Page 1

2

revista de poesía

“Si a uno le dan palos de ciego… ”

Azharanía

Enric Serra • Lluïsa Lladó • Pedro Gómez • Mariela Diego • David Cebrián • Marcelo Díaz • Amelia Díaz • Eloy Sánchez • El almadar • Antonio Tello • Kepa Murua • Xosé Cáccamo • Alberto Pérez • Arturo Borra • Rosario Raro • Renée Nevárez • Anna Rossell • Ana P. Cañamares • Julieta Valero • Ramón Ataz • Paloma Corrales • haz – otea •

El almadar elalmadar.blogspot.com

Tertulia poética Castellón de la Plana


ORACIÓN Cuando salgamos con el tren y entremos en el poema, o salgamos del poema y entremos en el tren, (la salida es la entrada; la entrada, la salida), digamos: nosotros podemos Cuando el tren parta hacia el manicomio, y la realidad de la verdad, o la verdad de la realidad sean un viaje dentro del arte, digamos: nosotros podemos Cuando nos apeemos junto al Himalaya, después del viaje alejandrino por la Tierra de los Intocables, y hagamos memoria del fasto y las falsas deidades, digamos: nosotros podemos Cuando lleguemos a la cumbre y nos descalcemos para sentir la roca de la tierra y sus columnas de alabastro y hierro talladas por el místico, digamos: nosotros podemos Y cuando lejos del mundo en lo más elevado de la humildad, despojados de todo deseo, con los votos de los eremitas camino del corazón, digamos de nuevo: nosotros podemos Nosotros podemos, con la dignidad de la alegría al ver la esencia semejante en los cuerpos mortales, cincelados por el poeta cercano a la lucidez, que contempla ese nosotros, y alegres partamos en el tren para salir y entrar, o entrar y salir al reino de la paz y el amor, al reino del no–ser, al reino donde la luz nos bendice y nos dice: podemos, sí, podemos, nosotros podemos.

2


enric serra

“Es preciso matar para seguir viviendo” Miguel Hernández.

En esta paz hispánica, hecha de saludos inmarciales, donde la única guerra se libra entre la cal y el azul del cielo, vivimos ingenios y cristianos ignorantes de lo que pasó siempre y ha de pasar. Algún día, cuando a tu madre la fusilen los bárbaros, tu propio instinto dictará el golpe con que hacer justicia al huérfano. Y entonces del cielo palpitarán relámpagos y de las casas violadas partirán los inocentes en busca del héroe. Su fuerza , física y espiritual, alimentada por el arco y el bardo, vengará el ultraje a la roca desoyendo los consejos de Atenea -ten paciencia, te mides con gigantes-, precipitando el oleaje de la Historia, violento. Y no habrá que sacrificar la sangre en el circo, cuando es a Cristo a quien hay que salvar.

3


lluïsa lladó

Contrato de treinta y pago la ronda, cinco latas de cervezas vacías y la soledad para ahuyentar el desahucio. Viven con la nevera apagada y una lavadora ausente con la nómina sin toma de tierra, Tantos anónimos en el tablón y la plancha de apoyalibros. Buscamos un sueño, el trípode que nos sostenga, en la esquina prostituida de la hipoteca para llegar a la meta del fin de mes.

(De Poesia en acció)

4


EL PARADO No pienso justificarme, ni siquiera el perdón pido, por haber nacido cero, deseando ser nueve. 0=9 Un nueve infinito con muchos ceros a su derecha: 9.000.000.000.000 ... No tengo forma. Soy redondo y vacío. En casa, de la butaca al sofá, y del sofá a la cama. Y sin agua ni pan rodando como un aro parezco una lágrima. Haciendo figuritas de madera con cuatro mesas y una silla. .

5.000.000 de parados.

5


L - lirio

convallaria majalis

EL VALLE DE LAS MENTIRAS En el valle de las palabras muertas, entre blancos y embaucadores lirios, vive Aritnem, la diosa huidiza, la que se escurre entre las grietas y se adorna con verdes velos de impiedad. Serpiente de hipócrita sonrisa, bífida lengua y sedosas escamas, canta, culpable, su fingida inocencia, se rodea de acólitos mendaces que corean su nombre al pie de los altares. Las piedras señalan a la diosa, los lirios se retuercen en su agonía, pero no hay palabras justas para ser contadas. En el valle maldito no hay escapatoria, solo universos de infamia y rebeldía. Las palabras se dicen al revés -severla necides sarbalapsalpara ocultar la mínima voz del insecto, único que puede sobrevolar el valle y denunciar con tenue voz a la diosa embustera.

