Page 1

Azharanía

4

revista de poesía “…Qué levaduraobrumaensoñadora…

# # # # # # # # # # # # # # # # # # # # # #

Marcelo Díaz Lluïsa Lladó Amelia Díaz Eloy Sánchez Mariela Diego Mónica Serra Pedro Gómez Enric Serra El almadar Eva R. Picazo Rosario Raro Lola Almeyda Agustín M. Martínez Javier Gm Pilar Martín Ana Mª Arroyo Emilio Sáez Ferran Garrigues Winter Vary Beatriz Villacañas Reis Lliberós haz – otea

junio 2013

elalmadar.blogspot.com


marcelo díaz

HIÉRAME DE LUZ TU GRITO

. Penínsulas y acantilados en tu falda de viento, tumultos de prisa sosteniendo el quiebro y los silencios y una hélice brusca torciendo por tu pelo. La siguiriya partió mi aliento al verte.

.. Que el mar se levantaba a dar sus voces y me hería candente con su hierro. Crestas de oscuras vaguadas abriendo un martinete.

... Con el agua luz ensanche de bahía nueva corona tu pecho una trenza rota con los dientes. Es voz, un salto, alas desconchadas por nubes que raptan mi silencio lleno.

2


.... Miedos de verticales sombras eran cataratas por tus ojos y en tu boca el horizonte con pena maldecĂ­a el destino. Negro grito nacido y roto.

..... Esa espada era tu grito, todos los gritos de los siglos, surcos que el puĂąo sembraba en duelo y amor como ave que se iba.

..... . Girabas recogiendo el aire y el dintel del mar me llamaba hasta su quicio inacabado.

..... .. Dunas de tu cuerpo amaneciendo los barcos, cogiendo mi silencio hecho ya monte. Era esa playa infinita tus caderas, remodelando olas, tejiĂŠndome los ojos.

3


lluïsa lladó

AEROPUERTO

El aeropuerto tiene swing. El aeropuerto tiene salsa, histerias e historias, ritmo y sabrosura. Gente que sube y baja, vuela y aterriza. El aeropuerto de novios cornudos que se besan en la terminal; de nietos que hinchan las mejillas al abrazar los abuelos. El aeropuerto tiene don. El aeropuerto tiene salvia. Un ciempiés espera en el stand de París-Orly y el baño vuelve a estar overbooking. Sajonas con medias negras.

4


Huele a mi tierra, respiro ya su aire. Raíz de personas altas y bajas que llenan los locutorios con alas. El aeropuerto baila hasta la madrugada. Tiene... reggaeton y castañuelas. Los ojos esperan en la pantalla eléctrica que no se retrase el parto. Ay aeropuertos, estaciones y embarcaderos...

.

Nunca encontré a Tom pero si una vez en el de Málaga una Princesa Errante, ida por el síndrome de Ulises sin vuelta y al revés que me partió el alma. Fin de la canción.

5


amelia díaz benlliure

EN LA VENTANA, DESNUDA De nuevo suenan tambores. Viaja el ritmo hacia los pies. Las caderas exploran el territorio amniótico de la danza. Y yo, desnuda en la ventana. Todo es una tribu nacida frente al mar. Todo es sal y tambores en la isla. Todo sol, ya nada invierno. Todo sol y tambores de la tribu nacida de danza y mar. Y yo, desnuda en la ventana. Las hechiceras suplican milagros a los dioses. Perpetran ofrendas de sangre y miel. Interrogan palabras olvidadas en la tierra. Gritan silencios mordidos y yo estoy desnuda en la ventana. Mastico dulces tubérculos. Acaricio a los felinos. Tatúo tu nombre en mi deseo. Y arrojo tambores a la ventana. Desnuda.

6


7

Queda media hora de sutil incandescencia. Después de treinta días de rescatar del naufragio las tablas con que construimos los sueños sin terminar, solo nos quedan palabras, canciones y buganvillas, palideciendo entre la hiedra trepadora de nuestra pared. Los huertos emanan primavera y azahar. Paz. Los extraños augurios de los gatos que gimen a la luz del plenilunio son mensajeros de las voces de la noche. Los perros, en cambio, lamen callados las llagas envueltas en hojas de sol. Al final viviremos entre algas y espuma. La sal será un collar de diamantes que atrapará nuestro cuello. Dentro de mí, oasis de verbos, habita el alma de la ciénaga y el cuerpo de los océanos. Dentro de mí, en el silencio, soy.

