Page 1

abril 2018


A

2

A2


a ri

ladar

sumario Nuestro rodaje diario odos rodamos nuestra ro ia e cu a a tra s de a e eriencia. ma mos, re mos, su rimos, dis rutamos , o en atamos como si uera a cinta de una e cu a de cine ara de ar a en eso ue amamos recuerdo. na e cu a ue no de a de ro ectarse en a consciencia ue se a ar a tanto como somos ca aces de se uir en este mundo. cine es uno de os e ementos ue nos ueden ir mode ando desde ni os, ue nos e a a a re e i n siendo adu tos. omo cua uier otra orma de arte. or eso no odemos des reciar o. omos o ue a rendimos, o ue reci imos o erdemos cada d a de nues

tra ida. n a escue a, en casa, en a ca e, de nuestros ma ores, de os ni os. ero, tam i n, en ese museo ue isitamos a re a adientes siendo unos cr os, en e cine o en un cam o de t o . n este n mero de adar centramos a atenci n en un rea i ador m tico ue de un tra a o ormida e ue tiene re ser ado un es acio enorme en a istoria de cine. tan e u ric . ero, ade m s, anteamos una n mina ue a de cine mudo a o ue uede ser ir de re erencia a ector. s a e ue a contri uci n de adar a ese roda e ue hacemos, a diario, cada uno de nosotros.

-21 CI TO OS RO A OS STRA RO IA A A TRA S A RI IA A A OS R OS S RI OS IS R TA OS O ATA OS O O SI RA A A I ARA AR A SO A A OS R R O

23-2 A ARTH R I R I O T ATRO S I O ART O AH A I A S R TA A S IS A R ASO A T ATRO TO OS OS TI OS

29-31 MĂšSICA A

AS I OR S IO S O A HISTORIA

N

El orreo de ndal c a S

ar e E pre arial Morera & Vallejo viaci n 14 Edificio Morera & Vallejo II (4ÂŞ planta) 41007-Sevilla oordi a i a riel a re o ano

N N 44 44 1 redaccion correoandal cia e ep ito le al SE 4- 017

00


A

abril

En la periferia Gabriel Ramírez Lozano er inteligente est bien isto en la so iedad a tual. a lustre a la per sona nadie pone en duda las bondades de algo as . ero lo erdade ramente importante, lo ue m s se oti a en so iedad, es ganar dinero. er millonario es algo en idiado aun ue el poseedor de la fortuna sea m s tonto ue pi ote al mismo tiempo. er brillante utili ando el pensamiento i ir on lo puesto es una osa mu rom nti a ue nadie uiere para s mismo o para los i os. osiblemente sea esto lo ue genera ue nuestras so iedades sean un para so para los medio res medio res ue miran on arita de pena a los brillantes, a los ue de an seguir a lo su o mientras no metan las nari es en sus osas omo si fueran la mas ota o algo as por ue si lo a en, si adem s de ser inteligentes, uieren ganar dinero, el peli gro es absoluto esa masa de normalu os sabe bien mo a abar on todo lo ue ponga en riesgo su fortuna. u se iene a ganar dinero omo a la guerra se a a morir. El resto es a esorio pres indible. e e o, las fa milias se esfuer an para ue los i os estudien lo ue puede ser rentable los estudios de aron de ser una fuente de ono imiento para ser la prepa ra i n té ni a en forma de in ersi n. na in ersi n de futuro. or ue, todo a ue de irlo, mu os medio res tienen estudios superiores eso s , de lo m s rentables . ero, por supuesto, se an olo ado en la periferia osas ue tienen a ausa de todo esto una importan ia menor uando deber an ser itales. or e emplo, el indi i duo. , estamos en la periferia usted o lo estamos no rean ue solo lo est n los negritos del fri a septentrional. Eso de ser buena persona uenta, pero menos. Es m s, lo de ser persona a se as uenta, pero menos. o ue ueremos es ue, por e em plo, los enes sean ompetiti os. obre todo ompetiti os enes apa es de o merse el mundo sea omo sea. i prestan aten i n a esas on ersa iones tan reitera ti as ue tenemos entre los padres a er a de los i os, omprobar n ue el ue di e lo ue uiero, lo m s importante, es ue mi i o sea buena persona, lo a e tras ontar ue el i o a suspendido, est desorien tado se dedi a a la ida ontemplati a. Eso de ser buenas personas pare e ue dar reser ado a los poseedores de e pe dientes a adémi os flo itos. iendo los padres desesperados ue la for tuna est perdida, lo me or es e ar mano de esa bondad ue sir e para un roto o para un des osido, para onsuelo de padres madres ue e itar n re uniones en las ue se repasen los futuros de ni os enes. n mu a o ue es un mamarra o, un maledu ado, ue dispensa un trato a los dem s mu ale ado a lo ue entendemos por ortés puede ser perdonado si su e pediente a adémi o es e traordinario. a a ser rentable, no a a tener es r pulos, si no es brillante en el traba o ser igual por ue un e pediente a adémi o lo protege. es ue, a tualmente, e iste una tenden ia asi rid ula a onfundir e pediente a adémi o on ultura. er inteli gente no re uiere ser ulto. er ulto re uiere una inteligen ia a ti a ma or o menor, pero a ti a . , lo ue es peor, se suele onfundir un notable o un so bresaliente en u mi a mole ular on una ultura aplastante. ran error. o dr a oin idir ue el su eto ue obtiene una alta alifi a i n en estad sti a fuera ulto. laro ue s . ero mu os de esos indi iduos la osa est omo est seguir as mientras no pongamos remedio no an le do un libro en los lti mos a os sal o los de te to, no an pisado un teatro en su ida, la pera les pare e una osa de dibu os animados podr an afirmar ue i aldi es el por tero de la sele i n de f tbol italiana. es pare e ue e agero no ues o mien en a fi arse en lo ue tienen alrededor. uando en un pa s omo el nues tro el tiempo de es u ar m si a l si a se redu e al tra e to del as ensor entre la planta a la all espera una estupenda ofi ina , malo. or no ponerme tr gi o, re ono eré ue algunos intentan dar lustre a su

A

ultura le endo alg n librito de e en uando, endo al ine una e al tri mestre al teatro una al a o. ero, por regla general, se obser a instalada en la so iedad una desidia respe to a la ultura peligrosa grotes a. inero, lo ue lu e es el dinero. i todo esto es in uietante, ue lo es, podemos en ontrar la ona mi a del asunto. mi a e irritante al mismo tiempo, pero ue ista on distan ia es tan rid ula ue ausa ar a adas. E iste una nue a tribu urbana de lo m s pintores a. on los onsumido res de ultura. iempre isten de forma elegante, son simp ti os, amables. le gan a los espe t ulos lu iendo una sonrisa mara illosa, se saludan entre ellos por supuesto, los dem s no e isten asisten a un on ierto de m si a l si a, a una pera, a la presenta i n de un libro o lo ue to ue, eso s , omo lo ue son omo onsumidores ue lo a en para ser istos estar integra dos, gra ias a eso, en un r ulo de atetos sele tos. Eso de i ir la ultura on erdadero interés, on entusiasmo, on la pasi n ne esaria eso, no saben ni lo ue es. e les puede re ono er sin problemas. uién aplaude entre mo i mientos de un on ierto sin tenerlo ue a er Ellos. uién en a mensa es a tra és del m il en plena representa i n de a o me uién se pasa

arlando, abriendo pa uetes de i les o aramelos, o mirando a las musa ra as mientras no de a de mo erse en su asiento E a to, los onsumidores de ultura los guapos onsumidores de ultura. on apa es de le antarse sin esperar a ue saluden el dire tor los m si os a puede ser aniel a renboim para salir orriendo a tomar posi iones en la ona en ue ofre e un aperiti o la organi a i n. on apa es de ual uier osa mientras sean is tos en el lugar ue to a. ora bien, ser a est pido negar ue, gra ias a esta tribu, algunas formas de arte pueden mantenerse a flote. Eso es, también, ierto. l fin al abo, omo a e di o, el dinero lo mue e todo. esgra ia damente, es motor uni ersal. Estar n pensando ue a tribus peores. Es posible. or e emplo, en el ine podemos en ontrar a personas ablando por teléfono en mitad de la sala no es broma o padres llamando a los ni os a gritos. ero no son peores. on iguales. a gran diferen ia es el pre io de la ropa, del peinado osas pare i das. En el fondo un in ulto es lo ue es alguien ue despre ia la ultura es lo ue es. , mientras, los ue uieren saber, los ue piensan ue la ultura es funda mental en el desarrollo del ser umano ui s algunos ue no a umulan so bresalientes, pero son apa es de emo ionarse on el flamen o aguantan ma rea. ir n ustedes ue en este grupo est asi todo el mundo. o lamento de ir ue no, no no me sabr n perdonar este momento san edro . Eso uisiéramos. e momento estamos entregados al dinero. o sabemos todos por m s ue nos pongamos estupendos.


A

a ril

A ine odos rodamos nuestra propia película a tra s de la e periencia. mamos reímos su rimos dis rutamos y lo enlatamos como si uera una película de cine para dejarla en eso que llamamos recuerdo. Una película que no deja de proyectarse en la consciencia

A


Aladar

ma o e pel culas e menos e cuarenta cinco minutos. os gran es cómicos e la poca, como aurel ar o a in er, icieron muc os e sus me ores traba os en los cortometra es, casi to as las obras e animación tempranas ueron e pe ue o ormato. o os ellos merecen tambi n su ueco en la istoria el cine.

El gabinete del doctor Caligari (Robert Wiene, 1920) Es una e las pel culas un acionales el e presionismo alemán, en el ue tambi n se engloban Me r po is imo, uno e sus e emplos más e tremos. En ella se nos presenta al octor aligari erner rauss , ue utili a a esare onra ei t, ue a os es pu s ar a el salto a oll oo , un sonámbulo, para cometer sus cr menes. a acción transcurre en una ciu a irreal, llena e ángulos imposibles ecora os teatrales. as luces sombras t picas e este estilo están a u pinta as en las propias pare es. Es un mun o in uietante, on e la ambientación real a una isto ria e locura muerte. El inal e la istoria, un giro ue se po r a anto ar acilón, e a no obstante a n una cierta in uietu en el es pecta or. riginalmente iba a ser irigi a por rit ang, pero proble mas e calen ario lo impi ieron. Es i cil saber cuál abr a si o el resulta o inal en caso contrario, pero sin u a la ormación tea tral e obert iene supuso una gran i erencia. ine e de do or i ri ser a enormemente in lu ente no solo en posterio res obras el movimiento sino en general en el cine negro e te rror e las siguientes ca as, aun ue pocas pel culas posterio res an si o tan atrevi as en su ise o. a pasión e uana e rco .

El último (Friedrich Wilhelm Murnau, 1924)

Ismael Roldán Hernando

Las diez mejores películas del cine mudo omo correspon e a un momento un acional, el perio o el cine mu o es uno e los más emocionantes e la is toria el cine. agamos un recorri o, a mo o e muestra, por ie e sus t tulos más signi icativos. El cine mu o, ue a veces parece campo e clusivo e estu iantes o aca micos, nos o rece multitu e obras maestras ue a n pue en sorpren er a to o tipo e p blico. En un tiempo en ue el lengua e cinematográ ico a n no se ab a asenta o, la e perimentación ormal era constante, no solo en los márgenes el arte, sino tambi n en las obras e gran presupuesto, estina as a un p blico general. a es e el principio encontramos iloso as ispares sobre lo ue eb a o no ser este nuevo ormato, sobre sus posibili a es art sticas, sus responsabili a es morales su posición entro e la cultura, ebates ue contin an asta el a e o . e obvia o ilmes a me io camino entre el mu o el sonoro como mp r , re er o Tiempos Modernos, , aplin , pero se po r a ebatir ampliamente sobre sus m ritos como cine mu o su posición en el canon. emás, para acer esta clasi i cación mane able me e ce i o a los largometra es, pero no a ue olvi ar ue una gran parte e la pro ucción e esta poca se centraba en cortometra es me iometra es. a obra completa e li s, ver a ero pa re el arte cinematográ ica, se compone

e po r a llenar esta lista solo con pel culas e urnau, pero este es ui á su traba o más logra o. uenta una istoria pe ue a, la e un ombre ma or ue es egra a o e su puesto e portero en un importante otel a asistente e los lavabos, el e ecto ue esto tiene sobre su orgullo su situación en la socie a . Es un ar gumento ue po r a ar lugar a un rama repleto e iálogos, pero urnau consigue contar la istoria sin el uso e ning n in tert tulo, e clusivamente con recursos visuales, especialmente gra cias a un nove oso uso e la cámara en movimiento , por su puesto, al traba o el actor principal, Emil annings. omo tantas pel culas a lo largo e la istoria la inter erencia el estu io estropeó el resulta o en el ltimo momento, a a ien o un ep logo e ulcora o contrario al ob etivo el irector el guionista, arl a er. o obstante, los crea ores inserta ron el nico intert tulo e la pel cula antes e esta ltima escena para recor arnos ue la pel cula acaba a u ue lo ue suce e a continuación es pura antas a. esulta ácil, como con otras pe l culas ue an su ri o suerte seme ante m er de dro, e rit ang, viene a la cabe a simplemente preten er ue esos ltimos cinco minutos no e isten ue arnos con la obra re on a ue emos contempla o.

