Page 1

¿Fracasó la democracia representativa?

Varios argumentos tienden a concluir que sí. p. 3

Nueva institución dominica en el continente africano La delegación de la Universidad africana visitó nuestras sedes. p. 8

Elecciones 2018. Somos la generación del cambio

El grupo MOE-USTA hizo observación electoral en la localidad de Engativá. pp. 10-11

Muralismo y Política

Producción de energía a partir de residuos sólidos

Estudiante de Artes Plásticas de la VUAD en Tunja cuenta su experiencia de crear arte en comunidad. p. 12

Colombia tiene potencial para hacer la transición hacia una economía pospetróleo. pp. 13-14

Día del Idioma en un país con 70 lenguas nativas

Rendimos homenaje al español, a la lengua de señas y a las lenguas indígenas y criollas. p. 15

n.º 8 | 2018 | issn: 2539-2123 | universidad santo tomás | bogotá d. c. | abril - mayo | 16 páginas | distribución gratuita

Yo opi n o

A T VO Ilustración: Mariana Buesaquillo / EB

‘Filtro burbuja’: la verdad hecha a medida de los algoritmos

Al conocerse que la empresa Cambridge Resultados de la “Pequeña Analytica tomó datos de usuarios de Facebook, encuesta presidencial 2018” para crear campañas políticas, analizamos El Semillero de Investigación de Sociología el impacto social de la programación de Política realizó una pequeña encuesta electoral algoritmos en las redes sociales, en época digital, en oposición a las llamadas “Grandes electoral. | Paz/Conflictos pp. 6-7 Encuestas”. | Análisis pp. 4-5


2

EDITORIAL Jóvenes, aventúrense a pensar la política y a transformarla Por: fray Leonardo BALLESTEROS GUERRERO, O. P. | Decano de la División de Ciencias Sociales | Director General EL BUSCADOR | USTA, Bogotá

Periódico EL BUSCADOR Número 8 | Año 2 | Abril-Mayo 2018 Publicación mensual Fray Juan Ubaldo lópez salamanca, o. p. rector general

Fray Mauricio Antonio cortés gallego, o. p. vicerrector académico general

Fray Luis Francisco sastoque poveda, o. p. vicerrector administrativo-financiero general vicerrector general (e) vuad Consejo Editorial Fray Ismael Leonardo ballesteros guerrero, o. p. decano división de ciencias sociales | director general María José González Báez editora

Sylvana Silvana Blanco Estrada editora gráfica

María Ligia Herrera Navarro decana facultad de comunicación social

Piedad Gómez Castillo decana facultad de diseño gráfico

Miguel Urra Canales decano facultad de sociología

Xiovanna Beatriz Caballero Ariza secretaria división de ciencias sociales

Doris Herrera Monsalve directora unidad de proyección social

Eduardo Sánchez Navarro

director maestría en comunicación, desarrollo y cambio social

Didier Arlex Restrepo Salazar director maestría en planeación para el desarrollo

Andrea Sotelo Carreño directora departamento de comunicaciones

Gysela Katherine Arroyo Andrade editora revista campos

Diseño y diagramación Sylvana Silvana Blanco Estrada Mariana Buesaquillo Pulido Redacción María José González Báez Lina Daniela Carrillo Urrea ©Derechos reservados Universidad Santo Tomás 2018 Impresión El Espectador Distribución gratuita 10.000 ejemplares Periódico El Buscador Sede Principal, Edificio Luis J. torres, o. p. Carrera 9 N.º 51 - 11 | Piso 4 Tel.: (+571) 587 8797 Ext.: 1509 elbuscador@usantotomas.edu.co @ElBuscadorCOL Los artículos y opiniones expresadas por los autores no reflejan necesariamente la posición oficial de la USTA (Colombia) ni comprometen de modo alguno a la Institución.

Este año es muy importante para Colombia, pues se definen muchos escenarios condicionados por el horizonte político. A la par, reconocemos en ese contexto el papel y el gran aporte que los jóvenes vienen haciendo; protagonismo semejante a aquel que, en su momento, los convirtió en actores principales de la elaboración de nuestra actual Constitución. Con extraordinario ímpetu juvenil empezaron el proceso creativo en un orden jurídico conforme a los contextos sociales, políticos y económicos que vivía el país. La “séptima papeleta”, liderada por un movimiento estudiantil, alentó a los más diversos grupos sociales de la época para desatar el proceso de cambio y renovación, que configuró la Constitución Política de 1991. Justamente, el artículo 45 pone en evidencia el significativo papel de los jóvenes como protagonistas sociales: “El adolescente tiene derecho a la protección y a la formación integral. El Estado y la sociedad garantizan la participación activa de los jóvenes en los organismos públicos y privados que tengan a cargo la protección, educación y progreso de la juventud”. Teniendo como referencia este artículo, se expidió la Ley 375 de 1997, también llamada “ley de juventud”, cuya vigencia de 20 años nos lleva a considerar una saga de luces y sombras, pues, si lo observamos desde el desarrollo de la institucionalidad, las políticas públicas y la participación juvenil en este contexto son precarias. Esta ley que creó los consejos de juventud —expresión institucionalizada de la participación juvenil, con representación en las regiones del país— tiene una escasa capacidad de convocatoria y un exiguo espíritu de pertenencia en la población juvenil. No hay duda, entonces, de que si bien los escenarios abiertos por la legislación han permitido el derecho a la participación (se quiera o no ejercer), lo hacen hasta cierto límite, pues dicha participación restringe al carácter consultivo y no reviste ninguna índole decisoria.

Una forma de participación juvenil, que aparece a la luz de las posibilidades y exigencias de los nuevos escenarios, es fomentar el conocimiento de la gestión pública y el ejercicio del poder político en un entorno cercano a nosotros, como la Universidad, en tanto que su lógica permite reconocer e incentivar a los líderes de los procesos sociales. En otras palabras, posibilitar la multiplicación de lo que nosotros llamamos “agentes de cambio”. En un terreno más amplio pueden evidenciarse otras formas de participación de los jóvenes, producto de diferentes prácticas sociales, que no requieren una reglamentación formal o vínculo con entidades gubernamentales para manifestar múltiples formas de ser joven y de asumir un protagonismo social significativo, puesto que responden a iniciativas y dinámicas propias que se constituyen desde un ámbito fundamental: la cultura. Desde esta, y gracias a su flexibilidad, se crean diferentes formas de organización y trabajo conjunto. La participación política de la juventud es primordial para el sistema social, pues los jóvenes ganan cada vez más herramientas que les permiten desenvolverse en la esfera intercultural, la cual estimula y reclama el afianzamiento de criterio con el que es posible la racionalización y la reacción frente a los problemas estructurales del país. Desde estos diferentes escenarios es inestimable que los jóvenes se aventuren a pensar la política y aportar en su transformación, para que realmente estén al servicio del bien común y no a merced de ciertos sectores sociales y económicos del país. Se debe hacer realidad lo propuesto por la Constitución, cuando nos dice que Colombia es un Estado Social de Derecho, es decir, que los jóvenes están convocados a ejercer absolutamente sus derechos, y la sociedad les debe garantizar y reconocer su protagonismo. Desde ahí se podrán brindar alternativas en tiempos de incertidumbre.

El letargo político en Colombia Por: Alberto Castillo Castañeda | Decano de la Facultad de Gobierno y Relaciones Internacionales | USTA, Bogotá El abstencionismo electoral en Colombia ha sido siempre un tema de gran preocupación, toda vez que, sin que termine afectando las elecciones, pone de manifiesto la fragilidad de los elementos propios de la democracia instrumental, es decir, del proceso político de elegir representantes. La razón de ser del Congreso es darle voz a cada una de las facciones de Colombia, es ahí donde debe primar la pluralidad política y las diferentes visiones, para reflejar la heterogeneidad de nuestro país. Ahora bien, se estima que el abstencionismo rondó el 51 % en las pasadas elecciones legislativas, es decir, más de la mitad no ejerció su derecho al voto. Los jóvenes mayores de 18 años son un sector de la población menos propenso a votar, debido, entre otras cosas, a su desencanto electoral, pues, buena parte de ellos no se sienten representados y canalizan sus anhelos en otros modos de participación y movilización social. Es claro que los jóvenes no son apáticos con lo político, porque lo viven y ejercen desde otro tipo de manifestaciones ciudadanas en las que ven posibilidades de transformación, a diferencia de las que obtienen del Congreso. El abstencionismo electoral juvenil también se explica por la pérdida de conexión entre las necesidades de los electores y las acciones de los representantes; los altos índices de corrupción y el reiterado incumplimiento de las promesas de los candidatos han generado una desconfianza de los jóvenes hacia los partidos tradicionales y las elecciones. Pero, llegados a este punto, ¿por qué es importante que los jóvenes ejerzan su voto en las elecciones? Para responder a esta pregunta, permítanme tomar como referencia la anterior elección presidencial del 2014 y así, ejemplificar la importancia del voto. El actual presidente Juan Manuel Santos ob-

tuvo una votación de 7.816.986 es decir el 23.7 % del total del censo electoral que era de 32.975.158 ciudadanos, por tanto, poniéndolo en términos académicos, ¿se podría hablar de una democracia representativa cuando más de la mitad de la población apta para votar no expresa ninguna opción política? Es ahí donde radica la necesidad de participar con el voto, pues vemos que existe una disyuntiva entre la legitimidad y la legalidad; la legalidad conlleva la conciliación de una decisión a la normatividad vigente, en cambio, la legitimidad determina que dicha conciliación se establezca sobre una serie de valores que trascienden la norma escrita. Así pues, una mayor participación y respaldo ciudadano a una opción política determinará una mayor legitimidad dentro de ese marco de legalidad vigente. Si bien es cierto que la actualidad puede llegar a abrumarnos con los constantes cambios y convulsiones en la arena política, debemos hacer frente a estos nuevos retos, saliendo de esta sociedad del abandono, de la apatía, de la indiferencia o de lo que se cataloga como “posverdad”; construyendo liderazgos propios y sobre todo, propiciando nuevos escenarios para el buen juicio, la lucha por la libertad y el aseguramiento del bien común. Es menester que los jóvenes despierten del letargo político, abran sus ojos y expandan sus horizontes, propiciando ágoras que permitan el intercambio de ideas, propuestas y sueños, pues, una escucha con atención, imparcialidad y respeto es lo que enaltece el debate. En Colombia el voto es voluntario, un derecho que cada ciudadano puede ejercer. De ahí que, dentro de las razones para votar estén: no dejar que unos pocos decidan el curso de nuestra nación y hacer presente nuestra voz con aquel que más nos represente. Una gran nación debe ser construida por todos y para todos.

