Page 1


CARLOS PUIG El buen lugar

Ciudadela de Pamplona Pabell贸n de Mixtos / Planta Baja 12 de Abril al 30 de mayo 2013 Ayuntamiento de Pamplona


Carlos Puig El buen lugar No hay fundidos ni veladuras en los cuadros que Carlos presenta en esta exposición de sus últimos trabajos. La naturaleza que nos presenta pasa por una resolución previa, mental "pongo el color donde lo veo" nos dice. Veo sin embargo uno de sus cuadros iniciados, su primera fase, y constato cómo la superficie es invadida desde el deseo, una manera de pintar que se aleja del resultado final de sus obras concluidas. En esta mancha-acercamiento a la imagen, lo que se desvela no es otra cosa que un asunto de fe, pese a saber que finalmente será el lenguaje el que hará que lo que tenga que ser, lo ideado, sea posible. Hablamos de cómic, de los perfiles, las siluetas, de los instrumentos gráficos, del pop-art. Le pregunto que qué es el cómic recordando la amistad de Hergé y Warhol mientras no puedo dejar de pensar que la espiritualidad es de carne y hueso, y en que las montañas son reducidas en el plano a líneas topográficas. Avatares biológicos, formas acumuladas, los campos, árboles, edificios. Un respeto y atención al propio pulso. Expresión limpia finalmente. Hablamos de la confianza (que también se aprende con la palabra) y de que para aprender es necesario no tener miedo a cambiar. Lo ideal, me dice Carlos que no ha hecho otra cosa que paralizarle, "me tengo que quitar ideales porque me paralizan" y que acaso ha pensado en ellos cuando la realidad, tan poderosa, le ha mostrado su certeza. Capital en la mirada es aquello por lo que se opta. No siempre hay opciones, pero en el trabajo de Carlos, en sus cuadros, se evidencia la responsabilidad con lo que hace, su voluntad de Ser. En los límites y las limitaciones está lo posible, la mejora y lo bueno. Carlos es capaz de someter su pintura a las leyes del trabajo, de lo productivo, consiguiendo dejarse de lado a él mismo, pese a que en sus cuadros lo orgánico sea importante, a pesar de la acumulación de formas y colores donde la intuición y la templanza marcan la presencia final de sus obras. Nombrar para que algo exista, dar forma. Lo real y el deseo; crecimiento y responsabilidad, todo en el cuadro. La pintura, como tantas cosas, es en buena medida una cuestión de confianza y que exige un viaje iniciático, una primera muerte para poder nacer sin los pecados originales. Reubicación en el vacío.


Caminar sin mirar hacia atrás para no convertirse en estatua de sal parecería razonable. Cuidado con hacer de uno mismo un paréntesis. Apostar por lo que muere, por la vida.

Carlos nos muestra paisajes que transita, que conoce, lugares cercanos. Una naturaleza exuberante, el muérdago y la nieve que lo limpia todo. Carreteras, árboles, nubes. Un viejo gallinero reconstruido en el cuadro, el cauce del río o la antigua casa de Maite, su mujer. Una mirada entre cenital y frontal nada ajena a lo romántico. Constelaciones de cardelinas sobre un fondo plano y limpísimo. .................................................................. .................................................................. La pintura no serviría para nada si no fuera capaz de acabar con todo aunque sólo fuera por un instante. Capaz de recoger lo necesario para que vea la luz. Lo importante es lo que cae, el objeto en cuanto a necesidad cumplida. Pienso en los mandalas (dibujos circulares de arena que se hacen con un cometido, laboriosamente, y que cuando son concluidos se deshacen). Me acuerdo de aquello de que en los templos del gótico, la clave, que era la pieza en la que concluían los arcos y que nadie iba a ver, se trabajaba con especial cuidado ya que iba destinada a Dios. El fin y la necesidad de un artista, de un pintor, no es otro que el acabar con la cultura y redimirse, afirmarse. El artista tiene el deber de hacer posible lo que le es negado, real o imaginario, de ser, y así, su necesidad, a veces, puede convertirse en algo útil para los otros. Dar sentido a un mundo que no lo tiene, reconciliar, cuestionar o acabar (del modo que sea) con las formas que han sido capaces de imponerse a lo necesario. La pintura es la experiencia frente a lo otro con unas determinadas herramientas como argumento. La realidad de alguien que se sitúa frente al lienzo y se dispone a vivir y morir durante un tiempo. La exigencia de una conclusión. Un cuadro, una pintura, es resultado de un amor imposible, de una voluntad de que pese a todo, todo es posible.


