Issuu on Google+

Aviso importante: actualidad ● entrevistas ● reportajes opinión ● experiencias ● cultura ● cómics

revista de información cercana

17 de enero de 2014 número 13

contenidos que pueden modificar tu visión de la realidad

¿Cuál es la cifra real de parados? El cannabis, ¿droga o medicina?

Dos años para Donosti 2016 pág. 7

pág. 15

Agenda cultural del 2014

Entrevista a Ramiro Pinilla

Los festivales son uno de los grandes atractivos turísticos de Euskadi y el año 2014 lo demostrará de nuevo.

El veterano escritor repasa la actualidad mientras prepara una nueva novela.

pág.18

pág. 14


Editorial

Sumario

Conocer el problema para resolverlo ¿PERO CUÁNTOS PARADOS HAY? LA OPINIÓN DE PGD EL CANNABIS, CALADAS ENTRE EL BIEN Y EL MAL RETRATOS POLÍTICOS DE JUVENTUD

3-5

6 7-9

10-11

ENTREVISTA A RAMIRO PINILLA

12-14

PUNTO DE INFLEXIÓN PARA EL 2016

15-17

AGENDA CULTURAL DEL 2014

18-19

REPLIKOMIK

20

LA IMAGEN

22

El dato del paro es una cifra que esconde detrás miles de dramas humanos y un gran fracaso político. Porque la prioridad de las instituciones debe ser rescatar a las personas de la humillación de no poder valerse, de no tener recursos para progresar y realizarse. Hasta que esa cifra no se reduzca, todos, pero especialmente los encargados de sentar las bases para generar empleo, fracasamos como sociedad. Mientras tanto, el mantenimiento de la red social de soporte a las personas más necesitados debe, cuando menos, mantenerse. Pero el paro es un mar de cifras confusas, de números que no coinciden y de datos fríos. Cada encuesta, cada balance transmite una realidad. Pero la verdad, el número cierto de personas que necesitan urgentemente un trabajo para sobrevivir, es imposible de desvelar. Necesitamos avanzar en el conocimiento exacto del paro, profundizar en los datos para encontrar las soluciones precisas cuanto antes. En este caso, es el bosque el que no nos deja ver los árboles, y detrás de cada número hay una historia insoportable para una sociedad avanzada como creemos que es la nuestra.

EDITA: EL DIARIO NORTE SL Director: Igor Marín. Redacción: Aitor Guenaga, Patricia Burgo, Alberto Uriona, Eduardo Azumendi, Natalia González de Uriarte, Gorka Ascorbebeitia, Txema G. Crespo, Laura Murillo, Paola Fernández (redaccion@eldiarionorte.es). Cómics: Revista Replika Publicidad: publicidad@eldiarionorte.es Maquetación: Nexus Creativos (nexuscreativos@euskalnet.net) I2I


¿Pero cuántos parados hay?

El paro es la primera preocupación de los vascos, pero la realidad es que no sabemos con certeza el número de desempleados

Por Alberto Uriona

Las dos principales fuentes de datos, la encuesta sobre población activa (conocida como PRA en Euskadi y EPA en España) y el registro de desempleados de Lanbide (el del SPE o antiguo INEM a nivel estatal) no reflejan la realidad, según reconocen los expertos. En Euskadi hay actualmente 158.000 o 167.000 desempleados (una apreciable diferencia de 9.000 personas) en base a las estadísticas de la PRA y Lanbide, respectivamente. Supone que hablemos de una tasa de desempleo del 14,8% o del 15,9%, más de un punto de diferencia. “Dan información distinta, porque hablamos de cosas diferentes”, explica la catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco (UPV) Sara de la Rica. La I3I

PRA es un trabajo realizado con preguntas realizadas a unas 2.000 personas que ofrece información más cualitativa que el registro de Lanbide o del SPE.

Las dos principales fuentes de datos del desempleo ofrecen cifras diferentes La definición del parado es diferente: las personas que buscan empleo, realizan gestiones activas para ello (desde consultar anuncios a mandar currículos o concertar entrevistas) y están disponibles para trabajar en un plazo de dos semanas. Son sondeos que se realizan trimestralmente Los datos de Lanbide


Ahora hay una diferencia de 9.000 desempleados, porque “dan información distinta. Son cosas diferentes”, dice la catedrática Sara De la Rica son un registro de demandantes de empleo, sin especificar si buscan o no trabajo, y con una periodicidad mensual. “Me parece bien que estén [las dos principales fuentes de información], porque la definición del parado no está tan clara. ¿Tenemos que exigir al desempleado para considerarle así que busque activamente empleo? En ese caso, no están los parados que no lo buscan”, apunta De la Rica. Loli García, responsable de Empleo de Comisiones Obreras, asegura que la encuesta del PRA “es la de más fiabilidad”, porque “es una muestra bastante amplia”, mientras que la de Lanbide “no incluye a los que hacen cursos de formación, que siguen desempleados, a las amas de casa, gente que está estudiando”. Goyo Martin, del gabinete técnico de Comisiones, señala que “es mucho más real la encuesta, porque puedes preguntar más cosas. En el registro del paro [de Lanbide o del SPE] hay demandantes de empleo que no son parados porque buscan otro trabajo, están los que hacen formación y los que tienen jornada inferior a 20 horas”. En la Unión Europea, la fuente más utilizada son las encuestas como las del PRA o el EPA, por encima de los registros de los demandantes de empleo. La economista Sara de la Rica recuerda que en Euskadi “más del 40% de desempleados tienen más de 45 años . Llevan muchos años sin trabajo y ya no lo buscan. Hay mucho parado desanimado”. E insiste en que tanto una como