De Libro de las flores y los olores (inédito)

6


pedro gómez D – olor a desagüe

SOMOS/HABITO somos▪ soy▪ habito▪estamos▪hacemos un▪nuestro▪paisaje▪mundo▪monolítico compactado▪ sin▪ fisuras▪ni▪resquicios agradable▪ regulado▪ y▪ laxo▪ aséptico conocido▪ recorro▪ salas▪ pasillos▪ que me▪ tocan▪ por▪ nacimiento▪ y▪ mérito abro ▪ puertas ▪ cierro ▪ estancias ▪voy libre ▪ con▪ mis▪ documentos▪reglados pero▪ deja▪ una▪ única▪ salida▪general junto ▪ a ▪ los ▪ desagües ▪ malolientes existe ▪ una ▪ escalera ▪ descendiendo con▪ largos ▪ peldaños ▪ estrechándose más▪y▪más▪tanto▪que▪no puedo▪colocar ni▪siquiera los▪pies y▪me▪pre cipi to al va cí o

De Libro de las flores y los olores (inédito)

7


mariela diego

Hoy asomarse al mundo es no encontrar una alegría donde apoyar los codos. Tanto papel mojado glaseando cabezas, tanto títere arando los talones del tiempo, escombrando horizontes… Ojos prendados de sombras. ¿Qué fue de aquella génesis de luz que en el umbral de la caverna desplegó los párpados cautivos? Inútil acuñar lágrimas en la memoria del agua, arañar el cielo con esquirlas de deseo. Reivindico la ilusión: Izar en un poema un inconsútil germen de esperanza.

De indigHADAS (Antología) (Urania ediciones, 2012)

8


david cebrián Toboganes asépticos Cruces entre caminos sordos donde monjes aúllan tacos y lobos feroces se encierran tras pantallas de plasma: - "Tú, mírate en el reflejo de mi charco podrido". - "Él, que se tire a la piscina. ¡Que viene la Troika! y yo cortándome venas azules y negras. Espacio angosto, amargo, pérfido. Narraciones, noche, julio, tan desafinado como electrónico, marítimo Pitbull distorsionado por clones, emociones y figuras pretendiendo ser reyes y jarrones. Tiovivo sin más vida que una moneda fundida por queimadas católicas para banqueros con corazones prefabricados y palabras de deshonor carcomidas... donde su músculo bombea sangre y horchata; su cerebro se llena con peonzas y Big Macs; su ilusión, carbón hipotecado para futuros; y su presente, Redbulls contaminados con CO2. Yo, ensaladilla aséptica, fórmula prefabricada por ordenador, tatuada con sueños de Ariel, anunciada por TV como Profident. En los patios de mi infancia niños deconstruyen matemáticas, hacen puré de lenguaje con historia, lo condimentan con física y filosofía, para rebozarlo en apatía y desencanto. Y al llegar la luna: una piedra redonda, una calle desierta, una ventana abierta, una camiseta sudada y un carrito con dos altavoces.

9


Pasos sin descanso con suelas que deletrean las horas de caminar sin nombre, ya infinitos, abreviados por algunos hasta quedar sin voz. No es tiempo de la belleza que pueda mostrarse sola porque a la vida la nubla la mano maldita de los próximos y aquellos que estrangulan los días. No es tiempo de la belleza en las piedras porque veo el hambre, la esclavitud enorme y feudal con que se deja al ser, la vida, una vida, una voz, único tiempo, y su altar truncado, el vástago de paz con los ojos rotos. Truncar es la elección y la acción de pocos, opresores malditos innobles codiciosos sin amor inhumanos bárbaros inmorales codiciosos sin amor hipócritas criminales sin escrúpulo codiciosos sin amor siempre cerca del incienso y el palio protegiendo su chaqueta. Hasta me duele la voz del que canta solo la belleza y no tuerce su gesto y acusa a esos pocos. Sumo también su cobardía a esos malhechores.

