Issuu on Google+

LECTURA N° 1 DÉCIMO GRADO LA DESHIDRATACIÓN FUENTE: La siguiente lectura fue tomada de (http://kidshealth.org/teen/en_espanol/seguridad/dehydration_esp.html#) exclusivamente para fines didácticos. Ustedes deberán leerla y prestar especial atención en las 4 preguntas relacionadas con las lesiones deportivas. La comprensión y el análisis de este texto serán evaluados en la clase. La deshidratación es un trastorno que ocurre cuando una persona pierde más líquidos de los que ingiere. La deshidratación no es un problema tan grave en los adolescentes como puede serlo en los bebés o en los niños pequeños. Pero si ignoras la sed, la deshidratación puede quitarte mucha energía. Nuestro organismo contiene dos tercios de agua. Cuando una persona se deshidrata, significa que la cantidad de agua que contiene su cuerpo ha descendido por debajo del nivel necesario para funcionar con normalidad. Las pequeñas pérdidas de líquido no representan ningún problema y, en la mayoría de los casos, pasan completamente desapercibidas. Pero perder mayores cantidades de agua a veces puede hacer que una persona se ponga bastante mal. Causas de la deshidratación Una causa habitual de la deshidratación en los adolescentes son las enfermedades gastrointestinales. Cuando tienes una infección gastrointestinal, puedes perder mucho líquido a través de vómitos y diarrea. Es posible que también hayas oído que puedes deshidratarte haciendo deporte. En realidad, es muy poco habitual llegar siquiera a un nivel moderado de deshidratación mientras se practica deporte u otra actividad física normal al aire libre. Pero, si no repones los líquidos que pierdes a través del sudor, podrías deshidratarte por hacer mucho ejercicio físico, sobre todo en los días calurosos. Algunos atletas, en especial los luchadores que necesitan alcanzar un peso determinado para competir, se deshidratan a propósito para perder peso rápidamente antes de una gran competición o de un acontecimiento deportivo importante, sudando en saunas o utilizando laxantes o diuréticos, que les hacen ir más al baño. Esta práctica suele ser mucho más nociva que útil. Los atletas que recurren a estos métodos se sienten más débiles, lo que repercute desfavorablemente sobre su rendimiento. También pueden tener problemas mucho más graves, como anomalías en los niveles de sodio y potasio del organismo. Estos cambios, a su vez, pueden provocar problemas en el ritmo cardíaco.


El hecho de hacer dieta también puede mermar considerablemente las reservas de agua de una persona. Ten cuidado con las dietas y los suplementos nutricionales, incluyendo los laxantes y los diuréticos que hacen hincapié en “eliminar líquidos” como una forma rápida de perder peso. Eliminar líquidos no es lo mismo que perder grasa. Síntomas de la deshidratación Para contrarrestar la deshidratación, necesitarás restablecer el adecuado equilibrio hídrico en el organismo. Pero primero debes saber identificar el problema. La sed es un indicador de deshidratación, pero no es uno de los primeros signos de alarma. Cuando experimentes sed, es posible que ya estés deshidratado. Otros síntomas de deshidratación incluyen: • • •

sentirte mareado y aturdido tener la boca seca o pegajosa orinar menos cantidad y más oscuro

Conforme va avanzando el trastorno, la persona empieza a encontrarse mucho peor a medida que más sistemas corporales (u órganos) se van viendo afectados por la deshidratación. Prevenir la deshidratación La forma más fácil de evitar la deshidratación es beber abundante líquido, sobre todo en los días calurosos, secos y ventosos. El agua suele ser la mejor elección. Beber agua no añade calorías a tu dieta y puede ser muy buena para tu salud. La cantidad de agua que la gente necesita beber depende de factores como la cantidad de agua que obtiene de los alimentos y de otros líquidos y de cuánto suda a consecuencia del ejercicio físico. Cuando vayas a pasar un tiempo al aire libre en un día caluroso, vístete adecuadamente para la actividad que vayas a desarrollar. Ponte prendas holgadas y, si es posible, una gorra. Así te mantendrás más fresco y sudarás menos. Si te mareas o tienes mucha sed, tómate un descanso de varios minutos. Siéntate a la sombra o en un lugar fresco y bebe agua. Deportes y ejercicio físico Si vas a practicar deporte o a participar en una actividad física agotadora, bebe líquido antes de iniciar la actividad. También deberías beber a intervalos regulares (cada 20 minutos aproximadamente) mientras realices la actividad y al finalizarla. El mejor momento para entrenar o hacer deporte es a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar los momentos más calurosos del día.


