Page 71

M

la pantalla grande, El sándwich de Mariana, es un cortometraje dirigido por Carlos Cuarón. La producción parte de la iniciativa ciudadana titulada Basta_ MX, que tiene como objetivo crear consciencia sobre el grave problema de acoso escolar que se vive en los centros de enseñanza en México. Y no sólo en México existe la preocupación sobre el tema, según la comisión Económica para América Latina y Caribe (Cepal), República Dominicana se encuentra entre los cinco países donde los estudiantes de educación básica reportan mayor grado de violencia física entre ellos. Esta dura y alarmante realidad de Con la campaña “Basta de los centros educa-

ariana es una niña de 10 años que sufre de abuso y maltrato en la escuela a manos de Isabel, una estudiante tres años mayor que ella. Cierto día, cansada de la situación, Mariana decide seguir a su verdugo hasta su hogar sólo para descubrir que Isabel, pese a que no lo parezca, es una víctima más en una cadena de agresión en el interior de su familia. La historia de Mariana es una réplica de la vida de miles de estudiantes víctimas de abuso escolar o bullying. Esta problemática social ya ha llegado a

ConCientizaCión Bullying; No te quedes callado”, iniciativa del “Movimiento Cartoon”, de la cadena televisiva Cartoon Network (CN), se busca concienciar y sensibilizar a los niños, adolescentes, padres, maestros y autoridades sobre los efectos del acoso escolar.

Más propensos

Los niños que sufren maltratos en casa o constantemente expuestos a ellos, tienen más probabilidades de ser víctimas y victimarios de violencia, señala Amarilis Recio, psicóloga escolar y pedagoga.

tivos ha motivado a muchas instituciones a crear planes y ejecutar campañas de concienciación sobre este grave peligro. En nuestro país, una de ellas fue la lanzada por Visión Mundial República Dominicana, denominada “Basta de bullying. No te quedes callado”.

De qué trata

Las niñas son dos veces más propensas que Los varones a ser víctimas de cyberbulling.

Según Amarilis Recio, psicóloga escolar y pedagoga, se conoce como bullying o acoso escolar a todo maltrato, exclusión o tortura física, psicológica o sexual que recibe un individuo por parte de una o varias personas y que se da en el ambiente escolar o universitario.

La especialista señala varios tipos de maltrato escolar:

Físico: se arremete contra la víctima con golpes, palizas, empujones, aruñones o cualquier agresión corporal. Psicológico: implica insultos, desprecio, intimidación, chantaje, manipulación, amenazas y ataques verbales.

Social: se aísla a la víctima, impidiendo que participe en las actividades, le hacen la “ley del hielo”. No comparten con él para que no tenga forma de socializar. Sexual: se presenta un asedio, inducción o abuso sexual. Se agrede a la víctima debido a sus inclinaciones sexuales. En este caso se incluye el acoso sexual tanto personal como virtual. Racial: incluye los insultos y el aislamiento de las víctimas debido a su etnia, color o país de origen.

Acoso cibernético

Por generaciones, los golpes, burlas e intimidaciones se han realizado en el área escolar, sin embargo, la nueva modalidad es el maltrato virtual, es decir, el acoso a través de internet o cyberbullying. El aumento se debe a que cada día hay más acceso de niños, niñas y adolescentes a la red, desde la casa o desde su propio teléfono móvil. Para la National Crime Prevention Council –NCPC- (Consejo Nacional para la prevención del Crimen), la vida social de los jóvenes, es en su gran mayoría, virtual. Según esta institución, creada para mantener a la sociedad a salvo de todo tipo de crímenes, el acoso cibernético es similar a los demás tipos de bullying, a excepción del lugar donde se realiza, que es vía mensajes virtuales, o enviados directamente a los celulares. Los cyberbullies pueden ser anónimos, pero la mayoría de las veces, según afirma esta entidad, son conocidos El cyberbulling puede resultar más severo debido a estas razones planteadas por la NCPC (por sus siglas en inglés): Ocurre en casa, lo que puede privar al niño (a) o adolescente, del lugar donde se siente más seguro. Debido a que no se tiene que dar la cara para decir las cosas, la agresión puede ser más severa. Cuando el acoso cibernético es anónimo, porque el agresor se esconde detrás de correos o páginas que no se pueden identificar, la víctima puede sentirse más insegura. Como para la mayoría de los jóvenes estar conectados es parte de su vida social, este tipo de acoso podría parecerles inevitable. Si los adultos no manejan el internet será complicado resolver el problema del cyberbullying, pues una de las formas de ayuda para un joven víctima de acoso es la presencia y protección brindada por su padres, asegura el NCPC.

* * * *

Agosto 2014 Pandora 69

Profile for Multimedios del Caribe

Revista 241  

Revista 241  

Profile for elcaribe