Page 1

Azharanía

11

revista de poesía

junio 2016

El almadar Tertulia poética

elalmadar.blogspot.com

Castellón de la Plana


Lluïsa Lladó // Palma de Mallorca // Último libro publicado: La marquesa de seda (Unaria, 2015) // elcohetevolardorblogspot.com // loisenedroma@hotmail.com

Eloy Sánchez Guallart // Castellón de la Plana, 1963 // Último libro publicado: Como soles patagónicos (Unaria ediciones, 2015) // lagrimalluvia.blogspot.com // leolo.eloy@gmail.com

Amelia Díaz Benlliure // Castellón de la Plana, 1959 // Poeta, editora // Último libro publicado: Tuya es la voz (Los libros de la frontera - El bardo, 2013) // ameliadiazbenlliure.blogspot .com // amediben59@gmail.com

Petra Dindinger Biermann // Alemania, 1944 // Libro publicado: La Barrera (Ed. Conf. Esp. Cajas de Ahorros, 1982) // Premio Ciudad de Irún, Premio Peliart de Poesía 1984) // petradin@hotmail.com

Marcelo Díaz García // Villasequilla (Toledo), 1950 // Premio Ciudad de Alcalá, en 2008, con Viaje sin memoria. // Último libro publicado: A tiempo II (Akane, 2014) // enmaricielo@yahoo.es

Mariela Diego Núñez // Salamanca // Libro publicado: Los colores del agua (2008) // marisa948paz@gmail.com

Aitana Molina Francés // Xàtiva (Valencia), 1993 // aitanamolinafr.blogspot.com.es // aitana.molinafr@gmail.com

David Cebrián Tarrasón // Castellón de la Plana, 1982 // Participa en la antología Arando versos (Ed. Acen, 2012) // derpilgrim.blogspot.com // dazebri@gmail.com

Ferran Garrigues Insa // Valencia, 1976 // Libro publicado: Premio Teatro Breve Nuevos Tiempos con Trashumantes (ESAD, 2006) // habitacionsincielo.blogspot.com.es

Carlos eMe (Martínez) // Valencia, 1983 // Ha participado en la web de poesía lapoesiaalcanza.com.ar // letrasdesal.blogspot.com

Pedro Gómez Simón // Segorbe (Castellón), 1951 // Último libro publicado: COG (Ediciones intrépidas, 2016) // elnidonidado.blogspot .com // pedrogomez.cs@gmail.com

Enric Serra i Prades // Burriana, 1974 // Último libro publicado: Capitán Ahab (Unaria ediciones, 2015) // lafamiliamonster.blogspot.com

Rafael Mesado // Betxí (Castelló), 1962 // Poeta y crítico // Último libro publicado: Samsara (Germanía, Alzira 2012) // rafamesado@hotmail.com

Bruno Gardey Cucala // Vila-Real (Castellón), 1977// Publica en Yoescribo.com // bgcucala@hotmail.com

AUTORES INVITADOS: Carlos Loreiro // Castellón de la Plana, 1987 // Premio nacional de Poesía Joven Miguel Hernández 2014 // Último libro publicado: Los poemas de Marcelo aguafuerte: Crónicas para El Buey Apis (ver reseña)

Juan Carlos Beltrán // Benicarló (Castellón) 1953 – 2006 // Fundador del Grupo Poético Espinela de Benicarló (1984) // Editor de PHAYUM y columnista y crítico literario // Entre sus muchas obras destaca su Antología consultada de la poesía visual española (Información y Producciones S.L. Madrid 2001).

Mary Farrell-Kane // Último libro publicado: Veintinueve maneras de concebir el silencio (Diputación de Castellón, 2008)

Juan Luis Bedins // Valencia, 1958 // Presidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios. Último libro publicado: Escucho otra cadencia en mi memoria (Ed. Páginacero, 2005 // Blog: http://juanluisbedins.blogspot.com.es/

Rafael Soler Medem // Valencia, 1947 // Premio de la Crítica Literaria Valenciana 2015 // Último libro publicado: Ácido almíbar (Ed. Vitruvio, 2014)

Vicent Jaume Almela // Castellón de la Plana, 1958 // Presidente de El Pont Cooperativa de Lletres y miembro de ALCAP // Último libro publicado: Aromes de la Plana (Sansy Ediciones, 2015)

