Page 1

“Medios de Comunicación es sólo una palabra que ha venido a significar mal periodismo” Graham Greene, Escritor británico.

η τοιχογραφία ( Y Toijografía = El Mural, en Griego ) Órgano informativo de publicación quincenal

Septiembre de 2010

Año 1, No. 10

Desaparecida la musa de los titulares de El Mural. Se denunció su desvanecimiento y se intentó, de todas las formas posibles sustituirla, pero fue imposible...

!No se nos ocurrió nada¡ Banderilla

Daniel E. Aguilar A.………….Editor Alberto Martínez M……………Gurú Kell Pozo……………………Ideóloga Alejandro Ángel……….Apoyo Moral Andrés Arias P……………….Hacker Eduar Barbosa………..Editor Literario En este número colaboraron

Mauricio Herrera R. (Costa Rica) Eduar Barbosa Andrés Arias Duvan Fruto Medina Felipe Amalfi Carlos Alberto Rosero Andrea Páez Óscar Tobón Nicolás Sastoque Luis Manuel Gil Soledad Tordini (Argentina) Raúl y sus ficciones Participación especial del colectivo BACANAL

Apuntes sobre "Derechos de autor y de reproducción" Por Andrés F. Arias

La Partera (San Agustín, departamento del Huila, Colombia) Imagen tomada por Beto Rosero. Colaboración especial para El

Mural.

Colombia desde Centroamérica

Dialéctica del valor de las Redes Sociales

Por Mauricio Herrera Rodríguez, PhD. (Desde Costa Rica)

Por: Luis Manuel Gil

Un corresponsal es por lo general un representante de un medio informativo en un lugar distante. Algo así como una extensión espacial del medio, que le permite a sus lectores estar (sin realmente estarlo) un poco más cerca de una realidad lejana. Sin embargo, periodísticamente hablando, la información enviada por un corresponsal a su nave nodriza es cualitativamente muy diferente a la que puede enviar una compañía de periodismo sindicado llámese Reuters, AP o Telesur .

bia desde este istmo de volcanes. Es decir un reporte invertido. En vez de reportar sobre lo que sucede en tierras distantes, quiero comenzar por reportar lo que sucede en Colombia según como se percibe en nuestras tierras. Claro que esto nos puede llevar a contradicciones, ya que la principal fuente de información internacional en Centroamérica son precisamente los cables de noticias sindicados. Mi trabajo sería reportar sobre lo que los cables internacionales reportan sobre Colombia. Eso no es tan interesante, sin embargo aún nos queda reportar sobre lo que sucede en las redes sociales de Internet y las noticias derivadas de intercambios primarios entre colombianos y centroamericanos.

Le he ofrecido a Daniel Aguilar fungir como corresponsal de El Mural en Centroamérica. Por la amistad que nos une he conocido la razón de ser de este medio de comunicación y me ha fascinado. Los murales (los muros más bien) han sido históricamente sitio de intercambio y divulgación de información desde los inicios de los asentamientos humanos. Las cuevas de Altamira y el desierto del Sahara ya presentaban los primeros murales que comunicaban hazañas y campañas de caza. En la edad media las ciudades europeas dependían de los murales para comunicar todo tipo de edictos oficiales, nacimientos, casamientos, muertes, información sobre criminales y recompensas. Es decir documentaban la vida en sociedad. Aún hoy en día algunas ciudades en el sur de Italia y algunos pueblos en España conservan la tradición de colgar en los muros de sus parroquias las notas luctuosas más recientes. En Latinoamérica como en otras partes del orbe los muros son usados diariamente por aquellos “comunicadores sociales” que prefieren usar el aerosol en vez del procesador de palabras para expresar su apoyo o descontento con alguna causa o para gritar su amor por algún club de fútbol.

Para no extenderme más de lo estilísticamente necesario, quiero contarles que el pasado 20 de julio la independencia de Colombia fue celebrada con bombos y platillos en Costa Rica. Por segundo o quizás tercer año consecutivo contamos con el grupo Niche para esas fechas y con el muy cachaco Andrés López estuvo por acá fascinando a los ticos con sus imitaciones de la gran diversidad de acentos regionales colombianos. Y eso mis queridos amigos, la diversidad cultural colombiana, es algo que sorprende a muchos centroamericanos. Los más observadores han notado que la cumbia, el vallenato y la salsa tienen grandes exponentes en tierras cafeteras; pero cada vez somos más conscientes que en Colombia no solo se toma café sino que también hay algo que se llama “canelazo”, que aquí llamaríamos agua dulce con guaro y canela, y que hay frutas como la feijoa, que saben muy parecido a lo que aquí llamamos cas; y que en algún lugar deben estar metidos esas personas que hablan de forma tan distinta que a veces los confundimos con panameños, venezolanos, ticos, dominicanos, cubanos, ecuatorianos, etc. Todo Centroamérica cabría en el territorio colombiano. Es decir, hay más colombianos que centroamericanos, Centroamérica en sí ya es un territorio muy diverso en manifestaciones culturales y paisajes naturales, es nuestra intención lograr que sigamos fascinándonos mutuamente para seguir tendiendo puentes de respeto y solidaridad.