10


marcelo díaz

Á L Z ATE A TU ALTURA ZATE A TU AL Después de aquel día la inocencia hizo pecado y TU A TU no hubo que había antes y fue un oráculo matando A La inocencia hizo pecado y hubo

crimen cainita dios no ama a nadie

porque lo inventó otro hombre que que

ría poder y esclavos sumisos de mente sin

mente y solo oír su voz dislocada tenía

miedo y era sumiso a su pensar innoble incul

culpada siempre en cobardía e inventó

el pecado la culpa pero no la palabra biendita

que aclara y propone el bien bien deber

porque hay otros y estás tú para ser tú descu

bierto verdadero sin engaño y sin ment

ira ni pequeñez soberbia egolatría culto egola

tría culto de pueblo personas elegidos

soberbia entre tantas galaxias multiversos solo

ceguera soberbia ciega enfermedad

puede inventar dios herramienta y después el

juego del tablero los dados las casillas

encasillados el camino estrecho púlpito torre

dogmas al lado oro coronas pobres apa

rte y los niños a los que hacer lo que con él

dejados hambrunas sin trabajo y el ojo

ojos diciendo siempre olvido no ha venido él

pero el castigo fuego lo antihumano la

ruina sobre la que un éxtasis demente cieno se

atribuye cielos y condenas y sin ropa

él ellos los sucios no están son sin nombre aje

nos que no aparecen en el juego siem

pre con reglas nuevas añadidas corrigiendo el

error la mentira la inercia cobardía in

humana solo dogma dogmatismo mentes rotas

decadente soberbia ceguera ilógica sin

ver ni mirar a los sencillos muerte que mata

huma noserhumano serhumano serhuma noserhumano

11


amelia díaz benlliure

ME DUELEN LOS HIJOS

Me duelen los hijos a quienes no enseñamos las palabras indecisas o los deseos que no se cumplirán. Ellos aprendieron que si estudias, trabajas; que si trabajas te dan unos papeles a cambio; unos papeles que curan, unos papeles que compran, unos papeles que llevan al paraíso un mes al año. Papeles de colores con los que juegas a ser dios mientras peleas con los árboles intentado imitar su vuelo, su voz de cometa elíptica, su tapiz de sotobosque, para terminar ardiendo en las llamas de un infierno. Papeles empapados con lágrimas de otras madres, con el sudor del mediodía y estrellas carbonizadas. Sí, me duelen los hijos que todavía juegan a un monopoli falaz y creen que la noche no existe y las mañanas siempre son una paleta de acuarelas. Ellos no conocerán el aroma de las malvas ni el encanto sosegado de dormir a la intemperie.

12


heri DAS

Hay heridas que no deben cicatrizar. Hay dolores que no se pueden escribir. A veces hay que coger la poesĂ­a por el cuello, acariciarla con suavidad, como si de una amante se tratara, y, luego, firmemente, estrangularla.

13


eloy sánchez guallart

El hombre trajeado El hombre del traje azul oscuro tiene las manos tintadas y una muesca en la sien tiene unos zapatos nuevos que mojar en desayuno continental cuando mira desde su atril de confort europeo Sabe destripar farolas volver del revés un pulpo en el noticiario de las diez asear las calles con zumo de esparto sabe este hombre en cuyo sexo anida un arma descosida En su refugio de suelo acuchillado reparte recortes y prebendas con un rictus de desprecio en las grietas de sus dedos sin huella de sus dedos bolígrafos firmando unciones tóxicas hasta pleamar dedos que no aman sin precio y conjuga -ese hombre que nunca caminó descalzolos verbos robóticos del tópico español El hombre de costra creciente y pálida niñez augura días de plomo en un solo color su espejo le devuelve un cadáver con sonrisa de un tiempo de antes de estar vivo pero se implanta unas gafas de niebla unívoca que solo dejan ver lo que quiere ver el hombre del traje oscuro y azul al que hoy le sudan brillo las manos tan lejos de la plaza insomne en que los niños crecen enemigos hacia el tiempo de estar vivos

14


Robocop desconcertado

tu frente inmóvil tú bombero de rebaño y disturbio complemento de destino en Madrid tú sin cara ni gesto solo la rápida carrera solo el golpe sin pregunta y esa bola que no bota y hace daño sin aro tú sin era tú sin semilla tú sin abrazo tu hija en el pulso ella en la carrera ella tu pequeña ella tan de otros frente a los mezquinos tú que desayunas de pie café y tostadas tú tan como ellos ¡mierda este calor! y el uniforme tu cabeza de dios griego también quiere caricia quiere mano y tu mano tuvo un pecho en ella tu abrazo de hombre tu beso vagabundo en el futuro labio que te grita en el odio agazapado tú restando contingencias comunes tú tan bien amamantando tu salario de hombre libre ¡Mírate cómo te miran!