¿Sabías que la Universidad Santo Tomás está en proceso de Acreditación Institucional Internacional? #OrgullosamenteTomasinos


3 reflexión

¿Fracasó la democracia representativa? Por: Johan Mendoza Torres | Sociólogo y Docente | Departamento de Humanidades y Formación Integral | USTA, Bogotá

El fenómeno de la abstención sigue siendo el gran vencedor. Con esto, hay que procurar alejarnos de esas tendencias neoliberales que individualizan los problemas y que quieren ver en el abstencionista al “responsable” de que el país esté como esté; este fenómeno político, más estigmatizado que estudiado, ha lanzado por si solo el mensaje histórico de que la representatividad no convence a la amplia mayoría que no confía en los funcionarios, que no confía en el sistema electoral, y allí tendríamos que preguntarnos: ¿por qué?

El segundo argumento es que, en el propósito de eliminar las diferencias políticas, es decir, de erradicar los opuestos, el afán neoliberal conduce a la eliminación del otro que, como agente contradictorio, sigue consolidando la verdadera diversidad. Entonces, ¿qué variedad existe en la política representativa? Una multiplicidad de ofertas condensadas en el marketing político, que fomentan superficialmente “diferencias” pero que, en el fondo, someten a los individuos a elegir entre cosas que les gustan o no les gustan; pero no a elegir con base en una consciencia política que invite a pensar en el futuro que solicita una sociedad específica como la colombiana.

L

a realidad política nacional se ha reducido al pasaje de infinidad de instantáneas informativas sobre las que los individuos en general se sustentan para tratar de comprender o, quizá, expresar un sentimiento sobre lo que está sucediendo en el país. El problema no es que sean solo instantáneas (léase: titulares, fotos, trinos, posteos o memes), sino que están desconectadas entre sí, es decir, no hay grado de profundización en la información que se recibe o en los discursos que se propagan, haciendo difícil que un hecho político emergente en el presente se comprenda como un fenómeno que tiene causas en el pasado y del cual se pueden generar prospectivas hacia el futuro. “Aprende a votar”, te dicen desde muchas orillas, pero ¿qué es saber votar? ¿Leer cuál es la

propuesta que mejor se ajusta a mis necesidades? Eso no es política, es el consumo de la política -propósito soterrado del neoliberalismo-. ¿O es que acaso alguien entre sus propuestas, o entre su programa partidista, tendrá redactado un punto que diga “te robaré todos tus impuestos” o “los recursos públicos los destinaré a mi interés individual”? ¡Jamás! Observar las propuestas como criterio para votar ha sido el ejercicio perverso y realmente tonto que se ha realizado en Colombia durante años, y, al sol de hoy, la democracia representativa ha demostrado ser un fracaso. Hay varios argumentos que así lo sustentan, pues como aseguraba Lechnner, cuán distinto es tener democracia de gobernar democráticamente. Estos son algunos de los razonamientos más contundentes:

Ilustración: Equipo de diseño / EB

Revocatorias, consultas mineras, protestas sociales de base, etc., sucumben ante el Derecho, no como facilitador de la vida social, sino como expresión legalista de un grupo poderoso que lo instrumentaliza desde el poder público, dejando sin piso la veeduría o el control ciudadano; que en otros términos, se manifiesta como esa incalculable impunidad asimétrica, pues parece que se aplica la justicia legal a unos pero no a otros.

Quienes aspiran a ocupar los cargos públicos que se eligen por medio de la votación popular, generalmente, están vinculados con las grandes maquinarias políticas o conglomerados mediáticos, que vuelven tendencia discursos con claras líneas editoriales. Dichos discursos, por muy sectarios, violentos o vacíos, han determinado las dos últimas elecciones realizadas en Colombia.

En Colombia prima la emocionalidad a la hora de votar. Es más fácil sentir que odias a un candidato, o que votarás por un candidato para que no suba el otro, antes de concluir conscientemente una decisión de voto.


4 REFLEXIÓN

Fidelidad de voto Voto de Santos en 2014 se distribuye así (N=384):

Pequeña encuesta presidencial 2018 Por: Facultad de Sociología | Semillero de Investigación de Sociología Política; Germán Esteban Villaba Muñoz, estudiante de 9°. semestre; Docente Ginneth Narváez; Decano Miguel Urra Canales | USTA, Bogotá

E

n 1972, el sociólogo francés Pierre Bourdieu dictó una conferencia que llevó por título “La opinión pública no existe”. Esta frase provocadora dio cuenta de su desarrollo teórico y crítico hacia las encuestas de opinión, por la facilidad con que pueden ser manipuladas, con el simple hecho de redactar las preguntas y elegir la muestra, por ejemplo. Siguiendo esta línea crítica, basta revisar las hemerotecas para darnos cuenta de que, en Colombia, las encuestas electorales no suelen acertar los resultados sino, más bien, parece que intentan generar estados de opinión e influir en la conducta de los futuros votantes. En las elecciones de 2010, la Ola Verde aparecía como ganadora en las encuestas; en 2014, parecía por momentos que iba a haber una segunda vuelta muy reñida entre Enrique Peñalosa y Juan Manuel Santos, y en 2016 parecía que el ‘Sí’ iba a arrasar en el Plebiscito por la Paz. Estas encuestas, todas muy bien planteadas técnicamente, fallaron estrepitosamente en sus predicciones. De hecho, de seis (6) encuestas realizadas para la segunda vuelta de 2014, tres (3) daban como ganador a Santos y otras tres (3) daban como ganador a Zuluaga. Quizás el error está en pretender, bajo un absolutismo científico, que lo que piensen 1000 o 1200 colombianos y colombianas (por muy bien seleccionados o distribuidos geográficamente que estén) realmente puede llegar a representar lo que opina todo el país. Los seres humanos y las sociedades somos más complejos que esto. Bajo este planteamiento, el Semillero de Sociología Política de la Universidad Santo Tomás se ha atrevido a realizar una pequeña encuesta electoral digital, en oposición a las llamadas “Grandes Encuestas”. Con menos medios que estas y, seguro, con muchos problemas metodológicos, presentamos los resultados con la firme convicción de que buscar la verdad no es solo un ejercicio científico, sino ciudadano.

De esta manera, se lanzó una encuesta digital, abierta a todo el que la quisiera responder, entre el 22 de marzo y el 5 de abril, que obtuvo 1.400 respuestas en 26 departamentos. El 55 % fueron hombres y el 45 % mujeres, con una sobrerrepresentación de Bogotá (69 % de las respuestas) y del mundo urbano (94 % de las respuestas).

Sabemos que esta encuesta no nos sirve para predecir un resultado, pero, para fallar en las predicciones, ya hay otras encuestas con metodologías más sofisticadas

A nivel técnico, sabemos que esta encuesta no nos sirve para predecir un resultado, pero, para fallar en las predicciones, ya hay otras encuestas con metodologías más sofisticadas. Curiosamente, ninguno de los partidos políticos y los representantes que vienen a dar sus charlas y discursos a la Universidad Santo Tomás nos ayudaron con la difusión de la encuesta a través de sus redes sociales, lo que nos hubiera permitido disponer de una muestra mucho mayor. Esto da mucho qué pensar (que cada lector saque sus propias conclusiones). Nos conformamos con poder tomar los resultados obtenidos como base para analizar la coyuntura política del país y que este análisis sirva como excusa para que los lectores de EL BUSCADOR se animen a vivir con pasión este período electoral en un momento tan importante para Colombia donde, quizás más que nunca, están en juego la paz y la prosperidad a largo plazo para el país.

2%

8% 8%

37 %

Vargas Lleras

11 %

Duque Otras opciones Esto supondría que, al menos, unos dos millones de votos santistas de 2014 se repartirían entre las candidaturas de Petro y Fajardo, dándoles una importante consistencia.

De la Calle Fajardo 34 %

Petro

Origen de voto Lo votos de Petro vienen de *Voto propio: también conocido como “voto cautivo”. Se refiere a aquel que fue ganado por el propio candidato, es decir, que no es heredado de candidaturas o elecciones anteriores.

Los votos de Fajardo vienen de Los votos de Duque vienen de

Santos

Parece asegurada la segunda vuelta. Esto nos lleva a pensar que las opciones, a fecha de hoy, todavía están abiertas y no hay un claro ganador. Desde la teoría política, que no haya claridad en cuanto al resultado final es un buen síntoma democrático.

20 %

27 %

14 %

32 %

15 %

Voto en blanco

8%

38 %

13 %

18 %

32 %

8%

Abstención voto propio y otros

Percepción del ganador

de los votantes de Fajardo cree que finalmente ganaría Duque

Zuluaga

35 % 18 %

Petro

33 %

Voto por sexo 33 %

44 %

50 %

67 %

56 %

50 %

Duque

Petro

Fajardo

Femenino Masculino

Voto por edad Jóvenes menores de 25 años por:

La movilización electoral de los jóvenes y de las personas de más edad puede ser decisiva en las próximas elecciones y fluctuará dependiendo del comportamiento de los electores así: si los jóvenes se quedan en casa y se movilizan los mayores, mejoraría la posición de Duque; si se movilizan los jóvenes y los mayores se quedan en casa, aumentarían las probabilidades de Fajardo y Petro.

Clara López

Fajardo

Parece asegurada la segunda vuelta. La tendencia plantea que un buen resultado de Fajardo dependerá de la movilización y el voto masivo de las mujeres colombianas.

23 %

14 %

de los votantes de Petro creen que finalmente ganaría Duque

30 %

17 %

51 %

Duque Otras opciones

4%

21 %

Otras opciones

47 %

Fajardo Petro

Máyores de 50 años por Duque (40%)

32 %


5 CONCLUSIONES

EL DATO La participación en las legislativas pasó del 43,58 % al 48,85  % (más de tres millones de nuevos votantes), lo que es una muestra de que está creciendo la movilización electoral y esto puede ser un factor importante en las elecciones presidenciales. Empoderémonos como ciudadanos, sigamos informándonos sobre las propuestas de los candidatos, disfrutemos de la primera campaña electoral del posacuerdo de paz y sigamos buscando incansablemente la verdad, acudiendo a los mecanismos de control y veeduría ciudadana que nos permiten acompañar este proceso electoral en clave de transparencia.