Metrópolis (Fritz Lang, 1927) Esta es posiblemente una e las obras más amosas el cine mu o. e trata e una pel cula pica e ciencia icción ue muestra un uturo istópico on e los traba a ores viven en el subsuelo los ricos viven en la lu osa ciu a ue se al a sobre ellos. pesar e obvias metá oras sociales un inal cuestionable, el ue el pro pio rit ang renegar a a os espu s, la pel cula unciona sobre la base e una istoria más comple a e lo ue pue e parecer a simple vista, algunas potentes interpretaciones especialmente la e rigitte elm, en su oble papel e ar a el ombre á uina sobre to o un ise o e pro ucción unos e ectos es peciales portentosos. san o trucos e cámara, miniaturas, on os mate una gran imaginación, el ilme nos trasla a totalmente

A

El ma uinista e la general .

El ombre e la cámara .

octor aligari .

La pasión de Juana de Arco (Carl Theodor Dreyer, 1928)

a este mun o art co, ue a si o enormemente in lu ente. omo otras pel culas e la lista, no tuvo buena acogi a en su poca se recortó su largo metra e espu s e su estreno. or ello, urante muc os a os solo a esta o isponible una versión trunca a, asta ue en apareció en el useo el ine e ue nos ires una copia con gran parte el metra e ausente. un ue este es e muc a peor cali a ue el resto, a emás la imagen está recorta a, al menos a ora tenemos una visión muc o más cercana e la obra original.

Napoleón (Abel Gance, 1927)

El ltimo.

Esta pel cula preten a ser solo la primera parte e una serie e seis ue contara la vi a completa e apoleón onaparte, pero estos planes se cancelaron espu s e ue esta uera mutila a por los istribui ores pasara por los cines sin pena ni gloria. arra la istoria e apoleón lbert ieu onn , amigo personal e ance ue a ab a interpre ta o al empera or en el teatro , es e los inicios e la evo lución rancesa asta la campa a e talia, on e la pel cula culmina con tono triun alista. Es en este cl ma on e ance espliega la polivisión , la pro ección en tres pantallas simul táneas, no solo para plasmar enormes panorámicas, sino tambi n para crear e ectos e composición e incluso, en un momento e e ceso patriótico, tintar las pantallas respecti vas e a ul, blanco ro o. parte e este e c ntrico mecanismo, ance creó una pel cula incre blemente inámica, con una cámara en constante movimiento, porta a sobre el pec o el opera or o monta a sobre artilugios, es e un trineo a una especie e guillotina. inguna i ea era tan loca como para no ponerla en práctica. El istoria or evin ro nlo a esta o restauran o la pel cula es e ace más e cincuenta a os, asta llegar a una versión más o menos completa e cinco oras me ia e uración, con una magn ica ban a sonora e arl avis. or suerte, en el a o , ance tuvo, apenas un a o antes e su muerte, la oportuni a e ver la pel cula restaura a con el tr ptico inal, como l siempre ab a preten i o, obtuvo el reconocimiento el p blico ue se merec a.

El te to el guion se basa irectamente en las transcripciones el proceso real a uana e rco en el siglo nos presenta el uicio e ecución e la ero na rancesa. Es i cil escribir con palabras la emoción ue, con mu pocos elementos, transmite esta pel cula. a obra es aparentemente minimalista, con ecora os parcos estilo sobrio. ras los ueces el tribunal eclesiástico se al an monol ticas pare es blancas, apenas con una ventana una columna, sus imágenes se contraponen a los primeros pla nos e uana e rco. aria alconetti, con la cámara pega a a su rostro esnu o ninguno e los int rpretes llevaba ma uilla e , reali a una potente interpretación naturalista, mu ale a a e los cánones pantom micos el cine mu o, ante la ue es i cil per manecer impasible. Es una lástima ue alconetti no volviera a traba ar en la pantalla tras esta pel cula, pero nos e ó una e las me ores interpretaciones e la istoria el cine. pesar e su aparente sencille el ecora o e ouen se cons tru ó al completo, lo ue elevó el presupuesto, pero este apenas se ve en la pel cula, a ue, seg n re er, el ecora o era para los actores, no para el p blico. Es un e emplo e cómo la pel cula per sigue, alcan a, una autentici a nunca vista asta la ec a.

El hombre de la cámara (Dziga Vertov, 1929) En esta pel cula ocumental asistimos a un a en la vi a e una ciu a , a la manera e otras sin on as e ciu a , on e la pro pia cámara, o su visión, es la protagonista. Esta nos embarca en un via e e asociaciones movimiento, en el ue el monta e llega a alcan ar un ritmo ren tico. a a irmación e ue los rusos son los maestros el monta e se a converti o a en un clic , pero re le a la iloso a ue ver tebra gran parte el cine ruso es e Eisenstein asta o urov, pasan o, por supuesto, por ar ovs i, esto es, la i ea e ue el cine tiene ue ser un arte e pleno erec o para ello ebe va lerse principalmente e sus propias erramientas epen er lo

A


Aladar

La quimera del oro (Charles Chaplin, 1925)

a mu er de a r La quimera del oro

Lu e de iudad

La quimera del oro

El maquinista de la general (Buster Keaton y Clyde Bruckman, 1926)

l om re de la

He nacido, pero‌ (Yasujiro Ozu, 1932)

mara l moder o

erlo

olme

l maqui i a de la e eral

El acorazado Potemkin (Sergei MijĂĄilovich Eisenstein, 1925)

ue o de o io ad

a

uria e la arre era ue o d a

La a e ura del r

i e

med

A

A


A

a ri David Mayo

EYES WIDE SHUT

Secretos (y fantasĂ­as) de un matrimonio

a adapta i n in atogr i a d r ato d rt r nitz r e t d ti o tra a o d r a izador tan ri Eyes wide shut in d da p a ontro rtida na d a p or a ido nt ndida r i ida por p i o ia d ida ta propon g ion no a d na r a i n atri o nia ta a d on i rto pro o a ono r n po o d a par a d o id a a na r a idad na d d to na a inant p a on tr o o gant r i io in atogr i o ndo d a it a indaga i n n o g n ro a ra t r ti o d dio in atogr i o on ri ant z t ni a a it a tan ri adapt on Eyes wide shut r diano e t s d d rt r nitz r tra adando a a i n a n a or d in d ig o r r ado i nt n t dio para na

o na d a p a protagonizada por i o id an o r i

A

rrar tra to a o in i rno po t rior r d n i n d prota goni ta i o r i a partir d n n i o a ont i i nto a on i n por part d po a i i o id an d na anta a on otro o r narrada int n a nt n n o n ogo p riza on ada ra ontrap ano p tra d arido a anta a o o oport d a a idad nti i nto d a tra i n d ri ado d a r n otor d na on ri a ronda no t rna tan a inant i a nt o o p rt r a dora n in on o a ont i i nto on a i int ntar r ar ir d a at rti a on i n ando n n ntro ar na i ito o a a ad ntrar a i in anti nt n rdido pai a d a i dad d on i nt i n ontrar n tra to on aria r toda a on i o protot pi o d propia po a protagoni ta tanto d n int nto por r ta r da ada a inidad o o d n an ia por r d rir a a idad nina tra d o rona i nto p i o a igni i ado p r atar d rr n a r n ia n na r id a on ni nt nt a pti a t o ri o ia o ond ir n pi odio ada z i zarro a ta ad ntrar n n rr a i ta rit a orgi ti o r o d na a idad i a p ro n riptada r ti a p i i a propia di i tad para a d r o pr nd r d od a r a nogra a or tada por ri n t ap t o r d doro o r a i o d a pornogra a a na pa di a r a i nd rpo op ando a a i a ti a na idad d ig o ti i a a at ra ntr o a igi ia in nda ada d orado d prin ipio a in d tra a an i n dond r n n to i idino o n a arado d a ta a rnia ta a i onogr i a nt a tra d na a a ga a d o o in t n idad ro ti a n a anta a d i to p r ona t o t nto o gar o pan gar d propio d o d ati a i n p r ona pa io d id a iza i n para do inio a a a a d p rd r r nt a po a n a po i i n o n i a o ia p r it gozar d a r o o o to oo ina iza on a ri i io d na nig ti a ina a id ntidad p r an n p n o on a protagonizar in o n nti o o nto n r i o n t ina d tra to a ara apa r o o oport anta ti o o o a o por tanto rda d ro ro tro p r it a ati a i n d d o arga nt r pri ido na z r tar in ati o a d tapar nga o orzando a in ri ir a id ntidad r a n gar d a an ta a n ra a o on tatado por n o r ato o ado d i n tra o o protagoni ta d a orgi ti a p ri n ia d a arido a ido p ado ra t nig ti o pi odio i o r n n di rno o r a i ta p rip o a i itar o gar n tan at di a p ri n ia aron a r ra ar id ntidad a pon r n p i gro r a i n on ga a no t rna gan ia o g r nt p ano n ia an a n tro protagoni ta n p ri p o on ri o d n protagoni o a r o ana ti o r ato d tra to r d ntor n a za a tra d a da d ri i nto a r o po i i n d atri onio ta g nda part d i in d da d i in atogr i a nt in argo r ta n ia para o pr nd r o r todo n a ra i o o ontrap nto ina n na ti nda d g t n pa io para a ino n ia n a ant poda d o o a rno d di ra ara a atar i atri onia n aria para i i o i n n a r tit ir r a i n no a p ar ino a partir d t a on ion o tr ndono iz ina opti i ta a n n aria nt a i rto d a i ogra a d dir tor Eyes wide shut on tit n gant r i io in atogr i o tan a rtado n p ta n na g r nt o o n a i nd par a protagoni ta no d a d ontri ir a i a ntr i i n r a idad n i a r on rpo d n do d i o id an o r i ndo o o o to d d o para p tador i rra on a pa a ra d ta i a a triz in itando a a to a o ri no tra n todo tra to d no a otro p ano na radiogra a d n tro i p o in on i nt n tra n idad in on a d a dir a a anta a o o pi dra ang ar d a a idad o o i n a r o i od n tra propia id ntidad


