Page 1

26EFICIENCIA ENERGÉTICA

EL ADELANTADO DE SEGOVIA DOMINGO 26 DE FEBRERO DE 2017

OPTIMIZA EL USO DE LA ENERGÍA • Reduce tu consumo con pequeños cam

Edificios con diferente eficiencia energética. / J.A. SANTOS

La eficiencia energética Claves para conocer las intervenciones necesarias en nuestro edificio, que suponen además un importante ahorro para el bolsillo JOSE ANTONIO SANTOS

H

ace tiempo, desgraciadamente demasiado poco tiempo, se habla de la eficiencia energética. En sí es un concepto amplio, pero si lo adaptamos a nuestro caso concreto, a nuestra situación, nos daremos cuenta que es sencillo, toda vez que hay parámetros que a diario vivimos y que son los que nos indican el grado de eficiencia energética del edificio en que vivimos. Estos parámetros tan sencillos de entender, son el confort y el coste de ese confort. El confort del edificio lo proporciona su forma de construcción, sus características, sus instalaciones. No hay duda que el mobiliario o la presencia de nuestras cosas queridas ayudan, pero este confort tiene un segundo factor de relevancia, el coste que tenemos que sufragar para disfrutar de él. En estos momentos, en que tanto valoramos el aspecto económico, debido a la dificultad de la obtención del dinero y en otros casos, debido a que nadie quiere despilfarrar el mismo, es cuando más nos damos cuenta, que llegando el

invierno, nuestras edificaciones, no están generalmente preparadas para evitar que el frío del exterior se manifieste en el interior y en consecuencia precisamos aportar energía calorífica, para poder compensar estas pérdidas de energía que se producen debido a la mala construcción de los edificios. Esto mismo ocurre en verano, cuando el sol aporta más energía calorífica, los edificios son incapaces de mantener fuera de él, la energía, penetrando hasta su interior y precisando refrigeración, para poder estar en esta situación de confort. Hay normativa, sobre eficiencia energética, cada vez más rígida, pero siempre en beneficio nuestro, en beneficio del individuo que al evitar consumo de energía, además de su propio beneficio, significa un ahorro de divisas, por no tener que abonar aquello que ya no precisa consumir. Con pequeños gestos podemos conseguir un ahorro importante en nuestra factura energética, a las que posiblemente debamos incluir las propuestas que estudia la administración de aplicar descuentos al IBI

en función del grado de eficiencia energética del edificio, hasta un 20% de su importe, que serían de agradecer y que se justifican en ese ahorro de divisas que como consecuencia de nuestra intervención hacemos innecesaria, al no precisar el consumo de una energía que tenemos que importar generalmente, al prescindir o minorar su consumo. Estas actuaciones nuestras, no tienen que ser dolosas, ni gravo-

[ ]

“Con pequeños gestos podemos conseguir un ahorro importante en nuestra factura energética” sas, solo iniciarnos en el camino de la eficiencia, nos va a permitir, con el dinero que vamos a ir ahorrando, podamos acometer otras metas, que de otra forma sería imposible

hasta que al final hayamos cubierto, nuestro camino, que nos gratificará de forma objetiva a la vez que nunca será igual a ninguno otro. Agradeceremos, que una pequeña inversión realizada, dirigida en un sentido claro, que antes no habíamos realizado y que alguien, nos hace ver, valorar y acometer, nos implica a cortísimo plazo una mayor y mejor eficiencia energética que se traduce en confort y en un ahorro que podemos ir reinvirtiendo hasta alcanzar una muy alta eficiencia energética, con el consiguiente confort y ahorro, ahora ya sin coste alguno y de por vida. Estamos hablando de energía, la energía la usamos para nuestro bienestar y para nuestro confort, energía eléctrica para los edificios, ya que atrás quedaron los tiempos en que se puede vivir sin ella, hasta que la energía solar o eólica por normativa pueda sustituirla para las demandas que tenemos, energía calorífica y de refrigeración, principalmente. Es ahí donde debemos incidir en estos aspectos. Sobre estos cimientos vamos a analizar qué intervenciones, que