Infecciones gastrointestinales Si tienes una infección gastrointestinal y no paras de ir al baño, es muy probable que no te apetezca comer ni beber nada. Pero aun así, necesitarás incorporar líquidos. Toma pequeños sorbos de líquido frecuentemente. A algunas personas los cubitos de hielo les resultan más fáciles de tolerar. La cafeína La cafeína es diurética, es decir, hace orinar más. No está claro si esto provoca deshidratación o no pero, para mayor seguridad, probablemente es una buena idea evitar tomar mucha cafeína en los días calurosos, cuando se hace mucho ejercicio o en otras situaciones en que se suda mucho. Cuándo acudir al médico La deshidratación generalmente se puede tratar bebiendo líquido. Pero si te desmayas o te sientes débil o mareado cada vez que te incorporas (incluso un par de horas después de que aparezcan los primeros síntomas) o si orinas muy poco, deberías decírselo a un adulto e ir al médico. Probablemente, el médico buscará una causa de la deshidratación y te indicará que bebas más líquido. Si la deshidratación es más grave de lo que pensabas, sobre todo si no retienes el líquido a consecuencia de los vómitos, tal vez necesites recibir líquidos por vía intravenosa para acelerar el proceso de rehidratación. Una vía intravenosa es un tubito que se inserta directamente en una vena. En casos excepcionales, la deshidratación puede ser un signo de algo más grave, como la diabetes, en tal caso el médico probablemente te mandaría algunos análisis para descartar otros posibles problemas. En general, la deshidratación se puede prevenir. Basta con que siguas bebiendo H2O para mantenerte saludablemente hidratado.

TALLER 1. Desarrolla un mapa conceptual teniendo en cuenta la lectura como tema fundamental. 2. Formula una pregunta con su respectiva respuesta.


LECTURA N°2 DÉCIMO EFECTOS DEL CONSUMO DE TABACO Y ALCOHOL.

La siguiente lectura fue tomada de (Bibliografía) exclusivamente para fines didácticos. Ustedes deberán leerla y prestar especial atención a los daños fisiológicos y psicológicos que causa el tabaco y el alcohol, tanto en los aspectos sociales, como los familiares y sexuales; y valorar el costo-beneficio del consumo cotidiano de estas dos sustancias." La comprensión y el análisis de este texto serán evaluados en la clase del día jueves. http://thales.cica.es/rd/Recursos/rd98/Multidis/04/multidis-04.html http://www.braha.org/es/alcohol-y-tabaco/37(PELIGROS PARA LA SALUD)

Estos son algunos de los efectos a corto y largo plazo, comprobados científicamente del consumo de tabaco y alcohol de forma habitual. A. Bebidas alcohólicas.

Consecuencias del consumo de alcohol SOBRE EL ORGANISMO o o

EFECTOS A CORTO PLAZO

o

o

EFECTOS A LARGO PLAZO o

SOBRE EL COMPORTAMIENTO

Irritación de la mucosa estomacal. Trastornos de la visión, de los reflejos, del pensamiento y del habla en dosis elevadas. Intoxicación aguda: Embriaguez, agitación, riesgo de muerte por paro respiratorio. Psicosis, encefalopatías, gastropatías, hepatopatías, pancreopatías, polineuritis, miocardiopatías. Dependencia física (tolerancia

o

o o

o o o

y

o

Desinhibición, sobre todo en cuanto a las relaciones sociales. Sensación de euforia. Posibilidad de realizar actos violentos.

Disminución en el rendimiento laboral. Aumento de la posibilidad de accidentes. Perturbaciones de las relaciones sociales y familiares, agresividad, irritabilidad. Exhibicionismo.


síndrome abstinencia).

de

o

Mayor de suicidios.

