Page 1

INERGIA C Nยบ 1 - Octubre 2013 - Gratis con El Diario

Volver al cine


SUMARIO 4

Volver a la Argentina de los sesenta.

5

Cortometraje colectivo

9

Estrenos en DVD

1O 12

6

Cine por los rincones

Resultados que se hacen esperar

20

Lo otro que no es cine, pero estรก bueno igual.

22

Broches de oro de un pentagrama

Volver al cine

14 Herida en la celuloide

C 18 Como la leyenda del fenix

2


EDITORIAL

A nuestros lectores:

E

n una ciudad como la nuestra que recién comienza a redescubrir el cine, hacer una revista así requiere tiempo y una inversión que creemos necesaria porque Paraná se merece algo así: la revista que soñamos hacer, un suplemento donde decidimos hacer pie en el cine local y latinoamericano, sin excluir el material internacional. Es momento de que dejemos de ser la Shelbyville de Santa Fe y comencemos a retomar esos espacios que considerábamos perdidos, a crear nuevos y a generar contenidos para toda la región. Lograr esto es un esfuerzo que no sólo tienen que realizar los productores y artistas, sino también que requiere un impulso del público local. Las masas sospechan que cuanto más explosiones haya en una película, mejor será; las minorías suponen que mientras más dure una escena sin corte de cámara, mayor satisfacción. A nadie le importa que el plano secuencia no proponga más novedad que su extensión ni que las explosiones hagan a la trama. Lo importante es tener la posibilidad de acceder a múltiples universos a través de la gran pantalla. En Cinergia vemos con alegría que en nuestra ciudad, después de mucho tiempo, volvamos a tener esta posibilidad, más allá del cine oportunista y dependiente del deseo de algunos pocos, los ciclos cada vez más frecuentes toman una relevancia que no ha de dejarse pasar en la agenda de nuestra ciudad. El contenido, la gratuidad y la variedad nos dejan al alcance de la mano aquello que antes se nos escapaba: cine de calidad y para todos. Nos pusimos los pantalones, ahora el cine es nuestro. Las salas son nuestro espacio. Ocuparlas no sólo es un placer, sino un deber que nos ocupa a todos los que sabemos valorar al séptimo arte.

Staff Director: Guadalupe Barreto Editor General: Iván Darío Niello Columnista honorario: Milagros Almondaray Asesor creativo: Daniel Martín Maidana Fotografía: Lucas Bonet Corrección: Octavio Emanuel Alarcón Redactores: Iván Darío Niello Daniel Martín Maidana Colaboradores: Fernando Kosiak, Walter Fernández, Nicole Chort, Ileana Reyes, Josefina Galván Darrichón, Pablo Ortiz, Geraldine Brezán Diseño Visual: Guadalupe Barreto Daniel Martín Maidana Iván Darío Niello DRAPER Inc. Fb/Agencia Draper Podés mandar tu FanArt a cinergia@hotmail.com

3


CINEPARAVER

Volver a la Argentina de los setenta E

Por Nicole Chort

4

l invento cinematográfico engendró a esos aficionados a la pantalla grande: los cinéfilos. Esos que experimentan desde placer hasta obsesión cuando miran una película. Y la observan de nuevo, leen el guion, consiguen la música, averiguan sobre los actores y si se da la ocasión, la vuelven a ver. A quienes les apasiona el cine, y también a los que no tanto, dedicamos esta sección donde se encontrarán con algunas películas que disfrutarán ver. Producciones que, según creemos, serán en el futuro los clásicos del pasado. En esta oportunidad, conmemoramos a la filmación que ganó los premios Cóndor de Plata por mejor película, guion, dirección y actriz el lunes siete de octubre: Infancia clandestina. La producción, que ya fue estrenada en Italia, Holanda, España, Francia, Rusia, Brasil ganó además 10 premios Sur, fue nominada a los Oscar como mejor película extranjera y finalista en los premios Goya, entre otros. La cinta relata la historia de Juan (Teo Gutiérrez Moreno), un chico de doce años, y su familia. En el año 1979 sus padres Charo (Natalia Oreiro) y Daniel (), integrantes de Montoneros, toman la decisión de terminar con el exilio en Cuba para regresar a luchar en la contraofensiva montonera, ayudados por su tío Beto (Ernesto Alterio). Es una ficción de militancias, de secretos y de pasiones. Adonde los deseos se hacen realidad y desaparecen, adonde se consigue ser feliz y desdichado. El detalle, la pizca de originalidad, está en que la historia no gira sobre el gobierno dictatorial o sobre los miles de desaparecidos: es la imagen de un niño que se ve obligado a convertirse en hombre demasiado rápido y entra en contradicción con los ideales de sus padres. Es el relato visto desde los ojos de un pequeño siente todo tipo de sentimientos en el marco de una época dramática del país, y de cómo en semejante contexto de angustias, de pérdidas, de separaciones, también pueden florecer las cosas lindas de la vida. O mejor dicho, que aún para las personas que vivían la persecución de cerca había

momentos felices con la familia, con los amigos, con la gente que los ayudaba. A causa del sólido elenco la experiencia para el espectador es placentera y penetrante por diferentes motivos. Inclusive las memorias más dolorosas se resuelven con éxito en forma de animaciones que nos permiten pensar lo sucedido, pero sin sufrirlo. Sin padecer el dolor de un plan que se echa a perder. Una filmación para conmoverse y emocionarse, que nos enseña que clandestinidad es inadmisible en un chico de doce años y que el maní con chocolate es una bala y además una símbolo de amor.

