Issuu on Google+

¡QUE NOS DEN LOS NOMBRES DE LOS INDÍGENAS ENCARCELADOS!

Se han quedado fuera de juego la circulación regular de denuncias acerca de las agresiones a los derechos humanos y la publicación de investigaciones sistemáticas elaboradas por organizaciones no estatales acerca de cómo se usan los dineros públicos. El Gobierno puede difundir lo que le plazca respecto de sus acciones, pero me interesa conocer otras perspectivas de esos mismos eventos para saber cómo van las cosas. Con líderes indígenas encarcelados y un nuevo sindicalismo que resulta sospechoso por ser cortesano, extraño la década de los noventas, en la que existían organizaciones no gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil en las que ideaban programas para actuar en relación a los problemas del país.


DISPOSICIONES DE 2011 Y QUE EXISTEN EN TODO EL MUNDO! En estos últimos días el Gobierno ha tenido cuatro gestos desesperados por conseguir silencio. Primero la carta que Fernando Alvarado envió a El Universo exigiendo que se disculpe por haber publicados unos tuits que "lesionaban" al Presidente y por considerar que no contienen información de relevancia pública. Una pretensión así solo puede obedecer a una angustiosa necesidad de que los medios se abstengan de publicar lo que se dice en redes sociales. (...) Luego la comunicación del Consejo de Regulación a dos diarios "instando" a que se disculpen por haber publicado la foto de la masacre de niños en Siria, cosa que hicieron los mejores y más serios periódicos del mundo. (...) La última pieza de la estrategia es la exigencia a quienes quieran hacer filmaciones en el Yasuní de pedir permiso al Gobierno y entregar una garantía de USD 500.


¿DÓNDE ESTÁ LA LISTA DE "NUEVOS VEHÍCULOS"?

En su artículo del 26 de agosto, "La bendición de la pobreza", Fabián argumentaba que cuando el Ecuador era un país más pobre, no estábamos tan envueltos en la "lógica del consumo" ni tan plagados por la "prepotencia del nuevo rico" y menos aún, no éramos testigos de "el derrumbe de las instituciones frente al mercado y la política". (...) El ejemplo consistiría en que el Gobierno, el agente económico más importante del país, sea el primero en ahorrar, en crear un colchón para los malos momentos, en no gastar hasta el último centavo disponible, en no destinar tantos recursos al diseño de logotipos de las instituciones públicas, en no brindar tantos vehículos nuevos a tantos funcionarios públicos, en no aumentar en tanto su plantilla de funcionarios.


¡QUE NOS DEMUESTRE LOS "143000 MILLONES" DE INGRESO!

Con USD 143 000 millones de ingresos en seis años, casi USD 100 000 millones más que los seis años previos, el modelo basado en el gasto público ha mostrado su mejor cara. Se ha visto un Estado que ofrece de todo, concreta poco y gasta mucho. Construye carreteras, puentes y aeropuertos, se usen o no. De las ocho centrales hidroeléctricas que cambiarían la matriz energética del país no se ha terminado ninguna en casi siete años, lo cual dice mucho de la eficiencia estatal. (...) Con este modelo la economía creció 4,2%, en promedio, durante seis años, se redujo la pobreza unos 12 puntos, bajó el desempleo y también la desigualdad. Pero iguales o mejores resultados también se obtuvieron en el período 2001-2006. Y los países vecinos muestran resultados positivos con modelos económicos de apertura y mayor participación privada.


¡LAS CAPELLANÍAS CONTINÚAN, LO QUE NO CONTINÚA ES EL SUELDO EN EL IESS!

De un plumazo, las autoridades del IESS han suprimido las capellanías de los hospitales de Quito y Guayaquil. Es una medida que se suma al rosario de disposiciones antirreligiosas de un Gobierno y de una administración pública que, en su día (¡qué lejos queda!), presumieron de inspirarse en el humanismo cristiano y en la Doctrina Social de la Iglesia. (...) En cualquier país civilizado, socialista o capitalista, el reconocimiento de la libertad religiosa, la atención de las personas en su realidad más íntima, de corazón y de conciencia, se convierte en un derecho inviolable. Para reconocerlo y defenderlo se necesita no sólo ser demócrata, sino una básica finura humana y social.


¡NI SIQUIERA VIVE EN EL PAÍS!

Pocos privilegiados vestidos con camisetas verdes, que se pueden contar con los dedos, se encuentran sentados en los asientos que durante el día utilizan los jubilados. Comen sánduches y toman bebidas refrescantes, pagadas por el partido de Gobierno. A pocas cuadras hay heridos, los ecologistas corren y gritan. Los gendarmes, armados hasta los dientes, detienen a los manifestantes más aguerridos, entre ellos al vicepresidente de la Ecuarunari. Por segundos son incontables las expresiones de indignación y protesta en las redes sociales... El secretario Jurídico de la Presidencia encuentra una solución brillante: un mecanismo para que esas ‘injurias y calumnias’ no queden impunes.


AHORA SON $160000 MILLONES DE INGRESO

(Carlos Sagnay)(Hoy-Cartas al Editor) ¿Debe la ciudadanía sacrificarse aceptando eliminaciones de subsidios, para que continúe el incontrolable gasto gubernamental, aún a costa de hipotecar las últimas reservas petroleras en el Yasuní? ¿O debe exigir al Gobierno una política de austeridad? La pobreza no se erradicó en 41 años de ingresos petroleros sobre $160 mil millones (más de la mitad de ellos en 6,5 años de esta administración).


¡JAMÁS SE HA DICHO QUE SE RESOLVERÁ LA POBREZA SÓLO CON EL ITT!

(...) No se puede justificar la írrita explotación de la reserva del Yasuní argumentando la prioridad de la lucha contra la pobreza, ya que los 18 mil millones de dólares van a paliar en algo a esta, pero no van a resolverla, como sostiene el Gobierno. Finalmente, se torna obligatorio por legitimidad democrática la realización de una consulta sobre el Yasuní, devenida por iniciativa gubernamental en un ícono de identidad nacional, sobre todo entre los jóvenes, y por las implicaciones que conlleva el modelo extractivista y la reprimarización en la globalización.


¡AHORA SE PUEDEN CONSEGUIR 600 MIL MILLONES DE DÓLARES SUBIENDO EL PRECIO DE LA GASOLINA!!!

La decisión del presidente Rafael Correa de definirse por el extractivismo petrolero, le ubica en el campo de opositor a la tesis que él mismo expuso hasta en las Naciones Unidas. Es un terreno pantanoso que afecta la defensa de la vida que inspira conservar la biodiversidad del Yasuní. Ojalá rectifique a tiempo y no provoque la ira sagrada de los ciudadanos que sacudiría la historia y no dejaría títere con cabeza. Protejamos el Yasuní… a protestar en las calles. 20 mil millones de dólares produciría elevar el impuesto a la renta de las grandes empresas del Ecuador y 600 mil millones de dólares si se eleva el impuesto a la gasolina extra. Hay salidas.

FIN


11a horrores editoriales escogidos