Page 1

cma n r

Revista Mรกs Sevilla / pรกgina 1

Aladar


i a

a a / página 2

cma n r

A

Nuestro RETO es AYUDAR a conseguir lo que otros creen imposible Durante los años de crisis Grupo Morera & Vallejo apostó por AYUDAR a las empresas a luchar por sus sueños. Desde Sevilla a toda Andalucía, España y Europa.

Nos apasionan los retos.

Un Grupo, una Historia. Comprometidos con el presente. Haciendo futuro

A2


i a

a a / pรกgina 3

sumario o reali adore de ula do mirar el mundo illy il er in enioso i erti o ro un o con un to ue am erro ue le lle a a a tratar to os los asuntos es e una ers ecti a irre erente y ori inal. os t tulos e sus el culas ocu an lu ares e ri ile io en cual uier oro e ica o al s timo arte. ue nomina o oc o e ces como irector y an os scars. ue nomina o oce eces como uionista y an tres. e atre i con casi to os los neros crean o na a m s y na a menos ue os e las me ores come ias e la istoria el cine l a a a en y n aldas a l l c una e las cum res el cine ne ro e dici n otra ran o ra el cine e uicios es i de ca y una ri

orma de

llante e inclasi ica le istoria ue re resent el inc mo o es e o en el ue olly oo no uiso mirarse l c e scul de l s di ses . ic olas ay es un irector e culto ue enera er a era e oci n entre sus a mira o res. u o ra m s recor a a Rebelde sin causa marc a to a una eneraci n ue se i enti ic con el a olescente ina a ta o inter reta o or ames ean. os anti roes e ay ya ueran elincuentes u eniles uyen o e la usticia o a ultos en a a os atra a os or su tem eramento o or la som ra alar a a e sus o ciones esta an en con licto ermanente contra su entorno y contra ellos mismos.

-3 ESPECIAL ILLY

IL ER

cma n r

ACERCAMIENTO AL DIRECTOR DE CINE RODUCTOR ESTADOUNIDENSE DE ORI EN AUSTR ACO SEIS ECES ANADOR DEL REMIO DE LA ACADEMIA

33-47 ESPECIAL NICHOLAS RAY RECORRIDO OR LA TRA ECTORIA DE UNO DE LOS RANDES DIRECTORES DE LA OS UERRA SU O RA ES UNO DE LOS UNTALES M S IM ORTANTES DEL CINE NORTEAMERICANO DE LOS Aร‘OS CINCUENTA

54 4 El o eo e

al

aS

a e E p esa ial o e a alle o ia iรณ 14 E i i io o e a alle o 4 pla ta 41007-Se illa ordina i n a iel a e o a o

54 4 5 1 e a io o eoa Depรณsito legal SE 554-2017

al

ia es

5 00


i a

A

a a / pĂĄgina 4

e rero

Sobre el sentido de ser cultos

cma n r

Gabriel RamĂ­rez Lozano odo en la da t ene un sent do un porqu . ada es por nada. or eso cuando al o parece no tener un n deter nado o no se le en cuentra con ac l dad perde os el nter s por ello. as personas usca os todo aquello que nos ac l ta o e pl ca la e s tenc a. uede ser esta la ra n por la que uc os no se nteresan por ser cultos en a soluto. l es uer o suele ser s n n o de d cultad y nunca de ac l dad. al s o t e po puede que sea esta la ra n por la que al unos qu eren d u ar la cultura co o al o ns n cante y prop a de un rupo de desca sados o locos. a e pl cac n del un erso podr a a r r los o os de uc os y eso no nteresa de as ado en al unos sec tores soc ales y pol t cos. ea co o sea lle ar a la cultura parece un ca no d c l lleno de o st culos que coloca os unos y otros. odr a pa recer ent ra pero sucede que al unos rupos de ntelectuales art stas y personas que creen serlo tratan de ped r que la cultura sea un en co n al ser c o del ser u ano. er culto no es c l requ ere un es uer o ntelectual cons dera le que no todo el undo est d spuesto a rea l ar. a eso le su a os que tener una cultura ed a pa rece no ser r de nada la cosa se co pl ca. unque por supuesto esto lt o es una percepc n err nea. l n y al ca o la cultura es sa er r es entender nuestro papel y el de los otros el de todos. es duro ser culto n es nser le. odo lo contrar o. el s o odo que sucede al pract car un deporte al coc nar o al poner enc u es en una pared la pr ct ca es unda ental. con la ca e a ta n se entrena. a nando e per enc a las cosas se acen e or s r p da ente y suponen una sat s acc n ayor. n el terreno de la cultura ocurre lo s o. oco a poco se aprende a ase de leer de pensar de escuc ar s ca de anal ar cuadros o de lo que sea. ero lle ado el o ento todo es s l todo se rec e s n cas perc r el es uer o y lo que resulta a olesto cuando los conoc entos eran pocos se trans or a en una catarata que nunda la e s tenc a. so por un lado. l es uer o rec e una reco pensa n ensa. ero ade s lo portante es que ser culto s n ca ser l re y por tanto nos otor a el poder de od car la real dad s n edos con cr ter os claros y poderosos. al e al u en pud era pensar que el undo a e oluc onado por las uenas o porque nos s taron unos seres e trate rrestres lle ados desde el planeta a teco ace unos les de a os. no. l undo es co o es rac as a los ran des pensadores y art stas de todos los t e pos rac as a los a ances que pro ocaron en todos y cada uno de los estra tos soc ales de cada poca. nos pocos pensaron el ca o y todos cons u eron acerlo real dad. orque el sent do de la cultura es poder entender y poder entendernos para sa er to ar las dec s ones correctas y arcar el e or de los ca nos el sent do de la cultura se encuentra en sa er c o e oluc onar s n desaparecer del apa antes del t e po e re ero a la u an dad y no a las personas claro . al o t ene sent do para el ser u ano es ser culto. al o le ace rande es eso y no otra cosa. al u en se pre unta para qu t ene que ser culto y s ue al rente del te le sor porque le parece un es uer o nnecesar o est con denado a pasar por este undo de punt llas y s n p ntar de as ado. aqu conecta os con la dea que lan an desde ace a os al unos a tra s de los ed os de co un cac n la cultura es cosa de unos pe tardos que qu eren r de las su enc ones estatales que no pa an puestos y que est n co o una ca ra todo el d a u ando e endo y co endo la sopa o a. es que el poder s e pre tu o un edo atro

A

a todo lo que t ene que er con la ntel enc a la re le n con el un erso cultural. a l ertad no le ace rac a a n n n o ernante. cuando d o a n n uno d o a n n uno de ellos. a los de s e pre n a los que lle an. a cultura es un ersal la cultura nos ace uertes. or eso el des prest ar todo y a todos los que est n n ersos en los s ste as cultu rales s e pre ue una act dad uy aplaud da por los poderosos y sus ac l tos. de a os que nos en a en con la portanc a tal del d nero con lo unda ental que resulta consu r y tener s nos de a os en a ar con estas onser as ter nare os desprec ando toda a s la cul tura no uscare os el sent do necesar o de nuestra da y nos re os ac endo enanos. rre ed a le ente peque os.

Hay que ser culto para r para lo rar pasar por la da de ando uella por peque a que sea. Hay que ser culto para d s rutar para cons tru r una da desde un cr ter o claro y no co o pollo s n ca e a. Hay que ser culto para no ntentar n entar lo que otros superaron ace s los para no acer el r d culo re osando noranc a por los cuatro cos tados. Hay que ser culto para ser persona.


i a

a a / página 5

cma n r

fe rero

ill

ilder

a peor de la película de ill ilder e una e celente demo tración de lo que de e er la dirección en el cine, la interpretación o un enfoque aparentemente cínico de la realidad

5


Revista Aladar / página 6

A María Eugenia Guzmán

cma n r

Billy Wilder: Guionista antes que director

t

M di n

d

h

d

ight i , 193 )

Midnight, 1939)

Medianoche

A6


a a / pรกgina 7

a i i io a n an a c na i a a co i o noct no n ta i o t ch o n o n na a a o t n o o ta i ta an o a ci a a a ncont a a a o n

co o a a co a co a

i o a 19 9) ta tica o a i tch icit con o an a o o c a a to o n hito o a i ina ha a a a o i o a a haci n ono o a a a a i a a na n ciona ia o i tica aa a a a t ata con ci a t ca a a a t n an o ci o o ncanto ca ita i o a a ta i n a c i n o a o n con con a i at a n o a i at i a to it ch ito ncon t a a an a ti nta a ota oni ta a c a ican o ant ca ita i o o c a o con n i o o i o a i a Ninotchka o n n ca a at ita cti a nt o o i i na ci i i aci n it a a a o n a ca a a n a i ita a to c to at c a nci a n ha itaci n o aca n ca n o on n a a no no a ca ta a o act a in a a i ack tt no hac n cho o nto c an o o a c na n a ota o ni ta i a n ca a o n ato o acha anaho ia t a i t o a to n ta ant no n a o o o acia a co a o acion con it ch i a n i a ta a int i ncia cta o a in t nta ca na o a i tinta ti conta a co a n i i nt i o a a ti i an o con c ci nt ha i i a a in in aci n co o nto c ico o a tico a an o in icio na i a it an ico a i aa a cci n ina a inti a oci o ha ca o n a c nta ri e lo e 194 ) i ack tt i n o t coinci i on n o n ta c a no a t na n a a o a o ta oni a a n no t a icano ( a i an ) ha a cha o n an o icano n a a i i a ta con na o a t na int i a io i ta ( a tt o t) a a a o inician n o anc co ica con ta i o a n a a n ia i n c i i c an o a n a ta a a o io a a ni a a an o ia o i anh a a a aco i a i ica a n i n o a oc acia nt a o a ci o ca a ia o a tinta n ti o ta o ao a n n a o int nci n a to a a no a o t o a nti an ci ta a t con nto nt t ni o to a a ica nt o ota oni ta na i n a ant tico a a int a a onio a nt co ia a o o antici o ianoch ( 1939)

Ninotchka (1939)

A

Bola e f e o Ball of fire, 1941) i a ata a co ia o na cantant ( a a a tan ck) ia a o ic a n ca n on i n a io a to na ncic o ia inc i o a oo ao n on a no a h a a no no a o ott a ca a a o con in o o an a o acha con n a o ch o anc t i o i ha a i c i o ta t a a c an o a n ta a n o a c an o a cont a o a a k t io ncanta a i i i a i ant i cto con i a a a na i n o na Blancanieves y los siete enanitos a n a t n a oco i ina inc a t na i a na i a i o aa n a a a a a i cho ott i ack tt i on ano a a o a t i on n ont n c na a t ni ant i a a tt o t tan ck t n a na n i ia i c ica ta o to o n ito

cma n r

i a


Revista Aladar / página 8

e e

cma n r

A

Gabriel Ramírez Lozano

Ironía, amores y alcohol ll l e e u el e e eal a e e la a e la c e a a ía. e a ue l a a e u pe ae e la a l a u a a e la al a e c ee ca e e ue e el c lc e a le e a ue a c c íc le e upe a . e up e a p ca a a el a e pue e e aca e e u a a ue e le a e l ue ue l c e e u ca e a c ec . a a í ca e d n e nde n e ece capí ul apa e e a a a e e e e pec al e a epe e e. n e e weekend . ue uc l ue p e a pa a ue e e a a e l e e a la lu . u la la a c ac e c u a a a ue pe a ue la película e ía pu a ap l ía e la e a p l a ca e e e a alc l ca ue e ía u a epa a le e e u cl e e . a e l l ue e ía e e a e e . ue ll l e e e u a a a le e el ue e a a a la p c l ía e u alc lc el a a pe al e a eu p le a c e e. l u e a ap ac e la ela a e a le . ac . ue el l e u a a le ac e u e e c u l e lle e e a a a ac a e

ue uc l ue p e a pa a ue n e e weekend e a la lu . la a e a lla e u e e la película.

A

au l e cele e . e ul a l a le la a ue ace el pe a e p c pal a la e a ede e e e de ee d e e e e e e ee e e de de e n en e n de nde en de n n e n e de nd de n e n e de e e ne e e e d e n ke e e e de e n e e e en d e e de de e . a película e e ue a eu l a e e a u ale c p e e pl el p al ell ue ue a a p . e ec e e la au a e u alc l c . e u luce e la a a e a pa a a ca l c e e a cl a p e ce ca al e p e e e ce a ue a a a a a la e e pe ac la e u a a la ue e c e a u alc lc . e cele e a a . e uc a e u película l e a u a u ue ecu e e la e l a u a a. e a ca e el alc l el ue e a la p ca p l a e eu e c ale al u u e capa e e e a e al p le a ue e eu l e la c . al a e u e. eac a e u e a c e p e c la e ele . e e a a pa a c e u e e e u e p ec a u a la e l e . a acc e e a lla u a e c c ía a a p e a pa e a u a al e e al e de e en ue u e el p a a. e a a a lla e ca a el papel e . a e cí a a e a el e ele . pe a e e u a película c u a a e a a lle a el al e a c e a p ec p ac e ap a u c e e al e ulc a al e e l u .


i a

a a / página 9

a e e era or ee eror a , 1948) ua el e a ea e a a h e e a u a a e ua l e e e u a ee u a e a a a a le a a. u ue e ue e e a al u u hu e al a e e e al la el ula a a e e al e e a . e el le a e ue al u e e u a a l ue e a a u a. u e a ll l e a ha e e e a e a. e ue el u ue e el eal a a e . a a e e a lla e e a l l a e e ue el e au h a e a e ee . e a e el e el ae u el a e e al a e ll . a a e e a a ha a la a e e a e e u a lela e u el ula . u a . u a l ue e e u a e u e e ell . l e ae e l h e la . l e a e e la e a a e ha a l e e e u a lela. u ue e la a . l u e ale ha a e a ue l e e e ue a e a ue e ue le . e a a la a a la a eu ea e la a e a e l ea e a la a a u a a e a e la la e a a . a a u ae e a a a el u al u a al u a e el e ua e u u a e a . e a la el ula e le e e la e e l e. a al e le. al u e e a ea a e ea ual ea la a ele a a la e el e e e ue e ue u e ue a a a.

a a

a

lla e huella’ .

cma n r

er n i en e A Foreign Affair, 1948) e a l e a a a la la u a a a a elu el e ua l ue e a ue e e a e . el e e l a a e e a el ula a ae e l e l e u e la a a u ue ha la e la le al ea e a a ue a a e la u a e le a a. l u el l e a a a a e ha . ee e u a a a ll a a a a a e u e le e e ua e e a . u a ele a a ue a el el ae l e e a e e e ue a ha a a a e e ae eu a u a e a ue u l a u ua a a a u a e al u a e . e ala el eal a e e u e ale au a e u el e a e el ue l e e le u e e a e e a a . e ul a u e e a ee a a e e ue l e e e e u a a a u a . u ea a e la u ue a a a a a ae al . e a a ue u a e ue a e a ae u a ee e . ual u e a l e e e ha e e l a a ea hu e a a el a el e u a e a e a a ae e e ue u e e a ue u l a e u e e e ue a u a eal a u a u e a a e e e a ae a a le e e h a aeea u a a ue u u al h e el a a a h u u l a u e a a. l u a e a a lla. a a u e u a el a el a a au ue e a a ella e a le e e h. ha e al a e ue ua e ea a a e al e l ae l e a . ah ae u e ee a la a ale e a ua e u e a e ue e a ae u a a a a a a. a a a a e e h llae e e e u e a e a e e a ue e e a la e a e h. llae e e e a ha e u a a e a alla a a ue le ea e ea al a . u Perdición e a e el ula e e ee e a aa e u a e a a el eal a ue a e e a a l a e el u el e. u ue l e e a a lle a u e e a e.

e a e huella’.

a a e.