porcentaje

La tolerancia es un fenómeno por el cual el individuo que bebe necesita cantidades mayores de alcohol para obtener los mismos efectos que sentía al principio de su hábito. Cuando decimos que una persona "aguanta" mucho el alcohol estamos diciendo que esa persona está acostumbrada al alcohol porque ha desarrollado una tolerancia al consumo excesivo de alcohol. Por eso, algo que aparentemente es síntoma de fortaleza no es más que un signo de una grave dependencia al alcohol. El síndrome de abstinencia se caracteriza por una serie de efectos que se producen al suprimirse el consumo de alcohol, entre ellos un deseo compulsivo de tomar alcohol para evitar esa sensación de malestar que conocemos como resaca en sus casos más leves. - Otros efectos: El alcohol afecta a todo el cuerpo, pero donde más daño ocasiona es en el hígado y en el cerebro, este efecto produce: retraso en el tiempo de reacción, aumento en la tolerancia al riesgo, descoordinación psicomotora, alteraciones sensoriales, somnolencia, cansancio y fatiga muscular. - Enfermedades asociadas: Cirrosis hepática, hepatitis alcohólica, gastritis, pancreatitis, alteraciones cardiovasculares, anemias, impotencia, alteraciones musculares, alteraciones neurológicas y psiquiátricas, síndrome alcohólico fetal, déficits de vitaminas y minerales y recientemente se ha asociado con el cáncer de boca, faringe, laringe, esófago e hígado. - Consecuencias de carácter social. Absentismo laboral, accidentes de tráfico, laborales y domésticos, peleas, delincuencia y marginación, rupturas familiares y malos tratos a mujeres y niños.


B. Tabaco.

Consecuencias del consumo de tabaco SOBRE EL ORGANISMO

SOBRE EL COMPORTAMIENTO o

o

EFECTOS A CORTO PLAZO

o

o

EFECTOS A LARGO PLAZO

o o

Aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial. Intoxicación aguda: Tos, faringitis, dolor de cabeza.

Disminución de la memoria, dolores de cabeza, fatiga, bronquitis, enfisema pulmonar, cáncer de pulmón, boca y de laringe. Disminuye el rendimiento deportivo. Dependencia física, con su correspondiente síndrome de abstinencia.

o

o o

Se inicia un aprendizaje que comienza con el consumo ocasional y que aumenta progresivamente en frecuencia. Aumentan el número de situaciones en las que parece "adecuado" fumar.

Dependencia psíquica. Manifestaciones comporta mentales derivadas de los momentos de abstinencia (irritabilidad, ansiedad, etc...)

- Otros efectos: El humo del tabaco produce una acción irritante sobre las vías respiratorias, esta irritación incrementa la producción de moco y una dificultad para eliminarlo, esto origina el síntoma más frecuente del fumador, la tos, acompañada por la expulsión de moco que aparece especialmente por las mañanas al levantarse.

- Enfermedades asociadas:


Bronquitis crónica, enfisema pulmonar, cáncer de pulmón, boca y laringe, arterioesclerosis, trastornos vasculares, cerebrales (trombosis, infarto cerebral) y cardíacas (infarto de miocardio).

Peligros para la salud

Ø Las personas que comienzan a beber tempranamente tienen una probabilidad cuatro veces mayor de desarrollar una dependencia al alcohol que aquellas que lo hacen más tarde Esto se relaciona con la duración del tiempo de consumo. Cada año adicional que no beba reduce la probabilidad de dependencia de alcohol en 14 por ciento. Ø Los adolescentes que toman alcohol en exceso tienen los mismos riesgos de salud a largo plazo que los adultos que toman alcohol en exceso. Esto significa que tienen un riesgo mayor de desarrollar cirrosis del hígado, pancreatitis, derrame hemorrágico y ciertos tipos de cáncer. Ø Los adolescentes que usan alcohol tienen una mayor probabilidad de estar sexualmente activos, lo que los coloca en un riesgo mayor de contagiarse con infecciones sexualmente transmisibles o adquirir VIH. Ø Un estudio demostró que los estudiantes diagnosticados con abuso de alcohol tenían una probabilidad cuatro veces mayor de sufrir depresión que los que no tenían problema de alcohol. Ø Se ha asociado el consumo del alcohol entre los adolescentes con planificar, intentar o completar un suicidio. El término alcoholismo lleva implícito su carácter de trastorno crónico. El mal llamado alcoholismo agudo se refiere a la intoxicación etílica aguda o borrachera y es importante no confundir estos términos. La borrachera es una intoxicación por consumo excesivo de alcohol. Es cuando una persona llega al estado de ebriedad. Es un cuadro agudo, aunque transitorio, que tiene unas horas de duración, después de las cuales la persona se restablece completamente. En cambio, el alcoholismo es una enfermedad crónica e irreversible caracterizada por la adicción. Una persona que ha desarrollado el alcoholismo, aunque deje de beber seguirá siendo alcohólica. Un bebedor normal o un alcohólico pueden estar borrachos en un momento dado, pero un alcohólico, aunque no esté borracho sigue siendo un alcohólico. El término enfermedad crónica se refiere a un estado patológico que el individuo tendrá toda su vida. Este desorden crónico podrá tener etapas de control o asintomáticas en donde no se manifiesten los síntomas de la enfermedad, pero ésta se mantiene latente dentro del paciente afectado. La enfermedad del alcoholismo tiene un desarrollo insidioso porque es muy difícil precisar el momento en que se declara. En esto radica una de las principales dificultades para el diagnóstico temprano del alcoholismo, y lo más importante es que el sujeto afectado identifique, reconozca y acepte que se le ha declarado una enfermedad que pone en riesgo su salud y su propia vida.


