Page 1


Noviembre 2016 En un lugar de...

contenidos 2-27 Portada Créditos y contenidos (2) Editorial (3)

CRÉD ITOS

Infantil 2 (4) Infantil 2 (6) Infantil 3 (8) Primero (10) Segundo (12) Tercero (14)

Mariano Herrera. Vicente Gonzalo. Julia Insausti. Cursos de Infantil. Cursos Primaria. Seminario de Inglés. Cristina Masía. Aula de Francés. Juan Andrés García. Aula de Alemán. Rosa Crego. Taller de plástica. Almudena García. Biblioteca.

Cuarto (16) Quinto (18) Sexto (20) Plática (22) English for everyone (24) Du coin de l´oeil (26) Deutsche Seite (27) Cuentacuentos 2016 (28) Poesía (30) Cervantes y su obra (32) Una aventura quijotesca (33) Biblioteca de El Quijote (34) Audio y cine (35) Contraportada


157

Editorial No queríamos despedir el año sin dedicar un número de la revista a nuestro más célebre escritor Miguel de Cervantes, del que se ha celebrado a lo largo de todo este año 2016 el IV CENTENARIO DE SU MUERTE Su novela más famosa, “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Macha” es conocida en el mundo entero. Animándoles a continuar la historia que comienza: “En un lugar de…” El Desván invita a acercarse al autor y a los personajes para conocerles mejor y descubrir las cosas que hicieron y dijeron el caballero andante don Quijote de la Mancha y su escudero. Los niños precisamente pueden entender mejor el drama y la gloria de este caballero, pues en muchos aspectos están más cerca de él que lo adultos. En las siguientes páginas, desde una mirada limpia e inocente, nuestros alumnos han plasmado sus impresiones; atreviéndose también ellos a inventar nuevas historias y circunstancias.


InĂŠs

En un lugar de la mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme... Victor: Don Quijote y Sancho Panza

Eric: Don Quijote en su caballo y con un molino de viento


Admara: Don Quijote, su enamorada y el burro

Aroa: He pintado los molinos

Desirée: Don Quijote y Sancho Panza piensan que “EL REMOLINO” es un monstruo


Carla: Es la playa de Barcelona. Me estoy dando un baĂąo. Hay algas.

En un lugar de la playa, de cuyo nombre si quiero acordarme... Ariadna: Soy yo en la playa de los dragones. Yo estoy nadando.

Leo: Estaba haciendo surf.


Mateo: Mi playa se llama San el bombero. Yo estoy en un barco.

Dolo: Mi playa no se como se llama. Pero es Murcia. Estaba con mamá y con Candela y nos bañamos.

Iago: Mi playa se llama Madagascar. He pintado a Miguel, mamá, papá y yo. Y un caballito de mar y un pez


En un lugar de...


Primero A


Para mi,

Miguel de Cervantes es...

Primero B


Aliane

LA VIDA DE CERVANTES

Jorge


Pablo m.


JUGAMOS A SER ESCRITORES Aunque no tan buenos como Cervantes

Daniel

3ยบA

Daniela

Elisa


Lara

Raúl 3º B

Mauro

Iciar


En un lugar de la mancha...


...de cuyo nombre no quiero acordarme...


Álvaro de Vega

Jorge

CERVANTES O QUIJOTE

Paula

Álvaro Écija

Nacho Claudi

Grupo A


ENSEÑANZAS DEL QUIJOTE

Grupo B


EN UN LUGAR DE... Noemi S.: SELFIE

Nicolas Laso: En un lugar de... la Antartida

Pablo Izquierdo: En un lugar de Alola, de cuyo nombre no quiero acordarme

Nico Monje

Grupo A

Julia Ruiz


Ale: En un lugar de California David G.A: En un lugar de la luna Julia: En un lugar de Londres

JAVIER TEBA

Grupo B


Retratando a Cervantes Retratando al Quijote

Pablo D.

MarĂ­a P.


