Page 1

COMENTARIO DE TEXTO; “LO FATAL” DE RUBÉN DARÍO.

<< Dichoso el árbol que es apenas sensitivo,

El dolor del hombre, la repetición de las palabras “dolor” y se refuerza con la palabra “pesadumbre”

Evasión mediante la naturaleza

y más la piedra dura porque ésa ya no siente,

1

pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto, y el temor de haber sido y un futuro temor… y el espanto seguro de estar mañana muerto, y sufrir por la vida y por la sombra y por Metáfora de la muerte lo que no conocemos y apenas sospechamos,

EL MIEDO A LA MUERTE.

y la carne que tienta con sus frescos racimos, y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos, Pone énfasis con las exclamaciones

¡y no saber adónde vamos, Versos quebrados

ni de dónde venimos…! >>

MARCO HISTÓRICO. Este poema pertenece a la obra mayor de Rubén Darío “Cantos de vida y esperanza” (1905). Pertenece a la etapa que ya hemos comentado anteriormente, de la etapa madura del autor en la que comienza a expresarse de una forma más melancólica y amarga.

Ana López Veloso, Sara López Aracil y Elena García Domínguez.


TEMA PRINCIPAL. Tema principal  La desazón de la vida (aunque también se tratan temas como la soledad, la melancolía, la angustia, etc.

ESTRUCTURA. Interna: 1.- De los versos 1 al 4, se refleja la angustia que vive siendo consciente de la vida. 2.- De los versos 5 al 9 se muestra la incertidumbre de qué le deparará la vida, al saber que algún día morirá. 3.- De los versos 10 al 11 se puede ver como hay una antítesis entre la vida y la muerte. 4.- De los versos 12 al 14, el autor vuelve a tratar el tema de la angustia por la vida, pero con más ímpetu y para ello utiliza las exclamaciones. Externa: 1ª y 2ª parte (de los versos 1 al 4 y del 5 al 9); son serventesios de versos alejandrinos y bimembres (7 versos en cada uno). 3ª parte (de los versos 10 al 14); el serventesio de los últimos versos se fragmenta en dos pero uno contiene 9 sílabas o eneasílabo y el otro es de 7 sílabas o heptasílabos. *Los versos alejandrinos y eneasílabos no habían sido utilizados desde la Edad Media en el Mester de Clerecía. Rubén Darío los rescató, también como una forma de evasión al pasado. MÉTRICA. Es una métrica característica del modernismo ya que consta de tres estrofas: las dos primeras son serventesios de versos alejandrinos de rima consonante y alterna de esquema (ABAB – CDCD) y la última es otro serventesio pero el último verso, en vez de ser un alejandrino, se divide en dos, uno eneasílabo y uno heptasílabo (típicos modernistas), con esquema EFEF.

RITMO. El ritmo está muy definido porque acumulan muchos adjetivos y sustantivos. Ej. Piedra dura / Dolor grande.

Ana López Veloso, Sara López Aracil y Elena García Domínguez.

2


ANÁLISIS. En el primer apartado podemos ver una actitud pesimista ante la vida que se refuerza con la repetición del sustantivo dolor en el tercer verso. Además este dolor viene del mero hecho de estar vivo. Los apartados segundo y tercero son una enumeración de los males que suponen el vivir y que provocan la angustia existencial, siendo el peor, la certeza de la muerte. Otras de las características principales es el uso de recursos literarios como: -

Metáfora de la muerte: Por la vida / por la sombra.

-

Un simbolismo fónico: aliteración en s (dichoso, apenas, sensitivo, mas, esta, siente…) que juega con el sonido seseante para sugerir el silencio del no sentir.

-

También encontramos numerosos simbolismos como por ejemplo, los dos versos en los que concluye la tercera parte, aluden al sufrimiento de estar vivo (sentir) y ser consciente (no poder ignorar el dolor); o los racimos como símbolo de la tentación, la pasión, etc. También la palabra “árbol” y “piedra” es una forma de evasión que utiliza el autor, volviendo a la naturaleza.

-

Hipérbole: “el espanto seguro de estar mañana muerto/ y sufrir por la vida y por la sombra” (verso del 7 al 8)

-

Paralelismo: la repetición de la “y” al comienzo de los versos.

-

Polisíndeton:

-

Quiasmo: no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo.

-

Personificaciones, por ejemplo, en el verso 2 “más la piedra dura porque ésa ya no siente”

-

Antítesis: Por la vida / por la sombra; frescos racimos / fúnebres ramos; sensitivo / ya no siente.

“Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto, y el temor de haber sido y un futuro terror... Y el espanto seguro de estar mañana muerto, y sufrir por la vida y por la sombra […]”

Ana López Veloso, Sara López Aracil y Elena García Domínguez.

3

"Lo fatal" Comentario de texto.  

Rubén Darío.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you