Para seguir con la tradición he decidido que mi primera contribución a este mural barranquillero será no un reporte sobre el estado de las cosas en Centroamérica sino más bien una primera actualización sobre cómo se percibe Colom-

„Quien por estos días camina con la frente en alto, es porque no tiene Blackberry‟, Dicho popular. "140 caracteres pueden metérselos profundo en el medio del ojete me importa tres pepinos perder un segundo más en el rebaño de boludos con blackberry o lo que es peor.... conectados a la nada a cambio de demostrar que son infantiles". Eso, aclaro, dijo el cantante argentino Andrés Calamaro al cerrar su cuenta de Twitter en semanas pasadas. Al difundir la noticia los medios dijeron que Calamaro usaba la Red Social para comentar sobre temas espinosos, entre ellos: tauromaquia. La frase me la enviaron por correo electrónico, y me pareció tan agreste, pero a la vez oportuna para reflexionar al respecto. Respondí el correo con un tweet del periodista Alberto Salcedo Ramos, de la que hubiera querido ser el autor:"Echarles a las redes sociales la culpa del exhibicionismo es como culpar a las camas de la infidelidad". Este fue el comienzo de la más épica discusión que jamás haya tenido a través de correo electrónico. „D‟, la amiga que me envió las „honorables‟ palabras de Calamaro, me contestó que el tema era "a la N potencia". Protejo su identidad, pues ella cree firmemente en el Gran Hermano. Aclaro que no soy un entusiasta suicida de las redes sociales, pero sí las uso con moderación. Este episodio me impulsó a escribir del tema porque creo que en las redes sociales, particularmente en el caso de Twitter, merecen cierto „respeto‟ pues se han convertido en indiscutibles fenómenos sociales que han cambiado la forma de expresión y comunicación por estos días. Puntualmente, para mí, las redes sociales son un medio de comunicación más, por aquello de que nos proveen de información. Sí, es cierto que la mayoría de veces es „light‟, pero se trata de información al fin y al cabo; y lo más importante es la manera como la estamos recibiendo y cómo nosotros mismos la producimos. Quienes en este momento piensen que las redes sociales son una moda pasajera y que complican nuestra ya tribulada existencia, más que ingenuos, tienen serios problemas de percepción de lo que pasa a su

alrededor. El valor de las redes sociales es la dualidad de estar y no estar de verdad, de vivir en una realidad virtual. Es saber de todo(s) y al mismo tiempo poder decir que de nada. Lo patético del asunto Detractores de las redes sociales manifiestan que se han convertido en un entorpecimiento para la vida real; que los jóvenes se la pasan más tiempo en Facebook que estudiando o leyendo un libro de verdad con amigos de verdad. En fin, que han logrado crear auténticas vidas paralelas. Por un tweet de @HuffingtonPost me enteré de un estudio de la Universidad de York, en Canadá, que concluye algo que no era muy difícil de imaginarse (pero bueno ya que es científico, creamos más en ello) acerca de la relación entre narcisismo y los usuarios de Facebook, Narcisismo patológico, diría yo. Se trata de esas personas que gastan gran parte del día subiendo fotos, mandando videos a los „walls‟, comentando en cuanta conversación y status aparece en el „news feed‟ y sobre todo, actualizando sus status hablando de cuan maravillosos son o de cómo se sienten, para llamar la atención. Es cierto, los usuarios empedernidos de Facebook y Twitter pululan. Ahora abundan los álbumes de „Mobile Uploads‟, y sepa Dios que más habrá en ellos aparte de las fotos en el baño, en la cama, en la peluquería, en el carro, con el perro… etc., que le conozco a algunos de mis contactos. Para concluir el informe y caracterizar a estos narcisistas virtuales, el sitio Web hizo eco al blog All Facebook, con esta frase que ahora yo repito: “Esos amigos „cool‟ de Facebook que tienes y que se la pasan mandando basura a los news feed sobre sí mismos y lo maravillosos que son, pueden no ser demasiado increíbles después de todo". Para la „enfermedad‟ que esparcen las redes sociales puede haber una cura: tiempo para uno mismo. Y aun así, si fueran desadaptados sociales, sociópatas o como quieran llamarlos, (¿ermitaños?) incapaces de entablar relaciones interpersonales. ¿Preferirían no tener ni siquiera la posibilidad de sentirse parte de un grupo, al menos virtualmente? Si yo lo fuera, si no pudiera hacer amigos o le tuviera alergia a la gente, diría: Prefiero un millón de 'amigos’ en Facebook a ninguno en la vida real. ¿De acuerdo? ¿En desacuerdo?

Todos en algún momento hemos visto una gran C que está dentro de un circulo, este símbolo ©, es la representación gráfica de lo que se ha denominado por muchos años Copyright o los derechos de autor. Cuyo objetivo por muchos años ha sido y es el de salvaguardar la reproducción de una obra artística o literaria, este puede servir para dos asuntos: proteger los derechos sobre tu propia obra o evitar que lesiones o modifiques el trabajo de un tercero. Los derechos de propiedad se adquieren inmediatamente, pero es preferible registrarlos para asegurar su protección a futuro. Hay que recordar que una idea no se puede registrar, solo es posible si está plasmada en un elemento físico o en formato digital, además solo se puede proteger como producto o entidad, nunca como abstracto. Los individuos que suelen tener acceso a internet crean una serie de creencias falsas frente al contenido que encuentran durante su navegación. “Si lo bajo de una web, tengo todo el derecho de usarlo” Haga de cuenta que internet es una gran biblioteca y que cada sitio es un libro. Cuando usted va a una biblioteca, los libros no son suyos, tampoco tiene derecho a recortarlos y llevarse para la casa las hojas que necesite. “Si no viene el símbolo del copyright, no está protegido” No hace falta que el autor reclame o registre formalmente sus derechos. “He escaneado un articulo o una foto de un periódico, de tal forma que se ve la fuente de la información. He indique la fuente de la que proviene el contenido” Los periódicos también poseen copyright y hay que pedir permiso al mismo para hacer uso de sus artículos. Si bien hay que citar la fuente, también debe solicitar permiso. “La obra es de otra persona, pero si la mezclo y la altero añadiéndole mi toque personal no hay ningún problema” Sencillamente estarías incurriendo en algo llamado plagio, pues te estarías apropiando de una obra de otro y la modificarías para hacerla pasar como propia. “He comprado la obra así que me puedo disponer a reproducirla cuantas veces quiera” A lo mejor solo habrás comprado un ejemplar o una reproducción de la obra el creador mantiene los derechos de autor. No culpo al navegante desprevenido que toma ese contenido que le agrado y lo descarga ¿Cuántos de nosotros no hemos descargado una canción, una imagen, un video o cualquier otra cosa de la amplia gama de obras que nos podemos encontrar en el ciberespacio? Además es complicado entender el copyright que fue creado sin contemplar la web y sus dinámicas de relacionamiento, es sencillo entender que me estoy robando algo cuando tomo tu pintura y la coloco en mi casa, simplemente tengo algo que tu ya no tienes en tu casa. Pero ¿qué estoy tomando cuando tomo esa gran idea que plasmaste, y hago lo mismo?


