Page 1

capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

www.elbibliote.com

Page 7


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 9

Justo a tiempo... con el lenguaje

-“Eso es hacer que una palabra signifique demasiado -dijo Alicia en tono pensativo. -Yo hago que una palabra trabaje mucho, para eso es una palabra -le contestó Humpty Dumpty”. Lewis Caroll (1872) “A través del espejo”

Acuerdos necesarios desde el inicio Tal vez, una respuesta como la de Humpty Dumpty dada a la inolvidable Alicia sea la más apropiada para hablar del LENGUAJE. Y si de niños que lo están aprendiendo se trata, más aún; los niños sí que hacen “trabajar mucho” a una sola palabra. Hablar es un acto que resulta de una compleja facultad humana. A esta facultad se la ha estudiado desde múltiples puntos de vista y cada estudio ha aportado nuevos enfoques para abordar su complejidad. Es muy probable que el siglo XXI que transcurre, nos depare nuevas investigaciones y enfoques para interpretar este particular proceso que ocurre en el interior de la mente de un ser desde su nacimiento. Todavía hay mucho por investigar. El tema es inagotable, porque es como querer dilucidar la misma condición humana. No obstante, como adultos que tenemos la necesidad de estar en relación con las criaturas que están naciendo, nos hemos propuesto explicar algunos saberes sobre este tema que están suficientemente experimentados. Y para discurrir sobre esto, hemos realizado un necesario recorte de esas investigaciones en el presente trabajo. El lenguaje es la más extraordinaria creación de la persona humana. Es un “sistema de símbolos convencionalmente aceptados, por medio del cual los hombres se comunican entre sí”. El decir “sistema” implica que una parte tiene relación con el todo. A la vez, el lenguaje porta y lleva consigo todos los aspectos culturales que una comunidad desea transmitir a otras. 9 www.elbibliote.com


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 10

Los tiempos tecnológicos que corren Aún cuando, en la actualidad disponemos de innumerables elementos electrónicos, el aprendizaje del habla sigue quedando a cargo de los adultos que ejercemos la crianza de los niños que están naciendo en estas generaciones. En los países más desarrollados e industrializados –llamados del “primer mundo”– la cuestión de la adquisición del lenguaje, también queda en manos y bajo la responsabilidad de los que conforman el entorno más cercano de un niño. Y, no sólo por esto tendríamos que denominarlos “expertos en lingüística”. Más bien: por necesidad, por ganas de cumplir con el cometido y por dar la bienvenida al nuevo integrante familiar (bebé). A pura intuición y –sobretodo– con mucho AMOR y cuidados necesarios. Estos adultos (sin ser “expertos”) son experimentados en su uso comunicativo. Es decir que, cualquier bebé que nace llega a una comunidad que ya está organizada por un lenguaje, que es el eje de la comunicación de los seres que la constituyen. Y, de modo paulatino en el transcurso de su desarrollo, podrá aprenderlo para ser aceptado y tomar pertenencia de ese grupo. Esto sucede en todas partes (sean países “industrializados” o en vías de serlo). Aunque se ha intentado realizar la adquisición, comprensión y producción oral más acelerada no sólo de uno, sino de varios idiomas a la vez, los científicos llegaron a la conclusión de que el bebé sólo necesita formar parte de una comunidad que se comunique con la oralidad naturalmente, cualquiera sean las condiciones sociales o económicas en la que le tocare nacer. Se ha intentado investigar si era posible realizar una comprensión y producción más acelerada de este complejo proceso, pero ni aún con moderna aparatología pudo lograrse y se llegó a la conclusión siguiente: “Para poder aprender, comprender y comenzar a expresarse en un lenguaje hablado, los bebés sólo necesitan los cuidados de una crianza personalizada y formar parte de una comunidad que se comunique naturalmente, en forma oral y con todo cuidado y afecto”. 10 www.elbibliote.com


