Issuu on Google+

FUNDADORES Jesús Álvarez del Castillo V. Jorge Álvarez del Castillo Z.

GUADALAJARA, JAL., DOMINGO 29 DE DICIEMBRE DE 2013

Manuel Velasco y los 130 millones Página tres de pesos

EDITOR-DIRECTOR Carlos Álvarez del Castillo G.

Ilusiones sobre hielo

Página cinco

AÑO XCVII TOMO CCCLXVI NÚMERO 34630

SECCIÓN

B

CUADERNO DE LECTURA

Una vida en el aire: la historia de Fernando Página seis Morales Vela

Supervisor: Ana Rodríguez ana.rodriguez@informador.com.mx / Ana López ana.lopez@informador.com.mx

El Santuario, crujiente y azucarado

N

Raquel comenzó a vender buñuelos a los 18, hoy tiene 55, y ahí sigue, en el barrio de los sabores

Francisco González o todo está perdido. El barrio de El Santuario se niega a perder su identidad. Se aferra a su pasado a través de su gastronomía. Sabe a la Perla Tapatía “de antes”, que huele a una capital de Jalisco que ya casi no existe, de provincia, pequeña, cálida, cercana. Azucarada. El tráfico en la Avenida 16 de septiembre es infernal. No importa a qué hora se lea esto, siempre hay un auto particular, moto, taxi o grúa sobre su asfalto. En su ir y venir incesante de automotores, las calles aledañas lentamente van perdiendo su identidad. Pero al llegar a la altura de El Santuario, las cosas cambian. Pese a estar ya engullido por el Centro de la ciudad, el barrio conserva su plaza, su parroquia, sus casas y sus negocios. Y por encima de todo, su sabor, sus aromas. Sus buñuelos. Sus famosos buñuelos. Guadalajara no se entiende sin el Santuario. O explicado de otra forma, no sabe igual. Es la cuna de los buñuelos, pero allí también vio su génesis la torta ahogada. Un oasis de la gastronomía. Ya lo escribió en estas páginas Diego Petersen el 9 de octubre de 2012, en su columna En tres patadas, titulada, como no, El Santuario, historia y sabor. “El barrio del Santuario —anotaba— puede presumir como pocos de haberle dado a Jalisco, además de estas dos recetas (la torta y el buñuelo), el famosísimo pollo Valentina, que, presumen los del barrio, doña Valentina Santos Oropeza lo sirvió desde a Pancho Villa hasta Henry Ford. También del barrio salieron dos gobernadores: Guillermo Cosío, que aunque nació en Teocaltiche creció en este barrio, y Agustín Yáñez, que no es que haya sido mal gobernador pero que fue sobre todo un gran escritor. El astrónomo tapatío por excelencia, el padre Severo Díaz; Agustín de la Rosa, por citar a otro con nombre de calle, y un sinfín más de personajes de esta ciudad, nacieron o pasaron por el Santuario”. Pero no todo lo que se escribe sobre este barrio es en pasado. Queda un presente que saborear, un futuro que se cocina.

SABER MÁS En peligro La gastronomía del Centro de la Ciudad, y particularmente de El Santuario, enfrenta una transición peligrosa, como explicó recientemente Bernardo González Huezo, experto en gastronomía de este barrio. El académico señaló que en “el barrio del Santuario, en el 2004, yo censé cinco panaderías y hoy en día sólo hay dos, entonces creo que sí están desapareciendo” y urgió sobre la necesidad de rescatar el valor gastronómico de la Entidad.

Atrio de la Parroquia de El Santuario. La tarde de diciembre es fría. Son las 13:00 horas, y Raquel ya se encuentra vendiendo buñuelos. “Al que madruga Dios lo ayuda” dice el dicho, y ella lo sigue como si se tratara de un mantra, en un puesto que consiste en su olla para freír, dos sillas, manteles y unas extensiones de luz que lo mismo cargan focos que sirven para colgar las ofertas del día. Se solicita una entrevista con ella, y no lo piensa dos veces, aunque primero tiene queterminardedespacharados“güeritas”. Raquel quiere hablar. Quiere ser escuchada. Quiere que Guadalajara y el mundo sepa que el Santuario es la capital de los buñuelos. Que ellos siguen allí, que la modernidad no se los ha llevado. Que luchan por seguir vendiendo su producto en un mar de comida chatarra, piratería y medicinas piratas, que lucha contra lo que se ha convertido el Centro. Que lucha contra los males que golpean al barrio. “Soy Raquel, hija de María Sonora — comienza su historia—, ella dice que comenzó a vender buñuelos aquí en el Santuario a los 13 años, yo a los 18, y tengo 55, así que sí, ya tengo un tiempo”. María, la octogenaria madre de Raquel, no está presente en la entrevista. Una fractura en el brazo (que se provocó por tropezar con los cables de los juegos mecánicos que hoy están puestos sobre la plaza de El Santuario), le impiden trabajar desde temprano. Ella llega más tarde, o quizás otro día. Mientras tanto, Raquel toma la estafeta de matriarca. “Somos ya seis generaciones las que vendemos buñuelos aquí”, afirma Raquel con orgullo. “Mi madre no sabe leer ni escribir, y ella dice que no nos pudo dar la educación que quería, pero nos

EL INFORMADOR • E. PACHECO

De rodilla, no rodillo

ENMIELADOS. “Somos ya seis generaciones las que vendemos buñuelos aquí”, asegura Raquel.

UN POCO DE HISTORIA Parece como si siempre hubiera estado allí. Inamovible. Pero hasta el Santuario tuvo un comienzo. Alguna vez fue un proyecto lo que hoy piedra eterna. El barrio lo fundó fray Antonio Alcalde cuando decidió construir el templo dedicado a la Virgen de Guadalupe en 1777. Cinco años después, ya terminada su edificación, se convirtió en un punto de referencia para la entonces naciente Perla Tapatía. Sus calles se comenzaron a poblar con leyendas y sabores, los más variopintos. Pero también se personajes, José Guadalupe Zuno (vivió parte de su infancia en el barrio), hasta el comediante Jesús Martínez Palillo. Hoy, el principal reto del Santuario no está nada más en conservar su identidad y luchar contra la venta de medicinas piratas (el gran cáncer de la zona), sino también, recuperar a sus habitantes. Para principios del siglo XIX, el barrio tenía 158 viviendas y 576 habitantes, dos siglos después, el barrio tiene 327 viviendas, 127 de ellas desocupadas, y sólo 781 habitantes. La densidad por vivienda es hoy menor que la de hace 200 años. Raquel, la vendedora de Buñuelos, nació en el barrio, pero ahora vive en Tlajomulco.

enseñó a fregarnos, a trabajar. Y de aquí nos mantenemos”. Ella no se considera vendedora de comida. Los buñuelos no son eso. “Para mí son artesanías, porque lo hacemos con las manos, todo. Les decimos buñuelos de rodilla, no de rodillo; porque agarramos la masita (en ese momento toma una bola), y aquí los estiramos (sobre sus rodillas), para freírlos y luego estilarlos”. Tampoco es que los buñuelos sean endémicos de Guadalajara, pero quien sabe qué le ponen en El Santuario, que no hay otra esquina en la Tierra que pueda tener ese mismo sabor. “Es por nuestra miel de piloncillo. Dicen que en Michoacán también le ponen, pero en Guadalajara es especial, porque aquí ahogamos el buñuelo, como torta, lo bañamos en su caldito, sabroso. Le ponemos todo el año guayaba y manzana, Y en tiempo navideño le ponemos tejocote”. Entonces, se detiene. La expresión de la hija de María Sonora cambia, y se vuelve como la de un mago que está a punto de revelar el secreto del truco. Saca del brebaje líquido de frutas “una hoja de higo. No debe faltar. Le da el sabor,

le da el aroma, es el punto. Toda la demás fruta es más para la vista, porque dicen que de allí nace el amor”. Para que se no se atoren en la garganta, los buñuelos de acompañan con un atolito de masa o champurrado. “También ahora hacemos ponche de fruta —presume la vendedora de sabores—, vendemos una versión navideña de Jamaica, ciruela, nuez, tejocote, canelita. Que la gente se vaya bien llena de energía, para que el frío no les haga nada”. Indispensables para Guadalajara, vendedoras de siempre en una ciudad que no conoce un alto en su evolución, las “buñueleras” como Raquel piden no ser olvidadas. Que los vendedores de medicinas piratas, si no se van a ir, las respeten. No ser apartadas por la moda de nuevas comidas. No perder el trozo de banqueta que han ganado con años, o mejor dicho décadas de trabajo. Ellas prometen seguir vendiendo buñuelos como antes, como siempre. Con una sonrisa. Ellas saben que la Perla Tapatía, sin su torta ahogada, sin su pollo a la Valentina y sin sus buñuelos, no se entendería igual. No sabría igual. Ellas creen, de corazón, que no todo está perdido.