EL BUEN LUGAR Responsabilidad inmediata

El título con el que Carlos Puig nos presenta esta exposición, nos remite al deseo de un mundo ideal y posible por el que merece la pena pintar, quizas carente de los avatares biológicos y sociales que vivimos. Un deseo convertido en su caso en timón a la hora de dar forma a su trabajo. Y es que la pintura no serviría para nada si no fuera capaz de acabar con todo aunque sólo fuera por un instante. Aunque en todo trabajo se puedan encontrar analogías, toda cultura, tomada ésta como herramienta, debería ser eliminada de la hoja de ruta del pintor, después de todo, el fruto de todo trabajo, es ya hijo de la cultura que se vive. El trabajo que Carlos Puig presenta ahora y en continuidad, nos puede remitir al Tintín de Hergé, a Hokusai, a distintos modos de degustar... Lo que ahora se reclama es un objeto nuevo, distinto e independiente en el que su ejecución no tenga de base nada, en el que nada previo pueda debilitar la potencia del presente, de lo posible, navegando cada uno en sus circunstancias y realidades. Solo desde ahí se puede hacer lo que a uno le corresponde. El buen lugar (utopía) no es otra cosa que el presente, ese centro que se circunda de continuo y al que rara vez se accede. El título con el que Carlos Puig nos presenta esta exposición nos habla de determinación, afirmación y deseo. La utopía como fuerza y potencia. Deseo del buen lugar, manera de afrontarlo todo y así, en el trabajo de Carlos se evidencia su persona como exaltación, como triunfo, como confianza. No hay que esperar a que sucedan las cosas sino que hay que poner voluntad para que sucedan. La utopía está en presente y por eso se le quiere ver lejos, por eso es tan habitual evitar hablar de lo que importa, por eso la mirada actual, por eso tantas huidas y justificaciones. Leí en una ocasión, que los esquimales tenían algo así como veinte nombres distintos para el blanco de la nieve o el hielo. Imagino que cada uno de esos nombres respondería a una necesidad, a una manera de traer algo y que les sería de utilidad a la hora de cazar o pescar... Confíar todavía en que toda la pestilencia que acarrea lo nombrado y lo valida, los nombres bonitos, dejen paso a los necesarios.


La experiencia artística no es otra cosa que la búsqueda de lugares, vidas no vividas, anhelos, concreciones no posibles de otro modo. Es el recordatorio del presente relegado por un tiempo acelerado, el tiempo de la información, el del bit, la uniformidad, las espectativas limitadas y la ambición ciega donde al arte parecería que solo le quedase el papel del bufón. El éxito del bit es el de la deshumanización, el de dejar sin cuerpo al hombre, sin responsabilidad. La esperanza ensancha, la voluntad empuja al deber de ser, de encontrar lo mejor de y para uno (para todos). La responsabilidad del pintor pasa por llegar a ser quien es pese a todo, pese al objeto o con éste. El artista con pulso, vivo, monstruo a fin de cuentas (en continuo cambio), se separa de todo canon, de toda perfección... La mirada ha sido en buena medida secuestrada por el bit, por unidades repetidas. Es cierta la necesidad general de que el sentido venga de fuera, de una conciencia o justicia superior, y que este acuerdo de sentido, esta realidad inventada no hace sino crear un vacío que se intuye cada vez más insoportable porque al tiempo que parece proponer un lugar común, lo que hace en realidad, es, medirlo todo y vaciar de responsabilidad al actor, al artista en este caso. Todo lo que se asume como propio, todo lo que a uno le llega, puede también descapitalizarle a favor del bit, de un orden enajenador. Una vez más el individuo desposeído de su responsabilidad y trabajando para una armonía aprendida, justificada. La confianza es el único tesoro posible, cada ahora el momento de ejercerla. Gracias Carlos por la tuya. Alfonso Ascunce