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 11

La calidad, más allá de la cantidad Ahora que, si sólo nos quedáramos con estas premisas, el objeto del presente libro no tendría mucho sentido. Entonces: ¿Por qué decidimos explicar y analizar –detalladamente– lo que sugeriremos como más conveniente, para cada edad y etapa de este proceso. Porque sabemos que aún y cuando los resultados de la tarea se cumplen en cualquier ámbito y el niño termina adquiriendo un habla que ha sido trasmitida por los responsables de su crianza, no podemos afirmar que estemos satisfechos con los desarrollos que podrían esperarse. Asistimos, en la actualidad, a uno de los más graves problemas a los que se ha enfrentado la humanidad: disponemos de muchísimos instrumentos técnicos; pero no nos satisfacen la calidad de los mensajes entre los seres humanos.

Si no es “JUSTO A TIEMPO” no se recupera Humildemente y sin ninguna postura soberbia de pensar que lograremos subsanar todos los problemas de comunicación que los seres humanos tenemos en la actualidad, creemos que –al menos– podemos hacer aportes para que se desarrollen las mejores posibilidades desde la adquisición del lenguaje, sustentadas en que un bebé no sea únicamente, un “usuario de una manera de hablar” propuesta por su ambiente inmediato. La propuesta es más ambiciosa y es que un bebé, desde lo adquirido por adultos “experimentados”, logre las mayores potencialidades en la calidad de su futura comunicación, practicando y evolucionando de acuerdo con su propio ritmo, sin que le falten carencias insalvables. Desde el nacimiento hasta –aproximadamente– los 7 años de edad atraviesa el período de la vida que no puede recuperarse. Lo que no se hace o experimenta, más debiera hacerse o experimentarse en este lapso, quedará como vacío, carencia o vacante y no será posible “recuperarlo” en otras etapas del crecimiento. ¿Quién podría recuperar, siendo ya un adulto, la sensación de que lo duerman en brazos con el mecimiento arrullador de una canción de cuna? ¿Quién podría recuperar la capacidad lúdica de jugar con palabras por su parecido fonológico (rimas), o por la entonación y musicalidad como son percibidas en los primeros años? ¿Quién podría recuperar la emoción de un “sana-sana” curador 11 www.elbibliote.com


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 12

y aliviador de un malestar pasajero, proveniente de quien nos cuida y nos brinda ternura? ¿Quién podría recuperar el juego con las partes de su propio cuerpo –desconocido aún por el bebé– por medio de las primeras rimas, canciones y poesías? Experiencias todas que quedan fuera de las posibilidades, si no se las tienen en estos primeros años de la vida en crecimiento. A estas vivencias nos referíamos también, con el “Justo a tiempo”, experiencias invalorables (como lo veremos en el transcurso del libro) para la adquisición de una lengua materna y del mundo simbólico del niño. La salud integral, el potencial desarrollo emocional e intelectual de los niños están íntimamente ligados a estas experiencias “irrecuperables” de la infancia. Adviértase que se la denomina “materna”, sin dejar en absoluto de lado al padre, pero es que se la “mama” como un oligoelemento tan importante como la leche del pecho femenino. Desde el punto de vista físico, ya lo aprendimos dolorosamente: el hambre (los escasos nutrientes desde la gestación o en la primera infancia), provoca serias secuelas a lo largo de toda la vida. Pues bien, en el desarrollo cognitivo es igual, porque hay esquemas primarios del conocimiento que se desenvuelven a partir de los primeros años de vida. Porque cuando hablamos de la adquisición de un lenguaje estamos haciendo directa referencia a la manera en que un niño va a operar con su pensamiento y aún más con su inteligencia. Esta última tan investigada como “emocional” y “múltiple” en estos días. Si se necesitara algún argumento más, para darle importancia a nuestros saberes acerca del proceso que vamos a detallar, agregaríamos que todo contacto afectivo (AMOR, y con mayúsculas) recibido en los primeros años de vida, del que llega para recibirlo todo –el bebé– constituye la base de confianza que desarrollará su autoestima. La sensación de confianza básica como sentimiento positivo hacia el mundo, le brinda al bebé la posibilidad afectiva de aprendizaje, para que acepte ciertos límites y tolere la frustración. Permite que en el niño surja también la confianza en sí mismo, en sus posibilidades para hacer y transformar: una sensación de optimismo frente al mundo y frente a uno mismo, que es esencial para la formación de la resiliencia1. El concepto anglosajón de resiliencia (que se utiliza tanto hoy día para pensar lo individual y lo social) hace referencia a la capacidad de adaptarse satisfactoriamente a pesar de la presencia de una adversidad significativa. El lenguaje oral le permite al niño tener otras formas de expresión, intercambiar afectos y poder expresarlos de distintas formas, siendo uno de los componentes esenciales de su futura resiliencia. 12 www.elbibliote.com