“La calidad literaria es inversamente proporcional al número de lectores” Juan Benet, Escritor español

η τοιχογραφία

Regla numero 1: Está prohibido hablar de religión y política. Por: Felipe Amalfi No hay nada más largo en la capital que un viaje en bus. Mentiras, si, los 34 años de Santa Fe y los 22 de Millonarios sin salir campeones en el torneo local. Pero bueno, volviendo al vehículo de transporte urbano, iba yo sentado leyendo un libro bastante interesante que encontré en la biblioteca de la casa sobre las mentiras fundamentales de la iglesia católica, algo que uno debería leer como por CULTURA GENERAL. Me encontraba sentado disfrutando de la lectura cuando a mi lado se ha sentado un sujeto bastante particular que al observar lo que leía exclamo con algo de terror: -¿Qué pena señor, usted que está leyendo? - un libro sobre las mentiras fundamentales de la iglesia católica- Le respondí Levanté la mirada y observé la cara de mi vecino de silla quien asombrado me examinaba de arriba abajo. -¿Usted no cree en Dios? Preguntó -No señor, no creo- Le respondí cerrando el libro. - ¡entonces es satánico!- Afirmó el señor con una seguridad tal que hasta yo llegué a pensar que sí lo era - no, tampoco, soy ateo. El señor entró en shock se persignó tres veces antes de sacar su biblia y comenzar a darme todo un sermón, de esos que solo los cristianos fanáticos saber dar: que Dios es la salida, el es el creador de todas las cosas, el salvador, el redentor, el… el… el… el… el sujeto pasó hablando casi 15 minutos sobre por qué debía creer en Dios y su plan de salvación. Llegué a pensar que esto era un discurso político a favor de My president o algo así. No podía creer cómo el fanatismo de este señor lo había llevado a hablar tanta mierda durante 15 minutos, pero más idiota yo que lo escuchaba. -¿Usted cree que va a encontrar la respuesta en esos libros vánales?- Me preguntó con voz inquisidora. -No, yo ya leí la biblia. Creo que mi respuesta no le agradó nada al señor quien abrió el pequeño librito ese y comenzó a leerme un pasaje bíblico. “Dios en el principio, creó los cielos y la tierra. La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas…” el sujeto se tiró leyendo el inicio del mundo 5 minutos más. Cuando por fin termino lo único que se me ocurrió decirle fue: -Señor no cree que si en esa época le hubiesen dicho a la gente, no es que el mundo y todo lo que conocemos viene de una explosión que fue creada por neutrones y demás partículas, no se hubiesen comido ese cuento también?-. Creo que el señor tuvo un fuerte impulso de insultarme en ese momento, pero, gracias a Dios se detuvo. Oh, que pena, se me cayó un sarcasmo. La única reacción del señor fue preguntarme si yo creía que la gente de ese entonces era bruta. -No para nada, hicieron varios descubrimientos, inventaron la rueda, las armas, hasta crearon las religiones para tener dominio sobre los demás-. “Ahora si me va a matar este sujeto” fue lo único que se me vino a la cabeza.

El señor apretó con fuerza su biblia al oír las blasfemias que salían de la boca de este humilde servidor. Yo nada más intentaba calmar al señor explicándole mi punto de vista sobre la religión. -supongo que usted ha leído varias veces la biblia y que se la debe saber de atrás para adelante y todo eso- Le dije -Obviamente- Me respondió -Entonces se sabe la historia de Moisés-. No se para que dije eso. Ese señor se ha puesto a relatarme la historia de Moisés, desde el momento en que salió de la vagina de la madre hasta cuando se lo encontraron en el rio, pasando por el curso de rafting que tuvo que hacer para no ahogarse, porque yo me imagino a Moisés es tirando remo para no estrellarse contra una piedra. En fin cuando al fin concluyo su relato yo únicamente atiné a decirle un nombre. -Sargón de Akkad. (2334-2279 a.C)-. Como para que no digan que estoy inventando se les deja el dato curioso para que lo busquen simple CULTURA GENERAL. La historia es muy parecida el rescatado de las aguas, la rivalidad con el hermano y todo ese cuento, que hasta por curiosidad se parece a la película el príncipe de Persia. -¿Qué es eso?- Me pregunto el señor con cara de que lo había insultado en otro idioma. -Ese es el nombre del gobernante sumerio del cual es original la historia del vasallo echado al río y rescatado por la realeza. Otro loco que le dio por hacer rafting en pañales-. El señor empezó a leer muchos otros relatos como el arca de Noé, del cual me surgió una duda, si alguien me la puede responder le agradecería mucho mandara su respuesta, como hizo este sujeto en mitad del mundo (África) para sacar una pareja de oso polares o ¿es que hay acaso osos polares en África?. Por otro lado están Adán y Eva, el ejemplo más claro de incesto que hay en la historia. Claro, el sujeto al oír toda estas barbaridades empezó a tomar represalias contra el escritor del libro y contra mí, ya que varios datos con lo que me defendí están en el libro. -Hereje, satánico, impuro, hijo de Satán, adefesio. Como se atreve a decir todo eso. ¡Oh! Nunca me habían dicho hereje. El resto, si. tuve hasta una profesora que me tildó de satánico por el simple hecho de citar a Baudelaire y su plegaria a Satán. “¡Gloria y alabanza a ti, Satán, en las alturas del Cielo, donde tú reinas, y en las profundidades del Infierno, donde, vencido, sueñas en silencio! Haz que mi alma un día, bajo el Árbol de la Ciencia, cerca de ti repose, a la hora en que sobre tu frente como un templo nuevo sus ramas se desplieguen!” (Si no lo entiende, estaré feliz de que me diga satánico). Después de que el señor termino su rosario de insultos a pulmón político, solo acerté a decirle: -Qué pena señor no soy satánico, a diferencia de usted, que sí cree en el diablo porque se lo dice su librito de cuentos escritos por hombres, así como el que escribió el libro que yo estoy leyendo-. El sujeto cansado de mi insolencia agarro su biblia, se levanto y se sentó en otro puesto pero sin antes decirme que iba a rezar por mi alma pecadora