I4I

otra tienen lagunas para cuantificar el número de personas sin trabajo. “Hay muchos parados con restricciones en sus demandas de empleo, o que son beneficiarios de subsidios especiales por desempleo y pueden cumplir los requisitos para ser considerado como desempleado en la PRA o EPA pero están excluidos de los registros de parados en Lanbide”. Y en Lanbide, es necesario renovar la tarjeta de demandante para ser considerado como


Los expertos coinciden en que es imposible conocer con exactitud los datos reales por la definición de lo que es un parado y la economía sumergida

pero también en el registro de la a SPE, donde hay gente parada que cobra pero trabaja. Hay que ser conscientes de la situación”. “Nadie sabe exactamente los parados que hay y los que trabajan”, afirma Goyo Martin. “Sabemos solo los que trabajan cotizando a la Seguridad Social”. Por eso, en bastantes sectores de la economía se hace hincapié en la importancia de la afiliación y que es más real que el número de parados para constatar si la crisis va cediendo. Pero tampoco ofrece la realidad tal cual. “La afiliación a la Seguridad Social es también un registro pero no se tiene en cuenta toda la economía sumergida y también la temporalidad: gente que trabaja dos o tres días al mes y aparece como afiliado pero que se define como no ocupado”.

parado, “algo que algunos se les olvida o no lo hacen porque no esperan nada”.

El miembro de Comisiones Obreras afirma que, en las estadísticas del desempleo, lo más importante “no son los números sino las tendencias, porque hay mucha temporalidad. Hay muchos claves en las estadísticas. Lo importante es evolución de comparativas sobre un mismo criterio. En Europa se basan más en la encuesta, que normalmente refleja mejor la situación”.

¿Y no hay entonces una manera de contar con una herramienta intermedia que englobe las dos fuentes actuales de información y pueda ofrecer datos más acordes con la realidad del desempleo? Sara de la Rica dice que no. “Tenemos entonces el tema de la economía sumergida. Es otro problema que está en la encuesta del PRA

Goyo Martin resalta que lo que “no sería normal es que una fuera subiendo y la otra bajando. Cuando una sube una, sube la otra”. Insiste en que es imposible “determinar exactamente cuántos parados” hay pero las encuestas del PRA en Euskadi y el EPA en España “nos dan una estimación muy acertada”.

I5I


La opinión de PGD

Lo importante era el fin de los asesinatos (una cuestión de lenguaje) Por Pedro Gómez Damborenea

Leo, observo y me temo lo peor. El lenguaje nunca ha sido inocente ni lo será. Tengo claro que Batasuna, independientemente de las siglas con las que haya transitado, siempre ha ganado la batalla del lenguaje. Lo han trabajado bien y lo siguen haciendo. No sé muy bien los motivos por los que el resto de las fuerzas políticas no se han ocupado de esta cuestión. No le han dado la importancia que para mí tiene. No me gusta el término paz para referirse al final del terrorismo y no me gusta porque no responde a lo que ha pasado, según las diez acepciones del diccionario de la RAE. Espero que compartan que no tiene encaje. No me gustaban aquellos carteles que decían que necesitábamos la paz. Siempre he creído que lo que necesitábamos es que nos dejasen en paz, que es una cosa diferente. Para mí lo importante es que terminaron los asesinatos, terminó el terrorismo. El lenguaje es una batalla perdida, pero es una batalla importante. Y la respuesta no es llamar a todo el mundo etarra o terrorista. Es otro mal uso de la lengua. La respuesta pasa por utilizar el lenguaje apropiado y que quede lejos de la propaganda. Por supuesto, en esta cuestión han jugado un papel esencial los medios de comunicación. I6I

Los medios en teoría tienen que estar siempre alerta.Tienen que tener conciencia crítica, pero siempre es complicado. Es mucho más sencillo trasladar unas declaraciones tal y como vienen, que contrastarlas y poner de manifiesto si alguien dice algo que no es cierto o con un lenguaje que no responde a la realidad.Y si las declaraciones son grandilocuentes pues mucho mejor. Sigo manteniendo que los medios son un pilar de la democracia y que su relajación evidente en los principios esenciales está en la base de la falta de credibilidad del sistema político, de la democracia representativa. La comodidad de los medios es, sin duda, un problema de libertad. Es bonito hablar de cuarto poder, pero la pregunta es para qué. Para hacer lo que el dueño del medio quiere (otorgándose un papel cuasidictatorial); para hacer lo que un tercero quiere (partidos, empresas o particulares); o para informar de lo que pasa con rigor y sin servidumbres. Esta última opción es la más compleja. Quede claro que no hablo de objetividad porque es un concepto que no existe en periodismo. Las cosas las cuenta alguien bajo su prisma pero de forma rigurosa.