15


el almadar Llegar a la expresión plural y aceptarla es un logro muy reciente de una pequeña parte de la sociedad actual. Y con sus límites, desde luego, pues no suele ser del agrado de los rectos. Léase gobernantes y afines. Entre ellos los que quieren que gobiernen y se impongan y consuman sus gustos. Cuesta ahora decir algo sobre fronteras, valores, pero creemos que cabe hacerlo sin ser impositivos y creyendo que la pluralidad no justifica el engaño, aunque éste se de. Porque en esta pluralidad suele ocurrir que el mediocre se hace ladrón y el pillo se hace impostor. Sobre asuntos objetivables, medibles, el problema es menor, pero si queremos hacerlo sobre lo esencial de la poesía, podríamos entrar en un campo de flores y minas. Tampoco nos gusta callar y, dentro de todo lo que se puede decir sobre ello, queremos hablar hoy de un aspecto de la poesía actual. Ya van bastantes años en los que nos encontramos libros escritos con perfección constructiva y de elementos versales. Suelen ser incluso de autores muy premiados. Es una poesía muy pulida, barnizada, en la que no hay aristas ni texturas, golpes imprevistos, ni joya auténtica en sus cofrecitos de imágenes. Se puede echar mano de una decoración del todo a cien que no contiene nada pero llena el espacio. .

16


el almadar Nos sugiere una casa limpísima con todo colocado y en orden. Con algún objeto artístico descriptivo que no produce sino similitudes y evocaciones. Una casa en la que parece que no vive nadie. Pareciera que el dolor, la razón ética, la razón de escribir poesía, no parte de ser poetas, de explicar lo inexplicable porque el poeta es capaz de sentirlo. Ante este reto, parece que esa estética sea solo una estética diplomática, conformista, engañada en su cortedad y poca exigencia y engañosa, finalmente. Pasean sus versos cierto estado dolido y dulzón, no exento de sentimentalismo y hasta ñoñería. ¿Bastaría eso? La perfección está tan asegurada como su vacío y falta de compromiso con algo más alejado de la mismidad. Parece un híbrido entre el poso antiguo del romanticismo y una poesía de la experiencia acortada. Y les llueven premios como si hubieran logrado formar a los jurados con el tiempo. Una muestra de su generalización. De un estado de pobreza y confusión. Menos mal que, alguna vez, ocurre algún reconocimiento posterior y se rescatan algunos de los que nunca entraron en los gustos y desgustos de estas acciones tan interesadas y tendenciosas como alicortas. Aunque quede algo de lo que Engelmann decía sobre la fama posterior que es ciertamente la tragedia de una vida genial. .

Colectivo El almadar

17


antonio

tello

El Arca de Noé abandonada en la cima del monte Ararat

¿Libre?

Nuevo relato político

18


kepa murua

GUK ELKAR EZAGUTU BAINO LEHEN Utz itzazu gauzak ohearen gainean, utz itzazu garrantzirik eman gabe. Utz itzazu zure oroitzapenak. Utz itzazu zure ametsak, zure tristura haiekin batera. Min ematen digun beroa hotza da, kontuan hartzen baduzu bizitzak bere lantuak dituela, min ematen duena ahazten den bezala. Hotz horiek utz itzazu suaren erpinean. Jar itzazu han hain garrantzizko ziren gauza alferrikako horiek. Utz ezazu guztia, ezer ez balitz bezala.

ANTES DE CONOCERNOS Deja las cosas sobre la cama, // déjalas sin darle importancia. Deja tus recuerdos. // Deja tus sueños // tu tristeza con ellos. Frío es el calor que nos daña // si piensas que la vida tiene sus lamentos // como se olvida lo que duele. Deja contigo esos fríos // en la cima del fuego. // Coloca las cosas inútiles que tan importantes eran. // Déjalo todo como si nada. Julio, 2012

19


xosé cáccamo

cama da miña nai no fondo mudo cama na altura de area que se derruba e anuncia aos nenos a distancia da terra imposíbel entrei na vosa alcoba levando nos brazos o corpo dun animal moi triste era o corpo adolescente que choraba desolado era o corpo do meu propio nome entregado en ofrenda pregunto por que ouvea toda a tarde este can de ollos remotos será un home cobarde cando medre ou será o destemido que camiña sempre pola beira do cantil con ollos tan claros como os da nai que non pode cantar o nome dos seus fillos e vive dentro dela no fondo mudo

cama de mi madre en el fondo mudo // cama en la altura de arena que se derrumba // y anuncia a los niños la distancia de la tierra imposible // entré en vuestra alcoba llevando en los brazos el cuerpo de un animal muy triste // era el cuerpo adolescente que lloraba desolado // era el cuerpo de mi propio nombre entregado en ofrenda // pregunto por qué aúlla toda la tarde este perro de ojos remotos // será un hombre cobarde cuando crezca // o será el temerario // que camina siempre por la orilla del acantilado con ojos tan claros // como los de la madre // que no puede cantar el nombre de sus hijos // y vive dentro de ella // en el fondo mudo 2012