Uno de esos domingos como de costumbre"

El verdadero sueño de los justos

Ficciones de Raúl Una Noche de Des-concierto Porque detrás de las palabras no hay nada. Son luces de bengala que se deshacen en el aire. La madre de Beatriz en “El Cartero”

Foto de Carlos Alberto “Beto” Rosero, Estudiante de Comunicación Social, Universidad del Norte, y asiduo colaborador de El Mural, con sus fotografías, que le

La embetunada más cara del mundo Por Óscar Tobón En una de estas noches de lluvia, sentado junto a mi papá en el balcón de nuestro apartamento, el evocaba anécdotas de su infancia, en especial aquella que ocurrió una tarde veraniega del año 1947, cuando el presidente de la republica de ese entonces Mariano Ospina Pérez, luego de un extenuante viaje de más de seis horas por una carretera destapada y polvorienta arribo a la plaza principal de Andes, municipio del suroeste antioqueño, para asistir a un acto oficial, según recuerda mi viejo.Todo era algarabía, el pueblo era una total fiesta, todo lucia impecable incluso la alcaldía de esta población, mostraba sus mejores galas, habiendo acudido a don Julio Vélez uno de los mayores patriarcas de esta rica región cafetera, para que prestara sus muebles estilo Luis xv, para que el doctor Ospina se sentara durante el acto programado. Pues era el primer presidente de este país ,en pisar dichas tierras y para mi papa el único en la historia ,todo trascurría como estaba previsto para atender a este ilustre visitante, cuando de pronto Ospina noto que sus zapatos negros de charol lucían una tonalidad amarillenta , quizá cuenta don Oscar producto del polvo recogido durante el extenuante viaje , de inmediato Ospina solicito a las autoridades la presencia de un embolador, para dicho encargo llaman al más famoso embolador de la comarca el gran Pedrito, este al llegar le dice al presidente { que ocupe una de las bancas de la plaza para comenzar su labor según los cálculos de mi padre este tardo 20 minutos la embetunada , al terminar recogió sus cosas y le dijo al señor presidente “doctor la embetunada son 20 pesos,” a lo cual Ospina sorprendido respondió por qué tan caro, aquí son muy acaso son muy escasos los emboladores” pregunta a la que Pedrito muy jocosamente respondió “aquí no son escasos los emboladores, lo que son escasos son los presidentes “por lo cual todos los allí reunidos se rieron del chascarrillo que Pedrito le hizo al mandatario.

Si, fueron tan solo palabras. Conversación, fluida conversación. No pasó nada. Eso pensé al mirar las boletas que tenía en mi mano. No entiendo cómo, ni en qué momento pudieron llegar a este baúl. Las hacía tiradas y desechas en el suelo por miles de pisadas que corrían estrepitosas huyendo del concierto o tal vez del desconcierto. Yo voy a matar a ese hijueputa policía que le pegó a mi novia, recordé había gritado el hombre después de arrebatar el micrófono a la presentadora en la tarima. Se creó un silencio catastrófico. Si, un silencio de milésimas de segundo pero que fue suficiente para que un momento después una turba huyera previendo el desenlace. Que lástima me dijo, quería ver cantando a Andrea pues nunca la he visto en vivo. Por pura coincidencia había ido conmigo al Estadio. Tal vez era la última persona en quien hubiese pensado para ir, pensaba mientras comenzaba dormitar después de recibir de ella un tímido beso en mi mejilla y escuchar su buenas noches, con esa mirada de que rico que estés conmigo esta noche aquí en mi casa. Tenía cinco boletas VIP que me habían dado. Que curioso, boletas VIP para un concierto de Rock, pero era así. La vi en la cafetería y me saludó. Sonreí con una de esas sonrisas pre-fabricadas que se hicieron para autoconvencerse de que uno quiere caerle bien a todo el mundo. La verdad es que la conocía muy poco, había compartido con ella al menos un par de reuniones de tres horas y una conversación en mi oficina. Me parecía una joven tímida y tal vez inteligente. Esto último lo adivinaba en el juicio con que presentaba sus informes. ¿Qué es eso que llevas en la mano? Me preguntó, mientras me saludaba. Entre… son boletas… concierto de Rock… los grupos locales… Aterciopelados… me encantan… ya era una invitada más a una de las noches del Miche Rock Festival. Lo cierto es a veces lo más incierto, me decía a mi mismo, a la siete de la noche de ese jueves, mientras esperaba en el parqueadero, junto al carro, y nadie llegaba. Que vaina, me decía. Justo cuando decidía irme solo, ella apareció. Caminaba con su sonrisa. Ajá ¿vamos? Mmmm, estoy esperando al resto de gente…. Y ¿quiénes son? Una… dos… tres cancelaciones cuatro tú y cinco yo… vámonos sin ellos. ¿Tu carro o el mío? El tuyo dije… me gusta ser copiloto de mujeres, dejarme llevar. Hablábamos de todo. Poco a poco íbamos quitándonos todas esas capas que nos ponemos sobre nosotros como ropa. Era como si cada frase que me decía y cada cosa que me contaba fuese develando un poco más su parte interior y me incitara a contar una historia que pudiera desnudar un poco más la mía. Si, era un streptease mutuo. Voluntario. Seducido. Las risas eran cada vez más estrepitosas. El contexto se diluía, era cada vez más lejano, no había background, éramos ella y yo, una fusión, éramos palabras, gestos, lenguaje, conversación. Mi atención estaba centrada en su rostro, en sus gestos, en su risa, en su mirada, en sus palabras. Su atención estaba centrada en mi rostro, en mis gestos, en mi risa, en mi mirada, en las imágenes que creaban mis palabras. Mi éxtasis estaba en la espera de ese torbellino de sensaciones que emanaban de su boca, del movimiento al inclinar un poco hacia abajo su cabeza, de su risa un poco nerviosa, de sus gustos por la música, de sus historias de amores en pasado continuo. Fue una sola conversación. Comenzó en ese momento junto al carro… luego en el parqueadero de mi apartamento… en la fila de la entrada del concierto… en la agitada carrera de huida colectiva de su cierre… en las dos últimas frías de la noche en la Troja… en el quédate aquí esta noche, mira que no tienes carro y ya es tarde… en su sala, en su escalera, en la entrada de su cuarto… si, todo esto pensaba mientras comenzaba dormitar después de recibir de ella un tímido beso en mi mejilla y escuchar su buenas noches, con esa mirada de que rico que estés conmigo esta noche aquí en mi casa. Me di dos vueltas más en la cama, abracé la almohada y dormí profundamente hasta muy tarde al día siguiente en su cuarto de huéspedes.