a ri

Aladar

Gabriel Ramírez

LA NARANJA MECÁNICA

La persona como unidad s r hu ano s co o s a a ni na i ha o ra o u ca i a o i o vo ucionar aun u a s ncia su con ici n si u intacta Es v r a u ntr in ivi uos ist n i r ncias a tic s E ntorno a r n iza o o u s a so o sa n os ro sio na s u i n o no t r inan or i r nciarnos o os hu anos to os istintos a con ici n hu ana no s a t ra ui ro cir con sto u to os o r a os ar a un is o u ar n os as is as con icion s a s u sto no s u ci nt ico aun u o cr o o r a os i inar una caract r stica a n s r hu ano ara hac r un un o or con o o r a os rivar su i r a r o a una rsona a ca io orar a soci a icho i r a r o no i rta ar c u a r s u sta s no ara u una rsona s a hu ana s n c sita u to o o ro io a sa con ici n st r s nt n s r o as hora ns os n sta situaci n una an a cri ina s at rroriza a a o aci n E i ro cr c a is o ti o u su vio ncia i n os ro on n u uti izan o una t cnica nov osa i in os os instintos a r sivos n os i ros ru o unca s o r n rc r a vio ncia a r sa ar ci o or co to sus vi as no s r una a t rnativa n su a a a u a onito no E ru o r s ira sin nt n r u o u s i ita s a osi i i a ntr o u s u no a o ntr o u un in ivi uo va ora un o o u otro a in os u a soci a a nu stra no a una cu a ac ta a o as ui n i r a n voz a ta u st un o s aravi oso a n ico usto sano ui n ci o u s on a o a a a vio ncia n un ca o ata a s or u a u rc n ru os u tra vio ntos caso no s ro uc n i s vio acion s urant os con ictos icos s no o r ir a vio ncia co o a t rnativa o r a s r causa a uso or art os u u an nt ros na anti ua v cti a s ru o o r a v n ars os so or a art a con ici n hu ana no usta o r o ro so os v n ativos En in a ara scri ir un to o En cua ui r caso u r a on r u na art a t sis u s r s nta n La Naranja Mecánica tan u ric u r a r untar i ntras scri a hasta n s u ar E uion a cu a st asa o n a nov a nthon ur s i ncia icci n r a ca ra inv nta a ca i a it raria u i ortant arra a historia a co c o E uchacho s una a ha a u is ruta con a vio ncia con as vio acion s con no ar un a o a a ua nunca s narra or a acci n s oca iza casi or co to n s rsona s u s ar a as sinato s ncarc a o os a os s u s i s r inc ui o n un ro ra a r n raci n u conv rtir n un in ivi uo sin ca aci a ara ostrars vio nto ant cua ui r situaci n u r ins rci n n a soci a s un sastr us a r s no r co noc n co o hi o sus v cti as a rov chan ara asar acturas os u u ron sus a i os v n co o i ro u u tratan co o ta ahora o ic as u sto u o i rno nti n u a vio ncia s contrarr sta con s vio ncia contrata a o or o or ara u aca con o or o or En in un sas tr a so uto o cuan o r cu ra su con ici n ant rior o ra in t rars n una soci a a nta at tica u ric tra a a con conc tos s cia nt ica os n sta cu a a vio ncia ant i r a r o asta n s u ar u u r itirs u no ui n hac r o

E

E i narra a historia un rsona u is ruta con a vio ncia

A

Es vio nto at ntar contra a hu ani a as rsonas aun u s a Esta o u o ha a s cta or sit a ant sa o ora u o o i rna to o Es a v n anza usta o os ar a nt n r un as sinato or sa raz n o s so un ti o vio ncia u s r a rra icar con otro an r ins rci n in vio ncia o r a s r hu ano s r o u u v un o ui n an a a u asta n a a or os a r s u ric u stra o or s r hu ano a o n os n sc nas vio ncia cita o or contrario i u an o a cara s rv rsa sos u no u stran vio ncia a una aun u son ca ac s cons uir o u s ro on n or otras v as o r tran ui i a in ro Ens a or a a istra una soci a u ar c a o ars n a or a cari a n un a or a so oso u hac a a cua ui r otra o ci n or o s o sin star nvu to a or cara iza o s a o horri n sa soci a o o s ntira to o s una acha a u ui r n ocu ar unos otros rota onista si nta una nor i i a or a sica thov n o o o u hac s ti za si aco a aa sica s co ositor tra sica o convi rt n i v rti o ro thov n s i r nt i n o a cu a s u ar a a is a conc usi n s cta or a s cu ncia n a u s a a a orros con sus a i os i ntras scucha os a o rtura a azza a ra ossini s stica nt a ravi osa Es s s o un o E un o s istorsiona cuan o a r c ci n as cosas s istinta so s o u asa a or ci rto si v n a cu a or ri ra v z o vu v n a hac r o co ro ar n u o u nos cu ntan s astant ar ci o a o u asa n nu stras ciu a s Echar un vistazo a La Naranja Mecánica s una ri ncia ci n ato r ica nica


Aladar

mayo

María Eugenia Guzmán

ESPARTACO

El fin de la caza de brujas i ien cuando contemplamos muc as de las películas de tanley u ric , podemos sentir admiraci n por su perfecci n t cnica, muc os e perimentamos tam i n cierta frialdad, pues era un creador dotado de una inteli encia elada in em ar o, Espartaco partac s, es una vi rante epopeya so re la luc a contra la tiranía uien puso la pasi n fue ir ou las, ue adem s de encarnar al prota onista, fue el ran impulsor de la película desde ue ad uiri los derec os de la popular novela de o ard ast, va amente inspirada en un persona e real ou las actu como productor e ecutivo y seleccion al impresionante c mulo de talento ue particip en esta ran o ra un ue era entonces un om re de e cesiva arro ancia, demostr una inteli encia, ener ía y tenacidad indiscuti les sumi el desa rada le papel de despedir en las primeras semanas de roda e al director inicialmente contratado, nt ony ann, ue pese a ser uno de los me ores creadores de esterns ue u o, no se sentía c modo en un espect culo de la ma nitud de spartaco ou las esco i como sustituto a tanley u ric por ue esta a satisfec o de la e celente e periencia compartida ue fue ros or a at s o or , pero tam i n por ue crey ue el oven director estaría tan a radecido por a er sido seleccionado en un momento todavía poco e itoso de su carrera, ue sería arcilla en sus manos ou las no se dio cuenta de ue u ric ya era muc o u ric y de ue su af n de control y sus puntos de vista eran difíciles de dome ar a relaci n entre am os result ser un verdadero c o ue de e os y durante el resto de sus vidas, e presaron uicios de valor de suma dure a so re el otro, aunue el actor reconoci siempre el enorme talento del director n todo caso, la istoria del esclavo tracio convertido en ladiador, ue en el si lo antes de risto lider un intento de decenas de miles de esclavos de com atir al imperio romano, es apasionante a película tiene tres partes claramente definidas n la primera, spartaco es entrenado unto con otros esclavos en la escuela de ladiadores del codicioso ntulo atiato en apua y se enamora profundamente de otra esclava, arinia n la se unda, spartaco y los otros ladiadores uyen y durante su lar o via e acia la costa ur de la enínsula, millares de esclavos se van uniendo a ellos n la tercera, al fracasar el proyecto de uida por el mar, el e rcito de esclavos se ve o li ado a enfrentarse en una desi ual atalla al poderoso e rcito romano liderado por raso ir i o una interpretaci n e celente, caracteri ada por la intensidad y vitalidad propias de este ran actor u compromiso con la película era a soluto e incluso se arries a reali ar sin recurrir a especialistas dificilísimas escenas de luc a en las ue se u su inte ridad física aurence livier estuvo impresionante como el principal enemi o de spartaco, el astuto, cruel y temi le raso, uien aprovec la luc a contra a uel para eri irse en primer om re de oma l persona e representa a la s ueda del poder a soluto y su naturale a cuasi s a esperiana se adecu como un uante al re-

oda e de spartaco , de tanley u ric

A

istro de uien fuera amlet, nri ue y icardo , tanto en cine como en teatro n la vida real, livier era un om re intri ante al ue le usta a meter ci a a durante los roda es para real ar la importancia de su persona e frente a otros n este caso, se ensa con arles au t on, ue encarna a al senador raco, el rillante adversario de raso ue trat de de ilitarle por considerarle una amena a para la rep lica romana l orondo au ton fue un actor de cine insupera le pero livier sa ía pulsar sus inse uridades y causarle ondo malestar, por lo ue la animadversi n de los persona es fue refle o de la antipatía mutua de sus int rpretes n todo caso, a au ton le correspondieron al unas de las frases m s rillantes del lar ometra e, ue pronunci con su enialidad a itual tro rit nico con talento, eter stinov, dio vida a ntulo atiato, el amoral tratante de esclavos y due o de la escuela de ladiadores uyas fueron las pocas notas de umor de este serio drama cada ve ue se diri e a raso, en lu ar de acerlo como u e celencia , inicia sus frases con e a eradas e presiones como u ma nitud , u enormidad l i ual ue el persona e deam ula entre raso y raco para ver de cual puede sacar me or ta ada, stinov se pas el roda e yendo de livier a au -

es puro cine con may scula omo an cdota, ca e comentar ue esta secuencia se rod en spa a y ue aut nticos militares espa oles cola oraron como e tras, lo ue imprimi al con unto un particular realismo Espartaco tuvo una e celente aco ida de crítica y p lico y o tuvo cuatro scars foto rafía en color, direcci n artística, vestuario y me or secundario eter stinov a istoria del colectivo re elde enfrentado a la tiranía permiti m ltiples lecturas, desde la de ir ou las, ue la identifica a con los avatares del secularmente perse uido pue lo udío del ue l mismo forma a parte, asta la de los artistas oprimidos durante la a a de ru as de c art y por un poder político a usivo recisamente, adem s de por sus muc as cualidades artísticas, este lar ometra e i o istoria por el papel clave ue tuvo en poner punto final a la mencionada a a de ru as esde , a uellos artistas sospec osos de simpati ar con el comunismo eran incluidos en las listas ne ras, lo ue les suponía uedar vetados para tra a ar en el mundo del cine, o verse o li ados a acerlo a o seud nimo l rillante uionista de spartaco, alton rum o, fue uno de los ie de olly ood , ue fueron encarcelados en por intentar aco erse a la li ertad de e presi n para no manifestar sus inclinaciones políticas esde entonces, tra a a a a o alias diversos por onorarios escandalosamente inferiores a los ue o tenía anteriormente l decidir ir ou las refle ar el verdadero nom re del uionista en los títulos de cr dito de spartaco, i o muc o m s ue devolver a rum o sus derec os o r aca ar con la inno le pr ctica de las listas ne ras ue a ía contaminado la vida cultural norteamericana durante casi tres lustros e esta manera, spartaco se eri i en un verdadero canto a la li ertad del ser umano, tanto por su trama, como por lo ue represent en su momento ist rico

ton y vuelta, tratando infructuosamente de templar su difícil relaci n a nica entre tantas randes fi uras ue actu con sensata modestia y sin pertur ar a nadie fue la ella ean immons, actri de e cepcional sensi ilidad ue dio vida a la sufrida y eni m tica arinia, o eto del amor de spartaco y de la lascivia de raso otada de una de las miradas m s llenas de alma ue se an visto en la ran pantalla, la actri supo representar como pocas el estado de enamoramiento racias a ello, los encuentros entre arinia y spartaco proporcionan los raros momentos intimistas de este ran espect culo u ric se de i la acertada decisi n de reducir al mínimo los di lo os entre am os en sus primeros encuentros, de forma ue todo lo e presa an a trav s de miradas caradas de sentimiento un ue el intervencionismo de ir ou las motiv ue uric manifestara posteriormente ue sentía ue spartaco era la menos personal de sus películas, lo cierto es ue su autoría se aprecia en la ma nificencia de los randes planos y de los planos secuencia, en la precisi n y atenci n al detalle ue permiten al espectador transportarse a otra poca y en la importancia de la m sica como elemento dram tico a ran atalla entre las ordenadas co ortes romanas frente al desor ani ado e rcito de esclavos,