1 El pionero en los estudios de competencia y de “resilience” fue Norman Garmezy. 2 A partir de cada uno de estos ítems es que se han elaborado todos los “objetivos” y “contenidos” del área de Prácticas del Lenguaje en el Diseño Curricular en vigencia de la ciudad de Buenos Aires. Este documento académico rige toda la actividad de esta área en los Jardines Maternales de larga tradición en nuestro país.


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 13

Toda la gestualidad amorosa y afectiva va acompañada de nuestras palabras habladas.

¿Qué adquirimos cuando adquirimos la lengua materna? Un bebé recién nacido adquiere la capacidad de expresarse oralmente en su lengua materna, en un proceso paulatino que le lleva, aproximadamente, entre 2 y 3 años que son los primeros de su vida en sociedad. Y ésta es la adquisición más importante, fascinante y compleja para su futuro desarrollo integral: 1) como ser pensante 2) como hablante de una lengua 3) como integrante de una comunidad lingüística 4) como el que va a hablar en su ámbito 5) como hablante competente para entablar comunicaciones e intercambios orales con otros hablantes.2

1) como ser pensante: las relaciones entre pensamiento y lenguaje son muy estrechas y han mantenido en debate a eminentes especialistas; pero aún cuando se considere “pensamiento” a un esquema puramente motriz (por ejemplo: un bebé busca y encuentra su chupete/chupón) las funciones cognitivas superiores “necesitan” de un lenguaje. 2) como hablante de una lengua: si partimos de iguales capacidades físicas (los seres humanos somos portadores del mismo aparato fonador) y sin poner el acento en diferencias de tipo neurológico que requerirían otros estudios, el bebé recién nacido está en condiciones de aprender a hablar cualquier lengua que se hable en su contexto natural; aunque nos parezcan muy difíciles o fáciles los sonidos (fonemas) de esa lengua de su entorno. 3) como integrante de una comunidad lingüística: fuera de todo artificio como señaláramos anteriormente, la comunidad 13 www.elbibliote.com


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 14

lingüística natural (la de su entorno o contexto) es la más adecuada para favorecer el desarrollo del acto de hablar. Y de las relaciones interpersonales que allí se establecen provendrán la capacidad de producción (actos orales del bebé) y la de creación-recreación, con las transformaciones que seguirán reglas de funcionamiento propio, por receptividad y espontaneidad. Si nos preguntáramos ¿quién enseña a hablar? Tendríamos que responder no sólo el núcleo primario de referencia (la familia directa o quienes convivan con él bebé) sino también la comunidad en su conjunto.

La palabra comunidad deviene de comuna: “lo que es común a todos”. En la actualidad, el espacio comunal se ve ampliado y “globalizado” por los medios de comunicación. Así que es bueno tener en cuenta que un niño, desde que nace, “escucha” estos medios en los que se habla el lenguaje que, luego, tratará de aprender a pronunciar y comprender. Y, según el tiempo de mayor o menor exposición a estos elementos parlantes se verá influido en breve, en sus intentos por hablar. Los hablantes presentes e inmediatos, más los mediáticos (sin presencia física como personas cercanas) le aportan información para su lengua.