La culpa no es de ellos ni de nosotras, ¿las madres y su manera de criar? ¿Nuestra manera de construir las relaciones? Por Soledad Tordini Disertaciones sobre el amor entre el hombre y la mujer.

Por Duvan Fruto Medina "Luego de que la avanzada ma-

detuve por unos instantes a descansar, y allí estaba

El dedito machuca´o

drugada anunciará la 1.34am

ella, acompañándome con su majestuosa presencia

El malgenio instantáneo que amarga la mañana y en la noche se olvida.

en uno de esos domingos como

en todo momento, pensé que como era un sueño y es

Por: Andrea B. Páez

de costumbre solos y nostálgi-

uno que controlo porque estoy despierto, puedo de-

cos desde hace varios años, me

jarme llevar por el deseo y llevármela rápidamente

encontraba postrado en mi ca-

para cumplir con mi fantasía de lamer sus labios

ma contando, no las ovejas sal-

húmedos en la suite de algún motel, mientras se in-

tando sobre una cerca, como

unda la habitación. ¿Que por qué se inunda la habi-

muy seguramente estaba ella. Por el contrario, inten-

tación? No lo sé, tal vez porque es uno de esos deta-

taba descifrar en mis recuerdos el lugar donde había

lles que hacen de ese momento inolvidable, porque

guardado mi bufanda, si mi bufanda, el único moti-

que sería de lamer sus labios húmedos, sin la inun-

vo por el cual, sepan, hoy me he visto envuelto por

dación? Lo mismo que sería de esta historia sin mi

el insomnio. Y bueno por ella, porque que sería de

bufanda.

esta historia sin un ella; tal vez lo mismo que sería sin mi bufanda. Muchas otras noches ella ha sido la actriz principal en mis memorias, tal vez por haberme acompañado en momentos felices de mi vida o simplemente porque esta noche su ausencia ha resultado ser mucho más notoria. En todo caso, sin importar cual fuese el motivo, creo que ya podrán entender la razón por la cual no puedo dormir sin mi bufanda, después de todo que sería de esta historia sin ella. Emprendí mi largo viaje a través de mis recuerdos tratando de encontrarla, a ella o la bufanda. Después de todo ambas me harían sentir muy bien, tanto así como para poder cerrar mis ojos finalmente en uno de esos domingos como de costumbre. Donde el calor pareciera haber encontrado sus orígenes, a diferencia de cualquier otro día de la semana. Ya muy profundo en mi “sueño despierto” pude encontrarla a ella, aunque no a mi bufanda. Así que decidí bucear mucho más a fondo, para terminar con mi búsqueda, claro que ya no estaba solo, estaba con ella, ya que sin ella no soy nadie o lo que sería lo mismo que una historia sin un ella. Sin embargo me

Creo que no hace falta describir la escena, su rostro confiado… lo suficiente, como para dejarme bajar lentamente entre sus piernas hasta llegar a la “cima”, donde no puedes evitar para y mirar el paisaje que te

No es sino uno de esos días en que no quieres ir y punto, y te quitas la ropa como arrancada con rabia y la tiras al piso casi en protesta te metes a la ducha posiblemente fría y te empiezas a echar el shampoo, entonces estas ahí haciéndote la cresta y los cachitos como en la película de Ace Ventura, y estas muy orgulloso de lo bien que te quedaron cuando de repente “shampoo en el ojo” y corres a echarte agua pero en realidad arde mas y no sirve de mucho y ese ardor te queda hasta que te vayas a trabajar. Entonces te quitas el shampoo enseguida sea o no tiempo porque si el shampoo fuera alguien lo golpearías y prosigues a terminar de bañarte. La verdad se pone peor cuando encuentras el temido “pelo en el jabón” y tu ni corto ni perezoso prosigues a realizar la investigación a ver de quien o que parte del cuerpo proviene, luego intentas quitarlo pero te das cuenta que no es cosa fácil y que para colmo se te “ensucian las uñas” muy irónicamente de jabón… el baño ya no es el lugar seguro y divertido que solía ser, quizá deba volver a comprar un patito de esos que me acompañe…

ínsita. En esos instantes quisiera poder encontrar la manera de mirarla de frente y decirle que su cuerpo ha sido lo más placentero que habré podido tener hasta que muera, sin interrumpir el silencio. Ese silencio que en últimas no es tan silencio, pero en donde las palabras no tienen cabida y solo serian pequeños ruidos tratando de desentonar con la melodía de sus gemidos. Bueno tal vez si era necesario describir la escena después de todo, puesto que sería de esta historia sin ello, lo mismo que sería lamer sus labios húmedos en la suite de algún motel, sin la inundación. De repente un sonido logra finalmente interrumpir el silencio, al mismo tiempo que anuncia su orgasmo y fue entonces cuando pude recordar donde había dejado la bufanda. Aunque pensándolo bien se las voy a regalar, pueden hacer con ella lo que mejor les plazca, a fin de cuentas esta no resulto siendo una historia sobre ella después de todo…