EN EL SILENCIO


eloy sánchez guallart

De mayor quiero ser como Leonard Cohen

Escucho a don Leonardo por las rendijas del televisor de plasma en esta tarde afable de paréntesis sureño y la voz cavernosa del bardo canadiense me acuna con su reptar de lento crepúsculo. Hydra dejó de ser una isla donde los burros guían al caminante hacia la casa sin puertas. La democracia está llegando a los USA con la firmeza con que cae un gobierno tercermundista. En mi cuaderno de versos hay demasiadas cuadrículas frases subjuntivas que no alcanzan a mojar como lloras un aroma que te lleva hasta un ya fue. La canción retorna a su letanía de blues y aunque Suzanne ya no baje al río porque cubre su demencia con un lenguaje sin signos yo vuelvo a casa no más sabio pero con remaches metálicos en las alas de papel. El tiempo no puede disimular su canina labor de asalto pero me place creerme fuerte hasta la muela y escribir poemas que nadie entiende.

8


Cowboy Junkies Se nos hace tarde la tarde narcotizada. Se nos hace corta la vida pendientes del cobro y la mudanza. El viento enfermo agita las copas de las nubes. Una melodía lamenta la condición opaca de sus notas. Renmin Park está tan lejos que una melancolía de pájaros asusta y paraliza la mitad derecha del rostro o la izquierda si miramos al espejo o nos miran. Diviso el papel a oscuras la cuadrícula silente que se resiste a ser escrita en una tarde comatosa escuchando a Cowboy Junkies como si no hubiese lugar para las máscaras vespertinas y pudiera borrar con un peso de plumas todas las sentencias que se atragantan los agujeros simbióticos la ira caducada sin refuerzo. Ya quedan pocas maneras de estrangular un silencio. Anoche me abrasaba una boca y no pude gritar mi pequeña muerte mi ángel desbocado en blanca extremaunción. Mañana la alfombras extenderán su placidez textil por los lunares del día. Yo repetiré la extinción de los saurios una vez más como cada lunes como cada derrota …aullido …calavera o arroyos reptando hacia la oscura noticia. Me extiendo hacia los límites de la nada un cielo a contraluz va apagando sus márgenes. Me despeino aún más si es posible. Todos los coches han encendido sus luces. Cierro sesión en Spotify.

9


mariela diego TU VOZ Tu voz vivifica la sal y el pan; recuerdo proyectado en un ocaso sin memoria. Tu voz tendiendo escalas entre mano y estrellas. Voz de arena, jugo en que se diluye el silencio pautado en la clepsidra. Voz de lluvia rorando el vientre marcado con tu nombre. Voz de viento cabalgando pentagramas de salivas y lágrimas. Sol sostenido en clave de oscuros demonios que no pueden, que nunca podrán, extinguir la armonía que ha esculpido tu nombre en la esencia de unos versos rotos . Tu voz. Tu nombre. Tu música. Arena. Agua. Viento.

10


mónica serra No [re]quieren pentagrama sus juegos sonidos de cuerdas respirando ecos rozando pulsos inauditas fugas danzan[do] junto a sus oídos ¿puede alcanzaros el himno de su alegría? tapias sombrando el reflejo de sus cantos en las horas incubatorias ensordecidos muros no podéis absorber la voz alientosonoro de los niños A voluntad un oscuro timbre tintinea un LA en 435 vibrantes espaldas retiraros con celo desafinó la escuela pisan los dedos bocanadas de silencio buscando a tientas sus andantes risas todo se vuelve suspenso mudacústica Queréis balancear la voz en vuestra [diestra] renglonadura vertiendo plegarias como cascadas de olvido a contratiempo dejáis huérfanos sin luz a cambio de seis monosílabos y prometéis el séptimo SI agitando una redonda blanca en ceremonias púrpuras Tentáis al devenir MI brindis huele a idus No debéis guardarme rencor incitada con éxito me sumerjo en lo desnudo en lo desierto en lo altivo y lo feroz vuestro vahído nocturno concede mi fugitiva gala Abrigado el espacio el compás será un SOL desigual [si] me atavío de Euterpe concebiré virgen la perdida voz renacerá la suite que fui .