4) como el que ingresa a una cultura: la relación asimétrica que se establece desde un principio es clara: en el medio donde se cría un bebé hay adultos y/o niños (hermanos, por ejemplo) que ya son “experimentados en el hecho de hablar” y el bebé es un “aprendiz”, pero esto no lo reduce a ser un simple articulador de sonidos que se espera que diga. Además se desarrolla en un ámbito que porta (usos, costumbres, creencias, etc.) una cultura que le va a ser propia y a la que internalizará con el correr del tiempo. 5) como hablante competente para entablar comunicaciones e intercambios comunicacionales con otros hablantes: el diálogo (intercambio de ideas y expresiones) es la forma natural de comunicarse entre las personas, en cualquier leguaje. La comunicación con otros hablantes es lo que se espera que adquiera un bebé en crecimiento. La competencia comunicativa tiene un 14 www.elbibliote.com


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 15

desarrollo que corre paralelo a la capacidad de hablar y sobretodo a la de expresar desde sus necesidades básicas hasta los más elaborados pensamiento, en forma oral.

El término “competencia” en este caso no está usado en ninguna acepción del verbo “competir” –rivalidad o contienda– sino que es un sustantivo derivado del verbo competer: “incumbir algo a alguien” (según explica el diccionario) y por extensión competente es entonces: hacerse “apto para…” o “ser capaz de…”, excluyendo la “competencia” contra otro ser.

Estas generalizaciones en sintéticos ítems son necesariamente un “recorte” a manera de introducción de un tema que promete seguir investigándose y al que no podemos dar por concluido; no obstante es necesario hacer alguna referencia histórica que nos permita saber cómo hemos llegado hasta aquí.

Avances de las últimas décadas La disciplina científica que se ocupa de los conocimientos de esta área es la Psicolingüística. En ella se inscriben muchos nombres con importantes aportes. Mencionaremos sólo a siete especialistas de entre muchos y sin ampliar todas sus teorías, sino sólo lo que hace estricta referencia a nuestro tema central; pero es mucho más lo que han legado.

Una breve reseña histórica: En la década del 1960 es Noam Chomsky el que revolucionó los estudios del lenguaje que se venían realizando hasta entonces, proponiendo que el ser humano tiene capacidades innatas para desarrollar un lenguaje. Y para ello, el ser humano cuenta con un Mecanismo de Adquisición del Lenguaje (L.A.D.; en inglés: Language Aquisition Device) desde antes de nacer, el cual es inherente a la condición humana. Este dispositivo es el que funciona, antes de que un bebé comience a hablar. Esto puso en jaque las teorías conductistas del aprendizaje que consideraban que todo era adquirible por constancia y repetición permanentes. 15 www.elbibliote.com


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 16

En la década del 1970 (y desde varias anteriores) es Jean Piaget con sus investigaciones sobre el desarrollo de la inteligencia y, aunque no se especializó en el lenguaje como único y central tema, propuso que el proceso inteligente y sucesivo en estadios es posible gracias a la función simbólica (representación mental del objeto del que se hable o piense, en ausencia de éste; por ejemplo: un bebé que busca un objeto de su deseo sin tenerlo ante su vista) para lo cual el lenguaje es clave.