serán inversiones, debemos realizar en nuestro edificio, que van a suponer esta mejor eficiencia energética y que se van a traducir en un importante ahorro para nuestro bolsillo. ENERGÍA CALORÍFICA Y DE REFRIGERACIÓN Es la energía que tenemos que aportar, para compensar aquellas que el edificio adquiera o pierda, a fin de mantener el estado de confort según el momento en que nos encontremos en relación con el exterior. Metafóricamente si en invierno nos ponemos un abrigo para combatir el frio y poder mantener la temperatura de nuestro cuerpo, hemos de buscar un elemento que permita mantener la temperatura en el interior al margen de lo que ocurra en el exterior, algo que nos va a defender del frío en invierno y del calor en verano. En edificios de nueva construcción, el tema parece tiene una fácil solución, desgraciadamente en las intervenciones que paseando podemos ver, no parece que en muchas de ellas, se tome demasiado en serio el tema y claro, posteriormen-


DOMINGO 26 DE FEBRERO DE 2017 EL

EFICIENCIA ENERGÉTICA27

ADELANTADO DE SEGOVIA

mbios. Una forma distinta de contribuir con el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Aislamiento e impermeabilización de cubierta. /

te los adquirentes, en lugar de tener un edificio eficiente, les pasa todo lo contrario. Cuando no tienes nada, es muy sencillo diseñar y hacer que un edificio sea muy eficiente energéticamente, no implica mucho mayor coste y sí implica que en muy poco tiempo el ahorro energético va a ser tan importante, que la factura de adquisición del mismo va a irse reduciendo, hasta que en un determinado momento va a significar el coste cero del mismo. Tener cultura de eficiencia energética, implica a la hora de comprar, conocer y exigir esa eficiencia, que nos va a justificar el valor de lo que se adquiera y valorar lo que realmente va a ser nuestro confort y nuestro consumo de energía, para lo cual el certificado de eficiencia energética es básico y diríamos prioritario. Es conveniente resaltar que el certificado de eficiencia energética indica en función de su ubicación el lugar que ocupa en la Escala de calificación energética, desde la letra A que es la más eficiente, pasando por las letras B, C, D, E, F hasta llegar a la letra G, que es la menos eficiente, en función del Consumo de energía en kW h/ m2 año y de las Emisiones kg CO2 / m2 año. Una vivienda con un certificado de eficiencia energética en la escala A, significa un ahorro en el consumo de energía consumida de hasta un 90 % en relación a si estuviese catalogada con la letra G dentro de la escala. Una vivienda con un certifica-

Aislamiento térmico de fachadas por el exterior. /

J.A. SANTOS

do de eficiencia energética en la escala B, significa un ahorro en el consumo de energía consumida de hasta un 75 % en relación a si estuviese catalogada con la letra G dentro de la escala. Una vivienda con un certificado de eficiencia energética en la escala C, significa un ahorro en el consumo de energía consumida de hasta un 35 % en relación a si estuviese catalogada con la letra G dentro de la escala.

[ ]

“Tener cultura de eficiencia energética implica a la hora de comprar, conocer y exigir esa eficiencia” Es pues hacer el certificado de eficiencia energética del edificio, para saber en qué letra de la escala nos encontramos, que nos definirá la eficiencia del edificio, que difícilmente se va a encontrar en la letra A, en cuyo caso nos deberíamos felicitar por ello, pero que siempre va a tener posibilidades de mejorar y es lo que con este artículo pretendemos poner en conocimiento y en consecuencia actuar. Por normativa los edificios que se hagan en la actualidad, deberían disponer de una suficiente eficiencia energética. Pero hay demasiados edificios, que a lo largo de los

últimos años, hemos adquirido, generalmente muy costosos y no siempre con buena eficiencia energética, donde el propietario del terreno y desgraciadamente el político de turno, tantos casos de corrupción al respecto nos abruman, han sido los principales beneficiarios de los costes que hemos pagado por ellos y quiere la realidad, que aún muchas personas están pagando un edificio muy poco eficiente energéticamente. En consecuencia la eficiencia energética de un edificio nos la va a proporcionar: Los paramentos en contacto con el exterior, los huecos con sus correspondientes ventanas, balcones y puertas, la cubierta, la solera, forjados que ponen en comunicación el exterior de una edificación con su interior e instalaciones, especialmente las de electricidad y climatización son directamente responsables de la eficiencia de una edificación. Los paramentos de cerramiento de un edificio, son generalmente desiguales entre uno y otro edificio, pero cada uno de ellos se compone de una serie de materiales, que tienen una determinada conductividad térmica y que estos materiales según cuantía y ubicación tienen una transmitancia, que se expresa en w/ m2 ºK y es debido a esta fórmula la pérdida o ganancia de potencia en w que vamos a tener en función de la superficie en m2 y de la diferencia de temperatura en º Kelvin. Ya tenemos aquí una explicación del porqué de la variación y de donde se deriva.