Virginia Navalón // Requena (Valencia), 1988 // Último libro publicado: El peso de las alas (ver reseña) Carmen Tere González // Granada, 1961 // Último libro publicado: Letargo de invierno (Ed. Osuna, 2000)

Tomàs Camacho Molina // Ponferrada (León), 1960 // 2º Premio IV Internacional ‘Gabriel Celaya’, 1996 //Último libro publicado: K&O. Poemes kaoistes (Ediciones Babilonia, 2003) http://tcamacho00.blogspot.com.es/

María de Luis // Zaragoza // Último libro publicado: 89 Haikus zen (Huerga y Fierro, 2011) Lawrence Schimel // (New York, 1971) // Premio Lambda Literary Award (EEUU) // Último libro de poesía publicado: Desayuno en la cama (Egales-Desatada editorial, 2008)

Josep Piera i Rubio // Beniopa (Valencia), 1947 // Obtuvo, entre otros, el Premi Carles Riba // Último libro de poesía publicado: El temps trobat (Ed. Bromera, 2013), Premi València de poesia

Luis García Trapiello // Manzaneda de Torío (León), 1949 // Último libro publicado: Un mismo viento (ver reseña) // https://www.facebook.com/luis.garciatrapiello

2


La saltimbanqui silenciosa Habituado humor hacia horas huecas harapientas helando huesos huérfanos, hijos haz hilandera he honrar, he húsar hamaca hoz hermano hormiga hemisferio herbicida hilvanas hada histórica hada hada hermano huyendo horóscopo humillada. Tú, tú. Mujer de ángulo, sedienta de palabras acróbata del sustantivo vida, vida, vida, saborea el salto mortal brazos en cruz rebotando en la colchoneta de la página. Tú, tú, mujer sin alas, mujer muelle, daga que descubre los brazos en cruz, en postura de incomprensión semántica pero tan locuaz sacrificada bruja. Hache léxica matarme como un amor prohibido, ahora ahogado, con los brazos en alto con las piernas en alumbramiento hacha silenciosa, letra escarlata: muda de hache. H H H H H Hamlet ¿Dónde me lleva el silencio de tu escalera?

3


Huéspedes en la casa del miedo no ….. somos bosques perezosos ………….nadie …….nos vislumbra y entonces ……………………… llegamos tarde al rescate de los días aunque …….queden momentos que no tienen un nombre ……………………………………………si tú ………………………………………………………..no los nombras qué aquí ahora y como niños jugando al escondite.

Vamos a construir una …. torre  desdeeltejado  queardaensueños hasta sus puntas … refugio de cenizas.

Ven a llenar este silencio de cuerpo tuyo empapado en cuerpo mío porque no vamos a callar mientras quede ________ y lluevan ____

4


Los caminos del desaprendizaje están pintados con gamas de gris. Cada día es un escalón que suben dos pies descalzos para bajarlo después de muerte malheridos. ¿Dónde se esconden los recuerdos que dejé sobre la mesa? ¿qué medicamento me toca olvidar a las tres? Hija mía, canta las canciones que regresan del pasado. Son los himnos de una infancia que ahora me consuela. Y abrázame mientras llegan el aullido y el lobo. El brutal mordisco que hará silenciar toda mi música.

5


Como tantas otras veces el resto es silencio silencio empaquetado en cajas en habitaciones vacías donde hasta el eco se mantiene silente. Las paredes, mudos testigos traidores siguen sin delatar desgarradores chillidos observan ese silencio hiriente entre tú y yo hoz que corta el aire deslizado convertido en frío sable curvado para envenenar el sonido ausente. Silencio mordedor, silencio exhalado por cuerdas vocales entumecidas, paralizadas enigma entre seres que amaron cerebros bloqueados en la omisión cuando ni el mar se puede callar huyeron los susurros de antaño con el timbreo de promesas ardientes. Amordazado sigilo anula nuestro anhelo tras espaldas anchas de corcho comprimido se disuelve el orgullo en la brea pegajosa y por fin puede sonar el ronco saludo de un nuevo amanecer sin más silencios.