Este desarrollo insidioso consiste en un proceso morboso que conduce al alcoholismo en sus etapas pre patológicas evoluciona muy lentamente y de una forma muy sutil, de modo que casi nadie detecta los síntomas prodrómicos de la enfermedad. Durante la etapa previa a que ésta se declare, no existe mucha diferencia entre un bebedor social y un bebedor-problema. La medicina se basa en dos parámetros clínicos para determinar si un bebedor excesivo se ha convertido en alcohólico: la tolerancia y el síndrome de supresión. La tolerancia se define como una adaptación biológica del organismo al alcohol, por la cual el bebedor necesita mayor cantidad para obtener los mismos efectos que antes lograba con menor cantidad. Cuando aparece el fenómeno de la tolerancia en un bebedor esto suele resultar muy engañoso pues sufre una adaptación biológica que consiste en una serie de cambios metabólicos de tipo adaptativo que ocurren en el hígado y el cerebro, dando lugar a una serie de transformaciones neuroquímicas en las vías metabólicas de degradación del alcohol, lo que finalmente conduce al fenómeno de la compulsión. Ésta determina la incapacidad del individuo para controlar su manera de beber, caer con más frecuencia en el exceso alcohólico y presentar problemas de conducta que van a afectar su vida familiar, laboral y social. Estos cambios neurobiológicos son irreversibles Esta incapacidad de control, que es el síntoma cardinal del alcoholismo, deriva de la ya mencionada compulsión proveniente de las transformaciones neuroquímicas que sufre el alcohólico. Por el temor de presentarlo, el alcohólico sigue bebiendo para que no disminuyan sus niveles séricos de alcohol. Las consecuencias lógicas de esta incapacidad de controlar la manera de beber son la ingesta excesiva de alcohol y los trastornos de la conducta, que dan lugar a la transformación de la personalidad. El individuo se torna irresponsable, necio, agresivo, y peligroso. Desarrolla problemas de salud física y mental que devienen en problemas a nivel de su familia, de su trabajo, de tipo legal o de desprestigio social. El último elemento de la definición se refiere a la etiopatogenia de la enfermedad. El individuo desarrolla una dependencia psíquica y física, como consecuencia de dos factores: uno de tipo heredado y otro de tipo aprendido. El factor heredado es una predisposición genética hacia la enfermedad Está ampliamente demostrado el factor genético en la etiología del alcoholismo, aunque para el desarrollo del alcoholismo necesariamente tiene que interactuar con los otros dos factores etiológicos de la enfermedad, que son el factor psicológico y el factor sociocultural. Día a día, el problema del consumo de alcohol entre los adolescentes se torna más preocupante. Los índices de consumo de alcohol per cápita en el mundo, en el rango de edad que oscila entre los 12 y los 24 años ha aumentado; los problemas familiares, escolares y sociales han aumentado. Sin embargo, todos los elementos anteriores están enmarcados dentro de un común denominador: el alcohol se convierte para el adolescente en un símbolo. Símbolo mágico que lo va a transformar. La magia es producto de la fantasía, la ignorancia, los prejuicios y los consejos que se transmiten de generación en generación. El alcohol está detrás de la conquista romántica o de la pelea que conduce al homicidio. Es el símbolo que encarna la ambivalencia. Detrás de la violencia y la agresión hay una copa de alcohol.


