en el Libro de los Récords Guinness, por ser una de las más grandes que se han fabricado en el mundo. MAYO 2 DE 2005 / CROMOS / 65


A TODA PRUEBA

PARA

JUGAR

DURO La Aprilia Dorsoduro 750 toma ventaja de sus más cercanos rivales gracias a su diseño, agilidad y potencia. Ideal en la ciudad y fuera de ella.

POR JORGE CÁROM

66 / CROMOS / MAYO 2 DE 2005

REVISTA MOTOS 04


Si hay algo

que no oculta la Aprilia Dorsoduro 750 es su sangre italiana. Estilizada y potente, como la gran mayoría de los autos y motos íconos del país europeo, obtiene una de las más altas calificaciones dentro de la categoría de las Supermotard. Es, sin duda, una excelente opción para los aficionados a las motos de verdad. Ágil, compacta, agresiva y con un diseño espectacular, es sumamente divertida de conducir dentro y fuera de la ciudad; características indispensables para competir, e incluso sobrepasar, a otras motocicletas que se ubican dentro de esta categoría. La Dorsoduro 750 es el resultado de la experiencia que la firma italiana posee en el Campeonato del Mundo de Supermotard, por lo que su orientación es netamente deportiva, aunque permite ser usada en varios frentes. Compite con la Hypermotard de Ducati, la 990 de KTM o la HP2 Megamoto de BMW. La Aprilia está equipada con un motor bicilíndrico de cuatro tiempos, 750 centímetros cúbicos, 92 caballos de fuerza y presenta una relación motor/cilindrada como pocas en su categoría. Su mayor novedad está en su “TRIP-MAP”, un sistema electrónico que permite, aun con la moto en marcha, seleccionar tres opciones de conducción (sport, touring y rain) que buscan darle la posibilidad al conductor de dosificar la aceleración dependiendo de las necesidades del clima y el terreno. La opción sport permite las más altas y enérgicas prestaciones del motor. El nivel touring es ideal para situaciones de conducción más fluidas, mientras que la opción rain facilita el pilotaje sobre piso mojado o condiciones de baja adherencia. Aunque los “mapas de conducción” sorprenden, algunas consideraciones: la opción lluvia restringe la aceleración de forma un poco exagerada, motivo por el cual la moto pierde su esencia de Supermotard, aunque al final es lo que busca Aprilia con este sistema de “seguridad y precisión”. La opción “paseo” se comporta muy bien y es recomendable para cualquier persona que este iniciándose en con motos de alto cilindraje. También es adecuada para caminos desconocidos con características impredecibles. En el nivel “deportivo” es donde la Dorsoduro saca a relucir toda su esencia y, una vez se tenga el control de la moto, será la preferida por el piloto. Adicionalmente, la llave de la moto cuenta con un sistema de codificación que evita su encendido sui la llave no es la original. El funcionamiento general de las suspensiones es bueno y gracias a su largo recorrido es posible transitar sin problemas las carreteras colombianas. El diseño de la Dorsoduro es justo y necesario. Aunque casi no tiene plásticos, son suficientes para lograr una forma, agresiva y llamativa, como lo exige su origen italiano. MAYO 2 DE 2005 / CROMOS / 67


A TODA PRUEBA

JORGE CÁROM

FICHA TÉCNICA MOTOR Aprilia V90 Bicilíndrico en V longitudi-

nal a 90°, 4 tiempos, 749,9 cc, refrigerado por agua, distribución con doble árbol de levas en la culata accionado por un sistema mixto de engranajes y cadena, cuatro válvulas por cilindro, caja de 6 velocidades

RELACIÓN DE COMPRESIÓN

11: 1

POTENCIA MÁX. 67,3 kW (92 cv) a 8.750 rpm

ALIMENTACIÓN Sistema integrado de ges-

LA APRILIA está equipada con un motor bicilíndrico de cuatro tiempos, 750 centímetros cúbicos y 92 caballos de fuerza. .

tión del motor. Inyección con gestión de la abertura de las mariposas Ride by Wire

ENCENDIDO

Electrónico digital, integrado con la inyección

ESCAPE Sistema 2 in 1 realizado enteramente

en acero inoxidable con catalizador de tres vías y sonda Lambda (Euro 3)

LUBRICACIÓN: Por cárter húmedo EMBRAGUE Multidisco en baño de aceite con mando hidráulico.