Título original: Infancia clandestina Director: Benjamín Avila Actores: Natalia Oreiro, Ernesto Alterio, César Troncoso, Benjamín Avila, Teo Gutiérrez Moreno, Mayana Neiva, Cristina Banegas, Violeta Palukas, Lucas García, Douglas Simon, Marcelo Mininno, Lucas Zenone, Candelaria Irigoyen, Dylan Ezequiel Rodríguez, Rodrigo Romero Odriozola Año: 2012 Género: drama Duración: 112 minutos


cortometraje colectivo R

Por Ileana Reyes

odrigo Stettler y Nahuel Beade son productores de un cortometraje llamado La caída de los globos. La pre-producción y el rodaje se realizaron en nuestra ciudad en junio del año pasado. Esta primera etapa fue posible gracias a los fondos de un premio otorgado por el Instituto Audiovisual de Entre Ríos en conjunto con sus ahorros personales. Pero esto no fue suficiente. La posproducción, que contaba con animación 3D, más los efectos de imagen y sonido, quedaron fuera de presupuesto. Para realizar un cortometraje hace falta primero una idea. Luego empiezan a desprenderse borradores de guiones, castings, llamadas, mails, consultas de presupuestos, viajes. Sin embargo, para que el proceso de creación pueda llevarse adelante, es necesario tener acceso a todos los recursos. Es en este momento donde muchas producciones quedan como proyectos para siempre, o en otros casos son de baja calidad. El problema: la financiación. Gracias al avance de las tecnologías, el fenómeno de las redes sociales y el acompañamiento de amigos y colaboradores, la Productora Tertium Quid pudo finalizar La caída de los globos. Fue a través de una plataforma virtual de financiamiento colectivo independiente que alcanzó su cometido. Panal de Ideas es un espacio virtual comunitario que busca proporcionar la autogestión de proyectos culturales. Los colaboradores, denominados activistas, obtienen a su vez una recompensa que es proporcional al aporte realizado. En este caso, los activistas podían elegir hacer aportes que van desde los $40 hasta $1.700 y tener recompensas como agradecimientos públicos, invitaciones vip al estreno, wallpapers o DVD’S del corto. La productora

optó por este modo de financiamiento por la política y filosofía de Panal de Ideas, ya que las características artísticas y técnicas del proyecto eran acordes a una forma de financiamiento alternativa. Ahora, el corto podrá ser realizado, ya que se logró alcanzar exitosamente la meta financiera en el mes de agosto que consistía en la suma de $8500; incluso los aportes extras, permitieron llegar a un total de $9800.

LA CAÍDA DE LOS GLOBOS: es una metáfora con tintes surrealistas sobre las etapas del hombre y sus relaciones de poder a través de la vida. Empezando por la niñez, pasando por la adultez, la vejez y la muerte hasta concluir, irónicamente, en el nacimiento, donde todo indica que el período vuelve a comenzar.

5


NOTA DE TAPA

l a r e v l o V 6

e n ci


E

Por Ivan Dario Niello

l cine supo ocupar el lugar de ser una salida obligada el fin de semana, de ser un ícono de una la gran ciudad. Pero la verdad es que en Paraná eso de ir al cine era cosa que se veía sólo en las películas. Por lo menos así fue durante un tiempo. Sin embargo, hace rato ya que el cine volvió a poblar sus salas, a lucir sus carteleras y a convertirse en el paseo de una vez al mes. Fenómeno raro, teniendo en cuenta que se fue dado por muerto más de una vez, principalmente gracias a internet. Es que cada vez es más fácil acceder a las mismas películas de la cartelera online y ya sin la necesidad de sufrir esas copias caseras dobladas en español de España. Aunque, para ser justos, todavía se ve mucho puesto callejero con la promo de dos pelis por diez pesos con una calidad detestable. ¿Por qué entonces la gente vuelve al cine? Hay quienes inocentemente creen que se recuperó la mística propia del séptimo arte, o aún más, que las carteleras rebalsan de buenas obras. Y me gustaría hacer un énfasis en eso de “inocentemente creen”, porque si el cine vuelve a tener una sonrisa en la cara, no es precisamente porque haya recuperado la mística. Más bien creo que tomó el camino del nipón y le debe la fascinación a mucho ruido con lucecitas. Pero vayamos por partes. El cine siempre ha sido un lugar de encuentro, de ello no caben dudas. Ya sea una salida con amigos,

7


“El cine está sobreexplotado a niveles risibles; viejas cintas se reestrenan para satistacer al mercado”.

8

una cita, un domingo con los sobrinos. El auge del cine en nuestros días se ve marcado por los últimos cinco años. Tomemos el ejemplo de nuestra ciudad: el Cine Rex estuvo a oscuras por un año antes de empezar con su lento repunte. Cruzando el charco, en Santa Fe, Cinemark tuvo su gran revival allá por 2008 cuando se trasladó desde el Walmart al complejo de La Ribera Shopping, junto al puerto, y a escasos metros de la terminal de ómnibus. Esto quiere decir, nada más y nada menos, que poco más de cinco años que los cines vienen en carrera por el público. Los motivos, sin embargo, van más allá de las reformas inmobiliarias o los traslados a lugares privilegiados de la ciudad. Para ver los resultados, basta con pegar un ojo a la cartelera desde entonces. Con esto no me refiero sólo a los títulos, claro, sino a un pequeño detalle que empezó a cobrar cada vez más protagonismo, y que fue, en mi opinión la olla de oro al final de un gris arcoíris: el 3D. El cine en tercera dimensión es el elemento sorpresa, el juguete nuevo, el as bajo la manga. Es mucho más barato que un Smart TV con 3D y francamente puede transformar la trama de una película como Avatar. Sin embargo, como todo chiche nuevo está siendo sobreexplotado a niveles totalmente risibles. Viejas cintas como El rey león, Titanic o Jurassic Park son películas que tuvieron su momento de gloria, sus galardones, y qué quizás por eso el merca-