J.A. SANTOS

Trabajos de cobertura sobre impermeabilización. /

J.A. SANTOS


28EFICIENCIA ENERGÉTICA

EL ADELANTADO DE SEGOVIA DOMINGO 26 DE FEBRERO DE 2017

EL CAMINO HACIA LA EFICIENCIA ES HACIA EL AHORRO, LA RESPONSABILIDAD Y EL BIENESTAR

La instalación de las válvulas para el control de costes de calefacción fomentando el ahorro en este edificio de la calle Machado han sido realizadas por el Grupo Monedero. / J.A. SANTOS

Si debemos, conocer que la energía a compensar es la que se pueda producir por las pérdidas o ganancias que se produzcan y que si no es preciso aportar energía, no habrá consumo alguno. Analizando pormenorizadamente tenemos: las paredes o cerramientos de un edificio, desde que se proyecta una estructura independiente por planta, que elimina los muros de carga y además desde que el ladrillo, ocupa el espacio que antes tenía el adobe y el muro de tapial, tienen una transmitancia que va a incidir sobremanera en el resultado del certificado de eficiencia energética. ¿Qué decir de los huecos de cerramiento? Si miramos los edificios por las calles que frecuentamos, vemos que la carpintería inicial, rara vez permanece tal cual se construyó el edificio, más bien debido al frío, al calor, al ruido, sucede que una nueva carpintería se ha colocado delante de ella. No obstante la transmitancia de la misma suele ser insuficiente de cara a una buena eficiencia energética global del edificio. No es preciso llegar a fórmulas magistrales para solucionar este aspecto. Cualquier intervención sensata va a tener su importancia y va a parchear, también es fácil entender que cuando se lleva un protocolo perfectamente definido, que el mismo sentido común lo sanciona como positivo y que cuando recibi-

mos la factura energética lo corrobora con un mayor grado de confort, nos permite afirmar que estamos en el verdadero camino y que es ahí donde debemos incidir. Podemos pensar porque a pesar de ser un tema muy hablado y comentado en otras comunidades autonómicas, en la nuestra no aparenta ser tanto, pues desde luego no hay que achacarlo a la administración que está favoreciendo y desarrollando actuaciones para dotar a edificios de viviendas de eficiencia energética dando un dinero a fondo perdido, siempre que se alcance el objetivo de ahorrar un 30% en demanda de energía calorífica y de refrigeración. Posiblemente la sensibilización ciudadana es diferente, porque también las personas somos diferentes. De forma práctica, que intervenciones debemos acometer en un edificio, para que la eficiencia energética aumente, el consumo de energía baje y el confort aumente: en los paramentos, aislamiento térmico, acústico, y en especial consideración el SATE, sistema de aislamiento térmico por el exterior, es como si pusiéramos un abrigo al edificio con las ventajas que supone. En las carpinterías, es preciso ver el material que disponemos, la madera es buen aislante térmico, si son de madera y se encuentran en buen estado, cambiando el acristalamiento, podemos mejorar de for-

ma importante su transmitancia térmica. Las soleras y forjados, que ponen nuestra edificación en contacto con el exterior, deben tener un tratamiento similar al que hemos hablado para los muros de cerramiento. La cubierta, generalmente carece de aislamiento, es otro de los puntos en que debemos incidir, un buen aislamiento térmico, una buena impermeabilización, la colocación de líneas de vida, para que el mantenimiento de la cubierta en adelante sea realizado de forma sencilla y segura.