Se Busca Se le conoce como Alias CHINCHE y trabaja sosteniendo la edición impresa de El Mural. Han desaparecido él y todos sus semejantes, por lo que tuvimos que comprar más. No se ha recibido notificación por parte de quienes los tienen retenidos. Evitemos que esto se repita y no dejemos que más CHINCHES desaparezcan. Infórmenos a

el_mural@yahoo.es

Chica, por acá andamos muy ocupadas hablando del amor, unas porque no aparece y es difícil y otras porque apareció y también es complicado. Siempre así, complicado. Viste que Facebook, además del single, te permite poner que estás <en una relación complicada>, y vaya redundancia, las relaciones son todas complicadas, porque los complicados somos nosotros, cada uno con su entramado emocional incrustado tratando de encajarse en el del otro. Y nosotras somos difíciles, claro que sí, pero (y no tengo ningún problema en que me llamen <hembrista> por lo que sigue) ellos además de complicados, ¡son todos cagones! hay determinados comportamientos dañinos que veo en mi alrededor masculino que reconozco como exclusivamente masculinos. Y siento que tiene que ver con un montón de cosas, centralmente, con cómo han sido criados por sus madres (nosotras, las mujeres, como principales reproductoras de eso que nos hace daño). Fíjate que pienso mucho en que la primera relación con la que ellos aprenden a vincularse con las mujeres es casualmente su madre, aprenderán que el vínculo con la mujer debe de ser como aquella: de amor incondicional. Pienso que estos chicos que nos gustan a nosotras, tan inteligentes y sensibles como para enamorarse de esto que vos llamas <mujer de verdad>, en algún momento ese amor se les cae de las manos, porque lo desean pero están tan atravesados por ese machismo, por esa búsqueda de madre, que tiene que salir corriendo, puesto que si no salen corriendo tendrán que asumir la pobre educación sentimental que llevan consigo. Y nos lastiman muchísimo! y nosotras, las chicas, casi que nos han educado para nunca ser niñas. Pienso mucho en el amor, últimamente, casi te diría como el eje de todas las cosas, como eso que te puede subyugar o como eso que se puede convertir en una potencia subversiva para comerte el mundo... tan importante que se puede vivir en grandes extremos, pero nunca en términos medios. Y claro, que no digo que no quede ningún valiente allá afuera y tampoco que el amor está perdido. Pero pienso que tenemos que encontrar nuevas maneras de vincularse con el otro, que no son las tradicionales. Pienso que somos mejores personas, por ejemplo, desde que este fucking mundo aceptó que divorciarse era una buena opción cuando uno ya no quería quedarse al lado del otro que alguna vez amó. De la misma manera, pienso que esta especie de patrón de relación que dice, casi por imposición, que comprometerse es ajustarse a una relación de posesión en la que nos debemos al otro casi por completo, olvidando que el deseo es incontrolable (y reprimiéndolo para conservar a su pareja) y que a veces uno puede sentir deseo por otra persona y seguir amando mucho al que tiene al lado, construye relaciones basadas en la inseguridad y la mentira. Y está claro que el amor no tiene nada que ver con eso. Y el compromiso tampoco (mucho menos). Y en todo caso, el problema no somos ellos o nosotras, el problema son los tipos de relaciones que elegimos construir. Estaba pensando en qué pasaría si trasladásemos ese tipo de relación a la amistad: por ejemplo, que puedas tener un solo amigo y que ese amigo te prohíba tener otros amigos... sería una amistad condenada al fracaso, al aburrimiento y a la celosía. Y de sabemos, que de ningún modo uno está más o menos comprometido por un amigo, o ama más o menos a un amigo por tener otros amigos!...


η τοιχογραφία

“El mundo podría existir muy bien sin la literatura, e incluso mejor sin el hombre” Jean-Paul Sartre. Filósofo Francés

Por el guanábano

Bacanal...La Orgía de la Palabra.

Para mi tío Humberto Las deliciosas guanábanas ya no eran más o por lo menos así lo parecía El árbol cubierto de hormigas pidiendo atención rogando ser rescatado se encontraba delante de mí Yo queriendo responder a su súplica corrí hacia él Qué hacer Qué decirle a este fiel y majestuoso compañero

Bacanal es una revista artística, gratuita, independiente y sin censura que busca dar a conocer el trabajo creativo de las personas, de a pie, de las personas de la calle, los agraciados y los desgraciados y en general los que tengan algún interés artístico, los que crean que tienen algo que decir o simplemente esté arañando por los respectivos cinco minutos de gloria. Esta revista por algo más de dos años ha estado viva y reinventándose en afanes toscos, sutiles, dóciles y a veces agresivos por mantenerse en la lucha e invadir espacios donde el arte se ha olvidado. Gracias a este esfuerzo pasamos de buenas revistas pero pegadas con babas hasta un quinto número que es dedicado al escritorespía samario, Ramón Illán Bacca.

Lo que hiciera sería por su salvación Corrí de tienda en tienda demandando ayuda Un dependiente en una de ellas sabio y lleno de conocimientos ofreció la solución Necesitaba comprar un fertilizante y un veneno para hormigas no cualquiera sino aquel lo último en avances de química agrícola absolutamente esencial no menos de $25.000 el galón

Presentación número especial a Ramón Illán Bacca: ¿Por qué Bacanal va dedica-

Bueno me dije: todo sea por el guanábano

do a Ramón?

