Page 1

1

MAYO 08


2

CENDAL


3

MAYO 08


JOSÉ GARCÍA DE CASTRO 1ºBACH

A LA VIRGEN

4

Vigílame, Madre de amor, no abandones mi camino, derrama en mí tu compasión, camina siempre conmigo. Alúmbrame con tu mirada, cógeme en tus dulces brazos, hospédame en tu morada, vigila todos mis pasos. A ti, Madre de Dios, te imploro en el mes de mayo, te doy esta ofrenda en flor, sujétame… que me caigo.

CENDAL


ALFREDO ORDUÑA 1ºESO

EN UN ENTIERRO Ya sólo se oye el rugir del viento, sólo se huele un aliento a tristeza. Ya nadie juega, todos van de negro, sólo las campanas hablan, pero a murmullos, como niños pequeños…

MAYO 08

5


SANTIAGO IRASTORZA 1º BACH

FUGA DE PRIMAVERA Comenzó una melodía suave y apagada. Como todas las fugas, se creó de la nada. En el tema se mezclaron voces diferentes, fuera del tiempo… …independientes. 6

Formando un solo objeto crecían discordantes, hacia arriba enseguida, ensanchando más tarde. Solas se creaban melodías laterales, aleteando un poco… …morían en el aire. Pequeñas perlas colgaban de temas y contratemas. Y poco a poco, en acordes menores, se abrieron las perlas… …salieron las flores. Y adorno tras adorno, con trinos y grupetos, crecieron las hojas y terminó el invierno.

CENDAL


SANTIAGO LORA 1ºESO

Y CADA MAÑANA… Y cada mañana se repiten de nuevo, como si nunca fuesen a parar, como si les gustase ver, a lo lejos en la costa, mil pájaros levantando el vuelo, dibujando bajo el cielo formas que se marchan hacia el gigante océano.

MAYO 08

7


MANUEL MELLADO 1ºESO

LA VIDA

Una mirada muda, un beso blanco, un chillido callado, un corazón parado.

8

Una canción sin música, un cementerio chillando, una palabra sin letras, un secreto no guardado. Una vida sin alma, un corazón sin latido, un viento sin aire, una lluvia sin agua. Mar sin azul, hierba sin verde, sangre sin rojo, muerto sin llanto. Un corazón herido, un sentimiento pálido, unos ojos nublados, un corazón robado.

CENDAL


PABLO REGO 1ºBACH

I Te pierdo. Apareces. Apareces. Te pierdo… Eres nube en el cielo, azul, blanco, gris, negro, rayo, trueno, azul… Apareces seguro, inquieto, luz, sombra, verano, invierno, calma, viento, eres suaves olas… Te pierdo. II Ya nadie puede robarnos -escucha atento, corazónel tiempo que hemos vivido, aquello queda enterrado por los pasos del tiempo, por el tic-tac del reló. Arena que mueve el viento.

MAYO 08

9


RAFAEL LORA 2ºESO

DOS ERMITAS Dos ermitas, dos caminos, dos mitades, dos destinos.

10

Trato de hallar la verdad y reconocerla no sabiendo si quererla. Elijo un camino, me paro y pregunto, “¿será por aquí?” Parezco inseguro… Qué cerca ya la encrucijada del camino… (Cada uno con fuerza muestra su brillo.) ¿Por cuál inclinarme? ¿a cuál acogerme? ¡Volver a sentir -no sólo cabezatener que sufrir por algo que sientas…!

CENDAL


GONZALO SABATER 1ºESO

ME IRÉ SEGURO… Me iré seguro, con el alma llena de esperanzas y recuerdos. Todo volverá a ser rojo y negro, duros colores de la caída sin fin… Un pozo sin fondo, sin fondo… Un abismo sin recuerdos.

MAYO 08

11


SANTIAGO CUBILLO 4ยบESO

LA FORTUNA

12

Vuelta a vuelta la injusta rueda de la fortuna gira y gira, a unos premia a otros ni los mira, y a los que sube a las estrellas pronto en el barro los humilla.

CENDAL


LUIS ESCANDELL 2ºESO

DE NOCHE* Cuando ella miró con sus dilatados ojos la luna, una luz clara y pura iluminó su mortecino rostro. El miedo y el cansancio habían hecho estragos en su bella cara, la piel era gris y pálida, los labios cenicientos resaltaban por su descolorido en la cara de la extraña mujer. Una fuente alta de mármol blanco estaba en el centro del jardín, con el agua burbujeando y haciendo arcos en el aire. De ella salían cuatro caminos enlosados, en forma de cruz, rodeados de setos rectangulares. Los árboles, de origen oriental, sacaban sus hermosos frutos por entre las hojas. Dos lágrimas recorrieron las mejillas de la mujer, y reflejaron la luz de la luna como un espejo. Lloraba. Cuando un ruido detrás de ella le anunció que alguien se acercaba, no se volvió. Sabía quién era y qué ocurriría. Su tío apareció. Un hombre agrio y serio, avaro y tacaño, de rasgos afilados y rectos, como los de un cuadro. La Historia no sabe el nombre de ella, y menos todavía el de él. Sólo se sabe que era un famoso duque, y que escondía en un sótano todo un tesoro. -¡Maldita sea, mujer!- gritaba echando pestes-. Estás loca. Si me abandonas perderás todo y me dejarás en vergüenza. -Huiré de ti y encontraré la felicidad que siempre he buscado- dijo ella. -Si te vas, morirás. No me abandones o… te mato. Ella fue por el camino, desafiando a su tío. Vio entonces que dos hombres llegaban por delante de ella. Una trampa. *

Texto finalista en el Concurso de Redacción de Coca-Cola del curso 07/08

MAYO 08

13


-¡Vamos, basura! ¡Cogedla! –ordenó el duque, rojo de ira. No la cogieron. Corrió campo a través por la hierba. De repente sonó un gran estruendo, como el de un trueno. La joven cayó al suelo dando una voltereta. A su alrededor se formo un charco de sangre. Estaba muerta. Su tío le había disparado. Los pájaros volaron asustados. Una nube cubrió la luna. Comenzó a llover.