[ ]

“En relación a la electricidad es bueno tener los aparatos desconectados a través de regletas” Si intervenimos de la forma que hemos expresado con anterioridad, conseguiremos que nuestra edificación adquiera una eficiencia energética que antes siquiera hubiésemos podido imaginar que podríamos alcanzar, con un coste que será a compensar y en poco espacio de tiempo habrá desaparecido. Una vez realizadas estas intervenciones, es cuando deberemos replantearnos el tema de las instalaciones, ya que aquellos sistemas de

climatización que antes precisábamos, con un importante consumo energético, ahora serán menos necesarias, ¿por qué?, porque la energía que antes nos era necesaria para tener ese confort mínimo para poder vivir, ahora ya no lo es, en cuyo caso es el momento de analizar el diseño y comportamiento de nuestras instalaciones. Empezamos por la climatización de un edificio, entendiendo comprendida dentro de ellas, la calefacción y agua caliente sanitaria. El gasóleo, la electricidad, además de ser muy costosas a ser poco eficientes. Podemos ir a gas natural o a pellets, que será mucho más eficiente especialmente está última. Un inciso en la energía solar o eólica que es menos contaminante, pero que la administración, sin duda presionada por las empresas de energía eléctrica en lugar de favorecer, pone cánones y limitaciones legales que van más allá de la razón. Es cuando menos digno de analizar qué negocio en cualquier país del mundo hace que para un consumo de 5,56 euros tengamos un total importe factura de 50,84 euros, en gas o de las facturas eléctricas que para un consumo de 53,10 euros el importe a abonar es de 98,00 euros o bien con 9,39 euros de consumo la factura asciende a 33,24 euros según se trate de una u otra compañía suministradora. También sería digno conocer, porqué mu-

chos de nuestros políticos finalizan en los consejos de administración de las empresas de energía eléctrica, si bien no es nuestro objetivo, esa anómala e inmoral actuación, a luces vista. En relación a la electricidad, muchos son los aparatos que tenemos que están a diario conectados, consumiendo y no los utilizamos, por ello es bueno tenerlos desconectados, por medio de regletas que nos permitan tener desconectados los mismos. Un buen diseño, pudiendo cerrar todos los circuitos cuando salimos del edificio, salvo aquellos imprescindibles, supone muchos pequeños ahorros. Pero uno de los puntos que más nos va a permitir ahorrar, es colocar alumbrado led, al principio vamos a tener que hacer un desembolso, que lo vamos a ver recuperado, por la cantidad de luz que vamos a obtener con un consumo bastante menor. Si iniciamos el camino nos daremos cuenta que no tiene vuelta atrás, es un camino de eficiencia, de responsabilidad, de ahorro, de bienestar, el ahorro que nos provoca, siempre que no podamos acometerlo en una fase diríamos entre comillas de forma global, unido al confort y bienestar, se va a traducir que sea el mismo ahorro quien nos permita ir avanzando en esa eficiencia energética, que al final es lo mejor que nos puede pasar.


DOMINGO 26 DE FEBRERO DE 2017 EL

EFICIENCIA ENERGÉTICA29

ADELANTADO DE SEGOVIA

EXISTEN MUCHAS FORMAS DE APROVECHAR LA ENERGÍA DE NUESTRO ENTORNO Y POR LO TANTO GASTAR MENOS

Palacio de Enrique IV, izquierda y detalle de tapial en el Palacio de Enrique IV, derecha. / J.A. SANTOS

La buena vida Aprender a vivir bien: aislando, gastando sólo lo justo, aprovechando los recursos energéticos del entorno y respetando el planeta JOSE ANTONIO SANTOS

L

os edificios son, entre otras cosas, abrigos. Son pieles que construimos a nuestro alrededor para guardar dentro lo que más valoramos. Es cierto que hay muchos tipos de edificios diferentes, cada uno con sus matices funcionales, culturales, económicos... — unos edificios serán casas, otros serán bibliotecas, otros mercados —... pero todos y cada uno de ellos deben su existencia a lo que nos es valioso. A la salud (humana y medioambiental), la convivencia, la estabilidad, la paz, la tranquilidad, etc. Otra cosa no tendría sentido. Incluso los que construyen edificios en condiciones duras, beligerantes o inhóspitas pretenden fundamentar su existencia en principios positivos. Sin embargo los humanos, en aras de construir más rápido, en aras de aprovecharse del vecino o en aras de vaya usted a saber qué... hemos hecho una infinidad de casas en las que pasamos frío, de edificios en los que derrochamos combustibles fósiles, todo tipo de construcciones que lejos de aprovechar la energía de su entorno la ignoran y derrochan, e incluso miles de ciudades que generan enormes nubes de toxicidad. Por no comprender lo que hacemos, perdemos lo que más valoramos. Por no darnos cuenta de las cosas, vivimos mal. ¡Vaya seres ra-