A


Revista Aladar / página 10

A ‘Perdición’ María Eugenia Guzmán

cma n r

La perdición de Billy Wilder y Raymond Chandler

e di i n

1

e di i n 0

0

l

b

e di i n Double indemnity,

A10


i a

a a / pรกgina 11

cma n r

Fred MacMurray y ar ara a yc .

a er u ca cara e ar a c ed a . c e e de u ac e er re a a e d a der ya a cer e a e re u ere ac uar . e ar u a de a u c a r ude de d rec r era u ca ac dad de e er e ar d de r re e y MacMurray c u e ar a ra a ura. e ec ad re d ru a uc de u r c erca er a e c ar ara re a e de a u de a e e ua y d e e d . d ard . e e ecu dar de r era c da e cara de r u a y d cc re a d u a ra ecc de ar e dra c c eye c a er de ra a de e y u e ra . err e de u d de e ur e e e ca a raude e ce e ue curre u de a e de u a d ce a a . y der era ar uy ar y u a dec re ec a a ue a e e ce a era ca ua . dec d ue a uer a de a ar a e de e e a r era ac a a uera r ue e e er crear e e de ay r u e e de a e cu a. eye e a e d de a e da cua d y e e a d cua uede de e ar e c . a e e c de r da e e ra a uer a a er a ue u e ue e ec ad re c e a a re rac r ue dura e u a e a e e e e cuadre e arad re de adera. der e c ada e e a ey e a cua a uer a de a e da e de e a r r ac a ade r . u erdad a u der ue a e e arcara a a era ra de a r a. a c dad e ada r a cur dad y e u e d d ue re a a a de

d ard . Fred MacMurray.

y

y y a r re a e ac de e ara a e de e e a ra a e da r u a a e e re re e ada e a r yec c de raya ara e a re u a e der ada de e ca era y er a a . u erdad ar e . a e cu a u u ra rec c e de cr ca y c y u ar a ac e a car c u d a e r d rec r. e Mc arey e arre a u a e ea der. creer er cua d e e d r a rec er e re y e a a cad a arecer e ae r e a ue a erd c

A


Revista Aladar / página 12

A María Eugenia Guzmán

El hombre, el guionista y sus comienzos como director

edi n c e Perdición

cma n r

El hombre

A12


a a / página 13

pa ía por los persona es e incluso a eces una cier a ernura.

e par e e su a ilia en los ca pos e e er inio para so por ar el olor se recu rió e una recia ar a ura e escep icis o. un así nunca per ió su anhelo e i ir su curio si a por el ser hu ano. uan o llegó a oll oo apenas chapurrea a el ingl s. in e argo su acili a para an ener su ingenio en es e i io a ue pron o pas osa por ue su in eligencia er al era e pri era. u hu or era an agu o ue ecían ue enía el cere ro lleno e cuchillas e a ei ar. ra alora i o con a ue llos a los ue aprecia a pero a si le con raria as o ía ser or e co o una es uina par ir e en os con una sola rase er er ars nico sin co pasión so re lo ue ue ara e i a ue a o para la his oria el cine co o un cínico cuan o lo cier o es ue aun ue a eces ra ara con aci e las ise rias el ser hu ano no se le escapa an sus ace as aliosas en uena par e e sus películas se palpa su in ulgen e si

s i icios e o ood como io ista pe ó a ra a ar en la ca a e los en la ara oun es u io en onces reconoci o por sus co e ias so is ica as por con ar con es rellas co o ar ooper o lau e e ol er . n co en ó su e i osa cola oración con harles rac e ue se prolongaría has a . ra ha i ual ue el o i cio e guionis a se hiciera en e uipo a e s il er pen sa a ue os uenas ca e as un as genera an e ores i eas ue no era lo as an e ueno escri ien o en ingl s co o para hacerlo solo. n re escri ieron guiones an lu inosos en ra a les i er i os co o t i n t i n in n i . l irec or e las os pri eras ue rns u i sch el e las o ras os i chell eisen. u a iración por rns era a solu a su i a u ran e o a su carrera ue pregun arse an es e a ron ar ca a his oria ó o la hu iera hecho u i sch . n el polo opues o se si ua a su opinión so re eisen al ue enosprecia a por ue consi era a ue era un si ple es e a preocupa o sólo por los aspec os or ales e la película e incapa por ello e alorar el ra a o e los guionis as. o sa e os has a u pun o la ala a a e il er con icionó el iscre o e in us o lugar ue eisen ocupa en la his oria el cine pero es claro ue era con enien e no isgus ar al e las cuchillas ce re rales Primeros años como director a ra ón e ue il er eci iera ar el sal o a la irección ue la is a ue o i ó an es a o ros asegurarse e ue sus guiones ueran respe a os. on inuó cola oran o con rac e co o co guionis a se lan ó con una co e ia ue u o u cho i o aun ue no ha en e eci o e asia o ien y y n n t in . n ella una a ul a inger ogers se hace pasar por una i pro a le a oles cen e. un ue con iene si uaciones u i er i as pro uce er a era gri a er a a illan on ear con la ogers aun cuan o cree ue iene rece a os. iguió apren ien o su nue o o icio con in t i i t i en re eni a cin a lica. ero a la ercera ue la enci a i i n in nity le consoli ó co o un reali a or e pri er ni el ue su pri era o ra aes ra una cu re el cine negro en la ue ar ara an c ue la s a al e las u eres. rac e no uiso par icipar es a e por ue la sinies ra ra a le echa a para a r s il er la escri ió con el a i n ge nial a on han ler. un ue se lle aron e pena u alegría nos ieron lo ieron las ereci as no inaciones pero la película no cosechó ningún Oscar. al e por ello la ca e ia con esa anía ue iene e co pensar sus errores e un a o o an o al agra ia o en o ras ocasiones en ue no lo erece an o ru ó e Oscars su siguien e o ra in t n ue sigue sien o consi era a o o un cl sico. o o s an e sin negarle el ri o e ser una e las pri eras películas en ra ar a ier a en e el alcoholis o no le llega a la suela el apa o a i i n ha ue reconocer ue er a a illan ea ulan o e o ella en o ella pue e resul ar un an o cansino. n o o caso enla ar i os per i iría a il er conseguir el anhe la o irec or s cu on a e el irec or gracias al cual se erigió en el ue o se or el resul a o inal e la película por enci a e los esignios e los en onces o opo erosos es u ios. a úl i a o ra e gran cali a ue reali ó en es a pri era e apa ue n i nt i n i original co e ia so re la o le oral i peran e en icha capi al en la pos guerra. ue la pri era e ue ra a ó con la ascinan e arlene ie rich la es ri en e e u on. epe iría con a uella no con s a por ue il er in en a a ol er a coin ci ir sólo con a uellos cola ora ores ue le a an uen re sul a o.

A

cma n r

i a


i a

a a / página 14

A

‘Testigo de cargo’

. .

cma n r

María Eugenia Guzmán .

Billy Wilder se enfrenta a Agatha Christie

. .

.

.

.

.

. . . .

. .

.

.

. . e i i n

de ar

i ne

r e r e

.

. . . .

. .

Sal

n

la reina de Saba. . . . . .

.

.

A


i a

a a / página 15

‘Sabrina’ y ‘Ariane’ María Eugenia Guzmán

cma n r

Wilder nos regala a Audrey Hepburn i ien illy ilder reali audaces incursiones en el cine ne gro o en el dra a el g nero ue s o ular le i o ue la co edia en la ue des leg al enos tres estilos. no se caracteri a a or co inar lo c ico con cierto tras ondo dra tico o reci ndonos una visi n al tie o cida y divertida de la condici n u ana y de las taras del nortea ericano edio. a ar a n es el ayor e onente. a i n ord las arsas en las ue se re a de todo y so et a a sus ersona es a las situa ciones s dis aratadas co o i o en n a a a o en n r . inal ente tra a la co edia ro ntica re leta de gla our y a our ... e este estilo ueron la ayor a de sus o ras de su eta a co o guionista y las dos el culas ue di rigi rotagoni adas or udrey e urn Sabrina y rian in a rn n . s en este tercer ti o en el ue se a recia s cil ente su in tento de e ular a su ad irado aestro rnst u itsc . ilder ace gala de un ino u or asado en la insinuaci n la icard a la rei teraci n de ele entos c icos los ilarantes ersona es secun darios y los di logos con un to ue a surdo. de s a as el culas transcurren al enos en arte en Par s retratan orda ente la analidad del estilo de vida de los e cesiva ente ricos y son relatos de seducci n asada en la i ostura o el ca io de er sonalidad. uvieron la venta a de contar con e urn y con ue nas tra as ero se vieron algo er udicadas or sus inadecuados galanes rotagonistas casi a os ayores ue la actri la ver dad es ue casi toda la il ogra a de los ri eros tie os de nuestra uerida udrey arece una oda al co le o de lectra Sabrina es un relato ue recuerda a ni i n a en el ue la in genua i a del c er de los arra ee una a ilia ulti illona ria sus ira or el seductor i o enor avid illia olden ue no re ara en ella. e va a Par s ara e orar su educaci n y vuelve convertida en una ell si a y so isticada u er vestida de iven c y de la ue avid se ena ora ese a ue est ro etido con la eredera de un i erio industrial co le entario al de los arra ee. l er ano ayor de avid inus u rey ogart al ue s lo reocu an los negocios intenta oicotear el inci iente ro ance seduciendo a a rina. a se ueden i aginar el resto de la istoria a el cula enganc a co leta ente al es ectador ue asiste encantado al roceso de trans or aci n de la oven y se divierte de lo lindo con el des liegue de elegancia con los agu dos di logos y con ersona es secundarios tan graciosos co o el ro esor de cocina de Par s el entra a le colectivo de e leados del ogar de los arra ee o el atriarca de esta a ilia. in e argo el roda e no tuvo nada de cuento de adas ues ilder dirig a de d a y de noc e reescri a un gui n ue no les aca a a de convencer ni a l ni a su cola orador rnest e an. esto se su ue su relaci n con ogart ue ranca ente di cil ya ue ilder se dio cuenta de ue a a co etido un error de casting y se lo i o sentir al actor ue esta a uy inc odo en la iel de su ersona e y celoso de la uena relaci n entre el direc tor y las otras dos estrellas. ortunada ente co o todos ten an uc si o talento el resultado no dece cion y Sabrina tuvo una e celente acogida. ilder uer a re etir con e urn y la o ortunidad a areci en en otro t tulo con no re de u er. riane es una estu diante de c elo i a de un detective arisino ue se dedica a des cu rir in idelidades aurice evalier . ascinada or uno de los

as co edias ro nticas de ilder ueron las ue le dieron ayor a a. a antalla se llena a de gla our y a our . en a rina y en riane esa antalla se llena a de udrey e urn.

A

investigados un illonario a ericano ue va de lor en lor ary oo er inge ser una u er atal ara des ertar su inter s. on esta o ra e e la cola oraci n de ilder con un guionista de u or tan a ortunado co o el suyo . . ia ond con el ue tra a ar a el resto de su carrera y con el ue lograr a sus e ores o ras. Pese a ue e urn ord el a el la el cula no convenci al lico. los es ectadores les dio re el s ver a oo er co o un ave entado y ueco cr ula acostu rados a su ntegra i a gen de o re del este. Para s inri udrey a arec a a veces con dos coletas ue le resta an de los a os ue conta a en tonces acentuando la sensaci n de conte lar a un ri oso sedu ciendo a una virginal doncella. Pese a ese inconveniente y a un etra e e cesivo en la el cula a undan los o entos estu en dos la introducci n en la ue un lu itsc iano aurice evalier nos resenta Par s un cuarteto c ngaro ue sigue a oo er all a donde vaya tocando a ina i n y casi cual uier escena en la ue a arece la rotagonista riane dea ulando con un c elo ue esa s ue ella c arlando con su adre salvando a oo er de un arido celoso detall ndole su i aginaria vida a orosa durante un uc lico aseo ue arece surgido de un cuadro de enoir stas dos o ras nos er itieron dis rutar no s lo del talento de ilder sino del es lendor de udrey e urn una resencia nica so re la ue el reali ador sie re se des i o en elogios. ada d cada surge en olly ood alguna as irante a e ular a este icono inco usti le ero co o di o el gran illy l vestido de ivenc y ya est ocu ado .


Revista Aladar / página 16

A

r ro

‘El crepúsculo de los dioses’ Gabriel Ramírez Lozano

cma n r

Ficción y realidad son la misma cosa ara os la o a ora a l in ill il r o n a a la o on l s r no r d d vard no s ra o s a as or la l la s na o ra a s ra rin i io a in n ra a o on i n r s na ara n n r al nas osas o r an r inar si l s a or no s a os ra o al in s ir or n r o on ar na is oria an o nos n on ra os on n narra or s r o o as las alar as s is aran ara al o as n ion i n s ar r s al a o or na s i i a i n o n si a n l aso vard la osa s o li a as a a rs ol s a so sa s i i a i n ar no s ar Si l ni os l so na v r s n n so o o s s oronar ro s a os a lan o na l la ill il r a n r i a o on las a ari n ias or n la o a r or ar na las o s sion s s r ali a or ra n r n r al li o no ar s ra a o ln sario a i n s s n ara n l a io a as or llo n as s s l las ili sa v an li a i a an r i ra i a on lo is o n an alla s osi l o no lo i i ra os i lo os la i a n a lo an o o ro ran o ros i os ran o ros s a or s los s n r n a an al in or llo a irar s s l las s n l ar is in o al o a os o on r s o al in o rno or o ro la o n os n narra or li roso ro a n no lo ar a s s s i i a o l oll woo r s n a l r ali a or s an as al o a i o o o s os ro ris al a la l s n l ar ll no r os i i n s o r s r s s n an a os o o s ris o o a r on i ir on la r n rra i n o n si io r s l a ri lo a i o in n os s i i io as sina os r r s n a ns oa ri ano an also o o a ar a o i n o o ls n i o s a n ro l narr so la r s i on a la i a s o Gillis rso na rin i al n arna o or n raor inario illia ol n r n al n o l in s ionis a n l in o o s osi l Sin sa rlo s s ri i n o s i n n n a n on r s an o i o l or s s ra a os n li r o n l r ali a i i ns n n ara s r la is a osa r d d s la l la n la ill il r a lara s r la i n on l in on al nos s s n ros s orrar la l n a s ara r ali a i i n ar n n an alla los s ios n los s ro la l la ara a os os r a na s na o ra l la il ill iri i a Gloria Swanson n la r a li a na Gloria Swanson ara illosa n la l la il r

Gloria Swanson s ara illosa in r r an o l a l or a nol i a l s ra a o

A

in r r an o l a l or a r ara na s na na l la ar r li o o a a a or a s a ri o sir i n ri on S ro i a i n iri i a la s ora Swanson o o s la n la an alla s al o ar i o a n nor al s o l na i s a ar or si s i r a s n on rar on lo is o o on al o s l ar a ara il r l in s l as sino l in n ro l in s l ro io in a na s na n la l ro a onis a s a a la ansi n or a n i i io ar a r a ra a o al ionis a ara ir a asa no s s a i os s l l i o a l a o ll s n n ra on na o n ionis a a la s a no sar ro l so no s a r ali a a a io il r nos s ra al rsona iran o l llo la o n i a l s a la i a r la ionars on o ros si a sa i a lo or s n on rarla n l llo la r o o los a iros s s no los i os s n n ran n la l la as l s si ni i an i o no s n n vard S an s s i i o or so ras o o s r a no o n in rior s o o s ll na a or s ron lsa os l in al ll ar l soni o l ro io s r a on in r i n n la l la an o na ar i a ar as rna n


a a / pĂĄgina 17

cma n r

i a

a o Swanson.

n

a a os a an s no s an s n n os o o s s no ons n a a a s s oa ano an a so s s a n a a a. a a n a an a a. nos o n n a on a o o os o os o os a no s s a an. n sa a a a n a o a s a os s os n os s o an o . nos n on a os on n o no s a o . o as s n a n as a o. n ono asa a a o a a a on o na o s n a son o a a on s a a. n s o no n a o ono a a a n n n o o o a a a. sona s a o na n o a a. a a a . n s a os s o o o o as s asa a na o os o. s a n a s na na os as a as a an a s o so a. El crepĂşsculo de los dioses s na n s os as s a as a s o a. o so o o s a na n no. s a as n a a os s a os an a o an . a na a n os a a a s o na as o s as a s o a.