PÁGINA 2-B

EL INFORMADOR

Domingo 29 de diciembre de 2013

Mario Vargas Llosa

El ejemplo uruguayo

PIEDRA DE TOQUE Ha hecho bien The Economist en declarar a Uruguay el país del año y en calificar de admirables las dos reformas liberales más radicales tomadas en 2013 por el Gobierno del presidente José Mujica: el matrimonio gay y la legalización y regulación de la producción, la venta y el consumo de la marihuana. Es extraordinario que ambas medidas, inspiradas en la cultura de la libertad, hayan sido adoptadas por el Gobierno de un movimiento que en su origen no creía en la democracia sino en la revolución marxista leninista y el modelo cubano de autoritarismo vertical y de partido único. Desde que subió al poder, el presidente José Mujica, que en su juventud fue guerrillero tupamaru, asaltó bancos y pasó muchos años en la cárcel, donde fue torturado durante la dictadura militar, ha respetado escrupulosamente las instituciones democráticas —la libertad de prensa, la independencia de poderes, la coexistencia de partidos políticos y las elecciones libres— así como la economía de mercado,lapropiedadprivadayalentadolainversiónextranjera.Estapolítica del anciano y simpático estadista que habla con una sinceridad insólita en un gobernante aunque ello le signifique meter la pata de cuando en cuando, vive muy modestamente en su pequeña chacra de las afueras de Montevideo y viaja siempre en segunda clase en sus viajes oficiales, ha dado a Uruguay una imagen de país estable, moderno, libre y seguro, lo que le ha permitido crecer económicamente y avanzar en la justicia social al mismo tiempo que extendía los beneficios de la libertad en todos los campos, venciendo las presiones de una minoría recalcitrante de la alianza. Hay que recordar que Uruguay, a diferencia de la mayor parte de los países latinoamericanos, tiene una antigua y sólida tradición democrática, al extremo de que, cuando yo era niño, se llamaba al país oriental “la Suiza de América” por la fuerza de su sociedad civil, el arraigo de la legalidad y unas fuerzas armadas respetuosas de los gobiernos constitucionales. Además, sobre todo después de las reformas del “batllismo”, que reforzaron el laicismo y desarrollaron una poderosa clase media, la sociedad uruguaya tenía una educación de primer nivel, una muy rica vida cultural y un civismo equilibrado y armonioso que era la envidia de todo el continente. Yo recuerdo la impresión que significó para mí conocer Uruguay hacia mediados de los años sesenta. No parecía uno de los nuestros ese país donde las diferencias económicas y sociales eran mucho menos descarnadas y extremas que en el resto de América Latina y en el que la calidad de la prensa escrita y radial, sus teatros, sus librerías, el alto nivel del debate político, su vida universitaria, sus artistas y escritores —sobre todo, el puñado de críticos y la influencia que

ejercían en los gustos del gran público— y la irrestricta libertad que se respiraba por doquier lo acercaban mucho más a los más avanzados países europeos que a sus vecinos. Allí descubrí el semanario Marcha, una de las mejores revistas que he conocido, y que se convirtió para mí desde entonces en una lectura obligatoria para estar al tanto de lo que ocurría en toda América Latina. Sin embargo, ya en aquel tiempo había comenzado a deteriorarse esa sociedad que daba al forastero la impresión de estar alejándose cada vez más del tercer mundo y acercándose cada vez más al primero. Porque, pese a todo lo bueno que allí ocurría, muchos jóvenes, y algunos no tan jóvenes, sucumbían a la fascinación de la utopía revolucionaria e iniciaban, según el modelo cubano, las acciones violentas que destruirían aquella “democracia burguesa” para reemplazarla no por el paraíso socialista sino por una dictadura militar de derecha que llenó las cárceles de presos políticos, practicó la tortura y obligó a exiliarse a muchos miles de uruguayos. El drenaje de talento y de sus mejores profesionales, artistas e intelectuales que padeció el Uruguay en aquellos años fue proporcionalmente uno de los más críticos que haya vivido en la historia un país latinoamericano. Sin embargo, la tradición democrática y la cultura de la legalidad y la libertad no se eclipsó del todo en aquellos años de terror y, al caer la dictadura y restablecerse la vida democrática, florecería de nuevo, con más vigor y, se diría, con una experiencia acumulada que sin duda ha educado tanto a la derecha como a la izquierda, vacunándolas contra las ilusiones violentistas del pasado. De otro modo no hubiera sido posible que la izquierda radical que con el Frente Amplio y los tupamaros llegara al poder, diera muestras, desde el primer momento, de un pragmatismo y espíritu realista que ha permitido la convivencia en la diversidad y profundizado la democracia uruguaya en lugar de pervertirla. Ese perfil democrático y liberal explica la valentía con que el Gobierno del presidente José Mujica ha autorizado el matrimonio entre parejas del mismo sexo y convertido a Uruguay en el primer país del mundo en cambiar radicalmente su política frente al problema de la droga, crucial en todas partes, pero de una agudeza especial en América Latina. Ambas son reformas muy profundas y de largo alcance que, en palabras de The Economist, “pueden beneficiar al mundo entero”. El matrimonio entre personas del mismo sexo, ya autorizado en varios países del mundo, tiende a combatir un prejuicio estúpido y a reparar una injusticia por la que millones de personas han padecido (y siguen padeciendo en la actualidad), injusticias y discriminación sistemática, desde la hoguera inquisitorial hasta la cárcel, el acoso,

Fernando Savater

marginación social y atropellos de todo orden. Inspirada en la absurda creencia de que hay sólo una identidad sexual “normal” —la heterosexual— y que quien se aparta de ella es un enfermo o un delincuente, homosexuales y lesbianas se enfrentan todavía a prohibiciones, abusos e intolerancias que les impiden tener una vida libre y abierta, aunque, felizmente, en este campo, por lo menos en Occidente, se han ido desmoronando los prejuicios y tabúes homofóbicos y reemplazándolos la convicción racional de que la opción sexual debe ser tan libre y diversa como la religiosa o la política, y que las parejas homosexuales son tan “normales” como las heterosexuales. (En un acto de pura barbarie, el Parlamento de Uganda acaba de aprobar una ley estableciendo la cadena perpetua para todos los homosexuales). Respecto a las drogas prevalece todavía en el mundo la idea de que la represión es la mejor manera de enfrentar el problema, pese a que la experiencia ha demostrado hasta el cansancio que no obstante la enormidad de recursos y esfuerzos que se han invertido en reprimirlas, su fabricación y consumo siguen aumentando por doquier, engordando a las mafias y la criminalidad asociada al narcotráfico. Este es en nuestros días el principal factor de la corrupción que amenaza a las nuevas y a las antiguas democracias y va cubriendo las ciudades de América Latina de pistoleros y cadáveres. ¿Será exitoso el audaz experimento uruguayo de legalizar la producción y el consumo de la marihuana? Lo sería mucho más sin ninguna duda si la medida no quedara confinada en un sólo país (y no fuera tan estatista) sino comprendiera un acuerdo internacional del que participaran tanto los países productores como consumidores. Pero, aun así, la medida va a golpear a los traficantes y por lo tanto a la delincuencia derivada del consumo ilegal y demostrará a la larga que la legalización no aumenta notoriamente el consumo sino en un primer momento, aunque luego, desaparecido el tabú que suele prestigiar a la droga ante los jóvenes, tienda a reducirlo. Lo importante es que la legalización vaya acompañada de campañas educativas —como las que combaten el tabaco o explican los efectos dañinos del alcohol— y de rehabilitación, de modo que quienes fuman marihuana lo hagan con perfecta conciencia de lo que hacen, al igual que ocurre hoy día con quienes fuman tabaco o beben alcohol. La libertad tiene sus riesgos y quienes creen en ella deben estar dispuestos a correrlos en todos los dominios, no sólo en el cultural, el religioso y el político. Así lo ha entendido el Gobierno uruguayo y hay que aplaudirlo por ello. Ojalá otros aprendan la lección y sigan su ejemplo.

Antonio Ortuño

EL MUNDO ALUCINANTE

Don Quijote y el buen Gobierno Don Quijote tiene no pocos aspectos políticamente incorrectos: declara abiertamente que considera superior el oficio de las armas al de las letras, no siempre respeta la propiedad privada ni la intimidad ajena, tiene una fastidiosa tendencia a imponer sus criterios a veces por las malas, su consideración del papel social de la mujer es francamente paternalista aunque revestido de exagerada reverencia, etc… A veces se enfrenta sin remilgos a la ley, como cuando se empeña en liberar a los condenados a galeras y para ello desafía a los alguaciles del Rey, aunque después los así emancipados se vuelven contra su liberador y le apedrean y maltratan. Esta es una de las pocas ocasiones en que don Quijote triunfa consiguiendo lo que se propone, aunque después acaba tan molido a golpes como en sus peores fracasos. Pese a su frecuente intransigencia y su preferencia por la fuerza frente a la virtud del diálogo, que hoy apreciamos tanto, hay algo en don Quijote que siempre le rescata de la brutalidad pura hasta ante quienes le miran con cierto recelo, como Thomas Mann en su “Travesía con don Quijote”: su ausencia de crueldad y su simpatía casi inmediata por el sufrimiento ajeno, incluso cuando en parte lo ha causado él mismo. Hasta en sus momentos belicosos, el desquiciado hidalgo sigue siendo compasivo, nunca cruelmente arrogante. Y su actitud resulta siempre profundamente individualista. El caballero andante va por libre, considera que su misión nada tiene que ver con las instituciones ni con la administración pública. Es lo contrario de un funcionario y sólo recibe órdenes de su Ideal, cuyo intérprete es él mismo, ya que Dulcinea está fuera de su alcance y aún fuera del mundo real. Pero ¿qué piensa don Quijote del gobierno? No es cosa que le preocupe personalmente, porque no apetece ninguna forma de poder ya que es mucho más ambicioso: aspira a merecer la perfección del Amor. En cambio le parece bien que Sancho llegue a gobernador de la ínsula Barataria. Decía Maurice Baring que para saber lo que Dios piensa del dinero basta con fijarse en a quien se lo da; pues bien, para saber lo que don Quijote piensa del poder político basta con ver que lo considera todo lo más cosa buena para escuderos. Da igual que el analfabeto Sancho Panza no esté preparado intelectualmente porque como él dice “yo he visto ir a más de dos asnos a los gobiernos…”. Sin desanimarse por su ignorancia, le da buenos consejos. Para empezar, le previene contra el poder mismo, ese piélago sin fondo donde va a engolfarse porque “los oficios y grandes cargos n–o son otra cosa sino un golfo profundo de confusiones”. Ya antes había quedado dicho que “uno de los mayores trabajos que los reyes tienen, entre otros muchos, es el de estar obligados a escuchar a todos y responder a todos”. Aunque Sancho no sea ni mucho menos monarca, este deber también le alcanza y su caballero le dispone a favor de la compasión, pero no sin dejar de prevenirle contra cualquier tentación populista o demagógica: “Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia, que las informaciones del rico. Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico como por entre los sollozos e inoportunidades del pobre. (…). Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia”. Ya enredado en las dificultades de su efímero gobierno, Sancho Panza comprobará lo acertado de las recomendaciones de don Quijote en lo tocante a no dejarse abrumar por quienes le requieren con la urgencia de sus intereses económicos: “los jueces y gobernantes deben de ser, o han de ser, de bronce para no sentir las importunidades de los negociantes, que a todas horas y todos los tiempos quieren que los escuchen y despachen, atendiendo sólo a su negocio, venga lo que viniere…”. Otros consejos le da don Quijote a su escudero metido a gobernador, algunos más higiénicos que políticos y francamente cómicos, como toda una teoría de la prevención del eructo en la mesa. Pero el fondo, lo que cree el ingenioso hidalgo sobre la cuestión del buen gobierno puede condensarse en pocas palabras, cuya importancia nosotros conocemos hoy tanto como él: “el gobernador codicioso hace la justicia desgobernada”. Para nuestro gusto empeñado en apostar por el progreso, el ideal de don Quijote es decididamente reaccionario, porque sitúa lo mejor en el pasado: “Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron nombre de dorados… No había la fraude, el engaño ni la malicia mezclándose con la verdad y llaneza. La justicia se estaba en sus propios términos, sin que la osasen turbar ni ofender los del favor y los del interés, que tanto ahora la menoscaban, turban y persiguen”. Su único mensaje positivo es quizá sólo éste, pero con éste basta: “La libertad… es uno de los mas preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida…”.