20


alberto pérez

CONCIENCIA Somos templo de sus balas, tierna coraza de piel y huesos frágiles, pulidos al desconcierto de la miseria y de la guerra. Somos alas de Ícaro encendidas al sol y leño de la hoguera que humea en el horizonte; al final del día, estamos cansados y dormimos entre desvelos y sueños que nunca serán más que sueños. Crecemos, desde pequeños, armados con dardos de miel y limón, la venganza atrofiada en alguna parte entre el corazón y la vesícula biliar, y sin más coraje que ese furor difuso que blandimos al llegar tarde el autobús de las tres. Nos hermanamos, nos liberamos y nos fundimos en caricias y abrazos como un cocktail pasado de los sesenta, y, así, amputamos nuestro orgullo, que se pudre en una bolsa de plástico, con un amargo eslogan: biohazard. Hemos dejado la libertad en los bolsillos de la chaqueta, en la paga semanal de nuestros hijos, en la hipoteca a cuarenta años. ¡Cuánta libertad! Libertad que se funde como el queso en lonchas sobre una macerada hamburguesa con pepinillo; libertad con vistas al mar de edificios que inundan nuestras calles. Hemos dejado la libertad... Somos recogedor para la escoba, salvamanteles, felpudos de bienvenida, las obsoletas pilas del mando a distancia o el cacito del detergente en polvo,... Encerrados, en hogares que nos son los nuestros, en ciudades que no son las nuestras en un mundo que no es el nuestro,... Solo porque no somos quienes debemos ser a conciencia.

21


arturo borra

VALOR DE CAMBIO

Baba a cambio de nada –migajas en cambio: silencio al mejor impostor, silencio que tapa lo que calla cuerpo adentro: y que la intemperie selle los tímpanos y la boca a cambio dibuje una sonrisa. No hay más que dar para ningún cambio: cortesana vértebra, saliva que niega la sequía en la garganta.

Del recién editado Figuras de la asfixia (Ed. Germania, 2012)

22


rosario raro

ERROR DE FORMA Hay parecidos muy difíciles de negar. El retroceso es la atracción estrella del parque, se trata de un thriller sobre decapitaciones que transcurre en regiones aún adolescentes. Trasladan a los protagonistas a traición a un reino irracional donde se ocultan las cifras de suicidios. Los carteles de las carreteras no advierten de la ingenuidad, ni de los peligros del exceso de confianza. Tampoco alertan de los errores de sus gobernantes psicópatas que extienden sus palios sobre todo el territorio y pueblan los ojos de tiempo inverso y arena.

23


renée

nevárez

ESCRIBIR No sé sino escribir. No discuto o refuto, no despliego mi verborrea en defensa de la razón, La Razón, y como Balzac, tampoco sé revestir de lúdico misterio mis renglones, si los recito. No sé más que inventar, unir eslabones invisibles en el tejido del viento, y volar a todas partes así; nula en ciertos seres inhabitables, inabordables, pero viva en pleno centro, a lo profundo, el gusano bajo tierra, ciego de raíces, que no sabe del bullicio universal en el insomnio de las estrellas, que escucha las alturas desde abajo, resonando en los pelos de los pies que cuelgan en el alma de las plantas adentro del suelo. No sé de estratagemas u ofensivas, de asechanzas, de ataques, de emboscadas ni fúnebres, triunfales marchas, sus victorias garrafales. No sé ir directamente al grano ni cuál es el grano ni el punto, la clave, el meollo. Sé de otros meollos y otras claves, soy de otros puntos, pero no seré capaz de alumbrar esto que has errado en mi contra, y solo podré revelar, llegado el caso, la cadencia libre de mis latidos (sin afán en su tosca cuadratura por los artificios propios de la doblez), exenta de fullerías y tientos en su soplo a favor de nadie, tampoco a tu desfavor.

