Issuu on Google+

Obsolescencia técnica Este tipo de obsolescencia es sin duda algo a lo que estamos acostumbrados. Se produce cuando aparece un producto que deja obsoleto a un producto anterior, por simplicidad, ergonomía, facilidad de uso, sostenibilidad u otros muchos motivos. Un ejemplo claro eran los trapos y barreños de fregar el suelo, que quedaron totalmente obsoletos cuando un inventor anónimo desarrolló la fregona. Un avance impresionante sobre el anterior método que lo convirtió completamente en obsoleto. También hemos visto esto recientemente con el paso del cassette a CD o de VHS a DVD.

Obsolescencia funcional Otra forma de hacer que un producto se vuelva obsoleto, que está directamente relacionada con lo anterior (a veces es incluso difícil discernir cuando un caso pertenece a una categoría u otra) es que la función que desempeñe ya no se desarrolle como cuando se compró. En esta categoría entran lápices, mecheros, velas, bombillas y objetos de índole parecida a los que se les asigna una duración determinada a partir de la cual, bien por motivos de resistencia de material o capacidad, el producto ha de ser sustituido.

Obsolescencia planificada Y por último, pero sin duda una de los más importantes, contamos con la gestión de la obsolescencia directamente desde las primeras fases del diseño del producto. Este tipo de obsolescencia se planifica de forma que el producto dure un número determinado de horas que coincidan, casualmente, con la aparición de los siguientes modelos del producto. Es por tanto una mezcla de los tipos especificados anteriormente donde, utilizando cualidades técnicas, se planifica la obsolescencia del producto. Un ejemplo claro de este tipo de planificación es el iPhone de Apple, en el que cada año contamos con una nueva funcionalidad irrelevante por sí misma, pero que si se la sumamos a que la batería ha dejado de funcionar (porque la vida útil ha sido diseñada en 300 cargas completas) al cabo de ese año, pues te anima a que necesites/consumas/demandes/desees la nueva versión (que a su vez cuenta con otros tipos de obsolescencia como la de estilo, funcional o técnica).


2__