Mais qui est cet ingénieux Don Quichotte? Dans un village de la Manche, en Espagne, vit un vieil homme passionné de livres de chevalerie. Depuis toujours, il lit du matin au soir et du soir jusqu’au matin… tant et si bien qu’il devient fou! S’identifiant aux héros de ses livres, il décide de devenir lui-même, à son tour, chevalier errant et redresseur de torts… Il quitte alors sa vie paisible, enfourche Rossinante, son vieux cheval maigre, et convainc Sancho Pança, un paysan pourtant prudent et avec les pieds sur terre, de devenir son fidèle écuyer. Comme tout bon chevalier doit être au service d’une dame, il choisit Dulcinée, une servante d’auberge. Équipé à peu près comme un véritable chevalier, avec des armes hors d’usage et coiffé d’une casserole, il part dans le monde chercher les aventures… Le chevalier à la Triste Figure Don Quichotte semble être un bien drôle de héros : fou, naïf, simple d’esprit et a l’air plutôt ridicule… Nous sommes assez loin de Batman et de Harry Potter… À moins que… Don Quichotte, c’est aussi un vrai aventurier, un héros généreux qui se bat contre un monde devenu laid pour lui imposer son idéal à lui : un monde d’amour, d’honneur, de justice et de paix. Même si le monde qui l’entoure cherche désespérément à lui faire retrouver la raison, qu’il se fait ruer de coups et qu’on se moque de lui, rien ne lui enlève ses illusions : Don Quichotte continue de croire en ses aventures et à l’importance de son rôle de redresseur de torts. Voilà pourquoi on l’appelle aussi le « Chevalier à la Triste Figure ». À bien y penser, Spiderman n’est peut-être pas si loin de Don Quichotte, finalement… Don Quichotte est considéré comme étant le premier livre a succès de l’histoire de l’édition. Cervantès a commencé à écrire les aventures de Don Quichotte en 1602, alors qu’il était en prison. À cette époque, les romans de chevalerie étaient aussi populaires que le sont les aventures de Harry Potter à notre époque… Cervantès a vendu 30 000 exemplaires de son roman en deux ans et il y a eu treize éditions du vivant de l’auteur – un succès phénoménal pour l’époque! Il a publié la deuxième partie de Don Quichotte dix ans après la première, soit en 1615. Quatre siècles après sa première parution, Don Quichotte a été traduit en plus de soixante-dix langues. On dit que c’est le livre le plus lu sur la planète après la Bible! Le plus drôle, c’est que si Don Quichotte n’était pas d’abord destiné aux enfants, il a quand même intéresséles jeunes dès sa parution. Et, encore aujourd’hui, il est toujours aussi populaire! Pourquoi? Sans doute parce que tous les lecteurs peuvent y trouver leur compte : Don Quichotte, c’est tout à la fois un roman comique, d’aventures, philosophique, historique, mais aussi un roman qui dénonce les idées mises en place par les gouvernements. Le roman de Cervantès a aussi inspiré bien des peintres, des graveurs, des sculpteurs, que des auteurs et des réalisateurs. Mais encore, si le roman de Cervantès plaît toujours autant, c’est sans doute parce que nous avons tous à l’intérieur de nous un Don Quichotte la tête dans les nuages, prêt à s’enflammer pour de grandes causes et un Sancho Pança plus prudent et bien dans son quotidien… Qu’en penses-tu?


VERGLEICHE UND UNTERSCHEIDE Goethe (1749-1832)

Cervantes (1547-1616)

WORIN SIND SIE SICH ÄHNLICH? Die Änhlichkeiten: Beides haben ein postumes Werk veröffentlicht: “Los trabajos de Persiles y Sigismunda” von Cervantes und der zweite Teil vom Faust, von Goethe. Beides sind nach Italien gefahren: Cervantes im Jahr 1569 und Goethe im Jahr 1786. Auβerdem sind ihre Häuser heutzutage Museen: Cervantes´ Haus ist in Alcalá de Henares (Madrid) und Goethes Haus ist in Frankfurt (Deustchland).

WORIN UNTERSCHEIDEN SIE SICH? IN BEZUG Gold Jahrhundert Er kommt aus Spanien Einen Arm im Krieg verloren Katholisch