o a

A


Revista Aladar / página 18

A

ebrer María Eugenia Guzmán

cma n r

Los años de plenitud (1950-1960) n una e ena e a p i a a i a e pr a ni a u i a an a per na . a a i nan e erie bre una a en ia e pub i i a e ue a r en pue e re r arn a i er p r ue e apa abu er n a uer r i enre ue pue e u ar una e pre a e e i r ir e para rar n an a ru e a u ani a i bien n u en en i e u r e ue ubiera e a a e ae r a i i u a e a re a i ne per na e a e i i n in eri r e in i i u . A e i er p r a aber i e a i a ra e para re ra ar u pr pia pei a . nee u i ra a n re e a un e p ri u a ien e en e ran re r ab r an ier ab e e u p a per au en e i ar p i a p i a uran e a ar a era ar . a bi n n ue ra u i i n e a n i i n u ana ni a per ua i a a p r u pu r a en ibi i a .A e e ua i e ina a a pe u a per u a enu p e a i bar a un r ni pren i n a ara e u per na e en a e i a en ue ean a pa e e re i ir e p r a r p r una a e n ien ia. ier a en e era u a per na a a e . n re rea i ie pe u a e e i a ner i er per u e ni e ie pre pre en e u in er p r e n ra e en re aparien ia rea i a p r a i p ura u en i e u r u a u i e e e p ri u an pe . ue una pe u a bri an e e arna a a a ue pu a e nu a i eria e H pr an a ira i n e in i a a par e i ua e . e e a ue n e aba ere n a be a en e un i a A a e ia n e a i en n ina i ne . n e e r a e e pe e n u ui ni a ar e ra e a aban u ru era ab ra i n. n ir u a e un peri i a in e r pu ue re ra a e a a en e un bre en pe i r r a para e i ar a e e rb e a a a . a pe u a era a ien e per an a a i e e an a p a a p bi e u bu a a repre en an u pri er ra a . ue una e upen a bra b i a a a e una buena i e u pen e en a ue un rup e i ia e a ia ra a e uir e un a p e pri i ner a e n n e in n enien e e ener un e a r en u en . ire r a e n u re in er e n a a a pe e na i ue i er ie pre ir ni e i para in erpre ar a an an e e a p . e u un e a re i e ire r u e un a ab ra i n n i ia H en ue en arnaba a un brib n n un i i pr pi . e pu rea i e ia r n i ae ra r inaria en e e e an e en re eni a a er i i e una e u bran e Au re Hepburn. u ni a e ue Hepburn e pr a ni a Hu p re ar e pren en e a a u i a ien ra ue a e ena r n i a e a a ri ne er er en i r ia i ia H en e i an an a ie ue eneran iabe e a pri er i i na . ar ue en a i a rea e in rpre e e ena rar n a ara rara e e i pe. a ie e per e a bi n rea i i er bra en re en u a a ra a. na ue in pi a e ia e a ue a un re r a a i a en i ni a e ari n n a a a e an a a ra ia a una ben i a re i a e aire a n i i na . p r er ue e ar u i e ra e bre a a a a e a ia r ar e in ber ru an e an en Zzzzzzzz .

r

i er uran e e a e e ‘ un e u e ar ’.

ena e ‘ rai r en e in iern ’.

ar per Au re Hepburn en ‘Ariane’.

A


a a / página 19

cma n r

i a

ero a ortunada ente, ese is o a o reali ó la e celente Te t e ar tne r the pr e t n , adaptación de una e itosa o ra de teatro de at a ristie, ordando la ue ue su nica incursión en el nero de uicios. e apo ó en una es tia parda de la interpretación, arles au ton, ue dio ida a un elocuente a o ado londinense ue asu a la de ensa de un sospec oso de asesinato. ue o unió a udre ep urn con ar ooper en r ane e n the a tern n , , tal e la ás intencionada ente lu itsc iana de sus co edias ro ánticas, ue escri ió con el insustitui le . . ia ond, con el ue tra a ar a el resto de su carrera. inales de los lle ó ac e on, su actor etic e, con el ue rodar a siete pel culas. o en aron con esa eniali

aril n onroe en la ue es la escena ás tica de su carrera.

A

dad entre enialidades ue ue n a a a me e t h t, , delirante arsa donde e on, on urtis a ril n nos icieron re r asta caernos de la utaca, a la ue nos ol i os a su ir para er apartament The apartment, nos ol i os a desplo ar de pura ad iración. sta á ula ur ana pone al descu ierto las er en as ocultas de una e presa pero ta i n uestra el an elo de a or de una ida ás di na de dos seres u de ectuosos, pero entra a les por su entile a ulnera ilidad e on irle a c aine . s la cu re de su il o ra a una de esas raras e ces en ue co edia dra a se con u an con un e uili rio tan per ecto, ue cu ren un a plio espectro de e ociones del es pectador, proporcionándonos una sensación de plenitud.


Revista Aladar / página 20

A

fe rero Óscar Gómez

cma n r

«Una sonda para lavar el corazón» ntre m s de veinte millones de li ros cientos de incu na les varios ejemplares de la l a de utem er in cluidos un par de violines tradivarius miles de docu mentos oficiales microfilmes o jetos con asta veinte si los de anti edad la i lioteca del on reso de los stados nidos uarda al unas jo as de la cinemato raf a. olo t tulos de to dos los tiempos tienen el privile io de entrar cada a o en el sancta sanctorum de la cultura norteamericana elevados por esta circunstancia a la condici n de o ras maestras entre ellos se encuentra El apartamento de ill ilder. am i n uardan las no les estanter as del edificio de as in ton un ma nuscrito con las treinta mil pala ras del ui n ori inal escrito por el propio ilder por . . . iamond. ro a lemente en tre los fondos de una de las colecciones m s importantes del mundo tam i n a a otros muc os te tos otras muc as pel culas otras muc as canciones ue a orden uno de los temas principales de El apartamento la luc a de un om re por lo rar su propia esta ilidad en una parcela de su vida sin darse cuenta de ue i a dej ndose otras en el camino la desesperaci n como nefasta consecuencia del af n de pro reso. ilder se muestra de nuevo en la cinta como un perfecto o servador de la realidad ue le envuelve dejando entrever en la acci n las preocupaciones so re los pro lemas sociales pol ticos de la poca utili ando una comedia la inocente sencille de su planteamiento como e cusa. ampoco mostr complejos el director en retomar una istoria ue a a a sido a ordada en el cine en el teatro adaptarla convertirla en una o ra maestra. ac emmon irle ac aine encarnan en El apartamento a dos personas ue miran el presente el fu turo con ilusi n desde su refu io de soledad. os personajes son conducidos a un punto en el ue toman conciencia de ue su felicidad no es completa por muc o ue a an uerido en a arse reconfort ndose en la sencille de sus tran uilas e is tencias. or eso ten an ue ser emmon ac aine revesti dos de una impostada candide con el rillo de la m s amplia de sus sonrisas desdi ujada a medida ue avan a el metraje uienes prota oni aran una istoria de amor enredos de leal tades e infidelidades de rumas ue dificultan la visi n de un camino ien definido acia la prosperidad pero con a ismos de tra edia al orde del arc n. El apartamento plantea un dilema moral resumido en una nica escena cuando uno de los directivos de la compa a de se u ros para la ue tra aja a ter el personaje interpretado por emmon le llama desde un ar para ue le preste el aparta mento despu s de a er ec o una con uista femenina. a ter se nie a su superior le coacciona n el informe mensual de eficiencia i a a ponerte entre los die primeros no creo ue uieras perderte esta oportunidad . a frase encierra la ti ran a de un sistema de oportunidades recompensas contra el ue ilder emite una cr tica fero a trav s de la pel cula al mismo tiempo ue es o a en la r plica a un aut ntico roe ciu dadano americano pose do de una prover ial l ica ue res ponde aturalmente ue no pero c mo vo a ser eficiente si no duermo lo necesario . s ese el momento en el ue ira el sentido de la istoria el punto de fractura ue incluso so reco e al espectador al ad uirir la evidencia de ue el prota onista a construido el propio la erinto en el ue a ora se encuentra irre media lemente perdido. in salida. dem s de la enialidad en la interpretaci n de ac emmon irle ac aine a los ue ilder ace evolucionar a lo lar o

ac emmon irle ac aine el reali ador ill ilder durante un descanso del rodaje de l apartamento .

de la cinta asta ue casi pare can actores diferentes entre los primeros minutos el cl ma de tensi n de la istoria merece menci n aparte el tra ajo de red c urra . l director apost por una arant a se ura por un actor s lido ue aparece im pertur a le ante las situaciones inveros miles a ls ue tiene ue enfrentarse su personaje el director de la compa a para la ue a ter tra aja. l resultado del tra ajo del actor el direc tor en la definici n del car cter deja ver la la itud moral en pe ue os estos ue se escapan de una pose de templan a del alto ejecutivo de la empresa. Ocurre de una forma inversamente proporcional a como evolucionan los personajes de emmon c aine ue nunca pierden el norte de sus valores su limpie a de esp ritu aun ue sus estos lle uen a decir lo contrario. recisamente la estualidad es uno de los tesoros evidentes de El apartamento. a escena en la ue a ter escurre los spa etti uti li ando una ra ueta de tenis mientras mueve convulsamente los om ros tam i n sim oli a un punto de ruptura en la acci n la visuali aci n de la ale r a. na sonda para lavar el cora n como pide amar amente la ascensorista ran u eli ante la evidencia de la soledad de la incapacidad para amar sin des arrarse el alma.

A


i a

a a / pรกgina 21

Le ny MacLine re a an ica.

cma n r

Shirley MacLaine.

ien a a en n Manha an e r la l c ra r cr ica e e ia el i l e encerr a ile e ra a a re en el i ra e ri e icini a e ra caciel acri a la El apartamento e e ena ar e e a era a na an a n ra e e ch e i a l cel la il i ne la i eria y la ran e a e l er na e c n na reci i n e ec nica er ec a en e c n el i n e il er. n i n e incl c r ay r i r ancia c herra ien a ran e el r a e e l c e la len e e el e ra e e cel l i e racia a n irec r e i na c n hacer la el c la er ec a. la c n i er el lic e ac i en r el a la ala y a i n la cr ica y la ca e ia a ericana e la re i c n cinc car y en re ell a la irecci n el i n y a la i recci n ar ica. c na ra ae ra e narra l e a ance rale e la e a el e ili ri e hace er er el e ili ri i y e la elici a e i cil en e e e en ar e en la le a la c n i era a i n la hi ria el cine ni er al en la e El apartamento e cri i n ca l n a en al.

l a ar a en e na ya cine a r ica.

A


Revista Aladar / pĂĄgina 22

A Gabriel RamĂ­rez Lozano

cma n r

La mujer en el cine de Wilder

a ida ri ada de

er o

o

es

Testigo de Cargo

A22


a a / página 23

cma n r

i a

me

u l el que l m re er ma . l er u l a a a re la mujere ara que el m re que e e a a que e a m ra ua larame e e u e e u a a a ele ual e a e la que a re ume. a mujer e el e e l er ue e er am ar a ele la e a la r u ae B e nt ue e lar u er al a r e e e ti de c r ue e er m e ele r ar e el m re la a are era la re re e a e el e a e Berlín Occidente . ualqu era e l a el ma ar ma ul re la mujer e al a a e u l ea e l a ara a er que u er e e e m r e. l a el m re re e l que e e a ara que a m ra e la re equ a a ea la mujer la que e al a la u a. ualqu er a la rela e que e e a le e e la el ula e re m re mujere e la ea m l ara que la ua al uel a a er la e a e e lle ue a u u ama le e r e l era r mal e el m me e lmar la el ula tent ci n e arr a el r a a rre alme e a a el lu ar e a a e e u e a el m l ar e Berlín Occidente a a r la ar a . ella la que e e u am e u jue lle ee a e re lej al la que a a la a alla a u m re que a e

e a e a a r a a e erl lme . a el ula e al e la que mej r re leja la ea e mujer e l er. lme que a mu r e aj e la a u ae el e a e la mujer a la que ama.

A

qu a er qu ele r m re l er l a e e e er que a e la mujere e que m e a el jue .

r

lema . rque erm a a a que a er u a

Algo de lo que dijo Wilder sobre ellas l er e a a la mujer e u a rma e e al. a mue ra... a m ere a e a mujere m ere a e e u a el ula la u a m re e am ra e el e u er er e ual. a e ur u re a ar e e u e a ma ama rera e are e arre era m a l mame e e el e e m ur u a equ a e l em r a al u e la e u a er a e u que e r e al a e r ra a que qu lu e a ar el a . a ra ae a a r e e ur . a a em a e m a el a er e a a ella la ue e a er que el e ame ea a el a a . ar l r e u e er r lema e que e e am ra a mu a ra e . era la la e e mujer que e u e que e e er u m l e ual e le ma ar l era u a me la e e a am r le a u .


Revista Aladar / página 24

A

febrero

‘Con faldas y a lo loco’ Emma Camarero

cma n r

Él sí que era perfecto e un dire tor apa de de ir frases o o i e ilio no fue una idea a sino de itler se puede esperar ualquier osa uando de ide enfrentarse al gui n de una o edia s a n si esa o edia est plagada de asesinatos an iones afiosos tra estidos y sobre todo on arilyn onroe to ando el u elele uando ernando rueba en re ogi el s ar onseguido por elle o ue el dire tor español di o e o ionado que l no re a en ios sino en illy ilder stas palabras de an entre er un ensa e on el que u hos o ulga os isten grandes di re tores de ine grandes readores grandes inno adores y re olu ionarios y luego est illy ilder apa de superar a su pro pio aestro rnst ubits h on un puñado de o edias que son obras aestras in luso la pel ula s redonda de ubits h no ch a lle aba un gui n fir ado por ilder a gesta i n de ome l e ho no fue flor de un d a ilder sos pe haba que detr s de la pel ula fran esa an arre Amour donde dos si os se tra isten y ligan on un hi a se y e ist a una gran historia an solo hab a que au entar el ni el de tensi n narrati a a biando el ha bre por la a ena a de uerte de un afioso y trasladando de po a la historia uando la ropa de todo el undo pare e e ntri a un ho bre estido de u er no re sulta s lla ati o que los de s ero ne esitaba ta bi n los a tores que fueran apa es de entender que el alo ado guion es ond a un tesoro de interpreta i n y de fulgurante ito l pri ero en subirse al tren figurada y literal ente fue a e on a quien ilder on en i tras en ontr rselo en un restaurante espu s lleg ony urtis y final ente arilyn onroe on la que ya hab a traba ado en a en ac n v ve arr a ara il der traba ar on arilyn hab a resultado po o enos que una tor tura reguntado po o despu s de ter inar el roda e de on al as a lo loco sobre su e perien ia on la a tri lleg a de ir que e isten s libros sobre arilyn onroe que sobre la uerra undial lla guarda una ierta se e an a on esa guerra era el infierno pero ere a la pena a n s en su l nea sar sti a e han preguntado si ol er a traba ar on arilyn y tengo una respuesta lara o he onsultado on i di o i psiquiatra y i ontable y todos e han di ho que soy de asiado ie o y de asiado ri o o o para so eter e de nue o a una prueba se e ante s ierto que las ontinuas in eren ias de rthur iller por enton es el arido de la a tri en o ilder deb a re a tar el te to del gui n no ayudaron a rear pre isa ente un buen a biente en el roda e entre el dire tor y la protagonista a produ i n de la pel ula o en on la ontrata i n de un tra esti a igo de ilder arbette para que enseñara a urtis y e on a o portarse o o u eres o era todo uesti n de aquilla e y estuario deb an a tuar de anera fe enina ero ientras ony urtis aprendi deprisa onfes que hab a e lado el estilo de arbette on el de ae est e on era un aso perdido arbette solo onsigui de l que pare iera una u er torpe pero llena de energ a y personalidad la aphne de su ida fe enina nada ten a que er on el ho bre que i a que era en rea lidad su persona e esde luego en una come a rag era una apuesta arries gada y para ol o ilder quer a añadir o o ingredientes del tel an iones g nsteres etralletas y ad eres as que de idi que seguir an es ribiendo ientras rodaban para er qu

fun ionaba y que no l t tulo original hab a a biado arias e es hasta quedarse definiti a ente en ome l e ho que en as tellano iene a signifi ar s o enos A algunos les va la marcha o en el roda e arilyn e pe a ol er lo os a todos o era solo que llegara a ediod a uando el resto del equipo lle aba all desde las seis y edia de la añana era sobre todo que su anifiesta inseguridad a re entada por su ada e ayor de penden ia a los barbit ri os le lle aba a repetir ada to a de e nas de e es urtis ontaba las an dotas del a tor sie pre se han puesto en tela de ui io por el e esi o protagonis o que adquir a su persona que ide un siste a on un tubito y un e budo para no tener que ir al baño y aguantar las horas que fuera sin tener que interru pir a arilyn lo que pod a llegar a ser una at strofe l roda e se alarg s de lo pre isto y on ello el pre supuesto odo ello hi o que ilder poseedor de una pa ien ia asi tan grande o o su ingenio fir ara una de sus s lebres senten ias engo una ie a t a en iena que estar a en el plat todos los d as a las seis de la añana y ser a apa de re itar los di logos in luso del re s pero qui n quiere erla e todos odos ientras todos los del equipo esper ba os a arilyn no perd a os o pleta ente el tie po n luso pudi os ha er nos on una ultura yo sin ir s le os tu e la oportunidad de leer