RESEÑA

La opinión pública no existe Por: Redacción EL BUSCADOR | MJG

A

sí lo afirmó el sociólogo francés Pierre Bourdieu, en 1972, cuando se refirió a las encuestas de opinión; pues, desde su perspectiva, este mecanismo de consulta se basa en tres postulados* absolutamente debatibles, que producen una serie de distorsiones sobre la realidad, incluso si la encuesta fue rigurosa a nivel metodológico, tanto en la recolección como en el análisis de los datos. Además, en la elaboración de las preguntas y en las opciones de respuesta, hay toda clase de sesgos, que van desde las condiciones en las que se encuentran las personas que realizan las encuestas, hasta la imposición de agendas a las empresas encuestadoras, que deben tocar temas de coyuntura y están subordinadas a cierto tipo de demanda social. Para Bourdieu, “la opinión pública es un simple y puro artefacto”, pues, mediante tales operaciones se “produce un efecto de consenso” sobre los aspectos de la realidad que deben ser considerados y sobre los que todas las personas deberían opinar. También dice que “no hay nada más inadecuado para representar el estado de opinión que un porcentaje” en tanto no se incluyen en los análisis a quienes no saben/no responden. Así las cosas, se ignora que hay personas que se distancian de la pregunta por desconocimiento, y se hace implícita la idea de que la pregunta refleja el tema sobre el que una sociedad está opinando. Según Pierre, “uno de los efectos más perniciosos de la encuesta de opinión consiste en conminar a las personas a responder preguntas que no se han planteado”. Por tanto, lo cuestionable radica en que se asume que todo el mundo tiene una competencia política (un saber político) para opinar indistintamente sobre

2018 cualquier tema. Afirma que si se hace una pregunta sobre problemas morales, por ejemplo, en relación con el grado de severidad de los padres hacia los hijos, o si está bien que los hombres lleven el pelo largo, la mayoría de las personas que se ubican en la parte baja de la jerarquía social responden con posiciones éticas, no políticas; mientras que para las clases dirigentes, estos sí pueden ser problemas políticos. “Uno de los efectos de la encuesta consiste en transformar respuestas éticas en respuestas políticas por el simple efecto de imposición de una problemática”, dice. Lo que está en cuestión, entonces, es el significado de las respuestas a determinadas preguntas y la producción de una problemática dominante, que le interesa a los poderosos, pero que poco se pregunta por la capacidad de los individuos para producir una contra-problemática. Esto, sumado a que la pretensión de objetividad con que son presentadas las encuestas desconoce la posición del encuestado dentro de las relaciones sociales y estructurales en las que se halla, lo que obstaculiza una comprensión más amplia del “estado de opinión”. *Supuestos de las encuestas, cuestionados por Bourdieu: 1. “Toda encuesta de opinión supone que todo el mundo puede tener una opinión; o, en otras palabras, que la producción de una opinión está al alcance de todos”. 2. “Todas las opiniones tienen el mismo peso”. 3. “En el simple hecho de plantearle la misma pregunta a todo el mundo se halla implícita la hipótesis de que hay un consenso sobre los problemas, es decir, que hay un acuerdo sobre las preguntas que vale la pena plantear”.

2019

2020

2021

2022

COLOMBIA ELECCIONES PRESIDENCIALES C A N D I DATO S ¿Si las elecciones fueran mañana y estos fueran los candidatos, por quién votaría? Iván Duque

45,9 %

Centro Democrático

Gustavo Petro

26,7 %

Colombia Humana

Sergio Fajardo

Compromiso Ciudadano por Colombia

10,7 %

Germán Vargas Lleras

6,3 %

Humberto de La Calle

5,0 %

‘Mejor Vargas Lleras

Partido Liberal

Viviane Morales Partido Somos

2,5 %

Voto en blanco

2,3 %

Piedad Córdoba* Poder Ciudadano

0,6 %

Fuente: Encuesta Invamer, para Revista Semana, Blu Radio y Noticias Caracol. Medición N.° 5. Marzo 2018. *Cuando se elaboró esta encuesta, la candidata aún no había anunciado su retiro de la contienda electoral presidencial. Conoce el tarjetón provisional para las elecciones presidenciales- primera vuelta

Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil. Marzo 2018.

Gráfico: SBE / EB

• Duque podría llegar a la Presidencia manteniendo a los votantes de Zuluaga de 2014 y movilizando a nuevos votantes de más de 50 años. • Por primera vez, la opción de izquierdas que representa Petro puede tener posibilidades reales de acceder a la Presidencia. • Fajardo sigue contando con opciones de acceder a la segunda vuelta. • Con un resultado que parece ajustado entre Duque, Petro e incluso Fajardo, pueden jugar un papel fundamental las maquinarias de Vargas Lleras y Humberto de la Calle, en el sentido de mantener sus votantes en la primera vuelta, o que finalmente estos se decidan por las tres opciones que parecen más robustas, lo cual inclinaría la balanza en segunda vuelta. • Parece que Petro y Fajardo van a cautivar a un gran número de nuevos votantes, mientras que Duque lo tiene más complicado en este aspecto y más bien parece que mantendrá la base electoral que tuvo Zuluaga en 2014.


6

PAZ / CONFLICTOS

‘Filtro burbuja’: la verdad hecha a medida de los algoritmos Por: María José González Báez | Comunicadora social, egresada de la USTA, Bogotá

¿Y si en la vida real no todos piensan como yo?

4:48 p.m. Séptimo boletín: 50,00 % a favor del #Sí y 49,99 % a favor del #No Esto se supera, me dije. 4:50 p.m. Octavo boletín: #Sí: 49,89 % y #No: 50,10 % ¿Cómo así? 4:54 p.m. Noveno boletín: #Sí: 49,83 % y #No: 50,16 % ¿Quéééééé? ¡Esto no es real! Sintonicé la radio. Con más del 90 % de las mesas escrutadas, los medios anunciaban que había ganado el ‘No’. Seguía sin creerlo. Actualicé varias veces las páginas de mis redes sociales. Los perfiles que horas antes expresaban júbilo, ahora publicaban emojis de caritas llorando y

El ‘filtro burbuja’: cómo la red decide lo que leemos y lo que pensamos El término ‘filtro burbuja’ fue acuñado por el ciberactivista Eli Pariser, quien en 2011 publicó un libro titulado con el mismo nombre. En este explica cómo las búsquedas que realizamos a través de navegadores como Facebook o Google, obedecen a un algoritmo que ‘predice’ lo que nos gustaría encontrar, con base en la información que hemos proporcionado a dichos buscadores: localización, historial de búsquedas, elementos que nos han gustado previamente, sitios que hemos visitado, intereses, etc. En ese orden de ideas, no todos vemos lo mismo cuando buscamos en Google o en Facebook. Esta situación genera un ‘efecto burbuja’ en el que vemos lo que nos gusta; no aquello que nos reta o confronta. Lo anterior explica por qué, en mis redes sociales, era seguro que ganaba el ‘Sí’. Nunca me llegaron cadenas de Whatsapp a favor del ‘No’, ni había estado enterada de la campaña por segmentación de contenidos que posteriormente salió a la luz: “Descubrimos el poder viral de las redes sociales (...) Unos estrategas de Panamá y Brasil nos dijeron que la estrategia era dejar de explicar los acuerdos para centrar el mensaje en la indignación. En emisoras de estratos medios y altos nos basamos en la no impunidad, la elegibilidad y la reforma tributaria, mientras en las emisoras de estratos bajos nos enfocamos en subsidios. En cuanto al segmento en cada región utilizamos sus respectivos acentos. En la Costa individualizamos el mensaje de que nos íbamos a convertir en Venezuela. Y aquí el ‘No’ ganó sin pagar un peso. En ocho municipios del Cauca pasamos propaganda

Ilustración: Equipo de Diseño / EB

D

os de octubre de 2016: día del plebiscito por la paz. Día en el que, según mi esperanza, triunfaría el ‘Sí’ y Colombia manifestaría a través del voto popular su deseo de consolidarse como una nación que ya no vería en las armas, sino en el ejercicio político, un nuevo camino para confrontar ideas opuestas. De que iba a ganar el ‘Sí’ estaba segura: familiares, amigos, docentes, compañeros de maestría y de trabajo, y personalidades que sigo, habían manifestado por redes sociales mi mismo anhelo. Hasta las encuestas así lo anunciaban. El único temor era que, por el habitual abstencionismo en Colombia, el plebiscito no alcanzara el umbral. Desde que se cerraron las urnas e inició el conteo oficial de votos, estuve ‘pegada’ a mis redes sociales. Seguía el minuto a minuto de los boletines y llenaba de corazones aquellos posts que invitaban a celebrar la victoria. A las 4:43 p.m., la Registraduría del Estado Civil declaró en su cuenta de Twitter: “#ATENCIÓN En este momento el plebiscito ha pasado el umbral”. Una vez superado mi único temor, ya solo faltaba esperar a que se anunciara que el ‘Sí’ había triunfado. Iba ganando por un estrecho margen, pero la esperanza seguía viva.

corazones rotos. ¿Qué pasó? ¿De qué me perdí? Si en mi Facebook, en mi Twitter, en mis círculos cercanos y en las páginas de actualidad y análisis que consulto, la mayoría iba a votar el ‘Sí’, ¿en qué momento todo cambió?


PAZ / CONFLICTOS por radio la noche del sábado centrada en víctimas”, declaró Juan Carlos Vélez, exjefe de campaña del ‘No’ en el plebiscito. Sucede, entonces, que el algoritmo no nos muestra cierta información, porque, con base en nuestras preferencias, determina lo que no nos interesa y por eso oculta algunas publicaciones. De este modo, se crea la ficción de que con internet tenemos acceso a la gran cantidad de contenidos de la red, sin siquiera ser conscientes de que hay muchos datos que nos estamos perdiendo.

