Page 1

EL BURRITO DE MOGUER Recursos para el desarrollo de las competencias básicas a través de Platero y Yo


DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO EDUCATIVO El Burrito de Moguer es un conjunto de recursos didácticos destinado a docentes y alumnado de educación primaria, cuyo objetivo es facilitar el disfrute y la profundización en la obra de Juan Ramón Jiménez, “Platero y Yo”. Este conjunto de materiales está diseñado para el desarrollo de las competencias básicas, toda vez que aborda la obra de prosa lírica de Juan Ramón desde distintas perspectivas (la audición , el baile, la dramatización, la recreación de escenarios, etc.) El conjunto de materiales incluye: a) Un Audiocuento: 

Veinte pistas de audio en formato mp3 y con duración de 45 minutos

Cuaderno del docente con actividades paralelas al audiocuento

Libreto del audiocuento para la lectura simultánea

b) Guía didáctica para montaje dramático 

Guión teatral con acotaciones didácticas para guiar el montaje teatral de “El Burrito de Moguer”

Catorce pistas musicales para la representación teatral

c) Partituras originales de las canciones 

Seis partituras para el acompañamiento musical a piano de las canciones originales de la obra de teatro musical “El Burrito de Moguer”

d) Una web de recursos para el profesorado www.elburritodemoguer.com en la que se actualizan los recursos y se permite realizar descargas de canciones, pistas, textos y actividades para docentes e) Una App a través de cual el profesorado que lo aplica pueda establecer contacto


OBJETIVOS

Despertar la motivación hacia la lectura de la obra Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez. Leer en clase fragmentos adaptados del texto de la obra, vinculándolos a la música y los cuenta-cuentos. Descubrir los valores y el mensaje que transmite Platero y yo mediante actividades creativas y dramatizadas. Representar una obra de teatro con el alumnado para difundir el argumento de la obra en el entorno cercano (el propio colegio, otros centros de la zona, las familias...). Conocer aspectos vinculados a la obra Platero y yo, como su género, temática, personajes o quién la escribió.

PLANTEAMIENTO METODOLÓGICO: EL “EJE DE MOTIVACIÓN” La práctica docente lleva a identificar ciertos contenidos, tareas y recursos con gran potencial motivador. Podríamos decir que despiertan el deseo de aprender. Sin embargo, otros aspectos más tradicionales han perdido su encanto motivador. El eje de motivación trata de aprovechar el magnetismo de los primeros para contagiar a los segundos, conformando un todo articulado, en el que el docente convierte el objeto de aprendizaje en algo factible y dispone los elementos facilitadores para su adquisición. En síntesis, el eje de motivación supone aprovechar un elemento didáctico (tarea, recurso, actividad complementaria, etc.) para establecer relaciones entre contenidos, con una nueva estructura organizativa orientada a potenciar la motivación, y a través de un diseño pedagógico fundamentado sobre la significatividad, el interés y la funcionalidad del aprendizaje. Esta herramienta se genera en la experiencia docente llevada a cabo en nuestro colegio. Su origen se sitúa en la constante búsqueda de la motivación, a través de propuestas didácticas interesantes y atractivas para el alumnado, como: “Historia a pie de calle” , el “Congreso” o el “Cineforum”. Éstas, y algunas otras, son actividades que han funcionado muy bien en clase, han logrado suscitar una gran motivación hacia el aprendizaje. Sin embargo, su finalización provocaba en el alumnado una sensación de desanimo. En el colegio nos referimos a ella como “el efecto domingo por la tarde”, porque supone el fin de algo muy satisfactorio, y lo que viene parece que no lo va a ser tanto. Este descenso en las expectativas del alumnado es lo que desencadena el diseño


del eje de motivación, por qué no aprovechar el poder motivador de estas actividades y explotarlo durante mucho más tiempo. Como toda intervención educativa articulada, el eje de motivación se construye desde la programación. Y aquí se produce el primer gran cambio, ya que supone elevar una tarea o recurso motivador a una dimensión organizativa. Convertirlo en el centro sobre el que girará el desarrollo competencial asociado a una unidad didáctica, un trimestre o, incluso, un curso. Pero no solo implica cambios organizativos, también supone adecuar la metodología. De hecho, el cambio en la forma de enseñar también es parte del eje, y como tal se recoge en su estructura de planificación, que apunta tres líneas de acción: (1) el trabajo en equipo, (2) la investigación en el aula y (3) la implementación didáctica de las TIC. En líneas generales, una intervención didáctica consecuente con la filosofía de esta propuesta debe ajustarse a las características del eje de motivación, que son las siguientes: 