A


i a

a a / pรกgina 25

cma n r

on aldas a lo loco e na de las comedias m s a illeras de la is oria de oll ood. aril n onroe on r is ac emmon lo raron nas in er re aciones di er idas creibles bajo la inmensa direcciรณn de Wilder.

erra a os isera les . ero bo al nos e se lo asaron bien en el rodaje como es el caso de oe . ro n e encarna al inol idable millonario s ood e ro one ma rimonio a a ne acaba ron n ciando na de las rases m s loriosas de la is oria del cine con densada en n esc e o nadie es er ec o or el e los ionis as no a os aban ensaban cambiar ero ras el rees reno de la el c la en Wes ood el es allido del blico se dieron c en a de e ab an dado en el cla o. n blanco ne ro ara re lejar mejor el ras ondo ma ioso de la rama llena de re erencias sa ricas al momen o is รณrico en medio de la le eca a n o de ndirse la bolsa de e a or con n elenco anador on aldas a lo lo o e na de las comedias m s a illeras de oll ood. ol er a erla es siem re n lacer indescri ible. l iem o a sido ben olo con es a is oria e a ins irado decenas de el c las a las e o dos los ac ores e al na e se an ra es ido en el cine desde s in o man en ootsie a erence am en ris illa Reina del desierto an mirado como ejem lo inimi able. i s sea or e como dijo ill Wilder si ieres decirle a la en e la erdad s di er ido o e ma ar n . ls e era er ec o.

A


i a

a a / pรกgina 26

cma n r

A

A26


i a

a a / pĂĄgina 27

MarĂ­a Eugenia GuzmĂĄn

cma n r

El crepĂşsculo del Dios y balance final de su obra e e alcanzar la ci a crea iva racia a n al a a l l l apar amen era i ible e il er e e rara a i . n a e la el c la e realiz en re b e celen e n re e rma la l e . rl e b e re b ena c e ia n an e a e pla a an i Primera plana bra alli a er c n a ec vali ame n a i a pri a a e erl lme i ria e e ca in er e ra n ami . n varia ca i ne al i i i e el re l a era re n . vece e cier a al a e ri ra al na in er re aci n i nan e ra la a encia e e ilibri el c n n . n a ie re ab a a i b e la en e enial el cinea a al n e r e cac a rran e er na e e r baba la nci n. ec r e al na e l c la e e e eri re a an b la ba ien e c n n re ne ree na e celen e ar a e ri re i an e a bien a a en el erl n in e ia a en e an eri r a e e levan ara el r e aca n a a l e ce el ca i ali bre el c ni . a e a ne b r a el e i erac iv e ec iv a re iv e v bien ac a a r n ra ille e e er na e a c al r nc an e ecre aria a i en e re r c rr . rma la l e rma la e e na ilaran e c e ia c n ca encia e ical en la e n en ar e ari in ac e n e ena ra e la r i a a rac iva el b levar irle a c aine . r a ni a e vier n en aci nale b n ec n ari r ba e cena el e el bar e en ca a na e a arici ne al a a al na i ible ace a e a a . ame n i me pi e na e i al ar a en la e n a ri ni e ve en a r ercer an e c re c i va ean ar in. raca en a illa el bre i ll e ac a e ani ar c nica en e a la are a a rec rrir a la c rna en a c ec liar r la ara rec brar la lla a el a rc n al. n a i a pri a a e erl lme e pri a e li e erl lme el ic e ec ive iene e re lver el i eri el n en a a a n r el la e . e e al ri inal n e ar i a a belleza vi al il er e in i r ra r el al e c en a re l a inal e be eci a e n e c ar e ervi ar el n a e. rri en re mi pa re ma re an i e na c e ia r n ica acre ana al ie bre n r i ill nari n r ea erican ac e n na in le a ac le a a lie ill e re r cen en na i la e alia el r ance ecre e vivier n an e r eni re . r ren en e en e el er na e e e n a ena n ace re r er el n e eniali a l r rci na el e el el live evill e aca ara c n rar encan l clic el r e alia e e n e an venir a la cabeza. Primera plana e r n pa e e n re a e e la eri r c e ia e ar a na n e a i irl ri a . a r a ni a el ri inal la in r i a re r era il a la e i vi a alin ell e i i a r n bre e n al er a a ree laz a ar ran c e i r el eri ic . ca vece e v il er ci e en e e c re ra el eri i v raz. ebi iver ir e e ecial en e c n el er na e el raci i ic anali a e carica riza la e i e ai an re e el irec r enc n raba e a era a .

ill il er i r e la l ria ien ra vivi a n e rar la z na ri e e r e i n ara e i i icarla.

Balance final l e a rec rren e e il er e el re ra arc ic e la a cara a a la e rec rri ara c n e ir n e r r i . irec r n a ie re al ervici e la i ria r l e ni in r c a ele en rl ara e ibir e en la ace a cnica ni e a la c rrien e. an rec rr an al ine a c e i ilare r a an r ic a c al riz n al l l la a cien e l erv an ara c n ar la i ria e a r e err alc ic a . baza eran n e li e bra e en e i l n ca in acer a na b ena re a raci n e l ac re na irecci n ar ica e realzara la i ria l ce c ara acci n. e era an e icien e r an e ra acer el n a e a ena le braba cel l i e. i bien e eri en en vi a la l ria e i i ic el la r e ici rec n cien bra la l c a el e a e l c e a ra ar an e e ace en ir e e . n ca el balance inal e carrera e e ra r inari . e n ina c vece c irec r an car . e n i na ce vece ce c i ni a an re . e a revi c n ca i l ner crean na a na a en e e la e re c e ia e la i ria el cine l apar amen n al a a l l na e la c bre el cine ne r Per i i n ra ran bra el cine e ici e i e ar na bri llan e e incla i icable i ria e re re en el inc e e en el e ll n i irar e l rep l el i e . raba ie re ara l ran e e i er re ic a l r e re ar er nal r a e ver el n . en e ri inal n en re iene n a a e ri a n a e en ar. a na an c a e vi a e arece aca a e na e el c la . en el nazi in en en rar en . r la r n era e ic raca an varia vece en el in en . an a e aba a n e irar la alla n icial le re n r ei n lc n e inea a el nci nari le e a ar ici n le az b ena el c la en nce . va a i c li

A


i a

a a / pĂĄgina 28

A

A

nt

cma n r

Gabriel RamĂ­rez Lozano

La muerte vista desde el amor Avanti!

Avanti!

Avanti! n a in

Argumento de Avanti!

A


i a

a a / página 29

‘Un, dos, tres’ María Eugenia Guzmán

cma n r

Un, dos, tres, al escondite berlinés ocas pel culas c micas son consi e a as an es ob as po la c tica en el momento e su est eno a n menos son eco noci as en cualquie estival e cine a ece como si muc os e pe tos consi e a an que s lo el ama es i no e et ata e o ma p o un a ce te a la con ici n umana ncluso o as o tan evi entes como onos o a i a ini a no ue on ap e cia as en su a uele se el ba niz el tiempo el que co i e estos e o es e c ite io, pe o ill il e tuvo la o tuna e ealiza al u nas come ias que a al est ena se ue on ebi amente ap ecia as, lo an o que este ne o ocupa a en ocasiones el lu a que me ece in emba o, al uno e sus me o es ive timentos tampoco conoci el ito en su momento c emos la vista at ás e l n, a capital alemana lleva a os escin i a ent e el este capitalista el ste comunista il e ab a vivi o all va ios a os e su uventu , antes e que el a venimiento el eic le obli a a a ma c a se pa a salva la piel volvi pa a o a no os t s( n t o t ), sin sabe que pocas semanas espu s se e i i a el u o l ealiza o e a un e pe to en ace uso e su sen ti o el umo pa a muc os ines, inclui o quita le ie o a la vi a o eso, na a me o pa a sacu i se cualquie vesti io e nostal ia que pu ie a conse va sob e su pasa o cent oeu opeo, que e se el absu o ente pola iza o en que la u be alemana se ab a conve ti o, o an o una a sa que pon a al escubie to las laque zas e capitalismo comunismo ac ac ama a ( ames a ne ) es el i ecto e la ilial be li nesa e una multinacional no teame icana o es una co po aci n cualquie a, sino aquella que ep esenta, unto a la statua e la i be ta o el onte us mo e, uno e los ma o es s mbolos e oca ola l e ecutivo está ust a o pues aspi a a un es tino más u oso que la eca ente e l n a a no abu i se, está lia o con su e plosiva sec eta ia pa a intenta a a a a sus su pe io es ent a en ne ociaciones con una ele aci n usa pa a e pan i la oca ola po la e o a su an e e lo que le inte esa es que ac ama a su mu e se ocupen un tiempo e su i a e iecisiete a os ( amela i in) sta es una se ucto a su e a e tlanta que inevitablemente se llama ca lett que tiene una pa a e a po cabeza o ta a en casa se en sec eto con un alemán comunista con el ost o ete namente mal umo a o e o st u c olz l p ota onista intenta á e to o pa a sali el atolla e o lle an o al e t emo e enmasca a al oven esposo como si ue a un capitalista noble e ancio abolen o il e esc ibi este enial esp op sito con su más leal cola bo a o , iamon a p incipal ca acte stica el esulta o ue la ve ti inosa veloci a a la que se suce en acontecimientos

il e esc ibi el uion e n, os, t es en compa a e iamon , su iel colabo a o lo a on un itmo na ativo c ispeante epleto e momentos ila antes

A

iálo os mbos sol an espacia los momentos c micos e sus pe l culas pa a pe miti que los especta o es nos ecupe á amos e las isas no tapá amos con las mismas los iálo os, pe o en esta ob a eci ie on obvia esta e la enlaza on momentos acio sos sin soluci n e continui a asta e a nos e austos o s c mo empeza a a les e emplos e lo ent eteni a que esulta la com binaci n e elementos al vez, comentán oles con qu abili a el an ames a ne , ispa a sus ases con una inusita a api ez que casa e ma avilla con el en tico itmo e la isto ia l p in cipio ice l unos polic as e lemania el ste e an male uca os escon ia os t os e an escon ia os male uca os a pa ti e a , no pa a e ila un comenta io a u o t as ot o me o les cuento el cuento e los uno, os t es usos co up tos, que tanto ecue an al loco t o sovi tico e Ninotscka uan o ne ocian con a ne , le e plican que acaban e ec aza una pa ti a e p o ucto e uiza po que e a inaceptable el queso estaba lleno e a u e os les pue o abla el pe sona e e la sec e ta ia, una ubia que es to o cu vas, a e cepci n e su ence alo ama, plan simo u escena bailan o escoca amente sob e una mesa mient as que los t es usos le alean con los o os sali n ose e sus bitas es inolvi able casi me o les comento las menti as el asis tente e a ne , un e miemb o e la que p eten e que no se ente e na a e lo que ocu a u ante el eic po que t a ba aba en el met o l tonto e l pone en evi encia su siniest o pa sa o po que ca a vez que se p esenta ante ac ama a no pue e evita un tic cua a se ante l pe a un taconazo un as , pe siste en ne a lo to o cuan o su supe io le p e unta con so na o supuesto, uste e a antinazi no le ustaba ol , l es pon e u ol il e no ue benevolente ni con el capitalismo ni con el comu nismo (aunque es obvio que simpatizaba más con aquel), pues lo que p eten i pone en evi encia es que, con in epen encia e los ismos , allá on e est el se umano, ab á lu a pa a las t ampas, la co upci n el abuso e po e o supuesto, las isas alivian el olpe, pe o el mensa e es emole o ese a la cali a e la pel cula, la aco i a po pa te el p blico ue mu mo e a a en su momento omo en pleno o a e se levant el u o e e l n, se til e mu mal usto que il e se ie a usto entonces e la ivi i a ciu a o tuna amente, la satis acci n la tuvo el i ec to en la ca a e los uan o a se atisbaba con optimismo el p imo abatimiento e la ve onzosa mole e o mi n, se e puso la pel cula en lemania obtuvo el ito que me ec a a sa ben, a veces e a el p ime o, a veces el ltimo, pe o il e siemp e e a me o


Revista Aladar / página 30

A

ebrero Gabriel Ramírez Lozano

La espléndida decadencia de un genio

cma n r

a peor de las películas de illy ilder es una e celente de mostraci n de lo ue debe ser la direcci n en el cine la in terpretaci n o un en o ue aparentemente cínico de la rea lidad a tra s de la icci n ue es sin lu ar a dudas una orma de en rentar el uni erso desde el escepticismo. partir de po siblemente illy ilder no consi ui rodar obras maestras pero la calidad de sus películas es indiscutible. uando se abla del cine de illy ilder con iene re u iarse en la prudencia. s erdad ue en una comparaci n entre ame y l a ar ame la primera sale per udicada. curri ría lo mismo si en rentásemos a e a y a e u del e e de ela ue . Pero al uien puede discutir ue las obras de ie o ela ue son obras de arte sin e cepci n Pues lo mismo pasa si ablamos de las películas de ilder. l menos de casi todas ellas. n cual uier caso el traba o de este reali ador a de lo bueno a lo e uisito. ma a e. o es de e tra ar ue el a ente Patou persona e encarnado por un espl ndido ac emmon uera el pre erido de ilder. ntre otras cosas por ue le persi ui con la cámara para mostrar las di erentes e innumerables caras del in enuo po licía. etido a c ulo a impostor de personalidades a traba ador in cansable. ilder lo r un retrato enorme y per ecto. o es de e tra ar ue el persona e interpretado por ou acobi un camarero corpulento mentiroso in uietante del ue conoce mos distintos pasados improbables uera pensado para ue ar les au ton le diera ida. Por ue el encar ado del bar oustac e en el ue descansan las c icas de la calle asano a y astan su di nero el de ellas los c ulos) es uno de los persona es más di erti dos de la ilmo ra ía ilderiana. se uramente el alter e o del reali ador. e escuc amos decir cosas ue solo el director era ca pa de decir en p blico sin problema al uno e e mu d ue m el am r e le al er el d ). uando ilder supo ue au ton no podría interpretar el papel el cáncer a an ado del actor impedía cual uier a entura) lo acort considerablemente aun ue de intacta la esencia. o es de e tra ar ue rma nunca una meretri ue tan in e nua tan mentirosa ni tan alamera sea uno de eso persona es inol idables a los ue cual uier a icionado al cine se en renta a lo lar o de su ida. o s lo por ue irley ac ean estu iera ma ní ica en su papel o por ue la uímica entre emmon y ella uese e idente como ya pas en l a ar ame ). o solo por eso. ilder ace ue esta puta de la calle asano a sea iel a lo ue es para redimir de su idiote al policía. o se trataba de contar las penas y las mi serias de una c ica de la calle sino de mostrar esas penas y esas mi serias del resto de las personas. l a ente Patou es uno de los persona es en los ue más clara mente obser amos ese cinismo ue tanto se le atribuye a ilder y ue no es tal. Por ue Patou es en realidad un esc ptico absoluto y usa el cinismo para encontrar un ueco en el mundo. n om bre ue necesita de la redenci n para encontrar su sitio. os decorados de la películas son mara illosos el ritmo narra ti o es dinámico racias a un monta e muy bien estructurado la m sica es di ertida y entra able. Posiblemente Irma la dulce es una de las me ores comedias de toda la istoria. Bésame, tonto. sta es la película de ilder ue peor se a enten dido de todas las ue irm . e trata de una comedia aparentemente super icial con inal eli y poco más. Pero sin embar o abla de al o muy serio. Polly la omba nunca im o a estu o tan bien diri ida y tan estu penda en la pantalla) es una c ica de alterne. Zelda pooner una estupenda elicia arr) es una esposa mara illosa recatada y

na di ertida escena de rma la dulce .

artel de n bande a de plata .