El cannabis, caladas entre el bien y el mal Los clubes privados para consumidores de marihuana aspiran a que se regule y legalice su actividad, que se debate entre el uso terapéutico y lúdico de la droga

Por Eduardo Azumendi

Más de 28.000 vascos fuman diariamente algún porro y la cifra de los que consumen, al menos, una vez a la semana se dispara a los 45.000. Con estas cifras, que solo se circunscriben a Euskadi, no es de extrañar que el cannabis sea la droga ilegal más consumida en Europa. A pesar de que su uso se remonta a miles de años atrás, la planta del cannabis se sigue desenvolviendo entre el bien y el mal, entre sus efectos medicinales y sus efectos como una droga pura y dura. En Estados Unidos, algunos estados han I7I

aprobado el uso del cannabis con uso terapéutico y en algún caso incluso para uso lúdico. Una realidad muy lejana de lo que ocurre en España y reflejada en el limbo legal en el que se hallan los clubes privados que gestionan plantaciones colectivas de cannabis para producir la marihuana y el hachís que consumirán sus socios. En el País Vasco, una de las comunidades autónomas más prolíficas en este tipo de asociaciones, existen alrededor de 50 clubes que agrupan a 10.000 personas, que son quienes sufragan las plantaciones a través de las cuotas. Hay dos tipos de socios: los


efectos terapéuticos o medicinales, pero es una droga”. Barrio reconoce que los clubes de consumidores de cannabis es una realidad consolidada en Euskadi y por eso resulta conveniente que se analice su situación. “La clave reside en que la Unión Europea legisle algo para todos los países. Europa debe pronunciarse y marcarnos las líneas de juego. En Euskadi no hay competencias para regular este tipo de clubes. Lo único que podemos hacer es expresar nuestra opinión como Parlamento después de escuchar a expertos y autoridades”.

terapeúticos (que consumen la droga por razones de salud) y los lúdicos. Se trata de asociaciones registradas en el Gobierno vasco y que tienen sus licencias en regla, pero no escapan a las incautaciones de plantas que cultivan para el consumo de sus socios. Iker Val, presidente de la Federación de Asociaciones de Usuarios de cannabis de Euskadi (Eusfac), asegura que el consumo se trata de un derecho que no está reñido con la salud. “Las políticas prohibicionistas se han demostrado un fracaso. El consumo aumenta y, sobre todo y lo que resulta más preocupante, entre los jóvenes. El efecto puede resultar devastador”.Val insiste en que los clubes de consumidores aspiran a una regulación que les ofrezca seguridad jurídica. “Nosotros estamos intentando reformar y regular esta actividad, alejando a los jóvenes y adolescentes, y mientras los traficantes hacen lo que quieren y captan a los más jóvenes, con el peligro que ello conlleva”.

El consumo aumenta, sobre todo entre jóvenes, lo que resulta más preocupante. El efecto puede resultar “devastador” En cuanto a la vertiente de la salud,Val apunta que los clubes realizan programas de reducción de daños. “El Parlamento vasco podría regular desde una perspectiva de la salud los programas de reducción de riesgos que realizan los clubes sociales, que están enfocados a proteger la salud pública y la salud individual de una serie de consumidores. Estamos aportando soluciones desde la sociedad civil”.

Líneas rojas En este sentido, los diferentes profesionales de la salud que han pasado por el foro han coincidido en que existen algunos colectivos a los que hay que preservar del consumo del cannabis por los efectos tan perjudiciales que pueden tener en ellos: los menores, jóvenes y enfermos con algún tipo de problema psiquiátrico. Esa es la línea roja que no se debe traspasar, según los profesionales médicos. Para éstos, cada vez existen más evidencias científicas de que fumar porros puede tener gra-

De momento, la insistencia de estos clubes ha conseguido que el Parlamento vasco se haga eco del fenómeno. Por la ponencia de trabajo que ha creado han pasado numerosos expertos, incluido Iker Val y el anterior presidente de Eusfac, Martín Barriuso. El presidente de esta ponencia es Carmelo Barrio (PP), quien, sin género de duda, responde tajante: “el cannabis es una droga. Es posible que en algún caso puede tener I8I


ves consecuencias para la salud. La psiquiatra Ana Gonzalez-Pinto, jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital de Álava, es una de las expertas que ha pasado por la ponencia, alertando de que el riesgo de psicosis entre los consumidores de cannabis es el doble que en la población general: Un 4% frente a un 2%. Según González-Pinto, han crecido de una forma notable las consultas de psiquiatría de pacientes, jóvenes en su mayoría, afectados por enfermedades graves como consecuencia de su adicción a la marihuana. Dos de cada tres pacientes psiquiátricos que son in-

que tiene poderes curativos, que relaja….El uso terapéutico o médico se circunscribe a los hospitales y prescrito por un médico. Y punto. El cannabis es una droga y muy peligrosa para los jóvenes. Se ha banalizado su consumo con el argumento de que es una droga blanda, pero nada de eso. Hay que alejar a los niños y los jóvenes de su consumo porque de lo contrario se puede dar un auténtico drama”.