24


anna rossell

De qui són els carrers de Bamako, de qui són els carrers? Són de la pols vermella de la terra, són de l’asfalt roent, són de benzina espessa i mal cremada, són de motos i cotxes d’occident, són d’ovelles i cabres africanes, de cartells on es ven el que no tens: el luxe d’una llar ben decorada, el pentinat del blanc, judo xinès, un cos escultural i resplendent, disciplina d’escoles europees, medecina privada, algun hotel, serveis de tota mena de postvendes, formació excel·lent a l’estranger. Els carrers de Bamako, de qui són? De qui són els carrers? Són de ciment i sorra i munts de pedres, i entre ciment i sorra el cos d’un home, cobert de mosques i de parracs vells -ossos vestits de pell de color negre-, dóna amb un moviment molt lleu, molt lleu, un lleu senyal de vida lleu. (Bamako –Mali-, 09-07-2011)

¿De quién son las calles de Bamako? // ¿de quién son? // Son de la arcilla roja de la tierra, // son del asfalto incandescente, // son de la gasolina espesa y mal quemada, // son de motos y coches de occidente, // son de ovejas y cabras africanas, // de carteles que te dan lo inexistente: // el lujo de un hogar bien decorado, // el peinado del blanco, yudo chino, // un cuerpo escultural resplandeciente, // disciplina de escuelas europeas, // medicina privada, algún hotel, // servicio en todo tipo de posventas, // formación extranjera en un vergel. // Las calles de Bamako, ¿de quién son? // ¿De quién son las calles de Bamako? // Son de cemento y piedras y de arena, // y entre cemento y piedras un cuerpo de hombre, // cubierto de moscas y de harapos viejos // -huesos vestidos de piel de color negro-, // da con un movimiento leve, apenas perceptible, // una leve señal de vida leve.

25


ana p. cañamares cccccañamares

VEINTE DE NOVIEMBRE Te fuiste a morir en la misma fecha que aquel que te había jodido la vida; nada personal por su parte: te la jodió a ti como a tantos otros. En el momento me pareció una coincidencia con más mala leche que otra cosa: una ironía fúnebre, una carcajada de la calavera. Pero luego pensé que tú reirías la última, que noviembre sería el mes de las madres que guardan la ternura y la dignidad en un cofre rodeado de pinos y regatos; no el mes de los que se van entre tubos, ajenos a la muerte como estuvieron ajenos a la vida, y que yacen incorruptos admirando la solidez del mármol. Una última cosa, madre: sé por ti que hay ideas que atentan contra el corazón. Dicho de otro modo: tener corazón no permite tener ciertas ideas. Y ninguna otra vida ninguna otra muerte me convencerá de lo contrario.

26


julieta valero

GATO SOLIDARIO. BAJO EL ALFÉIZAR DE TODAS ESAS VENTANAS HUEVOS DESCUIDADOS POR AVES EXTRAÑÍSIMAS

para Julio Mas

Frente al estanque de invierno los músicos callejeros y las pitonisas se mantienen en forma, se ajan con toda profesionalidad/profesionalmente. La alegría es un tornado diminuto en la falda de una niña de pocos dientes/vueltas y vueltas regalando el intervalo mellado de su sonrisa. Verdaderamente ¿quién ha traído Nueva Orleans al Retiro, la rana pianista o el tipo tristísimo que la tramoyea? Pese a la fluida circulación de patos, parejas, nanis es obvio que todos vamos masticando el mismo fruto arcano: riqueza privada, miseria pública. Como quien es fuente desde el arbusto de sus ojos, el viejo mendigo mira con dignidad el infinito, ignorado por cuanto se mueve. Todas las farolas están numeradas para su preciso no funcionar. Bajo el cristal de todas esas ventanas, niños engendrados por causas extrañísimas.

27


ramón

ataz

La calle está llena de conciencias No son algas, son cabellos, primicias de los peces. Contad nuestras cabezas, somos bosques a punto de nacer, cientos de bosques cuyos caminos, seguro, se entrecruzan; troncos recientes creciendo y retorciéndose, distanciándose deprisa del letargo. Contad nuestras cabezas, son millones de copas desde el aire, contadlas, no creáis que entre todas poseen un solo cuello y callad, oíd ese tambor de levaduras. A vuestros truenos opongo mi sordera, a vuestros golpes el cuarzo que espontáneo le ha brotado a mis arterias. Resistimos, en raudal os resistimos, porque el viento es nuestro, es nuestro el licor de los sarmientos, nuestro el olor, es nuestro el trigo.

.

Ya no os escucho. Quizá os descompongáis como las rocas cubiertas por el mar, quizá la grava filtrada a mi sandalia os pertenezca. Ya no os recuerdo, porque hay guitarras cantando nuestra vida. Oh, memoria, apártate de mí, no vuelvas nunca a distraernos del vino y derramarlo, yace, reposa. Que sean los muchachos los que luego, al terminar la fiesta, te despierten.