Ilustración: Mariana Buesaquillo / EB

Caldo de cultivo para las noticias falsas El principal problema, que debilita la democracia, es que la forma en como están programados los contenidos de las plataformas, mostrados según la afinidad del usuario, hace que los contenidos sean hechos a su medida y experimente una visión individualizada de la realidad, con apariencia de verdad. Esto da pie a que nuestra información ­—los datos que brindamos a Facebook, Twitter y demás— sean susceptibles de ser comprados por agencias de publicidad política que pueden manipular la información que llega a nuestras pantallas. Se generan, pues, contenidos específicos pensados en agradar y tocar las vísceras del público objetivo: ¿qué le gusta? ¿con qué está de acuerdo? ¿es joven o viejo? ¿qué le indigna? ¿qué estrato social es? De este modo, los artículos o enlaces de interés resultan más efectivos, en tanto que el mensaje es personalizado. Esto también es caldo de cultivo para que las noticias falsas proliferen, porque, como le aseguró el filósofo Noam Chomsky a El País en marzo pasado, “la desilusión con las estructuras institucionales ha conducido a un punto donde la gente ya no cree en los hechos”. De ahí que las noticias falsas se vuelvan virales, pues tal como lo expresa el portal Verne, su éxito radica, entre otras cosas, en que nos gustaría que fueran ciertas. “Encajan con nuestros esquemas mentales, como recordaba Brooke Binkowski, periodista de Snopes, en BBC: «Mucha gente quiere pruebas de que su visión del mundo es la acertada y apropiada»”. Así, los contenidos que llegan a nuestras pantallas, con base en nuestros gustos, refuerzan nuestras percepciones, nos dan la razón y nos obstaculizan el conocer otras versiones y posiciones frente a determinado evento.

Tráfico con el Big Data Durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos se hizo evidente la segmentación de contenidos con fines políticos, a través de algoritmos. El Wall Street Journal desarrolló un simulador que permitía ver la diferencia de las noticias que aparecían en el home de Facebook del perfil de un republicano versus el de un demócrata. A los seguidores de Trump les aparecían noticias en contra de Hillary Clinton y a los de esta, en contra de Trump. Una vez pasadas las elecciones, se desató un escándalo, debido a que un exempleado de la empresa Cambridge Analytica denunció cómo esta empresa, encargada de realizar la campaña política a favor de Trump y del Brexit en Reino Unido, tomó los datos de los usuarios de Facebook, con el fin de generar contenidos que pudieran manipular la intención de los votantes. Por estas acusaciones, Facebook prohibió a Cambridge Analytica anunciar en su plataforma, y en marzo de este año, Mark Zuckerberg, fundador de esta red social, anunció rastrear las violaciones a la privacidad de los usuarios, para evitar la filtración de sus datos, así como aseguró luchar contra los portales de noticias falsas, modificando nuevamente el algoritmo. En marzo pasado, la Superintendencia de Industria y Comercio colombiana geobloqueó a la aplicación Pig.gi —que regala minutos o tiempo de navegación, a cambio de que el usuario reciba publicidad—, mientras investiga si hay una relación entre sus creadores (Farrow Colombia SAS y Farrow México) y la empresa señalada por el robo de datos, Cambridge Analytica.

cuestionada por Reporteros Sin Fronteras (RSF) y por otras organizaciones, debido a que, tal como lo expresó el abogado Emmanuel Vargas, asesor de dirección de la Fundación de la Libertad de Prensa (FLIP) en el evento Libertad de Expresión Digital en Elecciones 2018, organizado por la plataforma digital Seamos: “Es muy peligroso que el Estado entre a regular o a intervenir sobre los contenidos que circulan en redes sociales. Sí es necesario que haya regulación sobre la transparencia de las plataformas y la inversión de dineros en campañas políticas, por ejemplo, en Estados Unidos, Facebook recibió un monto de pagos en rubros de la moneda rusa, pero es muy peligroso que se establezcan reglas de quién, cómo y cuándo determina que una noticia es falsa, pues eso es algo más subjetivo que puede llevar a casos de censura colateral. Con una medida bastante noble se pueden establecer unas reglas que suenan razonables en el papel, pero que en la vida diaria se convierten en formas para que las plataformas censuren información válida, aceptable y que no incumple la ley”, aseguró.

Un ‘efecto burbuja’ en el que vemos lo que nos gusta; no aquello que nos reta o confronta

Prohibir las noticias no confiables: un arma de doble filo A pesar de que la decisión de Zuckerberg obedeciera —según afirmó— a proteger la privacidad de sus usuarios y mantener su confianza, la determinación de invisibilizar portales de noticias no reconocidos ha sido

¿Cómo salir de la burbuja digital? Hay varias formas de resistencia a las noticias falsas y al efecto creado por los algoritmos en las redes sociales. Unas de ellas son las herramientas digitales diseñadas para evitar la imposición de los contenidos. Según el semanario español Contexto y acción, la aplicación “Escape Your Bubble, desarrollada por el ingeniero neoyorquino Krishna Kaliannan, tiene como objetivo pinchar la burbuja que Facebook genera según la experiencia política de cada persona. Funciona gracias a una extensión de Google Chrome que reemplaza ciertos posts publicitarios por contenidos políticos de calidad contrarios a la filiación del usuario. En la herramienta se elige sobre qué partido político se quiere saber más —republicanos o demócratas— y se indica la postura que se tiene en torno a cuestiones sociales y económicas, además

7 de la creencia (o no) religiosa. A partir de ahí, el muro mostrará distintas entradas, identificadas con una banda rosa y un logo de la herramienta —una especie de recordatorio de que tu filtro está siendo atravesado— con información que, por la experiencia y comportamiento, hubiese sido descartada o simplemente ocultada por el algoritmo”. En el país, varias iniciativas de periodismo independiente como Colombia Check, No Como Cuento #NCC y La Silla Vacía verifican que las declaraciones de los personajes de la vida pública, así como los hechos y datos presentados por ciertos portales, no sean falsos. Según la periodista Miriam Forero, editora de Colombia Check, “tenemos varias categorías. Lo que la gente quisiera es que le digan “esto es verdadero”, “esto es falso”, pero eso no es así. No es blanco/negro. Entre ese verdadero y ese falso hay una gama de grises, como por ejemplo, una verdad sacada de contexto, malinterpretada, o frases infladas que exageran la realidad con la intención de sembrar miedo y de generar esos consensos a partir de ahí (...) El periodismo, en general, tiene que hacer un cubrimiento de mayor profundidad que supere el binario blanco/negro”. Por último, para Carolina Botero, directora de la Fundación Karisma, hay dos retos a superar: por un lado, el problema del acceso a internet en Colombia, que no se trata solamente de tener un celular inteligente: “La viralidad no llega quizás a todo el mundo. Puede que la gente tenga acceso a las redes sociales, pero no tiene acceso a internet (...) Es decir, determinados estratos sociales tienen en su plan de datos solamente acceso a redes sociales y cero datos de navegación en internet. Entonces, les llega una cadena falsa a WhatsApp y se quedan con esa información, porque no tienen el acceso a otras fuentes que la desmientan”. Por otro lado, afirma que lo importante es hacer un uso político de internet, pues más allá de conectarse y tener acceso a los contenidos, el problema se trata de lograr que cada vez más personas tengan una mentalidad crítica frente a lo que consumen y un comportamiento digital verdaderamente democrático, que sea capaz de confrontar opiniones contrarias y no se quede en la eliminación de comentarios o en insultar al otro por pensar distinto.


8 IV Campus Internacional USTA Villavicencio Por: Oficina de Relaciones Internacionales Interinstitucionales USTA COLOMBIA Con el objetivo de consolidar relaciones internacionales e incrementar y fortalecer el currículo académico para difundir la imagen tomasina en Colombia, se llevó a cabo el IV Campus Internacional de la Universidad Santo Tomás en la ciudad de Villavicencio, del 28 de febrero al 02 de marzo. El Campus contó con la participación de más de 150 estudian-

LA SANTOTO tes y docentes extranjeros de 27 países y los directores de las sedes Villavicencio, Bogotá, Tunja y Medellín. La comunidad extranjera tuvo la oportunidad de compartir múltiples experiencias académicas, como el intercambio de conocimiento, a partir de actividades propias de la región: vaquería, cabalgatas ecológicas, deportes extremos y gastronomía, así como diversas muestras culturales. Durante los tres días del evento se generaron fraternales lazos de amistad y admiración por la cultura colombiana. La próxima versión del Campus tendrá lugar en la seccional Tunja el segundo semestre de este año.

El proceso de la Oficina de Relaciones Internacionales Interinstitucionales ha incorporado la dimensión global e intercultural en el desarrollo de las funciones y en la gestión misma de la institución, con el fin de apoyar la formación integral del estudiante y la incorporación de la USTA Colombia en redes académicas globales.

Docentes, estudiantes e invitados en el primer día del IV Campus Internacional. Foto: Cortesía de la ORII.

El Rector General, fray Juan Ubaldo LÓPEZ SALAMANCA O. P., y varios directivos de la Sede Principal de la Universidad Santo Tomás acompañaron a la delegación de África: fray Benjamín SOMBEL SARR, O. P., Prior Provincial de San Agustín en África Occidental; la Sra. Mariette Miningou, Directora de Enseñanza de Educación Superior en Burkina Faso, la Sra. Affoue Konandri y los señores Ayayi Kponyo-Hillah, Noel Ouedraogo y Yombi Ouedraogo, Consejero de Naciones Unidas. Fotos: Departamento de Comunicaciones. USTA, Bogotá.