A

obediente. i en en lima un pueblo de e ada ue está si tuado en mitad de nin una parte como los persona es de la pe lícula). Polly y Zelda intercambiarán sus papeles para descubrir ue lo ue uieren es lo ue es la otra para saber ui nes son realmente. sta e la suplantaci n de personalidades tan recu rrente en el cine de ilder sir e para ue sepamos ue el autoen a o nos puede proporcio nar ito en la ida. l reali ador nos lle a asta ese estado en el ue nos pre un tamos u es lo bueno y u es lo malo sin ue sepamos responder. ilder recibi críticas te rribles. e le acus de poner en duda el mara illoso papel de la esposa americana y de paso el sue o americano. o americano. es erdad ue ilder ponía en el ilo de na a a todo eso. Pocos directores an sido tan alientes y tan mordaces como l. omo de costumbre el ombre se con ierte en una marioneta en manos de las mu eres. o sería esto lo ue molest de erdad a los puri tanos de la poca r ille . pooner y arney illsap ay alston y li smond respecti amente) son dos paletos ue sue an con ser amosos compositores. ino atino ean artin) lle a a lima . os dos primeros traman un plan en el ue las mu


i a

a a / página 31

cma n r

cena de ‘ a da r ada de erl c lme ’.

ere ell

n u ue e en u man . erm nan ac end el r d cul aun ue lder ma u lla la c a c n nal el . erece la ena ec ar un a a la el cula n uedar e en la u er c e n en ar c m render ue el men a e de lder e c d d l r r und . La vida secreta de Sherlock Holmes. un ue al rre ular de d a ue el m n a e n ue el m a r ad lder n ud e ar end en e m arde rec n c ue n era de u a rad d r d de Sherlock Holmes e una an ca el cula. le men e e el me r re ra del de ec e r n c de u c m a er a n. lder ue ca a de me clar m er e ca am r a r and la d u a de cada c a ara ue la el cula erm na e end un r duc mara ll . a ue a en e cena e ma n ca. an l e cenar c m la l cal ac ne e er re n ra ladan a un m men rc en el ue n umer m n r e ar. l a el de la mu er uel e a er r m rd al. e c n er e en el e e de d el en ramad narra . a ran n el enc a del de ec e e de l ma an e la a uc a la elle a una rara man e ac n del am r ue lle a del enem . l am r ace ne a le ue un m re una mu er e de cu ran n uedan a cer nada ara e ar e ue an emen ue re re en a un cam rad cal en u da . l r a n n re r c a e a e a lme ue u l ce u lu c n al ara l dar la real dad. a el cula ene m men d er d m aun ue e le ue ea un de l ra a de lder ue an en e ec d al e r. an e re ul a a rac a a ra a al e ec ad r de de el r nc .

a de a de lata. ll lder dec d ner en en red c a d . n e a el cula l a ad el ma r m n l m dc el ran ue amer can e me en en el m m ac ara ue uedan er m rad c n lu a. m aren ada c n l r me o de de l ra a el a un de la ledad una ledad ue l uede de a arecer el am r la am ad e n re en e . camen e lder l ue ace e c n er r e e am r e a am ad en una car ca ura ara dem rar u e . n la el cula d l er na e n car r ler c n la em c ne d u can un ene c er nal al rec ue ea. ll e r n r c a ad n er re ad r un m eca le al er a au ra a de c n e u r un d neral en a and arr n le el er d a encarnad r ac emm n e uma al en a a la e e en a ad r d e ce r el de r a ue le a cau ad una e ue a le n and ud e e la a ar c a n el ullera e a de arr . de ede e r odo el m do odo el em o e al ue d ra am nc ln. e el l c nduc r de la el cula. un ue al e ec ad r le ueda un a r a r dulce lle ad el nal. n real dad el en a e al er e u en la c edade ac uale . re de de l e n m n men ue una c da cr ca a la c edad mercan l a ma e r al a e n umana en la ue m . a n al una de la el cula ue lder rm en la l ma e a a de u carrera c m d rec r. a en ue ueden n ere ar u ar en u a mar nunca de an nd eren e . l r nc al nal de u carrera. lder e lder. l ue e l m m lder e c ne. d

rle ac ean en ‘Irma la dulce’.

A


i a

a a / pรกgina 32

cma n r

A

A32


i a

a a / página 33

cma n r

ebrero

special Nicholas Ray odos los grandes directores de cine dejan pel c las memorables. todos los directores de cine dejan algún tostón por el camino. Nicholas Ray no se libró de esta lacra

33


Revista Aladar / página 34

A

fe rero María Eugenia Guzmán

cma n r

Nicholas Ray: el lugar solitario de un auténtico rebelde

n ten o presente la on o ión e e prod o de ado les ente er la opera pri a de i olas a os a a s a o . a po ti a istoria de los f iti os de la le en arnados por dos o en ísi os arle ran er at on nell era desoladora ente ro nti a apela a o o po as a la o ina ión de an elo iedo de i ir e nos a r an ando sólo tene os in e a os e a edida e ad ra os a os di iriendo o o ena ente pode os. sa apa idad de on o ernos a itarnos de ar ar n estra e oria era la a ia de a .

a ida de i olas a est o ar ada por el al o ol las dro as el e o eso ar ó al is o tie po la ida de s s esposas e i os.

a inocencia de la juven ud fren e a la responsa ilidad del adul o en di ujar su des ino a enera a la ent d era ind l ente on ella. os adoles entes o eintea eros prota onistas de la e podría os lla ar s trilo ía so re los onfli tos enera ionales os a a s a o a a a a a s a sa n n a eran para el dire tor los lpa les de s s tantas e es tristes destinos por e esta an ondi ionados por todo lo e les rodea a a f eran o ares onfli ti os arrios ane ados en la delin en ia o na so iedad ontrolada por los a ores ar ada de pre i ios despro ista de o pasión. or el ontrario en las pelí las del dire tor prota oni adas por ad ltos s post ra era distinta. i on teele en a so a o i ilson en a asa a so a ienna en o a d er en s a a o o as arrell en a o años 30, son seres fr strados inadaptados on n o ponente a todestr ti o pero a ora son ellos los e tienen las riendas de s s propias idas por lo tanto los responsa les de las onse en ias de s s a iones. n e a siente apre io por estos per sona es o parte s desa rado por el ndo e les rodea s p nto de ista denota e no onsidera e sean í ti as e se p edan es dar en la fatalidad ni en la ino en ia e de aron atr s. on ellos los e ar an s sino ando a t an al ar en de las re las o no ponen riendas a s te pera ento.

A

Una vida complicada. Reflejos de Ray en sus personajes i iendo la refle ión al o ien o de nna arenina so re el e o de e ientras las fa ilias feli es se pare en entre sí las des ra ia das tienen s propia istoria la ida de a daría para es ri ir arias no elas. a ió en n o ar des o p esto f e des a iendo o iendo ó o se ro pían tres de los atro e intentó for ar en s ida ad lta. l al o olis o de s padre le arre ató s infan ia pero s te pera ento t r lento s s propias adi iones a la e ida a las dro as al e o ro aron el sosie o de s s s esi as esposas e i os. ra atra ti o aris ti o sens al no tenía reparos en sed ir a ien s s itara s deseo i norando todo lí ite. ero la ida le propinó na ena ofetada ando f e la triste í ti a de la des leal trans resión de s s seres s er anos. se nda er la a tri loria ra a e el i o e l a ía tenido on s pri era es posa se i ieron a antes ando el i o era sólo n adoles ente a os desp s se asaron. a sólo tenía a os ando io ter i nada s arrera ine ato r fi a s l a infr t osa por re pe rarla a di ó s espiral de a todestr ión. on na ida on e os de tra edia rie a no es raro e la isión del ndo e el ineasta refle ó en s o ra t iera n f erte o ponente e isten ialista. a dio a ono er reta os de s ser a tra s de los prota onistas de s s e ores pelí las. n parte por e s frió la a sen ia afe ti a de s padre f e n re elde e desafió anto p do a la a tori dad e en s arrera identifi ó prin ipal ente on los i periosos desi nios de los est dios de oll ood. propia ar ina ión e in onfor is o apare ían en los ó enes inadaptados o f era de le de la anterior ente en ionada trilo ía enera ional es frían la falta de referentes paternos sólidos. ndo on lso a ita a tanto en los ira ndos prota onis tas de a so a o a asa a so a o o en el dro a di to profesor de s a a a o en el pistolero solitario e da tít lo a o a . l i al e l todos ellos an ela an en el fondo ser a ados pero s arrai ado indi id alis o s s de onios interiores s difi ltad para salir de sí is os entre arse al otro les ondena an a na e isten ia solitaria. al o o l paseó s


i a

ic

as a

nt a

ia

esas sie r e m n a s s ers na es es c sta a enc ntrar a a a ic a e sca an. nc s en as casi nes en e e fina e s s ist rias era fe i se antea an in ietantes interr antes s re e f t r e s r ta nistas. na arte e e a enas se ref e ó en s seres e creó. asi nin n e e s t v s a ma tica s vi r art stic e e r rci na an cierta i sión e fe ici a rante e r ces e rea i ación. rante a n s r a es eneró n micr c sm s n e era a fi ra aterna ena e ener a e c i a a e s int r retes e e venera an r e s esc c ar es ins irar es im ires e c nfian a e traer me r e s ta ent .

saic s a itantes e en a inc ar a.

e

tra ea

s e ne r a n c e

e ac -

Un rofeta lejos de su tierra a cr tica e s a s n e c nsi eró entre s me res. er n s cineastas e a iers cinema s rimer s en reivin icar a im rtancia e s ra afirman es s ara e cine n rteamerican a simi ar a e sse ini ara e e r e na f rma e narrar m ers na ta a e n rea ism e asta ent nces se a a trata e e ir. ean c ar e ó a ecir cine es ic as a ciert es e f e n artista c n n en a e cinemat r fic inn va r e im rimió a t ntica asión en s s creaci nes e n s freció n en a e e c as estremece ras e imerece eras. an ran es c m a vi a.

Un lenguaje cinematográfico novedoso a ti i a a a c mara c m n micr sc i e a ran a a s r ces s sic ó ic s e s ers na es. r e as e ecci nes e ac a e i minación entes enc a re sca an tar e e resivi a a as im enes rea ar e tra a e s int r retes. ntes e e icarse a cine tra a ó n tiem nt c n n e s rincia es ar itect s e s tiem ran ri t. na e as caracter sticas e este artista era e ise e am i s es aci s a ar a s i fan s n e s tra s ri nta es estaca an en e c n nt . a se ins irar a en e ara s ers na s e inemasc e en e e s mites s eri r e inferi r e enc a re arec an rimir sic ó icamente a n s ers na es e se e at an c ntra s ent rn . s m vimient s e c mara c ntri an a ese efect ramati an as escenas. rinci i e e elde sin ausa es na ena m estra e esta i ea n rrac im tar ames ean est tira en e asfa t c an t a a anta a e manera e e es ecta r siente e e ers na e est rea mente atra a r a rea i a e e env e ve. crea r rea i ó a rimera arte e s fi m raf a en anc ne r er c an c men ó a ti i ar e c r enc ntró en tr im rtante e ement e e resión e a si e e s s ers na es e s e s mism s si nifica an en a ist ria. s r e em rec rr a a intensas t na i a es r as ara re resentar a sensación e e i r c m a icónica ca a ra e ames ean en e elde sin ausa s e ement s e r ean a ames as n en s m ment s m s e irantes e Más grande que la vida. Otra manifestación eviente e s em e e c r a em s enc ntrar en nn ui ar n e na m er e sc r asa ienna an ra f r sim i a vesti a e anc a ver a era in cencia frente a s fari-

n el viejo oll ood no a a lugar ara los re eldes or mu grande ue fuera su causa cine es e s tim arte en a arición er e rimer en c ste. r e m s e c a ier tr crea r e cineasta est i a a acer c ncesi nes a e ar s s anteamient s ara c ntem riar c n a visión e ienes invierten en a e c a. n e vie mina r s ran es est i s s irect res c n ma res tes e s ervivencia sa an f nci nar entr e s mites marca s r a e s c m f e e cas e ic ae rti e re r. a a n s sim s rea i a res tan c ti a s e a an e ma r i erta e e rest ara ref e ar s visión vita art stica fre itc c c es n c ar e em . Otr s eran tan ast t s e sa an cóm mantenerse entr e sistema f r an as re as s versivamente er sin r m er as rnst itsc ii er entre tr s . r tim esta an s inc nf rmistas. rea res r s s a asi na s e en s af n e e rar e en a e cinemat r fic e c ntar as ist rias a s manera sar n enfrentarse a s s s eri res. s va ent a inc nsciencia s s e aca aran tira s en e arr . ac a s e if ci es e inc ntr a es a fina e s s carreras na ie financia a s s r ect s. n e est s ina a ta s acaar n a ecien e infiern e si nifica ara e artista n er crear se eri ier n sin acas r n rse en fi ras im rescin i es ara c ntri ir a e e cine ev ci nara f era n ver a er arte. n e e m s em em tic f e Ors n e es r m am s na an a r ic as a e m s tic t rt ra e s re e es.

