Page 1

1

Escuela Normal para Educadoras de Guadalajara El sujeto y su formación profesional como docente 1ºD María Elena Castellanos Macías


2

Trayecto profesional de la maestra Amparito La maestra Amparo Osorio Romero, nació en el año de 1940. Su papá era abogado y su mamá maestra. Actualmente tiene 43 años como docente. Saliendo de la secundaria empezó a trabajar. Estudió en el Instituto Miguel Ángel en el Estado de México. En la mañana trabajaba como auxiliar de educadora y en la tarde iba a la escuela. Egresó en 1959 fue la segunda generación. Cuando tenía 19 años su papá le dio un carro en el que se trasportaba para ir al jardín de niños. En el tercer año de su carrera le ofrecieron un interinato en un jardín de niños, fue muy feliz, le dieron la categoría de maestra, pero fue donde vio la diferencia de la educación, los niños vivían como campesinos, sabían ordeñar, tomar camiones también sabían de la gran ciudad; entonces hizo su tesis, Con el título “El niño campesino del Valle de México” en el que proponía un nuevo tipo educación, porque ni era de la ciudad ni era del campo, ella está en contra de que toda la educación sea pareja, porque no es lo mismo los niños que conocemos (citadinos) nosotras que somos de Jalisco a los que están en Colima. Mandó su tesis a Rusia, España, Colombia, pero su mamá le dijo que no se iba a ir, ella ya tenía todo preparado, entonces no fue. Pero ahí se dio cuenta que era feliz en su profesión. Empezó a trabajar en un jardín de niños Refugio Soni en Iztapalapa, ya con plaza. El presidente López Mateos inauguró ese jardín de niños. Le cayó bien a la supervisora, como la maestra Amparito tenía carro la supervisora le pedía que la recogiera. De ahí se fue a trabajar a la Unidad Cuauhtémoc como auxiliar de trabajo social, se metía a los talleres con los muchachos, hacía censo con la población cercana, en la mañana trabajaba en el refugio Soni y en la tarde en la Unidad Cuauhtémoc. En 1965 Le hablan a su papá de Guadalajara para que se viniera como Jefe de departamento de Educación, así que se vinieron a Guadalajara, su papá le consigue el cambio de México a Guadalajara y empieza a trabajar en el jardín de niños República que estaba por la setenta. Vivían en los Arcos en Vallarta, en ese lapso se casa. Su marido es Mario Romero Castellanos con el que tuvo a sus seis hijos. Del jardín de niños donde estaba los cambiaron otro jardín que está enfrente del panteón de Mezquitán sólo estuvieron año y medio, de ahí se fueron a Francisco de Quevedo, le tocó con una directora grande, hicieron un arenero con una llanta de tractor, la supervisora le dijo que fuera a fundar un jardín, para la que fuera llegando le dijera como se debe trabajar.


3

Se fue a fundar jardín en la colonia Sta. Eduwiges en un local donde empacaban hojas de tamal, ahí también fue feliz. Tenía como tesorera a la persona que vendía menudo, para pagar la renta hicieron una kermes. De ahí se cambiaron a otra casita en Residencial la cruz, en Isla Rodas, le mandaron una educadora, después fue el candidato a presidente municipal Guillermo Vallarta Plata, al que le dijo que quería un terreno para la construcción, la maestra fue insistente para que le dieran el terreno y lo logró, le donaron un terreno cerca de Sta. Eduwiges, en ese tiempo había austeridad y pobreza en esa colonia, así que no exigía mucho a los niños. Su primo arquitecto le hizo los planos, ella fue a México para que se lo autorizaran pero no se lo concedieron. Dio la mitad del terreno para que lo construyeran porque ella no iba a poder pagar con cuotas de padres de familia la construcción del jardín. En la colonia había muchos niños, así que los iban a inscribir desde la cuatro de la mañana. Le construyeron más salones. El nombre del jardín es José R. Osorio, por el abuelo de la maestra Amparito, el cual se lo autorizaron porque aparecía Enciclopedia Británica como precursor de la educación de Jalisco. Tenía siete grupos en el turno matutino y ocho grupos en el turno vespertino. Tenía muy buen personal. Nos aconsejó que hay que entender y conocer la historia de vida de nuestros niños. No hablarles en diminutivo. La educación es para la vida, para vivir mejor. Su familia siempre la apoyó. Actualmente ya no es directora del jardín de niños, pero sigue ejerciendo como maestra en la Escuela Normal de Educadoras. En los obstáculos el amor a los niños la hizo seguir adelante. Es una mujer muy feliz, ejemplar, que nada la detiene, comprometida con la educación.