F

ray Benjamín SOMBEL SARR, O. P., superior de los dominicos en África Occidental; la Directora de Enseñanza de Educación Superior en Burkina Faso, Mariette Miningou; y el Consejero de Naciones Unidas, Yombi Ouedraogo visitaron la Universidad Santo Tomás en las sedes y seccionales de Bogotá, Villavicencio y Tunja, con la finalidad de recibir asesoría para la constitución de una universidad regentada por los frailes dominicos en África Occidental. Dicha institución adoptará el nombre de Universidad Santo Domingo de África Occidental, la cual ofertará el servicio educativo a más de 3.000 jóvenes de la región, quienes en la actualidad están migrando a Europa en búsqueda de formación. A lo largo de la visita, que finalizó el 20 de marzo en Tunja, la delegación se reunió con el superior de los dominicos en Colombia, fray Said LEÓN AMAYA, O. P., el Rector General de la Universidad Santo Tomás, fray Juan Ubaldo LÓPEZ SALAMANCA, O. P., los vicerrectores Académico y Administrativo-Financiero Generales; así como con los directores y funcionarios de diferentes departamentos, facultades y unidades de apoyo de la Sede Principal, en Bogotá, y con las seccionales de Tunja y Villavicencio. Sobre este proyecto, la Señora Mariette Minigour, Directora de Enseñanza de Educación Superior de Burkina Faso, informó sobre la necesidad que existe en la región

Universidad Santo Domingo de África Occidental, será nombre de la institución dominica en el continente africano Por: Departamento de Comunicaciones | USTA, Bogotá | Comunicado de Prensa CP03_18

de África Occidental de crear este tipo de instituciones, debido a que la mayoría de la población son jóvenes que hace unos 20 años atrás estaban en los ciclos de educación primaria y secundaria, y que están llegando a cursar estudios de nivel superior. Según la directora, “esto genera una necesidad creciente, y es importante que el sector y las Instituciones de Educación Superior respondan, por medio de una mayor infraestructura, pero también una buena cantidad de profesores dispuestos y formados. Por lo cual pienso que a nivel

mundial este crecimiento, debe llamar la atención de las organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas, para que ayuden a que exista una estructura suficiente para la formación de nuestros jóvenes, ya que, como todos sabemos, representan el futuro de la humanidad”. En el marco de la visita, se firmó un convenio de cooperación interinstitucional, con el objetivo, además, de propiciar intercambios de estudiantes y docentes entre las dos instituciones de Colombia y África, para el aprendizaje de una segunda

lengua, desarrollo de investigaciones y acciones de proyección social. Otros de los temas centrales de la visita fueron conocer a fondo los programas profesionales de Derecho, Economía e Ingeniería Civil, en la Sede de Bogotá; el de Arquitectura en la Seccional de Tunja; y el de Administración de Empresas Agropecuarias en la Sede de Villavicencio, que son los que en una etapa inicial formarán parte de la oferta educativa de la Universidad Santo Domingo de África Occidental, que abrirá sus puertas en octubre del presente año.


LA SANTOTO ENTREVISTA

E

l director del Centro de Pastoral Universitaria de la Sede Principal de la USTA en Bogotá, fray Rogelio CANO MARÍN O. P., le contó a EL BUSCADOR en qué consiste el “Movimiento Respuesta”, la campaña liderada por el Centro, en el marco de su propuesta “Agentes de cambio”. EB: ¿Cómo surge la idea de “Movimiento Respuesta”? RC: Quisimos utilizar una frase cotidiana que muchos usan, como por ejemplo, “estoy en modo avión”, y convertirla en una acción que se aleje de la pereza y de la indiferencia. Por tanto, el “Movimiento Respuesta” es una invitación, desde el ámbito pedagógico, a que los tomasinos participen, tanto en su condición de estudiantes, docentes y administrativos, como de ciudadanos y miembros de familia, en los diferentes ámbitos de su vida: personal, social y político. Además, en época de elecciones presidenciales, esta campaña también busca vencer el abstencionismo e incentivar a las personas a que voten. Se trata de tener, entonces, una respuesta a las preguntas: ¿Usted qué opina?, ¿usted qué pinta?, ¿usted qué hace? EB: ¿Cuál es el concepto de la campaña? RC: Para responder a las demandas que la sociedad exige, se necesita que las personas se “pongan” en varios modos, opuestos al “modo avión”. Así las cosas, la campaña promueve periódicamente uno diferente: “modo verdad”, “modo cambio”, “modo familia”, “modo palabra” y “modo integración”. En el mes de abril se está trabajando el “modo cambio”. EB: ¿Qué acciones pedagógicas implementa la campaña? RC: Dependiendo del modo a trabajar se promueve un material didáctico. Por

Candidatos para la vida Por: Redacción EL BUSCADOR | MG ejemplo, en marzo se activó el “modo verdad” -a propósito de las elecciones para el Congreso de la República- y se crearon tarjetones electorales, con el fin de que el personal administrativo de la Universidad eligiera a aquellos compañeros que se destacan en diversos planos, como el personal, el social, el institucional, el ambiental y el de país y paz. Esto se hizo pensando en promover la idea de que todos somos candidatos de vida, o sea, potenciales candidatos en nuestro entorno inmediato, dado que con nuestras acciones podemos transformar el contexto que nos rodea. Esta pedagogía resulta efectiva si se tiene en cuenta que, en un país como Colombia, es importante que la gente deje de pensar que hay que esperar a que los partidos políticos sean los que postulen a los candidatos, y el resto vote por ellos. Nosotros no alimentamos ni recreamos las falsas expectativas que se tienen sobre ciertos personajes de la vida pública y que son presentados como los mesías o los salvadores. Debemos ser muy responsables con el mensaje que se emite, porque la gente se lo cree. De ahí que la idea sea, por un lado, incentivar a las personas a postularse individualmente y votar públicamente, y por otra parte, plantearles el interrogante “¿por qué no asumen las riendas, no solo de su país, sino de su vida?” Es justamente esa pregunta la que cada uno debe responder.

Vigilia Pastoral contra la violencia infantil, realizada por el Departamento de Pastoral, en el marco de la campaña Yo Respondo. Foto: Dpto. de Comunicaciones | USTA, Bogotá.

ELECCIONES MOVIMIENTO RESPUESTA Durante el mes de marzo, los Agentes de Cambio del Centro de Pastoral realizaron activaciones en los distintos departamentos administrativos de la Universidad, mediante la entrega de tarjetones electorales. Así, cada semana, en las pausas activas, o en medio de las actividades laborales, se instó a los trabajadores a que votaran por los compañeros que más se destacan en cada uno de los cinco modos: 1. “Modo personal”: contempla la capacidad de integración con los otros, la alegría y el servicio. 2. “Modo social”: considera el hecho de ser incluyente, el saber reconocer los talen-

Sol de Aquino: premiando la excelencia

9 tos de los demás y el realizar aportes diferentes, respetando la pluralidad. 3. “Modo institucional”: tiene en cuenta qué tan facilitadores somos y estamos a disposición de nuestros compañeros, así como qué tan identificados estamos con el espíritu tomasino. 4. “Modo ambiental”: incluye realizar acciones afirmativas como reciclar, pero privilegia el tener conciencia ambiental, es decir, preguntarse: “¿de dónde provienen y en dónde terminan los productos que consumo? ¿Son amigables con el medio ambiente?” Asimismo, se trata de promover dicha conciencia en los demás. 5. “Modo país y paz”: Aquellas personas que denuncian las injusticias sociales, que tienen memoria histórica de lo que ha pasado en Colombia y que sienten pasión al trabajar por un país en paz. Según fray Jefferson GUTIÉRREZ O. P., el Movimiento Respuesta busca a jóvenes líderes que hagan la diferencia, a través de su decisión de participar activamente en su vida personal, política y social, pues, como sociedad, tenemos una responsabilidad con los demás y con nosotros mismos. Para Danna González, estudiante de Ingeniería Ambiental y Agente de Cambio de Pastoral, “debemos aprovechar el hecho de pertenecer a una institución para difundir conciencia sobre las problemáticas que afectan a las nuevas generaciones, como es el caso de la problemática ambiental”. Por último, para Camilo Campiño, otro Agente de Cambio y estudiante de Ingeniería Industrial, se trata de comprender las situaciones que vivimos como un conjunto en el que cada acción individual repercute en el todo.

EDUCACIÓN ABIERTA Y A DISTANCIA

Por: Redacción EL BUSCADOR

E

n la entrega de los premios Sol de Aquino, realizada el pasado 7 de marzo en la sede Dr. Angélico en Bogotá, se destacaron a 66 estudiantes que, por su excelencia académica y sentido humanista, representan los valores tomistas. Además del reconocimiento, los Estos estudiantes, además de ganar el premio, son egresados de colegios con los que la USTA tiene convenio:

Stefannia Sanchez Mancera, Colegio Santa Luisa | Francisco Isai Moscoso Hidalgo, Colegio Parroquial San Carlos | Leidy Angélica Parra Cubillos, Colegio Jose Allamano | Maria Camila Zuluaga Suarez, Colegio

estudiantes ganadores reciben un descuento económico del 30 % en la matrícula general si tienen un promedio acumulado de mínimo 4.0. Asimismo, quienes se dediquen a actividades deportivas, deben cumplir con este requisito si desean participar en torneos.

Del Rosario De Santo Domingo | Cristian Camilo Espinosa Quintero, Instituto Técnico Industrial Francisco José De Caldas | Manuela Vanessa Arias Munevar, Institucion Educativa Cafam Santa Lucia | Maria Alejandra Cadena Rodriguez, Colegio Del Sagrado Corazon De Jesus Bethlemitas | Angie Carolina Lozano Hernandez, Escuela Normal Superior Maria Auxiliadora | Alejandra Cortes Hernandez, Colegio Maria Auxiliadora | Laura Ortiz Rodriguez, Colegio El Carmen Teresiano | Sebastian Fernando Sanchez Navarro, Colegio Superior Americano | Andres Felipe Guasca

Uno de los ganadores fue el Equipo Femenino de Fútbol de Salón, campeón en el Torneo Distrital de Fútbol Sala de la Asociación Colombiana Universidades (Ascun) en la categoría de Ascenso.

Beltran, Colegio Cafam | Laura Viviana Chavez Sierra, Colegio Mayor De Nuestra Señora Del Rosario | Yulithe Gycel Cicery Guerrero, Colegio Nuestra Señora Del Rosario De Funza | Juan Guillermo Ramirez Cespedes, Colegio Militar Caldas | Javier Felipe Ballen Gamboa, Colegio Calasanz | Katherine Vanesa Millan Montes, Colegio Mayor De San Bartolome | Felipe Rueda Cespedes, Colegio Santo Tomas De Aquino | Sandra Catalina Gomez Giraldo, Instituto Tecnológico Del Sur | Heidy Johanna Contreras Sierra, Centro Educativo De Nuestra Señora De La Paz.

