Page 4

El Cuaderno

4

LA VOZ DE ASTURIAS / Domingo, 6 de noviembre del 2011

ANTE EL ÚLTIMO HOUELLEBECQ Afrontamos cada nuevo día igual que se desplazaría por sus calles de siempre alguien que llevara el cuerpo de un niño muerto entre sus brazos. Lo que distingue

INTUICIONES O EL CRIMEN, EL ARTE, LA ECONOMÍA a Houellebecq del resto es que a la hora de hablar no toma la voz de cualquiera de nosotros, adultos desconcertados e incrédulos, sino la del niño muerto con el que cargamos, y que somos.

E

CHUS FERNÁNDEZ

n su última novela se nos cuenta la vida, o algo parecido, de Jed Martin, pintor y fotógrafo que muy pronto perdió a su madre y nunca llegó a encontrar del todo a su padre, con quien acostumbraba a cenar en Navidad, sin mucho que decirse. Acomodado y al mismo tiempo permanentemente incómodo, como si algo, bien dentro de él, bien a su alrededor, se hubiera desplazado fatalmente, triunfará en su campo; encontrará a una mujer; la perderá; perderá también a su padre; se verá envuelto en un asesinato y sólo estos dos últimos hechos le harán reaccionar realmente: a través de un brote de violencia catártica en el primer caso y mediante una implicación desconocida hasta entonces y manifestada en la colaboración que le brinda al comisario Jasselin en el segundo. A nadie debería sorprenderle esta implicación por su parte, puesto que Jed Martin, quien siempre se sintió abandonado por su padre, se ve obligado a esclarecer el asesinato de Houellebecq debido al sincero afecto que le unía al célebre escritor, en quien esperaba encontrar una especie de guía, un faro, una posible variación idealizada de su padre. Al final, como siempre, el

El Cuaderno 04  

Número 4 de El Cuaderno Semanal de Cultura de La Voz de Asturias

El Cuaderno 04  

Número 4 de El Cuaderno Semanal de Cultura de La Voz de Asturias

Advertisement