El gran epistemólogo suizo, Jean Piaget consideró que “la construcción de las estructuras del conocimiento es el resultado de la interacción del organismo con el medio, del sujeto que conoce con el objeto de conocimiento”. El niño fue visto a partir de este autor como “un constructor activo de su conocimiento y por lo tanto de su lenguaje”. Presentó una teoría de las génesis de las estructuras cognitivas. Para Piaget, el lenguaje es una expresión de la función semiótica que permite una representación por medio de símbolos. En el desarrollo de esta función intervienen los mecanismos de adaptación-asimilación y acomodación; la asimilación juega un rol esencial en la construcción de significado, mientras que la acomodación, bajo la forma de “imitación diferida” permite apropiarse de los significantes –el sonido de las palabras. “El empleo de los signos verbales no es asequible al niño sino en función de los progresos de su mismo pensamiento. El desarrollo en el lenguaje del niño se basa en la capacidad progresiva para comprender puntos de vista ajenos (de lenguaje egocéntrico a social). La adquisición de nuevas estructuras cognitivas en el plano de la representación, posibilita la emergencia del lenguaje. Estos postulados no estan de acuerdo con los conceptos “innatos” de Chomsky, con quien ha protagonizado memorables discusiones. Los lingüistas de hoy toman los aportes de ambos especialistas sin contraponerlos, como lo hace J. Bruner.

En la década de 1980, es M.A.K. Holliday quien puso el acento en el aspecto “social” del lenguaje y en la necesidad de comunicación que los seres humanos, como gregarios que somos, tenemos de él. 16 www.elbibliote.com


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 17

En la década de 1990, son E. Marc. y D. Picard quienes aportan el concepto de interacción social situando en primer plano los procesos de comunicación, describiendo diversos modelos de análisis de la comunicación y cómo la cultura y las instituciones los regulan. Otro gran especialista es L. S. Vigostsky quien considera que “el habla es un producto social” y “la verdadera dirección del proceso de desarrollo del pensamiento del niño no va de lo individual a lo socializado, sino de lo social a lo individual”.

Uno de los conceptos esenciales en la obra de L.S. Vigotsky es la de la zona del desarrollo próximo, que es concebida como “la distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con un compañero”

A partir de estos aportes y hasta nuestros días se siguen desarrollando todo tipo de análisis del discurso, sobre la subjetividad, la intersubjetividad, el enunciado y otros temas que prometen mayor desenvoltura, pero que escapan a las primeras etapas del bebé recién nacido, al menos en lo estudiado hasta aquí. 17 www.elbibliote.com


capitulo0-intro.qxd:capitulo0-intro.qxd

8/3/10

12:58

Page 18

Para resumir esta breve síntesis, aclararemos que fuera de las discusiones especializadas que ponen acento en uno u otro aspecto del Lenguaje, abordaremos la construcción del proceso del desarrollo de la lengua materna, unas veces haciendo hincapié en un aspecto y otras en otro en particular, dadas las variaciones de las edades a las que nos referiremos. Especificaremos el proceso del desarrollo de la lengua materna como producto de la interacción con el medio, más que un mero desarrollo evolutivo de lo físico y neurofisiológico. En efecto, desde su nacimiento el bebé actúa en un medio que interviene activamente sobre él. La posibilidad de dialogar –esencia de la comunicación humana– requiere de una construcción lenta que se inicia desde los primeros meses de vida cuando su madre, otros adultos significativos y sus hermanos, interactúan con el pequeño. Y, en esto, seguimos a Jerome Bruner, quien en los años ´90 completa el dispositivo innato del L.A.D. de Chomsky con el L.A.S.S.: Sistema de Soporte de la Adquisición del Lenguaje (en inglés: Aquisition Support System) sosteniendo que la interacción entre ambos (LAD y LASS) es lo que facilita la adquisición de una lengua y “lo que hace posible que el niño entre en la comunidad lingüística y al mismo tiempo, en la cultura a la cual ese lenguaje le permite acceder”. A partir de estos “acuerdos necesarios desde el inicio” nos proponemos continuar el presente trabajo, analizando los aspectos de cada etapa y edad, con las necesarias intervenciones (imprescindibles y no recuperables en otras edades, como hemos expresado) de los adultos que estamos a cargo de bebés.