literarische Epoche Nationalität Krieg Religion

Romantizismus Er kommt aus Deutschland Er war nie im Krieg Protestantisch

HAUPTMERKMALE DER ÄHNLICHKEITEN UND UNTERSCHIEDE Cervantes gehört zum Gold Jahrhundert (Siglo de Oro), aber Goethe gehört zum Romantizismus. Wir finden anderen Unterschied zwischen ihren anderen Tätigkeiten: Cervantes war ein Soldat, der gegen die Türken im Jahr 1571 in Lepanto (Griechenland) gekämpft hat. Dort hat er die Bewegung von seinem linken Arm verloren. Er wurde “El Manco de Lepanto“ gennant. Dagegen hat Goethe in Physik, Botanik und Zoologie geforscht. In Bezug auf die Religion war Cervantes Katholisch und Goethe protestantisch. SCHLUSSFOLGERUNGEN Beides sind weltbekannte Schriftsteller, die in verschiedenen Epochen lebten. Sie waren verheiratet und hatten Kinder. Besonders bekannt sind ihre Werke: „El Quijote“ von Cervantes und „Faust“ von Goethe. Heutzutage lernen die Schüler immer noch ihre literarischen Werke. Cervantes war nicht nur Schriftsteller, sondern auch Soldat. Und Goethe war Physiker, Botaniker und auch Zoologe. Sie hatten verschiedene Nationalitäten, aber die gleiche Liebe zur Literatur.


ERAN BUENOS TIEMPOS - ¿En 1605 estaban permitidas este tipo de cosas? - ¿A qué te refieres, jovencita? - A esto- arrojé sobre la mesa el periódico de la mañana, dejándome caer sobre una silla con un suspiro de agotamiento- Léalo, abuelo. El abuelo se puso las gafas y miró con atención la página del diario que yo le señalaba, presa de la indignación. Permaneció un buen rato en absoluto silencio y, al cabo de unos minutos, levantó la cabeza e hizo un gesto de desaprobación. - No, muchacha. Esto en mis tiempos no pasaba. - ¿Verdad que no?- corroboré-. Es alucinante. - No digas esas palabrejas, mujer. No acabo de acostumbrarme a oírte hablar así. Me levanté a prepararme una taza de café bien cargado. Realmente la necesitaba. - Pues yo hablo así, abuelo. No estamos en el siglo XVI. Él enmudeció. Sabía que le había dado donde más le dolía, en su punto débil. - Es verdad, y es una lástima. Todo era mejor en aquella época. Volví y me senté a su lado, sintiéndome un poco culpable. Había girado discretamente su mecedora hacia la ventana del salón, seguro que para evitar el contacto visual conmigo. Me disculpé y, para cambiar de tema y pasar el rato, le pedí que me contara otra de sus historias. Tal y como esperaba, no se hizo mucho de rogar; siempre parecía ansioso por hacerlo. Se mesó la espesa barba canosa y comenzó el relato: - Cuando por fin terminé La Galatea corrían tiempos difíciles, pero difíciles de verdad, no como estos que ahora los jóvenes llamáis crisis. Recuerdo que podías encontrar un pobre por cada esquina, aunque eran tantos que no era fácil distinguir entre aquellos que eran pícaros, aquellos que eran simples holgazanes y los hombres desgraciados por las vicisitudes de la vida. La sociedad estaba muy revuelta en todos los aspectos... - ¿En qué aspectos? - Me llevaría una eternidad contártelos todos. Además, imagino que no querrás que este viejo escritor te imparta una lección de Historia a estas horas de la mañana, ¿no es así? Me vi obligada a asentir, aunque la verdad es que no me hubiera importado. - Bien. Pues entonces me limitaré a relatarte lo más importante y de lo que más se hablaba en esos años: de los canallas de los moriscos. La opinión popular era muy intransigente con ellos, y debido a esto creí conveniente plasmar mi punto de vista en cierta parte de la obra El coloquio de los perros… - Una idea estupenda, desde luego. Y muy sensata además. Mi abuelo Miguel siempre había sido un hombre

muy fantasioso, como buen literato, pero lo era aún más desde que le llegó la enfermedad. Que se creyese el mismísimo Cervantes resultaba a veces entretenido, pero muchas otras desesperante e insoportable. Había que seguirle la corriente a todas horas si no queríamos que se alterase y sufriera otro infarto cardíaco. Cuando estaba cariñoso, solía llamarme incluso “su Dulcinea”. Al principio nos había costado bastante asumir aquella situación. - Sensata, sí- se rascó la barbilla-. No habría podido definirlo mejor, señorita. Siempre se me ha considerado un hombre sensato. La mayoría de los caballeros honorables de mi tiempo lo eran.