__Opus__

11


pedro gómez

SILENCIO Y CANTO Hilo este poema límite de mis dedos tanteando indeciso las aristas de mí mismo, caen una tras otra las palabras para que tú las cojas y las eches a volar. Frágiles notas de una antigua melodía que intenta pretenciosa tocar el cielo, voz cansada de escuchar tantos ecos no vividos salmodias de libros impenetrables, desleídos. Deja que suene el tintineo que habla de veranos y de ríos, tamiza entre tus manos el verso que diluye la tierra y el ronzal. Si el canto se hace lluvia, si el eco sueña el árbol pronto se cubrirá de sombras la pradera y los silencios, acompasados, dibujarán la vida.

12


RECUERDOS Recuerdo el agrio silencio de una página en blanco la palabra incrustada en boca torcida y prieta preñada de hogueras yermas calcinadas. Recuerdo la losa encallecida por tantos pasos sin duelo ni consuelo hacia el altar fetiche ─ lágrimas furtivas, rastro de arena gris, fugas y mentiras. Recuerdo el pecho que reventó el grito en la oscura soledad, temblor de insecto buscando enloquecido la inútil luz cegadora y fría de un solitario fanal habitante de barrio dormido. Recuerdo, en fin, la lejana queja de un bandoneón rasgado. Sembró de afectos la indolente albura, desanduvo el trayecto de la farsa y el disfraz. Arrancó su pena en un sutil verso aire, voz y alma todo uno.

13


enric serra

[Música es el gozne...] Música es el gozne de la puerta al abrir. Cómo quema el cortado que cae en el suelo. Todas las oraciones que flotan en la catedral durante más de quinientos años. Música es el silencio de los colores un mediodía en el paseo marítimo de Cadaqués. El chat de dos viudas mientras leo La importancia de llamarse Ernesto. Música son las palabras ordenadas en un poema de Gil-Albert. Es la estética, la definición, el jardín japonés conforme a un símbolo que sólo el poeta conoce. Música es la televisión de Gran Hermano y la experiencia de John Cage al entrar en una biblioteca habladora con sonidos agudos que disertan sobre la Ciencia ; Y graves, que emocionan como una canción de Pablo Milanés.

14


UN SURTIDOR Para ti, el gorjeo de las palomas, el trinar de las golondrinas, el piar de los gorriones. Así te regala Mayo sus dorados dones como una orquesta que ensaya, aún el lejano ruido del verano. Es de noche, el Arco Iris, como un pentagrama de colores sube hasta la azotea para hllar retiro, y, convertido en asteroide concluye su silbo, con Bach, las variaciones. Los astros rutilantes, las campanas tubulares repican un futuro luminoso, cuando la Primavera con un soplo desnuda en el estanque los cuerpos con gráciles arias, allá en lo alto, cual Tristán e Isoldeo. Y los ríos que vierten al luminoso mar, musitan un réquiem silencioso antes que la voz del tenor resurja como un lobo herido por las torrenteras, hacia el castillo de Luis de Baviera, enamorado de losveranos, cuando un coro deuerubines renace como el furor delpoeta, en la silente y majestuosa armonía de los Alpes.

15


el almadar …EPPUR SI MUOVE Que la cultura está muy mal vista en estos tiempos y que cualquiera que la practica corre el riesgo de ser considerado sospechoso habitual por el Poder es un hecho sabido. Sabemos también que la poesía es un reducto minoritario en el seno del hecho cultural, con cierta tendencia a la endogamia; y que en las librerías generalistas suele estar apartada en rincones difícilmente accesibles al ojo distraído. En los medios de comunicación la poesía, los poetas, no existen, salvo que hayan muerto, reciban el Nobel o ganen un premio importante bien dotado económicamente. Si en una cena familiar dejas caer, como quien no quiere la cosa, que eres poeta, sí, que escribes versos, tus parientes te miran como a un friki y dejan de tratarte de la manera acostumbrada. Y si en algún programa-concurso de televisión alguien, por hacer gracia, se atreve a recitar algo, el público asistente responde a coro el canto estúpido de “¡qué bonito, qué bonito…!” tocando palmas. Feo panorama, se podría decir. La auténtica poesía no vende, no muerde, no quita el sueño… Y, sin embargo ─emulando a Galileo─, la poesía se mueve. Inasequible al desaliento, al desprecio de los que mueven los hilos, la poesía, como interminable gota de aceite, va expandiéndose, conquistando lugares, transitando en un ir y venir del mundo virtual al real, utilizando las redes sociales como medio de difusión, sin fines espurios, en los márgenes de los circuitos establecidos por la cultura dominante.