Pero espere el costoso químico no serviría de nada sin el equipo acompañante El balde de $10.000 resistente al químico para mezclarlo la palita de mano de 5.000 para revolverlo bien y no olvide la botella regadora de 2.500 con la cual esparcir la mezcla en el tronco del infestado dador de fruta

Este número es presentado con el único propósito de liberarnos del macondismo. Definimos macondismo, como ese sentimiento que abarca el conjunto de la realidad innombrable de nuestra sociedad, confundiendo lo grotesco y la ignorancia con rasgos culturales autóctonos en un proceso de desajustes de lo cotidiano; porque esto ha llegado a ser la máscara para nombrar todo lo que no entendemos, sea por irracional, o nos sorprende por inaudito. Parece como si siempre queremos poner en características mágicas aquello que no podemos seguir soportando de nuestra realidad.

Reconocemos que es completamente inusual que una publicación le haga propaganda a otra publicación, pero es para El Mural un placer y un Honor rendirle tributo y respeto a BACANAL, la orgía de la Palabra, que se ha convertido en una importante ventana de expresión para los jóvenes escritores, no sólo de la Universidad del Norte, sino de la ciudad de Barranquilla. Extendemos nuestro respeto y admiración hacia el equipo de Bacanal, que es un referente importante para nuestra región y el país. Su distribución es gratuita, así que no se pierda la oportunidad de tenerla la próxima vez

Por qué no: qué sea por el guanábano Tomé un taxi un asiento de bus no teniendo suficiente espacio para todo Cuando llego a casa veo el árbol pidiéndome a gritos ser rescatado de la infecciosa población parásita Y yo procedo de inmediato mezclo esparzo unto y luego me retiro un poco a contemplar el trabajo que con todo mi sentimiento acabo de efectuar por la salvación del guanábano Y más tarde mientras descanso en mi hamaca contento porque he hecho todo lo posible Levanto la revista de botánica casualmente olvidada cerca de la puerta del patio pensando que allí encontraré el artículo que me dará la palmada congratulatoria final Más en su lugar leo que el guanábano por ser un repelente natural de las abejas es en vez polinizado por hormigas Maria Balogh, Barranquilla. Actualmente vive en St. Louis Missouri donde enseña español.

Por esta y otras razones, como hacer homenaje a la riquísima obra de este autor, la revista “Bacanal” se hace parte de la campaña socio-cultural “al no macondo”, que busca salir del pantano en que nos revolcamos porque "el que nació aquí en este tierrero, en este barrizal, en este andurrial está condenado a repetir la historia", así como lo demuestra el entorno más cercano que no contentos con dejar caer la “Puerta de Oro” de Colombia a pedacitos en el mar, permiten que unos foráneos montañeros piquen de manera cruel y traicionera la obra prima de un coterráneo que intenta mediante una operación de rescate, al mejor estilo de las películas de espías, y mediante el cosmopolitismo salvarnos de un neo V/I/H, (Para diferenciarlo del Virus VIH) del Virus de Intolerabilidad Hecatombística.*

El fin de Aún o del imperativo amoroso.

Es tiempo de reivindicar lo que injustamente estuvo a la sombra por una explosión que encegueció a un país acostumbrado a nunca ganar nada y dejó de lado los intentos que se hicieron y se hacen de derribar el tótem que nos impide seguir adelante y salir del lodazal que nos atasca y nos impide. * Referencia a Martín de Francisco y Santiago Moure, en la presentación del DVD de la segunda temporada de “El Siguiente Programa” ** Ilustración Ramón Sombrero. Tres minutos Este cuento es para ser leído en tres minutos. Así que no importa ya el tema, su fondo y forma, un personaje, el espacio, ni mucho menos atarlo a usted al nudo de una típica historia. No: me interesa más que todo que su vista se pierda durante tres minutos (sí, tres) entre estas vagas y presuntuosas líneas. Mi mamá está bien, gracias. (En esta fase he quemado tres segundos, y este paréntesis se ha robado siete del tiempo estipulado). Uno de mis motivos para distraerlo es que no tengo tema alguno en la cabeza, y quiero compartir durante noventa segundos esta melancolía con usted. ¡Todo lo que se sufre cuando se escribe! (¿Cuánto tiempo marca ahora su cronómetro?) Este cuento es para ser leído en tres minutos. Por lo tanto me importa un pepino, una lechuga, una col, un bledo que por ahora no tenga nada que escribir. Y es mucho más grave que yo pierda el sagrado tiempo malgastando letras y entretejiendo frases lógicamente incorrectas, el hecho de que usted desperdicie tres minutos leyendo mis barbaridades. Este cuento es para ser leído en tres minutos. Y, después de todo, descubrí que esta, mi/su historia, posee todos los elementos necesarios para serlo (¡aunque de hecho poco me importe!): el tiempo, tres minutos (¿?); el personaje, usted; el espacio, donde se encuentre; el tema, cómo perder el tiempo. ¡Santo Dios! ¡Cuán efímero es el tiempo, que nos degrada, nos maltrata y nos hace añicos! Diez, nueve, ocho... Se acaba el tiempo. Escuche el estruendoso tic tac del reloj. Sepa que fui el dueño de tres minutos de su existencia, y usted fue el personaje de mi/su propia historia... Tres, dos, uno, cero. Christian Barrandica: Barranquilla/San Juan, Argentina. Estudiante de Licenciatura y Profesorado en Letras en la UNSJ