Discutir con la historia Alrededor del año del Señor de 2010, fecha del Bicentenario novedades de 2010 que se venden ahora en diez pesos. Pero esto no significa que la narrativa histórica no tenga de la Independencia y Centenario de la Revolución, tuvimos en las mesas de novedades de las librerías una curiosa epide- nada que decir. No se olvide que en la médula misma de la nomia, integrada no por bacterias sino por novelas, decenas de vela, es decir, en la novela decimonónica, hay una importante novelas sobre Hidalgo, Juárez, Sor Juana, Leona Vicario, los veta de historicidad a la que no fueron ajenos ni Stendhal, ese Niños Héroes, el Pípila, Iturbide, Victoriano Huerta, el Héroe gran cantor de Napoleón; ni Hugo, vate de las rebeliones antide Nacozari, el Niño Artillero y toda la complicada fauna que monárquicas; ni Flaubert, fascinado por la antigüedad cartapuebla nuestro panteón de héroes y villanos patrios. Hay, lo he ginesa; ni Dumas, cuyas aventuras eran minuciosamente documentadas; ni Tolstoi ni Pushkin. comprobado, una novela para cada uno de Y tampoco hay que omitir que la nalos personajes que aparecen en nuestros rrativa latinoamericana, en especial esas billetes de curso legal. Creo que sólo la historias de dictadores que dieron forma moneda de cinco pesos se mantiene inéHay, lo he comprobado, a nuestra propia edad de oro literaria, ha dita pero ya no hay modo de estar seguro. empleado desde hace decenios técnicas Quizá en la próxima FIL lancen su biograuna novela para cada uno y recursos de la novela histórica. Roa fía novelada. Bastos, Asturias, Vargas Llosa y Fuentes Se privilegiaron, en este remolino de los personajes que desde luego, y otros menos previsibles, de intereses literarios, editoriales y hascomo Reinaldo Arenas, con El mundo ta políticos, los abordajes más escandaaparecen en nuestros alucinante, además, claro que sí, de las losos posibles a las biografías de los hésangrientas parodias de Jorge Ibargüenroes patrios: las borracheras de los billetes de curso legal goitia, han encontrado en la historia una traidores reaccionarios, la vida sexual materia principal para repensar su prode los constructores de los Atlantes de Tula, los rituales de alcoba de los emperadores aztecas, el pio entorno y actualidad. Queda abierto, entonces, el debate. ¿Cómo y para qué se kamasutra de los diputados constitucionalistas. Algunos de estos libros fueron escritos por autores serios encuentran la narrativa, la ficción, y la historia? ¿Qué de nosoy talentosos y no son deleznables. Otros muchos fueron nada tros mismos, de lo que somos y pensamos, puede rascarse de más que ardides editoriales, a veces firmados (pero no nece- esas referencias? ¿Qué tanto del pasado hay en el presente? sariamente escritos) por profesores de renombre. Porque, sí, Hoy mismo, en México tenemos propuestas en la materia de agotados los escritores, se recurrió a la Academia para dar un parte de autores como Enrique Serna, Pedro Ángel Palou, Rocierto sustento de credibilidad a este oportunismo. La inmen- sa Beltrán, Eduardo Antonio Parra, entre otros. Vale la pena sa mayoría de unos y otros pasaron directamente de la mesa leerlos y, al debatir con sus enfoques, proseguir la discusión de novedades a las librerías de viejo sin mayores escalas. Hay sobre nosotros mismos.

María Palomar

DE LECTURAS VARIAS

Una intervención ilustrada

Como tantas ciudades de Europa, Angulema, vieja pobla- tradas para imaginar y dirigir las obras, tanto las de ción de Aquitania, tiene una catedral imponente, San Pe- mantenimiento como las de renovación. Y se encomendaron dro. Sus orígenes se remontan al siglo IV y a lo largo de la las nuevas salas a un artista plástico importante, Jean-Michel historia ha sido destruida y vuelta a construir varias veces. Othoniel (Saint-Etienne, 1964), antiguo becario de la Villa MéEl edificio actual data del siglo XII, pero entre 1852 y 1879 dicis y que en 2011 tuvo una gran exposición en el Centro Pomun arquitecto nacido en la ciudad, Paul Abadie, dirigió un pidou. Es autor en París de un aplaudido pabellón, El kiosco gran proyecto de restauración tanto dentro de la catedral de los noctámbulos, en la entrada por la plaza Colette de la escomo en las fachadas, muy en el espíritu de su maestro Vio- tación del Metro Palais-Royal. Othoniel se ha caracterizallet-le-Duc, con quien había trabajado do por su uso del vidrio soplado de Muraen la restauración de Notre-Dame de Pano, una de las tradiciones artesanales más rís: era la época del neogótico y neorroantiguas de Europa. Junto con el obispo de mánico, que después desdeñarían las la diócesis de Angulema, monseñor Claumodas del siglo XX. En la catedral de San Pedro de de Dagens (de la Academia Francesa) y la Dirección Regional de Arte y Cultura PoiEn 1999 se emprendieron otra vez tou-Charentes, Othoniel definió el prograAngulema incursiona obras importantes de conservación en ma arquitectónico y decorativo. En la catela catedral de Angulema, que esta vez dral de San Pedro de Angulema incursiona ahora también en el incluyeron la recuperación de una parahora también en el mundo de los vitrales. te del transepto, el ala sur, que había siCon el respaldo de la fundación culdo destruida a cañonazos por el almimundo de los vitrales tural de la compañía GDF-Suez, en Anrante Coligny en 1568, durante las gulema se retoma el antiquísimo meceguerras de religión. En tres salas y una nazgo de las catedrales y los edificios capilla distribuidas en dos niveles se religiosos, y se ofrece la oportunidad a está montando el Tesoro de la catedral, es decir un espacio de exposiciones que busca poner en los mejores artistas y artesanos de inscribir sus obras en contexto una serie de pinturas, esculturas y objetos litúr- una historia de siglos. Sólo de esa forma se evita que se piergicos que ilustren la historia milenaria del edificio, su sen- dan los oficios y que se conserven sus niveles de excelencia: mediante convocatorias no amañadas para las obras tido y su función. Se necesitaba cierto valor para resistir a la tentación de, públicas de importancia, con la colaboración de institucioen aras de una siempre mítica e inalcanzable vuelta a los orí- nes públicas y privadas, bajo la dirección de expertos y con genes (¿cuáles de todos?), echar por la borda el trabajo monu- una mirada que vaya más allá de las modas, por definición mental del siglo XIX. Sobre todo, se necesitaban cabezas ilus- efímeras, pero sin temer la innovación de calidad.


Domingo 29 de diciembre de 2013

ANÁLISIS

EL INFORMADOR

PÁGINA 3-B

ACONTECER NACIONAL

El modelo Peña Nieto

NOTIMEX

Los gobernadores son “los niños mimados de la transición”. Gastan enormes cantidades de dinero, no rinden cuentas y no recaudan. La campaña mediática montada por Manuel Velasco ilustra la libertad de gasto y la poca transparencia que hay en algunos estados del país

LA RUTA. El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco (izquierda) sigue los pasos del Presidente Enrique Peña Nieto para llegar a Los Pinos.