18 www.elbibliote.com


capitulo1.qxp:Maquetaci贸n 1

8/3/10

15:28

Page 19

www.elbibliote.com


capitulo1.qxp:Maquetaci贸n 1

8/3/10

15:28

Page 20

www.elbibliote.com


capitulo1.qxp:Maquetación 1

8/3/10

15:28

Page 21

Acerca del proceso de adquisición de la lengua materna En inglés se denomina “motherese” –materno– al tipo de lenguaje con el cual las madres se dirigen a sus bebés en crecimiento. En francés se le dice “marternelle”. Como el título lo indica vamos a explicar un proceso, para lo cual va a ser necesario distinguir etapas, en las que detallaremos características generales. Cada una de ellas estará denominada con un nombre específico que intentará generalizar el aspecto más destacado de este particular desarrollo. Aunque algunas denominaciones son propuestas por nosotros para el presente trabajo, en general guardan relación con las que pueden leerse en otras bibliografías especializadas. Cada etapa va a ser enmarcada en una indicación de edad (por ej. de 4 a 8 meses; o en años). Esta consideración de tiempos –en el desarrollo del proceso– es aproximada, no puede ser taxativa puesto que cada niño tiene su propio ritmo y evolución, es una guía de observación para los adultos que estén a cargo del niño. No obstante, aunque no se registren las características en la edad señalada, nótese que el proceso va a cumplirse, inexorablemente, más tarde o más temprano.

Adviértase también que, estas etapas que vamos a analizar se cumplen también en niños con “capacidades especiales”. De hecho, estos niños aprenden a expresarse en su lengua materna con las dificultades que correspondan a cada caso en particular, 21 www.elbibliote.com


capitulo1.qxp:Maquetación 1

8/3/10

15:28

Page 22

en ellos –con mayor razón– varía la cuestión de la edad correspondiente a cada etapa y, en general, éstas tienden a prolongarse por más tiempo que el esperable en los niños de capacidades promedio. Lo más factible es que los bebés pasen por estados de transición en los que puedan observarse características de una etapa coexistiendo con las de la posterior. Con todo derecho, el bebé va manifestando su asimilación-adaptación y acomodación (en términos de Piaget) de acuerdo con su propio ritmo y con las posibilidades que le ofrezca su entorno. Vamos a seguir a J. Bruner para caracterizar las etapas, de acuerdo con las tres facetas del lenguaje que el niño debe dominar para ser un “hablante nativo” (que se exprese en la lengua de su propio entorno). Este autor las señala como inseparables y como es obvio, no pueden ser aprendidas independientemente una de otra. Estas facetas son: LA SINTAXIS: al comenzar a hacer los primeros actos del habla (en cualquier idioma) el bebé en sus primeras aproximaciones va emitiendo “palabras sueltas y aisladas”; pero a la vez va recibiendo información de cómo las usan a su alrededor, en relación con otras palabras. Esa es la sintaxis. Antes de decir, en español: -“Quiero beber agua” –que sería una compleja construcción léxico-gramatical–, el niño dirá, probablemente sólo: -/Aba/. Esto es porque la “intrincada” relación entre las palabras requiere de una mayor madurez, en varios aspectos. LA SEMÁNTICA: esta faceta estudia el desarrollo de los significados que tendrá cada palabra que el bebé incorpore. Hay todo un desarrollo evolutivo en relación a cómo va “extendiéndose” ese significado aprendido. Un ejemplo concreto: un bebé dirá “papá”, pero en relación exclusiva con su propio padre. El concepto en su extensión de: padre/paternidad/otros papás…. deviene con el tiempo. LA PRAGMÁTICA: con esta faceta, el autor quiere poner de relieve lo que denomina “uso del lenguaje”. Es decir: en qué situación, cómo, cuándo y con cuáles palabras va a tener que decir una que ya aprendió. Por ello, las tres facetas que se van internalizando en todo el proceso estarán presentes en el análisis que haremos de cada etapa. 22 www.elbibliote.com


capitulo1.qxp:Maquetación 1

8/3/10

15:28

Page 23

Además, agregaremos un aspecto más que se evidencia en la manera de producir, primero sonidos y luego palabras. Estas posibilidades son estudiadas desde el aspecto fonológico, que estará presente en el desarrollo de cada etapa, al igual que el detalle en la manera en que el bebé-niño realiza sus “emisiones orales”.

