Page 20

Esoterismo

20

contáctenos

CENTRO | SANTO DOMINGO Sábado • 9 • Marzo • 2012

SI TIENE UNA HISTORIA QUE CONTAR ESCRIBA:

Al correo electrónico noticias@diariocentro.ec o también al teléfono convencional 2746-357. Visítenos en la calle Pallatanga y avenida Quito.

Las grabaciones del más allá TRAS UNA IDEA LOCA, SUS VIDAS CAMBIARON TOTALMENTE Y SUS AMIGOS MURIERON DE MANERA TRÁGICA. redacción

noticias@diariocentro.ec

Era una noche de viernes, como siempre, fuimos a ver películas en la casa de uno de nosotros. En cierta ocasión alquilamos “White Noise”, la película trata del fenomeno del EVP o fenomeno de voz electrónica, a través de él podemos grabar sonidos en un intervalo de tiempo y reproducirlo. Para esto se usa la interferencia de los aparatos electrónicos. Nosotros decidimos usar una grabadora de periodista con conexión USB. Esta pertenecía a la casa de mi amigo Juan

Camilo, seguramente era de la mamá. Al principio era frustrante, perdíamos tiempo grabando sin sentido, iban horas enteras y no desistíamos de la idea.

LAS

GRABACIONES.

Pasaron varias semanas hasta que llegó la primera palabra: Ana, realmente era casi imperceptible la voz, mis amigos estaban un poco aficionados, yo siempre fui muy escéptico pese a mi curiosidad, y sugerí que se trataba de una interferencia por ondas de radio. -Ahhh eso no pasa nada, no te preocupes- Me decían. Pero

siempre he pensado que una cosa es la curiosidad y otra es la necedad. Poco a poco la curiosidad se tornaba en obsesión, nos poníamos a escuchar todo el tiempo los mensajes que llegaban, los grabábamos, los difundiamos. Poco tiempo después empezaron las pesadillas: soñaba con difuntos, escuchaba sus voces constantemente, hasta notaba cierta agresividad en mi. El sentimiento cada día se hacía más intenso, pasé de ser el valiente de la casa a un paranoico más, hablaba con mis amigos y todos tenían problemas similares. Sombras, ruidos extraños en

sus casas, el sentimiento de estar siempre acompañados siempre. Incluso una vez uno de ellos me contaba que sentía en su cama como si alguien se sentara a su lado. Y se despertaba de noche repitiendo las palabras que escuchaba de día. Realmente el sentimiento era escalofriante. Cada día que pasaba me sentía más tenso, y andaba con paranoia, en ocasiones incluso no podía dormir porque me sentía observado, vigilado. Fue así como decidimos para el asunto, acordamos reunirnos y eliminar todas las gra-

Y CAJAS PAPEL

Santo Domingo -Ecuador

baciones y recuerdos de nuestras experiencias paranormales, incluso nos deshicimos de la grabadora e hicimos colecta para comprar otra. No niego que por un tiempo me sentía en paz al fin. Todos nosotros, sentíamos que había terminado. Hasta que nos sorprendió la muerte de Juan Camilo había muerto en extrañas circunstancias, una implosión de órganos, jamás había escuchado cosa semejante. Tampoco supe de enfermedades hereditarias en su familia, pero él fue el primero de nosotros. Semanas más tarde Diana se suicidó y empezaron de

nuevo las sensaciones de que no estábamos solos, cada que podía conciliar el sueño, soñaba con ellos. En ocasiones trataba de convencerme que era sólo casualidad, pero tres días después me desperté de mi cama en la madrugada con una sensación de vacío en el estómago, luego decidí acercarme al cuarto de mis padres y estaba la luz prendida, abrí la puerta de sopetón y estaba mi madre llorando: -¿Qué pasó?- pregunté con tono ingenuo. - Alejandra y Diego iban en un carro y al llegar al hospital ninguno tenía signos vitales.

centro 10 marzo  

diario centro 10 marzo