4

Resumen

El trayecto de la formación Los enseñantes entre la teoría y la Práctica Capítulo 2 La tarea de formarse El ejercicio de la profesión de enseñante ha estado subordinado a la adquisición de conocimientos y a la realización de cursos. Integrar el saber que se debe transmitir e iniciarse bajo control en la práctica de la clase es, el objetivo de esta formación: formación requerida, formación “dada” y “seguida”, formación sancionada, certificada por la obtención de un diploma o por cursos. La formación de los enseñantes surge de la problemática general de la formación. 1. EL ADVENIMIENTO DE LA FORMACIÓN La formación de los enseñantes, se inscribe en un contexto histórico y cultural que la subdetermina. La formación, que implica un trabajo del ser humano sobre él mismo, sus representaciones y sus conductas, viene a evocarse como el advenimiento 1 ineludible2 de

1

Llegada, venida o aparición, especialmente de un acontecimiento importante o de una época. https://www.google.com.mx 2 Que no puede ser eludido (Evitar una cosa con habilidad o astucia.) http://es.thefreedictionary.com/eludido


5

un orden de cosas. Como una ley natural que debe satisfacerse para lograr ser reconocido profesional y socialmente. La formación invade todos los dominios: uno de forma en múltiples actividades de esparcimiento, uno se forma en todos los niveles de responsabilidad, y a ser posible de forma permanente, desde la primera infancia hasta la última etapa de la tercera edad. De la formación uno espera el nacimiento a la “vida verdadera” La problemática de la formación de los enseñantes es la misma en cualesquiera que sean los contextos nacionales y las concepciones presentes. Se resume en, las insuficiencias de los sistemas de formación frente a las transformaciones que afectan el papel del enseñante y su función social: necesidad de una redefinición de los objetivos de la formación continua, de equilibrar formación científica y formación profesional, de ampliar formación pedagógica a una formación profesional que contemple aspectos de relaciones cooperativas e institucionales, iniciación a las nuevas tecnologías y metodologías acercando las relaciones entre la teoría y la práctica (puntos clave). La formación de los enseñantes es el lugar de mayor concentración ideológica. Las decisiones que pueden tomarse dentro de este campo tienen consecuencias profundas y a largo plazo sobre la orientación y el funcionamiento de todo el sistema educativo. Estas son decisiones técnicas y organizacionales. Son políticas. Política de la educación, que consiste en promover un conjunto de medidas organizadas con metas educativas. La formación como una función social de transmisión del saber, del saber-hacer o del saber-ser, que se ejerce en beneficio del sistema socioeconómico o de la cultura dominante. Será un juego de poder según la medida de los sometimientos y de las automatizaciones que suscite. Desde otra óptica, la formación como un proceso de desarrollo y de estructuración de la persona que lo lleva a cabo el doble efecto de una maduración interna y de posibilidades de aprendizajes, reencuentros y experiencias. Puede verse como una institución: dispositivo organizacional que está hecho de programas, de planes de estudio, de certificaciones y construcciones, también es, el lugar de una práctica, con sus normas, sus modelos, su propia tecnicidad, lenguaje fácilmente trivializable y sus practicantes, los formadores. Los formadores que desarrollan una acción en este espacio transicional y transaccional entre los conjuntos sociales y los individuos, que se perciben como agentes de cambio social o como incitadores de deseos o de proyectos personales. La efervescencia de lo imaginarios, la apertura a lo inesperado, la satisfacción de la aventura, es así como funciona la formación. 2. ESPECIFICIDAD DE LA FORMACIÓN DE LOS ENSEÑANTES La formación es un proceso de desarrollo individual tendiente a adquirir o perfeccionar capacidades. Incluye las etapas de la vida escolar con sus éxitos y sus fracasos, las capacitaciones programadas para esto o aquello, los caminos marcados e instrumentados que emprende obligatoria o facultativamente el trayecto de la formación. La noción de