Antigua ilustración sobre la localización de las funciones cerebrales.

La zona física cerebral en donde se operan todos estos aspectos relacionados con el lenguaje se denomina área de Broca. Esto es en homenaje a Paul Broca (médico francés, 1824-1880) quien estudió la localización de los centros cerebrales del lenguaje. Fue neurocirujano y se lo considera el fundador de la antropología francesa. Posteriormente fueron estudiadas y localizadas otras áreas que controlan el movimiento, el oído, la visión, el tacto, el gusto y otras operaciones más complejas como la “asociación”, todas ellas ubicadas en el hemisferio izquierdo. El encéfalo recibe toda clase de información sobre el cuerpo y el mundo exterior. Clasifica la información y envía instrucciones a otras partes del cuerpo. El más destacado investigador de la teoría sobre las inteligencias múltiples es Howard Gardner (1987) quien considera la inteligencia lingüística como una de las ocho que caracteriza en su primera formulación teórica. Es ésta uno de los talentos de los que dispone el ser humano para desarrollar. Para desplegar todo el potencial lingüístico necesitamos comenzar a construirlo desde los cimientos. Trataremos de ir paso a paso y detallaremos en cada etapa, varios ítems, a saber: Características motrices: mencionaremos en particular, las que se refieren al desarrollo que está relacionado con las posibilidades del hablar. Características de la comunicación: se destacarán las que se refieren específicamente a la competencia comunicativa, es decir a la manera de escuchar, hablar y tener en cuenta la expresión de otro y de otros; ubicarse en el momento de pedir, tomar o necesitar algo. Como así también registrar la respuesta de otro interlocutor y apreciar si fue o no comprendido en su demanda. 23 www.elbibliote.com


capitulo1.qxp:Maquetación 1

8/3/10

15:28

Page 24

Emisiones orales: detallaremos en este ítem los modos de expresión oral más comúnmente escuchados en niños de la edad a la que nos estemos refiriendo. Orientaciones de acción: en este punto trataremos de detallar los formatos más adecuados para la adquisición de la lengua materna, para fortalecer sus usos y comprensión sobre lo que hay que enfatizar en cada momento del proceso. La transmisión de la Literatura Infantil y la Biblioteca: aquí nos abocaremos a señalar los más adecuados géneros literarios con sus respectivos textos para cada etapa en particular y la manera en que podemos transmitirlos.

La prestigiosa Sociedad Argentina de Pediatría (S.A.P) desde el año 2003 considera que: “escuchar una narración es mucho más que un entretenimiento para los niños. No sólo estimula su imaginación sino que los ayuda a desarrollar el lenguaje y aprender –posteriormente– a leer”. Los médicos han comenzado un programa en el que 12.000 pediatras entregan libros de cuentos a los padres, por considerar que “son beneficiosos para su salud”. Esta nueva ampliación del concepto de salud toma a la literatura como indispensable, en el desarrollo cognitivo de un niño.3 Estos son los aspectos que nos aguardan para ser analizados en cada edad y etapa del proceso de la adquisición de la lengua materna. Aclararemos desde este inicio que estos detallados ítems van a comprender, en específico, desde los 0 meses a los 3 años. Como el proceso continúa por más tiempo, daremos un panorama de cómo sigue en otro lapso muy significativo (los 4 y 5 años). Y aunque continúa por más tiempo, el desarrollo de la oralidad a partir de estos años, debe emprenderse junto con la escritura, que sería tema de otro libro en especial. www.sap.org.ar/lectura, página web en la que hay una guía de “Invitemos a leer, por un niño sano, en un mundo mejor”.

3

24 www.elbibliote.com

Tomo 1 - Desde la cuna 0 a 5 - elbibliotecom  

Tomo 1 - Desde la cuna 0 a 5 - elbibliotecom

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you