Vinculado a los intereses del grupo. Todo eje de motivación surge a partir del conocimiento del alumnado, no antes. Solo así, el docente podrá identificar qué aspectos aglutinan el potencial motivador necesario para constituirse en eje. Adecuado a sus capacidades y a los recursos disponibles. Se trata de plantear un proyecto realizable. El alumnado debe valorarlo como tal, ya la percepción de la viabilidad es un factor irrenunciable de motivación. Globalizador. El desarrollo del proyecto requerirá la integración de contenidos de diversa naturaleza a partir del establecimiento de relaciones de inter e intradisciplinaridad. Por lo que la flexibilidad metodológica y concepción supradisciplinar del conocimiento se erigen como factores clave en la intervención didáctica. Finalista y concreto. La definición y el carácter tangible del “producto” proporcionará una orientación constante del proceso de aprendizaje. Al mismo tiempo, fijará una meta con la que retroalimentar la motivación. Abierto a la investigación, la colaboración y la creatividad. Durante el desarrollo del eje, el propio alumnado generará gran parte del conocimiento. El papel mediador del docente para ello resultará crucial, y garantizará que la aportación de todos tenga cabida el “producto” resultante.

La estructura temporal del eje de motivación es flexible, siendo cada docente el encargado de definirla y adaptarla. No obstante, identificamos unas fases que se suceden como consecuencia de los procesos cognitivos a los que se recurre para la construcción del aprendizaje. Las hemos definido como “momentos” (tabla 1) ya que surgen de acuerdo con las necesidades que el alumnado va a teniendo...


Momento de aprender. Todo proyecto se asienta sobre unos conocimientos, que son necesarios. Por ejemplo, sembrar un huerto y obtener frutos es imposible sin conocer los periodos de siembra, riego y recogida, entre otras cosas. Estos conocimientos se pueden adquirir de formas muy diferentes: leyendo, haciendo un curso, preguntando... El momento de aprender suele ser el inicio, aunque reaparece en cualquier instante, y se satisface mediante las clases impartidas por el docente o a través de la investigación del alumnado. Momento de hacer. ¿Para qué sirve aprender si no se aplica el conocimiento? La funcionalidad del aprendizaje es un elemento crucial en el eje. No solo refuerza la motivación, sino que hace lo propio con la significatividad. Se basa en la acción directa del alumnado. Siguiendo con el ejemplo anterior, este momento supone coger las herramientas de labranza y trabajar la tierra. Momento de crear. Podríamos decir que es la aportación personal que los alumnos realizan al proyecto. A través de ella se logrará un “producto” único, vinculado al contexto, especial... La satisfacción de reconocer la capacidad de crear algo propio con el aprendizaje realizado es, en sí misma, un resorte para querer aprender más. Esto puede apreciarse en la cocina creativa: cuántos platos diferentes pueden inventarse con lo que hemos recolectado en nuestro huerto. Estructura y desarrollo del eje de motivación Este eje coloca a la obra Platero y yo (a través de la versión que hemos adaptado: El burrito de Moguer) (Figura 1) en el centro organizativo de los procesos de enseñanza y aprendizaje del área de lengua durante una unidad didáctica. La programación del eje de motivación pasa por identificar los contenidos específicos que se han de abordar en clase para contribuir al desarrollo de Competencias Básicas a través de la obra de Juan Ramón Jiménez. Seguidamente se utiliza el proyecto para establecer relaciones con otros contenidos de diferentes áreas curriculares (lengua, EPV, Educación Física o Música) que no suscitan tanta motivación como los vinculados directamente al proyecto de los cuentos, pero que podrían presentarse como necesarios para su desarrollo. En el gráfico inferior puede apreciarse esta relación entre conocimientos en torno a los cuentos.


Fig. 1: El eje de motivación en el proyecto “El Burrito de Moguer”

Trasladar al aula el eje de motivación conlleva su secuenciación en fases y la definición de las tareas de cada una de ellas. La tabla siguiente (tabla 1) resume el proceso programado, indicando además la necesidad que se le crea al alumnado con el fin de fortalecer la vinculación por cada tarea planteada.


