Page 16

VINOS Y BODEGAS DE LA COMUNITAT VALENCIANA

LA OPINIÓN DE...

JOSÉ VICENTE GUILLEM JEFE DE ÁREA DE CALIDAD AGROALIMENTARIA DE LA CONSELLERIA DE AGRICULTURA EL BOLETÍN

El trabajo desarrollado desde las bodegas, los consejos reguladores, las administraciones y todas las instituciones relacionadas ha permitido que la producción vitivinícola valenciana haya conseguido abrirse un hueco en la mercado. Sin embargo, el esfuerzo debe continuar. No hay tiempo que perder

El vino tiene prisa LA INDUSTRIA DEL VINO EN LA COMUNITAT DISPONE DE LOS MIMBRES NECESARIOS PARA MOSTRAR SU PRODUCCIÓN COMO RETAZOS DE HISTORIA Y PROYECTO DE CULTURA

A

lguien dijo que vivimos un tiempo de cambios rápidos, en un ‘mundo desbocado’ y estas velocidades afectan a todos. Nos vale la reflexión para resaltar la evolución de la viña y el vino en la Comunitat Valenciana, su constante búsqueda de la competitividad en un entorno de mercado determinado por la liberalización,la globalización,la internacionalización y la comunicación y su real presencia en los más diversos mercados. Los testimonios hablan de la presencia de un cambio de orientación técnica, de una adaptación comercial con especial atención al comercio internacional y mercado interior,un esfuerzo por gestionar la calidad, atendiendo al cliente y a la propia organización, y una dedicación esmerada en materia de información y comunicación que aconsejan, ayudan y determinan opciones de compra. Todo un programa de innovación y presencia en los mercados para optimizar unos vinos de calidad.

Hacerse un nombre El sector del vino,en este sentido,tiene prisa por darse a conocer, por aportar cada año a la sociedad ese regalo de la naturaleza que es la transformación de la uva madura en tipo de vino, por mostrar su imagen técnica y organizada que permita identificar el perfil del vino o invitar al consumidor a que acelere sus sensaciones ante un variado surtido de vinos o servir de centro de atención en

«

LAS DO DE ALICANTE, UTIEL-REQUENA Y VALENCIA SON O DEBEN SER SINÓNIMOS DE CALIDAD. SE DISPONE DE POTENCIAL VITÍCOLA, SE UTILIZA TECNOLOGÍA Y SE PULEN DIFERENCIAS. TODOS SOMOS NECESARIOS PARA ENCONTRAR LA PIEDRA FILOSOFAL»

una conversación. Dimensiones básicas en el concepto vino. Desde el diseño de una plantación hasta que el vino se sirve en la mesa,acompaña un modelo gastronómico, genera placer y sienta bien, media un tiempo y un desafío: El tiempo lo otorga, como promesa, el ciclo de la vid, la uva madura, la tecnología y la dedicación a todas y cada una de las fases del proceso enológico, como un triángulo mágico: uva, tecnología, ciencia. El desafío viene de la mano del ‘cómo de una planta que tiene una vida útil-económica de 60 años, se puede elaborar un vino a gusto del consumidor’, máxime cuando éste cambia de gustos, hábitos y condición cada vez más rápido. En una generación las modas cambian cuatro o cinco veces de ritmo. El gran reto de la viña, de la uva, del mosto y del vino, se centra en: a pesar de las oscilaciones del año (clima y suelo) que siempre ofrecen diferencias, matices y expresiones dentro de un canon, aparecen cons-

16 GUÍA DE LOS VINOS Y BODEGAS DE LA CV 2008 EL BOLETIN

tantes propias que determinan una ‘uniformidad en la diversidad’. El elemento común que marca la diferencia. El carácter propio que determina ‘un saber hacer’. Cómo cambiando las modas, las tendencias, los hábitos y los gustos se acopla en cada generación, a los gustos del consumidor,haciendo las satisfacciones propias de un singular alimento, con matices y variaciones propias de su multivariación. La respuesta está en la idea de que ‘el vino es algo más que un simple bien de consumo’, es el resultado armónico de una serie de sumandos (técnicos, microbiológicos, etc.) y transmite un pedazo de cultura unida a tradiciones inteligentes. Tiempos de revolución En el caso de la viticultura de la Comunitat Valenciana, se ha experimentado una revolución que alcanza resultados aceptables y notoriedad en los últimos años, tras lustros de esfuerzo, renovación vitícola, evolución técnica y buen hacer de viticultores, bodegueros y comerciantes. Asimismo, la aportación de los medios de comunicación y su colaboración también ha sido útil para acelerar la valoración social del sector; la identificación de valores y atributos de tipos y perfiles vínicos y el incremento del conocimiento de los vinos de la Comunidad Valenciana y su valoración. Otro aspecto a tener en cuenta es el encuentro con las denominaciones de origen y sus marcas con el consumidor.Alicante,Utiel-Reque-

na y Valencia son o deben ser sinónimos de calidad. Se dispone de potencial vitícola (autóctono e internacional), se utiliza tecnología (precisa y adecuada), se trabaja en busca del ideal del vino ‘cuasi perfecto’ (imaginación e innovación) y se pulen diferencias que hacen que todo sea más fácil, se armonicen diferencias y todos caminen en el mismo sentido.Tras la vertebración, se prima una eficaz organización sectorial. En los momentos actuales,toda piedra hace pared. Unir vino y gastronomía a la cultura, estilo de vida, etc. significa que todos somos necesarios para encontrar la ‘piedra filosofal’, como incorporar a la mesa ‘el honesto vino de cada día’, aquel que además de acompañar a los de élite, de autor, etc., trasmite con su nombre el placer, la satisfacción, el orgullo, etc. de un vaso de ‘buen vino’. Éste es el caso de las DO Valencia, Utiel-Requena, Alicante y los Vinos de la Tierra de Castellón. Santo, signo y seña de un país, un pueblo, una región o una comunidad, etc., de una forma de entender la difusión de la ciencia del vino en un entorno cada vez más competitivo. El vino tiene prisa por mostrarse a la sociedad que le da soporte y a los consumidores que lo degustan, tal cual es: como unos retazos de historia, una opción técnica y un proyecto de cultura unida a la personalidad de un pueblo… y además, para que el valor añadido se distribuya en todos los eslabones de la cadena.

Guía de vinos y bodegas2008  
Guía de vinos y bodegas2008  

Guía de vinos y bodegas de la Comunitat Valenciana 2008

Advertisement