28


paloma corrales

Una y otra vez “evité cruzarme en su camino cambiándome de acera” Gsús Bonilla

Tampoco hay que soñar muy lejos para caer trepando y no importa si fracturas la palabra. No importa. Ningún grito persiste ni los lunes son lágrimas, pero un hombre se muere con su pena y con su gato, y aunque no es un sueño, nadie pasa.

29


haz -

otea

Diario de una resurrección. Luis Rosales (Visor libros, 2010) Agrupa 38 poemas escritos por el poeta granadino entre 1976 y 1978. Largos poemas en los que Rosales se olvida de corsés estéticos o estilísticos y se lanza a la aventura de escribir con absoluta libertad, con un lenguaje ágil y un ritmo constante al que ayuda la utilización de versos extensos. El poeta explora el sentimiento amoroso con un lirismo íntimo y a la vez universal, que exalta la experiencia cruzándola con anotaciones existenciales, pues no hay que olvidar que el libro está escrito cuando Rosales rondaba los 70 años. Diario de una resurrección es un poemario escrito con la enérgica vitalidad de quien ya no quiere mirar atrás y se afirma en un presente en el que el amor justifica una existencia.

Poniente. Miguel Veyrat (Bartleby Editores, 2012) Aunque su título sea sinónimo de ocaso, un llameante poniente irá in crescendo ante nosotros, buceando en el resplandor de su áurica luz y el ardiente fuego de su poeticidad; iremos tomando conciencia de cómo el poeta forja, respira, busca, cautiva nuestro interior, evocando nuestros poderes de ánimo, desplegando poéticas interrogativas o perspectivas, citando sueños e inquietudes, participándonos de un universo poético reivindicativo plasmado de siluetas, sombras, reflejos y valores, ante nuestro proceloso presente. “En él se encierra -y se nos abre- la dignidad de una vida, la pasión por la libertad, la herencia conquistada y la fe en la palabra poética", nos dice Antonio Crespo Massieu en el prólogo.

Neorrabioso. Batania (Ediciones La Baragaña, 2012) La poesía de Batania se lee bien. Es energética. Convoca la sonrisa y la sorpresa. Es única y adictiva, sabrosa como las fresas de antes. Neorrabioso, primer libro de un autor que no cree en la propiedad intelectual, recoge 75 poemas escritos en los cinco últimos años, agrupados en cuatro secciones: aita, sobre su padre, Iratxe y Natalia, sus dos musas, y poemas críticos. Además incluye fotos de 36 pintadas “aparecidas” en paredes de Madrid que en su mayoría son fragmentos extraídos de sus poemas.

Un periodo muy innovador e introductor de la modernidad que ocurría fuera de España, relacionado a su vez con las artes plásticas, fue el Ultraísmo. Además de corto, fue previo a la importante Generación del 27 que influyó en cierta manera en que no fuera considerado con el reconocimiento que merece. Juan Manuel Bonet (dirigió el IVAM durante unos años), buen conocedor de la poesía y la plástica, nos presenta una antología, imprescindible, sobre este periodo bajo el título de Las cosas se han roto. Antología de la poesía ultraísta. (Fundación José Manuel Lara. Sevilla. 212)

30


AUTORES INTEGRANTES DE ‘EL ALMADAR’: Enric Serra i Prades // Burriana, 1974 // Libro publicado: Estaciones y estancias (autoedición, 2010) // lafamiliamonster.blogspot.com

Lluïsa Piña Lladó // Palma de Mallorca // loisenedroma@hotmail.com // Antología Arando versos (Ed. Acen, mayo 2012) // elcohetevolador.blogspot.com

Pedro Gómez Simón // Segorbe (Castellón), 1951 // Libro publicado: El último invierno (Ed. Playa de Heliópolis, 2012) // csblogdepedrogomez.blogspot .com.es // pedrogomez.cs@gmail.com

Mariela Diego Núñez // Salamanca // Libro publicado: Los colores del agua // Finalista en el IV Certamen de Relatos Breves de RNE // marisa948paz@gmail.com

David Cebrián Tarrasón // Castellón de la Plana, 1982 // Antología Arando versos (Ed. Acen, mayo 2012) // derpilgrim.blogspot.com // dazebri@gmail.com

Marcelo Díaz García // Villasequilla (Toledo), 1950 // Premio Ciudad de Alcalá, en 2008, con Viaje sin memoria. // Último libro publicado: Mapa de costas (Ed. Huerga y Fierro, 2011) // www.marcelodiaz.es // enmaricielo@yahoo.es

