Page 1

LOS TRANSGÉNICOS de la discordia El domingo pasado, mientras veía con mi familia un programa periodístico en la televisión nacional, hubo un reportaje que llamó poderosamente mi atención. Al día siguiente en el colegio pregunté a mi profesor de Ciencias qué eran los “cultivos transgénicos” y por qué se había desatado una gran controversia. Él me explicó que, efectivamente, este tipo de cultivos podría definir el futuro agrícola y económico de nuestro país. Varios chicos y chicas de mi salón también habían visto el mismo programa. Algunos empezaron a mostrarse a favor, otros en contra, mientras que cinco de ellos nos miraban con una gran interrogante en el rostro. El profesor nos pidió que buscáramos información sobre el tema para revisarla en clase y esto fue lo que yo encontré. Señor Alejandro Miró Quesada C. Director del Diario El Comercio – Perú Presente.De mi consideración: Me complace dirigirme a Usted para expresarle mi preocupación respecto al tema de los cultivos transgénicos, recientemente revelado a la opinión pública a través de los medios de comunicación, como reportaje transmitido el domingo 27 de Julio en el Programa de Cuarto Poder de América Televisión y, sobre todo, solicitarle que publique el un artículo o suplemento especial para que los estudiantes, las amas de casa y todos los peruanos, sin distinción , nos informemos sobre esta cuestión crucial y asumamos una postura adecuada y responsable a favor del futuro de nuestro país.

ALINENTOS TRANSGENICOS

El debate que se ha producido entorno a los transgénicos ha generado dos opiniones marcadamente contrarias. Las opiniones que están a favor afirman que los cultivos transgénicos ya se emplean con éxito, por eso es que tenemos vacas que producen más leche, ovejas que producen más lana, plantas que son inmunes a algunas plagas, cultivos que necesitan menos agua, crecen más rápido y triplican la productividad de sus pares orgánicos, entre otros beneficios. Además, éstas dicen que no se trata de iniciativas futuristas, ya que los transgénicos son, desde hace más de 20 años de uso generalizado e todo el mundo. Están en el alimento balanceado que dan a las vacas que producen la leche que tomamos en el desayuno y en los helados y en los helados que solemos disfrutar en el verano. Están en la soya con la que hacen el aceite en el que se fríen un buen filete de pescado. En Argentina, Colombia, México y Brasil son de libre circulación, Por ello ciertas organizaciones como el Instituto Nacional de Investigación Agraria ( INIA dependencia del Ministerio de Agricultura) impulsan su uso algunos científicos y consejeros de ministros, como el doctor Alexander Grobman (asesor del titular de agricultura) Ismael Benavides, incluso sostiene que es la única manera de afrontar la escasez de alimentos. No hay que olvidar que los campos donde se cultivan granos destinados a la alimentación poco a poco dedican su producción a la elaboración de biocombustibles ; ni tampoco los bruscos cambios climáticos que experimenta el planeta y la creciente demanda de alimentos. La seguridad


alimentaria, por tanto estaría en peligro y los transgénicos podrían ser la única salida. Por otro lado, también existen voces contrarias a la implantación de cultivos transgénicos indiscriminados. El Dr. Antonio Brack Egg. Ministro de Ambiente, sostiene que los cultivos transgénicos no son la única vía para el desarrollo de nuestra agricultura, además se mostró reacio a aplicar los más recientes descubrimientos en biotecnología para el desarrollo de nuestros sembríos, ya que si bien hay protocolos para asegurar el crecimiento natural de los productos, en la práctica nada garantice que el remedio termine siendo peor que la enfermedad y los agricultores tradicionales terminen siendo los más afectados. El Dr. Back consideró que los alimentos genéticamente modificados nos van a salvar a los peruanos de la pobreza, sino más bien va a generarles dependencia económica, pues hay

que comprar continuamente las semillas y el precio es fijado por las empresas que tienen la patente. A su vez dijo que el Perú es un banco mundial de recursos genéticos y que en el mundo hay dos o tres países que tienen esas características. También agregó que no es lo mismo fomentar los transgénicos de nuestro país que de otras naciones. Por esa razón, el ministro llamó la atención a quienes nunca hablan de nuestros recursos genéticos y no explican cómo podemos patentarlos y no depender de patentes del exterior. Por ejemplo, “Introducir transgénicos de papas de maíz – que son tan importantes en el país y en el mundo genéticamente modificados de otras naciones, podría traer una catástrofe para el Perú, porque puede haber transferencia de polen y de material genético distinto que puede contaminar nuestros alimentos. Por tal razón el ministro manifestó que el gran futuro de la agricultura en el Perú es la producción de alimentos orgánicos, lo cual se opone a los transgénicos. Asimismo, dijo que dichos alimentos orgánicos pueden ser usados, están habilitados por la ley. “Pero hay grandes centros de cultivo de papa, maíz y otros donde tenemos que ser prudentes “, puntualizó. Finalmente, el Ministros anunció que Perú y otros diez países decidieron que se va a regular por la reglamentación interna en cada país la introducción de los alimentos genéticamente modificados. Como ya se ha visto, las opiniones a favor de los cultivos transgénicos , como las contrarias, urgen exponerse, analizarse y comunicarse a todos los peruanos que deseamos lo mejor para nuestro país, pues no hay manera de ser más responsable que asumir las riendas de nuestro propio presente y futuro.

LOS TRASGENICS

los transgenicos  

beremos los peligro y las bentajas

Advertisement