A

cma n r

s

a a / página 35


Revista Aladar / página 36

A

fe e o Gabriel Ramírez Lozano

cma n r

Radiografía del otro cine de Ray un ue la f lmo af a de c olas a no es tan e tensa como nos usta a a muc os se ueden encont a d st n tos t os de m adas ent e sus t a a os. odas ellas de a aun ue con los mat ces necesa os a a ue se com lementen unas a las ot as. Las d fe enc as ent e sus el culas en lanco ne o las o dadas en colo son eno mes ele antes. l a seco m l m t co de su eta a me a se esconde t as la and locuenc a n necesa a de al unos t a a os en colo . ncluso a a un d ecto como l esca a de las a as del d ne o del ent amado come c al m uesto o las andes oducto as e a d f c l. as un su c d o a t st co. aci a ara a or to a ). enostada o mu c os esta no es efect amente la me o el cula de a . n em a o con ene ec a un sta o al t a a o o ue lo f c l es acu d en usca de a uda asta lo me o de un auto del ue se u e e a la en. n aci a ara a la foto af a de c olas usu aca es e celente. a dec de ence a a sus e sona es du ante uena a te de la t ama. n a a tamentos en andes salas. ntenta ue los e sona es a an fo mando una sola cosa con esos deco ados ue eamos una c cel en la ue ellos se s enten esos. on una lum nac ón mu en lan f cada se ma ca el tem o de la e o luc ón de cada uno de ellos. esto es ace c ne. nt e ot as co sas esto fo ma a te de un c ne ue ocas eces emos tal e no sa emos alo a al ueda nos en lo lando de la t ama o en los efectos es ec ales. s e dad ue en esta el cula se a usa al o de los su a ados de los me os lanos ue ntentan e l ca lo ue sucede cuando el es ectado lo t ene cla o desde mu c o antes es e dad ue al unos t amos del u ón se des e an de lo ue nos m o ta a a edulco a el con unto e o lo ueno es lo ueno no odemos oculta lo. c olas a d o ue la el cula no le te m na a de con en ce ue e d ó el cont ol so e ella en al unos as ectos. es e dad ue no es una o a de a te ue ese f nal ue nos esentan a a ata todo lo ante o est a unto de ac a se o los cuat o costados. n em a o odemos ace ot a lectu a de un u on lleno de e sona es este eot ados nstalados en onas comu nes e ns das de un u on ue t ende a ueda se en la su e f c e de la eal dad ue se d u a a es ca a de const u saca adelante un o ecto ue en manos de cual u e ot o u e a e sultado d culo e nsultante. sta el a ne oan onta ne como de costum e nten tando ese a el ue la l e ase de su nta de alma c nd da aun ue ot a e s n to al uno) lle a a casa de su am a onna oan Lesl e). sando a t ma as lo a ueda se unos d as el t em o suf c ente a a dest o a la a e a fo mada o onna u t s ac a cott) un m llona o ue u e e a a s nuest a s ta el. o se confo ma con eso al m smo t em o mantend una elac ón con el esc to c adle o e t an estu endo) ue le se a a a a enta ot a cosa. lla lo ue u e e es d ne o un lu a le ado en la soc edad. el esto de la t ama no des ela m s. o te m na de emoc ona esta el cula al e . Le falta a s ón al oda e al n esto en el ue a se de e e u s. e o es c ne. a sa a cómo ace lo. e temo ue estamos tan acos tum ados a la olenc a a la utal dad al es ect culo ue la nocenc a lo nofens o nos esulta a u do falto de nte s. ar a victoria itt r victor ). ue a sent m entos. La an atalla del mundo desde sus o enes f ente a las e ue as d s utas e sonales. La olenc a ue no od nunca con la elle a. Los alo es ue a esa de la mue te so e asan a los c os a las act tudes m s oscu as del se umano. sto es ar a victoria. a le ec a as ón l smo a una t ama l ca ue es en ea

a ace un uso mo oso del sco e en e de e es .

l dad una e cusa a a et ata el m edo las ca enc as del om e con e t das en en d as. e ol da en el desa ollo de cu da de talles ue acen m os le un desa ollo de la t ama. e o a e a as . Le m o ta a m s el fondo ue la fo ma. o u e o dec con esto ue las fo mas fue an c a uce as no lo ue d o es ue los detalles los a a ta ace ue los a a temos es m os le ue el u o de om es ue ca m na o el des e to lo a a de ese modo ue so e a e o eso es acceso o no es m o tante la est t ca de la ata lla). Lo fundamental es cómo el om e so e e el e c o ue a a o ello. es e to de L a e unda ue a und al. l a o and u d ens) ec e el enca o de una m s ón m o tante el osa. nt e sus om es se encuent a el a t n Le t c a d u ton) ant uo no o de la mu e de and. La ue a dent o de la ue a. and e de la con f an a de sus om es a a e ta a ece un co a de a l u dando a todos los ue e esentan un el o a a su est o como m l ta . ons ue el ono ent e los ue no sa en nada de lo suced do aun ue los su e entes sa en ue no lo me ece. el es ectado descu e ue esa cto a de and le ace m s da o a l ue a los mue tos.

A


i a

a a / pรกgina 37

cma n r

ar a ic ria re ul a u a elicia para cualquiera.

a cue a u ie l que le i ere a. ac re pri cipa le re ul a c i ce e el e i que e arca el reali a r e cu ple c crece . c lic per ale i er c el e r e i u a e r a i uci a. a uerra que a i ala a e ca a u e r e r a e i i i a. ll e ie pre e u . c o e u a e e a pel cula que a ie e la e i e pri cipi a i que i aplicar cri eri er er a e c ic re ul a u a e licia para cualquiera. e er a c l car re e a la pa alla i e a al rar ca a ra e u u a e i a. e e e es o s . i u a pel cula re ul a er a ira le p r el u el scope e a e e e e es. ic la a c i ue e cua re ara ill c l que el r a e c ier e e u a erra ie a e upe a. uc u er el scope p r parecer le u a e pecie e ca e el que l pu iera e rar i e e alar a a pa ic r a . a e arri al r a para ar u a lecci ra ra e c p a u ili ar e aca el a r par i . a ra a e e pl i a. a la pel cula parece u a uce i e cua r e l que l r i e l ra i p e e p r a el e arr ll e la ra a. i a e le u a u a par i ura a ir a a p r i l a que ra la a a u a p ca i rica a i cil e e e er e e el ar a per ec para que u irec r e la alla e a pu iera e re ar u pel cula. a ap r a a la i ria a c ci a e e e a are u e que cial que i ere a e. pri er i u e la ci a l e ica a rar l que upu la i a i r a a para l u la u illaci que repre e la lle a a

e ue l c la le i e la i c pre i el er u a re e a la cree cia i a que le re ul a a e a . a a e alla l c lic e u a ricci e cul ura . l ce uri r a ra a la e a para e c rar e c el ra e r u que e u li era ura reli i a e u pr i i arra i . p i le que a e uera el pri er i e eri e pi ar a l u c u pue l que e cup a a l i e e ra i i . a la ra e ap r aci e e la pel cula. rque la i erpre aci e al r a al i a e . al la e ce a e que al pi e la ca e a e ua el au i a el cal ari el re e a al r al e pec a r que e ie e c el per ae e e ucri p r e e pl e pre e u a a ia que uc le r a e a e a . e re u er pa rece ra i ar r u i l u per ae p rque e e a a e que a a a a l u pa rece a e a la pel cula. ecu ari ap r a ra c a al pri cipal l i l parece r a e e ce para e c rar u a pr u i a que ie e . la c a e la uperpr ucci e e la p ca. pec cul i ual para u p lic que u ca a el e re e i ie . l que e a. e e u a e la pel cula e la que a e a a e i ca i u i er p r l que ie pre qui c ar. e aparece l e a recurre e e u ra a u que a a i ra a e l i i ar cul e e e e pecial para reali ar u a pel cula e e car . e a e e er u que u per al e a per el ra a e e a . qu pri a la r a e el . el a u cia ei e i p r ri cua ec a que era e e e u e e e es e e a . l e el .

A


Revista Aladar / pĂĄgina 38

A

e rer

‘En un lugar solitario’ Carlos Serrato

cma n r

El fulgor de la mala estrella n nl r oli rio an ana l ia es n il e e ra ara s a s iere s e en a a aren a ser l e n es. are e n film-noir l ri inal es na era an d a del ar en . e es er a en s rar na is ria e e lar in l s lle a a di ar an e n es r s s il si nad s n a in de sal a i n e de a r es s er a a a siend na de las el las s ni ilis as e a a r d id el eri d l si de la ri a de s e s. l r e se es er a en es irse de an i r e er real en e es n r e. a er na es de ini i a en e na er er e re enda en e d il. ien anda n es la l n ad sin la ala es rella a n e d s se e e en en er de a er a n ser an lnera le e s l n e s eel a ellid si le nes na e inal ara ir des is and . r andarse n n a a se a ri s al als e de las a arien ias l s en s s n al s r e es de ndad l s al s s n an a l s e s l dan risa e en a la asi n. en l e se di e en s l es n ni ers na e e iene rin i i s n es dis es a a iarl s r r s sa da les a las ir ns an ias. er nadie l e. el a r i las a di il e ind a le ar esan e ni se n se ire ra asad al inal de s s d as r n ra asar en ser ien de a ser. s r ese e n di dire r di a r e es a el la se en a desde i las a s l el ie la a niend en s si i . ar l en endi ea e el r e ara s r d ra an ana as a lle eder en e era la r en n es es sa de a en edi del r da e e es sa en se re ara n i iar la ra la i a del r a nis a en l ar de la es era le ara ill sa a ren a all dese sa del a el an l desea a na l ria ra a e e es a a s l a en e s li e d a e de irl . er a n as di n de si n lisis er n r e ad er id r a e s li ian an l s si analis as s s e ea i las a a le a an a ra ia. l as es e i n eele a la sa n i nis a de ll d en ras a as e esi a en e a i i nad al in ni re n a a de i len se en en ra n la in da area de ada ar al ine n rrend es seller de l ri en asi n a es a se ra de n dire r r inari n r d r de a ell s de l s e e and es a an la ala ra ar e sa an e i an a erder diner . a el la ien a dand la la e e es r ada en e a in en a enredar d ran e asi n en a in s en n e er i i de s il si a ir laridad narra i a e n ier e el a ar inal en na r e a indis i le de e e s is asar n r e an e n es r s s sin asi darn s en a. n s ni s a s ad s a la en rada del res a ran e a ls re en ad r las es rellas del ine andan a la a a de a ra s. n de ell s le ide el s a eele e lle a de n e e al er ad en n se r en e asi le ar e la ara al ri arid de na a ri de se nda ila. a ni a s sa i nda le di e al i e n sa e i n de ni s es el i e le es ir and e n se les e e n es na die eele a a le n l s ni s n l s rra s er in le en e n la es ide s nr e di e iene ra n ir a n es er n si n de e la a i n al inal en el adern del i .

n n l ar s li ari es na el la s eren e s ee l i a na el la e ede lle ar a are er l en es en realidad.

A

eele in er re ad n n i i n r n re ar an e i a sie re n ese es il s e a a re le l s le ne de la anera s ines erada r and la ris a i n e a erand la desidia as a dar na ralidad a n es e asi sie re ra a a l e ra le eele el in le i le se es ra in en e an e la in en ia. es i n de re a. s n re en e n a n i del ar e del a r de la a is ad de la erdad sea n er ded r. adie al rin i i nadie al inal. s e n es n il e li ia es la radi ra a e i nal de i n eele di en r s r in s es n a erre ra en lan ne r de i las a . en edi la idelidad a n a en e ni era n a ar a en e l era s en e el an el i an in er re ad n la s l en ia de l s se n dari s de an es r r i . en edi la idelidad a na es re lla a da del ine d arlie a er an el rra ea a i as ra en ra a le de n nd desa are id l ria e a l s ra nada. en edi el des re i a la ind s ria del ine. en edi el a r in ini a a ren ra er sa eni i a arr ada ierna en na ina i n asi i si le. en edi la d da la l ra del re en e e a a a en da ra e


a a / pรกgina 39

dia rie a y a s anera en ie os de v l aridad lo es l gar solitario haciendo da o a lo e s a a a el el onach n a a rel ray e le ha dev el o la sonrisa a n ros ro a ar ado or el racaso y la il si n a n ano de hielo e se dis elve en n vaso de ine ra a s is o a oin olado en la deses e ran a. Nadie cree en i on eele. i or e es n ho re de o ro ie o. Ni la en adora a rel ray l e o d lce a an e a ernal ni el si l n ins ec or r Nicolai casado con na da a a ericana ansiosa de oll elos e ro e er acar hys a a ri onio a erican ay o li e. Ni si iera el es ec ador c ando asis e en casa del a ri onio Nicolai a la recreaci n del cri en de la chica del ardarro a e lla a a e o eyas a las nove las rosas con cha acci n. a cara de loca ascinaci n or la er e e nos re ala eele o ar en esa escena es an ol ica nadie ede de ar de ensar en l co o n asesino co o el asesino . ace al a cho de lo e ya no eda e e en al ien e ha conocido la er e de cerca y ya no ede olvidarla. Ese es no de los secre os de es e il e a is ral. No se ha la de ello ero se al a en cada sec encia la herida de erra s or era la herida del al a e no se cierra n nca. El a linas r Nicolai rec erda e i on e s sar en o d ran e la erra n sar en o al e s s ho res adora an or e od an con iar en l. ero ahora es el ie o del Ne eal r y ilvia Nicolai son encan adora en e or eros co o er an y s encan o ran ilo y conservador no es o ra cosa e el si no de la es i de de los ie os. No enca an los h roes inada ados ya era de la rinchera donde de verdad se le ve el ros ro a la vida y a la er e. No ilvia yo no la a con iesa socarr n el h roe a o sos e cha yo no ser a ca a de arro ar n c er o oni o de n coche en archa i e era en o ar s ico no e lo er i ir a . el cinis o co o scara de na v lnera ilidad e re a. ic eele sca deses erada en e e al ien crea en l al co o es sin ener e in ir la i a en on orrona e ide el s o de los ie os. l inal derro ado or s ro ia e en nos rinci ios e ya a nadie i or an cr a el ard n de v el a a s l ar soli ario ien ras loria raha e con la ce a i ierda s e resiva de la his oria del cine llora y decla a na rase rid c la e se llena de sen ido or la enor e deses eran a e es ra s her oso ros ro de e e a alecon cora n de vai nilla iv nas se anas ien ras e a as e adi s ic . he End. Nicholas Ray en carne viva.

A

cma n r

i a


Revista Aladar / página 40

A María Eugenia Guzmán

Ray o el poeta del cine negro americano o a an e

e la noc e

ey l e y n

4

cma n r

o eo y

n n l a ol a o n a lonely place

A40

0

le a


i a

a a / página 41

al ez de emos a lia azan ue ic olas a se con irtiera en cineasta. Am os eran amigos desde sus ini cios en el teatro pero mientras ue azan lleg a ser uno de los directores de escena más importantes de su tiempo el paso de a por ese medio ue discreto. uando azan ue a la costa este a dirigir su primera película a s u an s le dio la oportunidad a a de ser su asistente lo ue permi ti a ste descu rir el medio cinematográ ico entusias marse por el mismo. ic olas aprendi de lia c mo conse guir e traer interpretaciones de oro de los actores. uando azan descu ri el talento de ames ean para encarnar adolescentes angustiados en l s e del d n le a is a a uien se anim a contratar al jo en actor para darle el papel protagonista de Rebelde sin causa. ientras ue azan lleg a lo más alto tam i n en el me dio cinematográ ico a nunca alcanz el mismo ni el de reconocimiento en oll ood su gloria en ida ue e í mera. in em argo el paso del tiempo la la or de a iers du cinema an rodeado a ic olas de un alo mítico del ue a día de o parece carecer lia. ro a lemente a a contri uido a ello el menosprecio generalizado por las actuaciones delatoras de ste en la caza de rujas de c art . o cu rioso es ue pese a ue es muc o menos p licamente co nocido a tam i n ue citado por el omit de Acti idades Antiamericanas. seg n su i gra o atric c illigan tam i n sucum i a la presi n dio alg n nom re. o ue no sa emos es asta u punto in luiría esta claudicaci n moral en acrecentar los demonios interiores ue lle aron al reali zador a una ida cada ez más autodestructi a.

dos ue no aca an de encajar en el medio ue an escogido. os dos e ían i ían más de lo aconseja le. am i n oculta an ajo un arniz de correcci n un espíritu in lama le pretendían ue una mujer les sal ara de sí mismos. in em argo am os pedían dema siado a cam io de lo poco ue esta an dispuestos a o recer a su pa reja. ara más coincidencias el o jeto de su pasi n era loria ra ame in elizmente casada con a en la ida real. ogart estu o e traordinario como teele. l protagonista pulsa a tam i n muc as cla es cercanas a la realidad de este actor otro ser en adado con el mundo podemos palpar la tensi n del per sonaje en las miradas tor as los la ios runcidos el cuerpo cris pado del int rprete. or su parte ra ame ord el papel de la enig mática ecina del protagonista aportando al mismo ironía seducci n misterio. n este caso la realidad era sin em argo muc o más tur ia ue la icci n a ue mientras ue aurel era una jo en positi a psicol gicamente sana la esposa de a tenía cierto dese uili rio mental la reputaci n de ser más atal ue cual uiera de las muje res ue encarn en pantalla. entro de un conjunto e traordinariamente inspirado a al gunas escenas particularmente inol ida les como el encuentro de la pareja en la comisaría en el ue descaradamente muestran su mutua atracci n la discusi n en la pla a ue culmina en un re corrido en coc e en el ue se desatan todos los demonios de teele o las secuencias de la ltima parte ue se encadenan para condu cir a los personajes a un inal de gran uerza dramática. e i ser duro para a realizar una película tan pr ima a su ser a su ida pero trans orm en pulsi n creati a su dolor del mismo rot una composici n de tono elegíaco ue se a erigido en todo un clásico. a casa en la s b a n dan e us und es una de las películas menos conocidas del cineasta lo cual es una lástima por ue pese a distar de ser una o ra redonda es una istoria emo ti a sumamente interesante. Ajena a muc os de los elementos más típicos del g nero negro se di ide en dos partes claramente di erenciadas. n la primera conocemos a im Wilson o ert

ogart estu o e traordinario como teele. loria ra ame aport a su personaje ironía seducci n misterio.

