Issuu on Google+

JUSTINE DE SADE FICHA TÉCNICA

Título original: Justine de Sade Dirección: Claude Pierson Año: 1972 Guión: Huguette Boisvert, Claude Pierson (Adaptado de la Novela Justine o los infortunios de la virtud.) Música: Françoise Cotte, Roger Cotte. Fotografía: Jean-jacques Tarbès. Género: Drama País: Francia, Italia, Canadá Duración: 104 minutos

PRÓXIMA PELÍCULA: [Martes 6 de septiembre]

MEMORIAS DEL SUBDESARROLLO Sinopsis: La familia de un burgués llamado Sergio viaja a Miami huyendo de la revolución que se ha desencadenado en Cuba. Sergio decide quedarse, vivir de la renta y dedicarse a ser escritor y vivir en carne propia lo que está pasando en la isla. Se pasea por La Habana reflexionando sobre la vida, el subdesarrollo, las mujeres cubanas y el amor. Historia que transcurre en los vertiginosos días de la revolución, cuando todas las contradicciones se pusieron al rojo vivo.

BIBLIOTECA PÚBLICA EL TINTAL MANUEL ZAPATA OLIVELLA CICLO: Homo eroticus

FICHA ARTÍSTICA

Alice Arno, Yves Arcanel, Michel Bertay, Georges Beauvilliers, Chantal Broquet, Christian Chevreuse, Franco Fantasia, Lida Ferro, Roberto Lande, Robert Lombard, Maurice Mirowski, Max Montavon, Diane Lepvrier, Marco Perrin, Marcel Portier

SINOPSIS Justine, una jovencita a la que la naturaleza ha dotado de un irresistible impulso hacia la virtud, ha tenido la desgracia de nacer en un mundo lleno de libertinos.

contactenos@elbarcocineclub.tk

JUSTINE DE SADE

Suscríbase a nuestro boletín electrónico y reciba toda la información acerca de los ciclos mensuales a través de:

Dirección: Claude Pierson

www.elbarcocineclub.tk

Martes 29 de septiembre/2009

Teléfono: 347 84 18 Informes: 315 8890 Ext. 310 Biblioteca Pública Virgilio Barco www.biblored.org.co


una novela de Donatien-Alphonse-François de Sade, más conocido en la historia de la literatura como Marqués de Sade, cuya primera versión fue escrita en 1787. En 1791 y 1797 se editaron dos versiones diferentes de la novela. Es una de las obras más importantes e influyentes de su autor, junto con Los 120 días de Sodoma y La filosofía en el tocador. Aunque es novela erótica, también puede considérasele como un manual filosófico, donde las teorías a favor de la amoralidad y el ateísmo se enfrentan a las de la virtud, la bondad, y la religiosidad que defiende la protagonista del

Erotismo y cine. El problema es inmediatamente político: implica, la liberación de una nueva sensibilidad y la “revolución del deseo”. Arrastra consigo numerosos fenómenos represivos que comprometen la lucha por la libertad de la comunicación y de la información en general, estipula una ambigua complicidad con la manipulación comercial del sexo, con la misma comercialización de la naturaleza humana. La revolución sexual de los años sesenta y setenta también fue una liberación de la imagen censurada por el star system; significó resignificar la representación cinematográfica al punto de convertirla en una lógica de trasgresión que alimentaba las disputas morales al tiempo que avivaba el malestar cultural y político. Sin embargo, en el recorrido marcado por la masificación, lo erótico, saltando de la esfera privada e íntima, se ha objetivizado como fenómeno público, se ha socializado y politizado. Del proceso que lleva a la liberación del deseo contra las censuras públicas y privadas y a sus generalizaciones totalizantes, se llega a la mezcla contradictoria de un fenómeno igualmente generalizado de comercialización del Eros por parte de la industria cultural y los emporios mediáticos. Y aunque la imagen adquiere esa cualidad de dispositivo liberador del instintito, hace que se convierta lo erótico en la instrumentalización de un poder que decide sobre lo moral, lo censurable y lo obsceno.

Puede ampliar esta información en el libro, Erotismo y destrucción de augusto M. Torres.

libro.

Más información sobre la película en: Erotismo y Destrucción. Augusto M. Torres.

es

Imágenes tomadas de: dvdactive.com

Justina o los infortunios de la virtud

“El razonamiento que preside a toda la obra de Sade puede reducirse a esta idea: el hombre es sus instintos y el verdadero nombre de lo que llamamos Dios es miedo y deseo mutilado. Nuestra moral es una codificación de la agresión y de la humillación; la razón misma no es sino instinto que se sabe instinto y que tiene miedo de serlo..." Octavio Paz

“Para los surrealistas Sade era un santo patrono ("el espíritu más libre que jamás vivió") y para autores como Nietzsche y Artaud, fue un genio no reconocido. Otros no son tan generosos y consideran su obra monótona, tediosa y hasta tóxica” Diego Lerer: "El arte de la provocación. Un divino marqués", en La Nación, 11 de enero de 2001.

Marques de Sade en el cine: "LE VICE ET LA VERTU" (1962) de Roger Vadim. Adaptación de Justine, encarnada por Catherine Deneuve. "JUSTIN" (1968) de Jesús Franco . La actriz Romina Power interpreta a Justine. Se destaca la intervención de Klaus Kinsky como el propio Marqués de Sade. "EUGENIE" (1970) de Jesús Franco. Con Soledad Miranda y el propio director Jesus Franco. “SALÓ O LOS 120 DÍAS DE SODOMA” (1975) de Pier Paolo Pasolini. Recreación de la novela de Sade en la Italia fascista de finales de la 2ª guerra mundial. Última película de Pasolini quién moriría antes del estreno de su película. “GEMIDOS DE PLACER” (1983) de Jesus Franco. Es un remake de PLAISIR A TROIS, un previo filme de Jesús Franco, y está inspirado (o sugerido) de una obra del Marqués de Sade. “MARQUIS” (1989) de Henri Xhonneux. es seguramente la película más original de las muchas que se han rodado sobre el Marqués de Sade. los actores aparecen ataviados como animales, cada uno de ellos caracterizando una clase social, una forma de ser o un rol determinado. “QUILLS” (2000) de Philip Kaufman. Conocida en castellano como “Letras Prohibidas”, con Geoffrey Rush (Marqués de Sade) y Kate Winslet (Madeleine). «Para subsistir en medio de lo extremo y tenebroso de la realidad, las obras de arte que no quieren venderse como consuelo tienen que equipararse a lo extremo y tenebroso. Hoy, el arte radical es arte tenebroso, de color negro.» Theodor W. Adorno: Teoría estética


Justine De Sade