Enrique Toussaint

V

tampoco el hombre de la decisión final. Vicente Fox nunca quiso verdaderamente a Felipe Calderón como su sucesor. El guanajuatense apostaba por su secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda. Sin embargo, todavía faltando un buen trecho para los comicios, un gobernador como Francisco Ramírez Acuña destapó a un Felipe Calderón que no figuraba entre los consentidos del Presidente. Algo similar ocurrió con Calderón que al no poder fortalecer a ningún secretario de Estado, ni Ernesto Cordero ni Javier Lozano y menos Heriberto Félix, tuvo que aceptar que el panismo fuera detrás de Josefina Vázquez Mota, con quien el Presidente tenía muchos problemas desde su remoción como secretaria de Educación por conflictos con la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo. Es decir, y para no hacer el cuento largo, la transición borró uno de los roles metaconstitucionales del régimen político mexicano: la preponderancia del Presidente para elegir a quien es su sucesor. Peña Nieto se dio cuenta de este quiebre. Si algo caracteriza el primer año del mexiquense en Los Pinos es su voluntad por recentralizar y empoderar a una débil y desgastada investidura presidencial. El Presidente ha centralizado el pago de las nóminas escolares, los procesos electorales, las medicinas y la salud, y vienen reformas similares en seguridad pública. La descentralización financiera y política tocó su fin, y es innegable que Peña Nieto es el último gran espejo de la profundidad de la descentralización por la que pasó México. Y aunque en la centralización hay una apuesta por la eficacia y el fortalecimiento del Gobierno Federal, no podemos dejar de lado que también hay un objetivo político: debilitar a “la casta de los gobernadores”, el otro poder al interior del PRI. Ese es el contexto de Manuel Velasco. El gobernador de Chiapas es una de las caras más aparentes de lo que el tricolor ha llamado “el nuevo PRI”. En conjunto con gobernadores como Rodrigo Medina de Nuevo León o incluso con Aristóteles Sandoval de Jalisco, Velasco siempre ha sido visto como un cuadro joven con ambiciones políticas.

as al cine y lo ves. Con su camiseta blanca y una sonrisa de oreja a oreja, es imposible “sacarle la vuelta”. Manuel Velasco se las ha ingeniado para aparecer en prensa escrita, televisión, en la pantalla chica, en la grande y hasta navegando por Google. No es tiempo electoral, Manuel Velasco tiene como gobernador de Chiapas poco más de un año. Sin embargo, el joven gobernador, de apenas 33 años, y el primer mandatario estatal surgido del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), ha decidido comenzar una campaña mediática como sostén de sus aspiraciones políticas para convertirse en candidato a la Presidencia de la República. De acuerdo con cifras oficiales, la campaña en medios de comunicación le costó a los chiapanecos aproximadamente 130 millones de pesos en un lapso de 10 días de sobreexposición de su imagen. Enrique Peña Nieto conoce bien esa escalera. Él mismo la utilizó hace más de cinco años. El Presidente de la República sabe por experiencia personal que las gubernaturas, más que los ministerios, las secretarías o los puestos legislativos, se han convertido en el espacio ideal para el aspiracionismo político. Las gubernaturas son, por no decirlo menos, “el reino del cielo en la tierra” cuando de hacer política se trata. No hay ningún otro nivel de la administración pública que pueda gastar tanto y comprobar tan poco. Una cifra ilustra esta desproporción: en total, en 2013, por concepto de todos los programas federales y todo el gasto descentralizado, llegaron a los estados más un billón 44 mil millones de pesos. En 1995, la cifra era de menos de 25 mil millones de pesos. La irrupción del gasto en las entidades federativas no tiene comparación y es el reflejo más claro de la dispersión del poder presidencial que vino tras la pérdida del control de las cámaras del PRI en 1997 y la imposibilidad de mantener Los Pinos en el año 2000. Y también conoce esa ruta Peña Nieto, que no ha claudicado en su intento de debilitar el trampolín que conduce de las gubernaturas a la Presidencia de la República. Pasó durante el panismo, el Presidente de la República se convertía en uno más pa- Políticos del espectáculo ra elegir al candidato de su partido (incluEn su cuenta de Twitter bien puede ayuso en un espectador). No era el factótum ni dar a una tortuga a volver a los mares, entre-

gar ayudas por desastres nacionales o tomarse fotografías con el boxeador Julio César Chávez. Es un político que nunca deja de pensar en su imagen, su comunicación y sus aspiraciones. No es un político que destaque por sus estudios, sus publicaciones o la profundidad de su pensamiento político. Por el contrario, es más bien un político que ha adoptado ese nuevo rol “a la Peña Nieto”: una relación con una artista, huésped distinguido de las revistas de sociales y una intensa promoción de su imagen. Es una ruta conocida para el Presidente, con el objetivo de aumentar sus cuotas de conocimiento popular, pintando a un político con una “vida de telenovela”, donde las notas más leídas no tiene nada que ver con sus habilidades para manejar una crisis económica o sus resultados en el combate a la pobreza en Chiapas, sino que su nombre llena página enteras de periódicos locales y nacionales donde se especula sobre el estado actual de su relación con la actriz y cantante Anahí o de sus posibles infidelidades. Lo que ha llamado Mario Vargas Llosa, “los políticos de la civilización del espectáculo” donde las ideas y los principios políticos quedan relegados a un segundo escalón de prioridades en el debate público.

Un paso adelante

En caso de que Manuel Velasco esté considerando seriamente buscar la candidatura presidencial, ¿no es muy temprano para desnudar estas aspiraciones? ¿No hace más vulnerable su proyecto político transparentar sus intenciones a más de cuatro años de que comience la rebatinga por las candidaturas? Tal parece que Manuel Velasco encontró un momento donde entendió que difícilmente tendría oposición. Rodrigo Medina y Aristóteles Sandoval están más concentrados en asuntos internos y no han decidido todavía cuál será su siguiente paso. Eruviel Ávila, en el Estado de México, está eclipsado por la Presidencia de su jefe político y difícilmente se moverá para opacar los aplausos de una parte de la opinión pública por la recién aprobada reforma energética. Y, en otros partidos, particularmente en el PAN y en el PRD, las aguas están más que revueltas con miras a la renovación de las dirigencias nacionales. No sabemos si con la bendición de Los Pinos o no, pero Manuel

Velasco vio en las semanas navideñas una buena coyuntura para hacer sonar su nombre más allá de las fronteras chiapanecas.

Para repetir la escena

Sin embargo, la lucha por la candidatura del PRI a la Presidencia de la República dependerá, en gran medida, de los resultados electorales de 2015. Las elecciones intermedias en el pasado, han resultado en tremendos golpes al oficialismo. Tanto Vicente Fox, pero sobre todo Felipe Calderón, enfrentaron en la elección intermedia un escenario donde su reducida mayoría relativa se convirtió en una minoría inmanejable. El Presidente perdió el control y, en el caso de Calderón, la alianza de los gobernadores del PRI, a través de sus diputados federales, se convirtieron en los mandamases. Si en un principio, Felipe Calderón había logrado una eficaz alianza con el PRI, con la dupla Manlio Fabio y Emilio Gamboa, para empujar su agenda legislativa, los terribles resultados para el PAN en 2009 se tradujeron en una Presidencia débil y a expensa de la agenda marcada por los gobernadores (encabezados todos por Peña Nieto). Es decir, si Peña Nieto quiere ser un protagonista de la sucesión y convertirse en el factótum que al estilo del “viejo PRI” señale directamente al candidato del partido en el poder, tendrá que lograr un equilibrio favorable de fuerzas en 2015 y empujar a candidatos afines en los estados. En caso de no lograrlo, los últimos tres años de su mandato pueden desembocar en lo que la literatura política llama “el pato cojo”; es decir, un Presidente sin capacidad de marcar agenda, ni de mandar en su partido y con un gabinete descontrolado. ¿Suena? ¿Fox? ¿Calderón? Mucha de la eficacia de la Presidencia de laRepúblicatendráqueverconlalimpiezacon que se ordenen las aspiraciones políticas al interior del PRI. Ya saltó Manuel Velasco como uno de esos nuevos “virreyes” de los estados que anhelan subirse a la escalera que llevó a Peña Nieto a Los Pinos. Es indudable, dejando de lado simpatías y antipatías, que Peña Nieto pudo construir un personaje mediático atractivo para el gran público desde uno de los estados más poblados del país. Ahora, un joven de 33 años que ganó su estado con 68% de los votos, de uno de los estados más pobres del país y que cuenta con la cercanía presidencial, busca repetir un modelo de que en el pasado resultó electoralmente exitoso.

SABER MÁS La denuncia Manuel Velasco Coello, gobernador de Chiapas, ha gastado en su primer año más de 10 millones de dólares en su propia imagen, casi la mitad del presupuesto del Estado que gobierna, denunció Univisión. La cadena afirma que “el gasto de publicidad e imagen (de Manuel Velasco) supera el doble que el gobernador que lo antecedió (Juan Sabines) utilizó en dos años”.


PÁGINA 4-B

EL INFORMADOR

Domingo 29 de diciembre de 2013

FATIGA CRÓNICA DAVID IZAZAGA

EL INFORMADOR

Escenas que se llevó el otoño PARA EL FRÍO. Apenas comienza a sentirse el aire helado, cuando los ciudadanos ya sacan sus chamarras, guantes y gorros. Y claro, en las calles siempre hay quien los oferte.

Aún no era invierno y ya estaban en las calles esos carritos ambulantes donde ofertan bufandas, gorros y guantes Para muchos tapatíos, el fin de año de 2013 se perfila para ser uno de los más bipolares en cuanto al tema del clima se refiere. Como cada año, hay un deseo, por lo general no muy expresado, pero que habita en el fondo del corazón de los habitantes de Guadalajara: que sea una temporada invernal como la que se ve en las películas, que si no cae nieve (milagro que al parecer está destinado para que suceda una vez cada cien años), al menos haga mucho frío, como para que haya justificación de sacar esas botas largas anchas y tremendas, esos abrigos de piel de oso de peluche y las bufandas que se regalan en los intercambios del trabajo cada año, y que parecieran pretender refrendar la fe en la llegada del frío. Pero por lo regular termina diciembre sin que llegue el frío. Si acaso se asoma, amenaza y se va. De todas maneras, apenas entrando diciembre y aunque sea otoño y no invierno, se aparecen en las calles esos carritos ambulantes que ofertan bufandas, gorritas, guantes y que por lo general terminan comprando los padres de familia que llevan por la mañana a sus hijos a la escuela. Y ahí va el niño todoenvueltoyenvueltodurarásiacasosólohastaque aparezca el sol en el patio de la escuela. A la hora de

la salida hace un calorón que hace sudar y dudar si en verdad es época de frío. *** Son las ocho y media de la mañana y en la parada, esperando el camión, hay apenas unas cuantas personas. No hace frío, pero estamos ya en diciembre y no habrá casi ya oportunidad de sacar el guardarropa invernal y presumirlo en la oficina. Por eso quienes esperan el camión, la mayoría de ellas mujeres, van forradas con sus mejores suéteres y chamarras. El cielo se ve despejado, con apenas unas cuantas nubes esparcidas en el cielo, como blancos brochazos borroneados caprichosamente por el aire. Llega el camión y el encontronazo con la realidad es inevitable: el chofer no sólo no trae suéter o algo parecido, sino que luce una camiseta resacada, con la intachable figura de una Virgen de Guadalupe. La fotografía del instante podría catalogarse al menos de incoherente: ¿Quiénes están mal dibujados en la historia, los friolentos o los que pecan de padecer calor? Quien esté libre de frío, que evite emanar la primer gota de sudor.