cionales estamos hechos!. Ese camino no tiene ningún sentido. No hablo de ser buenos porque lo diga la autoridad, tenga o no tenga razón. Hablo de comprender los problemas y de ponerles soluciones. Hablo de responsabilidad real, de hechos -no opiniones- y en definitiva de aprender a vivir realmente bien. ¡Aprender a vivir fenomenalmente bien! ¿Y eso cómo se hace? Pues aislando, gastando solo lo justo, aprovechando los recursos energéticos del entorno de nuestros edificios (sol, árboles, viento, temperatura del subsuelo) y, en general, respetando el planeta. Concretamente: * Si vive como muchas personas en una casa mal aislada —térmica y también acústicamente—, hay formas de aislarla para que no derroche el dinero y los recursos del planeta... haciendo que además su vivienda sea más sana, tranquila y valiosa. * Si quiere construirse una casa o conoce a alguien que se encuentra en ese proceso, existen muchas formas de aprovechar la energía de nuestro entorno de modo que podamos vivir mejor gastando y contaminando mucho menos , incluso nada. Desde silencioarquitectos le animamos a que se de un paseo por la calle, a que sienta en su piel el calor que el sol radia a cada metro cuadrado en la ciudad, a que

observe lo frías que están las casas en invierno porque no sabemos aprovechar esa energía que nos rodea, a que vea lo costoso que es calefactar nuestras viviendas, a que se acuerde de todas las veces que ha enfermado y en las que solo por salir de casa y ponerse un poco al sol se ha encontrado mucho mejor. Quemamos petróleo en nuestras casas porque no dejamos entrar al sol y pasamos frío; derrochamos recursos porque no sabemos que construyendo nuestros edificios en base a una serie de estrategias sencillas podemos no necesitar combustible ni aire acondicionado. Dese cuenta de que el sol siempre, de uno u otro modo, ha sido divinizado en todas las culturas de nuestra historia. Si solo dejamos al sol entrar en nuestras casas, conseguimos vivir mucho mejor gas-

tando mucho menos y, a su vez, construir un mundo mucho más sano y equilibrado. Y hay muchas estrategias, que pueden ayudarnos en este camino. En definitiva sucede como sucedía hace ya muchos años. No ha cambiado tanto el mundo como pensamos. Y es que ahora, después de siglo y pico de era industrial, después de años de orgía económico-constructiva, volvemos a ver las cosas claras. Otra vez nos damos cuenta de que construir mejor es mucho más barato, de que no tiene sentido derrochar valiosos recursos contaminando la atmósfera por tener un mal aislamiento, de que estamos destruyendo la realidad en la que vivimos cargados de ideas de progreso y de que es posible y hasta diría fácil vivir bien. ¿Porqué el rey Enrique IV, gran

amante de la ciudad de Segovia, construyó su palacio con barro y paja en vez de piedra? Era un rey y tenía medios para construir en piedra, de hecho tenía el Alcázar ya construido a la vuelta de la esquina. Pero sabía que los edificios de barro y paja son mucho más confortables que los de piedra. Ya hay casas en Suiza, en Alemania, en Francia, en Noruega que aprovechan la energía de su entorno, que muchas veces lo hacen mediante algo tan barato como las balas de paja, y que no cuestan dinero mes a mes... ¿Cómo es posible que en España no abunden estas casas cuando sí abundan la energía solar o la paja?. Es ahí donde reside lo que realmente queremos, ahí está lo que más valoramos... ¡es ahí donde está la buena vida!.


30EFICIENCIA ENERGÉTICA

EL ADELANTADO DE SEGOVIA DOMINGO 26 DE FEBRERO DE 2017

AGRUPACIÓN RAMÍREZ considera que la eficiencia energética es la única manera de construir

Todo edificio de nueva construcción o aquellos de segunda mano que se vendan o alquilen deben contar con un Certificado Energético que indique la Calificación del Inmueble. / EL ADELANTADO

Eficiencia energética en viviendas de las promociones de Agrupación Ramírez S.L. EL ADELANTADO