16


Los poetas escriben en blogs y en ellos encontramos ─junto a tanta poesía convencional en la que la palabra silencio es silencio, y olvido y ausencia se repiten más de lo necesario─ formas poderosas de reconstruir el poema, de amordazarlo y untarlo de rara belleza, de abrirlo en canal y rellenarlo de sorpresa. Los poetas escriben en blogs. Y aúnan dos vertientes de un mismo torrente. Puede ser un escaparate donde exhibir su ego y su ombliguismo pero, la mayoría de las veces, es un derroche de generosidad. De regalar poesía. De compartir poesía. Y de someterse a la crítica más sincera, que es la de sus lectores espontáneos. La poesía ha encontrado en Internet, en las redes sociales, un atajo para aproximarse a las personas que sentían timidez ante ella. Redes como facebook son instrumento de divulgación de eventos alrededor de la poesía. Podemos acudir a un bar de copas y disfrutar de un gintonic o una cerveza mientras una poeta presenta su último libro recitando en el pequeño escenario que hay al fondo del local. Y encontramos las slam poetry, las jam y hasta combates poéticos en los que el público vota al ganador. La poesía sale en busca de una quimera y un día instala sus bártulos en un mercado, otro en una estación de metro o en un museo. El hecho poético emerge desde las periferias del sistema y crea una red de vasos comunicantes sirviéndose de las nuevas tecnologías para postularse como alternativa a esa otra poesía oficial de suplementos culturales y grandes premios. Sin la cultura se detiene el mundo, no somos… Y la poesía, a pesar de los pesares, eppur si muove.

17


eva r picazo

(quiero hacer algo grande para nadie)

quiero hacer algo grande – me digo siempre – en el primer café de la mañana, ¿grande para qué? ¿y cómo de grande? no lo sé, muy grande para nadie, y ocurre que el café se acaba, el ascensor se para en el tercero, ese espacio incompleto donde solo soy la mitad, para cumplir el trato convenido, el que hace que mañana y pasado mañana, vuelva a ese bar con las mismas monedas de nuevo, el café y la grandeza, la que apuntaláis vosotros poetas, con verso afilado y contundente, como ese puente necesario al que me asomo como lo haría un loco, sintiendo que puede volar

18


rosario raro

Escribiste el manual de instrucciones de tu vida un cuaderno pautado sobre el que discurrías con mucha destreza. Sabías desde muy joven que cualquier castillo flotante se precipita con solo pisarlo y quien lo hace cae con él. Sin embargo, tanta prevención no te evitó que todo se volviera de pronto del revés, te ofuscaste, pero antes de dejarte morir, malherida sobre el caballo cruzaste el campo sobre las brasas, bajo los buitres exultantes ante el paisaje incinerado de la batalla. Resististe de esta manera durante leguas con la certidumbre amarga de que se perdía para siempre aquel libro que tanto te orientaba.

De Poesía para abogados (inédito)

19


mª dolores almeyda

Quizás lo hablamos

He pecado, confieso que he pecado respirando más de lo que me toca por minuto, sacando lo mejor de la basura con la lujuria de quien padece hambre, y he robado la ropa de un difunto. He pecado, señor. Y me confieso. Pero nunca he de estar arrepentida. Confieso que gracias a que sé robar he subsistido un tiempo, he logrado no morirme tan temprano. De qué me acuses tú me da lo mismo. Afortunadamente, gracias a dios, los que podían cazarme aún no han sido capaces de correr más que el viento. He aprendido a usar las malas artes y a jugar a la ruleta rusa para engañarte a ti y a tus ministros, para tapar el hambre y limarme los dientes con los huesos que saco del contenedor de las basuras. No quiero darte nada. Ni quiera el perdón que te debía por engañarme. Tú no eres mi padre y por lo tanto, dios, no te perdono. Confieso que he pecado por negarte, por respirar tal vez más de la cuenta y robar las miserias del cajón de las flores que ya se han marchitado. Pero de eso ya no se confiesa nadie. Algún día, si te me pones cerca, quizás lo hablamos.