6

formación toma su sentido cuando señala una acción reflexiva. Formarse el reflexionar para sí, para un trabajo sobre sí mismo, sobre situaciones, sobre sucesos, sobre ideas. Características de la formación de los enseñantes: A. Una formación doble El oficio de enseñante exige una formación científica, literaria o artística y una formación profesional (formación pedagógica) la cual se reconoce que incluye otros aspectos que se relacionan con la inserción institucional, con las tareas de concertación, de gestión, de orientación. Animación: Técnica pedagógica que tiende a facilitar los aprendizajes. B. Una formación profesional A diferencia de los médicos y de los abogados, el status profesional de los enseñantes no está establecido claramente y, en ocasiones, es discutible. Jean Piaget “El maestro de escuela no es considerado por los otros, ni, lo que es peor, por él mismo, como un especialista desde el doble punto de vista de las técnicas y de la creación científica, sino como el simple transmisor del saber en el nivel de cada uno”. El acto de enseñanza aparece como un acto banal que se efectúa dentro de la continuidad de una actividad especulativa o práctica. A aquel que sabe alguna cosa o sabe hacer alguna cosa, le parece fácil y natural el transmitirlo a otros. Fórmula socrática; “El profesor no enseña lo que sabe, sino lo que es”. C. Formación de formadores Funcionar en un segundo nivel. Una formación de formadores conduce a la antinomia educativa fundamental: formar sujetos autónomos. Se trata de suscitar en los futuros enseñantes el deseo y la energía necesarias para la construcción de un proyecto educativo que sea verdaderamente de su propiedad. Los enseñantes en formación son sometidos a fuertes tensiones, por el hecho de que la problemática y las prácticas de formación son para ellos tanto el objeto de estudio, de reflexión, de compromiso simbólico, como vivencias cotidianas de múltiples avatares en la realidad de la institución formadora. Conclusión personal Desde pequeños iniciamos nuestra formación y elegimos la profesión que más nos gusta o la mejor para nosotros, en este caso, nos estamos formando para enseñar a otros, seremos formadoras de futuros formadores. Nuestros formadores que son incitadores de deseos o de proyectos personales, después nosotras haremos lo mismo con nuestros alumnos, transmitiéndoles conocimientos y dando ejemplo con nuestra manera de ser y vivir. Entiendo también que hay que formar de manera dinámica en el que los niños puedan resolver los problemas y tengan su propio procedimiento, nosotras no debemos darles


7

todo, sino somos un apoyo para que aprendan e investiguen, lo cual todavía seguimos en este proceso en el que nosotras nos seguimos formando para formarlos a ellos. Este camino de formación no es fácil y nos encontraremos con más obstáculos, pero al final seremos profesionales en educación.

Cinema Paradiso Personajes: -Salvatore Di Vita (Totó): Director de cine. Desde niño mostró interés por el cine. Siempre lucho por él, aunque se lo prohibieran. Hombre decidido.

-Alfredo: Proyeccionista del cine. Amigo de Totó que lo ayudó en su proyecto de vida, era más que un amigo, le enseño como proyectar las películas, lo ayudó sin esperar nada a cambio, le daba consejos para afrontar los obstáculos de la vida.

-María (Mamá de Salvatore): Desesperada no sabía qué hacer con Salvatore cuando era niño, aunque ya no quería que Totó fuera al cine, lo apoyó en lo que a él le gustaba. Con el paso de los años ella se preocupaba por su hijo.

-Sacerdote Adelfio: Alguien con quien también convivió Totó, lo acompañaba por eso a Totó le gustaba el cine, porque el sacerdote de vez en cuando iba.

-Spaccafico: Dueño del cine, ganador de la lotería. Gracias a él, el pueblo no se quedó sin cine por un largo tiempo después del incendio y también ayudo a Totó a desarrollar sus habilidades y poner en práctica lo que Alfredo le había enseñado. Siendo un niño trabajaba en el cine y sabía manejar muy bien el proyector para reproducir las películas.

-Elena: El primer amor de Totó. Indecisa. Fue un parteaguas en la vida de Totó. -Ayudante del cine: No sabía leer pero apoyaba a Alfredo. -Maestra: Trataba mal a sus alumnos. -Hermana de Salvatore: No convivió mucho con ella. Pensaba que Totó no volvería. Habitantes de GianCarlo: Interesados por el cine, era una gran novedad, de diversión y entretenimiento.


8

La relación que encuentro de esta película con el curso es que muchas veces desde pequeños sabemos lo que queremos ser de grandes y hay personas que nos ayudan e impulsan para lograr el objetivo, la situación de vida no es un obstáculo para salir adelante, nosotros mismos nos ponemos las barreras o dejamos que esas barreras nos dominen, como Totó obedeció lo que le dijo Alfredo y llegó hacer una gran persona, olvidándose de todo y de todos, pero siempre le hizo falta su familia que muchas veces son nuestro apoyo para alcanzar nuestros objetivos. Es un ejemplo de historia de vida y elección vocacional.

El sujeto y su formación profesional como docente  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you