6


S I

L

E N CI

O

A veces, condenso el tiempo en mi aliento, lo

s

o

p l

como Se

pa

o

un

y

s e

d i

vuelo

s i

p

a

alejĂĄndose.

ro el tronco de las

hojas,

vac Ă­ o los mares, armo los de rr u m b a m i e n t o s, entro a la luz de las minas sin pulir, contraigo el amor en una gota, quito interrogantes al agua, detengo los pasos. miro mĂĄs allĂĄ, me pulo, llego al si l e n c i o

7


Llueve sin esperanza sobre madera fĂłsil, las gotas son mentiras disfrazadas de besos. Ahora somos sombras en un paisaje mudo que atraviesan la lluvia con la mirada en blanco; aves enloquecidas, que se hunden en las piedras para encontrar el sol. Las larvas del silencio maniatan la palabra, bullen en la grisalla, disimulan carencias, esquivan la vibraciĂłn de la verdad desnuda para obviar lo que oculta el humo de escenario. En la explanada brincan verdes risas de niĂąos, dos urracas litigan por un trozo de fruta, de la cocina llega un concierto de loza e, inexplicablemente, solo reina el silencio. Llueve con mansedumbre, sobre la lealtad de la memoria y la cordura de este instante transparente, como la lluvia y el silencio; eterno, como todo lo alumbrado en el agotamiento.

8


El silencio no es el fin. Escucha. Embestida frontal e ocurre.

interna

Es el silencio autor del brote de la imaginación nexo del demasiado / fantasía del quizás. Humanamente la ficción propia acarrea más sufrimiento que la conciencia de la realidad pulcra. Ojalá fuera posible limpiar los restos de las inventivas capaces de acomodarse en el sosiego y perturbarlo. Hay una vivacidad en mí que otros no tienen y algunos pocos sí. Lo veo, lo escucho, lo paladeo; de vez en cuando mi alma toca sus nervios. Flores de chasquidos a veces recientes, a veces adultas, a veces muertas. Tantas brotan con el silencio. Aprende. Escucha.

9


el hueco de los poetas 8 x 5 = 40 40 / 5 = 8 8-8= 0 8/0= ∞ 5 poetas 8 minutos 0 segundos 40 interrogantes 0 segundos conPutaDora, Cal-Culo los 28 deMentes. El ordeñador controla infinitesimales, curaVa deAmbulante el género aSEXuado de los col·Egos para rendir cuentas al oficio. ¡Ritmo! - Grita el soliloquio de la estalagmita ante el fulgor de otro incesto ecuménico del hortera con el macho cabrío del viento. Pero las palabras nunca aparecen. ¡Ay! ¡Ay! Hay entre el koan de un aplauso y el sonido de la lavadora afligida esa gota descontada iluminada ausente para acallar al hueco.

10


Que exista la palabra para decir silencio Sil En Cia Dos y se nos ahogue la voz para poder nacerlo convertir un poema en un diccionario de supuestos y buscar desentramar el trabajo de la academia volver a regirnos por el pasmo al que nos abalanzan los versos. Silencio es hoy la calma de las olas de los que nos bañamos en esta costa y de los que comemos peces engordados por migrantes. Silencio es la mujer que asiente al ser penetrada desea tener un hijo de cualquiera que la trate ni siquiera medio bien con el consentimiento de saber que perpetúa su propia muerte. Silencio es el de los pies del padre balanceándose tras anudar la correa alrededor del cuello para librar a la familia de las cargas de una hipoteca. Silencio es la mordaza que se impone a los que alzan la voz para mejorar al conjunto para reclamar la vida como una frontera insubversible.

Silencio es la economía hecha de cantidades inventadas que se infiltran veneno hecho de costumbre en los quehaceres nuevos que ya no son los que eran antes. Silencio es el perro que admites amar sin tapujos delante de cualquiera pero al que no dejas volver a ser libre ni regresar a su salvaje estado a cambio de una creciente esclavitud. Silencio es todo pensamiento que aunque dicho ya no escucha nadie. Silencio es todo lo que quedará después de los esfuerzos roce de gigantes explosión sin tímpanos lenguaje de la desintegración.

