Issuu on Google+

bodas2016 39

6 de noviembre de 2016

LOS TOCADOS MÁS APROPIADOS PARA OTOÑO-INVIERNO SON EN TERCIOPELO Y CUERO

Este año se llevan mucho los canotiers con cintas, flores, mariposas... en definitiva mucha fantasía que complementa el look y da importancia al tocado. / ROSA GARCÍA, CENTRO DE BELLEZA ‘ROSA GARCÍA’ dencia y en lo que más estamos trabajando para las manos de las novias es en esmaltados semipermanentes, ya que duran más tiempo y mantienen un brillo perfecto”, destaca González. Todos nuestros expertos coinciden en que los novios cada vez se arreglan más las manos para el gran día, con un tratamiento exprés y un par de días antes del enlace. Es aconsejable que se den un ligero toque de maquillaje, que les queda muy bien y evita los brillos en las fotografías. Respecto al look de ellos, “está muy de moda el gentleman, arreglar el corte y la barba bien perfilados. Se llevan cortes clásicos con un toque más moderno como un degradado en el cuello, pero por regla general suelen ser estilos tradicionales como tupe con raya a

un lado” afirma García. “Se siguen haciendo muchos trabajos modernos con engominados y formas más ajustadas al cuero cabelludo. No hay volúmenes en estos casos, son formas muy pegadas al cabello y los pelos en algunos casos son cortos pero en líneas generales la longitud es normal”, añade González. LOS TOCADOS varían en función de la época del año en la que se celebra el enlace. Para otoño-invierno, van más los tocados en terciopelo y cuero. Y sobre todo, los que más se llevan son los pilbox, muy utilizados por Kate Middelton, de Inglaterra”, comenta Rosa García, del centro de belleza Rosa García. En cuanto a las novias se lle-

van mucho “los tocados en porcelana. Melenas sueltas con estilos muy naturales para las bodas campestres en fincas o al aire libre que están tan de moda. Se llevan mucho los peinados en la línea romántica, muy desestructurados. No se llevan para nada peinados rígidos. Y por supuesto, hay que dejar su espacio a las novias más clásicas, que celebran el enlace en una catedral con velo y mantilla” explica Rosa García. “Nosotros trabajamos con ondulaciones, recogidos y semirecogidos muy suaves. No hacemos una ondulación fuerte, sino movimientos más naturales. También se llevan mucho los trenzados que deben de ir en perfecta armonía con el vestido que haya elegido la novia”, afirma Alfredo González.

“La tendencia de este año es lo natural. Recogidos que parezcan naturales. El pelo suelto que hace unos años era la tendencia ha pasado de moda, ya no se lleva. Como tampoco se hacen recogidos tirantes, sino con el pelo más vaporoso y con una onda natural. Todo muy voluminoso y poco marcado”, asegura Mónica García. “Para las madrinas, si la boda es de día, se sigue llevando la mantilla clásica de toda la vida, pues siempre se llevarán para las ceremonias religiosas y más formales. Respecto a los tocados los que más favorecen y mejor sientan son los de cierta importancia. No es muy apropiado tampoco que una madrina lleve una pamela o un tocado inmenso, pero si de cierta importancia,

que le otorgue el lugar que ese día ocupa”, explica Rosa García. “En cuanto a las amigas de la novia se pueden permitir llevar pamelas. Este año se llevan muchísimo los canotiers con flores, mariposas, cintas floridas... en definitiva mucha fantasía que complementa el look y resta un poco de importancia al vestido para otorgársela al tocado. Ya que, un vestido sencillo, sin demasiados adornos ni brocados va muy bien con un gran tocado. Mientras que un vestido rico en adornos o demasiado elaborado va mejor con un tocado menos destacado”. La última novedad del sector son las carteras en piel y de todo tipo de tejidos, realizadas a mano, a juego con el vestido y el tocado o casquette.


Bodas 2016