Los canales de Babilonia Ă“leo sobre lienzo (dĂ­ptico). 116-324 cm


El rein o Ă“leo sobre lienzo. 194-194 cm


Villava Ă“leo sobre lienzo. 146-146 cm


Barrio Ă“leo sobre lienzo. 146-146 cm


Montes de la cuenca Ă“leo sobre lienzo (polĂ­ptico). 200-146 cm


Nieve cerca de la ciudad Ă“leo sobre lienzo. 146-114 cm


Casa Goñi Óleo sobre lienzo. 146-114 cm


La casa Gerarda Ă“leo sobre lienzo. 130-162 cm


Establo Ă“leo sobre lienzo. 100-195 cm


Invernaderos Ă“leo sobre lienzo. 114-195 cm


El cielo Díptico. Óleo sobre lienzo. 200-91 cm


La granja/La serrerĂ­a/Las huertas Ă“leo sobre lienzo. 46-41 cm


Primavera Ă“leo sobre lienzo. 130-114 cm


Casas rojas y nieve Ă“leo sobre lienzo. 114-162 cm


Orillas del río Urbi Óleo sobre lienzo (díptico). 146-235 cm


Chopos Ă“leo sobre lienzo. 130-97 cm


Nieve y muĂŠrdago en el camino viejo de Alzuza Ă“leo sobre lienzo. 162-130 cm


Fábrica y muérdago Óleo sobre lienzo. 81-81 cm


Arbustos y m uĂŠrdago Ă“leo sobre lienzo. 81-81 cm


El gallinero Ă“leo sobre lienzo. 114-146 cm


Constelación Óleo sobre lienzo. 114-146 cm

Emigración Óleo sobre lienzo.89-146 cm


Portal/Camino Ă“leo sobre lienzo. 22-27 cm


Pesebre/Flor de invierno Ă“leo sobre lienzo.22-27 cm


Sauce llorón Óleo sobre lienzo. 100-91 cm


Flores lila s Casi al salir de la autopista, un campo de flores lilas nos dijo hola, en el arcén aplastada una culebra gigante y dentro del Renault azul reinaba la calma. En la playa la perra negra y elegante nos insultaba a base de ladridos y saltos de energía. La playa vacía. Las calles vacías. Dentro, el tronco ardía muy lento, lo contrario que tu libro que no paraba de pasar hojas. Un buen lugar para no hacer mucho. Ni siquiera cuestionarse una vez más la gracia. Hemos dormido bien. Voy a ser más generoso. Como lo eres tú de vez en cuando, cuando sueltas la pasta alegremente. La arena entre los dedos llego de nuevo a casa, al parquet de pino naranja y crujiente. Donde ahora empieza todo. En el fondo de mi suena la guitarra. Como el mirlo madrugador que nos levantaba cada día. Las canciones van y vienen. Que malo saberlo todo, que malo tener de todo… C.P. abril 2010


Pequeña cri sis Siempre hay un tramposo en la mesa electoral… Dice que NO cuando alguien vota SI. Últimamente por la mañana ya no me apetece desayunar. Me acuerdo de ti. Me viene a la cabeza el inmenso pino donde solíamos echar la siesta. Los carboneros nos hacían corriente con sus alas como el viejo periquito del abuelo. La historia se repite. El tramposo continúa. La oficina de trabajo esta vacía. Las lechugas crecen en el parque. Al final no hubo otro remedio. Los niños vuelven del colegio con todo aprendido. En Rusia un avión intenta aterrizar en medio de la autopista. Los peces del estanque han desaparecido… Te quiero invitar a pasar la tarde sentados sobre el río en el puente de cemento para ver a las madrillas dejarse llevar por la corriente. Pierden el sitio un momento y su puesto lo ocupa otra rápidamente. Tu madre no sabía nadar. No se me olvida su risa, ni su dedo gordo mirando al sol. Desde que no esta, no paran de entrar los trastos a tu casa… C.P. Junio 2011