El camión resultó ser de esos que hay circulando por ahí, a los que el dueño decidió que no tenían que abrírsele las ventanas, para qué. Así que fueron soldadasynohaymaneradequeentreventilación,amenos que alguien suba o baje y con ello llegue una racha de aire que venga a ventilar un poco el ambiente. Quizá la calefacción inducida y claramente rudimentaria fue realizada en prevención de un posible resfrío del chofer, que no tiene en su guardarropa más que camisas sin mangas. Quizá. Con el camión lleno, las primeras chamarras comienzan a salir de los cuerpos: adiós suéteres, adiós bufandas, nada de guantes. Si esto fuera una película habría que ponerle una banda sonora adecuada para observar cómo los friolentos se han ido despojando de sus cálidos ropajes más pronto de lo que pensaron y aquellopareceunconcursodequiénquedaráalúltimo con el suéter puesto. Y al perdedor se le condenará a sudar lo que resta del trayecto. *** Por la avenida Hidalgo se escucha a lo lejos una cancioncita navideña. Y campana no sobre campana, sino zangoloteándose como si las sacudiera un maraquero. Hay que poner atención, porque el camión con una plataforma muy larga pasará rápido: se trata de una escena navideña, confeccionada sin gracia, sin ganas y al parecer sin presupuesto. Es de una estación de radio y a los creativos les ha pareci-

dobuenaideapasearelcamiónconunSantaclósflaco y desgarbado, junto con unas señoritas en shorcitos y playeras diminutas. ¿Cuál es su gracia? Porque ni regalan dulces ni se ve que se apuren por saludar al prójimo o bajarse a hacer su buena acción del día (ayudar a cruzar la calle a los viejecitos y esas cosas de buen boy scout), sino que van ahí porque seguro tienen que ir ahí y las muchachas bailan con la gracia de alguien que mejor ya se quisiera ir a dormir o tener un trabajo menos denigrante. Y pasarán no uno ni dos, sino casi todos los días por la misma avenida, al menos diez o quince días y quizá piensen que con ello —con haber contribuido a empeorar el tráfico en estos días ya de por si complicados— han hecho ya bastante. Quiera Dios que exista un círculo en el infierno para las mentes que se creen creativas sin en verdad serlo. *** Al menos hizo frío la noche del 24. Y si no fue suficiente, ahí están todavía las pistas de hielo en Zapopan y en la Plaza de la Liberación, que justifican, —ahí sí— ponerse chamarra sobre chamarra, guantes y bufanda para estar en contacto con el hielo. Y tomarse la foto.Yponerlaenuncuadro,enelmurofrentealaventana de la sala por la que pega todo el día el sol. david.izazaga@gmial.com Twitter: @dizazaga

HISTORIA. A 76 AÑOS DE LA MUERTE DE ENRIQUE DÍAZ DE LEÓN

Guillermo Dellamary

El rector que sigue en el Paraninfo

EXPLORANDO EL MUNDO

Brenda Ramos

EL INFOR MADOR

M

iles de personas lo han visto sin reconocerlo o siquiera notarlo, aunque el primer rector de la era moderna de la máxima casa de estudios de Jalisco esté siempre en la calle, estoico, visible para cualquiera. El monumento a Enrique Díaz de León reposa afuera del Paraninfo de la Universidad de Guadalajara (UdeG) como un recordatorioasuprócer:unmaestro,políticoypromotor de la educación universitaria, científica y tecnológica en Jalisco y México. A finales de enero de este 2013, el entonces rectorMarcoAntonioCortésGuardadoanunciólamudanza de la Rectoría del edificio conocido como Paraninfo para otorgar todo el espacio al Museo de las Artes (Musa). Se pensó que él sería el último rector en despachar ahí, pero la realidad es que Enrique Díazcontinúapresente,sibiennodentrodelinmueble, al menos inmediatamente afuera: en el busto ensuhonorasícomoenlaavenidaquellevasunombre. Donde está más vigente que nunca es en el espíritu de la universidad. La Universidad de Guadalajara, cuyo primer antecedente data de la época colonial, existía antes de que Enrique Díaz de León naciera el 8 de septiembre de 1893, en Ojuelos, Jalisco. No obstante, su etapa moderna se da hasta su refundación después de la Revolución Mexicana, en1925, aprobada por el Congreso del Estado con la expedición de su Ley Orgánica durante la gubernatura de José Guadalupe Zuno. A partir de ahí la casa de estudios ha funcionado de manera ininterrumpida bajo su lema “Piensa y Trabaja”. De niño, Enrique ingresa a la Escuela de Artes y Oficios del Espíritu Santo en Guadalajara. Después realiza sus estudios superiores en el SeminarioConciliardeSanJosé,dedondeesexpulsadopor sus ideas liberales, según indica la “Enciclopedia históricaybiográficadelaUniversidaddeGuadalajara” en un artículo publicado por el semanario universitario La Gaceta. Posteriormente se inscribe en el Liceo de Varones, donde forma amistad con otro grupo de muchachos que se autonombraron “Los bohemios”,entrelosqueseencontrabaelmismoJosé Guadalupe Zuno y el pintor José Clemente Orozco. En todo ese tiempo, ejercita su pasión por la lectura, la cultura y la política. Uno de los aspectos por el que es recordado es su habilidad como orador, reconocida no sólo por Zuno, sino también por el ex gobernador Manuel M. Diéguez. Tenía el magnetismo para atraer

CIMIENTO. Su labor como impulsor de la educación, político y promotor cultural continúa como uno de los pilares de la institución.

la atención de los estudiantes, los gobernantes, los intelectuales y los artistas por igual. Su carrera como maestro en la Escuela Preparatoria de Jalisco inicia en 1914. A partir del término de la Revolución, los años venideros para Enrique Díaz de León serán bastante productivos aunque inestables, con múltiples puestos tanto en la academia como en la política. En abril de 1921 se hace cargo de la dirección de la Biblioteca Pública del Estado, permanece apenas cuatro meses. A finales de noviembre de 1922 es elegido diputado local por el cuarto distrito, Tlaquepaque. En1924sedesempeñacomodirectordelaEscuelaPreparatoriadeJaliscoymástardeenesemismoaño, se convierte en el primer dirigente de la Escuela Politécnica, la primera academia de educación técnica en el país con la intención de ofrecer una alternativa de preparación para las clases trabajadoras. En junio de 1925, el entonces gobernador José GuadalupeZunoconvocaaungrupodeprofesores, intelectuales y profesionistas para moldear el sentido y la organización de la nueva era de la UdeG,

que había suspendido operaciones desde 1860. En ese entonces, se aglutinan 11 dependencias universitarias: la Escuela Preparatoria de Jalisco, la Preparatoria para Señoritas, la Facultad de Farmacia, la Facultad de Ingeniería, la Facultad de Medicina, la Facultad de Jurisprudencia, la Facultad de Comercio, Normal Mixta, el Observatorio Astronómico y Meteorológico del Estado y la Biblioteca Pública del Estado. Finalmente, el 12 de octubre de 1925 se llevó a cabo la ceremonia oficial de inauguración en el Teatro Degollado, de acuerdo con lo publicado en EL INFORMADOR al día siguiente, ante la presencia del entonces secretario de Educación Pública, JoséManuelPuigCasauranc,enrepresentacióndel Presidente de México, Plutarco Elías Calles, así como rectores de las universidades de México, Salamanca, París y California. Enaquellaocasión,EnriqueDíazdeLeónhizogala de sus habilidades como orador y se llevó los aplausos del auditorio. Su discurso, en el que expuso los objetivosdelauniversidad,fuereproducidoenlaedición del día siguiente de este periódico: “Claroestáquenopodemosasegurarquesalgade estas aulas, como sería nuestra más vehemente esperanza, el que haga enmudecer eternamente a la esfinge; pero sí queremos y en nuestras manos está hacerlos,formarhombresenelsentidoaquehacíareferencia, es decir, en el mejor sentido; hombres de lucha”. Apenas llevaba cuatro meses como rector cuandopasólaestafetaaFernandoBandaIturrios.Sinembargo, Díaz de León regresó para un segundo periodo en abril de 1927 concentrándose en consolidar la normatividad institucional, incluyendo la discusión y aprobacióndelReglamentoGeneraldelaUniversidad y la adecuación de planes de estudios, lo cual implicó lamodificacióndelaLeyOrgánica.Finalizósusegunda rectoría en septiembre de 1928. Su labor en la promoción de la educación y el desarrollo continúa al ocupar la presidencia del Consejo Nacional de la Educación Superior y la Investigación en1936,elantecedentedelConsejoNacionaldeCiencia y Tecnología (Conacyt). El 28 de diciembre de 1937, muere en la capital del país. Sus restos están ahora en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres. A76añosdesufallecimiento,laspalabrasconlas queculminóaqueldiscursodeinauguraciónsonincorregibles:“Jóvenesestudiantes:vosotrossoislaméduladeestaobra.Soiselfinysoiselprincipiodeella.Sois la Universidad”.