A


A

abril Gabriel Ramírez

SENDEROS DE GLORIA

Qué bien mueren los soldados na pel cula bélica no tiene por qué estar llena de piernas cercenadas cabe as rodando por la arena cuerpos acribillados o e plosiones que destro an personas. s muy posible que eso esté muy cercano a la realidad. No lo discuto. ero no se trata de contar las cosas ro ando el documental. l cine es muc o m s que eso. uede que cause un e ecto demoledor en el espectador que lo espectacular supere cualquier e pectati a abierta que nos estemos acostumbrando a esas cosas que se an con ertido en una carrera a er quién consi ue los me ores e ectos especiales a er quién consi ue mayor realismo a er quién suma m s ba as en menos minutos pero el cine es otra cosa. na c mara en mo imiento con el encuadre per ecto sin una sola ota de san re puede mostrar muc o me or lo que es un campo de batalla que cien ilos de dinamita y seis millones de e tremidades repartidas por el escenario. tanley ubric es un enio. so por un lado. ros lo r a es una obra de arte. so por otro. s posiblemente la pel cula de énero bélico me or rodada de todos los tiempos. l uso que ace el director de la c mara es sencillamente ma istral. a escena en la que el coronel a ir ou las camina por las trinc eras antes de lan arse al ataque con su re imiento mientras las e plosiones atemori an a los soldados o la del conse o de uerra que se produce poco después de la batalla son de una limpie a abrumadora. a tensi n que el espectador a a sentir durante el usilamiento del cabo ilip ares alp ee er y los soldados aurice erol imot y arey y ierre rnaud oe ur el es desquiciante. a escena inal en la que la soldadesca se di ierte en una taberna es una de las m s enternecedoras que recuerdo. eben ritan y r en asta que aparece una muc ac a alemana que es obli ada a cantar entre l rimas ristiane arlan . No parecen dispuestos a escuc ar pero poco a poco an quedando en silencio y se unen en el canto. en el su rimiento de la uerra en ella en s mismos. a que escuc a desde uera recibe la orden de ol er al rente pero le dice al sar ento que les de e un rato m s all . uiere que dis ruten de su propia umanidad la que perder n al entrar en combate poco después. a umanidad y la ida puesto que la uerra es carnicera y arrasadora. a l rica de la uerra sin randes aspa ientos a tra és de planos cortos y medios que nos muestran un desastre total en cada persona. icen que ubric era capa de repetir una toma asta la saciedad asta que le parec a per ecta. na bendici n para el cine. in embar o la secuencia m s terror ica de todas es en la que los enerales ranceses ireau eor e c eady y roulard dolp e en ou almuer an en los salones de su cuartel eneral. s casi obsceno el contraste entre las trinc eras y el lu o que en uel e la escena. a aparece por all porque a sido conocado por roulard. e reciben con una rase lapidaria. ué bien an muerto sus soldados. e re ieren a los e ecutados a los soldados condenados a muerte por ser cobardes después de un conse o de uerra patético que no da una sola oportunidad

a pel cula est basada en la no ela at s o lory .

A

a los acusados. a distancia entre los ombres de las trinc eras y el mando es in inita. lo peor de todo es que entre medias no ay nada. Ni al uien que pon a un punto de cordura ni un plan que e ite desastres ni nada de nada. terrador. as pel cula est basada en la no ela de ump rey obb Paths of glory, escrita en . el uion adaptado es espléndido. uye de lo literario y se con ierte en un e celente modo de e oluci n para todos los persona es. ntibelicismo y una peque a lu de esperan a racias a esa escena inal en la que comprobamos que los ombres inalmente son lo que son. eres umanos. No e a ero creo si di o que todo a icionado al cine a de er esta pel cula para serlo del todo. No e a ero.


a i Gabriel Ramírez

¿TELÉFONO ROJO?, VOLAMOS HACIA MOSCÚ

Todos androides s as inan e en en a se a a es i e ana es n a o a e e e a os a os a nos in e ia a en e. e o sin an o a a i o e e o ni an o s s o o o a e nos so e en os e ios e o ni a i n. o os es i os a o e s . s a os a a an o on e ane a o es e a a. e en e os en e eso e as inas e o no ensa en e o. na e e a osa es s i ien e a a e se o a n a a is o es e ego. o o es o es as nos e a o o a gen e anio a. n a e o iones. nos e os e se e an e ano a a o nos a e os as e i as en na es ina on a es e an a e e o a o se a a e o an es osi e. an e i o o i a na e a so e o as es as eg n as ane an o a o i n i e a. igo ien eg n as. o e en ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú se an ean as a n e no se an so iones. e i i a a e ina a e a e o a o o a en a o a es e i nos es a na so ie a e o a a o s is a aga a e s is a o o e s is a. a e a es i e a e en os as e os. n asi o os. g ion a a a i n e na no e a es i e i si o ingenioso sa s i o in e igen e on ie e a a a en na na a i n e i o e e o. o o a a e e on a e es es e ia en e a e a o a a a e e es e a o no se ie a en e os es es ena ios in i a es ni en es e os es i es. a o og a a es in e o a e. o i ien o e a a a a e e e i o a i e o es e a o a ien o e a a ano a go gi o e ins s i i e. n so os e e os is a es sono os asan on ena no a a esa e e a e a iene a nos a os. e o e g an a o e a e a es a i e i n e a o es e

a e a es e a e i e i a ingeniosa. i

A

Aladar

e a a o an e i . a o o o e i ene i i on e e a o e ane a n e in so a os e o es a e in i a e a ino s o a in en i n e a a. o n a o en on a os a e ing a en in e e an o e a e e ene a a i e n a a o e es on en i o e ene e ini ia na g e a a i a on a a ni n o i i a. ee e es n sien o en enena os a a s e ag a e a ie i o e i o. a en e ien e e a e on e egan ia on n on o a so o en a a o i ien o. e a e e a i i e e a . i i ens es e o an an e e n o a e o a ga o e a as a i as. s n a e o es o ea o e igno an es e o e e en sin eg n a se si o e a en es eno o a o o o is o . n s s anos es e o e n o. a ie e e o ni a se on e a i n e en e e a i a i n e e ina sea s o enos e i . i ens es ese a o e o oe n o e e a s i o a na o a n ea o o si e a e a o e a n a a o sa a e. na e as es enas s a osas e a is o ia e ine. a ao e a o es i e a e. eo ge . o es e gene a gi son. e o os os e sona es e a e a es e s is i ni o e s i o. o e a o . o. e e ie o a e sona e. eo ge . o onsig e na in e ea i n i e i a. e o o es an e ega on e e e e s. n e e a es e sona es. n i i a n ien i o a esi en e e os s a os ni os e i a. s o es a a i n an a e a . ange o e a e in e . e e o en o os e os. og a e os e nos o a es e i i a e inen sien o na i i e e asa o e o o na i a e n o a i i e a i o a ia e esi en e o a. a e a es na s i a si a go a a en os e sona es e se ie a on n i on o a osa e e s o one en s si io. na i a g n e a e esa o a a es s en s s e as. o e e o a ea i n e o e on as i nas. o a e esen an o si a iones o e a en e a s as e as e e en e e o ea a a ana. a es ena en a e e a i n an a e i e a a o e a o a e e onga on e esi en e e a s es e na a ina es ino i a e. n o a n o e e a a asa o n o e iene e e en a na ina e e i as o e no iene a io. e o o an ge o e e se e e sin on o a e e n an oi e ega o a s si a e e as a s s a a a os a e ensa en o o o e a e os e o a a o i a o o si a os eso inas.


A

abril

David Mayo

2001 ODISEA EN EL ESPACIO

Trascender la ciencia ficción ubrick siempre fue un al uimista capa de encontrar la forma en ue sus ideas fuesen e plotadas comercialmente la identificación del p blico con neros cinemato r fi cos populares como el b lico en e deros de oria La ha eta et i a o el terror en res a dor la pol mica bien ser ida en Lo ita o La ara a e i a la elección de la pare a de moda con el t ndem ruise Kidman en es ide sh t en el reclamo de ran superproducción isionaria de ciencia ficción ue de ec o supuso un a ance tecnoló ico sin paran ón asta esa poca una isión futurista sorprendente en su predicción tec noló ica aun ue encantadoramente si tie en el dise o de deco rado estuario e una u otra forma el director norteamericano se las in enió para ue sus productos llenaran las salas de cine uno no puede sino ima inar la reacción de un p blico estanda ri ado en busca de un producto estandari ado al toparse con sus personal simas propuestas o curioso es ue La historia de 2001 no es en realidad nada com

K

Kubrick entendió el sentido real de la ciencia ficción como catali adora de los sue os

A

plicada atendiendo a las licencias ue la sci fi puede tomarse sobretodo si acudimos a la no ela de rt ur larke para desen tra ar un discurso narrati o trat ndose esta de una compara ción tremendamente fecunda ue le os de incidir en la recu rrente afirmación sobre lo inadaptable en im enes ue resultan determinadas no elas nos a uda a entender como dic a trasla ción siempre debe producirse en el apro ec amiento de las ca pacidades ue el nue o medio puede arro ar sobre la literatura a protesta de a uel espectador no era infundada las continuas elipsis la delicade a con la ue Kubrick rodó su m s enorme film lo ale aron de la claridad ar umental ue s pose a la no ela con irti ndola en una e periencia tremendamente isual sin ape nas di lo os dotando a la isión racionalista a la randilocuente oda a la e olución umana de larke de si nos interro antes en torno a nuestra condición nuestra capacidad de conducirnos en el uni erso lementos ambi uos ue nos sustraen del relato ufoló ico acia terrenos m s metaf sicos acia ia es interiores e incluso espirituales a en la superlati a famos sima elipsis ue separa la primera parte del film su continuación transformando un ueso de ani mal un arma en realidad arro ado al aire por al uno de nuestros antepasados om nidos en una futurista na e espacial arro a dudas perspicaces sobre nuestra e olución tecnoló ica ntes de esto emos isto al omo sapiens en sus albores intentando sobre i ir en un ambiente ostil descubrir un e tra o mono lito ue larke presentaba ine u ocamente como inteli encia e traterrestre capa de acelerar la e olución de ida inteli ente pero ue en Kubrick tiene alor por su propia fuer a eom trica implicando un acto consciente de construcción ue por s solo es capa de proporcionar la erramienta conceptual para un salto e oluti o en la especie umana u puerta oscura obtusa con su sonido estridente poco nos dice de sus creadores al unos cr ticos lle an a identificarla incluso con la o de ios e la misma forma la se unda parte del film aun comen ando con el embaucador baile espacial ue muestra la coreo raf a me c nica de la modernidad a escala cósmica tambi n acaba ale ndose del discurso de larke en la forma repleta de interro an tes en ue Kubrick presenta el conflicto con ese in uietante o o inform tico creado por el ombre i en la no ela el fallo de iene producido por órdenes contrapuestas en su pro ramación e irreali ables en con unto en Kubrick apenas in tuimos los moti os de dic o error ue lle a a la ma uina a asesi nar a los tripulantes de la na e nos parece de ec o fr o a su e terror ficamente umano a u debemos detenernos a a radecer el e cepcional dobla e de elipe e a su compor tamiento nos su iere m s un miedo con nito a la muerte ero ui s donde m s patente se ace la isión de Kubrick es en la ltima parte del tra ecto cuando la puerta interestelar se con ierte ba o la brillante ima inaria isual del film en una psicod lica secuencia en torno al espasmódico rostro del prota onista ltimo super i iente en la misión espacial mostrando un ia e m s introspecti o ue interdimensional un pasa e a un nue o es tado de consciencia tras el cual a uarda una familiar abitación de decoración renacentista ue le os de acer las funciones de aula planificada como cómoda estancia para el ser umano por un rupo de a an ados aliens ad uiere tintes de templo uma nista caduco en el ue nuestro prota onista contemplar su pro pio en e ecimiento su muerte su resurrección como dorado em brión o estado de consciencia ue trasciende la c spide racionalista el umanismo el dolor la muerte como lu en la oscuridad del ac o super ombre niet sc eano reci n nacido ue re resa a con uistar el mundo ba o la marc a randilocuente del s a blo aratustra de trauss Kubrick entendió perfectamente el sentido real de la ciencia ficción como catali adora de los sue os temores ue deposita mos en nuestras posibilidades potenciales constru ó una is toria ue desmitifica el racionalismo emp rico del ombre moderno el pro reso tecnocient fico cu a m s embria adora con uista era el inminente ia e a la luna l resultado es una sinfon a tan am biciosa como ma est tica en su asombroso resultado ue nos si t a frente a los pasi os misterios del uni erso como lo ue so mos los a entes encar ados de descifrarlo


a ril

Gabriel Ramírez Lozano

BARRY LYNDON

La imposibilidad de sobrevivir al mundo on un guion simple un persona e como es arr ndon no e cesivamente comple o , es e traordinario llegar a conseguir una película tan grande, tan maravillosa cni camente, el tra a o ro a la per ecci n u ric consigue retratar una poca con detalle, convierte cada escena en un cuadro digno de admiraci n as locali aciones son espl ndidas los escena rios construidos no generan una sola duda en el espectador l ves tuario es per ecto a uilla e pelu uería tam i n a otogra ía de o n lcott es impeca le i ícilmente se puede conseguir una nitide de la imagen tan apa ullante u ric uiere atacar asuntos recurrentes en toda su ilmo gra ía la violencia como erramienta destructora de la umani dad la pe ue e de una umanidad medida unto al universo en tero s por ello por lo ue muc as escenas comien an con primeros planos ue, a trav s del oom, de an inalmente al per sona e en medio de un mundo ostil, enorme, demasiado grande como para ue nadie pueda cam iar algo o est a salvo del des tino es por ello por lo ue el reali ador nos lleva, una otra ve , a vivir situaciones en las ue el ser umano desaparece con un

u ric consigue retratar una poca con detalle, convierte cada escena en un cuadro digno de admiraci n