20


agustín m martínez

Abre tu clave, primero. Abre tu piano, después. ¿Quién duda que el humor es tu género predilecto? (Payasín) ((Payasón)) (((Perdóname))) ¡Experimenta, juega, espera la inspiración tecleando, combinando! Cierra tu piano, cierra tu clave...

-Papá Haydn-

21


javier gm

La madre de la madre de mi viejo que no sabía leer ni escribir, lavaba las pocas ropas de la familia con sus rudas manos en las aguas frías de la rambla, golpeando con fuerza contra las cáscaras de las rocas con sus manos sabias con sus manos de madre con sus manos de pobre. Y se dejaba la piel y la vida aguas abajo y el reflejo de su rostro y sus arrugas cambiando lo mismo que las estaciones. La madre de la madre de mi viejo nunca fue a la escuela ni pudo oír la radio y sus dedos se fueron engarrotando despavoridos, entre el lino de las camisas y el algodón de los calzones, mientras cantaba las canciones que le habían enseñado sus padres lavando a mano contra las cáscaras de las piedras su triste vida su corazón despellejado. La madre de la madre de mi viejo murió llena de nada y pobreza entre la luz de los humildes, con la débil intuición de que después de la muerte podría haber una vida mejor, sin entender tan siquiera el significado de mejor. Y ahora, callemos todos.

.

Homorragias (Ed. Babilonia, 2012)

22


pilar martín gila

EL CANTO DE INGER No era tan dulce el cielo como la mano del hombre que ya no me esperaba. El hinojo amarillo al pie de la piedra, los cinco pétalos encendidos de los jardines. No era tan dulce… como el borde de la mañana, el último aleteo de tu sueño, los puentes, la orilla del río, el recuerdo en las flores azules, el pensamiento y las canciones de cada siembra. No, no es tan dulce (cuentan que la lechuza era la hija de un panadero) como la media tarde que pasa cantando sus gestas, la limpia vena del agua o el llanto tendido en el borde del brocal.

Ordet. Ed. Amargord, 2012


ana mª arroyo

De En la piel del verso (Quadrivium, 2012)

TÚ, ATADO A MI MIRADA...

24

En todo mi corazón siempre habita un ángulo muerto. Un espacio invisible donde toca el dolor que no entiende de errores, ni de tiempos fallidos. En cada estremecimiento del alma que alaba tu tumulto, tu risa, tu viento. Ahí... donde no vale lo que viviste. Sitúas tan voluble la sombra de rumbos desplomados, escrita en mi carne. Si falla el vuelo y me derrumba en picado desde la cresta de la ola que derrite mis párpados. No temo. No caigo. Seguiré tu calor tan firme como concisa. ¿Nunca en tu memoria vaga mi recuerdo distante? Que la música y la belleza y la voz y la letra... sigan desgarrando la vida invertida, equivocada, dichosa de su mandato. Dejaré abiertos los labios. Y haré magia entre las líneas... rectas... curvas y grandiosas. En esta existencia. O en la próxima. Tu brillo seguirá atado a mi mirada.