11


Lo callado ligeramente abonando el grito expulsando cada minúsculo ganglio de cemento. Ha llegado la madeja a drenar el olvido a nutrir la fístula a dislocar la espiración del lodo y no se habla sin callar lo negado. Áspera frontera que navega en el vello. Lo sustancial es omitir la palabra regar las aristas con azufre y orín que renueve el día en la noche la noche en el vientre. Lo callado r e c

c

la palabra a o

n d

12


SILENCIO Reivindico el silencio el si len

ci

o

el silencio que escucha el silencio que contempla el silencio complacido el silencio que humaniza el silencio reflexivo el silencio que comparte el que espera el silencio de otro silencio el si

len

ci

o

ante la palabra vana tanta palabra ruido palabras huecas, de quita y pon palabras escombro para llenar los vacĂ­os. Basta de palabrerĂ­a me quedo con el silencio

.

. 13


Silencia el viento el pasado como si la emoción del sol en la plaza esta mañana fuera una vida todavía por esperar

Silencia el viento el pasado como si la emoción del sol

en la plaza esta mañana fuera una vida todavía por

esperar Silencia el viento el pasado como si la emoción del sol

en la

plaza fuera

14

esperar

esta una

mañana vida

todavía

por


Descabrajo el tímpano, bajo las sutiles palabras que con el poco silencio que queda se van hundiendo en mi conciencia, mortecina, monosilábica en su esqueleto de vacío y tumba, se levanta como un aullido en el frío suelo de baldosas que un niño bajo ya su pulso trémulo encaja mientras con la mirada absorta, eres tu conciencia sujeta bajo un único hilo que juegas al difícil juego de las marionetas? quejumbroso eres, entre las sábanas rotas, astillados tus huesos se clavan con cada movimiento, rasgando el velo que cubre el fino camino de la cordura y el libre albedrío, es que ya no sueñas? como en un vaso roto vertiste lo poco que te queda, alfil de pelotón de cobardes, hinchas tu pecho bajo la triste mirada de infante, tu mano ya arrugada sin guante, aclama el tiempo imposible que ni un sueño convence, casi no late, tu corazón bajo tu pecho de madera, súplicas y rezos, ya ni siquiera convence, a esa alma desdicha que se refugió en el miedo como convento, comulgas, en el silencio de vidrios de madera, ya, en aquel lugar, donde.. ni siquiera Dios, te escucha

15


PALABRAS DE SILENCIO

Silencio, negativo del lenguaje, contraplano irremediable y necesario. Si hay lenguaje es porque existe el silencio, espacio donde el sonido se incrusta como huella. Geografía blanca donde se dibuja el laberinto de la escritura. Es el silencio quien delimita las palabras, pequeñas islas rodeadas por la textura vacía del océano del silencio. Es el silencio relieve donde las palabras se instalan, el vacío desde donde surge el sonido. Silencio que estructura, separa y une, articula la cadena del significante. Vacío necesario que posibilita la palabra, que recorta sus accidentes. Rama de la que surgen las hojas cada primavera. Es la ausencia necesaria desde la que se perciben las presencias, igual que la muerte que es el fondo desde el que se percibe la vida. Día y noche, invierno y verano. No es silencio lo que se calla, los pliegues del silencio ofrecen voz a lo no dicho, silencio que es pluralidad. Silencio del doble sentido. Silencio que es susurro de la existencia, ausencia de límite. Pues es el límite quien recorta el silencio. Red de redes, lenguaje. El silencio es el vacío que queda entre los huecos, sumidero por donde escapa la realidad, que percibida directamente, sin lenguaje, es una vasta extensión de silencio. Silencio, mirada primigenia del ser, sin concepto ni etiqueta. Al sol del barrio los gatos duermen el sueño, desconocido, de todos los días. En las dunas descansan los camellos, sol en sus ojos y silencio bajo los pies. Es la poesía proximidad del silencio, susurro al oído... atmósfera, nebulosa donde los signos se enganchan sin pragmática alguna. Sugerencia, enlace no consciente. Palabra que se erige como estructura de silencio y que, por ello, penetra en el indescriptible misterio de la existencia. Lenguaje fluido y dinámico, anárquico y simbólico, caótico e inconsciente... discurso infinito, automático y continuo de la realidad. Lenguaje que opera por condensación, palabra vehemente. Pluralidad de signos, el silencio potencia los matices de las palabras. Cuando el poeta calla, habla la realidad:

16


Y todo el campo un momento se queda, mudo, sombrío, meditando. Suena el viento en los álamos del río. Antonio Machado El silencio es mar cuando se alejan los signos por la línea de flotación. Silencio acuático, silencio de pez. Escucha el silencio de piedra herida, el silencio de sombrero bajo el sol. Silencio de los ribazos de cielo. Silencio de aire puro. Silencio de camino. Palabras de mediodía. («Silencio», Samsara, 2012) Qué pequeño es el poema recortado sobre el desierto blanco del silencio. En su pequeñez reside su relieve, pues las palabras brillan con tan extraño fulgor que parecen aerolitos. Silencio que es haihu, instante automático de repentina iluminación, palabra naïf. Poesía sin ego que expresa la metafísica de cada instante, ondas en el estanque donde una piedra ha caído, susurro del viento. Reverberación del sonido de una campana. El haiku es poesía de la cotidianeidad, éxtasis ante la materialidad más cercana. La brevedad condensa la admirada gratitud por aquello que repentinamente se percibe. En la campana de templo posada, duerme, la mariposa. Buson (1716-1783) El silencio, también, es koan. Fractura del lenguaje, llevado al extremo, paradoja, que proyecta más allá del pensamiento. Expresión del absurdo, callejón sin salida, lógica acorralada. El koan hace estallar al lenguaje, terrible trampa de la mente. Lenguaje extraño, lógica paradójica. Percepción directa de la realidad, ocurrencia instantánea, clarividencia del gesto. Un monje realizó un largo viaje a las montañas, visitó a Basho y le preguntó cuál era el principio del budismo. El maestro le pegó como respuesta. Implacable koan, chispa que produce un incendio cerebral. Triple salto mortal, pedrada en pleno cráneo, terremoto mental. Su dirección es el silencio a través de la ruptura del lenguaje: Los gatos son sabios porque no saben leer. Piensa solamente en lo que no se puede pensar. No me digas que tú también sueñas. Respiro, ergo sum. Aunque no lo sepas, tus huesos lo saben.

17


DOSTOYEVSKAYA - ULITSA DYBENKO (Достоeвская - Улица Дыбeнко) Al atardecer, en las profundidades de la ciudad, igual que una colonia de plancton buscando intervalos de luz, agonizo entre una masa humana concentrada en sus flamantes iPhone Intento dejarme llevar por las sacudidas del metro Los ojos de la gente son de un intenso azul Como gatos asustados miran hacia un punto muerto cuyo vacío es dominado por infinidad de ácaros Más allá de ellos, hay un mundo en suspensión Rodeado de chicas, podría sentirme bien Todos necesitamos a alguien a quien amar Una atmósfera de indiferencia las hace aún más bonitas Me entretengo inútilmente en buscar una reacción, un gesto, algo mundano, un encuentro cara a cara Por supuesto, estoy fuera de lugar Lo que para mí constituye el único acontecimiento humano para ellas es tan solo un entremés entre acto y acto social Ahí fuera, en alguna parte, alguien las espera Nada en sus rictus parece adivinarlo pero tal vez sea ése el secreto de la felicidad.

18


In memoriam

19


Semi-soneto para un amigo ausente

Primero no sé qué decirte sobre papel. Vales demasiado para poder ceñirme a las palabras. Sé cuánto has dado y das. Quiero que recibas también, que seas apreciado. Me gustaría compartir contigo el canal que bordea la vía del tren justo antes de llegar a Tortosa, y los campos cuidados alrededor con sus colores suaves del anochecer. Me gustaría comentar estos paisajes y, a veces, algún personaje, como, por ejemplo, la mujer con el cabello color remolacha. Tú con tus multitalentos sabes tener vista. Tienes el admirable hábito de visión.

20


A mi primo Luis Fos Ortega, in memoriam.

TÁNGER

La aparentemente descabellada idea de atraparte traspasa pórticos de luz y atraviesa un túnel de pétalos fundidos a la noche. Creo recordar una música siempre inconclusa sobre la misma nota, acorde pretencioso, el verano bañándose en tu playa cubierta de ficciones. Arrancar de nuevo unas ideas a desvanes ignorados, enervamiento de la voz en el punto de origen. Estoy volviendo a mi raíz y parto de mí mismo. Mi ventana da a la víspera de tu cuerpo, antesala de lluvias en lenta espera. Llega al fin el día en que los ojos pierden su memoria.