- ¿Incluso después de haber pasado un tiempo en la cárcel? El abuelo me fulminó con la mirada. Caí en que mi pregunta quizá había sido o demasiado directa o demasiado impertinente. - Estar entre rejas no acaba con la sensatez, la honra y la fuerza de espíritu de un buen hombre. - Bueno, pero sí le vuelve un poco “tarumba”, ¿no?ante su gesto interrogante, me apresuré a aclarar-: Loco, abuelo. Quería decir loco. - Loco decían que estaba también mi tan estimado don Alonso Quijano, a quien tanta gloria le debo, y no era por eso un caballero menos honrado ni menos valeroso, ¿me equivoco? - No, no se equivoca- tuve que reconocer. Tomé un nuevo sorbo del café, que ya se había enfriado. Contuve una mueca de disgusto. - ¿Por dónde iba?- dijo él con un carraspeo, un poco molesto por el hecho de que le hubiera interrumpido en su charla.


- Por lo de los canallas de los moriscos- le recordé. - Ah, claro. Bien, ellos eran el blanco del odio de toda persona cristiana. No importaba que estos fuesen descendientes de los musulmanes que levantaron la España que hoy conocemos y que brilla con luz propia. Muchos de mis coetáneos pensaban incluso que su expulsión de la península serviría para mitigar los efectos de la peste, el parasitismo, el subdesarrollo y la propia pobreza. - ¿En serio? - ¿Alguna vez te he mentido? Se les fue la cabeza, cegados como estaban por el odio y el resentimiento. El ser humano es demasiado pusilánime en ese aspecto: se deja llevar muy pronto por la inquina o la vanidad y no es capaz de mirar más allá de sus narices. - Estoy de acuerdo- asentí-. Somos unas pobres almas sin más sustento que el rencor, la envidia y los vicios. El abuelo Miguel se me quedó mirando un largo rato, con los ojos entrecerrados, para después inquirir: - ¿A quién pertenece tan ingenioso decir? - A nadie, al menos que yo sepa. Es algo que me acaba de venir a la mente. Sonrió. - Vaya, jovencita. Sin duda serás una gran escritora si sigues así. Una célebre escritora, de esas cuyas historias perduran durante siglos. Sonreí. - ¿Como las tuyas, abuelo? Se quitó las gafas para limpiar los cristales con parsimonia y tosió. - Como he tenido la ventura de que lo sean las mías, querida. Estuve contemplándole embobada por unos instantes. Ni siquiera recuerdo en qué estaba pensando exactamente en esos momentos. - ¿Quieres que te lea algo?- interrumpió de repente mis cavilaciones con aquella inesperada proposición¿Unas páginas de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha, tal vez? - Claro, ¿por qué no?- me encogí de hombros y fui hasta la estantería más cercana a coger el primer ejemplar del libro que encontré. Cuando se lo tendí hizo una mueca mal disimulada. - ¿Qué birria de libro es esta que me traes, tan atestada de imágenes y con tan poco contenido? - No es una birria, abuelo- le expliqué pacientemente-. Es una simple adaptación. - ¿Una adaptación, Dulcinea? Las grandes obras de la literatura son para disfrutarlas tal y como su autor tuvo la gracia de inventarlas. Suspiré, aunque opinaba del mismo modo. - La está leyendo Carlota para la escuela. Solo tiene once años.

EL CUENTACUENTOS 1º premio categoría de bachillerato Cuando oyó esto y comprendió lo que le decía, Miguel pareció de lo más complacido. - ¿La pequeña está leyendo mi novela?- le brillaban los ojos- ¿Y les ha referido ya a sus compañeros que ese genio que la escribió no es ni más ni menos que su abuelo? Me hubiera gustado echarme a reír y llamarle loco, pero sabía que él me contestaría algo así como que era más bien un “loco cuerdo”. - No sé si les habrá dicho algo- me limité a responder-. Si quiere, luego le pregunto. Le bastó con mi promesa, abrió el libro por una página al azar y comenzó a leer: -« Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento- hizo una pausa para recuperar el aliento-; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén.» Dejé que leyera aquello de un tirón porque me encantaba ese fragmento en particular. - Es impresionante la manera que tenía de escribirreconocí- y de decir las verdades que tantos otros optaron por callarse, bien por prudencia, bien por miedo. - Me llena de satisfacción que te guste tanto y que sepas apreciar mi trabajo, jovencita. Me quedé meditando unos segundos y cuando noté que su mirada se clavaba en la mía solté, sin poderlo evitar: - Eran buenos tiempos, ¿sabe? - ¿A qué tiempos te refieres exactamente? - A aquellos en los que vivió el verdadero don Miguel de Cervantes Saavedra. Porque usted es consciente en el fondo de que no es ese Miguel de Cervantes que escribió El Quijote, ¿verdad? Contuve la respiración mientras veía como los ojos de mi anciano y enfermizo abuelo se abrían de par en par, y cuando temí haber cometido el error más grande de mi vida por pasarme de lista, él rezongó, con voz cansada: - Eran buenos tiempos, en efecto.