FASE I APRENDER Y HACER FASES

COMPETENCIAS

TAREAS

NECESIDAD

“Escuchar Audiocuentos, y reflexionar sobre ellos”

Escucha activa

Escuchar

Comprensión lectora y métrica

Comprender

Realizar una primera aproximación a la estética de la narración y despertar el interés por entender y por contar una historia

Responder cuestiones Redacción Redactar

FASE II APRENDER, HACER Y CREAR Aprendizaje CreActivo FASES “Cantar, recitar”

contar,

“Recrear espacios y contextos adaptados al eje de motivación”

COMPETENCIAS

TAREAS

NECESIDAD

Expresión oral

Recitar

Expresión Plástica

Dibujar, pintar, diseñar

Expresión Musical

Cantar

Adquirir habilidades de expresión para abordar un proyecto de mayor envergadura en torno al eje de motivación

Contar

FASE III HACER Y CREAR Desarrollo CreActivo FASES “Cantar, recitar”

contar,

“Recrear situaciones, espacios y contextos”(reinventar) “ Interpretación” (Danza y teatro)

COMPETENCIAS

TAREAS

NECESIDAD

Expresión oral

Recitar

Expresión Plástica

Dibujar, pintar, diseñar

Expresión Musical

Cantar

Articular los aprendizajes hacia una producción adaptada del eje de motivación.

Escritura creativa

Contar

Expresión Corporal Hablar en público Interpretar adaptación

una

Dar al proyecto un carácter visible y compartido con el resto de la comunidad escolar

Interpretar y Mostrar ante público

Tabla 1. Fases del proyecto en base a los momentos del eje de motivación.


Las fases del proyecto, de manera sintética quedan expresadas en la figura 2

MOMENTO DE APRENDER Y HACER

Escuchar audiocuento

Reflexionar sobre ellos

MOMENTO DE APRENDER, HACER Y CREAR APRENDIZAJE CREACTIVO

Actividades de aprendizaje creativo

Cantar, contar, recitar Recrear espacios

MOMENTO DE HACER Y CREAR DESARROLLO CREACTIVO

RECREAR

INTERPRETAR

Fig.2 Síntesis de los “momentos” en el proyecto.


LOS RECURSOS DIDÁCTICOS DE “EL BURRITO DE MOGUER”

1) AUDIOCUENTO PISTAS DE AUDIO

17 El burrito de Moguer_final.mp3

1 El burrito de Moguer.mp3

2 Hace mucho mucho tiempo.mp3

3 un burrito que mola un monton.mp3

4 _ 5 La primavera y Juegos Infantiles 3.mp3

6 Excursión.mp3

7 _ 8 Las flores y la romería.mp3

9 Los toros.mp3

10 El verano _ El loco.mp3

11 Canción del loco.mp3

12 otoño y vendimia.mp3

13 El invierno.mp3

14 El sueño de Platero.mp3

GUÍA DIDÁCTICA PARA DOCENTES

LIBRETO DE SEGUIMIENTO DE LA AUDICIÓN PARA ALUMNADO


15 ¡Platero no se ha marchado!.mp3

16 LA MARIPOSA.mp3

2) RECURSOS DE APOYO PARA EL MONTAJE TEATRAL GUÍA DIDÁCTICA PARA EL MONTAJE TEATRAL EN LA ESCUELA

EFECTOS DE SONIDO Y MÚSICAS PARA LA REPRESENTACIÓN TEATRAL

PARTITURAS DE LAS CANCIONES ORIGINALES PARA EL ACOMPAÑAMIENTO MUSICAL

13 LA MARIPOSA.mp3

1 HACE MUCHO MUCHO TIEMPO.mp3

2 PRIMAVERA.mp3

3 EL ESCONDITE.mp3

4 y 5 LA PRIMAVERA Y JUEGOS INFANTILES.mp3

6 PRIMAVERA Rondeña.mp3

7 EL ROCIO.mp3

8 LOS TOROS.mp3

9 PRIMAVERA Rondeña.mp3

10 VERANO HASTA LOCO.mp3

10 VERANO.mp3

11 VIENTO.mp3

12 el invierno - sueño.mp3


3) WEB Y UNA APP DE RECURSOS PARA EL PROFESORADO www.elburritodemoguer.com

Guía didáctica  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you