¡Felicitamos a todos los ganadores del Sol de Aquino! Conoce el listado completo aquí:

MAESTRÍA EN

GESTIÓN DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS

Inscripciones abiertas Inicio de clases: agosto de 2018 Teléfono: 595 00 00 ext. 2606 maestriacuencas@ustadistancia.edu.co USTADISTANCIA.EDU.CO

SOMOS LA GENERACIÓN DEL

Cambio

SNIES 105491 / Resolución de Registro Calificado n.° 6277 del 6 de abril de 2016 – vigencia 7 años / Programa ofertado en Bogotá / Modalidad: a distancia / Duración: 4 semestres – 50 créditos


10

TERRITORIOS

Elecciones 2018. Somos la generación del cambio: por un voto informado Por: Redacción EL BUSCADOR | MG

E

l pasado 11 de marzo, día de votaciones a nivel nacional para elegir al nuevo Congreso de la República (20182022), el equipo MOE-USTA estuvo presente en la localidad de Engativá (Bogotá) para hacer parte de la Jornada de Observación Electoral, liderada por la Misión de Observación Electoral (MOE), en cabeza de Aura Rodríguez, coordinadora de la Regional Bogotá. Semanas previas a los comicios, docentes y estudiantes de diversas universidades asistieron a talleres de capacitación sobre las elecciones en Colombia y sobre los delitos electorales, de modo que quienes quisieran realizar el ejercicio voluntario de vigilar y controlar el proceso tuvieran las herramientas conceptuales, pedagógicas y logísticas para hacerlo. A nivel institucional, miembros de la División de Ciencias Sociales lideraron esta iniciativa en calidad de ciudadanos voluntarios. Los coordinadores fueron: François-Xavier Tinel, Angie Torres, Eloisa Vargas y Carlos Sandoval, docentes de la

Previo a las elecciones, los voluntarios de la MOE asistieron a capacitaciones sobre delitos electorales en el país. Fotos tomadas de la fanpage de la MOE en Facebook.

Maestría en Planeación para el Desarrollo; Germán Alexander Gamba y Andrea Leiva, docentes de la Facultad de Sociología, y María José González Báez, editora y coordinadora del periódico EL BUSCADOR. En total, fueron 26 estudiantes observadores, siete coordinadores y 13 puestos de votación asignados a la Universidad Santo Tomás. Este ejercicio hace parte del proyecto titulado Elecciones 2018. Somos la generación del cambio: por un voto informado, adscrito a la Facultad de Sociología y al Laboratorio de Planeación Participativa de la Maestría en Planeación para el Desarrollo. Hablamos con la docente Angie Torres sobre su experiencia del 11 de marzo: EB: ¿Cuál fue el mayor inconveniente que vivió como Observadora? AT: Más que inconvenientes podría contarte que lo más difícil de ese día, es al mismo tiempo lo que me motiva para seguir siendo observadora. El día de elecciones solemos participar de una forma automática y pasiva. Después de los debates y las dis-

cusiones entre amigos y familiares, ese día, el día de la elección, simplemente salimos de casa, llegamos a la mesa de votación asignada, marcamos y depositamos tarjetones en la urna para, finalmente, regresar a casa a ojear de vez en vez los boletines de la Registraduría y dedicarle unos minutos a los análisis de los medios de comunicación. El ejercicio de observación electoral cambió mi forma de vivir esa jornada: el poder de la observa-

ción de cientos de voluntarios compartiendo información en tiempo real es impresionante. En Bogotá esa red llegó a los 600 voluntarios, con quienes logramos registrar y reportar un total de 169 irregularidades electorales, vimos desfilar pago de votos en efectivo, buses cargados de votantes, reparticiones de refrigerios con logos de partidos, patrocinadores o candidatos, entre otras cosas más graves. Feliz no fue, para nada, pero lo que sí

ratifiqué fue la importancia de realizar este tipo de ejercicios ciudadanos que defienden la democracia y uno de los derechos políticos más básicos: el voto. EB: ¿Cuáles serán las próximas actividades que realizará la USTA, en relación con las elecciones? AT: Nuestra próxima actividad está relacionada con la ampliación del equipo MOE-USTA y su preparación para la jornada de elección presidencial el próximo 27 de mayo. Esto implica

177 ciudadanos extranjeros hicieron observación electoral en 17 departamentos.


TERRITORIOS lanzar la convocatoria para que nuevos miembros de la comunidad tomasina se vinculen, y aplicar los protocolos de acreditación ante la Registraduría Nacional del Estado Civil y hacer la capacitación exigida por la MOE nacional. Para ello realizaremos el taller “Por unas elecciones justas, libres y transparentes” con la Misión de Observación Electoral en el marco de la VI Semana de la Sociología; en ese taller tendremos la oportunidad de compartir experiencias de la observación realizada en las elecciones legislativas del pasado 11 de marzo y realizaremos el proceso de acreditación y capacitación de todos los miembros del equipo MOE-USTA 2018. Todo miembro de la comunidad, sea administrativo, docente, directivo o estudiante interesado en este ejercicio ciudadano puede participar. EB: ¿Cuál fue su aprendizaje de esta experiencia? AT: Confirmar el poder que tienen las iniciativas colectivas y la importancia de la participación ciudadana en el cuidado de la democracia, sus mecanismos y el ejercicio de derechos. Si bien Bogotá ha ganado terreno en el voto libre, independiente e informado, tenemos grandes retos para enfrentar como sociedad el panorama preocupante de manipulación y corrupción electoral, frente al que debemos movilizarnos. EB: ¿Cuál es su opinión, en general, sobre esta jornada? AT: Vale la pena hacer observación electoral; Colombia se juega mucho en la jornada presidencial y en lo que podamos cuidar la salud del ejercicio electoral estaremos haciendo un buen aporte, uno pertinente.

Algunos aspectos del balance de la jornada, según la MOE* • Bajó la abstención en comparación con las elecciones pasadas (plebiscito), pero aún sigue siendo un reto el hecho de que más de la mitad de la población no vote (51 %) • 1521 irregularidades electorales reportadas por ciudadanos. Subieron respecto a las pasadas elecciones a Congreso (1001).

completo en el momento de instalación. • Hubo una alta presencia de testigos electorales con publicidad alusiva a campañas; en el 36 % de los puestos observados y reportados se encontró esta irregularidad. • Tan solo el 20 % de los puestos estuvieron adecuados para garantizar el derecho al voto a los ciudadanos en condición de discapacidad motriz, auditiva y/o visual.

11

tificación biométrica, no todas las personas pasaban por este registro, permitiendo posible suplantación de votantes. • El voto en blanco se incrementó a tal punto que hoy estamos ad portas de que posiblemente se tenga que repetir las elecciones de las Circunscripciones Indígenas**.

*Fuente: Informe de cierre de la Misión de Observación Electoral (MOE). Elecciones Congreso y consultas interpartidistas populares. Comunicado de prensa. 9:00 pm. 11 de marzo de 2018. **Fuente: “Elecciones de circunscripción indígena tendrían que repetirse”: MOE. Comunicado de prensa. 12 de marzo de 2018.

“El poder de la observación de cientos de voluntarios compartiendo información en tiempo real es impresionante. En Bogotá esa red llegó a los 600 voluntarios, con quienes logramos registrar y reportar un total de 169 irregularidades electorales” • Las irregularidades más reportadas fueron: compra y venta de votos, constreñimiento al elector y desconocimiento de los procedimientos por parte de los jurados de votación. • A nivel nacional fueron 3.398 observadores (57,2 % mujeres y 42,8 % hombres) desplegados en más de la mitad de los municipios del país, pertenecientes a 330 organizaciones de la sociedad civil que hicieron presencia en 571 municipios. • 177 ciudadanos extranjeros se desplegaron en 17 departamentos. • 32 observadores en el exterior que observaron el proceso electoral en 13 países. • 24% de las mesas observadas se encontraba sin el jurado

En comparación con las elecciones pasadas, más personas salieron a votar. Sin embargo, la abstención sigue siendo alta.

• En el 76 % de los puestos de votación observados por la MOE se encontraron equipos de identificación biométrica. La MOE llama la atención sobre el hecho de que en el 62 % de los puestos observados con iden-

Los observadores son ciudadanos que hacen ejercicio de veeduría voluntariamente.

Jóvenes universitarios trabajaron con la MOE - Regional Bogotá, para denunciar irregularidades electorales. Foto: Cortesía Aura Rodríguez, coordinadora de la MOE en Bogotá.


12

TERRITORIOS

El muralismo como método de participación política Por: Juan David López Pérez | Estudiante de Licenciatura en Artes Plásticas y Visuales | USTA - VUAD, Tunja

L

os procesos históricos sobre la manera de hacer política de los partidos tradicionales colombianos han generado en la sociedad desconfianza, división, odio, violencia y cansancio. Las campañas políticas permean las espacialidades de los ciudadanos, quienes, en su mayoría se encuentran presionados por conseguir dinero; lo que, a su vez, aumenta los niveles de estrés de las personas. Estas lógicas invasivas y competitivas producen nuevos tipos de violencias y enfermedades, sobre todo neuronales, dado que, tal como lo expresa el filósofo y ensayista surcoreano Byung-Chul Han, la actual, es una sociedad que ejerce voluntariamente una pequeña autoviolencia, una sociedad de rendimiento que produce “fracasados” y “depresivos”, así como un aburrimiento profundo. Mientras en los grandes medios del país se debate si debe-

mos adscribimos a pensamientos de izquierda o de derecha; si triunfará el “fascismo” o el “comunismo”, es importante recordar que en Colombia existen diferentes formas de organización expresadas en la territorialidad de grupos indígenas y conocimientos invisibles para el pensamiento eurocéntrico. El doctor en Sociología, Boaventura de Sousa Santos, argumenta que nuestra comprensión del mundo es mucho más amplia que la comprensión occidental y que existen diferentes maneras de pensar, sentir, actuar y organizar la vida colectiva.