do vio con ojos tiernos sus reestrenos. No es que no vaya a ser una experiencia nueva, pero francamente, es un desperdicio de tiempo y salas cuando allá afuera quedan novedades prometedoras. Hay que ver además, la otra cara de la moneda, porque no sólo la innovación tecnológica volvió a poner el cine de pie. Para entender esto hay que ver ahora los nombres en la cartelera. En una esquina, y representando el facilismo de Hollywood, tenemos otro golpe de nostalgia para todos aquellos que crecimos leyendo historietas: las peliculas de superhéroes. Desde el comienzo con X-Men y el ya lejano y casi olvidado Spiderman de Sam Reimi (la original y de mejor trabajo artístico) hasta la última de Superman de Zack Snyder, se ha estrenado no menos de una película del palo por año, incluido el lastimero Patoruzú. No es que no hubiese películas de superhéroes antes del 2000, sino que se trasformaron en el género más pedido, más vendido y más seguro del cine de los últimos años. La razón, según entiendo, subyace en dos importantes logros del imperio del cine: primero, se dejó de tomar al género ridículamente, para darle paso a un mercado con un target selecto que terminó por universalizarse por su calidad. En segundo lugar, siguiendo los pasos de El Señor de los Anillos, se hipotecaron actores y directores para hacer de cada película individual una saga. Este es sin dudas el mayor acierto del cine, y lo que lo puso de nuevo en marcha: anunciar la

segunda parte de la película antes o durante el estreno de la primera. Se logra así tener una continuidad, un lazo con los espectadores que –ya que vieron la primera- no se pierden las continuaciones. Todas las grandes taquillas se pueden leer en este sentido: el Señor de los anillos/el Hobbit; las ocho de Harry Potter, todas las de Marvel Comics y las que Zach Znyder y Chritopher Nolan han convertido en genialidad del mundo DC. Lejos quedaron Adam West y George Clooney cuando Nolan rehízo Batman. Transformó al héroe oscuro en furor mundial, y utilizó todos los mecanismos del nuevo marketing del cine: escribió un exelente guión, buenos efectos especiales, lo armó en forma de saga y jugó con el misterio para que su plan fuera un éxito. En la esquina opuesta, tenemos al cine nacional, o como algunos lo llaman ahora: “Cine Ricardo Darín”, que también se le puede conocer como Campanella o Santaolalla, pero llamémosle Darín. Desde el memorable y exquisito estreno de El secreto de sus ojos, y su posterior premio Oscar, lo nacional volvió a tener gustito. Esta vez, el ojo espectador se alejó de las pavadas de los olvidados de video match (hoy Sin codificar) donde sólo había chistes malos y buenas curvas femeninas, y se enfocó en el buen cine, de calidad y de competencia. Mejor incluso, que el de Hollywood. Todo lo que vino después no es más que el intento desesperado de repetir ese éxito. Ojo, se ven películas buenas, como la reciente Tesis de un homicidio, o como Séptimo. El problema está en la figurita repetida: Darín y Campanella, con Francella como alternativa en el banco de los suplentes. A pesar de que el cine nacional se haya puesto un poco denso con lo peliculas sacadas de novelas policiales argentinas protagonizadas por el ex galancito, es evidente que ha sido otro de los pilares del nuevo cine; ha logrado volver a sentar al espectador argentino pochoclero y exitista en las salas de todo el país. Al menos una vez al mes vemos la cara de Darín entre la nueva de Disney y la de Superman. Podría leerse empero, que esto constituye una especie de saga como la de los superhéroes. En una de esas los peces gordos de las grandes productoras temen que si no aparece uno de los nombres mencionados la obra no tenga éxito. En resumidas cuentas, hay que reconocer que la gente volvió al cine, y que volvió con ganas. Más allá de que el arte casi haya desaparecido entre películas para chicos, superhéroes en tres dimensiones y Ricardo Darín, por lo menos se recuperó la sana costumbre de visitar el cine de vez en cuando y eso es lo que realmente importa.

9


RUMBOS

Estas son las propuestas que vienen funcionando en nuestra ciudad en los últimos meses y que seguirán haciéndolo, al menos, hasta nuevo aviso. Igual estoy convencido de que antes de que se publique esta nota un ciclo de cine más habrá nacido en Paraná.

E Por Pablo Ortiz

10

n una ciudad como la nuestra los ciclos de cine son una propuesta ideal. Existen iniciativas independientes, estatales o privadas que atraen a los admiradores del séptimo arte todas las semanas. Destacamos el rol fundamental que cumplen las redes sociales y agendas culturales on-line para la proliferación de estas actividades, debido a que el grueso de las noticias relacionadas a estos ciclos circula por la web.

hace más de un año, en el sótano del establecimiento a las 21. Al comienzo, la propuesta buscó atraer consumidores los días de entre semana; como fue muy bien recibida, las proyecciones también se pasaron para los domingos. La temática varía entre películas nacionales y clásicos de la edad de oro del cine norteamericano. Este bar brinda la posibilidad de sentarse en un espacio íntimo, pasar un buen rato y no pagar de más por la aventura cinematográfica.