El cannabis tiene efectos sobre los neurotransmisores y como consecuencia sobre la memoria, el rendimiento y las capacidades cognitivas Los médicos explican que el cerebro del ser humano se va desarrollando a lo largo de la infancia y la adolescencia hasta los 24 o 25 años. La introducción de sustancia psicoactivas durante ese periodo de formación, generalmente a partir de los 14 años, que suele ser la edad de inicio al consumo de cannabis o incluso antes, tiene un efecto sobre los neurotransmisores y como consecuencia sobre la memoria, el rendimiento y las capacidades cognitivas.

gresados en un hospital por psicosis son consumidores de cannabis. La mayoría de los ingresos corresponden a chavales con una media de edad de 23 años, que consumen cannabis todos los días. “No se dan cuenta del grave riesgo al que se enfrentan”, apuntala Celina Pereda, doctora de profesión y exdirectora de Drogodependencias del Gobierno vasco en la anterior legislatura. “Lo que pasa con el cannabis es que se ha confundido a la gente joven con una propaganda de que se trata de una planta,

Y mientras se dilucida el debate, los clubes de consumidores se mueven en una zona de penumbra. Sus usuarios se afanan en buscar resquicios legales para sacar adelante su actividad. Según Celina Pereda, “está claro que estas asociaciones tienen que contar con un número de socios que les permita conocerse y que resulte manejable. En esas condiciones, ayudan a prevenir el narcotráfico, las mafias y todo lo que se mueve alrededor de las sustancias ilegales. Es importante que quede claro en qué lugares se cultiva, que no se permita consumir a los menores de edad y que se recalquen los riesgos para la salud. Así, son perfectamente viables”. ¿Dónde acaba la reivindicación y comienza una cierta promoción de la sustancia? El cannabis sigue dando caladas entre el bien y el mal. I9I


Retratos políticos de juventud Las organizaciones juveniles de los partidos constatan la exigencia de transparencia y de penalización de la corrupción entre los más jóvenes en Euskadi

Por Aitor Guenaga

Cuando el actual lehendakari dio sus primeros pasos en el mundo de la política organizada, Íñigo Urkullu tenía apenas 15 años y el PNV aun no era un partido legal. Las influencias en el seminario de Derio (Bizkaia), el entorno familiar, las actividades relacionadas con la cultura vasca actuaron como catalizadores para cruzar la línea. “Para mi Euskadi es algo que he mamado en casa, desde mi infancia, en una familia nacionalista”, así se ha retratado el ahora presidente vasco. La efervescencia nacionalista, los estertores del franquismo, las ansias de libertad, el discurso seductor que para parte de la juventud de la época podía tener ETA, todo hacía de la participación en la política un sugerente cóctel entre la juventud. Koldo Bilbao es el actual responsable de EGI, los cachorros del PNV. Él también se ha socializado en la política con la familia y el entorno de amistades.“Tenía 17 años cuando di el paso, a los 22 ya era responsable de zona y de algunas áreas”. Es consciente del grado de desafección y rechazo que arrastra la política tradicional.Y más entre la juventud. I 10 I

Varios datos revelan que el contexto ha cambiado, y mucho, en las últimas décadas: el 80% de los jóvenes vascos con edades entre 15 y 29 años cree que los gobernantes y los políticos no se preocupan mucho de lo que piensa la juventud. De hecho, la política genera sentimientos de desconfianza (58%), aburrimiento (36%), indiferencia (31%), irritación y solo el 16% de los encuestados muestra interés por la cosa pública y solo un 4% está entusiasmado. Si nos fijamos en la horquilla de edad más alta, la sensación de desconfianza e irritación crece aun más, según el último retrato de juventud del Gabinete de Prospección Sociológica, presentado a finales de 2012. “Los jóvenes nos piden transparencia, nos exigen que alcemos la voz contra nuestros dirigentes cuando en el partido se producen comportamientos que, aunque puedan no ser ilegales, son incompatibles con una forma decente de hacer política. La corrupción no está haciendo mucho daño”, admite Bilbao, que ahora tiene 26 años.


Para Jon Ruiz de Infante, responsable juvenil en un partido de nuevo cuño como EquoEuskadi, la experiencia es muy diferente. Parte con la ventaja de no tener el lastre que arrastran los partidos tradicionales. No niega los datos sociológicos, pero su experiencia cuando va a dar charlas o se acercan a la universidad es que “nos encontramos mucha gente joven interesada en la política y en querer cambiar las cosas. Existe ese hartazgo entre los jóvenes, pero sobre todo de los partidos tradicionales y su forma de trabajar nada horizontal. Todo en ellos es muy piramidal, por eso precisamente la gente joven se engancha con nosotros o con movimientos como el 15-M”, explica.

Fin de ETA Otro de los elementos que ha modificado las relaciones entre la organizaciones juveniles ha sido la decisión de ETA de octubre de 2011 de abandonar definitivamente su estrategia terrorista. Y sobre todo ha facilitado a los partidos constitucionalistas operar de una manera más normalizada en el

tejido asociativo, en la universidad y en los foros donde se mueve la juventud. “Se ha notado y muchísimo”, admite Alain Coloma, responsable de Egaz, la organización juvenil de los socialistas vascos. “En la calle tenemos una mayor capacidad de actuación. Esa sensación de trabajo en la trinchera ha ido desapareciendo. No quiero habla de bandos, pero la decisión de ETA ha abierto muchos ojos en muchos lados. Y gente que antes no se nos acercaba, ahora colaboran, les apetece”, comenta el líder de las juventudes socialistas. Este “nuevo tiempo” que se vive en Euskadi ha permitido también sacar la cabeza a los militantes de Nuevas Generaciones, el brazo juvenil del PP. “Ya los jóvenes no llegan a nuestras sedes con la cantinela del qué dirán mis padre y mis amigos si me vieran aquí”. Su líder en el País Vasco, David Hernández, opina sin miedo a otras organizaciones con más tirón entre los jóvenes, que su partido en Euskadi tiene la “organización más moderna del PP en toda España”.