A

Aladar

simple disparo, con una actitud idiota ante el mundo odo ello en vuelto por gran sensi ilidad algo ue se le neg a u ric insis tentemente de lo ue ace gala en este tra a o Barry Lyndon es el resultado de la adaptaci n de la novela de illiam a epeace ac era o es del todo iel al tra a o del no velista la ltima media ora es cosa del guionista no de a e peace el resultado es una istoria simple lineal or u as cina entonces a varias ra ones undamentales a vo en o del narrador es una de ellas os separa de la acci n de orma in tencionada del mismo modo ue en literatura, el punto de vista es una cuesti n de distancias respecto a la acci n e trata de un narrador no identi icado lo ue se conoce por tercera persona dem s, se adelanta a la acci n la anuncia de modo ue todo se sa e o intu e sto es algo ue irrita a muc os puesto ue uena parte de la tensi n narrativa se pierde al usar este mecanismo in em argo, es imprescindi le para lo ue u ric intenta a a cer n realidad, la trama, el persona e principal, los secundarios, todo son ve ículos utili ados para di u ar una poca, un uni verso casi inm vil por el a urrimiento el astío, parali ado por la violencia, en el ue todo se desli a acia la nada u ric uiere ue miremos eso, desde la distancia, evitando in erencias de cual uier tipo arr ndon es el persona e principal n tipo ue uiere me drar sea como sea o encarna an neal ste actor, mediocre mu limitado en todos los sentidos, unciona m s ue ien o por sus e celencias interpretativas no las tiene sino por el car c ter dual ue imprime a su persona e ragilidad, de ilidad, atroci dad arisa orenson le acompa a como ad ndon spec tacular en sus silencios sus miradas vacías, casi muertas, in initamente atigadas a sociedad se per ila desde esos dos persona es dem s de la otogra ía de o n lcott, destaca la anda sonora de eonard osenman sica tradicional irlandesa, ndel, ai siello, ac u ert cepcional enca ada sin titu eos, con un criterio demoledor a película a la de anti roes, de todos nosotros, de nuestra imposi ilidad de so revivir al mundo lo ace de orma pro unda utili ando un despliegue t cnico mu di ícil de igualar


Aladar

ma o

Gabriel Ramírez Lozano

Stanley Kubrick: Cal y arena n el cine de tanle u ric a quien encuentra o ras de arte en cada tra a o quien cree estar frente a tosto nes so revalorados se trate del título que se trate on muc os los que al mismo tiem o ven en las elículas de u ric randes ma as de cuestiones misteriosas sím olos que a que descifrar elículas que son una e cusa ara a lar de otras cosas ocultas o cierto es que en la cinemato rafía de este director encontramos títulos incontesta les como or e em lo l la o i i otros que udieran ser discutidos con cierta facilidad Lolita La a ta t li a ll tal a t se encuentran en este ltimo ru o l la o es una de las elículas m s terroríficas de la istoria del cine l reali ador norteamericano ada tó la novela de te en in ale ndose del te to ori inal e introduciendo me canismos narrativos en el roda e que distancia an la elícula de lo que era el canon el ideario colectivo im lantado en ese momento a oscuridad se convertía en una lu ce adora los so resaltos ni esta an ni se los es era a a distancia entre el es ectador el ersona e de ronto era enorme todo se veía m s como al o orri le que no a ía que vivir a ase de sustos aun que con un orror muc o m s oderoso or otra arte el ien el mal no luc an entre sí n esta elícula se de a ien clara una sola cosa: el mal e iste su otencia es descomunal su er manencia en el tiem o a soluta nada se uede acer al res ecto cualquiera uede someterse a su cetro anta claridad en el lan teamiento en cada secuencia se envuelve con una ertur a dora anda sonora un movimiento de c mara inquietante er feccionista a foto rafía de o n lcott es fa ulosa or si era oco ac ic olson de a una inter retación ara la istoria a que decir que se encontra a en una fase de su vida de locura asada de revoluciones estu enda ara acer un a el así u ric resenta el mal desde la ers ectiva de la dualidad que ace del mundo lo que conocemos las dos ni as asesinadas la mu er oven en estado de descom osición de la a itación los dos rota onistas el que lle a el que siem re estuvo allí todo lo que es se re etir ero sin enfrentar o uestos o que intenta u ric es ense ar el as ecto com lementario de cada cosa res ecto a sí misma sí el mal se mane a a su anto o in em ar o en el caso de Lolita La a ta t li a las o i niones astante un nimes en el caso anterior son mu diversas l que escri e le arece que Lolita es una ran elícula en la que se uede ver entre otras cosas una de las escenas de seduc ción m s sutiles ellas de la istoria del cine olita arrasa al ma duro um ert sto es así aunque entendería que al uien se deses erara ante la elícula de u ric l unas onas e osi tivas se acen e cesivamente lar as sin motivo o ustificación a a rente or otra arte el asunto que se trata es es ecialmente de licado no a que olvidar que son muc os los que se acercan al arte car ados de re uicios de moralina al unas escenas a recen desa rovec adas la del cam amento de se oritas es un claro e em lo el aire literario e cesivo se uede acer esado ara el que usca m s diversión que otra cosa ero la elícula de u ric sin ser la me or de las que rodó es estu enda a uesta en escena es im eca le la tensión narrativa comen

ma en del roda e de l res landor rota oni ada or ac ic olson n la otra ina escenas de otras elículas de u ric

A

ando el relato or el final no se ierde en nin n momento las inter retaciones de ames ason elle inters eter e llers son de altura el di u o que se ace de los ersona es desde el rimer momento es e acto su evolución una muestra de ta lento insu era le el as ecto camaleónico de lare uilt es fas cinante el atetismo que emana de la madre de olita so reco edor el via e desde la sensate a lo m s oscuro de la ersonalidad de um ert inquietante definitivo al ve lo me or del tra a o de u ric es una dirección actoral que ermite al es ec tador encontrar la com lementariedad de los ersona es que ilumina de un lado a otro afina el tra o del erfil de cada uno de ellos so una ironía que ro a una sonrisa al es ectador aunque con sa or amar o cu ierta de ena or lo que est su cediendo en la antalla n La a ta t li a u ric a andona de al una forma el tema central del relato ara inda ar desde la trama uiere na rrar sin uscar tanto entre los sím olos e mane a entre lo su er ficial con lo su erficial a idea central es sim le: el om re a creado una m quina de matar que llamamos uerra no a es

ca atoria ara nadie dentro de un conflicto armado orque la arte m s animal salva e del individuo es la que se im one ivide en dos artes la elícula na rimera trata so re la re aración de los óvenes que se alistan ara luc ar en la ue rra de ietnam n la se unda nos los colocan en el cam o de a talla vemos a trav s de sus o os la carnicería que su one una ue rra cómo un om re se convierte en un animal sa rimera arte resulta fascinante ara un es ectador no avisado odo se dice con ra ide con una rutalidad im ensa le in em ar o tomando distancia con mirada crítica al unos defectos son evidentes as met foras de u ric son ram lonas est n al o manoseadas la fuer a de los di lo os no es tal el rimer im acto o edece m s a lo e traordinario de la uesta en escena a la c mara de u ric que usca con astucia m s lo estual que lo ver al ara rematar las inter retaciones son astante norma litas es verdad que ee rme inter reta al sar ento instructor artman est im onente ero or e em lo att e odine no ace un esto que se sal a de la vul aridad n la se unda arte el reali ador esca a de la un la a la que nos tenían acostum ra

dos o que tenemos delante es la ciudad los cam amentos mi litares instalados en onas sin randes com licaciones natura les motocicletas ataques astante cutres e im erfectos de unos otros s m s el ma a del miedo de la idiote lo que se lasma en la antalla u ric quiere que veamos a los solda dos a las ersonas que van caminando de a o de un casco en la escena final cantando un tema infantil quiere que com ro emos que la ona oscura del om re es real uede estar me clada con la inocencia mientras dura esta ltima as escenas de acción est n mu ien rodadas aunque la erfección de otras e lículas de este autor es muc o m s a rumadora tanle u ric era un verdadero talento del cine uscó la er fección en sus tra a os sin que l lo fuera en eneral de ó una o ra e celente u filmo rafía no uede de ar indiferente a nadie todas sus elículas funcionan como imanes de ran otencia el e ercicio de inteli encia que su one ver una de sus elículas es im ortante u o ra quedar como muestra de lo que de e ser cualquier manifestación artística: la construcción de un nuevo universo que e lique nuestra realidad

A


Aladar

ma o v n s asa ras l ar o ra an in r osam n ar ima as ara s irl ios san o sa i a ili a lo a o o s sa a s il an r n r s , s ora r aram n iv r i a, ar ra

MarĂ­a Eugenia GuzmĂĄn

Diez grandes actrices en diez grandes escenas

rra m n ial, l onv n a arli m r o ar , a r n n ar i o l vial s ar ala o, ara ili n l mismo omo arma on ra los al man s an a onismo ini ial s va rans or man o n amor am os son an n ra a l s r mos n rar n la an alla a a arl s a m os mom n os s n os, ro a no n on r o iv r i simo arli visi a la misi n s invi a o a omar l or os s rmano, l r v r n o ran l n n ro, al o r o ar no aran sonarl las ri as las aras a rin son n o ma, s ialm n an o l in vi a o n l ar a ar omo si na a o rri ra, osa li ar los r i os o na s am ri n o ron o a a v la v o

ili ar s s l r o l r o rlo

4. La pasiĂłn de Elizabeth Taylor in o s o mari o, i ar r on a lla ra na ran a ri in sin ram n r o o a s rlo an o l a l l ir or lo ro i ia an os o a a r llorar omo a n a oe i i n ol al ro a onis a, a in ons i n or o i ro van o , on o a la r a mi ora n so li ario o omo n la i rs s i i n os on om r li n l ar e el ol os mos asa o asi o o n s ro i m o n os i i n onos a i s am i n s s s nas amor on ar o n onio i ar r on n Cleopatra son maravillosas, ro mi mom n o avori o s omo la a asiona a a i , ra an o s ir a n ina si l a l man n ol n ara s si n an r s ra a or s rial a omo na a a n n a o in ali n , n la amosa a a a i n l rama nn ss illiams

n ri

r man, avis, ar ra an , li a a lor, r rn, n i rn , a rin rn, i a a or , ora rr la ol r , son los nom r s i m r s an asa o a la is oria l in or m ri os ro ios an ro a oni a o s nas inolvi a l s n o a o ros a or s a ri s ran ama los aman s l in ons rvaran si m r n la r ina s r r an i sas s nas , sin s r l n s on m as m s ro a oni aron is in as a ri s, sirv n r aso al in an rior al los a os s s n a s na s l i n ra a om na ar a sas a ri s, ro, am i n, al r s o , or ra on s o vias s a io, no s n n al i r aso, lo ss ro s s as i m r s rom i ron l mol