A

an otro de los insatis ec os anti roes ra anos un policía as ueado de una pro esi n ue le o liga a lidiar con el lumpen de la sociedad. er testigo directo día tras día de ni eles inusitados de miseria moral a endurecido su coraz n agriado su carácter. A sus superiores les preocupa contar en la rigada con un policía díscolo ue llega al e tremo de maltratar a los sospec osos para alejarle una temporada le encomiendan una misi n uera de la ciu dad. Así comienza el segundo acto de la película. Wilson deja atrás la amenazadora noc e ur anita para adentrarse en un paisaje ru ral recu ierto de nie e ue tal ez s lo tal ez represente la espe ranza de una etapa más luminosa. n esta zona pastoral el policía de e cola orar en la persecuci n de un delincuente durante la misma conoce a una solitaria mujer encarnada por esa actriz tan interesante ue ue da upino. e produce la atracci n entre opues tos l es un om re ísicamente uerte pero con gra ísimas taras de carácter mientras ue ella es ciega pero muc o más dotada ue l para a rontar la ida gracias a su sorprendente lucidez a su ondad natural. entro del juego de contrastes de la película l le e plica ue ser policía signi ica descon iar de las personas ella le replica ue ser ciega signi ica tener ue con iar. o es cierto ue a era un poeta n estas tres películas en otras del realizador las protagonis tas eran ísicamente más rágiles ue sus compa eros pero mos tra an una ma or madurez una ortaleza de carácter ue les a uda a a salir adelante la generosidad su iciente para pro porcionar ánimo consuelo esperanza a unos om res moral mente más d iles. sto suponía ue ellas asumían un rol con un claro componente maternal en su relaci n con sus galanes cu a incapacidad para adaptarse al mundo para apaciguar su agi tado interior era uente de gran su rimiento. a comprensi a mujer de a casa en la s b a pro iri una de las rases de la il mogra ía de a ue mejor resumi la esencia de sus persona jes masculinos del propio realizador A eces las personas ue nunca están solas son las más solitarias .

cma n r

Paralelismos entre Nicholas Ray y Elia Kazan


i a

A

a a / pĂĄgina 42

e rero hasta u punto lo era e ue el on epto de ultura no solo no era a soluto sino ue era on en ional e la hu ildad ne esaria u hos a os despu s ol iendo a erla es uando he sido apa de dar e uenta de lo grande ue es e e nno en uando he sido apa de apre iar todo lo ue en ierra u inten ionalidad o en ando por lo rousseaniano del t tulo in duda se plas a su respeto por esas o unida des en las ue la aldad pare e no e istir ue i en a orde respetando el entorno a sus se e antes por r aras o inhu anas ue nos puedan pare er algunas de sus le es ero so re todo lo ue se desprende es una ero r ti a por ontraposi i n de la so iedad o idental apitalista l guion es rito por el propio a unto a ran o olinas es una iel adap ta i n de los pri eros ap tulos de l de l o l de ans ues h in e argo ha pe ue os a ios ue denotan lo distinto del a er a iento de ada uno a antiene en el il el esp ritu del li ro la par ola del uen sal a e lo destru ti o ue puede ser para este el onta to o la in asi n de la i ili a i n oderna o o ldou u le en Un Mundo Feliz a on lusi n es lara los e ui o ados so os nosotros ue ien pod a os aprender de ellos uanto enos de arlos en pa ero ientras ues h ha e un a er a iento asi antropol gi o a su ultura pare iendo real ente ha erla ono ido de pri era ano no est e ento de un tinte paternalista ientras ue a la apro e ha para dina itar lo esta le ido ro is uidad se ual el ti orato do la e al astellano tradu iendo re rse o o a sarse no i pide ue nos entere os de lo ue se trata ue res li res h roes ue son la ant tesis del sue o a eri ano a religi n o idental o o in asi a onol ti a el so ia lis o en una de esas pe ue as odi i a iones argadas de signi i ado anto en lo ue o ite la des rip i n del pue lo inuit o o ni os o o en lo ue a ade la en i n a estar en la ra de la o a at i a o o en esa aparente ente irrele ante rase todo uanto poseen pertene e a la o u nidad o pare e un ati insigni i ante pero el he ho es ue lo ue se plas a en el li ro no es una propiedad o n sino una generosidad total a la hora de prestarse ali ento o esposa e aunar es uer os de solidaridad se ni o a io ho no es nada ero en uando se il a o dien e del di lo en pleno post a arthis o a n on los oleta os de la a a de ru as de la ue ine pli a le ente i holas a ilitante so ialista se li r si ha algo ue no es es alad l roda e e eptuando los interiores se reali en el ulo olar entre las a roenlandia la otogra a agn i a nos gol pea on la uer a en ue la naturale a agreste es plas ada ell si a poderosa o o un ele ento s de la narra i n l argu ento si ple e e ti o a o pa ar a nu singu lar de inuit ho re en su s ueda de es posa su eli ida on esta sia hasta ue un isionero apare e dentro de su igl on l los ho res lan os sus le es nu lo da ida de ir ue lo interpreta ser a restarle ritos un so er io nthon uinn re le a pesar de su distan ia si a de edad on el protagonista la edad en ue lo ha e de ser un inuit aut nti o estar a posi le ente en la lti a etapa de su ida a po o el papel de sia es una aut nti a inuit uien lo interpreta pero la dul ura la sensi ilidad la anera de trans i tir la elle a asi ti a de o o a i nos ha en ol idarnos por o pleto de ello o re a os re ae el peso de la pel ula unto a la otra parte de la alan a la o idental on un agn i o eter oole ue sin e argo no igura en los r ditos a ue e igi ser orrado de ellos no on or e on ue su o uese do lada e e e nno en a di o en su o ento estar s orgulloso ue de ninguna na pel ula agn i a ue ha de erse al enos una e en la ida or ue golpea

nthon uinn est so er io en su papel

‘Los dientes del diablo’

cma n r

Beatriz Silva

Todo Ray desde el hielo u ne o o lo o e l n o n in en do lle n l no e ue en u l uie di e i n e u ie n i ndo l u die e u no n ue o ido o el o l uno o e i i u ie on ue de o u o eo o in lo in u en o i o e el on ue l e edi i n lle do l en o no e l e i ion d u een ue en on on ll u d o o o de i e ez on llen e de le olu en e n d na de las lti as pel ulas il adas por i holas a la s ale ada en aparien ia de las de s es o dien e del i lo e e nno en n ella el ineasta narra la ida de una a ilia de inuits o esta se e alterada por la llegada del ho re lan o n roda e dur si o en ondi iones e tre as para dar lugar a una agn i a pel ula en la ue a de uestra una e s ser un aestro del ine de la su ersi n e uerdo per e ta ente el d a en ue i por pri era e o dien e del di lo de i holas a endr a unos do e a os la i on is o pa eros de urso en una pro e i n para es olares e i pa t so re anera a es enas ue se han antenido i as en i e oria durante todos estos a os nton es no era ons iente o o pueda serlo ahora de su grande a desde el punto de ista ine atogr i o pero la historia a i de alguna anera i or a de er el undo upongo ue nos lle aron pre isa ente para eso para ue i ra os ue ha otros undos ue est n en este n peli gro a sa a laro ue ha a otros lugares en los ue las os tu res la anera de pensar de i ir de o er de i ir so re i ir eran total ente di erentes a las nuestras ero erlo as de esa anera tan rutal e hi o dar e uenta de

A


i a

a a / página 43

‘Rebelde sin causa’ Gabriel Ramírez Lozano

cma n r

La huida imposible sin causa i u a caus es al ve la m s amosa de las películas que ilm ic olas a lgu nos an a irmado que el cine moderno nor eamericano na ci con ella es posible que así uera l menos una nueva orma de narrar irrumpía con uer a erminaría in lu endo en mu c os direc ores que pre endían encon rar rmulas al erna ivas a lo que se abía ec o as a ese momen o a película comen a rodarse en blanco negro en orma o inemascope pero la due a de la pa en e del orma o panor mico oblig a a a su o gra o rnes Haller a volver a empe ar u i li ando el arnercolor na pena porque ar ís icamen e la pelí cula perdi lo que podría aber sido un elemen o undamen al pesar del e celen e uso que a acía de los colores sin causa apes aba a blanco negro so sí el orma o panor mico le permi i a a dar una lecci n de c mo podía u ili arse un recurso que o ros direc ores ac aron de c apu a a escena primera con el pro agonis a umbado en el as al o o los encuadres que consigue a con inuaci n para que los res personajes princi pales queden unidos para siempre odos es n en la comisaría por dis in as ra ones son una mues ra de las posibilidades de una orma de rodar que muc os desec aron os encon ramos con emas recurren es en la obra de a violencia abandono ren e a la al a de comprensi n de los pro blemas ín imos la crí ica a una sociedad puri ana en la que no a si io para los j venes la comprensi n con el que no encuen ra un ueco undamen al para su progreso como persona os encon ramos con un cine en el que la direcci n ac oral reminiscen cias del rabajo de a an se undamen a en el c digo in erpre a ivo usado en el ea ro a se a ana por encon rar ese ges o que e plique la condici n umana la ra n por la que el su rimien o nos modela o el amor nos dibuja con ra o ino s a es la ra n por la que las in erpre aciones pudieran parecer algo is ri nicas desa adas ero no es la c mara de a la que busca eso para encon rar un e ec o mu concre o ¿ u es la vida sino la in erpre aci n de nues ro propio rela o? ¿ caso las personas somos es a uas de grani o que no movemos un m sculo cuando nos lo pide el cuerpo? ambi n nos encon ramos con la m sica de eonard o senmann que va ma i ando cada escena con au n ico poderío se pun o omose ual que marca la relaci n en re la n im ar no lo sería an o sin la par i ura sonando o mismo ocurre con la clara re erencia al complejo de lec ra que nos regalan ud su padre la magní ica escena en el plane ario en el que odo se anega de e is encialismo seco duro los plane arios eran una a ici n vieja de a a escena acaba con una rase que cae para sonar como el madero que se desploma sobre el barro u sabr es e de la soledad dice la n a im re iri ndose al pro esor que a e plicado el posible inal del mundo el lugar que ocupa el ser umano en el universo l con lic o del adolescen e con respec o a la sociedad a los pa dres sobre odo a sí mismo es el ilo argumen al que nos lleva al ema cen ral a soledad el río que produce no de los padres es pusil nime ridículo el de im su esposa ra a de imponer su orden desau ori ando al marido mien ras el muc ac o no se e plica c mo no son capaces de darle una soluci n an e cualquier con lic o ide la respues a es que su ju ven ud es algo que le impide ver con claridad ro de los padres no mues ra el m s mínimo in er s por comprender a su ija ud busca escapes en su grupo de amigos l padre de la n no es a madre ampoco o que recibe el c ico de ellos es un c eque cada mes

n la imagen los pro agonis as de la película a alie ood ames Dean jun o al reali ador duran e un descanso en el rodaje

A

no a salida alvo que se en ren en los problemas la vida es imposible s o queda claro en la escena en la que los padres de im le proponen cambiar de residencia o ra ve es e se niega con violencia l mi o del padre se desmorona a comodidad burguesa se des morona l universo en ero parece desin egrado os j venes comen aban a dis ru ar de la m sica de lvis de uc err de la li era ura de ac erouac cuando a es ren ebelde sin causa con la película se cons ru de ini ivamen e el mi o ames Dean Despu s de inali ar el rodaje dijo que no se ría capa de dar m s de sí l joven rebelde que ves ía con los co lores de la bandera nor eamericana moría poco despu s en un acciden e de r ico a que siempre se sin i in eresado por el mundo adoles cen e cons ru una in ensa relaci n con el ac or eso dio como ru o una in erpre aci n que sin ser nada del o ro mundo sí se ce ía a lo que el reali ador quería mos rar a alie ood al ineo arrancaban al mismo iempo como ac ores con un si io asegurado en el panorama cinema ogr ico de la poca ¿Ha envejecido mal la película? Digamos que esos rebeldes que nos presen a a serían o en día unos o os bas an e pi jos cu a rebeldía sería superada por cualquier empoll n de ins i u o que algunos di logos quedaron des asados ace alg n iempo que la cul ura visual no casa bien con la ac ual in em bargo la orma de acer cine de a es por encima de odo lo que inevi ablemen e se i e de anacronismo ¿ iene la película problemas narra ivos? í los iene no po demos negar la evidencia ero cuando el cine consis ía en rodar una película sin ordenadores en cada esquina cuando el cine re posaba sobre o ros undamen os se pasaban por al o de alles que no res aban al conjun o al in se no era o ro que e plicar el mundo no cons ruirlo con programas in orm icos de l ima generaci n ra muc o m s a rac ivo ro ar el erri orio pro ibido que pin arlo m s lejos para solven ar el problema a era cine el cine es aba pegado a a omo noso ros al mundo a gracia es en asumirlo


i a

A

a a / página 44

ebrero

‘55 días en Pekín’ Nirek Sabal

cma n r

Todos contra los chinos y los chinos contra todos 5 días en Pekín se rod como se pudo ambios de guion constantes por parte de ic olas ay y el en ado de alguno de los actores el en ado constante de ay con a ardner que se dedicaba a beber muc o dormir poco y lle ar al e tremo al reali ador e ec o ay termin en ermando y las dos ltimas semanas de roda e las dirigi ndre arton pesar de todo la pel cula es una de las me ores del g nero de a enturas de la is toria del cine i barrio contaba con tres salas de proyecci n l cine ra nada el apri y el e illa alas grandes butacas tapi adas con tela que parec a desgastada desde antes de estrenarse cortinones en la entrada de terciopelo granate acomodadores con cara de pocos amigos que de aban la palma de la mano e tendida al de ol erte la entrada un sonido catastr ico y magia toda la magia del cine ran esos cines que conocemos como de sesi n conti nua esas salas en las que pod as entrar y encontrarte en mitad de la pel cula usto al inal o con el esa era parte de la ma gia ntrar en una sala oscura mirar una imagen y dis rutarla sin tener en cuenta la trama escuc ar la banda sonora que mati aba cualquier cosa que ocurriese sto ltimo no me sucedi cuando i por primera e 55 días en Pekín a primera e la pude er desde el principio ui puntual l resto ueron muc as muc as muc as las escenas que se proyectaban al entrar eran tan amiliares que parec a no aberme mo ido del sitio en a os una e que aca baba la pel cula uelta a empe ar os programas sol an ser do bles pero esta pel cula era muy larga y se proyectaba sin compa era ardes enteras iendo cine ardes enteras iendo 55 días en Pekín amuel ronston tra o a spa a algunas de sus superproduc ciones sta sustituy a a aída de e an a estaban construidos los decorados y orden derribarlos y construir los nue os para que ay pudiera ponerse manos a la obra esulta ron ser ma estuosos preciosos y detallistas l m s puro estilo ronston a direcci n art stica es uno de los pilares sobre los que se soporta 55 días en Pekín ay comen con un guion cerrado pero no pudo resistir la ten taci n de cambiarlo cada d a uriosamente de el inal intacto arlton eston se en adaba a diario puesto que una de las con diciones que ab a puesto para aceptar el papel ue que el libreto estu iera acabado ero no de que eso supusiera un impedi mento para lograr una actuaci n e traordinaria a ardner no tu o grandes problemas con este asunto al e porque entre borrac era y borrac era le daba igual tener que decir una cosa u otra al e ten a bastante con disimular las o eras las bolsas de ba o de los o os y su proceso autodestructi o en general botar gada encarn un persona e que no termin de e plotar bien i c olas ay a subtrama en la que se relata la istoria de amor entre su persona e y el de eston queda diluida en e ceso otro que parece que no le a ect tanto cambio durante el roda e ue a a id i en uy brit nico l su persona e y todo lo que ace st espl ndido durante toda la cinta ero el que m s acus el pe que o desastre que se i i en el roda e ue el propio ay ermin en ermando del cora n aguantando a la se ora ardner ndre arton le sustituy durante un par de semanas eso se de a no

os decorados que se construyeron para la pel cula eran ma estuosos muy del estilo de amuel ronston que era el que pagaba