Amelia Díaz Benlliure // Castellón de la Plana, 1959 // Libro publicado: Manual para entender las distancias (Ed. Acen, 2011) // azulmareterno.blogspot .com // amediben59@gmail.com

Eloy Sánchez Guallart // Castellón de la Plana, 1963 // lagrimalluvia.blogspot.com // leolo.eloy@gmail.com // Antologías Poetas del 15 de mayo y Arando versos (Ed. Acen, mayo 2012)

AUTORES INVITADOS: Antonio Tello Argüello // Villa Dolores (Córdoba). 1945 // Último libro publicado: Diccionario político. Voces y locuciones (Ed. El Viejo Topo, Barcelona, 2012) // antoniotello.blogspot.com.es

Kepa Murua Aurizenea // Zarautz (Guipuzcoa), 1962 // Último libro publicado: El gato negro del amor (Ed. Calambur, 2011) // kepamurua.wordpress.com

Xosé Cáccamo // Vigo, 1950 // Último libro de poesía publicado: A Boca da Galerna. Luz da materia contra o invento de Deus (Ed. Espiral Maior, 2012) // delpalenqueypara.blogspot.com.es

Alberto Pérez Sádaba // Castellón de la Plana, 1981 // Premio Alcap de poesía 2012 // Integrante de la asociación Amics de la Poesia ALCAP // asociacionalcap.blogspot.com.es

Arturo Borra // Argentina, 1972 // Último libro publicado: Figuras de la asfixia (Ed. Germania,2012) // arturobora.blogspot.com.es // Integrante de la asociación poética CAUDAL.

Rosario Raro // Segorbe, 1971. // Último libro publicado: La llave de Medusa (Ed. Hipálage, febrero de 2012) // raro@uji.es // pliegosvolantes.blogspot.com.es

Renée Nevárez Rascón // Chihuahua (México), 1961 // Último libro publicado: Marea del naufragio (Ed. Comunidad7, 2012) // cuarentaymas@gmail.com

Anna Rossell Ibern // Marató (Barcelona), 1951 // Último libro publicado: Aquellos años grises (España 1950-1975) (Ed. Acen, 2012) // latertulialiteraria.blogspot.com // annarossell@masnou.jazztel.es

Ana Pérez Cañamares // Santa Cruz de Tenerife, 1968 // Último libro de poemas: La alambrada en mi boca (Ed. Baile del Sol, 2009) // elalmadisponible.blogspot.com

Julieta Valero // Madrid, 1971 // Último libro publicado: Autoría (Barcelona, DVD, 2010), XXII Premio de Poesía Cáceres Patrimonio de la Humanidad, Premio Ausiás March 2010 // Coordinadora de la Fundación Centro de Poesía José Hierro (Getafe).

Ramón Ataz // Murcia, 1965 // Antología Árido umbral (Ed. Alaire, 2011) // elbosquedemnemea.blogspot.com.es // raataz@gmail.com

Paloma Corrales // Madrid, 1964 // Último recital en poesíA3 (Málaga) // Solo publica en su blog: alcobaparalela.blogspot.com.es

Autores de los diferentes colectivos poéticos contarán con un espacio en AZHARANÍA.

31


¡Y si después de tantas palabras, no sobrevive la palabra! ¡Si después de las alas de los pájaros, no sobrevive el pájaro parado! ¡Más valdría, en verdad, que se lo coman todo y acabemos!

Este grito desgarrado y lacónico del comprometido poeta César Vallejo surge de su poemario Poemas humanos, que en la década de los treinta vive la desoladora circunstancia española. Tiempos muy difíciles, como los de ahora. Nosotros, integrantes de El almadar, como Vallejo, creemos en la palabra, y por eso nuestros poemas de este número de Azharanía quieren aportar un pequeño grito ante este mal nuestro de cada día que nos toca vivir. No podemos permanecer callados. La palabra debe sobrevivir. Por eso la utilizaos, siguiendo el consejo de Benedetti, para dar palos, nuestros humildes palos. Solo esperamos que sean de vidente, ante tantos palos de ciego que soportamos.

“… la única respuesta eficaz es dar palos de vidente” ” Contraofensiva Mario Benedetti

Azharanía. Revista de poesía. Edita: Urania ediciones E-mail: elalmadar@gmail.com ©De los textos: los autores © Del diseño, ilustración y maquetación: El almadar Dep. legal: CS–246–2012

Impreso en Gráficas Cremor C/ Vilafamés, 5 bajo 12002 Castellón

Azharanía núm. 2  

Revista de poesía de El almadar

Azharanía núm. 2  

Revista de poesía de El almadar

Advertisement