8. El magnetismo de Rita Hayworth r na n r vis a l s n o mari o i a, l nial rson ll s si m r s na ri n ia as inan or ra o alm n li r n las o inion s r sa a n narra or an s i o n na o asi n l s a lar s m r m im r sion l r s o l ari o a a n s s ala ras n s s o sm n a la i sis l a ri r l a or a rl onv r i o n na ar a r ia n a a a e a a ela ro a a o na ran a ri , ro s orma ailar s s ali a ran ra armon a o r o s a m ri am n osi l s r m s lla il a an o a ar or rim ra v n an alla on n sl m ran ol m l na an los a ni os o os l nn or o ai lan o orma a sol am n rsonal tt e la eo a e on s ra s s lar os an s sa n n ro s a l ima s na la vis o in ini a v s n n a m ansar a rlo

5. El encanto de Audrey Hepburn

1. Ingrid Bergman: Siempre verdadera an o n ri r man l i a am o n vo t e oe n asa lan a, an o s s i i o an o l mira a ar oo r n or o la la a pa a r s lan on na l ar ro r s in rior ra in ini am n m s a ni a r ana s om a rio a, la ivina ar o r o on i r n ia la m or ro na i o ola or on l n na o ra ma s ra a e a o otor o , n na na l la e er a pell o n na m io r tor e ta a er Capr or n la rim ra, in r r l a l la rmano am ri ana li ia rmann, i a n om r on na o or rai ionar a ran la s n a rra m n ial o as s nas n al o ol om r s as a na n la , vlin ar ran , l onv n ara r s ar n s rvi io a la a ria s rir los lan s na l la na i n rasil ara llo s ir al a illa, l an r as ian, n la ains inm nso s a s m ro m io a n r a li ia or la a sa l ll va al r mo sa ri i ars as n os on as ian, s a s namora a as a l ano vlin i s n ia avori a s la mo io nan i s a s l ra n la asa los r i n asa os, a la asis vlin omo n invi a o m s n ri ar r n n s rir l mis rio o l an los na is n los s anos la man si n s l lano n a r iamos la llav la o a n la n rviosa mano la r man, as a l in i an mom n o n lla vlin s n a n o s r s i r os or l s on ia o mari o, no a n ins an sosi o ara l s a or s na las s n ias m s ro s s ns la ilmo ra a l ra ma o l n ro

a e o e a el ro s m or a l l ar o annin n a al e o ll a o t e n arna i n la iva l a ro a mori a a or l aso los a os, s v ima las ma ina io n s s a an va nn a r ara i arl l s o n las a las n l ora n l ov n ir or s na rsoni i a o or ar rrill, s ional ro a l m n la v n m s s a ro im n rsona a la v r a la avis al n o a ra al s, s ara o o n rismo l n a a ra a o l a as s ins ri a s lo lar o la s n ia la na ar o or a ni a n s asa n onor s ov n al n, s on n ran las s nas m s lo ra as la l la s , nos a ra a l n r n ami n o ar o on s aman al n on rarl m i o n na onv rsa i n on va, a a a on la amosa a v r n ia ar o a s ar a ami os, ras rs s ar ini n solo ra o r ns los in ron s s a va a s r na no movi a

3. La desenvoltura de Barbra Stanwyck s i lo os ran los m s il s no mos a ri irl s o o l m ri o a los ionis as im l m n , l s n i o l ri mo ar ra ra im a l l i al , ra m onvin n omo mal va a a aso no nos l la san r n er o le e t ,m onmov ora omo m r sa ri i a a a aso no nos rri i l ora n on lla allas m s ora omo ram osa r imi a or amor a aso, as os l las n las m s is r a o s al n o ni o ron la s nsa ional e er o e a o e e e ert e t la s r ali ra il s i a a tre o e e a e la e n s a l ima, in r r a la ara an, n o on s a r s i a a imar a los asa ros n r ro l o n vo o ivo s l m l imillonario r ro i n i o n arna o or n nr on a m a so m o ali n a l la s la a a s nas s lar s, ro n la s a a m s l ar la an sa lla n vi ila on isim lo or l s o s olv ra a on a va s ri i n o on in r l ra ia a s r a v lo i a mo o as las

2. Bette Davis o el talento en estado puro al

nos in r r s s i s mira a ras asa a la an a lla, ro n l aso avis, al a irma i n no s a nm ora n normalm n , los o os sal on s no son o o a mira i n, los la avis m r i ron in l so na an i n im arn s i o o a os mo iona a an o s r a n ae tra a pa a era o o a er , o a oltero a e ol a os s r m a an o ra r or i a n er re a a a o

A

i m r m llam la a n i n lla l o , ras l ir na ran ll a n s v n , s ri n ron n ia o liv n s ma r sas a illas s n ras , ara r o rar n s v o os a ra ivo, on a lla norm sonrisa ll na n an o on a ra na a ri sin m o o, ram n in i iva, ro o a s r m a r a a nm as s s in r r a ion s or ransmi a i r as ali a s manas nri an a los rsona s o a s r la r a in n a omo n a r a, r a eo a a o e e o a o a ol a o om l a omo la m r r s ra a, ro na mora a n mari o limi a o n o e la arretera o ort eroa o omo la a orm n a a rmana as n tor a e a o a e tor n ea o o a a te rea a tat a a na s na si m r m a sonr r an o la v lvo a v r or m ar a a o as n il a v ino, l s ri or in r r a o or or ar ll a a la i s a oll l r ala n li ro a ro a onis a l mani i s a s ra i on n r sivo oni o olo a on na rali a l li ro n m io s i lio a va a

9. La amabilidad de Deborah Kerr i m r s a s a a o s l an ia is in i n n n oll oo ll no m r s vol osas ro a m s, ransmi a na ama l s r ni a v r a ro r s o or los o ros rsona s as v s n arn a m r s viv n n as i a , vol n ariam n sas mon as maravillosas o no sas r rimi as in r san s or so, m sor r n n v r s a a a asiona a n sa v r a ra maravilla s e a a la eter a , ro ere to eter t s na amor ro i i o n la la a on r an as r s n roman i ismo arrolla or

10. La gracia de Claudette Colbert

6. El exotismo de Gene Tierney

n o s a ro a l m n la m nos r or a a s a lis a, n la a a los la s r lla m s r l n la aramo n la a ri m or a a a oll oo onsi ra a na l a n s mom n o, a n s ros ro an o, s llo or o s o a a lli o al l s an a nos a los non s a al s ri a ri osa, i a s l o o ra ias si m r s l mismo la o l ros ro, orma al o ro s l ono a omo la ara o l a la l na n rv on s a i a m s no o l or ar si m r in nioso i o lla r or r a l llo si lo vi ra n o as a ar , na las m or s mi as a a o l s imo ar , s sim a a ra a i iva ara l li o ro a oni v r a ras o as n e a o e t appe e o e t , ran a ra , om ar i a o s, mo l s ar a la m or in r r a i n on lar a l n a o ta a er e ar a a l l e ear e t e ,s m n r ormar a n ar oo r romis o n ma rimonios , so r o o, n la a losa e a o e t, la a a or nas r orri n ar s no rno on l ni o a is a sim i o a a a i a o sa i a , on m a ol r s vo s rnillan , ilaran , s a arran , ran as n ia n l l ll va lo al n lo al ara a arl a ons ir ra a o a a an nan o n n ari o a is as s an olo a omo m s ra, s i lo o asi s a n or asi amilia s in r so ma r vino a mi o l ra so ornarm ar as a m on s mo i a a a rlo on mis manos ll nas in ro al an o ras ran s a ri s no a ar na i os rior al in los s s n a, ro r ono moslo, s as i m r s rom i ron l mol

a rama a ra, v r a ra maravilla l in n ro l in a s as, ira n orno a la m r l lo, a si o s s am n as sina a or llo, ran la rim ra mi a la l la, an o l iv inv s i a s m r ar rson, in r r a o or n a i rno a ra ivo ana n r s omo los s a o r s, l vamos ono i n o a rav s los r la os s s s r s m s r anos i nos ar s mos a anali ar las an o as r la a as or s m n or, s a s aman , nos ar amos na las mismas no r l an n rsona sivam n in r san a r ali a s i n a a o ar a a ra ni ma a a i a as ina i n n i rn l i al l ni n rson, s l a io a as, nos s n imos s s ra os la ro a onis a a a all i o or so los mom n os m s li s vivi o n l in s la s na n a ra n ra ll na vi a n s sal n, an los a ni os o os l namora o oli a

7. Katherin Hepburn: la arrogante de buen corazĂłn na m r a lan a a a s i m o n m os as os, a n al nos i lo os s s l las s s am n m s mo r nas s s miso namorami n o n la vi a r al n r ra r s l n imon ni os ra na a ri om l a, onvin n n l rama n la om ia a a la im r si n s r n an o s ira a, ro an o a a a lorar s s mo ion s, r amos a ra arl n are a e r a e r a ee s os , la mision ra sol rona r mil a a n l ar r i o ri a, ras s allar la rim ra

A


A

2

A22


A

a ri

A eatro rt

r i er di o e e teatro no p ede desapare er por e es e ni o arte donde a manidad se enfrenta a s misma o e fa ta a ra n a ese a tor s amos os m s importantes de esos enfrentamientos

A


Aladar

mayo

mortali ado a mu os de los a tores que lo en arnaron, aso de los brit ni os enry r ing, auren e li ier o ennet ranag .

El burlador de Sevilla y convidado de piedra

Antonio Puente Mayor

El gran teatro del mundo

e entre las mu as ontribu iones de la ultura espa ola al resto del mundo desta an tres persona es que, a lo largo de los si glos, tras endieron su propia istoria y a los autores que les insu laron ida estos son la Celestina, el ui ote y don uan. n el aso de este ltimo, an sido mu as las adapta iones surgidas desde su apari i n en oli re, oldoni, a onte, ord yron , pero ninguna tan popular omo la de osé orrilla. o obstante, perm tannos los le tores que, pese a la ama del inmortal enorio , nos in linemos por El Burlador de Sevilla y convidado de piedra, de irso de olina. A in de uentas, el primer di ulgador del arque tipo. Un texto que algunos atribuyeron a Andrés de Claramonte, pero sobre el que la mayor a de r ti os no tienen dudas. en qué uentes se bas el religioso para alumbrar su obra so ya es m s di il, y no son po os los que an espe ulado sobre la inspira i n en un persona e real omo iguel a ara noble se illano uya u entud disipada pudo ser un punto de partida para irso , pero al que la le an a de e as desautori a e tiempo. ea omo uere, la istoria de este sedu tor irredento on o a i n morali ante lle a siglos as inando a le tores y espe tadores, lle gando a auti ar al propio ol gang Amadeus o art, quien lo in mortali a en una de sus me ores peras on iovanni. Asimismo, don uan siempre ue una igura abitual en el ine, siendo inter pretado por estrellas omo odol o alentino, rrol lynn o, m s re ientemente, o nny epp.

la primera de sus uatro grandes tragedias , y el original trata miento del destino. Asimismo, es tal la reper usi n del mito en la ultura o idental, que el padre del psi oan lisis, igmund reud, elaborar a una de sus m s amosas teor as en su onor, el amoso omple o de dipo . n uanto a su in luen ia en las artes, pode mos allarlo tanto en la er mi a griega omo en la pintura is tori ista del siglo y las anguardias.

l arte de al a a estado ligado desde siempre al desarrollo del ser umano. e los espa ios naturales al templo, pa sando por los edi i ios reados ex pro eso, su istoria es la propia istoria del mundo y su legado tras iende épo as y usos. Cu les son los t tulos m s representati os de este asto uni erso que nos emo iona y nos atrae a partes iguales n las p ginas si guientes trataremos de dar respuesta a esta di il uesti n. e a el poeta inglés illiam ords ort lo u ga bien quien sopesa y ompara . Una a irma i n que emos tenido muy en uenta a la ora de es ribir estas l neas. es que, al igual que o urre en otras a etas de la ida, elaborar una lista on las die me ores obras de teatro de todos los tiempos resulta tan osado omo apri oso. ese a ello, trataremos de sugerir algunos de los t tulos m s representati os de la istoria de las artes es é ni as, atendiendo a su alidad literaria, dimensi n es éni a y, muy espe ialmente, a su reper usi n ultural. b iamente en esa lista los le tores e ar n de menos mu os t tulos y a mu os autores, y en buena parte de los asos lle ar n ra n. l porqué emos de idido es oger unos y de ar uera a otros resulta om ple o de expli ar, de a que este sub eti o r n ing pueda ser ir para explorar nuestros propios gustos e interesarnos por otros. lo que es lo mismo de arnos auti ar por l gran teatro del mundo , omo i iera Calder n.