CHASÍS Compuesto por tubos de acero unidos con tornillos de alta resistencia a secciones laterales de aluminio. Subchasís posterior desmontable. Amortiguador hidráulico regulable en extensión y precarga del muelle. Recorrido de la rueda 160 mm

FRENOS Doble disco flotante en acero inoxidable 320 mm. Pinzas radiales de cuatro pistones

LATIGUILLOS DE ACERO TRENZADO. TRAS.

APRILIA FRENOS

El equipo de frenos es muy llamativo a simple vista gracias a su excelente diseño. Con su disco de 320 mm al frente y de 240 mm atrás, el sistema es preciso pero bastante sensible, una condición de cuidado para pilotos poco experimentados: el problema no es detener la moto, es no detenerla bruscamente.

Disco de acero inox 320 mm. Pinza de un solo pistón.

NEUMÁTICOS En aleación de aluminio;

del.: 120/70 ZR 17 , tras.: 180/55 ZR 17

DIMENSIONES Longitud max 2.216 mm, Ancho max 905 mm (al manillar), Altura max 1185 mm (al cuadro de instrumentos), Altura asiento 870 mm.Peso en seco 186 Kg, Deposito 12 lt (autonomía > 200 km)

PRECIO $36.000.000 APRILIA AVENIDA 19 # 135-35 TELS: 612 3509 / 6120628 68 / CROMOS / MAYO 2 DE 2005 BOGOTÁ REVISTA MOTOS 06


SU MAYOR novedad está en su “TRIPMAP”, un sistema electrónico que permite seleccionar tres opciones de conducción.

LA DORSODURO COMPITE CON LA HYPERMOTARD DE DUCATI, LA 990 DE KTM O LA HP2 MEGAMOTO DE BMW.

APRILIA SUSPENSIÓN

Con la suspensión, Aprilia trae a relucir nuevamente la experiencia adquirida en el campeonato de Supermotard y en sus motos de enduro. Posee una suspensión delantera invertida de 43 mm y un monoamortiguador trasero que tiene como novedad reposar directamente en el basculante.

MAYO 2 DE 2005 / CROMOS / 69


INDUSTRIA

POR REDACCIÓN MOTOS

Estos vehículos, importados de la India, se pueden convertir en una gran alternativa para el servicio público en ciudades de menos de 50.000 habitantes.

70 / CROMOS / MAYO 2 DE 2005

REVISTA MOTOS 08


David Velásquez,

el jefe de la división de motocarros de Auteco, tiene autoridad moral para hablar sobre sus productos. Y la tiene no sólo porque su trabajo le obliga a tener un conocimiento sobre este tipo de vehículos, sino porque es su herramienta de transporte en su vida cotidiana en la ciudad de Medellín. “ Yo escogí un motocarro por varias razones. No tiene pico y placa, es muy económico y me permite moverme con facilidad por la ciudad. Además, he sentido que hay un respeto y admiración de la gente para este tipo de vehículos”. Pero si bien los motocarros podrían ser una alternativa de movilidad en las grandes ciudades, el objetivo de Auteco es mucho más ambicioso y está dirigido hacia el transporte público, en poblaciones de menos de 50.000 habitantes”. “El decreto 4125 del 29 de octubre, que reglamenta el servicio de transporte público mixto, nos abre una gran posibilidad y nos habilita para que nuestros motocarros, a través de una empresa formal, sean destinados para tal fin”, expresa Velásquez. Un ejemplo claro de la viabilidad y utilidad de los motocarros se da en Santa Fe de Antioquia, en donde con aval del alcalde, ya ruedan 60 carros. “La mayoría de nuestro productos ruedan en municipios alejados, pero con el nuevo decreto queremos ampliar nuestra cobertura. Es un vehículo seguro y económico, ideal para transportar pasajeros”. Estos motocarros, de marca Bajaj, son importados desde la India y se arman en la ciudad de Medellín, en tres versiones: una carpada, otra con techo de fibra de vidrio y la de más alta gama, que cuenta, además, con puertas laterales. El básico arranca en $9’190.000 y en cada versión aumenta $1’200.000. Están equipados con un motor de 172 c.c. de cuatro tiempos, acoplado a una caja de cuatro velocidades y reversa, que desarrolla 8.5 caballos a 4.000 rpm. Vienen con chasís y la suspensión es independiente, tipo McPherson. Se puede optar también por la versión a gas, con tanque de seis metros cúbicos. “Los motocarros han sido probados en diferentes condiciones. Por ejemplo, hicimos un viaje de Medellín a Barranquilla, con jornadas de 12 horas, con tan sólo $27.000. También lo hemos probado a más de 3.000 metros de altura, en Boyacá, y su comportamiento ha sido muy bueno. Por eso nuestra garantía es de seis meses o 10.000 kilómetros”, destaca Velásquez.