14

CENDAL


FRANCISCO MARTÍN DE LA HOZ PROFESOR DE EDUCACIÓN PRIMARIA

ESPEJO DE LUNA

Tejados de luna ¡reflejos de plata! junto a la ventana… ¡La luna se asoma a mirarse en su espejo! Los gatos traviesos le quitan su espejo metiendo sus patas en el blanco charco. La voz de la luna se oye serena… “¡Dadme lo que es mío!, dejad que me mire, dejad que contemple la hermosura mía…” Los gatos se ríen… El lucero sonríe… Y de nuevo meten sus patitas blancas en el agua fría con gran alegría.

MAYO 08

La luna se calla. No habla, ni escucha, tan solo solloza en el patio viejo -junto al vino añejoy entonces… Se oyen los gatos que cantan a gritos pero dulcemente, pero suavemente para consolarla, para acunarla porque sólo hay una como su amiga luna.

15


LUIS MANCHADO MIER

PROFESOR DE EDUCACIÓN SECUNDARIA

LA ENSEÑANZA Este fin de semana pasado estuve asistiendo a un curso de formación. He de decir que no fui obligado sino que me lo pedía el corazón. A este curso me acompañaron mis familiares y amigos cercanos y he decir también que lo que les movía a ellos era sin duda su corazón. El curso lo impartía un profesor muy bueno, eso decían todos lo que habían pasado por sus manos; decían que era el mejor. Nadie enseñaba como él. También había una coordinadora y un Director. Pero resulta que este profesor tan magnífico, no hablaba. No le hacía falta el leguaje humano. Lo único que hacía era rezar. Al principio me quedé un tanto sorprendido al igual que mis compañeros de curso; pero poco a poco comprobamos que lo que nos decía era tan importante que solo se podía transmitir a través del espíritu. En este curso me enteré de que la coordinadora se enamoró de este profesor y es que era muy apuesto; hacía mucho deporte y su inteligencia y buen hacer destacaba sobre el resto de las personas. El Director aprobó este amor y lo bendijo y se alegró porque sabía que iba a ser un amor para toda la vida. A medida que iba pasando el tiempo, el amor de estas dos personas iba creciendo y creciendo cosa que al Director le alegraba muchísimo y por esto decidió hacerles un montón de regalos. Para empezar, les concedió tres regalos inmensos, grandísimos, pero no en tamaño sino en espíritu. Me refiero a sus hijos. El profesor dio las gracias y decidió querer todavía más a su mujer y a sus hijos. El Director, viendo la decisión que había tomado, quiso entonces regalarle un montón de amigos para que tuviesen todos una buena compañía. El profesor dio gracias por estos amigos y cuando vio a los amigos que el Director había regalado a sus hijos dijo: “!Qué cosas, Oye!”. MAYO 08

13


También recibió un gran número de animales: cuatro gatos, peces, conejos, una chinchilla, de 5 a 10 patos (no recuerdo bien), un par de gerbos, dos tortugas, tres urracas, una familia de salamandras y un perro portugués. A todos los alimentó en su mano y a todos cobijó. Pero un día, hace algo más de un año, quiso el Director que este buenísimo maestro trabajara con Él en su oficina, a su derecha. Le dio pena porque sabía que no había nadie que cumpliera el trabajo en las aulas como él pero sabía que todos lo comprenderían y todos estarían felices por su merecido ascenso. No obstante, el Director quiso que estuviera un tiempo con los suyos para poder despedirse. El magnífico profesor lo agradeció y siguió queriendo aún más a su mujer y a sus hijos.

14

El Director, viendo la decisión que había tomado, quiso entonces hacerle dos regalos. El primero de ellos fue buscar a la mujer que tuviera el corazón más grande de todo el reino y casarla con uno de sus hijos. He de decir que fue un regalo que le entusiasmó y por ello volvió a dar gracias. Y el segundo regalo fue el mayor de todos los regalos que hubo recibido a lo largo de su vida: su nieto Samuel al que adoró y quiso sin medida. Una vez hecho esto, el Director le llamó para seguir haciendo el trabajo del Bien a su lado y estoy seguro de que lo está haciendo extraordinariamente bien. Su hijo: Luis Manchado Mier-Orche

CENDAL


LUIS POVEDA TALAVERA

PROFESOR DE EDUCACIÓN SECUNDARIA

DIMINUTO DIOS

Alba

claridad de Dios oculta epifanía de un deseo Carne blanca pan centeno boreal entre los dedos Todo necesario y todo tan pequeño todo diminuto todo pendido de una estrella bajo el cielo Alto más despacio más milagro más celeste campanario de mis sueños Labio a labio

hombre y cielo

Tomad esto es mi cuerpo Esto diminuto Dios relamido y fresco clarear de Dios en Dios bajo mi pecho Madrid, 5 de mayo de 2008

MAYO 08

15


16

CENDAL


17

MAYO 08


18

CENDAL

CENDAL nº 9  

Revista de creación literaria del Colegio de Fomento El Prado

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you