A

tar en el producto inal puesto que las escenas que ilm tienen un car cter m s pico de lo que ay ubiera querido in duda orque ay buscaba m s mostrar ese con licto social que llega desde la religi n ese con licto que a ecta a personas en su intimidad ese con licto que puede acabar con culturas o al menos ponerlas en peligro na pena que los c inos quedasen tan desdibu ados a los tontorrones y poco m s 55 días en Pekín cuenta un ec o ist rico incluyendo alguna licencia que no des irt a demasiado lo que pas principios del siglo las emba adas de oc o potencias mundiales se en sometidas a un acoso iolento por parte de los bo ers urante d as claro asta que llegan tropas de re resco y acaban con el con licto s la ie a istoria de siempre os occidentales deciden cristiani ar una parte del mundo para que puedan seguir el ca mino recto y de paso apro ec an para lle arse de all todas las rique as posibles a e cusa ueron los asesinatos de distintos re ligiosos cristianos occidentales or cierto ay si de a er este asunto en la pel cula aunque se ol ida de las muertes iolentas de cientos de cristianos c inos sto lo pagaban los americanos y le debieron sugerir que los detalles sin importancia los pasara por alto a trama principal se articula utili ando otras subtramas que se tratan de orma desigual unque todas ellas sir en para a cer el desarrollo de la pel cula m s agradable y di ertido 55 días en Pekín resulta un traba o ascinante pesar de mu c o de lo que acabo de decir resulta mara illosa na pel cula de a enturas que indaga en problemas de los persona es que resul tan uni ersales que recrea el e n de la poca con esplendor una pel cula en la que se narra muy bien el relato ontiene momen tos inol idables a entrada de eston en e n seguido por su com pa a de usileros la lema brit nica que se derrama por toda la pantalla cuando i en aparece y la escena de la iesta en la que se encuentran los tres resultan mara illosas na an cdota sta pel cula se rod en spa a mientras i a mos una dictadura larga y penosa n una de las escenas los em ba adores de las potencias est n reunidos para decidir si se que dan en e n o ponen pies en pol orosa el espa ol muy digno dice que en el diccionario de un espa ol no se puede encontrar la palabra uir a acci n se desarrolla en n ab a mos tenido unos problemillas en uba o de a de ser gracioso es cuc ar algo tan est pido unque a ranco le debi encantar a sualidad o un gui o del guionista o del productor agradeciendo los ser icios prestados a pel cula sigue siendo una atracti a alternati a con la que pa sar una tarde rente a la pantalla acompa ados por los m s peque os in y sin sesi n continua ero con toda la magia del cine alrededor


i a

a a / pรกgina 45

โ€˜Johnny Guitarโ€™ Marรญa Eugenia Guzmรกn

cma n r

Tรณcala otra vez, Johnny Guitar n un paisa e a reste un inete solitario aparece alopando a lomos de su corcel o nn a comien a de la misma manera que in inidad de esterns pero ah aca a el parecido ya que icholas ay se las in eniรณ para apro imarse al le ano este de una orma di erente a la ha itual de otros reali adores ara empe ar pese a su t tulo masculino la prota onista ienna y la anta onista mma de la historia son dos mu eres rente a la visiรณn pica propia del nero nos envuelve un tono l rico que se recrea especialmente en las escenas intimistas l al n es un pistolero que hastiado de su pasado violento pre iere tocar la uitarra antes que disparar os villanos de la historia no son ni unos ora idos ni una tri u de indios que asaltan a una apaci le comunidad sino los intransi entes ha itantes de un pue lo l ma estuoso paisa e aparece como aliado de los persona es principales y no como un c mulo de peli ros que a rontar as podr amos continuar un rato m s enumerando los elementos que supusieron que esta maravillosa pel cula del este nos desconcertara por darle la vuelta al m s enuinamente norteamericano de todos los neros cinemato r icos ienna oan ra ord una mu er or ullosa que si ue sus propias re las es la due a de un saloon a ierto a cierta distancia del pue lo u adversaria mma ercedes c am rid e tiene sometida toda la comunidad a sus desi nios y le devoran los celos porque el seductor ancin id cott rady l der de una cuadrilla sรณlo tiene o os para su rival mma intenta animar a sus conciudadanos a deshacerse de la prota onista atri uy ndole in ustamente ser cรณmplice de raves delitos ohnny uitar terlin ayden a veces mero testi o y otras actor del drama es un antiuo pistolero que usca reavivar la llama de la vie a pasiรณn que viviรณ con ienna l esp ritu rom ntico de icholas ay se condensa en la m tica escena en la que ohnny intenta reconquistar a su anti ua amante: i nteme ime que me has esperado todos estos a os melo n la prota onista conviven el d a y la noche pues a o su aparente amar ura y sus a iladas aristas se van descu riendo capas que ocultan un car cter no le arece estar de vuelta de todo pero todav a puede sentir un ran amor es dura como el pedernal pero se resiste a recurrir a la violencia trata imperiosamente a sus empleados pero en los momentos adversos les demuestra lealtad y es e cepcionalmente valiente hasta el punto de u rselo todo por la compasiรณn que le inspira un oven desamparado l nico pero que al unos encontramos es que la actri ele ida para un papel tan interesante uera oan ra ord ese a que ten a a su avor una uerte personalidad es tan evidente que su interpretaciรณn te-

l reali ador icholas ay aca รณ tan desesperado con el histrionismo de oan ra ord oto ra a de la derecha que prometiรณ no volver a tra a ar con ella y cumpliรณ su pala ra la i quierda terlin ayden

A

n a m s que ver con la estualidad que con un proceso emocional entimos como si la e presiรณn los o os se le salen de las รณr itas se hu iera creado para hacer honor a sus desmesurados planos o se en aden con esta dura opiniรณn l propio icholas ay aca รณ tan desesperado tras meses de lidiar con ella y sus histrionismos que urรณ no volver a diri irla cumpliรณ su promesa os persona es principales de las pel culas del cineasta sol an tener tanta uer a e inter s que en al unas ocasiones ha a caracteres de soporte que parec an apenas es o ados in em ar o los ras os de todos los secundarios de esta cinta aportan dimensiรณn a la trama: la ira des ocada de mma el me quino se uidismo de c vers ard ond la am i ua simpat a de ancin id o la discreta lealtad de ld om ohn arradine estos se sumรณ art un ravucรณn con los di ciles ras os de rnest or nine que nos lo rรณ inquietar tanto con sus aires violentos que casi nos llevamos las manos al cinto cada ve que aparece en pantalla or ltimo como en tantas o ras de ay nos encontramos con un veintea ero en el que el director vertiรณ su concepciรณn indul ente de la uventud: ur ey en ooper el chico ansioso de sentirse aceptado que se ve arrastrado a la delincuencia por la mala inluencia de los adultos que le rodean a escena m s sentida del metra e es aquella en la que ienna portadora de la mirada compasiva de ay le permite a este oven que intente salvarse aun a costa de ella misma n la caracteri aciรณn de todos estos persona es dis rutamos de la ori inal utili aciรณn del color propia del autor que usca a que el espectador identi icara cada car cter con ciertas tonalidades ntre las lecturas de este cl sico es conocida la que considera que los ha itantes del pue lo que quieren linchar a la prota onista por resistirse a las re las de la comunidad representa an al omit liderado por el enador c arthy durante su ominosa ca a de ru as uede ser cierto o no pero dado que in inidad de tramas del s ptimo arte contienen una dial ctica entre opresiรณn y resistencia pretender que ran parte del cine de la d cada de los conten a el mismo mensa e su liminal resulta un tanto reduccionista o m s interesante de esta o ra es que icholas ay lorรณ reinventar el nero haciendo una pel cula muy personal en la que vertiรณ su concepciรณn de la vida y del ser humano: la inadaptaciรณn del solitario en un mundo que alienta la uni ormidad la violencia que acompa a a los persona es masculinos como una condena la convicciรณn de que la verdadera ortale a reside en el car cter emenino una visiรณn piadosa de los errores de la uventud y especialmente la importancia de mantenerse iel a uno mismo como salva uarda de la di nidad


i a

A

a a / página 46

ebrero

‘Chicago años 30’

cma n r

María Eugenia Guzmán

Disfruten de una verdadera Ma-Ray-Villa lgunos consideramos que la cumbre de ay ue i g s r girl s adem s una de las me ores el culas de g nsters de la istoria y tan e traordinaria que me dan ganas de edirles a quienes no la cono can que or a or la ean o se arre entir n orque es uro ay gran es ect culo y aun as in timismo una trama original que corta la res iración un ombre amar gado ero rescatable una mu er con m s car cter y cora ón que casi cualquier otra que aya a arecido en este g nero un romance a a sionado y redentor entre estos dos seres y encima un ar de estu en dos n meros musicales de yd arisse u m s se uede edir iolencia y se o ues tambi n lo tienen e l cita aquella e im l cito ste recuerden que al in y al cabo ablamos de una el cula de los or si no les e con encido adentr monos un oco m s en esta obra maestra a rodu o la etro old yn ayer que siendo el estudio m s con ser ador sol a tener en nómina e icientes artesanos antes que reali adores erdaderamente creati os or eso ue e ce cional que con tara en esta ocasión con un director tan ersonal y distinto como era ic olas ay e ec o intentaron cortarle las alas mediante un con trato umillante que retend a condicionar intensamente el resultado del roda e ero el cineasta logró trasladar a la antalla su isión e ec o el gran icol s insu laba su ersonalidad en r cticamente cual quier material que tocara aci ndolo suyo s lle ó a su cam o la is toria de amor de un abogado de ensor de ma iosos y una r girl tro c ndola en la de dos inada tados solitarios que se encuentran l se llama omas arrell obert aylor y es un ro esional bri llante ero carente de escr ulos n los leitos ara des ertar la sim at a del urado a a or de su de ensa acent a una co era que a dece desde su in ancia y que a ec o de l un ombre amargado n una elada conoce a ic i aye yd arisse que a enido

a uesta en escena de la el cula resulta es ectacular es ecialemente una suntuosa aleta de colores con la que ic olas ay nos cuenta su istoria

A

como una de las acom a antes r girls del gru o de ma iosos ara el que arrell traba a l rinci io l le menos recia orque consi dera que se ende or dinero ero ella le obliga a en rentarse al e c o de que l ace lo mismo or muy su eriores que sean sus ono rarios ese a que ambos an ca do ba o reser an un ondo de dignidad que les lle a a a errarse el uno al otro ara no a ogarse en el oscuro mundo que abitan lo largo de los ericuetos de la trama an tomando conciencia de que su erdadera sal ación asa ine i tablemente or liberarse de los delincuentes de los que de enden ero ace alta muc o alor ara desa iar a ico ngelo ee obb cuya maldad carece de grises y de atenuantes u resencia ame na adora nos erturba a lo largo del metra e en numerosos momen tos como la cruel escena en la que durante una cena mac aca a gol es a otro g nster momento que d cadas des u s ue imitado digo omena eado or rian de alma en s i l s lli ss obre un tras ondo de iolencia la intimidad de la istoria rom ntica de los rotagonistas es ca turada or una c mara que no de a esca ar ni un gesto cóm lice ni una mirada an elante ara nuestra or tuna ay ni sab a ni quer a rodar de otra manera el enómeno amo roso s insu erable la belle a de la uesta en escena es ecialmente la suntuosa aleta de colores que casi nos sal ica desde la antalla ombinando el estuario la dirección art stica y la otogra a ay lo gró unas im genes llenas de te tura que nos en uel en en tonalida des c lidas ada la im ortancia sicológica que el cineasta atribu a al elemento crom tico nos transmite un mundo de signi icados que tenemos que ir desentra ando l descreimiento de arrell a arece en su estimenta oscura y la ri olidad del estilo de ida de las r girls se re le a en los dorados y lateados que otorgan un also brillo a su mundo a gama de ro os denota tanto la sensación de eligro como el deseo or eso or una arte rodean al amena ador ico y or otra isten el cuer o incandescente de ic i en sus escenas m s seductoras arece que sólo el tradicional so orte del medio cinema togr ico el celuloide ermit a alcan ar este ni el de rique a ictórica or eso directores actuales como corsese mani iestan una com rensible melancol a a medida que el medio se a ido digitali ando os ersona es est n muy bien construidos a artir de un sólido guión de eorge elles lleno de situaciones y di logos inteligentes omo era abitual en ay se im licó intensamente ara ayudar a los actores en su roceso creati o or eso no es de sor render que el normalmente acartonado obert aylor lograra una inter retación mati ada transmiti ndonos con sus tristes o os a ules sus ce as ar queadas y el rictus amargo de sus labios un cerebro en ebullición y un mundo de emociones contradictorias ay tambi n su o acer ma ra illas con yd arisse una mu er de gran belle a clase y atrac ti o ero que era muc o antes bailarina que actri unque su rostro no era articularmente ers til ab a algo en su mirada ro unda que contaba toda una istoria ero nicamente el o o genial de ay udo ca tar y real ar ese misterio


i a

a a / pĂĄgina 47

‘Bigger Than Life’ Florencia del Campo

cma n r

El American way of life, con lo que ello implica i er an Life o ero o e a i a e ee el c l e e lco n l e ec o con l el c el e c n o e con n c n c le n ol e e le o e o lo lo e e e e e e e o le e e n e l e lle c o e l l co en o e e el c l no o en lo ele en o e e eo o e e en o e e e lo e e c no el ec el n o l ele n l coc n elec o o co el o o l oc l con o o l noc e o o e o ele en o e en e e en e n ne llo en n e l e ec enc e l el c l el e lle e e o e en l coc n e n o l cen lo n o e e e n el n o e en el l n n o l o e e o en el ele o e ene el ol en ne lo o el ele o e ece e ec l enc n o e e e n an in e ec e e o ele en o e cl e en o e cen el n l e ne en el c n con el e el o e o en once en l n o e lo e ol en e ec enc el co en o el ele o lo ne co en n o e e e o e e o e n en co n n l n l el ele o conc e en e ol en l o e l e co e c e e lo el o o e e el c l no e en n o e e e n e ee o e o en n cole o e n o co o n o ee e l e con l e e n le l e l e n el l o c en o o o oe en n cen l e e o e e conoce l o le e o e ncl n en e ene n n e n e e o no e c o n cl en e l nc o n c l e c o e e en e e l on o e l l e ec l o e e ll le lo e e c o e c c one on e e o o con no l co o ello e no e e ce e o le en e o l e e o c o o l e ec o e l eco c n e l c e en e ec e el n o n o co o o e e c e el l co on e n c e l o o e en e en e e ec e e n n o le e o e on o n ec o e en l no l e c l el c eo n el con l c o el o e e e o ll o e e on le no c n n e en e e c o en o l el olo e el n o e co on e el e co e o e e n no e le e ec o ec n o o no en le e lc n n l c e e l loc en el n o el o o l con cc n e e e e c co o con o c e ec e n l o l American Way of Life o lo e e e cl o el con o lc n l el c n c one l e c o e e o c ee c ce e c el e c o con n e e lo e ec o ec n o e le o cen l co on e co o co o n e c no e l con e e e e o e o e e lo en el o o e en e oco o c o en e ene n e e en c o e l e o c e e con l e o e l co on ne e eo o e c co on e n en e n con n e o e o one e e el o le o

lo

n ele o e e co o l n n e el ele en o e no lle e n e e o o o en en e lo e n c el e o e c no

A

olo e o co le o en o e co con l e n e c n o on o en e l el c l o el e o one co o l e n cl co l co on e l l e l ene l l e e e e el o e el c en e e e el loco lle n o el o o l o eo c o no no o l el c l n e e e o n con l c o l n l no e co le l olenc l e en no con n e on c n e en e lle ne o c eo oco e e no e el lo o n e e e e o en e e ene en el e e o o n ec e o o on n l o l le con e e n ello o lo on el c e c n e en e o e c n e l el c l no o one co o e cen l e o e l en e c el l n le o e o ma e in o y oo el e e l ec e o o en el o l el e e n o e on le e en o el o e o oc on lo o o e e n a y en c ol no e con o con ce n col co e ee o e o n o no el o o co l c en e con el American Way of Life e o e en e o e n n c ne o c e o nc on o el o


i a

a a / pรกgina 48

cma n r

A

A48

Revista Aladar Diciembre 2017  
Revista Aladar Diciembre 2017