Page 61

La mayoría de las bodegas valencianas produce vino a granel, aunque cada vez se destina mayor porcentaje al embotellado. EVA MÁÑEZ

mún mezclar agua con el vino, añadir alcohol del destilado de la remolacha o incrementar el color rojo de los vinos de maneras poco ortodoxas. Con la mejora de la calidad y de forma paradójica, llegó la puntilla para el prestigio de los vinos de la Comunidad al reconocerse las buenas características de los graneles valencianos de las uvas Bobal y Monastrell, en las que se apreciaba su buen color y la tan dudosa virtud,como falsa,de

ser poseedoras de un sabor neutro que no enmascaraba el sabor del vino con el que se mezclaba. Aroma y buena estructura Estas circunstancias, que durante más de un siglo enriquecieron a los tratantes e intermediarios de los vinos valencianos, determinaron el esquema industrial de la vitivinicultura que ha llegado hasta nuestros días y que muchos luchan por cambiar.

En la actualidad el vino que no se vende embotellado pasa a la oferta de vino a granel.Con la transformación en las infraestructuras de las bodegas de la Comunitat Valenciana acontecida en los últimos diez años estos vinos, además de color y buen grado, son destacables por sus cualidades aromáticas y buena estructura. La producción y distribución de los vinos a granel también ha evolucionado durante los últimos años.

El granel no es un tipo de vino,sino una forma de comercializarlo y de transportarlo, una forma de vender vinos que viene determinada por su falta de envase concreto, aunque en la actualidad se utilizan unos embalajes sintéticos de gran capacidad idóneos para su estabilidad y transporte donde el vino viaja en buenas condiciones. Estos vinos son de todas las calidades,unos mejores que otros,incluso con denominación de origen.

EL BOLETIN ANUARIO DEL VINO VALENCIANO 2007 07

Guía de vinos y bodegas2008  

Guía de vinos y bodegas de la Comunitat Valenciana 2008

Guía de vinos y bodegas2008  

Guía de vinos y bodegas de la Comunitat Valenciana 2008

Advertisement