emilio sáez

LUCES EN EL DORMITORIO

Sentido es un eje poderoso para llevar los pensamientos al lugar correcto. Tener la capacidad de cultivar brújulas para espontáneos, inconscientes y definitivos actos. No se espera, pues no son dientes, ni perlas las que decoran ese tiempo. Todo lo que se puede decir de alguien admirable es vano incluso es ridículo por pretencioso. Solo el silencio contemplativo es digno de lo sublime. El calibre de mis palabras es corto, insuficiente, pobre en suma y en resta del brío que perdí. Quizás por eso mortifico mi carne a la búsqueda de preguntas corrosivas. Es difícil escribir sin sentido, sextante ni ganas, pero al mismo tiempo puede ser la única forma de recuperarlo. La evolución es movimiento, por eso quiero correr descalzo hasta el fin de la tierra para llegar y saber. Saberte a ciegas con la única guía del olor de tus ensoñaciones. Pues ya te dije que si piensas mucho en algo al final siempre huele a chocolate. Las pequeñas luces nos ordenan el sueño sin código de circulación. El psicoanálisis querrá urbanizarnos la orilla del sueño pero solo tengo materia para la caseta del perro. Mañana te llevaré rosas a la cama, así sabrás que algunas luces no son vanas.

25


ferran garrigues

I ara més que mai, quantes vegades he repetit les mateixes paraules quantes vegades lluitar contra corrent ha estat una emoció fallida pèrdua i buidor totes romanen a l´indret fosc que ara deixes perqué jo encara aguante els batecs i mire endavant sempre t´he esperat i en els moments de pausa he volgut que gaudires que sapigueres que a mi m´impactaves i que de tu emanava la vida i un gran esperit d´il·lusió futura i de joc i de rialla encara tendra. I ara més que mai, dir-te com ja t´he dit moltes vegades que deixes alló que no t´alegra, que no pares de riure que no voles més lluny del terra si no has de tornar amb nosaltres i esperar-te ara, i oblidar-te, i sentir que no hi ha prou aire i no hi ha prou mar on ofegar tanta punxada a les entranyes i esperar les lletres d´eixa ploma i eixes fulles per sempre blanques i esperar els moments potser protocolaris, potser sempre algo distants perque el temps que em tingut es el que ha estat i potser no calía més i no calía menys, per estimar-se. I ara dir-te, que faltaven tantes coses, que mancava encara tanta passió tant de rebombori, que et portava dintre i que vaig pensar mil projectes i que algún que un altre et vaig contar entre discussions inacabables on tot semblava possible. Tota la vida, germà, t´he tingut guardat en els ulls, com una imatge perpètua. Tota la vida en que et conec, he triat de donar-te camí i llum i possibles. I he fet tota la força intencionada, per impulsar-te endavant, més lluny, més alt, fins on et portara el somni. Has parat de repent. Com un llamp inesperat. Com un tró de violència inexplicable. Natura i esperit. Com sempre tan viu. Fins i tot per despedir-te. Faltaven tantes coses...

26


winter conrad vary

Adiós viejo El antiguo polo sur que salió tras nosotros, ya no está. La fábrica quebró La rutina dimensional del mundo, rodaba y rodaba y rodaba. Por eso paró. El rezo en mitad del rezo. Hundido. Mutante. Un nuevo día. Apetecía robar un círculo y empuñar la lluvia. Contar el abecedario con los dedos Esperando ese error que apenas llega sin exceso rozar los impulsos, cerrar los ojos. El antiguo sur era un vacío a mil diámetros de la vida días con pan eterno, y recaídas. La maleta en el pasillo, y el café chillando caliente: -Adiós viejo. Adiós, viejo.

27


beatriz villacañas

TRABAJOS FORZOSOS

He dibujado pájaros-manzana y he entrenado a mis huesos en las palabras nuevas. He moldeado a un dios entre mis manos y he sudado en la forja de las armas sagradas. Excavé la raíz de la unidad perdida. Busqué un día sin víspera y el cauce primigenio donde los cuerpos toman forma y muerte. Bebí la fruta huracanada del deseo y bendije mi sed condenada a ser sed por tanto tiempo. Aprendí a naufragar en el planeta mínimo de una gota de sal, de cualquier lágrima. Lo hice sin remedio: Para llevar mejor la soledad a este lado del corazón y de los versos.

.