21

Inútiles maneras te maltratan, hincan su furia en el barro sudoroso de los rostros. Pero yo trasciendo tu discurso de castillo derrumbado mientras me empapan tus luces erguido en mi habitación dormida. Aromas encendidos circundan mis sienes precipitándome a tus pequeños bares de sombras enrejadas, a tu cuscús reposando su fuego sobre un ébano lunar, a tu explosión de sueños que al cabo se diluyen. Amo tu risa y la metafísica de tus playas

Qué falso tu ropaje, puro fingir de pálido horizonte, y qué auténtico el canto de tus pájaros nocturnos, entre té con yerbabuena y acerados licores de menta. Desde el Boulevard Pasteur a Malabata riman tus olas y aunque los perros callen la brisa fugitiva rapta la danza de tus dunas hasta mí.

Bajo un palco umbrío se desviste perezosa una tarde de julio.

Con el eco del gong de la espuma desmayada quedo somnoliento…

y el viejo sol que siembra flores en las abiertas carnes de tus hijos. Conscientemente me defino con subjetivas madrugadas en torno a la obsesión del arabesco iluminado. No me limito a observar el accidente sucedido. Llego al último grito de lluvia y a tu manifiesta desnudez sin grandes gestos. Un Petit Taxi me lleva a tu ombligo hundido entre árboles sin ramas mientras ojeo un diario matutino. Larga multitud de imágenes rientes, feliz deferencia a mi extraña curiosidad. Dejo la mesa vacía y regreso de tu rostro que se asoma entre repliegues con aristas de bruma. Tu recuerdo azota mi frente mientras el sol gotea en mis jardines, quebrada luz del último verano.


Inventario

Asma pánico a lugares sin luz o escasamente ventilados una deuda joven renovada cada julio con esmero un amigo antiguo que llama los domingos varias gafas de sol perdidas todas en lugares hermosos y lejanos una promesa que sonríe con sorna cuando hablo un buzón que abro sólo si se queja algunas oraciones en buena compañía un ascensor donde tropiezo conmigo cada tarde un homenaje que nunca merecí un divorcio merecido odio al alcohol incomprensible y falso dos plumas una sincera la otra perezosa y un día más para seguir conmigo.

22


MURS Contra els murs visibles i invisibles

A l’altra part del mur, la inquietud de la incertesa, l’esperança d’un paisatge nou, el jardí que el desig manifesta. A l’altra part del mur, filat sagnant o frontera oberta? mesquinesa o grandesa? A les dues parts del mur la humanitat s’esberla. Ni tan sols el silenci mortal de tants innocents serà capaç d’obrir en ell una esquerda?

MUROS Contra los muros visibles e invisibles

A la otra parte del muro, la inquietud de la incertidumbre, la esperanza de un paisaje nuevo, el jardín que el deseo manifiesta. A la otra parte del muro, ¿alambrada sangrienta o frontera abierta? ¿mezquindad o grandeza? En las dos partes del muro la humanidad se resquebraja. ¿Ni siquiera el silencio mortal de tantos inocentes será capaz de abrir en él una grieta?

23


No hay silencio sino un denso ronroneo de materia.

No hay vacĂ­o sino un temblor, miedo destinado a ser deseo.

(De El peso de las alas)

24


Silencio herida Tenía la noche una grieta que entró por las rendijas de los sótanos. Una hendidura que agrietó las venas soplando destrozos hasta aquellas esquinas, dejando un grito perenne y sordomudo. No buscaba la rosa. Tenía manchas de sangre de quebradas bocas sacudidas por el espanto. Me quedó la huella y las raíces de los gritos siguen aún sangrando por la vida. La noche era una inmensa lágrima. Con la cruz en la cara se salpicaba el llanto. Un grito suplicante a las estrellas hizo gemir en sorda agonía la noche. No busquéis la grieta porque las manchas de sangre manan vivas y, en torno a ella, un sordo silencio se ha posado por no seguir helando nuestros corazones. Gime la noche, la angustia quedó tatuada. No busquéis su grito, pues tuvieron que huir por un río seguido de caimanes, ¿Alguien sabe cuándo expiran las raíces cortadas?

25 Pablo Picasso. Cabeza llorando (V). Museo del Prado. Madrid


Gobierno, amas, no nos traigáis engaño. Nos causa rabia.

Nits perfumades, en el Alcanar nostre, la tarongina.

Noches perfume, en el Alcanar nuestro, azahar danza.

La gent innoble fa trist la nostra vida. Volem venjança?