Otras espacialidades Como joven que pinta murales en espacios abiertos, veo en esta acción una forma de hacer política, pues el muralismo es un ejercicio que permite construir un bien común, en tanto se tejen nuevas espacialidades de justicia

Archivo fotográfico investigativo del estudiante Juan David López. Fotografía por: Diego Salomón. Boyacá, 2017.

recomendado

y respeto, así como se propician conversaciones e interacciones sociales con la gente del lugar en el que se interviene artísticamente en un contexto cotidiano. Del hecho de pintar en espacios públicos (o sea, en la calle), se generan diálogos, se perciben y recrean imaginarios de las personas que transitan por el lugar y se incide en su estado anímico, pues cuando se detienen a observar el mural salen por un momento de su lógica moderna, en la que la mayoría solo piensa en el trabajo y la exigencia de rendimiento, las deudas, los problemas familiares, etc. De ahí que las artes tengan una función pedagógica importante. Tatarkiewicz, filósofo polaco, investigador de historia de la filosofía, del arte y de la estética, aseguró que si bien el arte se trata de cosas externas al ser humano, también expresa su vida interior y estimula tanto al arSegún el geógrafo francés y especialista en urbanización, Denise Pumain, “la espacialidad reúne al conjunto de condiciones y prácticas de la vida individual y social que están ligadas a la posición relativa de los individuos y los grupos, unos con otros. Un postulado fundamental de la geografía es que estas posiciones relativas (o situaciones geográficas) determinan, probablemente o en parte, la forma y la intensidad de las interacciones sociales”.

Niños, niñas y jóvenes transformaron un parque infantil en estado de abandono, en un parque con mensajes visuales

tista, como al receptor. Algunos transeúntes que ven el mural reflexionan sobre su propia realidad, y otros ayudan a pintar. De este modo, se crea un contexto de aprendizaje cooperativo.

Ejercicios políticos diversos La pintura muralismo como método de ejercicio político fomenta la reflexión, el respeto y el ejercicio de la ciudadanía, debido a que los murales expresan ideas que contribuyen a una sociedad más justa y en armonía

La investigación en arquitectura John Arango Flores (ed.) Ediciones USTA | 240 páginas Este libro consigna los esfuerzos que nuestros arquitectos están realizando para enriquecer el acervo epistemológico de la arquitectura y el diseño desde el entendimiento de la práctica proyectual, entendiéndola no solo como una manera de operar para darle forma al mundo a través del espacio o los objetos, sino también como la vía natural para conocer, entender y analizar la propia práctica profesional y su influencia en nuestra cultura y en nuestro tiempo. Todos los textos presentados corresponden

Archivo fotográfico investigativo del estudiante Juan David López. Fotografías por: Zaida Barón. Boyacá, 2015.

con el medio ambiente. La participación de las personas del territorio (espacio sociocultural) intervenido artísticamente se manifiesta con nuevas maneras de comportamiento y con la creación de un aprendizaje cooperativo, a partir de los saberes de sus habitantes. Mi experiencia en la intervención artística me permite afirmar que los niños, las niñas y los jóvenes son los más interesados en observar y ayudar a pintar, pues transformaron un parque infantil en estado de abandono, en un parque con mensajes visuales, a partir del aprendizaje cooperativo artista-comunidad. Así, los muralistas incentivamos a la comunidad a ser conscientes de su papel transformador en el entorno, y les brindamos herramientas para que puedan proponer y hacer realidad soluciones creativas a los problemas propios de cada territorio.

a trabajos investigativos cuya temática, en la mayoría de los casos, gira alrededor de la fuerte influencia que aún ejerce la arquitectura moderna en el contexto contemporáneo. El lector encontrará en el texto los aportes que se realizan desde la academia a la práctica de la arquitectura, del urbanismo y del diseño, y que están siempre enfocados en entender el papel del proyectista como un intérprete de la cultura y de su propio tiempo. Todos los libros de Ediciones USTA se pueden adquirir en la Tienda Tomasina de la Sede Principal y del Edificio Doctor Angélico, así como en http://libreriasiglo.com/


DESARROLLO SOSTENIBLE

13

Foto: meineresterampe. Pixabay.

Producción de energía a partir de residuos La transición hacia una economía pospetróleo es un paso para garantizar el desarrollo sostenible y no dependiente del carbono en Colombia. Por: Facultad de Ingeniería Ambiental | Decano Duvan J. Mesa y docentes Nidia Elena Ortiz Penagos e Iván Orlando Cabezas Rojas. | USTA, Bogotá

Hacia una economía sustentable

L

a caída de los precios del petróleo, junto a la desestabilización de países como Venezuela que habían centrado su economía en este tipo de recursos, y el agotamiento de las fuentes fósiles de energía basadas en la explotación de petróleo, gas y carbón, son los principales motivos que están impulsando a los gobiernos a fomentar la implementación de fuentes de energía renovables. Es decir, la visión económica inmediatista –que moviliza mágicamente a la mayoría de sociedades y estados– fue la que finalmente resultó efectiva para incentivar el uso de tecnologías más limpias respecto a las tradicionales fuentes de energía; no fueron suficientes los razonamientos que preconizaban sus ventajas ambientales y sociales, como la disminución de gases de efecto invernadero (GEI) y el suministro energético a zonas no interconectadas. Varios ejemplos exitosos en Colombia demuestran que para la economía también es más favorable el uso de fuentes renovables de energía. Uno de ellos es que, con financiación internacional, el relleno sanitario Doña Juana de Bogotá viene generando y suministrando a la red nacional 1,7 MW de energía eléctrica desde 2016, mediante el aprovechamiento de los gases de los residuos urbanos. Por otra parte, la isla de San Andrés obtiene su energía eléctrica a partir de una planta generadora con diésel. Sin embargo, el relleno sanitario de la isla colapsó y actualmente sus residuos son llevados por buque al relleno sanitario de Cartagena, lo que, según el Instituto del Océano (2018), genera un gasto elevado de combustible y desconoce el potencial energético de los gases generados por residuos, cuyo aprovechamiento implicaría, además, la reducción de emisiones de GEI. Asimismo, la planta solar de generación eléctrica más grande de Colombia, que entró en operación en septiembre de 2017 con producción de 9,9 MW, y la generación energética de los ingenios del Valle del Cauca, a partir del bagazo de caña desde hace varias décadas, son muestra de la capacidad tecnológica y rentabilidad para el aprovecha-

miento de fuentes renovables de energía, así como evidencian una menor dependencia de los combustibles de fuentes fósiles y un aprovechamiento de las herramientas de financiación internacionales.

GEI para el año 2030, respecto a las emisiones proyectadas en ese año (PNUMA, 2016). Adicionalmente, el país cuenta con herramientas que son un paso hacia una economía pospetrolera, como la Estrategia de Desarrollo Bajo en Carbono (ECDBC) y la Ley 1715 de 2014. Sin embargo, en relación con negocios de bajas emisiones, Colombia no ha tenido un buen desempeño en los últimos años, pues tal como se evidencia en el estudio de Climascopio del Fondo Multilateral de Inversiones del BID y Bloomberg New Energy Finance (2017), a pesar de que el país posea desarrolladores de proyectos y productores en muchas áreas de energías renovables, no tiene capacidad industrial ni una red de proveedores de servicios. En

¿Cómo está Colombia en materia de Desarrollo No Carbono Dependiente? El Desarrollo No Carbono Dependiente se entiende como aquel que se aleja del petróleo, el carbón y el gas natural como principales fuentes de energía. En Colombia, en cuanto a consumo solo de energía eléctrica, se podría afirmar que somos no carbono dependientes, aunque en términos de consumo total de energía sí lo seguimos siendo (Figura 1). Todas las cifras en mbep/día X

Transporte 203

Carbón

Derivados petróleo

X

Consumo total

X

Suministro primaria

Petróleo Crudo

IMP.

515

M 95

Gas natural Hidro Biocomb.y Desechos Solar Eólica

Residencial 99

CD&P

778

Industria 129

Calor, Desechos y Pérdidas

X

Otro Electricidad IMP. 0,08 M

50 X

CD&P Calor, Desechos y Pérdidas

Comercial 34

Figura 1. Matriz Energética de Colombia para 2014. Fuente: Cálculos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre datos de la Agencia Internacional de Energía y sobre otras fuentes. Datos de población y PIB del Banco Mundial.

Desde el punto de vista económico, es claro que somos un país exportador de combustibles fósiles, de ahí que el sector petrolero represente el 7 % del PIB de Colombia y genere más de 95 mil empleos directos e indirectos. Por esta razón es necesario realizar actividades de adaptación económica, como el fomento de una integración energética en la región, y actividades de adaptación ambiental que eviten afectaciones en los territorios insulares, en los ecosistemas costeros de alta fragilidad y de alta montaña, y en los bosques tropicales. En la reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas (COP 21) sobre Cambio Climático en 2015, Colombia se comprometió a disminuir en un 20 % la generación de

este sentido, la Universidad Santo Tomás, desde la Facultad de Ingeniería Ambiental, está comprometida con la generación de conocimiento y transferencia tecnológica a los sectores críticos del país en las áreas de energías renovables y reducción de GEI. Es por esto que actualmente se cuenta con financiación de Colciencias para la ejecución de dos proyectos relacionados con la co-digestión anaeróbica de residuos orgánicos y la generación de productos de valor agregado a través del concepto de biorrefinerías. Esta apuesta vincula a diferentes universidades para el trabajo colaborativo en red, lo que ha permitido la presentación de una propuesta de programa titulada Energías Renovables para el Desarrollo Sostenible de Colombia (ENERDESCO) en la más reciente convocatoria Ecosistema

Científico, por un monto financiado de $ 19 mil millones de pesos.

Panorama internacional en energías renovables En enero de 2017 Irlanda aprobó una ley que promueve dejar de invertir en fuentes fósiles para generación energética (Independent.uk, 2017). Suecia proyecta ser el primer país libre de fuentes fósiles para el año 2050 y el mayor reductor de la huella de carbono para el año 2020. Dinamarca aprovecha los residuos urbanos, agroindustriales y el potencial energético de lodos de sus plantas de tratamiento de aguas residuales, para generar más del 20 % de su energía a partir de biogás (McAterr, 2017). En este contexto, se hace visible una tendencia creciente hacia el uso de fuentes renovables de energía. Así las cosas, urge que en Colombia se trabaje en una educación ambiental aplicada, con el fin de fomentar que todos y cada uno de los generadores de basuras cumplan el Decreto 349 de 2014, que obliga a separar los residuos en la fuente. De este modo, se incrementa e incentiva la generación de electricidad en los rellenos sanitarios, aprovechando el elevado porcentaje de residuos orgánicos. Si no somos responsables frente a la contaminación que generamos, en lo más básico y sencillo de gestionar, ¿qué sentido tienen nuestros análisis científicos y grandes proyectos?

Desde el punto de vista ambiental, una economía petrolera genera diversos problemas, como deterioro de la calidad del aire en las urbes, lluvia ácida, calentamiento global y deforestación.