entrevista Ramiro Pinilla · escritor

“Yo no entiendo la literatura como oficio” Por Txema G. Crespo

Ramiro Pinilla insiste en que no le interesa para nada Internet, en donde aparecerá publicada su entrevista, lo que hace más estimulante y divertida la conversación. Quizás porque las palabras de este nonagenario rezuman la vitalidad de un joven activista. El diálogo se desarrolló en 'Walden', su casa de Getxo, donde vive en una fructífera soledad. Pregunta. ¿Qué es para ti el oficio de escribir? Respuesta. Yo no entiendo la literatura como oficio. Es una vocación, es un juego, es un refugio, como quieras, pero no es un oficio. Lo primero que digo a los jóvenes que me piden consejo para dedicarse a escribir es: "Búscate un trabajo". Yo no he vivido de la literatura, ahora cobro algo, pero... entonces, con familia... Y no porque no se pueda ganar dinero con la escritura, sino para ser libre en la escritura. Porque si no, eres dependiente. Si tú necesitas escribir y publicar un libro para vivir... malo, malo. Corre peligro la obra por las prisas. La escritura, al menos la mía, es un trabajo lento, dejarlo durante temporadas, días que no te sale... Cuando necesitas acabar para cobrar, entonces precipitas todo y lo estropeas. P. Entonces, ¿cuándo escribías, tenías tiempo para ello? R. Mientras mis hijos estuvieron aquí, muchas veces ni tenía tiempo. Escribía en el trabajo, sin que me viera el jefe, a hurtadillas. Pero nunca lo he abandonado. Lo tenía en la cabeza, tomaba notas para cuando tuviera tiempo... P. Comenzaste con una carrera fulgurante, se puede decir, ganador del premio Nadal con

"Las ciegas hormigas", finalista del Planeta. Y, de repente, saltas de las editoriales comerciales a aquella apuesta alternativa que fue Libropueblo, cuando vendías tus libros en el Arenal de Bilbao... R. No me entendía con los editores. Una máxima mía en la vida es "vivir tranquilo y que me dejen en paz".Y los editores no hacían más que darme disgustos. Entonces dije; "Fuera, a la mierda". Como tenía otro trabajo, podía usar de mi libertad y seguir escribiendo y publicar de otra forma. Fue una pequeña locura, hoy no lo haría, sabía que no tenía futuro, pero... ¡me lo pasé bien! P. También eran otros momentos. R. Sí, una situación política distinta, tras la muerte de Franco.Yo era de los que no habían salido nunca a la calle durante la dictadura, porque no dejaban salir a nadie. Y, entonces, creíamos que saliendo a la calle, con nuestros gritos, nuestros proyectos... se podían arreglar muchas cosas. P. Y luego entras en un periodo de silencio. R. Sí, pero seguía escribiendo. Coincide con la escritura de "Verdes valles, colinas rojas" que me llevó 20 años. Cuando terminé, volvió otra vez el asunto de buscar editor. Yo me decía "Quién se va a atrever con este mamotreto". Efectivamente, hubo dos editoriales que me rechazaron, pero luego encontré a Tusquets, que la aceptaron y apostaron por la trilogía de pleno. P. En alguna ocasión, has comentado que no querías acabar de escribir "Verdes valles, colinas rojas". R. Es que me daba pena. En los últimos meses,


veía que se estaba acercando el final y no quería terminarla. Verdaderamente, me dio mucha pena, después de 20 años dedicado a ella.

Los abuelos se morirán y, si esto continúa, llegará la revuelta P. Tu casa se llama Walden, en homenaje a la obra de Henry David Thoreau. A tenor de lo que se vive en la calle, parece que hay también un deseo de rechazo al modelo de vida imperante, de regreso a la Naturaleza. R. Naturalmente, hay que volver a lo natural, a lo sencillo. Yo siempre he intentado, he soñado con ese modo de vida que relata Thoreau en "Walden". Coincide en que yo también soy de un temperamento solitario. Aunque sigo pensando, todavía no lo he descubierto, si era yo de temperamento solitario genéticamente o es que la sociedad me hizo así. A mis 15, 16 años ya me había armado por dentro contra la sociedad, y luego ya vino Thoreau, este deseo de aislarme al venir a Getxo para hacerme esta casita [aunque ahora está más urbanizada, la zona donde está Walden era entonces campas y huertas salpicadas por algún caserío], sin apenas dinero. Si escribir "Verdes valles. colinas rojas" puede considerarse algo heroico, venir aquí también lo fue. Es decir, me ha gustado practicar lo que he sentido siempre, el amor a la naturaleza, a lo simple, la independencia. P. La austeridad. R. Es significativo que yo nunca he fumado y nunca he bebido.Yo nací en Bilbao, donde viví hasta los 27 años, pero siempre me