Raquel Ruiz Incertis, del IES Bernardo de Balbuena, Valdepeñas (Ciudad Real)


El Quijote en la poesía Quijote y Sancha

Don Quijote cabalga entre versos

L

levo dentro de mí Quijote y Sancha como toda mujer de ancha es Castilla, llevo dentro de mí mora y judía, llevo un trigal, un chopo y un viñedo. Presta a luchar con mi locura cuerda Quijote y Sancha contra el vulgar e injusto, el ambiente es hostil pero da gusto cuando soporto bien la burla y befa, y a enderezar entuertos y a embellecer a tuertas. Luchar con verso en ristre por conquistar la puerta de un amor borrascoso. ¿Dónde mi Dulcineo? ¿En qué Toboso?

Reían los molinos. Callaban los gigantes. Los vio con su escudero el caballero andante. Gigantes o molinos. Molinos o gigantes. Con Don Quijote a cuestas temblaba Rocinante. Y con su lanza en ristre, tan loco y arrogante, contra uno arremetió el caballero andante. Las aspas le rompieron su sueño en un instante, movidas por el viento furioso y desafiante. En el suelo, quimeras. Maltrecho, su talante. Sus ojos se cubrieron de lágrimas brillantes.

Por la mancha

P

Giraban los molinos. Huyeron los gigantes. Ensueños y visiones del caballero andante..

or la Mancha Sancho se aquijota y Quijote se ensancha. En la recopilación poética de Gloria Fuertes (Madrid, 1917-Madrid, 1998) Titulada: Historia de Gloria (Amor, humor y desamor)

Adivina, adivinanza: va montado en un borrico es bajo, gordo y con panza, amigo de un caballero de escudo y lanza, sabe refranes, es listo. Adivina, adivinanza... ¿Quién es?

Antonio García Teijeiro.


P E

l hombre se despierta de un incierto sueño de alfanjes y de campo llano se toca la barba con la mano se pregunta si está herido o muerto. ¿No lo perseguirán los hechiceros que han jurado su mal bajo la luna? Nada. Apenas el frío. Apenas una dolencia de sus años postrimeros. El hidalgo fue un sueño de Cervantes y don Quijote un sueño del hidalgo. El doble sueño los confunde y algo está pasando que pasó mucho antes. Quijano duerme y sueña. Una batalla: los mares de Lepanto y la metralla.

Sueña Alonso Quijano

Jorge Luis Borges (Argentina), de La rosa profunda (1975)

or la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar... Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura, y va ocioso el caballero, sin peto y sin espaldar... va cargado de amargura... que allá encontró sepultura su amoroso batallar... va cargado de amargura... que allá «quedó su ventura» en la playa de Barcino, frente al mar... Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar... va cargado de amargura... va, vencido, el caballero de retorno a su lugar. Cuántas veces, Don Quijote, por esa misma llanura en horas de desaliento así te miro pasar... y cuántas veces te grito: Hazme un sitio en tu montura y llévame a tu lugar; hazme un sitio en tu montura caballero derrotado, hazme un sitio en tu montura que yo también voy cargado de amargura y no puedo batallar. Ponme a la grupa contigo, caballero del honor, ponme a la grupa contigo y llévame a ser contigo pastor. Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar...

Vencidos

León Felipe (Tábara, Zamora 1884-1968), de Versos y oraciones de caminante Escucha la versión musical del poema de Joan Manuel Serrat


Gracias a los alumnos de bachillerato que estudian la asignatura de Ciencias de la tierra por venir a nuestras clases de primaria a contarnos y enseñarnos lo importante que es cuidar y respetar la naturaleza.

