Issuu on Google+

FICHA TÉCNICA Título original: Control Dirección: Anton Corbijn País: Estados Unidos, Reino Unido Año: 2007 Duración:112 min. Guión: Matt Greenhalgh, Deborah Curtis Producción: Anton Corbijn, Todd Eckert Orian Williams, Iain Canning, Peter Heslop, Tony Wilson, Deborah Curtis. Música: Joy Division, New Order. Fotografía: Martin Ruhe. Montaje: Andrew Hulme. Diseño de producción: Chris Roope. Dirección artística: Philip Elton. Vestuario: Julian Day.

PRÓXIMA PELÍCULA: Sábado 1 de Agosto de 2009 BOMBON EL PERRO Juan Villegas ha trabajado en la estación de servicio de una solitaria ruta patagónica durante los últimos veinte años de su vida. La estación ha sido vendida y los nuevos dueños piensan en modernizarla. Juan, junto con otros empleados, es despedido. Mientras busca otro empleo, intenta sobrevivir de una vieja afición: hace cuchillos con mangos artesanales. Pero no le va bien. Ni consigue trabajo ni vende cuchillos. Vive el drama de la desocupación en su aspecto más trágico: con la edad que tiene y sin especialización alguna, comienza a en-tender que ha sido descartado del mundo. Compañía que puede ser para alguien que, como Juan, está solo. Director: Carlos Sorin. País: Argentina

BIBLIOTECA PÚBLICA VIRGILIO BARCO CICLO: ROCK AL BARCO VI

FICHA ARTÍSTICA Sam Riley, Samantha Morton, Toby Kebbell, Alexandra Maria Lara SINOPSIS Película sobre el final de Ian Curtis el enigmático cantante líder de la banda Joy Division, icono del post-punk inglés. Un recorrido por los últimos años de Curtis hasta llegar a su trágico suicidio en 1980, el conflicto entre el gran amor que siente por su esposa y una apasionada relación con su amante, sus ataques de epilepsia que cada vez le dejan más deteriorado, su increíble talento y

contactenos@elbarcocineclub.tk Reciba por correo electrónico toda la información acerca de nuestra programación mensual a través de:

www.elbarcocineclub.tk

Director: ANTON CORBIJN

Teléfono: 347 84 18 Informes: 315 8890 Ext. 310 (Biblioteca Pública Virgilio Barco) www.biblored.org.co

Viernes 31 de Julio de 2009

BIBLORED RED CAPITAL DE BIBLIOTECAS PÚBLICAS

CORPORACION CULTURAL EL BARCO 6 AÑOS


Tomado de: http://www.estereofonica.com/control

La película ha estado en varios festivales, entre ellos, Cannes, y llega con unos cuantos premios. Consiguió una cámara de oro como mención especial. El guión es una adaptación de la autobiografía de Deborah Curtis, la mujer del artista. Está firmado por Matt Greenhalgh, siendo esta su primera incursión en cine. Hasta ahora se había dedicado sólo a la televisión. El actor sobre el que recaerá la importante responsabilidad de dar vida a este icono del post-punk inglés, es Sam Riley, un intérprete que curiosamente también ha trabajado en 24 hours party people que recogía los momentos clave de la vida de Curtis, pero se encargaba de otro personaje. Por lo demás no tiene demasiada experiencia. Creo que será suficiente para encarnar a este personaje. Junto a él, interpretando a su esposa, la de la autobiografía, la interesante Samantha Morton, sí, la chica de nuestra cabecera. La vimos en la irregular Código 46 (parece que todos los actores están tocados por Winterbottom) y la veremos en la primera película de Charlie Kaufman como director, Synedoche, New York. Una actriz que a su corta edad ya ha trabajado con Spielberg, Winterbottom, Allen… El director que quiere sacar adelante este proyecto es Anton Crobjin. Era uno de los fotógrafos de artistas musicales más importantes. Además, también ha fotografiado a otro tipo de artistas. Su experiencia con la imagen en movimiento la podemos encontrar en algunos videoclips que ha realizado.

La Opera Prima de Corbijn Su obra es universal y ha llegado a nuestra retina a través de imágenes memorables como el videoclip de One, de U2; la portada del disco Stripped, de los Rolling Stones; el 101, de Depeche Mode, y Sam¿s Town, de The Killers. Con 54 años, este genio holandés le está dando un giro a su obra profesional con acercamientos al cine. ‘Control’, la ópera prima de Corbijn, cuenta la vida, obra y muerte de Ian Curtis, el cantante de Joy Division, que marcó a toda una generación de músicos del Reino Unido y fue uno de los mitos del rock . ¿Por qué su ópera prima es sobre un cantante que se suicida a los 23 años? Hay una unión emocional con Joy Division. Yo estuve en Inglaterra para estar cerca del concepto que ellos venían desarrollando. Tuve la oportunidad de compartir espacios con Ian Curtis antes de que muriera. Otras razones están ligadas con mis experiencias durante los años 80, en las cuales hubo muchas vivencias de la adolescencia que me marcaron. La película muestra este periodo. Leí muchos guiones durante estos años, pero nunca me sentí tan tranquilo y emocionado como cuando leí el de Curtis. Sentí que era el personaje correcto para mi primera película. ¿El blanco y negro en la película tiene que ver con la tristeza detrás de la historia de vida de Curtis? Es una interesante apreciación, pero creo que Ian tuvo una vida interesante: en poco tiempo fue famoso en su país y con el simple hecho de ser ovacionado en un escenario tenía elementos para sentirse bien. La verdadera razón es porque Joy Division fue siempre una banda blanco y negro. Los colores de las carátulas de los discos, la ropa, las fotos eran en blanco y negro, la decoración de las presentaciones, y básicamente es por los recuerdos que están en mi memoria. ¿El acercamiento con una banda es más íntimo en una sesión fotográfica o en el rodaje de una película? Las películas son más instintivas, las fotos son más espontáneas. En estos días no estoy tomando casi fotos de bandas; más bien fotos individuales de pintores, actores, fotógrafos, artistas, mucho más que de la propia música. Solo les he tomando fotos a Metallica, U2 y Travis, últimamente, por un pedido personal y una relación de amistad que nos une por años.

De todas esas imágenes, ¿cuál es la que más recuerda? Hay una foto que le tomé a Joy Division, en 1979, en la que aparece Ian Curtis mirándome y los otros tres miembros del grupo están de espalda a la cámara. Con el tiempo, esa foto se describió como premonitoria y un símbolo de lo que pasaría con la vida de Ian. ¿Dos grandes de la música con los que trabajó se suicidaron (Curtis y Kurt Cobain, de Nirvana), que sensación le genera eso? Con Ian Curtis compartí muy poco; él era muy tímido, retraído. A Kurt lo pude conocer más a fondo durante la grabación del video de ‘Heart Shaped Box’ para Nirvana. Curtis no era tan famoso cuando murió, Kurt sí. Siento que ambos no se acoplaron a su entorno y esto lo lograron manifestar a través de letras y canciones maravillosas, una posición frente a la vida que tuvo impacto en generaciones enteras. Se cumplen 15 años de la muerte de Cobain, ¿ha pensado hacer una película sobre su vida y obra? Por ahora no. Y el caso de la muerte de Kurt es tan complejo y delicado que todavía hay datos que no son muy claros.


CONTROL