tos. Es más, cuando mis dos o tres amigos se enteraron de que yo escribía, y no por mí, se descojonaban... P. Tu próxima novela, que se publicará en octubre, continúa con las andanzas de Samuel Esparta. R. A los 20 años publiqué mi primera novela policiaca, que era muy mala, porque la he leído ahora, y lo cierto es que era malísima. Luego pasé a la literatura supuestamente seria, pero al cabo de unos años, me decidí por recuperar aquella afición, un divertimento humorístico, sin caer en el chiste. mantuve ajeno a la juerga. No por un razonamiento, sino por instinto. A mí no me gustan los incentivos. La fuerza tiene que salir de uno de modo natural. Mis amigos para sacar a una chica a bailar tenían que beberse dos copas de coñac. Yo tampoco me atrevía, pero no me tomaba las dos copas. "Si no puedo, no puedo", me decía. P. ¿Hay una fuerza moral en esa austeridad? R. Por supuesto. No hay ninguna creencia en nada. Los frailes del colegio consiguieron que saliera rebotado a cualquier forma religiosa. Thoreau vino después, me convenció de que había algún loco por ahí que pensaba lo mismo que yo. P. Thoreau es también uno de los impulsores de la desobediencia civil. ¿Estamos en un momento de desobediencia civil? R. Totalmente. Hoy, la admiración de muchísimos es cómo es que la gente no ha salido a la calle a tomar el palacio de invierno, por ejemplo. Es asombrosa la paciencia que hay. Somos una sociedad que no procede de una pobreza absoluta, sino que viene de un bienestar. Hace 20 años, aquí se vivía muy bien y todavía hay abuelos que sustentan eso, pero los abuelos se morirán y si esto continúa, llegará la revuelta, cuando los abuelos no mantengan las familias. P. Este ser solitario tuyo, ajeno al mundo literario, se rompe con una tertulia que mantienes en Getxo con jóvenes escritores. R. No es una tertulia. Es un taller, porque yo creo que es necesario que alguien lea lo que escribes cuando empiezas. Yo lo pase muy mal porque no tenía a nadie que leyera mis escriI 14 I

P. ¿Cómo ves al Athlétic? R. Bien, muy bien. Ernesto Valverde les ha cogido verdaderamente bien y muy pronto a los chavales, pero nos falta un delantero centro. El otro día metieron seis, es cierto, pero... ¡fueron los defensas! P. ¿Y qué te parece el nuevo San Mamés? R. Todavía me pregunto: "¿Qué negocio negro hay debajo cuando te hacen un estadio a 20 metros de otro?". Es lo que no me cabe, no lo entiendo. Habrá una explicación económica. Sólo tiene 4.000 localidades más. ¿Merecía la pena? De todos modos, el nuevo San Mamés no me gusta, el que me gusta es el de antes, el primero, el de madera. P. Me imagino que ya estarás escribiendo tu próxima novela. R. Estoy trabajando en una novela que tiene vocación de comedia con intención libertaria. Es un grupo de artistas: un pintor, un fotógrafo, un escritor, un historiador y un vago, un vago integral, que sin formar grupo, por accidente, en distintos momentos, coinciden en un caserío, y se convierten en un grupo llamado "Los inmaduros", que será también el título de la novela. Entonces, la sociedad, sus familias, va en su contra... P. Una comuna... R. Sí, pero no una comuna organizada, sino desorganizada, porque como dice uno de ellos: "Si organizamos esto, nos convertiremos en lo de antes". Viven elementalmente, al día, trabajan a su modo, viven muy estoicamente. P. ¿Te habría gustado vivir así? R. Claro que me habría gustado vivir así, pero, ¡no me han dejado!


Punto de inflexión para el 2016 Oposición y asociaciones confían en que el nuevo equipo reconduzca el proyecto de Capitalidad de San Sebastián

Por Paola Fernández

Las diferentes polémicas que desde el principio han rodeado la Capitalidad Europea de San Sebastián 2016, han hecho que desde el mismo momento de su designación el foco se centrase en el debate y no en el proyecto de ‘Cultura para la convivencia’, que tras años de trabajo el anterior Gobierno municipal, liderado por el socialista Odón Elorza consiguió llevarlo a lo más alto. Tras el cambio de Gobierno y después de dos años de rifirrafes entre los grupos de la oposición y el nuevo alcalde de EH Bildu, Juan Karlos Izagirre, todos los grupos políticos, además de las asociaciones que colaboran con el proyecto de Capitalidad, confían en que el nuevo equipo sabrá reconducir la situación del proyecto y llevarlo a muy buen puerto en el 2016, cuando San Sebastián se convierta en la Capital Cultural Europea junto con la ciudad polaca de Wrocław. El portavoz del grupo municipal del PNV,

Eneko Goia, cree que las cosas han ido mucho más despacio de lo que “hubiera sido deseable”, ya que ha costado “demasiado” conformar equipos y concretar. Desde el PP, el concejal José Luis Arrue, confía en que serán capaces de completar un “programa importante” porque ha habido un “paréntesis muy grande” y aunque “se han perdido unas personas muy valiosas en el camino del antiguo equipo”, prefieren mirar hacia adelante. A juicio de la concejala socialista, Marisol Garmendia, todavía faltan “muchísimas cosas por hacer” como consolidar el equipo directivo, reforzar el liderazgo del alcalde y sobretodo “volver a entusiasmar a la ciudadanía”. Asociaciones como el Espai Catalunya, que han trabajado desde el comienzo del proyecto con la oficina de la capitalidad, también creen que el cambio “importante” que ha habido en el equipo ha hecho que esta colaboración haya quedado “un poco interrumpida”, pero

I 15 I


apuestan por el equipo actual y creen que en este momento la capitalidad “debe de hacer un esfuerzo para retomar la ilusión de los guipuzcoanos mantenerla y avivarla”. Así, la comparsa de Gigantes y Cabezudos Itzurun, se muestra “comprometida e ilusionada” con que llegue el 2016 porque como parte activa de la cultura donostiarra es una “fantástica noticia” que la ciudad se convierta “en el centro de atención de toda la cultura europea”.