Luis Mendoza, “Kasposo”: Estudiante de Artes plásticas de la UA (Bellas Artes). Caricaturista oficial de la revista. De su primer libro titulado “Interrupción a la sociología – Guía educativa para estudiantes vagos y profesores ebrios” con distribución gratuita digital son las caricaturas presentadas. elkaspa@hotmail.com www.matamosabel.blogspot.com Tierra de nadie

no me mires de esa forma ya no eres nada para mi no creas que puedes tocar mi dolor no creas que aun eres parte de él no me digas que tal vez mañana hoy ya no existe un mañana los rios que forman mis lágrimas son solo el resplandor del que vino y se fue, del que vivió en mi y ya expiró la luz fantasmal que me rodea es solo su reflejo las risas, son el eco en el viento que me visita cada noche en el estruendoso silencio no me arrebates mi tranquilidad fingida, mi felicidad prestada, mi fuerza cansada... escapa de mi mundo puebla otra mente enciende otra hoguera ilumina a otra alma pues yo ya te pertenezco soy tu ser encantado, vigilo tus sueños me he fundido en ti soy tu muerte Soy el ayer olvidado Paula Andrea Castilla Valencia Edad: 20 años Ocupación: estudiante de séptimo semestre de psicología en la Universidad Simón Bolívar Barranquilla handelisis55@hotmail.com

Fotografías - Ilustraciones Marcelo Ascacio; Monterrey, Nuevo León, México. Ha tenido su primera exposición en el museo "Casa Purcell" (Saltillo, Coahuila, México) y participado en varias revistas en linea de diferentes partes: Punto Beat, Mitoteros, Zinc-Magazine. catcatchaos@hotmail.com www.flickr.com/MarceloAscacio Foto: “Minerales” 2010 Lwillys Tafur: Barranquilla, Estudiante de diseño gráfico de la Universidad del Norte. Participó en la edición cinco de la revista Bacanal. La portada es de su autoría. lwillystafur@gmail.com 1 Foto: “Monos Luis Mendoza, “Kasposo”: Estudiante de Artes plásticas de la UA (Bellas Artes). Caricaturista oficial de la revista. De su primer libro titulado “Interrupción a la sociología – Guía educativa para estudiantes vagos y profesores ebrios” con distribución gratuita digital son las caricaturas presentadas. elkaspa@hotmail.com www.matamosabel.blogspot.com

Levantando el velo. Por Eduar Barbosa ¿Dónde está la pasión si no es con nosotros? Y mi futuro, ¿si no es contigo? Eres un lugar favorito, la comida perfecta, y depronto el soundtrack preciso. Una melodía repetida una y otra vez en el rincón oscuro de nuestras manos enlazadas. Porque así nacimos, atrapados, sumergidos, dueños del otro, aunque los otros digan lo contrario.

Si me dices que me has pensado, podré dudar si es cierto o no. Mejor, di mi nombre queriendo nombrar a otro. Si me dices que me extrañas, podré dudar si es cierto o no. Mejor, extráñate de que tantas cosas te remitan a mí. Si me dices que quieres verme, podré dudar si es cierto o no. Mejor, mírame cruzar una calle, recordando luego que es imposible que sea yo. Si me dices que tienes ganas de hablar conmigo, podré dudar si es cierto o no. Mejor, marca mi número creyendo marcar a otro. Si me dices que me quieres, podré dudar si es cierto o no. Mejor, espántate por lo que sientes cada vez que me abrazas. Si me dices que me amas, podré dudar si es cierto o no. Mejor, acompáñame a cuidar nuestra soledad. Si me dices que me odias, podré dudar si es cierto o no. Mejor, estropea mi libro preferido…por “accidente”, claro… Si me dices que no te importo, podré dudar si es cierto o no. Mejor, olvida nuestra próxima cita o bota el garabato que te hice en un papel el otro día. Porque yo podré dudar de todo lo que quieras decir, pero no de lo que dices sin querer. Un día yo tuve un lapsus, y ese día me enamoré. Este es el fin de Aún, simplemente, porque la respuesta es sencilla: se ama porque sí. Claro, también ha de decirse sin querer, y eso no pasa todos los días. Eso sí no es tan sencillo. (Gracias a Jcoso por decirme que aún estaba a tiempo y, sobretodo, por contarme de su lapsus, y por ende, su verdad amorosa, sin querer.) Eriol Castro Buenos Aires, Argentina.

EL PRIVILEGIO Patty es mi mejor amiga. Si supiera que la deseo, probablemente dejaría de ser su mejor amigo y sería simplemente Billy. Ser amigo de Patty no es comparado con un titulo de la realeza, pero me permite disfrutar de sus abrazos, de su risa y complicidad. De hecho, es la única que disfruta mis estúpidos chistes. También tengo pase libre a su habitación para conversar. Lucas es su novio. Él es centro delantero del equipo de fútbol de la escuela. Él no entra a la habitación de Patty. Por ser una amenaza. Sé que él me detesta por mis privilegios con ella. Patty es mi mejor amiga. Si supiera que la deseo sencillamente dejaría de ser su mejor amigo y sería una amenaza más, otro al que le cerraran la puerta de la habitación en la cara. Carlos Alberto Barraza Sarabia 27 años Estudiante de X Sem, de Admón. De Empresas, en la Corporación universitaria de la costa (CUC) Barranquilla carbarraza@hotmail.com

Bacanal es posible gracias a: Guillermo Carbonell: Director artístico/comité editorial. Estudiante de psicología Universidad del Norte (VIII semestre) guillosmith@hotmail.com Edwin Gil: Gestor de mercadeo/comité editorial Estudiante de psicología Universidad del Norte X semestre e_gil@hotmail.com Rafael Pedroza: Director de edición/comité editorial Estudiante de psicología Universidad del Norte X semestre draconian_dececration@live.com Leider Utria: Relaciones publicas/comité editorial Estudiante de psicología Universidad del Norte IX semestre leideru@gmail.com Gerardo Vimos: ENTE administrativo/comité editorial Estudiante de psicología Universidad del Norte X semestre rockalpatio@hotmail.com Sergio García: Diagramación y diseño. Estudiante de diseño gráfico Universidad del Norte. checho114@hotmail.com Contacto: Correo y MSN: revistabacanal@hotmail.com Twitter: @revistabacanal Facebook: Bacanal Barranquilla Grupo: Revista Bacanal Blog: El Bacablog.blogspot.com

Y el apoyo de Bienestar Universitario Universidad del Norte.

El Mural No10  

Décima edición de El Mural

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you