Por un mundo más honesto Un reclamo casi universal es la urgencia de replantearse la honestidad de los políticos. Sabemos que la credibilidad que tienen, en muchos países, ha caído drásticamente y está por los suelos. La gente no les tiene confianza y los ve como unos oportunistas deseosos de asaltar las arcas del dinero público con artimañas y una jugosa verborrea demagógica, muy sofisticada, útil para convencer de que sí están haciendo lo mejor por el pueblo, pero al mismo tiempo llenándose el bolsillo de privilegios. El desprestigio de la clase gobernante está en cuestionamiento por mucha gente pensante que sabe lo importante que es volver a recuperar su empeño por servir y cuidar el dinero del pueblo, del cual sólo son administradores, y por ningún motivo tomar ni un céntimo de lo que no les corresponde. A la base de toda esa política está el fenómeno de la corrupción, esa vil tendencia humana a querer servirse de los demás y a no pensar más que en sí mismos. Dicen que los políticos son sólo el reflejo de un pueblo, ellos no son distintos a la mayoría de la gente que vive en un país, así un pueblo corrupto, tiene políticos corruptos. Por eso es tan importante la educación cívica, porque induce a los ciudadanos a respetar las leyes y a no hacer nada más que lo estrictamente permitido y dentro de un sentido pleno de la honestidad. Le vamos a pedir al año nuevo, que ya se acerca, que nos haga más honestos y más conscientes de la importancia de no tomar nada que no sea estrictamente nuestro y a tener una verdadera cultura del respeto al bien ajeno. Vivir en la verdad, decirla, abrazarla y acariciarla como uno de los bienes más elevados que debemos de construir en nuestra sociedad, es un elevado valor social. Vive la honestidad, da ejemplo de ella y muéstrale a tus hijos lo importante de que sepan valorar el bien de todos y acabar con el destructivo egoísmo de la corrupción. Feliz Año a todos nuestros lectores.


Juan Palomar

DIARIO DE UN ESPECTADOR Da la vuelta el año. El planeta viaja rápido y otro giro se cumple dentro del infinito ir y venir de constelaciones y galaxias. La música de las esferas deja a su pasounrelentedeasombro:aquíseguimos,aquívamos. Incesantes traslaciones que conducen a los confines de la comprensión humana en un universo que, nos informan, proviene de una menos que microscópica e incomprensible acumulación de materia destinada a explotar – a través de años luz- rumbo a todo lo que es, a todo lo que será. Betelgeuse, por ejemplo, o esta mínima semilla de chía que ahora fermenta; la detonación de las ínfimas crías de la araña que insiste en colonizar su rincón, las esporas del plancton que bajotodoslosmaresprolifera,laprimeradivisióndeuna célula que habrá de ser el comienzo de una vida. Todo proviene de esa inicial separación, de ese primigenio embate contra el vacío. Nos siguen diciendo que alguna vez todo volverá —not with a bang, but with a whimper—almismopuntoimposibleensuinexistencia. Celebremos pues este traslado, acompañemos el viaje con estas vagas palabras, oigamos los himnos y las elegías, consideremos con entereza este instante perdido en los océanos del tiempo mientras las campanadas suman doce. Y este fuego arde. “Cuanto más nos acerquemos al fuego, más claramente vemos que consiste en la cantidad de materia que falta en su llama. Lo que hace más ardiente la llama, lo que hace la brasa más roja, más luminoso el resplandor, es lo que se convierte en ‘nada’ dentro de ella. Lo que se precipita en el corazón de la hoguera para ser ‘nada’ se mece allí como una ilusión, en el aire tembloroso y traslúcidodelcalor.Esa‘nada’esloquegritaenelcrepitar. Esa ‘nada’ es el corazón blanco de las llamas, al que no podemos acercar el rostro sin gritar de dolor. Es Dios” Pascal Quignard. ** Estos cuantos chayotes nacidos del generoso suelo de la ribera de la laguna, ahora sobre la mesa. Técnicamente, su preciso verde es el único que se ha de ver sobre esta tierra: y el resplandor de su piel hace palidecer cualquier otra materia. En medio de artilugios para el dibujo o la lectura, de objetos encontrados siempre a la mitad de un naufragio, bajo la lámpara leal: proclaman aquí humildemente su soberanía breve y maciza, su plenitud perfecta. Instantáneas lecciones para la humildad y el azoro. ** De la música compartida. Hubo temporadas en las que un casette, esa caja de música ahora caduca provista de una cinta frágil y propensa a la confusión y la rotura, pudo ser el vehículo justo para mandar dentro de ella la amistad o la incondicional rendición del corazón. ¿Cuántas? Dieciocho, veinte canciones quesiempresesgadamentealudíanaloinnombrable. Deben de quedar algunas de esas cartas, humilladas por el siseo de su uso reiterado, reparadas toscamente con pedazos de diurex, esperando al fondo de cierto cajón. Su frío examen podría arrancar una sonrisa irónica: tonadas que la moda se llevó, elecciones incomprensibles,afirmacionesquealfinalfueronloque dijo León Felipe: Creí que estabas en mi, eterna lo mismo que si estuvieras esculpida en una piedra y estabas como un dibujo en la arena en la arena del camino en la arena que dispersan el agua, el viento y las huellas. Pero el insondable vaivén de las intermitencias tiene sus sorpresas. Ahora, se pueden almacenar ocho mil canciones en un aparatito que las reproducirá sin cesar y sin tregua a la voluntad de quien lo manipule. Aumenta la cuantía, pero no la intensidad. Hasta que una tonada exacta deshace como sin querer viejas suturas… ** Dejar en el cuarto desierto la música sonando es unsencilloactodeprestidigitación,uningenuointentoporexorcizarlosdemoniosdeldesalientoyeltedio. Como si una invisible —que no inaudible— potencia secreta lavara de todo mal el espacio abandonado a su suerte. Y sucede: la sinfonía de Mahler, o la andanada de The Clash, el Nisi Dominus de Vivaldi o la voz rasposa de Tom Waits siempre surten su efecto purificador y solitario. Al regresar al cuarto una nueva serenidad aguarda, un silencio más hondo, como destilado por una música que nadie oyó, pero que ha sucedido. En fin, figuraciones. ** Nueva meditación en el Hospicio Cabañas. Contra el cielo que la luminosa exhalación de la ciudad vuelve de un azul indescriptible —como de una seda gastada y lujosa— resplandece la cúpula extraordinariadeManuelGómezIbarra.Bajosusombrasecobijaunateoríadepatiosydecorredoresumbríos.Viene a la memoria el alegato que un promotor del cambio de los niños hospiciados a su nueva sede hacía en la lejana época cuando tal mudanza estaba por suceder y el edificio trocaba sus fines. Decía aquel personajequecesaríanasílosterroresnocturnosque a muchos infantes aquejaban ante la vastedad de los espacios y lo que describía como la lobreguez de sus altos techos, de sus arquerías interminables. Desde entonces queda la duda, la certeza: los espacios que Manuel Tolsa proyectara y que ejecutó José Gutiérrez contienen tal alegría nacida de la serenidad, tal armonía nimbada por la gracia, que cualquier niño, en su inocencia, recibiría sus dones a corazón abierto. Y sabría así que esa generosidad, dispuesta para él, implicaba un cobijo y un consuelo, un continuado gozo al descubrir cada vez esos espacios estupendos, esas fuentes rodeadas de árboles amistosos y llenos de pájaros que saludaban siempre las mañanas luminosas y las sombras tempranas de los pórticos. Cada niño cuyos días transcurrieron al amparo del Hospicio Cabañas debería así guardar por siempre lo que solamente la más alta arquitectura sabe dar: una invencible felicidad que en algo componía los pesares, los abandonos, las ausencias. La lechuza de guardia, blanquísima y majestuosa, gira en su vuelo vigilante sobre el patio de los naranjos, sobre el patio mayor. Conoce el venerable edificio de memoria. Logra oír las risas lejanas y las rondas idas: da testimonio de la bondad que ahora la alcanza y le da albergue en lo más alto de la linternilla iluminada. jpalomar@informador.com.mx

EL INFORMADOR

CRÓNICA

PÁGINA 5-B

VANESA ROBLES

La ilusión anda en patines

LA PISTA. Las caídas son la imagen constante en este lugar, que permanecerá hasta el 12 de enero de 2014.

Es gratis y ahí ni quien se acuerde de los gasolinazos y el aumento al transporte público

T

enemos la ilusión, en la plaza pública más importante del Centro de Guadalajara, ahí donde está el Padre de la Patria rompiendo las cadenas de la esclavitud. Tenemos la ilusión del paisaje polar y de que lo venceremos sobre un par de patines para hielo. La ilusión es gratis. Se aloja en una carpa blanca, como la nieve, en el centro de la Plaza de la Liberación. Ni quien se acuerde aquí de los gasolinazos. Ni quien hable del aumento al precio del transporte público. Ni quien sienta la crisis. Al contrario, esta mañana todos hicieron como que les valió una fregada hasta el olor ácido de los pies ajenos cuando se desnudaron de sus zapatos viejos. Los que iban de salida le entregaron a los recién llegados los patines calientitos. “Hasta eso, tiene sus ventajas: está haciendo un frío carajo”, le dijo para convencerla Jesús García a su novia Estefani, ambos oaxaqueños; ella, con unos lentes de contacto azules enmarcados en una piel de barro. Ambos neófitos en el arte de la patinada; ya no sobre hielo, sobre pavimento. Andaban de suerte el Jesús y la Estefani. No tuvieron que esperar su turno durante horas, como ha ocurrido otros días. La lluvia helada convocó a muy pocos a la pista. Los primeros y los más gandallas agarraron enseguida unas andaderas iguales a las que usan los ancianos, pero con ruedas. A Jesús y Estefani les tocó a mano limpia. Eran las diez y media de la mañana. Las puer-