Alrededor del doble mensaje y del símbolo mágico se realiza el rito de iniciación del alcohol en el adolescente. Cuando el futuro adolescente sólo recibe dobles mensajes en relación al alcohol: “Las bebidas alcohólicas están prohibidas para los niños”; ven a su padre bebiendo excesivamente. Escuchan a su padre y a sus tíos y a los amigos de su padre hablando muy bien respecto de tal o cual bebida y los observan bebiendo cerveza en grandes cantidades. Entonces llega a la conclusión de que quien beba el fruto prohibido del alcohol se convertirá en adulto. Así pierde objetividad y el alcohol no es simplemente una sustancia que puede tener peligros potenciales sino que es ese símbolo mágico que lo convertirá en adulto. Ante esta mentalidad adquirida por el adolescente, la circunstancia de iniciación es lo de menos: acepta tomar la botella de cerveza con sus amigos del vecindario para ser aceptado en la banda. La niña que le exige a su mamá que en su fiesta de quince años haya suficientes bebidas alcohólicas para sus amigos y que no vayan a estar presentes los adultos Es indiscutible que la droga de moda entre los adolescentes es el alcohol cuyo consumo sigue subiendo en forma preocupante. El alcohol, como los demás tóxicos (tabaco, marihuana, cocaína) afecta mucho la sexualidad. A nivel cerebral, el alcohol actúa predominantemente sobre el lóbulo frontal alterando la capacidad de juicio y el autocontrol, modificando en consecuencia la percepción y las conductas del individuo. El alcoholismo crónico produce polineuritis en los nervios periféricos y afectos al árbol vascular. Es interesante diferenciar la intoxicación aguda y la crónica. En la intoxicación aguda, la relación dosis - efecto es muy directa Clínicamente se manifiesta desde pequeñas alteraciones en la coordinación de la marcha hasta el coma y la muerte. Pequeñas dosis de alcohol, una a dos copas desinhiben y facilitan el contacto social. Esto ayuda especialmente a las personas tímidas. Hay una graduada liberación pulsional bajando las resistencias morales. El deseo sexual está estimulado, ambos sexos están más proclives las actitudes seductoras así como la risa surge con mayor facilidad. En la mayoría de las mujeres facilita la obtención de orgasmos. En muchos hombres hay resultados controvertidos: en algunos aumenta la erección y en otros la disminuye. En general hay una demora en obtener la eyaculación que es usada por algunas personas a modo de tratamiento, con el agravante de dificultar la obtención y mantenimiento de la erección. A nivel plasmático hay un descenso de la testosterona. Las dosis moderadas producen efectos variados en cada individuo; aparecen trastornos motores, de la memoria y del juicio. Estas dosis prolongan en ambos sexos la etapa de excitación y hay en el hombre dificultades para obtener una erección satisfactoria. En las dosis altas la erección es insuficiente, la mujer no se lubrica, no hay capacidad para la penetración y no se alcanza el orgasmo. El hombre tiene una eyaculación retardada y no muy placentera.


Para adjudicar a la intoxicación alcohólica la producción de una disfunción sexual deberían cumplirse tres condiciones: 1) Que la disfunción sexual no sea preexistente al episodio alcohólico. 2) Todo el cuadro clínico es explicable por la intoxicación alcohólica hasta 30 días después de la misma. 3) Hay una alteración significativa de las relaciones interpersonales. El alcoholismo crónico es una de las mayores causas físicas de impotencia en el hombre porque provoca lesiones neurológicas y tróficas a nivel de los testículos y de los nervios periféricos, como así también alteraciones hormonales. La afectación del hígado altera el metabolismo de las gonadotrofinas apareciendo aromatización de andrógenos en estrógenos, lo que baja el deseo sexual. En la mujer hay baja de libido, amenorrea e infertilidad. A pesar de los estereotipos promovidos por los medios de comunicación que ligan la sexualidad con el consumo de estupefacientes, las drogas deterioran la vida sexual de las personas que las consumen, En la actualidad muchos jóvenes relacionan el consumo de drogas, sean lícitas o ilícitas, con el sexo. Toman estas referencias a través de los medios de comunicación. Son un ejemplo las producciones cinematográficas donde es típico observar la ingesta de alcohol antes de tener relaciones sexuales, mientras que el tabaco está reservado para después del acto. Con mucha frecuencia se habla actualmente sobre el tema de la drogadicción; pero sería conveniente definir algunos términos, no como algo académico sino en relación con las consecuencias que produce en los pacientes. La predisposición se caracteriza por un consumo repetido del producto debido a un deseo, pero no incontrolable, de continuar tomándolo a causa de los efectos que provoca; con ninguna o poca tendencia a aumentar la dosis; con un cierto grado de dependencia psíquica pero sin dependencia física ni síndrome de abstinencia, y con efectos eventuales en el consumidor. En cambio, la toxicomanía es un estado de consumo regular y crónico con un deseo incontrolable de tomar la droga por todos los medios; con tendencia franca a aumentar la dosis, una dependencia psicofísica, y aparición de un síndrome de abstinencia con síntomas corporales y psicológicos; con efectos nocivos para el individuo y la sociedad. Esta adicción es el paso que sigue a la adicción al alcohol.

TALLER

1. Desarrolla un resumen con las características más importantes sobre el alcoholismo y el tabaco. 2. Formula una pregunta con su respectiva respuesta.


edufis.decimo3p