Hamlet

de una solu i n a la epidemia de peste que asola la iudad. ras saberse que esta puede estar moti ada por el asesinato del ante rior monar a de nombre ayo , el rey pide a sus s bditos que le ayuden a es lare er el orrible rimen. ra ias a la inter en i n de un adi ino, los tebanos ono en que el erdadero responsa ble es el propio dipo, quien adem s i e una rela i n in estuosa on su madre, o asta l porqué de la ele i n de este t tulo omo paradigma del teatro gre olatino tiene mu o er on la on sidera i n a tual de su autor omo el me or de los dramaturgos griegos. o en ano, o les aport importantes inno a iones en la té ni a dram ti a, tales omo la introdu i n de un ter er a tor en es ena, la ruptura on las abituales trilog as Edipo ey es

Edipo Rey Considerada por Arist teles la me or de las tragedias, Edipo ey pudo ser ompuesta alrededor del a.C. por el poeta griego o les. u trama gira en torno al rey de ebas, dipo, quien or dena a su u ado Creonte onsultar al or ulo de el os en bus a

A

el Cisne de A on, el r ti o estadounidense arold loom di o no solamente es el m s grande es ritor de todos los tiempos, sino también el ser m s inteligente que aya ollado la tierra y el autor de una iblia se ular uya in luen ia sobrepasa las obras de omero y lat n para medirse on los textos sagrados de riente y idente . es que si ay un autor uni ersal que a traspasado las ronteras del tiempo, ese es sin duda a espeare, apa de alum brar tragedias, omedias y obras ist ri as on un igor y ali dad am s istos. e entre su brillante produ i n emos elegido a le omo drama m s representati o mu os tal e optar an por o eo y ulie a, ac e o icardo , todas ellas ex elentes y mere edoras de entrar en esta lista , si bien la istoria del pr n ipe de inamar a es la pie a m s larga del reador de trat ord, as omo la m s in luyente de la literatura inglesa. uelga re or dar su argumento, lle ado in inidad de e es a las tablas, y ba sado en uentes anteriores omo la saga es andina a rol ra i, la leyenda romana de ruto o a vida de le , del ronista me die al axo rammati us. a le es también la obra dram ti a m s amosa de la literatura o idental y uno de los t tulos que a originado un mayor n mero de tradu iones, an lisis, y omen tarios r ti os s lo en spa a se ono en m s de una eintena de tradu iones o adapta iones . Asimismo, el persona e a in

Fuenteovejuna Al igual que a espeare, ualquier listado de teatro que se pre ie debe in luir por uer a a élix ope de ega y Carpio, el ons truo de la aturale a , omo lo de ini Cer antes. Uno de los dra maturgos m s importantes del iglo de ro y también de los m s prol i os de la literatura uni ersal seg n el es ritor uan ére de ontalb n, lleg a es ribir omedias . i o esto, mo elegir un solo t tulo de un repertorio elogiado asta la sa iedad y en el que despuntan obras geniales omo eri e y el o en dador de ca a, a a a Bo a o El ca allero de l edo a la e de uen eove una reside, qui s, en su amplia reper usi n a lo largo de los siglos. o en ano, son po os los a i ionados que no se an rendido ante este potente drama de onor uyo germen

A


Aladar

ma o viudo terri lemente avaro, ue pretende desposar a su i a lisa con nselmo, vie o rico, dispuesto a tomarla sin dote ero esta se uiere casar con alerio, un oven ue a conse uido entrar en la casa familiar contratado como intendente omo es de suponer, en su propuesta, oli re utiliza todos los resortes del umor desde el persona e c mico de Harpa n a lo divertido de la situaci n toda la o ra es un completo fin imiento pasando por la ilaridad de las pala ras los estos, eredados de la farsa del aile, ue el autor conoc a mu ien n suma, un erudito pasatiempo contado de una forma tan sencilla ue podr a servir para un ui ol en un par ue contado de una forma tan profunda sa ia ue revela toda la verdad so re nuestros miedos , se n os am n ern ndez

Casa de muĂąecas

la predestinaci n frente al li re al edr o, ue, sumado al resto de in redientes, a llevado a ue esta o ra sea o eto de estudio en universidades de todo el mundo

se remonta al si lo el fraile ades ndrada reco i el suceso real ocurrido en , a os despu s de los acontecimientos a istoria real narra la muerte cruel de un omendador a manos de una tur a violenta material lo suficientemente potente para llamar la atenci n del ni , uien, se n aurence os ell, lo izo pensando en su puesta en escena, en la traslaci n de los di lo os las acciones al ta lado del corral aste este fra mento del maravilloso mon lo o de aurencia para reivindicarla como o ra total osotros sois om res no les osotros padres deudos osotros, ue no se os rompen las entra as de dolor, de verme en tantos dolores ve as sois, ien lo dice de uenteove una el nom re

El avaro Nuestro pa s vecino cuenta entre sus filas con uno de los randes comedi rafos de todos los tiempos, ean- aptiste o uelin, m s conocido como oli re, uien posi lemente sea su autor m s interpretado ctor, director creador de t tulos tan reconocidos como ar u , ua , l r i a i ari o l ur u il r , se cree ue ered su afici n de sus t os, uienes lo lleva an a menudo al teatro e su incontesta le ito en vida a ue destacar ue uis lo nom r responsa le de las diversiones de la corte en on l A ar , inspirado en la comedia cl sica La Aulularia, de lauto, oli re demuestra su perfecta maestr a en la escritura teatral a trama nos presenta a Harpa n,

La vida es sueĂąo La i a u , de edro alder n de la arca, es pro a lemente uno de los te tos m s le dos, representados analizados de la literatura dram tica espa ola universal lo es por su ri ueza, por su profundidad, por el inter s de su tem tica , especialmente, por su modernidad No en vano, este drama reli ioso o filos fico ue urde sus ra ces en los mitos orientales, es, se n la fil lo a vanelina odr uez, pieza clave en la istoria del conocimiento, del reconocimiento por parte del om re de su conciencia de e istir simismo, su par ola remite a la fi ura de lat n, de a ue su mensa e trascienda idiomas pocas n cuanto a sus or enes, al unos cr ticos piensan ue, tras componerlo, alder n vendi el li reto a rist al de venda o, cu a compa a lo estren en torno a , dando el salto poco despu s a ciudades como ruselas, msterdam o resde n si lo despu s, los teatros madrile os del r ncipe de la ruz lo llevaron a escena nada menos ue en monta es, confirmando el inter s del p lico u ar umento nos traslada a una poca indeterminada de olonia, donde el re asilio ran aficionado a la astrolo a , tiene encerrado a su i o e ismundo por temor a ue se su leve contra l se convierta en un cruel tirano uando este a es ma or, el re decide darle una oportunidad para pro ar si es capaz de o ernar con sa idur a umildad i falla, asilio tiene un plan acer creer a e ismundo ue su li ertad fue s lo un sue o n suma, alder n plantea un de ate teol ico mu presente en su poca, el de

Nora Helmer, felizmente casada con Torvaldo, vive una vida aparentemente perfecta, pero con un terri le secreto na deuda ue contra o con ro stad para prote er a su marido, ue ser utilizada por este como c anta e para controlarla on el tiempo, Nora descu rir a trav s de la reacci n de su marido, su funci n dentro de la sociedad el n cleo familiar, tomar una decisi n on este ar umento, am ientado en la Norue a de finales del , Henri sen dio a luz la considerada primera verdadera o ra teatral feminista , uno de los te tos m s aplaudidos analizados de la istoria a corrupci n, la alienaci n econ mica, la descomposici n de las estructuras de or anizaci n tradicional, lo a surdo de la usticia las diferencias de clase, dan consistencia ri or a esta o ra, convirtiendo a Nora en una aut ntica ero na ero m s all de sus reivindicaciones, a a u a es una invitaci n a tomar decisiones, a reaccionar e a ue su prota onista sea un icono del teatro, a no solo por enfrentarse a una serie de om res ue no la valoran, sino a toda una concepci n del mundo omo ca a esperar, el te to de sen provoc una importante controversia en uropa al romper con todos los c nones del teatro ec o asta entonces el foco del drama se centra a esencialmente en el persona e prota onista m s ue en la istoria te ida a su alrededor ero ello no fue ice para su triunfo a lo lar o del tiempo es ue solo por disfrutar de su final, uno de los m s ermosos de la istoria de la literatura, merece la pena descu rirla

durante las d cadas de , en la ue las tramas parec an carecer de si nificado, cu o o etivo era cuestionar a la sociedad al om re mediante el disparate la aparente inco erencia n esta l nea ca e destacar, adem s de nuestro autor el Noel de iteratura amuel ec ett , a damov, enet o onesco creadores cu a caracter stica com n era el uso de la met fora po tica como un medio para pro ectar sus m s ntimos estados n el caso de ra a , estrenada en ar s en , al unos cr ticos an uerido ver un c ntico a la omnipotencia de la ternura umana, la cual sustituir a a esa especie de redentor ue nunca aparece es ue las alusiones del persona e central, stran, a la i lia a Tierra anta, la desco untada descripci n ue de los dos ladrones del l ota ace su compa ero adimiro, o el lar o parlamento de uc so re el ios personal, muestran con evidencia la ndole la radicalidad del desvalido desen a o en ue viven , se n el ensa ista a n ntral o e este modo, ec ett parece decir a sus espectadores ois vosotros los ue esper is a odot sta idea se potencia con la ruptura de la cuarta pared, por la cual sus prota onistas parecen sa er, o al menos sospec ar, ue son actores ue est n representando una pieza teatral e a ue el p lico se involucre, pese a su e tra eza, en el coraz n de la no-trama

La gaviota

Muerte de un viajante

e me a ocurrido, de pronto, un ar umento la orilla de un la o, desde la infancia vive una oven sta oven ama el la o es feliz li re como la aviota pero un d a de modo casual lle a un om re, la ve , por acer al o, la mata como mataron a la aviota on estas pala ras, el escritor en la ficci n Tri orin, revela al unas de las claves del te to escrito en por nt n ov estrenado a o el t tulo de La a i a na o ra con la ue el autor de a ia rompi los moldes ue a an petrificado al teatro en el si lo , en pala ras de aime de rmi n, meti la vida la literatura misma or esta raz n, resulta dif cil encuadrar a esta ermosa creaci n primera de las cuatro o ras maestras del dramatur o de Ta anro en un nico nero es ue, por encima de todo, las o ras de ov son un relo en cuanto a precisi n suma de en rana es, esta de La a i a, la m s escenificada uerida sto puede de erse a la universalidad de los temas ue toca el deseo, principalmente , a las escenas ricas en su te to o la atm sfera la er ntica e a ue el mism simo tanislavs , uno de los randes revolucionarios del teatro moderno, lo rase un enorme ito al representarla en la usia mperial esde entonces, este ello melodrama no a de ado de su irse a los escenarios de todo el mundo, poni ndolo rostro a sus persona es fi uras de la interpretaci n como er l treep o anessa ed rave

inalizamos nuestro listado con rt ur iller, uien fuese eleido me or dramatur o del si lo por el o al National T eatre de ondres, tras una votaci n en la ue participaron oc ocientas personas directamente relacionadas con el oficio n autor conocido por su intenso activismo pol tico social ue no dud en arremeter contra la des umanizaci n de la vida estadounidense, apro imarse al mar ismo m s tarde denostarlo u oponerse a la caza de ru as de c art todo ello desple ando un don innato para la cr tica esc nica ue le valdr a premios tan importantes como el aurence livier, el remio de la r tica o el r ncipe de sturias n este sentido, esco er una sola o ra del enio de Nueva or resulta una temeridad desde La ru a al a a ra a l u , su tra ectoria es envidia le , pero en nuestro caso nos inclinamos por u r u ia a , te to ue lo catapult a la fama le permiti o tener el ulitzer en rama ue nos revela las intimidades de una familia de clase media estadounidense, en la d cada de los cuarenta, en la ue ill oman, patriarca prota onista, arrastra a los su os a un final funesto, tras una espiral de recuerdos, an elos fantas as insatisfec as s , u r u ia a se eri e como una o ra sencilla en sus formas maestra en el fondo pues, como afirma el cr tico os uis lvarado aramente puede encontrarse en una misma o ra de teatro temas tan dif ciles de a ordar como el sentido de la vida, las relaciones familiares, el amor con u al el paso del tiempo, con seme ante rillantez

Esperando a Godot e n un uicio un nime, ra a es la m s importante creaci n del teatro del a surdo na corriente desarrollada

A

A


A

2 8

Nuestro RETO es AYUDAR a conseguir lo que otros creen imposible Durante los años de crisis Grupo Morera & Vallejo apostó por AYUDAR a las empresas a luchar por sus sueños. Desde Sevilla a toda Andalucía, España y Europa.