La gravedad y la manzana

28


reis lliberós

47 besos, Aprendí a confiar en los sentidos, porque él era como el espíritu del vino, escurriéndose entre el barro, la escarcha y los racimos de uva. Las horas de luz encubiertas concentraron el grado apropiado de azúcar en los labios y, sin apenas darme cuenta, él vertió en mí, el beso abnegado, abrigado, arrepentido, breve, cálido, clandestino, condenado, copulativo, descalzo, desnudo, desventurado, efusivo, egocéntrico, fictício, fiel, hechicero, húmedo, indultado, inocente, inseminado, luminoso, lunático, minvante, náufrago, obstinado, octosílabo, paciente, pasajero, sumiso, subterráneo, tibio, tierno, vaporoso, ventoso, yermo, un beso escondido, un beso en el aire, un beso al revés, el beso de balde, el embrujo del beso, a despecho, un beso pasado mañana, ½ beso, 1 beso cualquiera, la ilusión de un beso compartido, el beso siempre eterno, a palpas, un beso un beso por doquier,

y fermentados los adjetivos, el vino y el beso, encontraron entre sus labios y mis dientes, las sensaciones y colores del aire, la tierra y el agua, 47 besos.

29


haz -

otea

La intermitencia de los faros, de Natalia Castro Picón (Canalla ediciones, 2013) La mujer que en el mundo blogger se hacía llamar Bill Gorton o Jean Tarrou publica con su nombre una ópera prima que no lo parece. Poesía y/o prosa poética exuberante, Natalia Castro crea imágenes potentes, retuerce el lenguaje hasta la sorpresa, en un poemario que acaba re(v/b)elándose como un canto a la vida y a la libertad. Y aunque el último poema lo titule "¿Por qué no soy poeta?" Natalia Castro es, desde ya, una poeta a seguir.

Libros de poemas, de Manuel Ríos Ruiz (Ed. Calambur, 2011). Manuel Ríos Ruiz es un poeta diferente e innovador a lo largo de toda su obra. Bien conocido y reconocido en el panorama poético, injustamente o justamente por su valor singular, no ha traspasado como merece su calidad hasta ese listado de los que se suelen citar. Desde el año 63, en que aparece su primer libro, hasta la actualidad, ha sido una constante búsqueda de lo esencial de la poesía, escapándose lúcida y decididamente de la poesía más habitual de la época y buscando siempre nuevas maneras expresivas desde el propio lenguaje y desde la forma de plasmarlo. Imprescindible conocer.

Los Chicos del Vertedero, de Toño Benavides (Canalla Ediciones, 2012). "Nosotros somos los chicos del vertedero y no venimos a recitar poesía, venimos a dispararla." Así comienza el segundo poema del primer poemario del reputado ilustrador leonés Toño Benavides. Con la fuerza de sus imágenes, muy visuales, duras pero no carentes de lirismo, con un ritmo trepidante, explora los márgenes de la ciudad/sociedad, entornos degradados que el autor llena de vida dando voz a unos seres que buscan su afirmación en la marginalidad, "que huyen pero no temen, porque no tienen nada que perder".

Homorragias, de Javier Gm (Babilonia. Col. Pliegos de la Palabra, 2012) El momento actual de la poesía en España está lleno de valores. Creemos que el primero de ellos es la ruptura de los modelos y los referentes. De forma, contenido, compromiso... Una desobediencia necesaria y lúcida ha dejado de lado y atrás el anquilosamiento del ranking de las últimas décadas, que se convierte en causa también de la rebeldía plural que sucede. Crecimiento marginal que renueva. Entre tantas formas de aparición de la poesía de poeta, en el libro Homorragias encontramos la revalorización del lenguaje como vehículo que hay que domar y forzar para expresar lo inexpresable, por un lado. Y por otro lado la publicación modesta-honesta que, antes que hacer cola donde no es tu turno, nace y se nos muestra. Importante.

30


AUTORES INTEGRANTES DE ‘EL ALMADAR’: Marcelo Díaz García // Villasequilla (Toledo), 1950 // Premio Ciudad de Alcalá, en 2008, con Viaje sin memoria. // Último libro publicado: Sin cie(l/n)o (Huerga&Fierro, 2012) // enmaricielo@yahoo.es

Lluïsa Piña Lladó // Palma de Mallorca // loisenedroma@hotmail.com // Participa en la antología IndignHadas (Urania ediciones, 2012) // elcohetevolardorblogspot.com

Amelia Díaz Benlliure // Castellón de la Plana, 1959 // Último libro publicado: Tuya es la voz (Los libros de la frontera-El bardo, 2013) // azulmareterno.blogspot .com // amediben59@gmail.com