Llevar a tierra el proyecto En septiembre de 2013 se incorporaron nueve personas al proyecto, todas ellas con un grado importante de responsabilidad, entre ellas, la directora directora general, Itziar Nogeras o la directora cultural, Guadalupe Etxevarría. Desde la oficina de la Capitalidad apuntan que durante estos últimos cuatro meses han estado en la fase de “llevar a tierra” el proyecto “tan bien diseñado” que ganó la Capitalidad. Para ello, han elaborado un plan estratégico con una serie de objetivos en función de los valores y así cubrir una serie de áreas temáticas. Asimismo, han anunciado que en estos momentos se encuentran cerrando el programa cultural que se presentará definitivamente en junio, aunque en marzo realizarán un pequeño adelanto en donde también presentarán al equipo definitivo.Además, se celebrará la inauguración, con una serie de actos diseñados por el anterior director cultural, Fernando Bernues, la nueva sede denominada Espacio 2016 Gunea y que está ubicada en I 16 I

el antiguo edificio de Bomberos de la capital guipuzcoana.

Uno de los retos de los responsables de 2016 será recuperar la implicación ciudadana

Los grupos de la oposición consideran que el proyecto ha llegado a un punto de inflexión en el que se ha quedado más oculto a la ciudadanía, probablemente porque ha dado demasiado de que hablar y según Eneko Goia “no es un bueno que un proyecto de estas características genere determinados debates”. Garmendia también cree que “las olas de energía ciudadana han desaparecido prácticamente” y hay que “recuperar a marchas forzadas la implicación ciudadana”. Desde la oficina de la Capitalidad reconocen que este es uno de los retos del programa cultural, “en vez de tener un público que se presta a ver eventos culturales, tener un público un poquito más activo”. Los responsables de la Capitalidad explican que el proyecto de San Sebastián es “más intangible” que los de otras capitalidades “mucho más patrimoniales”, por ello es más difícil que recale en la agente, ya que apela a la transformación de la cultura como herramienta social y de participación. Así, adelantan que durante este año 2014 van a visibilizar los procesos de gestación con los


agentes de la ciudad y el territorio, y están diseñando toda una estrategia digital con “mucho foco” en las redes sociales para “recuperar tono emocional con la ciudadanía”.

Especial esfuerzo en el patrocinio Otra de las grandes preocupaciones de la oposición es la colaboración de entidades privadas. Cuando se creó el proyecto se hablaba de que 25% del presupuesto viniese del patrocinio privado, pero ahora el objetivo es captar un 12%. La concejala socialista considera que esa aportación no solo ha bajado por la coyuntura económica, sino “por falta de impulso del propio proyecto, porque ha estado envuelto en polémicas o porque ha estado en letargo”. Desde el PNV también creen que en este apartado es donde “seguramente a lo largo de este año tendrán que hacer un especial esfuerzo”. Desde el cambio de Gobierno de Bildu y la incorporación del nuevo equipo, un elemento que se ha estado cuestionando es la fidelidad del proyecto original. La oficina de la capitalidad asegura que es “absolutamente

el proyecto original”, es más, “no puede ser de otra manera”, porque cuando acuden a Bruselas a presentar el informe de seguimiento se basan “siempre en el proyecto original”. Sin embargo, recuerdan que ha habido un redimensionamiento presupuestario, ya que al principio el presupuesto era de 89 millones de euros y ahora es algo más de 60 millones de euros. Pero esa redimensión “no quiere decir que se alteren ni los valores, ni los objetivos del proyecto”. En este sentido, probablemente, lo más polémico ha sido la denominación del proyecto desde Bruselas de “localista”. Jose Luis Arrue considera que el informe en donde se apuntaba al localismo “ha dicho las verdades del barquero”, ya que se estaba “tendiendo demasiado a lo local y no hay que olvidar que este es un proyecto europeo”. Garmendia destaca que cuando los socialistas crearon el proyecto todavía existía la violencia y querían utilizar la cultura y la educación para “intentar resolver los conflictos existentes”, “tenemos unos problemas propios pero compartidos con otras ciudades europeas”, aunque “con Bildu las tentaciones ombliguistas son mayores”.


Agenda de la cultura 2014

2014 llega con un calendario plagado de eventos que van desde los grandes festivales reconocidos internacionalmente a citas musicales, teatrales y artísticas que se asientan en la agenda cultural de Euskadi y que se concentran principalmente en el segundo semestre del año

Basque FEST del 14 al 21 de abril Por Patricia Burgo

Coincidiendo con la Semana Santa se celebra este evento que nació el año pasado en Bilbao para convertirse en el primer el primer festival de la cultura y la vanguardia vasca. Basque FEST une arte, música, danza, el diseño más actual, deporte y gastronomía en diferentes espacios de la capital vizcaína para dinamizar la ciudad durante esos días festivos.

A la espera de conocer el cartel oficial que compondrá la XXXVIII edición del festival vizcaíno, la organización ha abierto la inscripción para el Concurso de grupos 2014 la primera semana de julio, además el grupo ganador tendrá la posibilidad de actuar en Elorrio, Bizkaia (Jazz-Blues Arriola Jaialdia) y en Hoeilaart, Bélgica (Hoeilaart Jazz International).