La gente innoble, tristeza en nuestra vida. ¿Clamar venganza?

Els anys, les coses omplen a doll les cases. La mort les buida.

Los años, cosas que llenan nuestras casas. Muerte, vacía.

Arròs al Delta, els grocs i els verds s’ajunten, espill de costa. El riu baixa segur i amb lent discórrer, sal i arena. Està la serra amb capell i cauen flames, guarda rabera. És el faig pare, braços creixen a l’ombra, amb verds i rojos.

Haikús imperfectes / Haikús imperfectos

Govern, amades, no ens enganyeu. Ràbia ens dóna.

Arroz del Delta, amarillos y verdes, costa en espejo. El río baja su discurrir es lento, sal con arena. Está la sierra con gorro y caen llamas, guarda el rebaño. El haya madre tira brazos de sombra, verdes y rojos.

Si els camps, nostres; deessa, l’olivera, les planes regna.

Los campos, nuestros; dioses son los olivos, reinan los llanos.

Les barques creuaven, sense peix, amb petroli, rara badia.

Barcas cruzaban petróleo y sin peces rara bahía.

Corbs marins eren, de Sòl de Riu, sentinelles del riu a la vora.

Son cormoranes, Sòl de Riu, centinelas, borde del río.

26


Sólo silencio entre flores marchitas un pensamiento.

Hojas caídas tiradas en el suelo largo silencio.

En el vacío oropel de las musas es el silencio.

Quieto silencio por la mirada pasa un pensamiento.

Doble silencio el pájaro en la jaula se está durmiendo.

Toda la vida se nutre de silencios compás de espera.

Paraguas roto hoy la lluvia es silencio y yo me mojo.

De 89 Haikus zen, Huerga y Fierro, 2011.

27


Despareados Le escribí tantas cartas, que nunca fueron contestadas. Ya no le escribo a él, sino sobre él. El poema me responde con su silencio abrumador.

Silencio Ya no quiero callarme cuando follo por miedo a lo que piensen los vecinos. Ya estoy harto de contenerme. Quiero gritar, quiero celebrar, quiero cantar… pero me temo que he perdido la voz de tanto inhibirme. Afónico, me desnudo delante del poema. (de Desayuno en la cama)

28


El poeta Veig el vell passejant d'Alexandria amb bufanda i ulleres, que mira lluny endins i mar enllà. Què mira? Mira un bust corcat d'estàtua que uns mariners treuen de la mar; mira la fruita fresca i el peix lluent que ompli uns bancs de fusta del mercat; mira les taronges que vol vendre un xiquet; mira passats preciosos on no hi ha res davant. Mira un somrís dolç que ompli l'instant de llum. Mira... Què mira el vell poeta alexandrí? Un grell de mandarina s’ha fet bes. El poeta mira la gràcia que s'escapa, el bell treball cruel del pas del temps. Del poemari El temps trobat

El poeta Veo el viejo paseante de Alejandría / con su bufanda y sus gafas, / que mira lejos y dentro y mar allá. ¿Qué mira? / Mira / el busto carcomido de una estatua / que unos marineros sacan del mar; / mira / la fruta fresca y los peces brillantes / que llenan los tablones del mercado; / mira / las naranjas que vende un muchachito; / mira / tiempos preciosos donde nada hay. / Mira / una sonrisa que enciende una luz. / Mira… / ¿Qué mira aquel poeta alejandrino? Un gajo de mandarina es un beso. / El poeta ve la gracia que huye, / el bello y cruel trabajo del tiempo.

29


Nada es todo

Recogida la tarde tras los olivos del monte llevé el fuego al hogar; viejas ramas, ayer podadas, hoy crepitan contándonos de su savia la vida. Ensimismado contemplo cómo las rojas llamas escriben en el oscuro hueco su gran discurso redundante sobre el ser y su inconsistencia lábil. Las brasas incandescentes que en la base reposan, suspendida muerte, recogen de las viejas ramas sus lágrimas que sublimadas son dulce nostalgia Y va bajando la noche por entre los olivos, sin aldabear entra por rendijas y ventanas hasta recoger mis hombros en un triste paréntesis. La sientes, ahí, sentada a tu lado frente al fuego que la niega y al que poco a poco le ganará la luz apagada en gris ceniza, total silencio. ¿Mas qué es lo que queda de la noche, apagado hogar, sino amanecer que en aurora entra igual de callado por las ventanas opuestas y habla de un nuevo día? ¿Qué es la noche sino preámbulo de la claridad, introito a la algarabía de los pájaros, canto con el que van apagando el brillo de las estrellas? ¿Qué queda del discurso escrito por el fuego? Nada. De los pájaros, los olivos acogen el vuelo.

