Page 1

FUNDADORES

Jesús Álvarez del Castillo V. Jorge Álvarez del Castillo Z. EDITOR-DIRECTOR

Carlos Álvarez del Castillo G.

SECCIÓN

B

AÑO XCV TOMO CCCLXVI NÚMERO 34087

GUADALAJARA, JAL., DOMINGO 1 DE JULIO DE 2012

CUADERNO DE LECTURA Pedro Ángel Palou: retrato oculto del orígen del cristianismo Página cuatro

cara a cara: iker casillas y Mario balotelli en la final europea Página ocho

Los cácaros, un oficio centenario en vías de extinción Páginas seis y siete

Supervisor: Eduardo Castañeda H. eduardo.castaneda@informador.com.mx / Ana López ana.lopez@informador.com.mx

EL INFORMADOR • E. BARRERA

Los que no beben alcohol con frecuencia lo harán aunque sea nomás por hacerlo, y los que sí, se abastecieron en supermercados, minisupers, tienditas y vinaterías de barrio. Hoy es día de elecciones, de final de futbol... y de beber en casa

Por Vanesa Robles que éramos impotenante nosotros mistes ante el alcohol. mos y ante otro ser Por eso, desde la mañana del viernes cohumano la naturaleza exacta de nuestros defecmenzamos a hacer provisión. Luego, durante el tos… y si lo sabe Dios, que lo sepa el mundo. día, vaciamos las bodegas de los supermercaValentina: de puro coraje, el domingo voy dos, minisuper, modeloramas y vinaterías de baa ir a votar bien peda y les voy a destrozar las rrio. Si las fiestas no nos gustan, armamos una para no que- casillas… nomás por su mugre #LeySeca. darnos con las ganas. Si beber alcohol no era importante, lo pusimos en el centro de nuestras vidas. Jesús, que no es un dispuestos a dejar tomador compulsivo, que prefiere el café, que no es fiestero que Dios nos liberase compró un cartón para el fin, “por si se ofrece”. se de nuestros defectos. acreerqueunPoderSuperioranosotrosmismospodría devolvernos el sano juicio. que nos liberase. Llegamos a creerlo, pero nos falló. El Poder Superior se llama Código Federal Para liberarnos del alcohol que logramos de Instituciones y Procedimientos Electorales. acopiar en nuestras casas y refrigeradores, Le apodan “Cofipe”. En el artículo 286 dice que como si se tratara de despensas en tiempos de el día de la elección y el anterior, las autoridades de cada Esguerra, armamos guateques memorables y lotado podrán limitar el horario de los expendios de bebidas embriagantes”, disposición que la mayoría de los goberna- gramos que las madrugadas del sábado y el domingo las dores de México —incluso Emilio González—, entendió co- calles de la Zona Metropolitana de Guadalajara fueran las mo: “Prohíban los tragos”, ordenamiento que los ciudadanos más inseguras, por la circulación de tantos conductores leyeron como: “A beber se ha dicho, que se hace tarde”, con alcoholizados. las mismas consecuencias que a Al Capone conoció bien.

Admitimos

1

Admitimos

5

Estuvimos

Llegamos

Pedimos

2

7

poner nuestras voluntades al cuidado del Poder Superior, y con muy mala voluntad nos desquitamos en el Twitter. Carmen GB: si realmente nos quisieran sobrios y lúcidos para las elecciones, prohibirían la TV, no el alcohol #LeySeca. El Basilio: si no te compra un 18 para aguantar la #LeySeca no te ama. Jazz 333: un minuto de silencio por todos esos orgasmos que morirán gracias a la #LeySeca. Y puras de esas.

Decidimos

PARA SABER Prohibido beber, casi centenario Lla restricción de venta de bebidas alcohólicas 24 horas antes de los procesos electorales y durante toda la jornada de los comicios, se aplicó en México desde 1915. Sin embargo, dicha ley fue derogada en abril de 2007, con lo que se dejó a criterio de cada entidad de la República la amplitud de la medida.

3

hicimos un minucioso inventario personal. Y si en la alacena faltaba algo —no frijoles ni atún ni azúcar ni leche; si faltaba alcohol—, corrimos a los autoservicios especializados en bebidas alcohólicas. Si no pudimos ir nosotros, mandamos a alguien. En los últimos minutos del viernes, Félix Ponce cargaba, con trabajos, una caja, en la esquina de las avenidas México y Golfo de Cortés. 15 kilogramos de cerveza y vodka para su patrón: “La ley seca tiene más agua que nunca”, alcanzó a decir entre pujidos.

