Issuu on Google+

"GUILLES DE LA TOURETTE" Descripción del lenguaje coloquial. El síndrome de Guilles de la Tourete también conocido como enfermedad de los tics,es una enfermedad degenerativa rara que no se sabe aún qué la provoca, aunque en algunas familias se ha demostrado un patrón hereditario compatible con un rasgo autsómico recesivo. Fue descrita en 1885 por Guilles de la Tourette. La prevalencia ( número de casos de una enfermedad de una población) está entre 5 y 30 por 10000, sendo tres veces más frecuente en hombres que en mujeres.Se inicia en la infancia, alrededor de los 7 años. pero puede iniciarse en edades más tempranas, como los 2 años. En general, los síntomas son más severos durante la primera década de enfermedad y luego mejoran gradualmente. Se han descrito como síntomas prodrómicos ( signo precoz de un proceso o enfermedad en la evolución) la irritabilidad, la atención dispersa, la escasa tolerancia a la frustruación, que aparecen antes o coinciden con la aparición de los tics. Los tics consisten en movimientos rápidos, repetitivos e involuntarios de un grupo de músculos relacionados funcionalmente, que carecen de finalidad, y por una producción involuntaria de ruidos y palabras. Entonces, el trastorno de Guilles de la Tourette se caracteriza por tics motóres múltiples y uno o más tics vocales, que pueden aparecer simultaneamente o en diferentes periódos de la enfermedad. Estos tics, además, aparecen varias veces al día, casi todos los días, o a lo largo de un periódo de´más de un año. Algunas personas consiguen controlar o suprimir los tics, voluntariamente, durante minutos u horas, pero la mayoría los experimentan como irresistible.Pueden también atenuarse mediante la relajación o la concentración en una actividad.Aunque algunas personas los padecen mientras duermen, suelen desaparecer durante el sueño. El síntoma de iniciación más frecuente es el párpadeo, seguido por sacudidad de la cabeza o movimientos faciales. La mayoría de los síntomas motores complejos o vocales aparecen varios años después de los síntomas iniciales. Los tics corporales más frecuentes son aquellos que afectan a la cabeza y el cuello,como: gestod, arrugar l cuello, cerrar los ojos, subir las cejas, guiñar un ojo, arrugar la nariz, haver temblar las aletas de la nariz, contraer la boca, mostrar los dientes, morder los labios u otras partes, sacar la lengua, adelantar la mandibula inferior, cabecear, mover la cabeza, torcer el cuello, mirar a los labios y girar la cabeza. Con menos frecuencia aparecen los tics que afectan a las extremidades superiores: sacudir las manos o los brazoa, estirar los dedos, retorcer los dedos y apretar los puños. Tambiém se observab los tics que afectan al tronco y a las extremidades inferiores, como encoger los hombros, sacudir los pies, las rodillas, determinadas formas de caminar, retorcer el cuerpo y saltar. Existen otros tipos de tics que afectan a los sistema respiratorio y digestivo: hipo, suspiar, bostezar, aspirar, respiración exagerada, reuctar, chupar o hacer sonidos de saborear, carraspear. Aunque los tics pueden desaparecer temporalmente, están fuera del contral voluntario y el individuo experimenta un aumento de tensión emocional que solo se alivia cuando se ejecuta el tics. Los criterios diagnósticados del DSM IV son los siguientes: 1. En añgún momento, a lo largo de la enfermedad, ha habido tics motores múltiples y uno o más tics vocales, aunque no necesariamente de modo simultáneo. 2. Los tics aparecen varias veces al día, habitualmente en oleadas, casi a diario, o interminantemente a lo largo de un periódo superior a un año. Duarante este tiempo nunca hay un periódo sin tics de más de tres meses consecutivos. 3. el trastorno provoca un notable malestar o deterioro significativo a nivel social y laboral.


4. El síndrome se manifiesta antes de los 18 años de vida. 5. La alteración no se debe a los efectos directos de un fármaco. Es una enfermedad de larga duración aunque son posibles los periódos de remisión. A veces, el trastorno desaparece antes de la etapa adulta. Aunque en otros casos es progresiva y persistente. El pronóstico varia en función de los casos, ya que los símtomas cambian espontáneamente; poe ejemplo, disminuyen por mañana en el 40 por 100 de los pacientes; y en los meses de verano en el 19 por ciento.En cambio, aumentan con la ansiedad o cuando el paciente está con la familia.El tratamiento se basa en la psicoterapia. Se trabaja con técnicas que modificab el comportamiento y reducen la ansiedad. El tratamiento farmacológico se realiza fundamentalmente con antipsicóticos y antidepresivos.


Síndrome de Guilles de la Tourette