Cine a través de L a Hendija El Centro Cultural La Hendija, ubicado al 171 de calle Gualeguaychú, realiza una fuerte apuesta al cine a través de pequeños ciclos que duran un mes o una semana, de funciones dobles o con descuentos especiales. Por lo general, las proyecciones se realizan los lunes y jueves, en diversos horarios. Los lunes de agosto estuvieron a cargo del humorista local Maxi Sanguinetti, quien propuso cuatro películas de humor. En septiembre, la temática cambió a “Películas que Enamoran”. El precio de las entradas varía si se asiste solo o en pareja. También se suman los martes de “Cine y Rock” y los jueves de “Cine Club”, con función a las 20 y a las 22, donde se eligen películas de renombre. Estas funciones tienen un precio de $15 para el público general. Cine en el sótano Shine Rock Bar, ubicado en Colón y San Martín, realiza un ciclo de cine todos los miércoles desde

Cine en la Casa remozada La Casa de La Cultura reabrió el 10 de julio, luego de dos años de obras reconstructivas. En agosto, se organizó el “Ciclo de cine de Terror” en la Sala Mayor de esta dependencia del Ministerio de Cultura y Comunicación de Entre Ríos, ubicada en 9 de Julio y Carbó. En septiembre se creó el “Ciclo Cine para Todos” a través del Instituto Audiovisual de Entre Ríos. La agenda se adapta a otras actividades artísticas, por lo que no tiene días y horarios fijos. Lo destacable: es la única oferta que solamente se detiene en los filmes argentinos. “Cine en el club”: la propuesta del Atlético Club Echagüe La institución deportiva se sumó a la promoción del cine en nuestra ciudad durante el mes pasado. La invitación incluía una instancia de debate posterior a la proyección y en relación a la temática plan-


Del otro lado La orilla que se abisma (Recopilación) Juan L. Ortiz 239 pág. Precio $55 2° Edición, Buenos Aires Edtorial Losada

teada desde la película. Se trataron diversos films relacionados a la solidaridad, amistad, compromiso social, discapacidad y deporte, durante los cuatro viernes de septiembre, a las 18 en las instalaciones del club. También asistieron profesionales y docentes universitarios para participar de los debates y moderar, a partir de algunos conceptos, la actividad discursiva de los presentes y sus planteamientos. La iniciativa se enmarcó en el convenio realizado entre la Universidad Nacional de Entre Ríos, a través del Departamento de la Mediana y Tercera Edad, y el Atlético Echagüe Club por intermedio del Departamento de Cultura. La entrada era una mínima de colaboración. Cine en L a vieja usina Se proyectaron tres películas de cine argentino durante el mes pasado a las 21 en el centro cultural La Vieja Usina, en Gregoria Matorras de San Martín 861. “La reconstrucción” del Director Juan Taratuto; “La despedida” de Chavo D’ Emilio; y “Vaquero” de Juan Minujin, fueron los films elegidos para el “Ciclo de Cine argentino Gratuito”, una variada selección pensada para el público general. El encuentro estuvo organizado por el Ministerio de Cultura y Comunicación de Entre Ríos. La entrada era libre y gratuita.

Los últimos poemas de Juan L. Ortiz son reunidos y publicados al fin: La Orilla que se abisma llega a las librerías de todo el país. La iniciativa de Losada es algo para celebrar, porque nunca es tarde para descubrir (o redescubrir) la calidad en la obra de un autor que siempre estuvo en la búsqueda de lograr una traducción del paisaje en sus versos, que luchó para descartar las convenciones y así privilegiar lo natural en su particular visión del mundo. El libro es testimonio de eso. El libro toma el nombre de uno de los poemas pero tenemos recordar que La orilla que se abisma también es el nombre de una genial cinta realizada por Gustavo Fontán; un documental ficcionado que retoma la poética de Juanele y la plasma en el celuloide con maestría pero abusando del mismo tipo de encuadre. El libro no aburre nunca. Si uno pasa una a una sus páginas se da cuenta de que Juan L. Ortiz murió como vivió, alejado de toda pretensión de conquistar la gran ciudad, tratando siempre de dar testimonio de su particular cosmovisión del mundo donde el tiempo borra contornos y se dilata o contrae hasta el borde mismo de la desesperación. Cada verso de “La orilla que se abisma” lleva al lector hasta el borde de un precipicio. Con el tiempo, esas imágenes se revelan como núcleos de significación sobre los cuales oponentes y seguidores seguirían reflexionando, aportando nuevas definiciones, reinterpretado y reactualizando sus ideas. La muerte del autor entrerriano es una ilusión, es por eso estos poemas son más vigentes que nunca. Por eso el lenguaje de Juanale muestra la unidad en el punto extremo entre el pensamiento y la palabra, entre signo y sentido, entre paisaje y el agradable sonido de sus palabras. Ahora imaginemos que se acaba el mundo, y que podemos guardar en una cápsula una docena de libros para que el hombre del futuro sepa quiénes fuimos. Yo elegiría este.