Click en la imagen para ver el video

Sancho unámonos a esta noble causa. ¡El agua es vida para todos! Si Doñana no recupera su agua, las aves no podrán vivir allí los meses de invierno y... quién sabe lo que les sucedería...

El colegio Arturo Soria lleva 30 años visitando Doñana

Nos dijeron que Doñana es un Humedal imprescindible para la vida de miles de aves que todos los años migran desde el norte de Europa buscando temperaturas mas calientes para pasar el invierno. Ahora sabemos que en España tenemos la suerte de poseer un espacio privilegiado en el que miles de aves y otros animales pueden encontrar las condiciones idoneas para vivir. “En un lugar de Andalucía, cuyo nombre es DOÑANA... Cada año, alrededor de seis millones de aves migratorias paran en sus lagunas para descansar en sus largos viajes entre Europa y África. Algunas de ellas se quedan allí para pasar el invierno y criar. Ahora mismo, mientras ánsares, espátulas y otras muchas aves acuáticas vuelan hacia Doñana, el futuro de este espacio Patrimonio de la Humanidad es más incierto que nunca. Tenemos que convencer al Gobierno español de que detenga el asedio y la degradación del Parque, y ahí es donde te necesitamos. Este otoño, acompañando a las aves, llegarán origamis de papel enviados desde toda Europa para pedir al Gobierno español que proteja Doñana. Decenas de miles de ciudadanos ya se han sumado a esta campaña y el colegio Arturo Soria también. Y es lógico ya que el parque Natural de Doñana es uno de los lugares elegidos por el colegio para acudir con los alumnos de 6º de primaria y pasar una semana conociendo y disfrutando de todo lo que aquella naturaleza ofrece.


La biblioteca del colegio dispone de distintas adaptaciones de EL QUIJOTE contadas a los niños y niñas. Una gran novela llena de aventuras divertidas y maravillosas, de sueños y de magia, de enseñanzas y lecciones... Para leerlo en familia o sólos, en el colegio o en casa. ¡Pidelos prestados!


PELÍCULAS, DOCUMENTALES, AUDIOS

En este enlace puedes ver el primer capítulo de la serie de RTVE “El Quijote”, de Manuel Gutiérrez Aragón con Fernando Rey y Alfredo Landa. En el se relata cómo Alonso Quijano decidió convertirse en Don Quijote de la Mancha.

Don Quijote de la Mancha fue una serie de dibujos animados emitida en 1979 que adaptó la obra de Miguel de Cervantes. Fernando Fernán Gómez y Antonio Ferrandis ponían voz a Alonso Quijano y Sancho Panza, respectivamente. Sintonía compuesta por Juan Pardo e interpretada por Bo-

Este documental de RTVE documental de titulado: RTVE titulado: “Cervantes y la leyenda de Don la leyenda de DonQuijote”, Quijote”,nos nos da mucha que mucha información informaciónde delalaépoca épocaenenla la CerCervantes vivió de los motivos le lleva- a vantes vivió y dey los motivos queque le llevaron ron a escribir su novela “El Quijote” escribir su novela “El Quijote”

“ACÉRCATE AL QUIJOTE” Radio a la carta Presentado y dirigido por: Nieves Concostrina.

¿Sabías que, al cambio, Cervantes solo cobró 200 euros por los derechos de autor por El Quijote?, ¿La razón por la que Cervantes dedicó el libro al Duque de Béjar?, ¿Que entregó el libro sin repasarlo y el editor ni se molestó en leerlo?, ¿ Que Lope de Vega al publicarse el libro cargó tintas predicando que era un libro nefasto? Todas estas anécdotas y aún más curiosidades en el podcast del programa “acércate al Quijote” de Radio 5 en breves entregas de 5 minutos donde conocer decenas de curiosidades y anécdotas de la literatura universal. PREMIO ONDAS NACIONAL DE RADIO: Mejor tratamiento informativo A Nieves Concostrina y sus “Concostorias” en RNE sobre el cuarto centenario de la muerte de Cervantes. Concostrina ha hecho un recorrido histórico por la España cervantina de forma amena, didáctica, rigurosa y divertida.


157 en un lugar de...  

La revista escolar del colegio Arturo Soria de Madrid

157 en un lugar de...  

La revista escolar del colegio Arturo Soria de Madrid

Advertisement