30


Carlos Loreiro. Los poemas de Marcelo aguafuerte: Crónicas para El Buey Apis Ed. Leteo, 2013 Este joven poeta de Castellón acomete la expresión poética con una suma de intenciones meritorias, no muy comunes y, además, logradas. Alejado de lo que se pudiera referir a una realidad reconocible, muestra, con un lenguaje amplio, rico, culturalista, otro vuelo para la mente, la invención; un posibilismo entre erudito, onírico, de enormes alas de fantasía, con las que se puede hacer un viaje a muchos lugares. Esta muestra e invitación a otras distancias, otros lados de la sensibilidad son un logro que recorre con un lenguaje apropiado, destilado, en gran medida inventado. No queremos callar que con este libro ganó el Premio nacional de Poesía Joven de España en 2014 y, previamente, el Premio de Poesía Joven Monteleón 2013.

Virginia Navalón Martínez. El peso de las alas. Colección poesía de la Diputación de Cáceres, 2015 Ya aparece en el título una de las claves del libro: el peso de las alas, lo que vuela, si tiene peso o qué es. El tema, el contenido, es casi un recorrido por la propia intimidad, lo cotidiano, lo que constituye el vivir diario, pero desde la posición sutil y aguda del que hace grande para sí mismo esa propia intimidad observada, sentida, cuestionada, pero para componer un viaje a otras distancias, otros contenidos que valora, ama y no quiere que se pierdan porque en ellos está ella, su valor, su dimensión. Poemas no extensos, muy esculpidos, de depuración casi mística, inicialmente sencillos, desde los que logra lo profundo, la sugerencia personalizable que ha construido con el lenguaje adecuado, el habitual, el cotidiano, pero en su sitio, en su orden.

Ana Noguera Montagud - Luis García Trapiello. Un mismo viento. Edita: Telos, Servicios Editoriales, 2016 Un libro concierto coincidente a cuatro manos, a dos corazones, a una mente-idea-dirección. Un concierto armonioso como el que soñamos todos los buenos de corazón y exigentes de compromiso vital como poetas que antes que escribir creen en la vida así, como estado de acción humanista. Con una elaboración al uni-verso, al unísono, que se denota solo de forma discreta, nos muestran un libro limpio, eficaz, hilvanado con habilidad artesanal y en el que se pueden notar los logros de un lenguaje asequible y sublime, con la fuerza del convencido, con la fuerza de un compromiso por el ser humano. No es una suma de dos partes. Es una interpolación imperceptible. Un logro de unidad.

31


«…Todo, hasta el mismo silencio, tiene algo que callar…» (Antes de nochevieja. La gruta de las palabras,1973) Vladimír Holan

Lluïsa Lladó /3 Eloy Sánchez Guallart /4 Amelia Díaz Benlliure /5 Petra Dindinger /6 Marcelo Díaz /7 Mariela Diego /8 Aitana Molina /9 David Cebrián /10 Ferran Garrigues /11 Carlos eMe /12 Pedro Gómez /13 Enric Serra /14 Bruno Gardey /15

El almadar. Rafael Mesado /16 Carlos Loreiro /18 Juan Carlos Beltrán /19 Mary Farrell /20 Juan Luis Bedins /21 Rafael Soler /22 Vicent Jaume Almela /23 Virginia Navalón /24 Carmen Tere González /25 Tomàs Camacho /26 María de Luis /27 Lawrence Schimel /28 Josep Piera /29 Luis García Trapiello /30 haz – otea /31

Azharanía. Revista de poesía. Edita: El almadar Tertulia poética. Nº Registro de Asociaciones: CV-01-055644-CS. NIF: G12971321 © De los textos: los autores © Del diseño, ilustración y maquetación: Pedro Gómez Impreso en Gráficas Cremor C/ Vilafamés, 5 bajo 12002 Castellón

Azharanía núm. 11  

Revista de poesía de El almadar

Azharanía núm. 11  

Revista de poesía de El almadar

Advertisement