11


Resultados que se hacen esperar

L

Por Octavio Alarcón

12

a producción de cortos propuesta por el Ministerio de Cultura y Comunicación se encuentra enmarcada en el ciclo anual Entre Ríos en una mirada y cuenta con la participación de piezas audiovisuales provenientes desde diferentes puntos de nuestra provincia. Al no haber una categoría para profesionales y otra para aficionados, pareciera que la competencia no es equilibrada, Desde este punto de vista los amateurs estarían en desventaja, ya que no cuentan con conocimientos técnicos en materia cinematográfica, como si posee un profesional, por lo que optarán por realizar algo nunca visto, lograr algo original. Asimismo, no hay categoría por edad, por lo que en una misma temática compiten jóvenes de 18 años con personas de mayor experiencia,; en lo que a mí respecta, esto es un revés, no sólo porque el acceso a las temáticas abordadas podría ser más favorable para los que poseen un empleo, ya que cuentan con más presupuesto, sino también porque, en el caso de los cineastas profesionales, las condiciones de producción no son equitativas comparadas con las que pudieran contar los jóvenes, entre los cuales encontramos estudiantes universitarios, aficionados del arte, y entusiastas del hobby. No es un hecho aislado este concurso, ya que el mes pasado se realizó uno de fotografía y junto con el de producción de cortos, se encuadran bajo el título “Brazos de agua” que se lanzó en abril de este

año. Apostando a la participación masiva, una generosa suma de dinero obtendrán los ganadores. Para el primer premio habrá 5 mil pesos, el segundo desembolsará 3 mil pesos y el tercero adquirirá la suma de mil pesos. Según fuentes oficiales, hay piezas que dan testimonio de la realidad de los docentes y estudiantes en escuelas de islas, además se sumó la pesca artesanal, el transporte de ganado y las relacionadas al creciente turismo provincial, como las playas y termas La intención de promover la participación de los entrerrianos es destacable, pero aún hay mucho por mejorar. En primer lugar, categorizar el concurso, para que los participantes estén en igualdad de posibilidades de ganar. No obstante, la senda por la que se camina pareciera tener aires favorables, y el fin es aún mejor. Nuestra ciudad parece oportunamente darle el debido lugar al arte y al desarrollo creativo e intelectual local, algo imprescindible para lograr un progreso sostenido que incluya todas las esferas sociales posibles. Por otro lado se informó desde el portal www.entrerios.gob.ar la fecha de presentación finalizó el 15 de septiembre y los resultados estarían para el 1 de octubre, al cierre de esta edición, se desconocen los resultados. Asimismo, el lugar de presentación de los cortos debía ser la Casa de la Cultura de nuestra ciudad, desde allí informaron que no tienen referencia de tal acontecimiento. Seguiremos esperando.


PodĂŠs mandar tu FanArt a cinergia@hotmail.com

13


ALGUIEN DICE

Herida en el

celuloide Durante este fin de semana se proyectará la película “Bombal” un film biográfico sobre una de las poetisas chilenas más reconocidas en Latinoamérica. La cita comienza el viernes 17 de octubre a las 20:00 hs. y se repetirá durante todo el fin de semana en La Vieja Usina. Milagros Almodaray, la célebre crítica de cine de La Nación y autora del blog “Cinescalas” colaboro con su particular mirada sobre esta pieza del séptimo arte.

14


L

Por Milagros Amondaray

a biopic sobre la escritora chilena dirigida por Marcelo Ferrari, encuentra en la seducción y energía de Blanca Lewin su punto fuerte. La actriz, que había sabido mostrar tanto el erotismo como la fragilidad femenina en las películas “En la cama” y “La vida de los peces”, combina ambas facetas en esta cinta y uno no podría pensar en otra intérprete mejor para exponer las razones que hicieron de Bombal una de las primeras mujeres en atravesar la prosa con una sexualidad recalcitrante y arrolladora. Cuando Lewin yace en la cama o flota en el agua, la esencia de María Luisa está allí. La de una mujer que vivió como escribió: desnuda, expuesta, entregada, abrazando el erotismo y el deseo de fijar en el aquí y ahora todos los pormenores de la memoria imposible. Su anhelo por detenerse en un momento de perdurabilidad la condujo a elaborar sentencias breves y contundentes, casi cinematográficas, equivalentes a secuencias cortas y voraces, dolientes y testimoniales de una colisión apasionada. “Yo vivo de los recuerdos” confesó en una entrevista. Eso se desprende instantáneamente de sus páginas con ese modo de evocar tan arrebatado: “¡Qué importa que mi cuerpo se marchite, si conoció el amor! Y qué importa que los años pasen, todos iguales. Yo tuve una hermosa aventura, una vez…tan sólo con un recuerdo se puede soportar una larga vida de tedio, y hasta repetir, día a día, sin cansancio, los mezquinos gestos cotidianos”. El violín era un instrumento endiablado para María Luisa Bombal. Le hacía demandas. La ataba. La tenía presa a sus caprichos, tiempos y exigencias. La forzaba a establecer un vínculo receloso de cualquier otra pulsión que pudiera alejarla de él. Sin embargo, por muchos años, Bombal quería ceder a esas presiones y dominar el instrumento, develando ese fervor que la conducía a todo lo que eventualmente implicara tanto una condena como una salvación. Pero llegó la escritura. Llegaron los primeros poemas de los que renegaba porque para ella no había nada de extraordinario en concebirlos, como si los oficios de joven y escritora estuvieran vinculadas a la composición poética. Como si esos raptos de inspiración sucedieran con frecuencia.