14

DESARROLLO SOSTENIBLE

¿Sabías que..? • Gracias a la abundancia de grandes recursos hidroeléctricos, Colombia históricamente ha ofrecido un débil apoyo político a otras formas de energía baja en carbono. • En el año 2014 se promulgó la Ley 1715 que estableció marcos legales e instrumentos para promover e integrar energías “renovables no convencionales” a la red. Esta categoría incluye biomasa y desechos, energía geotérmica, pequeñas centrales hidroeléctricas, energía solar, eólica, mareomotriz y de olas.

Según el observatorio del Consejo Mundial de Energía (WEC, por sus siglas en inglés), los tres asuntos a incorporar y de los que deben ocuparse los líderes de hoy, para los problemas del futuro son:

SEGURIDAD ENERGÉTICA EQUIDAD ENERGÉTICA SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL A pesar de que Colombia se mantenga en una buena posición respecto a la producción energética, tiene que ampliar la cobertura de los servicios de energía, buscar soluciones en cuanto a energías no convencionales, mejorar la calidad y fiabilidad de los servicios energéticos e incrementar un desarrollo sostenible económico, sin aumentar las emisiones de dióxido de carbono. Fuente: WEC (2015)

Población y consumo, inconveniencia ambiental

Huella ecológica: Indicador del impacto ambiental generado por la demanda de recursos naturales necesarios para la vida humana. Se relaciona con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerarse. Foto: Rihaij. Pixabay.

Por: Departamento de Comunicaciones | USTA, Bogotá

P

ara el Decano de la Facultad de Ingeniería Ambiental de la Universidad Santo Tomás, Seccional Tunja, Pedro Mauricio Acosta, el actual crecimiento de la población en el planeta es ambientalmente insostenible. En el planeta, en un periodo de 12 horas, todos los días nacen aproximadamente 190 mil personas, eso es aproximadamente la población de una ciudad como Tunja. A marzo de 2018 ya somos más de siete mil seiscientos millones de habitantes. Según Naciones Unidas, en 1950, cinco años después de la fundación de dicha entidad, se estimaba que la población mun-

dial era de dos mil seiscientos millones de personas. A mediados de 2015, la población mundial alcanzó los siete mil trescientos millones de habitantes, lo que significa que, en 12 años, el número de personas en el mundo ha aumentado en mil millones”. Organizaciones como la WWF, nos recuerdan que este panorama está ocasionando un sobregiro en el consumo, que los recursos que deberían ser utilizados en 12 meses, se consumen en ocho. Ante este panorama, Pedro Acosta, Decano de la Facultad de Ingeniería Ambiental de la USTA Tunja, menciona que el problema no radica en el hecho de nacer, sino en la demanda de recursos naturales que cada uno de nosotros requiere. Un co-

lombiano en promedio necesita en cuanto a espacio (aire, agua, cultivos para comida, etc.), aproximadamente, 1.5 hectáreas para sobrevivir al año. Para el ingeniero Acosta, el escenario mundial no es muy motivante, estamos caminando inexorablemente hacia un abismo, lleno de incertidumbres, donde podrían predominar el hambre y la pobreza. En Colombia, que ocupa el puesto 92 en huella ecológica, las estadísticas son reveladoras. Según la WWF, “la capacidad del territorio nacional para regenerarse está por encima de la demanda anual. El país tiene una reserva en territorio productivo del 26 % por encima de las necesidades. Pero la capacidad biológica del país para producir

y absorber desechos viene cayendo de manera acelerada. Mientras que en los años sesenta esta sobrepasaba las 10 hectáreas por persona, hoy es de 3.6 hectáreas”. El Decano de la Facultad de Ingeniería Ambiental de la USTA Tunja hace hincapié en la afectación que tiene para el planeta el volumen de población. “El ser humano sin duda tiene la capacidad de cambiar su destino, pero para ello es necesario pensar en frenar el crecimiento de la población a futuro, no es un llamado a dejar de tener hijos, por el contrario, es un llamado a tenerlos con responsabilidad ambiental, es decir, a ser conscientes de la necesidad de garantizarle a ese niño aire puro, agua, comida, etc., para el 2050”, dijo.


ARTE Y CULTURA

Día del Idioma en un país con 70 lenguas nativas Por: Redacción EL BUSCADOR

C

ada 23 de abril se celebra el Día del Idioma en el mundo hispano. La fecha fue elegida en honor a Miguel de Cervantes Saavedra, quien murió ese mismo día en 1966, y quien, con su obra El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, hizo un aporte significativo a la literatura mundial. A pesar de que esta celebración tenga por objetivo reconocer la importancia del español como lengua internacional, en EL BUSCADOR queremos dar reconocimiento a las demás lenguas nativas de Colombia, con el fin de no desconocer la existencia de 69 lenguas más, que también nos constituyen y contribuyen al desarrollo de diversas prácticas culturales y lingüísticas en el país. Según Ethnologue, una publicación del Instituto Lingüístico de Verano que se realiza cada año, somos uno de los países más ricos a nivel lingüístico en América Latina (ocupamos los primeros puestos en plurilingüismo). Sin embargo, varios factores como el conflicto armado y las amenazas de desastres naturales*, nos advierten sobre una potencial pérdida idiomática. De hecho, cuatro idiomas nativos ya fueron declarados extintos:

carabayo (Amazonas), macaguaje (Putumayo), opón-carare (Santander) y pijao (Tolima). Entre las lenguas “casi extintas” se encuentran: tinigua (Meta), que en la actualidad la habla solo una persona; nonuya (Amazonas), de la que quedan tres hablantes, y carijona (Caquetá), practicada por apenas 30 personas. Es preciso tener en cuenta que la pérdida de una lengua no solo significa el olvido de sus frases, expresiones y palabras, sino que su extinción también implica la pérdida de un universo cultural que da cuenta de conocimientos, tradiciones, rituales, y prácticas específicas, que hacen parte del patrimonio de la humanidad. Uno de los factores que más influyó en la pérdida y desconocimiento de las lenguas nativas en Colombia, y en buena parte de América, fue el hecho de que los lingüistas de finales del siglo XIX y principios del XX, las percibieran como simples ruidos y sonidos, sin estructuras gramaticales ni fonéticas, tal como lo afirmó el director de Poblaciones del Ministerio de Cultura, Moisés Medrano, en una entrevista realizada por El Tiempo, en el año 2015. De ahí que, por un buen tiempo, no

fueran dignas de ser consideradas como un lenguaje, a diferencia del español. Actualmente, las condiciones de los pueblos indígenas se han visto deterioradas, debido a la intimidación a la que se han visto sometidos, pues entre 2016 y lo que va de 2018 han sido asesinados 48 líderes y lideresas, han ocurrido 4.281 desplazamientos masivos, 2.343 confinamientos, 10 reclutamientos forzados, y fueron amenazadas 133 personas. Esta situación se presenta principalmente en los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Chocó, como lo afirma el informe “Sobre criminalización y ataques contra los pueblos y comunidades indígenas que defienden sus derechos en Colombia”, entregado por la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) a la Relatora Especial de la ONU, en marzo de 2018.

15

*En octubre de 2014, 11 miembros de la comunidad wiwa murieron, debido a una descarga eléctrica en los cerros de la Sierra Nevada de Santa Marta. Asimismo, un alud, originado en el corregimiento El Cincuenta, en Fundación (Magdalena), sepultó a seis indígenas de la comunidad windiva. Fuente: El Espectador.

Los datos •

La riqueza de nuestras lenguas maternas Según la ONIC, en Colombia existen 70 lenguas nativas: el castellano y 69 lenguas maternas. De estas, 65 son indígenas; dos son lenguas criollas (palenquero de San Basilio y la de las islas de San Andrés y Providencia – creole), una es la Romaní o Romaníes (del pueblo Room – Gitano) y la lengua de señas colombiana. También es importante considerar que si bien el español tiene su origen en la región de Castilla (España), fue en el contacto con las culturas de otros territorios, como el nuestro, que se nutrió de nuevas palabras como “tomate” y “mapache”, provenientes de la lengua de los aztecas; “changua” y “uchuva” del habla chibcha, y “yuca”, de la jerga arahuaca, entre otras.

• •

Tanto el español, como la lengua de señas colombiana y las lenguas indígenas y criollas son lenguas nativas o maternas. Colombia tiene 70. En noviembre de 1999, la Unesco declaró el 21 de febrero como el Día de la Lengua Materna. Este año trabaja como tema de campaña Preservar la diversidad lingüística y promover el plurilingüismo para apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El Acuerdo de Paz con las FARC fue traducido a seis lenguas nativas de Colombia. La Asamblea General de la ONU declaró el 2019 como Año Internacional de las Lenguas Indígenas.


En el marco de la 31.° Feria del Libro de Bogotá, que se llevará a cabo del 17 de abril al 2 de mayo en Corferias,

EDICIONES USTA

tiene el gusto de invitarlo al lanzamiento de más de 50 novedades editoriales

EVENTOS COLECCIÓN CASA AZUL, LIBROS ILUSTRADOS 18 de abril - 3:00 p. m. Lugar: Sala D

LIBRO « LA VIDA ME DIO OTRA OPORTUNIDAD»

*

COLECCIÓN ORDEN DE PREDICADORES 800 AÑOS 18 de abril - 5:00 p. m. Lugar: Sala C

CELEBRACIÓN DE LOS 50 AÑOS DE LA REVISTA ANÁLISIS 24 de abril - 5:00 p. m. Lugar: Sala Jorge Isaacs

RIQUEZA Y VIVIENDA - ELEMENTOS CONCEPTUALES DESDE ENFOQUES DE ECONOMÍA PÚBLICA, SOCIAL, FINANCIERA Y DE LAS ORGANIZACIONES 24 de abril - 3:00 p. m. Lugar: Estand 519, pabellón 3 (Ediciones USTA)

*Programación sujeta a cambios de acuerdo con Corferias

El Buscador | N.º8  

Ad portas de las elecciones presidenciales, continuamos discutiendo temas propios de esta época electoral. En la sección Análisis presentamo...

El Buscador | N.º8  

Ad portas de las elecciones presidenciales, continuamos discutiendo temas propios de esta época electoral. En la sección Análisis presentamo...

Advertisement