INTERIORMENTE se destaca por ser espaciosa y funcional.

MAYO 2 DE 2005 / CROMOS / 71


PERSONAJE

POR REDACCIÓN AUTOS FOTOS ÓMAR MEDINA

72 / CROMOS / MAYO 2 DE 2005

REVISTA MOTOS 10


Dúver Hernán Dúver Restrepo era un mecánico que a punta de esfuerzo y dedicación se ha convertido en uno de los exponentes más importantes del Freestyle en Colombia. DE MECÁNICO pasó a especialista en Freestyle.

Restrepo Restrepo nunca llegó a imaginar que gracias a las motos podría conocer diferentes partes del mundo y que con el tiempo se convertiría en uno de los mejores exponentes del freestyle en el país. De lo que si estaba seguro era de que su amor por estas máquinas le serviría para salir adelante en la vida y poder cumplir con muchos sueños e ilusiones. “Mi deseo era poder convertirme en practicante de motocross. Una vez vine a Bogotá y tuve la oportunidad de ver un show de Sebastián Mejía, de Rudy Waller y de un grupo de estadounidenses y españoles.Y desde ese momento me enamoré del freestyle”, recuerda ‘El Pollo’, como es reconocido Dúver en el ambiente de la motos. Al principio pensó que esa posibilidad estaba muy lejana, pero cuando llego a su pueblo, Andes (Antioquia), dedicó una parte de su tiempo en la construcción de unas rampas artesanales que le sirvieron de trampolín para hacer realidad sus deseos. “No tenían medidas reglamentarias. Yo no sabía cómo se saltaba ni en qué cambio se debía entrar. Pero a punta de caídas comencé a aprender. Practicaba como un loco y a los 20 días de haber comenzado, me inscribí para un show en la plaza de toros La Macarena de Medellín y pude saltar con las principales figuras de esta modalidad”, relata emocionado Dúver. “Era mi primera presentación ante tanto público. Me dañé la clavícula, pero no importó. Ese fue un paso muy importante para mí, porque a partir de ese momento todos comenzaron a enseñarme. Hoy en día puedo decir que ya me llaman para diferentes shows y que gracias al freestyle he estado en Venezuela, Perú y Ecuador. Mi objetivo es poder sacar la visa americana y estar en un evento en los Estados Unidos”. El apodo de ‘El Pollo’ le quedó después de una peluqueada.“Un carnicero me lo puso, porque después de una motilada me dijo que había quedado como un cara de pollo.Y ese apodo me ha servido para mis presentaciones.Yo tengo un tallercito de motos en Andes, pero a hora el freestyle me está ayudando para mantener a mi mamá”, afirma El ‘Pollo’, quien cree que para ser un practicante de esta modalidad hay que “tener mucho amor por el deporte, sangre fría, pero lo más importante, además de una buena moto: constancia y ganas de salir adelante”. Su objetivo es poder hacer los saltos de mayor técnica y para llegar a eso se entrena todos los días con dedicación.“Sé que en algún momento voy a llegar lejos. Sé que esto es lo que me gusta y cuando lo hago siento una sensación especial”, dice Dúver, quien en la final del Campeonato Internacional de Sonido, en Corferias, compartió show con uno de los grandes, el panameño Rudy Waller. Waller, uno de los pioneros del freestyle, y quienes e ha convertido en maestro de ‘El Pollo’, considera que “yo a Dúver lo veo muy bien. A él se le ve la pasión. Me siento muy orgulloso de haber sido parte de su desarrollo. Acá en Colombia la gente aprende muy rápido. Dúver va por el camino correcto”. Quien fuera campeón latinoamericano de motocross cuenta que en el 90 el freestyle era un deporte desconocido. “En Estados Unidos nos unimos un grupo de pilotos que nos gustaba saltar y nos dedicamos a hacer una serie de trucos. Lo que comenzó como un juego fue cobrando mucha fuerza y comenzamos a hacer exhibiciones en ferias y eventos. Hoy por hoy el freestyle es una de las disciplinas más importantes de los juegos extremos y me siento muy orgulloso de haber sido parte de los inicios”. MAYO 2 DE 2005 / CROMOS / 73


Revista Motos - El Espectador