15


Para María Luisa era el violín o era la escritura. Eligió lo segundo y, sin embargo, su prosa (poética, siempre poética) nunca abandonó la razón por la cual ese instrumento parecía llamarla. Así, se convirtió en una autora de frases maravillosas, sabiendo que uno de los modos para ilustrar esas distintas penetraciones a las que aludía era mediante la sonoridad, ofreciéndole al lector una composición rítmica donde nada estaba librado al azar. Quienes leyeron la obra de Bombal sabrán que la pasión con la que vivió. La gran paradoja es que ese desborde emocional nunca provocó un alejamiento de la escritura como acto disciplinario. Es decir, que por más que uno la imagine con la pluma en la mano en cualquier lugar del mundo, Bombal creía que un escritor no podía simplemente hacer erupción independientemente del contexto, por lo cual fue su estadía en París lo que terminó de configurarla como mujer de letras. Lo que a los fines prácticos se terminó denominando “realismo mágico”, para ella era un recurso vital a la hora de difuminar los límites, para que la dualidad presente en La última niebla, se apoderara de todo su proceso de escritura, cimentado en difuminar las separaciones entre realidad y sueño. No sabemos qué la llevó a representar la subjetividad femenina con el ímpetu de quien quiere, mediante la vigorosidad del lenguaje, describir las aventuras amorosas como tumbada en medio de una ensoñación. Como no podía ser otra manera, fueron dos mundos: las personas de su vida y los personajes. Según ella, cuando un individuo que había empezado a crear era abandonado, se le aparecía con el único fin de demandarle el ser despertado a la vida. Así, Bombal no podía huirle a sus personajes, quienes la atormentaban, la desvelaban, incluso llegando al punto de verlos sentados a los pies de su cama, como niños que hacen reproches. Por otro lado, están las personas de su vida. Sobre todo un hombre, Eulogio Sánchez, con quien entabló una relación fogosa, desatada, incontrolable, que la hizo

16

“¿Y ahora cómo hago para vivir?”. La respuesta: “como siempre lo has hecho: escribiendo” protagonizar un hecho criminal luego de que él no soportara su personalidad y se entregara a las conveniencias, a un vínculo más “sensato”. El ascenso y descenso de su romance con Sánchez, arrojó a Bombal a un terreno donde su concepción de la felicidad era mutable a dos polos opuestos. En ocasiones solía definirla como algo embriagador: El amor filoso, como un arma penetrante, es clave en Bombal. En “Bombal” coexiste la armonía entre la escritura y la experiencia. Escribir, a fin de cuentas, implica el querer poner algo dentro de una burbuja, mantenerlo eterno, impoluto, a salvo del paso del tiempo, como dejando constancia en tinta de un momento de efervescencia, enmarcando las sensaciones del cuerpo en lo inmediato. Y si bien uno la nota pujar entre la buena o mala convivencia con esos instantes que se desarrollaron de igual manera que los esplendores de las mariposas (“si olvidara todo…mi aventura, mi amor, mi tormento; si me resignara a vivir como antes de mi viaje a la ciudad, tal vez recobraría la paz”), la Bombal triunfante es que la supo siempre, con la misma seguridad con la que comprendió en qué consistía la belleza de un violín, que no hay otro modo de abordar las situaciones y las palabras que entregándose a ellas con el corazón abierto, sangrante, sin remedio. Como lo ilustra ese breve diálogo de la película de Ferrari: “¿Y ahora cómo hago para vivir?”. La respuesta: “como siempre lo has hecho: escribiendo”.


PodĂŠs mandar tu FanArt a cinergia@hotmail.com

17


HISTORIAS MINIMAS

Como la leyenda del fénix 18


E Por Josefina Galván Dorrichón

se sábado por la tarde era un día más en el cine Rex de Paraná, salvo para un niña parada junto a su padre en la puerta de entrada que da a Montecaseros. Poco le importaban las cosas que sucedían alrededor, poco le importaban los problemas del país, y los dichos de un alucinado egresado de Harvard que decía que el peso de los problemas argentinos iba a desaparecer porque el peso-dólar iba a durar por siempre. A la niña solo le importaba llegar a la ventanilla, sacar de su bolsillo el importe exacto y comprar su entrada. No solo se estrenaba una película más, se estrenaba una película que prometía romance, una exelente banda sonora y efectos especiales innovadores, sorprendentes y nunca vistos. Sencillamente iba a ser el mejor día en sus 6 años de existencia, porque vería Titanic de James Cameron. Las cosas no son siempre como una las espera: la película era para mayores de 13 años. La niña sencillamente no pudo realizar el sueño de su corta vida, a pesar de los esfuerzos de su padre por sobornar al boletero. Hoy, más de 20 años después, el cine, nuestro cine

ha pasado por un camino difícil del que no se sabía si iba a salir airoso. En sus inicios, el edificio gris donde se encuentra el Cine Rex fue construido con la idea de fomentar la cultura italiana de los inmigrantes y de cobijarla en la tierra que los recibió. Desde chica, mi abuela siempre relataba historias de tiempos más felices, de cuando en su interior las tablas del Teatro de la Comedia de la Sociedad Italiana se llenaban con los mejores espectáculos. Mi madre entre sonrisas siempre comentaba, sin cansarse nunca, su primera cita con quien fue mi padre en el Cine Ítalo Argentino. Mi viejo recordaba ese momento como un triunfo. Fue su primer beso. Uno más de tantos. Fue en mayo de 1938 cuando abrió sus puertas como Cine Rex, con innovaciones tecnológicas, y la concurrencia de importantes autoridades gubernamentales y una positiva recepción del público. Una verdadera cosa de mandinga para lo que es Paraná. La inauguración de la sala fue exitosa, en ella se proyectó El Huracán de John Ford, película de gran trascendencia en su epoca. Ese fue el comienzo de un largo camino donde el Rex