Hondarribia Blues Festival

Azkena Rock Festival del 20 al 21 de junio

del 10 al 13 de julio

El ARF 2014 ya tiene fechas confirmadas: 20 y 21 de junio, pero la información se va conociendo con cuentagotas, lo único que ha trascendido además de la fecha, es el precio del bono: 61 euros. Lo que sí ha confirmado la organización, la promotora Last Tour International, es que este año, al igual que el anterior y debido a la reducción del presupuesto del festival, los conciertos se han reducido a dos fechas: viernes y sábado.

El blues volverá a impregnar cada rincón de Hondarribia. Todos los años se programan más de una docena de conciertos, de la mano de artistas de renombre internacional, pero también hay cabida para grupos vascos. Además conciertos pedagógicos, conferencias y exposiciones completan el programa. Por cuarto año consecutivo se celebrará el concurso "Road to Memphis" y a banda ganadora podrá competir en el International Blues Challenge de Memphis.

Festival de Jazz de Getxo

Bilbao BBK Live del 10 al 12 de julio

del 2 al 5 de julio

I 18 I


The Black Keys serán, junto a Franz Ferdinand, uno de los cabezas de cartel de esta novena edición del festival bilbaíno, en la que también han confirmado la presencia de Imagine Dragons, White Lies, MGMT y el DJ John Talabot. Todos estos músicos se suman a Jack Johnson, Poliça, Phoenix y The Lumineers en un certamen en el que también estarán grupos españoles como Los Enemigos, El Columpio Asesino o Dorian.

de la pequeña pantalla. Un evento que traerá en su 6ª edición a las estrellas televisivas del momento que desfilarán por su alfombra roja. Además el festival es una ocasión para que los profesionales del sector participen en las jornadas de trabajo y mesas redondas que completan el programa. El colofón será la gala de clausura con la entrega de los premios a los mejores programas, series, actores y presentadores de la temporada.

Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz del 13 al 19 de julio

La 38 edición de la cita con el Jazz en Vitoria se celebrará la tercera semana de julio. Además de la sección oficial, todavía por concretar, el festival ofrecerá multitud de actividades a pie de calle, además de las sesiones en bares y hoteles.

Heineken Jazzaldia del 23 al 27 de julio San Sebastián coge el testigo a Vitoria-Gasteiz y celebra su Festival de Jazz la cuarta semana de julio. Además de la fecha pocos datos hay todavía del cartel que compondrá la 49 edición del certamen. Por ahora han comenzado las actuaciones de los grupos locales que optan a participar en el festival y que serán seleccionados por un jurado. Además se ha abierto el concurso para elaborar el cartel de la nueva edición.

FesTVal del 1 al 6 de septiembre El Festival de Televisión de Vitoria-Gasteiz volverá a reunir la primera semana de septiembre los estrenos de la nueva temporada

Donostia Zinemaldia / Festival de San Sebastián del 19 al 27 de septiembre El mes de septiembre es el mes del cine en San Sebastián. El Zinemaldi lleva a Donostia estrellas internacionales y grandes directores además de las producciones más importantes del año. Las proyecciones en diferentes escenarios y secciones completan un programa que pone a la capital guipuzcoana en epicentro del séptimo arte.

Zinebi del 14 al 21 de noviembre El Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao volverá a traer consigo un amplio abanico de actividades, para deleite de los amantes del Séptimo Arte: homenajes, ciclos especiales, proyecciones, talleres, debates o jornada sen diversos escenarios, entre los que destacan el Teatro Arriaga, el Museo Guggenheim Bilbao, el Museo de Bellas Artes, el Teatro Campos, la Casa de Cultura Barrainkua, Bilborock, la Sala BBK de Gran Vía y los cines Golem de la Alhóndiga.

Festivales sin alfombra roja No solo de grandes citas internacionales se nutre la agenda cultural en Euskadi. El festival de música independiente ‘ MAZ’ entre una de las citas más atractivas para los amantes del ‘popindie’. Basauri reserva los fines de semana del mes de mayo para ofrecer los conciertos de las bandas más influyentes del momento. Una semana antes de que el jazz inunde todos los rincones de Vitoria, los grupos locales tienen su oportunidad gracias a ‘Jazzaharrean’ que toma como escenario el Casco Viejo de la capital alavesa.‘Korterraza’, el festival de cortos al aire libre mezcla cine y música en el centro de Vitoria en el mes de julio. Un certamen que ha alcanzado ya la madurez y es una de las citas ineludibles del verano es el Festival de Teatro de Humor de Araia, que insufla de carcajadas el mes de agosto en la localidad alavesa. En septiembre ‘Musika parkean’ bebe de la influencia europea para llenar de música los parques de San Sebastián, desde Aiete hasta el Cristina Enea o el Palacio Miramar. Donosti es también el escenario de un festival que ha encontrado en el surf su ‘leitmotiv’. Se trata del ‘Surfilm Festibal’ que en 2013 extendió su programa durante cinco meses. Entrados en otoño, llega el turno de otro tipo de convocatoria: ‘La Risa de Bilbao’, un certamen que se jacta de ser “los únicos insensatos en esa nave a la deriva llamada Europa que hacemos un festival de estas características”. Sus creadores reivindican el humor como” expresión de la inteligencia, la civilización y la alegría de vivir”. I 19 I


Replikomic

(pรกgina 13 de Replika 6)

I 20 I


LA IMAGEN

Pedaleo La luz, tímida todavía, ya penetra en el bosque y aunque quedan muchos esfuerzos, pedaleando en compañía es más probable que alcancemos por fin un camino despejado y más llano que el transitado durante los últimos años.


eldiarionorte magacine núm.13