tas se abrieron por fin para esta nueva camada de 70 patinadores, la mayoría mujeres y niños, aunque también amas de casa de más de medio siglo. En sus marcas, listos… Algunos que traían andadera se sentían los muy salsas, nomás hasta que se fueron de nalgas contra la cama de hielo y eso ocurrió luego luego. Entre ellos estaban el Pelón y su madre. El Pelón es un chiquillo flaco, de unos seis años. Usaba una chamarrona verde con rompevientos, que apenas lo dejaba moverse. Su madre aprovechó para agarrar el timón. Ella en los manubrios, el Pelón en el centro de la andadera, apenas habían pisado la pista y el pelón ya no hallaba cómo levantarse, porque los patines se le iban para adelante, con todo y pies, mientras la madre, aterrada cogía la andadera con todas sus fuerzas y de su boca salía una carcajada diabólica. Ahí iba el pelón una y otra vez a querer levantarse, una y otra vez a terminar en el agua congelada. Las madres se envalentonaron esta mañana. Doña Laura —por ponerle nombre— se ha de haber dicho ¿Cómo fregados no? Y ha de haber pensado que para animar a su prole de tres niños lo mejor era meterse ella misma en la pista. Doña Laura calculó mal. Doña Laura estuvo media hora asida con las dos manos al borde perimetral de metro y medio de altura que enmarca la pista de hielo. Tras ellas, como patos recién nacidos, su prole y otras doñas Lauras y otros chiquillos, en una fila india de 40 piernas temblorosas y 20 pares de manos firmes y ampolladas por el contacto firme con la valla metálica. Entre las rodillas y los muslos de estas Lauras pasaba lento, muy lento el deseo de bienestar, amor y prosperidad que las autoridades mandaron poner enunletrero,pocosdíasantesdequelasmismasautoridades aceptaran un aumento de un peso en el costo de un transporte público de cuarta. Pero estábamos en el primer mundo, al que esta mañana llegaron el Juancho y los otros del barrio de San Andrés, muy cuates ellos y muy machos ellos hasta que mordieron el hielo. En el cen-

tro de una pista que es como una escena larga de una película que podría ser el Ensayo sobre la ceguera, o The Walking Dead temporada 32 o Cuidado bebé suelto, en las que los extras tienen un paso lento, envejecido, a tientas. O de plano dramático. Por fin la progenitora intentó levantar al Pelón, que en el centro de la pista siguió echando los pies adelante y las nalgas al hielo. Para levantar al Pelón, la progenitora se asió a la andadera con la mano izquierda, con la que es muy probable que tenga menos fuerza porque es muy probable que la progenitora no sea zurda. Un trabajador de la pista vino a levantarlos a los dos. No fue fácil. El Pelón quiso irse, aterrorizado. Afuera de la pista su progenitora lo agarró a coscorrones. “Ándele chillón”. Como ellos, alrededor de 16% son desertores, afirma uno de los encargados, el que pone la música en inglés, programa la proyección de unos copos de nieve lila sobre las paredes de la carpa y debe ser matemático especialista en la regla de tres. Jesús y Estefani siguieron en la patinada porque Oaxaca queda lejos y allá también hay pista, pero les da vergüenza que los vean derrapar. Esfefani se portó muy paciente con Jesús… los primeros cinco minutos. Ella jamás había patinado, pero rápido agarró la maña. Jesús nomás no pudo e hicieron la escena de luchas grecorromanas cuando estaban en el piso. Estefani se paró, lo paró y lo dejó en el centro de la pista. Jesús juró que volverá a intentarlo. No fue él, dijo, fue el hielo que está lleno de chipotes y baches. “La ilusión muere al último”, según Jesús García. La ilusión, según el diccionario de la Real Academia Española es un “concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos”. La de la plaza de la Liberación permanecerá en pie hasta el 12 de enero de 2014

Armando González Escoto

LOS COLORES DEL TIEMPO ¿Quién puede adivinar el futuro? Solamente aquellas personas que conocen en profundidad el presente, los asiduos observadores de las oscilaciones económicas, políticas, y sociales. Los que llevan cuenta de los comportamientos históricos de individuos y comunidades, pero también los ciudadanos comunes que sin el acceso a tantas fuentes de información, contamos con memoria y previsión. El año que viene es un año preelectoral. El Gobierno tiene abundancia de recursos estatales y federales para montar un escenario positivo que favorezca triunfos electorales. Sea cual sea la motivación ¿serán bien empleados estos recursos, o se tirarán a la basura de las apariencias y los relumbrones, del reparto de despensas y electrodomésticos? Este cúmulo de dinero ¿seguirá usándose para dar empleo a posibles votantes? El Papa Francisco, en su exhortación “La Alegría del Evangelio” puso serios retos a las iglesias locales ¿podrán éstas dar seguimiento a los planteamientos expresados en dicho documento? ¿Serán capaces los líderes religiosos de aplicar a sus personas, acciones y estrategias, el espíritu del Papa? Las respuestas no son difíciles de obtener si analizamos los comportamientos que suelen tener las comunidades religiosas cada vez que aparece un nuevo documento pontificio. En el segundo año de Gobierno municipal puede ocurrir o que todo mundo ande ya distraído por la inminencia de las elecciones, o que finalmente todo mundo se aplique al menos por este año a cumplir con sus obligaciones, que sería lo más inteligente si se quiere efectivamente competir en la nueva justa partidista. Los problemas sociales urbanos no van a desaparecer porque se pasa de un año al otro. Marginación, pobreza, pandillerismo, adicciones de to-

El año que viene do tipo, violencia intrafamiliar y social, inseguridad generalizada, ambulantaje, anarquía ciudadana, elitismo, grafiteo, contaminación, basura desperdigada por todas partes, ejecuciones, sepulturas clandestinas, chantajes, neurosis colectiva, desconfianza de todos para con todos, crisis de valores, ¿podrán por fin las instituciones públicas y privadas trazar un plan de acción conjunta que les lleve a enfrentar in solidum una problemática tan compleja? Ni duda que la comunidad seguirá experimentando tanto sus necesidades naturales como sobre todo las artificiales, razón por la cual todo mundo seguirá tratando de ganar dinero a pasto, sin detenerse en valores, principios, leyes o penas ¿veremos por fin que el buen juez por su casa empiece, y que quién lo deba hacer ponga orden y sanción a la clase política, hoy por hoy la más ávida y la más carente de escrúpulos? Es el año en que las reformas propuestas y aprobadas en México se pondrán en práctica ¿tendrán los responsables la capacidad de hacer los ajustes, de prever los desvíos, de corregir los errores que las reformas contienen? ¿Seguirá el futuro del país secuestrado por plantones de maestros y arreglos bajo la mesa? ¿Podrá alguien limitar la economía informal hoy tan favorecida por la reforma hacendaria? El compromiso fundamental, en el cual todos deberíamos implicarnos, es seguir creando ciudadanía, una ciudadanía con conciencia democrática activa, lo cual requiere la participación de las instancias sobre todo privadas, que las públicas estarían más bien interesadas en mantener a la sociedad en su habitual alienación. El feliz y próspero año nuevo no cae del cielo, exige la participación honesta e inteligente de todos. armando.gon@univa.mx

EL INFORMADOR • A. GARCÍA

Domingo 29 de diciembre de 2013


PÁGINA 6-B

EL INFORMADOR

Domingo 29 de diciembre de 2013

EL INFORMADOR • M. VARGAS

PERSONAJES DE LA CIUDAD. UN VUELO DE 47 AÑOS LLEGA A SU FIN

MEMORIAS. Fernando Morales Vela se jubiló después de 26 mil 529 horas de servicio. Fue piloto de Elizabeth Taylor y Richard Burton y de García Márquez.

“Estar en el aire es algo muy parecido a la libertad” De sus recuerdos, el piloto Fernando Morales Vela comparte los impresionantes paisajes que sólo se dibujan desde la cabina de un avión Brenda Ramos

E

s la última vez que te vas a poner el uniforme”, le dijo su esposa a Fernando Morales Vela. Quizás no sea la última vez, pero está impecable: ataviado en un traje oscuro, el saco abotonado, la silueta delgada y el temple tranquilo. El gorro reposa a un lado. No hay prisa, porque no está en la sala de espera de un aeropuerto, sino en la comodidad de su casa. El 13 de diciembre de 2013, el vuelo 808 de Interjet aterrizó a las 17:05 horas en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara. Venía de Los Cabos y el piloto era Fernando Morales Vela. Era un día antes de su cumpleaños número 65, edad límite para trabajar en esa aerolínea. Tras 47 años en el aire, el capitán se quitó el gorro sellando 26 mil 529 horas de servicio. Él las recuerda en forma de paisajes radiantes, privilegio que sólo tienen los que tripulan las cabinas de los aviones. “Tenemos una panorámica muy bonita. Yo considero que es uno de los regalos más bellos de nuestro trabajo, porque aun siendo el mismo mundo, con la luz del amanecer o del crepúsculo, ya cuando se va ocultar, cambian los colores. Los ríos parecen a veces de oro. O las pequeñas lagunitas, como si fuesen de plata. El mismo Lago de Chapala cambia de color conforme a la hora. Es muy bonito”. Al principio quería estudiar medicina o arquitectura. La familia donde creció, con una relación cercana a la aviación, lo guió por otro camino. “De chico yo escuchaba que tenía un tío piloto. Mi papá también trabajo en la aviación. Ya de adolescente, mi hermano el más grande decidió ingresar en el Colegio del Aire y a partir de ahí yo me sentí más atraído”. Fernando nació en Durango, pero prácticamente creció en Guadalajara, pues su familia se mudó cuando era pequeño. A los 17 años ingresó

reando hasta salir del mal tiempo. Íbamos atrás de ellos, rumbo a Los Ángeles”.