Tú Dicen que me conoces perfectamente, Que estas orgulloso de todo lo que hago. Que te gusta cuando miro arriba, Y cuando meto la mano al rio y saco un tritón malherido. Dicen que te alegras, cuando con los dedos, dibujo tu cara en las paredes de la calle. Que me esperas cada día en la silla que hay al lado de mi cama. Dicen que te gusta verme como levanto los brazos, para espantar, al carnero que ataca, allá en el monte. Cuando le grito vete, lejos, olvídate de nosotros. Dicen que también sonríes cuando paso por el circo, Cuando hago el payaso subido a una escalera o barriendo las calles con un plumero. Dicen que sabes hablar….¿? ¿no serás tu ese que con la mano me acaricia el pelo? C.P. noviembre 2012


Carlos Puig Ayestarán Pamplona 1970 www.carlospuigpintura.com

Estudios de Ingeniería Técnica industrial UPNA Estudios de dibujo y grabado en la escuela de Artes y Oficios de Pamplona 2013 Exposición individual.“El buen lugar” Pabellón de mixtos de la ciudadela de Pamplona planta baja. XIX premio internacional de pintura Focus-Abengoa 2012. Exposición colectiva. Exposición colectiva Gustavo de Maeztu.“Figuración en pequeño formato” 2012 Exposición colectiva promoción película “el ángel entre la niebla” Caja de ahorros de Navarra edificio central. 5º Premio de pintura ciudad de Badajoz. Exposición colectiva. 2011 El teatro Gayarre. Exposición colectiva. Teatro Gayarre. Pamplona VII Certamen Nacional de PINTURA Parlamento de la Rioja. Exposición colectiva Medalla de honor en XIX premio “Ciudad de Tudela” de pintura. Exposición colectiva Bilaketa. Exposición colectiva. Concurso pintura de Aoiz. 2010 XII Bienal artes plásticas ciudad de Pamplona. Exposición colectiva Una mano por el medio ambiente. Exposición colectiva, ciudadela de Pamplona. 2009 Bilaketa. Exposición colectiva. Concurso pintura de Aoiz.


2008 XVI premio “Ciudad de Tudela” de pintura. Exposición colectiva 2007 Civican. Exposición colectiva. Agua, arte y sur. Pamplona. Exposición individual. Polvorín de la ciudadela. Pamplona. Adquisición de obra, VIII Bienal de pintura ciudad de Estella. Gustavo de Maeztu 2006 Civican. Exposición colectiva. Agua, arte y sur. Pamplona. XIV premio “Ciudad de Tudela” de pintura.Exposición colectiva 2005 X Bienal artes plásticas ciudad de Pamplona. Exposición colectiva. XXVI Premio de pintura Vila de Cambrils 2005. Exposición colectiva 2004 Exposición individual. Señorío de Bertiz. Programa Cultur. Navarra Galería Ormolú. Exposición colectiva.Agua, arte y sur. Pamplona Edificio IWER. 1m2 para la paz aquí y ahora. Pamplona. 2003 2º premio. 1ª edición concurso de pintura del parque fluvial del Arga 2º premio. Concurso Valle de Egües Sala de cultura de Cizur Mayor. Exposición colectiva. IX bienal artes plásticas ciudad de Pamplona. Exposición colectiva. 2002 Mención especial, Adquisición de obra. Deporte y arte. Departamento de juventud del gobierno de Navarra. 2000 Exposición individual. Galería Ormolú. Pamplona 1º premio. “Día mundial del medio ambiente” Mancomunidad de la comarca de Pamplona 1999 Accésit “concurso de pintura al aire libre Señorío de Zuasti “ 1992 Exposición de acuarelas y murales.


ORGANIZA Y EDITA Ayuntamiento de Pamplona COORDINACIÓN Beatríz Iribarren COMISARIO Alfonso Ascunce TEXTO Alfonso Ascunce POEMAS Carlos Puig FOTOGRAFÍA Larrión y Pimoulier Carlos Puig Alfonso Ascunce - Caralimpia DISEÑO GRÁFICO Alfonso Ascunce - Caralimpia DEPÓSITO LEGAL NA 239-2013 IMPRESIÓN I. G. Castuera

Carlos Puig. El buen lugar  

Catálogo de la exposición Mixtos Ciudadela de Pamplona 12 de abril al 19 de mayo de 2013

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you