19


“Después de setenta y cinco años de su inauguración, cuenta con dos salas y está equipado con un moderno proyector que permite la proyección de películas en 3D” vivió momentos tormentosos, como cuando decayó notablemente su actividad con el surgimiento de la televisión en los años ’60. Pero también vivió épocas de oro, donde la gente hacia largas colas para entrar y ver una película. Con el transcurrir del tiempo el cine supo mantenerse. Hasta el año 2005 que cerró sus puertas debido a que no contaba con salidas de emergencia sujetas a las normas. Como me supo decir muchos años después uno de sus empleados; el cine Rex fue una víctima más de Cromañon. Una capital sin cine El declive comenzó un caluroso enero de 2005 cuando el edificio se clausuró por el incumplimiento de medidas de seguridad contra incendios y falta de vías de evacuación. El cierre, ordenado por la Municipalidad de Paraná, se enmarcó en la ola de controles preventivos que se realizaron luego de la tragedia de Cromañon. Luego de la tragedia los integrantes de la Sociedad Italiana no quisieron renovarle el contrato al entonces propietario e hicieron conocer su convicción de reabrir el lugar por ser patrimonio de los abuelos italianos. Por esto, es que rechazaron propuestas de instalación de mercados chinos para continuar con el legado de sus antepasados. De no haber sido por ellos el cine Rex hubiera pasado de ser un lugar de expresión del séptimo arte a un supermercado. Sin cine los fines de semanas de Paraná se volvie-

20

ron grises, hasta que apareció un nuevo inversor de Buenos Aires, Antonio Álvarez, dispuesto a hacer las reformas necesarias para su reapertura. Así fue que se hizo una gran transformación que contaba, principalmente, con el reciclado de la fachada y nuevos elementos de última generación en relación a pantallas y butacas. Nuevo Cine R ex Fue el 7 de julio de 2006 que el cine volvió para quedarse. Se reactivó con la proyección de la película El Ratón Pérez, destinada a alumnos de escuelas primarias. Ese día Paraná fue una fiesta. Ese día estuve ahí, acompañando a mi sobrino, nunca voy a olvidar el tacto de sus butacas de cuerina, y los remolinos de risas entre guardapolvos blancos y olor a golosinas. A setenta y cinco años de su inauguración como cine, cuenta con dos salas, la primera tiene capacidad para doscientas ochenta y siete espectadores y está equipada con un moderno proyector que permite la exhibición de películas en formato digital 2D y 3D. Además, es alquilada para la exhibición de otros tipos de espectáculos artísticos, ya que cuenta con un gran escenario y cuatro camarines. Sentada en mi asiento, con mis gafas de 3D puestas, percibo los cambios. Actualmente, son más de diez mil los espectadores que desfilan por las salas a lo largo del mes. Según su administrador, Juan Carlos Sánchez, esto es posible gracias a la mejora de los equipamientos que, además de brindar una buena calidad, permite que todas las semanas pueden contar con un estreno en simultáneo en todo el país. Sin dudas, el Cine Rex es un lugar histórico y emblemático de Paraná. Testigo de miles de emociones, como así también de su propia superación en el tiempo, simbolizando el mayor refugio del séptimo arte en nuestra ciudad. Yo me acomodo en mi asiento para ver la última de Cuarón.


Lo otro que no es cine, pero está bueno igual

E

Por Daniel Martin Maidana

l nuevo milenio trajo consigo un mundo dado vuelta. O mejor, no lo dio vuelta, pero cambió algunos conceptos como que teníamos del arte. Si alguna vez en materia audiovisual las disciplinas artisticas pasaba exclusivamente por el cine, es cosa del pasado. La televisión le está sacando partido a lo bueno y aunque todavía no le hace sombra al cine, por lo menos supo ponerse a la par en calidad y superarlo en ingresos. Es por eso hay series mas parecidas al cine y propias de la“no televisión”. Basta con fichar los números de algunas de los hits más famosos de la década para entender de qué se habla cuando se habla de la buena TV. Breaking Bad, Game of Thrones, Mad Men o Los Soprano son ejemplos de todo lo que la pantalla chica le sacó a la grande. Productos que acuñaron neologismos como síndrome de ansiedad preseason-finale o síndrome de depresión post-final de serie para definir conductas que provocan estas adictivas series en sus seguidores. No es para tomar a la ligera que viejos grandes del cine como Scorsese, Spieldberg o Campanella se hayan mudado a la televisión. Es que las posibilidades que ésta ofrece más allá de poder sacarle varias monedas al mismo producto son inagotables: lucirse como director, triunfar como guionista, trascender a través del sonido y llegar directamente a los hogares de miles de personas en cuestion de segundos. Un claro ejemplo de esto fue Breaking Bad, la primera serie de televisión en entrar al libro Guiness de los records por ser la serie con mejor crítica de la historia con un puntaje positivo de 99 sobre 100. La última temporada tuvo puntaje perfecto para publico y crítica, hecho que sin duda muchos productores de cine envidian.