Nos apasionan los retos.

Un Grupo, una Historia. Comprometidos con el presente. Haciendo futuro

A28


A

abril

A

sica

esde mediados del si lo la m sica cambi para siempre. Nunca se volvería a escuc ar o a sentir como asta esos momentos se abía ec o. or ue ese ue el cambio y no otro. Nacía el pop y se producía un ‘boom’ nunca antes visto

A


Aladar

mayo

Paulo García Conde

de su mensa e ue ue reinterpretada por randes voces de a actua idad en para ayudar a ait tras a catástro e natura

nes de acordes más de icadas y e presivas de a istoria de pop acompa ada de una nea me dica preciosa interpretada por una vo impeca e on motivos más ue su icientes para ue My Way a a estremecer e cuerpo de uien adora a m sica ero tiene además muc a istoria detrás asada en una canci n rancesa a ue apenas o a a de ito au n a a readapt cam iando e contenido de su etra ntes de e ar a manos de a varios artistas intuyeron a ma ia ue a a en e a avid o ie uiso acer a suya pero ina mente no vio cump ido su an e o cir cu a a teor a astante p ausi e de ue compuso os primeros acor des de su tema Ma pensando en a estructura de My Way ina inatra ue e e e ido como uen ma o so o tuvo ue a i tar a varita para acer aparecer a ma ia na de as me ores cancio nes de despedida de satis actoria retrospecci n ue se puedan es cuc ar

Las 10 mejores canciones pop de la Historia

5. Hallelujah (Jeff Buckley). 1994 a composici n pertenece a eonard o en s y por tanto una parte de a radecimiento de e evárse a ero o ue e uc ey i o con esta canci n es pura ma ia o ra de un virtuosismo ue por des racia nos ue arre atado muy temprano a a no era si uiera una de as canciones más popu ares de o en asta ue e e c ico cuyas cuerdas voca es se permit an trepar sin miedo por cuatro esca as y media e enio preco ue transmit a un sin n de sentimientos a trav s de sus interpretaciones o i a a y a convirti en a o sa rado u versi n de más de seis minu tos de duraci n o ra ue e oyente no uiera ue termine in evan tar nunca a intensidad de a uitarra con ue arpe ia y uti i ando a vo a su anto o es una de as me od as más des arradoras de a is toria no de os cantos más ermosos ue a mismo tiempo ue evoca a pa está di u ando a mayor de as e citaciones on so o a os e desapareci para siempre entre as corrientes de un r o ero nos de un e ado musica incre e con a a por andera a ia y sentimientos com inados con un virtuosismo a a cance de muy pocos

8. Your Song (Elton John). 1970

pop es un nero ue a dado muc o a a m sica parecido a mediados de si o supuso un oom no so o en a orma de interpretar y componer sino de escuc ar y sentir esde ese momento un n mero ina arca e de canciones pop an or mado parte de a anda sonora vita de mi ones de personas or eso esco er as die me ores es una tarea casi ue uim rica de más de os distintos puntos de vista ue e isten a respecto de con siderar u temas o andas pertenecen a este nero o se des i an acia otros e pop a sido tan ruct ero ue aun a tratar de esco er as me ores siempre a rá composiciones maravi osas ue se ueden pu nando por un ueco en e odav a es posi e vis um rar as ra ces de pop en muc os rupos actua es en un momento en e ue a inte raci n de os avances tecno icos en a m sica a i uminado nuevos esti os ensom reciendo tam i n a otros o o stante o ue importa es rea irmar ue e pop de ayer y de oy si ue vivo aya por de ante ue uien escri e estas neas sa a e reto a ue se esta a en rentando intu a tam i n a imposi i idad de a can ar e o etivo propuesto or ue a premisa de este art cu o es como os reyes ma os creemos con tota e y entre a en e os asta ue a can amos un punto de ucide ue ec a por tierra a ue o ue te n amos asentado como rea idad uno pueden decir e ue no es po si e e e ir as die me ores canciones pop de a istoria y aceptará demostrar ue s se puede ya sea por or u o e ceso de ca e one r a o pura inocencia en e caso presente todo a rá in uido un poco continuaci n aparecen die canciones ue por medio de una usti icaci n o apoyatura an sido se eccionadas para un umi de tra a o con t tu o so reco edor ue nadie se tire de os pe os en e primer vista o a ver ue nom res como ueen o o y an no aparecen n mero die a veces ue a ma as pasadas in más ro deos con os ue demorar e n c eo de estas neas a u están os te mas ue por un motivo u otro de er an de ser ino vida es para e o do de amante de pop

tro nom re propio dentro de a cu tura pop musica undia mente a a ado y como ta criticado por otros muc os se a anado ser uno de os m sicos con mayores ventas de a istoria demás de com positor pro ico ton o n es padre de una de as a adas más o nitas de si o on su vo con su ami o insepara e de tec as ancas y ne ras arm una composici n ue e presa os sentimien tos más románticos y desnudos de un concepto tan enrevesado como e de amor a va a de este tema o a evado a ser reinterpre tado por artistas como od te art n si o ue no cien a os des pu s a pe cu a M a redescu ri para muc a ente o ven ue reconoc a e nom re de ton o n pero apenas su m sica eso ue no caduca ni esta canci n ni otras ue se o pre unten a im n y a um a

4. No surprises (Radiohead). 1997 sta canci n orma parte de á um ue resu ta muy poco desca e ado considerar como uno de os me ores de a istoria de roc e roc en e ecto pero es una oda a pop más puro on un carácter me dico tan sensi e como envo vente o ra actuar como un á samo en e o do de uien a escuc a u etra ue a aco ido un sin n de interpretaciones apoya ese aire eni mático ue a canci n no e a a a andonar nunca adio ead dice no uerer sor presas pero esta es una de as más onitas ue nos an re a ado

7. Please, please, please, let me get what I want (The Smiths). 1984

3. Stand by me (Oasis). 1997 emos e ado a os reyes indiscuti es de rit pop os ermanos iam y oe ue ien podr an a er sido auti ados como e y a n marcaron poca en a istoria de pop on un esti o y unas e tras en su mayor a senci as de ran desnude su m sica ue todo un en meno a ina es de si o a y es una canci n po derosa ue mantiene su ener a desde e primer se undo y ue a a ve desti a un carácter sedoso di ci de apreciar como ta en una primera escuc a ran re i uia de pop más ritánico

orrisey y compa a es icieron a ta menos de dos minutos para dar a u a una canci n tan me anc ica como impeca e ue todo amante de pop está o i ado a conocer pesar de o amativo de su t tu o casi más ar o ue a canci n en s pas astante desaper ci ida en sus or enes o orm parte de os cuatro á umes de es tudio ue con orman a radio ra a principa de a anda sino ue ue inte rada en un disco recopi atorio de u tono nostá ico sus pa a ras derrotistas en a nea de esa actitud ue en a unos mo mentos de nuestras vidas adoptamos cuando as cosas no marc an como deseamos de an sin em ar o un re usto adictivo en ca e a y cora n mposi e cantar a con una sonrisa anc a di u ada en a cara imposi e acer o con e a ma tota mente des arrada se es e e ecto nico y enia ue e mit s consi ui a trav s de este tema de musica idad tan suave y proyecci n tan potente

10. Hey Jude (The Beatles). 1968

2. Unintended (Muse). 1999 i uno escuc a a use de os timos a os di ci mente pensará en otros neros distintos a am roc ero en su primer disco e tr o ritánico inte r una de as a adas más preciosas de ina es de si o pasado es una composici n de icad sima donde a m sica y a vo de su cantante se unden en una so a uni dad o rando un e ecto ipn tico ue pone e ve o de punta o es uno de os temas más conocidos de rupo por o ue esta es a oca si n per ecta para sa orear un nuevo descu rimiento pop

6. We are the world (Michael Jackson). 1985

omen ar con este c ásico imno más ien de a cu tura pop y musica en enera puede parecer demasiado t pico ero en e ecto os eat es no pod an a tar o por su ecum nica ama sino por os motivos ue se a an otor ado od an aparecer otras muc as com posiciones de ran cuarteto de iverpoo pero y supuso un amp io paso de revo uci n en e devenir de a m sica o esta a acostum rado e ene iciario musica de entonces a escuc ar te mas de siete minutos de duraci n aun as y se a err a as istas de ito desde e primer momento a vo de c artney y un piano van dando paso a una creciente intensidad ue termina en una e p osi n de i o cora e instrumenta a na na na no era ne cesario nada más para de arse evar por una sucesi n de acordes tan senci a como emociona oy en d a os eat es son un icono de a m sica pop s de roc tam i n y este tema rara ve pasa de saperci ido sea e u ar ue sea donde empiece a sonar na oya ue perdura y perdurará

s e rey de pop todos o emos asimi ado y a una de sus o ras no pod a a tar en esta ista o o stante esta en concreto ue compuesta a medias con otro rande ione ic ie u iese sido más senci o se uro ue tam i n más ap audido esco er a n tema propio de ac son como a o a ero no W a es un e emento may scu o en a istoria de pop no so o por a uer a emotiva ue irradia sino por todas as circunstancias ue o envue ven ue producida con un o etivo primordia com atir e am re en tiop a os ene icios o tenidos con esta canci n ueron dona dos a a causa ero no so o eso sino ue a interpretaci n de esta a mada maravi osa a a esperan a y a umanidad corri a car o de as me ores voces de a ue momento y por ende de a istoria r tistas cuya o ra por des racia a uedado uera de esta ista pero cuyo nom re merece aparecer impreso como au imon tevie on der o o y an y otros más a e ados de a vertiente pop como ruce prin steen o ina urner a es a uer a de esta canci n y

9. My Way (Frank Sinatra). 1969 stamos ante a ue es pro a e y posi emente una de as sucesio

A

1. My eyes (Travis). 2007 ierra e top ten a nica canci n propiamente de si o ravis es uno de os rupos ue más a ec o por e pop en a tima d cada aun ue se ayan di uido en sus timos tra a os My y es un tema vita y emotivo compuesto a ra de a inminente paterni dad de uno de os m sicos s a o ra de uien uiere dar o todo por su i o desde e primer momento s tam i n una maravi osa can ci n pop o ay nin una canci n de pop espa o ue vo a remitirme a o te rri e de t tu o die canciones so o die iene ien un apartado de men ciones de onor en re aci n a pop espa o se ace necesario citar a a de ntonio e a o a de os ecretos uedan más c aro ue s ero a an a prue a acer una cri a como esta es un p acer muy muy do oroso

A


A

2

A32

Profile for EL CORREO DE ANDALUCÍA S.L.

Revista Aladar abril 2018  

Revista Aladar abril 2018  

Advertisement