La soledad del piloto

Un trabajador del aire, piloto o sobrecargo, pasa entre 60% y 70% de su tiempo fuera de su casa, de su ciudad. Una reglamentación internacional rige las jornadas laborales, y por cuestiones de seguridad del pasaje se prevén descansos mínimos de 12 horas en los casos en los que hay que pernoctar, así como límites de carga horaria. “No podemos volar más de 90 horas en un mes, Fernando Morales Vela soñó con todo eso. A la ni más de dos mil horas en un año. Y sí, muchas vecomo cadete al Colegio del Aire, en 1965. La primera vez que se elevó fue en una de esas naves mi- ciudad de Nueva York la describe como “una alfom- ces extraña uno mucho, porque quienes viven fuebra de millones de luces”. Otra de sus impresiones ra provisionalmente, trabajan en México pero vilitares, pequeñas, apenas para dos personas. “Estar en el aire es algo muy parecido a la li- másvívidaseslaCordilleradelosAndes,cubiertapor ven en Querétaro o en otra parte, pues no pueden ir a su casa, porque tardarían otras dos horas en ir bertad. Nunca he sido ave pero yo creo que es lo una capa de nieve iluminada con luz de luna. “La otra emoción es estar en los controles de y otras dos horas en regresar, y entonces es un pomismo que sienten: libertad de poder desplazarse hacia donde quieran, ver el mundo desde arriba. un avión con alta tecnología. Todo se puede hacer quito de sacrificio para que la familia esté mejor”. Los pilotos y sobrecargos pasan horas de vueMi primer vuelo lo recuerdo muy bien: sentía yo con el giro de unos pequeños botones”. El piloto es testigo viviente de los lo, todas las semanas, incomunicados con sus faque estaba volando pero sin el avión”. El adiestramiento duró tres años, “Los ríos parecen a avances en la tecnología. “El primer milias, pues al menos en México todavía no se peravión donde aprendí a volar no tenía ni mite el uso de teléfonos celulares en los aviones. pero fue hasta 1976 cuando culminó su servicio como instructor en la Fuerza Aé- veces de oro. O las radio, pero los aviones modernos nave- La ventaja de todo esto es que a veces tienen oporgan con satélites, con todos sus proce- tunidad de turistear y conocer ciudades nuevas. rea Mexicana y empezó a trabajar en la dimientos automatizados. El 99% del “Cuando se da por ejemplo que los vuelos son dos aviación comercial: voló jets ejecutivos, pequeñas o tres veces a la semana, sí tenemos varios días de vuelo es automático”. aerotaxisyserviciosprivadosengeneral, En Mexicana paseaba por todo el descanso. Pero cuando son diarios, sí hay que sacon aviones con capacidad de hasta nue- lagunitas, como si continente americano, desde Canadá lir al día siguiente”. ve o 10 personas. En uno de ellos viajaFernando tiene dos hijas, una de ellas ya caronlosactoresestadunidensesElizabeth fuesen de plata” hasta Argentina, con rutas de hasta 10 horas. Pero, si gran parte del vuelo está sada y la otra a menos de un año de hacerlo. CuanTaylor y Richard Burton, de Houston a automatizado, la pregunta es: ¿qué es do terminaron la preparatoria, su papá les pregunPuerto Vallarta, a la medianoche. tó que si les interesaba la carrera de piloto. “Las dos “Por lo general cuando hay alguna personali- exactamente lo que hacen los pilotos? “Nuestro trabajo inicia cuando nos presenta- me dijeron que no y me sorprendió porque volaban dad, nos avisan”. Así conoció al escritor Gabriel García Márquez, a quien trasladó dos veces, y al mos en el aeropuerto y nos dan toda la informa- conmigo muy a gusto, les fascinaba”. La siguiente pregunta fue “¿por boxeador Muhammad Ali, poco después de que se ción. Si existiese algún factor, por ejemhabía retirado, quien viajaba con su hija de Nueva plo que fuésemos a atravesar una zona “Mi primer vuelo lo qué?”. La respuesta también fue unísona, pero más dura: “yo no quiero dejar York a Cancún. “Estaba muy desgastado su físico, de mal tiempo, en eso se concentraría incluso con Parkinson, y pues ahí reflexiona uno: especialmente el vuelo. ‘¿Qué haría- recuerdo muy bien: solos a mis hijos”. “En ese momento yo me di cuenmos? ¿Qué tenemos que hacer?’. El restodo se acaba”. Aunque para el joven Fernando, apenas empe- to es muy tranquilo, pero siempre vasentía yo que ta de que tenían razón, porque les duele mucho a las niñas y a los niños zaba la mayor travesía de su carrera. Tras pilotear mos observando los instrumentos, que jets, lo contrataron en una aerolínea pequeña que todo vaya bien, y periódicamente en al- estaba volando pero cuando se quedan solos. Saben que regresa uno en cuatro o cinco días y se llamaba Líneas Áreas del Centro. “Éramos po- gunos aviones tenemos que ir registranestá un rato, y luego otra vez, pero no cos pilotos y pocos aviones, y mucho trabajo. Y ya do los parámetros de los motores, todos sin el avión” hay otra forma”. después de eso ingresé a Mexicana de Aviación”. los sistemas del avión”. Tras jubilarse, Fernando aproveEl resto del tiempo la tripulación Ahí duró 29 años y se jubiló en 2008 apenas cumplidas seis décadas, edad límite para trabajar ahí. puede ir platicando sin perder detalle. Los pilo- cha al máximo su tiempo en tierra. El día de esta Quién diría que la jubilación definitiva parece que tos están obligados a hacer un monitoreo gene- entrevista, se levantó a las 5:00 horas y se preparó le llegó a Mexicana antes que a Fernando, pues dos ral de todos los sistemas cada 15 minutos. Si el un café. Dice que ahora va a dedicar más tiempo a años después, la compañía suspendió operaciones avión presenta alguna falla, no obstante, auto- leer y a pasear en bicicleta. Tiene planes de viajar y actualmente continúa en concurso mercantil, al máticamente emite una notificación visible y au- por placer; por lo pronto irá a Cozumel, con su esposa. “De alguna manera nos restringimos (los piborde de la quiebra. El piloto, en cambio, prestó sus dible, con luz ámbar o roja. Fernando se considera afortunado. En sus lotos), no somos mártires pero no podemos hacer servicios para Interjet por un lustro más y se reti47 años en el aire, no atravesó por ninguna emer- muchas cosas”. ra hasta 2013, con todas las glorias. Ha tenido varias invitaciones para regresar, gencia real. Lo más cercano fue cuando se enfrentó a una pérdida de radar por mal tiempo. pero ahora su decisión es quedarse en casa. “SienEmociones aéreas En los asientos de pasajero, las ventanas de las “Pero lo solucionamos muy bien. Pedimos infor- to que ya llegué a donde tenía que haber ido. Estoy aeronavespermitenobservarlasciudadesylasmon- mación de otro avión que venía atrás de noso- muy satisfecho con mi trabajo, muy agradecido tañas como pequeñas maquetas. Pero los pilotos tros, ajustamos nuestra velocidad —él estaba con Dios y tengo muchas cosas qué disfrutar”. Los pueden admirar la belleza de este mundo natural y dos mil pies arriba de nosotros en la misma ru- paisajes se los quedó él: imborrables, irrepetibles. artificial como si estuvieran en un altísimo balcón. ta— y entonces con el GPS nos fueron vecto- Ya es momento de dejar descansar a los cielos.

Carlos Cortés

VAMOS AL CINE Porque la vida y con ella el poder, es un préstamo, ayer se atrajo el recuerdo de la advertencia, por aquello que implica prestar. En el caso de la autoridad tiene lapsos determinados por la democracia en el proceso señalado por la Constitución. En el caso de México la reelección es concepto proscrito a partir de 1910 y así lo señalaban los escritos oficiales a manera de lema recordatorio de lucha revolucionaria para evitar el caer en la tentación, que entre otros puntos de la propuesta de Reformas Política condujo a la ruptura del Pacto por México; un logro del actual Jefe del Ejecutivo. El Pacto, a dicho del presidente Peña Nieto, es promotor de consenso y en tal sentido transitan discursos, disyuntivas y acuerdo en materia Energética, Educativa, Política y Hacendaria, con la perspectiva del año 2014 donde se supere la cifra actual del Producto interno Bruto para en el enfrentamiento de inversiones por parte de los sectores Público y Privado.

Inocente Palomita Los pronunciamientos conducen al plano económico con simultánea transparencia respaldada por la comunicación conducente al convencimiento de sectores inconformes, uno de tales, el magisterial en el que se han traspuestos los linderos diálogo y, sobre todo, de responsabilidad en ésta de importancia transcendente a educandos que de cualquier forma dejan en 2013 un tiempo irrecuperable. Las luchas entre las secciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de Educación –SNTE– y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación –CNTE– han llegado a la violencia, negando con ello principios y valores del sistema. Michoacán y Oaxaca son entidades de imagen deprimente y reprobable, donde no han faltado reproches a la autoridad por la falta de ejercicio enérgico que de realizarse así, podría calificarse negativo, autoritario y más por eventuales consecuencias. La violencia afecta a otras entidades, donde el crimen organiza-

do alterna con la población sobre grupos armados ilegalmente, como los llamados autodefensa, proclives a la delincuencia o la migración con desintegración familiar que tan solo puede aspirar a recibir algunas divisas para cobertura de gastos básicos. En este renglón también hay merma, las cifras descendieron; lo cual es lamentable, ya que anteriormente llegaron a constituir el segundo renglón de ingreso de divisas después del petróleo. La delincuencia asola los núcleos urbanos, puesto que los rurales alcanzan exiguos recursos para subsistencia o bien superan su situación en un plano de disimulo y simulación con simultánea convivencia en actividades a expensas de la ilegalidad. La apertura de un año entraña significado de renovación y bienaventuranza. En ese sentido cabe esperar, recibir e iniciar feliz tránsito por el 2014. Dios nos guarde de la discordia. sicpm@informador.com.mx


Tapatío 29 de diciembre de 2013