Eloy Sánchez Guallart // Castellón de la Plana, 1963 // lagrimalluvia.blogspot.com // leolo.eloy@gmail.com // Último libro publicado: Manifiesto asténico (Urania ediciones, 2012)

Mariela Diego Núñez // Salamanca // Libro publicado: Los colores del agua // marisa948paz@gmail.com

Mónica Serra // Barcelona, 1961 // Participa en el libro de relatos Cosecha de invierno (Urania, 2013)

Pedro Gómez Simón // Segorbe, 1951 // Libro publicado: El último invierno (Playa de Heliópolis, 2012) // elnidonidado.blogspot .com.es // pedrogomez.cs@gmail.com

Enric Serra i Prades // Burriana, 1974 // Libro publicado: Estaciones y estancias (autoedición, 2010) // lafamiliamonster.blogspot.com

AUTORES INVITADOS: Eva R. Picazo // Madrid, 1974 // Último libro publicado: Donde la lluvia (Urania ediciones, 2013) // Blog: evarpicazo.wordpress.com // rodriguezpicazo@gmail.com

Rosario Raro // Segorbe, 1971 // Último libro publicado: Desarmadas e invencibles (Talentura, 2013) // raro@uji.es // pliegosvolantes.blogspot.com.es

Mª Dolores Almeyda // Sotiel (Andalucía) //Último libro: Algunos van a morir (Anaquel, 2012) // marialmeyda.blogspot.com.es/

Agustín M. Martínez // Sevilla, 1974 // Primer premio concurso poesía del Ayto. de Alzira // Último libro publicado: Imágenes y pensamientos (Ed. Lulu) // www.myspace.com/agustinmanuel // agustinmartinezf@live.com

Javier Gm // Valencia, 1962 // Último libro publicado: Homorragias (Babilonia, 2012) // lavezdelosvenenos.blogspot.com.es/

Pilar Martín Gila // Aragonese (Segovia), 1962 // Último libro publicado: Ordet (Amargord, 2012).

Ana Mª Arroyo // Ciudad Real // Libro publicado: En la piel del verso (Quadrivium, 2012) // Blog: heidorecordando.blogspot.com.es

Emilio Sáez Soro // Tiriez (Albacete), 1965 // Último libro de poemas publicado: El título eres tú (2007) // evocion.blogspot.com.es

Ferran Garrigues // Valencia, 1976 // Libro publicado: Premio Teatro Breve Nuevos Tiempos con Trashumantes (ESAD, 2006) // demarionetasysombras.blogspot.com.es

Winter Conrad Vary // Castellón de la Plana, 1980 // Beatriz Villacañas // Toledo // Último libro publicado: La gravedad y la manzana (Devenir, 2011) Propuesto para el Premio Nacional de Poesía 2012 // bevillacanas.webcindario.com/

Reis Lliberós // Castellón, 1968 // Último libro publicado: Erase una vez... un microcuento (Diversidad Literaria, 2013) // Web del Pont cooperativa d'escriptors: www.elpontdeleslletres.cat/tag/reis-lliberos

Autores de los diferentes colectivos poéticos contarán con un espacio en AZHARANÍA.

31


¿Es música la poesía? No lo es, pero cabalga en ella. ¿Es poesía la música? No lo es, pero desde el umbral se percibe su aroma. Puede que en un extraño momento de vacilación el verso, con su ritmo, su pausa y su hondura se nos salga de la partitura. Decía Hoffmann que la música empieza donde se acaba el lenguaje; también decía Tagore que la poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos. Poesía, música… ¡qué más da! Que vuele el verso entre el humo de las cantigas y se arrulle Miguel con una nana.

…Qué jonduradecantebienhablado.” La memoria alucinada. Manuel Ríos Ruiz

Azharanía. Revista de poesía. Edita: Unaria ediciones © De los textos: los autores © Del diseño, ilustraciones y maquetación: El almadar Dep. legal: CS–246–2012 Impreso en Gráficas Cremor C/ Vilafamés, 5 bajo 12002 Castellón

Azharanía núm. 4  

Revista de poesía de El almadar

Azharanía núm. 4  

Revista de poesía de El almadar

Advertisement