E

n el año 2002 el Parlamento Europeo comenzó a elaborar Directivas relativas a dotar a los edificios de nueva construcción de una Calificación Energética. Dichas Directivas se articularon en la Legislación Española mediante una serie de Reales Decretos, los cuales estipulan que todo edificio de nueva construcción o aquellos de segunda mano que se vendan o alquilen, deberán contar con un Certificado Energético que indique de forma clara la Calificación del inmueble. Del mismo modo, en España se han ido adaptando las normativas de construcción para poder dar cumplimiento a lo exigido por la Unión Europea, estableciendo así los requisitos mínimos que deben cumplir los edificios en cuanto a sus niveles de aislamiento, con el fin de contribuir lo máximo posible al ahorro energético. La eficiencia energética es una de las grandes olvidadas en el mercado de la vivienda. La mayoría de compradores y vendedores no la da la importancia que tiene. Por todo

ello, Agrupación Ramírez, S.L. lleva muchos años incorporando los últimos avances energéticos, los materiales más avanzados y las técnicas de construcción más eficientes con el fin de que sus viviendas cuenten con la mejor calificación energética posible. Partiendo de todas estas premisas, Agrupación Ramírez, S.L. ha ido optando a lo largo del tiempo por introducir innumerables mejoras energéticas en sus viviendas, entre las que destacamos: — Cambio del sistema de calefacción. Anteriormente se instalaba una calefacción mediante acumuladores de calor de tarifa nocturna o residencial. Éste era un sistema realmente limpio y de similar coste al resto, pero debido a que el método de cálculo de la calificación energética penaliza considerablemente la energía eléctrica, se ha optado por dotar a las viviendas de calefacción y agua caliente mediante gas natural, incorporando calderas individuales de condensación, con unos rendimientos extraordinarios y un consumo muy bajo. — Se han ido aumentando

considerablemente la calidad y los espesores de los aislamientos. Agrupación Ramírez, S.L. aplica en todas sus construcciones un aislamiento continuo y sin juntas a base de poliuretano proyectado de celda cerrada, con un coeficiente de trasmisión térmica muy bajo, asegurando con ello que la pérdida de calor sea mínima. Los espesores que se aplican en la obra son siempre mayores que los requeridos por normativa.

[ ]

La eficiencia energética es una de las grandes olvidadas en el mercado, pese a la importancia que realmente tiene” — Se han incorporado forjados continuos con bovedillas de porexpán, en sustitución de la tradicional bovedilla cerámica, lo cual unido a los falsos techos de Pladur que instalamos, podemos garanti-

zar un incremento considerable en el aislamiento termo-acústico en toda la vivienda, con el consiguiente ahorro energético. — Desde hace bastantes años, Agrupación Ramírez, S.L. concedió gran importancia al aislamiento de las carpinterías exteriores. Las puertas y ventanas exteriores son una fuente importante de pérdida de energía, y por tal motivo se introdujo una carpintería de PVC de triple cámara, con juntas de estanqueidad y persianas térmicas con aislamiento incorporado, así como un cristal doble tipo climalit de gran espesor, consiguiendo de este modo que la pérdida de calor sea mínima. — Se han ido introduciendo placas solares en aquellas edificaciones que la normativa así lo exigía, todo ello como apoyo para calentar el agua. — Se han eliminado o minimizado al máximo los puentes térmicos de las fachadas, que eran zonas concretas sin aislamiento y que en aplicación de nuevas técnicas constructivas se ha conseguido que su presencia en las obras sea insignificante.

Aplicando todas estas medidas y combinándolas con un control de calidad exhaustivo, Agrupación Ramírez, S.L. ha conseguido obtener una calificación energética de sus viviendas excelente. Todas las viviendas que construimos en la actualidad cuentan con su Etiqueta Energética, habiendo conseguido en todas ellas una calificación "B" o "C". Según un estudio realizado por una empresa tasadora del sector inmobiliario, únicamente un 5 % de las viviendas logra etiquetas A, B, C o D. El resto cuenta con peores calificaciones, lo cual es realmente preocupante. Pese al esfuerzo que ello supone, desde Agrupación Ramírez, S.L. consideramos que hoy en día la eficiencia energética es la única manera de construir. Estamos orgullosos del grado de eficiencia conseguido en nuestras promociones, y animamos a todo el mundo a que conozca y contribuya al ahorro energético. Consideramos que es imprescindible potenciar dicho ahorro, empezando por la administración y continuando por las empresas y por la sociedad.

Eficiencia energética 2017  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you