De más esta decir que fue una de las series mas descargada de los ultimos años, superada unicamente por Game of Thrones. Presentada en 2008, Breaking Bad narra la odisea de Walter White, un profesor de química que padece cáncer terminal. White, consciente de que su seguro de vida no puede salvar a su familia de la ruina, se asocia con un ex-alumno dueño de un pequeño laboratorio, convenciéndose de que sus habilidades como químico lo podrían hacer rico cocinando droga. El genial profesor, comenzaba sus clases advirtiendo que la química es “el estudio de los cambios” y que esos cambios se vinculan con la vida misma: según él la quimica “es la constante, el ciclo: solución, disolución, una y otra vez”. Entonces, la transformación maligna de las células normales del cuerpo en células cancerígenas, la síntesis de la metanfetamina a partir del átomo de nitrógeno de la anfetamina, la metamorfosis de Walter White en Heisenberg son los tres ejes principales que atravesaron el arco argumental de Breaking Bad. La genialidad del guión de Vince Gilligan fue tener el mejor de los argumentos: Walter se transforma en Heisenberg. No porque sea necesario. No porque tiene mala suerte. Porque quiere. El cáncer es sólo el disparador para dejar atrás las inhibiciones; el reconocimiento y la avaricia, porque la vida es un círculo. Walter puede parecerse al inocente Ned Flanders pero Heisenberg es el peor de los villanos. Los detalles técnicos, la actuación, la fotografía, incluso la publicidad. Todo está pensado hasta el mínimo detalle, como en el cine. Mejor que en el cine. Es la nueva TV. Es lo que se viene, aunque ya esté acá.

21


Broches de oro de un pentagrama

S Por Lucas Bonet

22

ilencio de blanca, y luego, silencio de corchea. LA, RE, FA, MI, RE, FA, RE; MI, RE, SI, DO en corcheas ligadas. Después, una LA blanca. Silencio de corchea. Así comienza la partitura de la banda sonora que ocupa el primer puesto del ranking realizado por el Grupo de Generación de Contenidos y Rankings de Classora (GGC): El padrino. Las bandas sonoras parecieran estar subordinadas y relegadas a un film, que no en todos los casos, alcanza a estar a su altura. El GGC es un grupo que pertenece a Classora (es.classora.com), una base de conocimientos para Internet orientada al análisis de datos, que está integrada de información brindada por fuentes oficiales. En el ranking de bandas sonoras, la compuesta por Nino Rota es la más votada; a decir verdad, no por nada fue nominada al oscar como mejor Banda Sonora Original en 1972, y aunque ese año no pudo ganar, sí lo hizo en 1974, con El padrino II. Pisándole el pentagrama, la banda sonora de Titanic compuesta por James Horner y la participación de Céline Dion está en segundo lugar del ranking online. No obstante tuvo tanto éxito como la película y llegó a venderse más de 30 millones de copias, el vigésimo séptimo álbum más vendido del mundo. “My Heart Will Go On”, la pista más destacada del álbum, ganó el oscar a la mejor canción original en 1997, y en 1998, un globo de oro. En tercer lugar, el ranking de GGC propone la banda sonora de La Vida es bella, de Nicola Piovani, quién ganó el oscar a la mejor banda sonora original dramática en 1998 por la partitura de “La vita é bella”. Detrás de estas grandes obras, les siguen las bandas sonoras originales de Pulp Fiction, Gladiador, Rocky, Forest Gump, entre otras muy reconocidas. En nuestro país, es imperioso recordar la banda de sonido a cargo de Fernando Ballesteros en Tango Feroz. Aunque quizá la más reconocida sea la del éxito mundial en 2010, en un film de José Campanela, compuesta por Federico Jusid con la colaboración de Emilio Kauderer, El secreto de sus ojos.


Estrenos enDVD Título: Hannah Arendt Director: Margarethe von Trotta  Actores:  Barbara Sukowa, Axel Milberg País: Alemania

Título: Keep the Lights On Director: Ira Sachs Actores:  Thure Lindhardt, Zachary Booth País: Estados Unidos Año: 2012 Género: Drama Duración: 101 min.

Título: Hijos de la medianoche (Winds Of Change) Director: Deepa Mehta  Actores:  Seema Biswas, Rahul Bose, Shahana Goswami País:  Canadá, Reino Unido  Año: 2012 Género: Drama Duración: 148 min.

Título: Carne de perro Director:  Fernando Guzzoni Actores:  Alejandro Goic, Amparo Noguera País: Chile, Francia, Alemania  Año: 2012 Género: Drama Duración: 90 min.

Título: Mi encuentro con Marilou Director: Jean Becker Actores: Patrick Chesnais, Jeanne Lambert País: Francia Año: 2012 Género: Drama Comedia Duración: 90 min.

Título:  Cruzando el límite (Welcome to the Punch) Director: Eran Creevy  Actores: James McAvoy, Andrea Riseborough, Mark Strong País: Reino Unido Año: 2012 Géneros: Thriller

Título: Mapa Director: León Siminiani  País: España Año: 2012 Género: Documental, romántico Duración: 85 min.

Título:  Insensibles Director:  Juan Carlos Medina  Actores: Àlex Brendemühl, Juan Diego, Tómas Lemarquis País: España, Francia, Portugal  Año: 2012 Género: thriller

Título: Europa One Director: Sebastian Cordero  Actores: Michael Nyqvist, Sharlto Copley País: Estados Unidos Año: 2012 Género: Ciencia ficción Duración: 90 min.

23


CINERGIA  

Este es un trabajo práctico para el Taller de Producción de la carrera de Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Nacional de...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you