Sin miedo,

4

6

una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño. Por eso, si el viernes estábamos a cargo de una gran tienda de delicatessen y vinos, instruimos a cada uno de nuestros empleados, para que abordaran a cada uno de nuestros clientes y les recordaran que el sábado no venderíamos ni-media-gota-de-alcohol y esa desagradable noticia continuaría haaasta el lunes: “Oiga se pasan de lanza. Una disculpa. No somos nosotros, es la ley”, rezó, todo el viernes, una mujer con gorra y mandil, en la gran tienda delicatessen cercana a la Avenida Terranova.

Hicimos

8

directamente el daño causado. Si el viernes estábamos a cargo de un autoservicio, tienda especializada o supermercado, anunciamos grandes ofertones en el departamento de vinos y licores, y resultó: “Yo compraré esta tarde un cartón de 24 cervezas (200 pesos, muy recomendable), un vino tinto y tequila. Me da terror que se me antoje algo de eso el fin y no tener”, escribió Jonathan en Facebook.

Reparamos

9

haciendo nuestro inventario; cuando nos equivocamos lo admitimos. Y acudimos con uno de los muchos revendedores que anunciaron existencias de bebidas alcohólicas, a través de internet.

Continuamos

10

mejorar nuestro contacto consciente con nuestro Poder Superior, pidiéndole que nos dejase conocer su voluntad. Yrenegamoscuandosupimosquenohabíade otra; que nuestro bar debe permanecer cerrado en las mejores fechas para abrir. “La ley seca no detiene a nadie a tomar, pero sí jode a los dueños de bares; voy a perder entre 25 mil y 35 mil pesos”, dijo George, dueño de un antro modesto del Centro de Guadalajara: “No darte de chupar para que votes me parece que es tratarnos como infantes”, añadió. Gabriela Velasco, encargada de La Nacional, un restaurante en la zona de Chapultepec, explicó que en negocios como ese, 40% de las ventas y gran parte de los ingresos en ese caso de 26 personas—, provienen de las espirituosas y las propinan que de ellas chorrean. “No hay consumo, no hay propinas y no llega el dinero a casa de cientos de personas. A los restaurantes nos va a pegar mal”, según Jacobo Almansa, gerente de Zaguán Lambarri, otro sitio de la zona.

Buscamos

11

12

obtenido un despertar espiritual, tratamos de llevar el mensaje a otros. El mensaje es: la ley seca sirve para que nos entren más ganas de beber.

Habiendo


PÁGINA 2-B

EL INFORMADOR

Juan Palomar

Mario Vargas Llosa

DIARIO DE UN ESPECTADOR

PIEDRA DE TOQUE

Regresar al jardín del ITESO en verano siempre es una revelación. Por más que se acompañen sus días a lo largo del año, esimprevisible—poralgunaafortunadarazón—elesplendor que las lluvias traen al campus. Un viejo camichín despliega sus ramas a las que la humedad volvió un racimo de sombríos prodigios. El arboretum de atrás de la escuela de arquitectura abre la verde panoplia de sus árboles de rara condición e insospechadas características. Los follajes parecen ahora la imagen de la feracidad y la abundancia. Enseñanza permanente del jardín con la que pocas lecciones profesorales pueden rivalizar: rinden ahora frutos las empecinadas medidas queelPadreXavierScheiflertomóhacemuchosaños,loslargos cuidados de Cenobio Gómez, Rodolfo Chávez y su equipo de jardineros, la multitud de pequeñas providencias y cuidadosas contribuciones que forman los jardines. Tómense dos hileras de fresnos separadas unos 10 metros y largas de una centena, cuídese el avance de cada árbol, colóquese una cruz como remate, agréguense 30 años: la calzada de don Xavier es ahora un absoluto regalo para quien la considere. Et sic de coeteris: Ad Majorem Dei Gloriam. ** Conferencia. El diseñador húngaro István Orozs, invitado a la escuela de Diseño del ITESO por Felipe Covarrubias, realizó una exposición de sus trabajos el pasado miércoles. El resultado fue el pasmo entusiasta de la concurrencia. Alguien le preguntó al final que de dónde sacaba la imaginería de sus producciones, que nada le piden al trabajo de grandes grabadores de la historia. Orozs contestó que así como muchos de sus compatriotas habían buscado, durante los años negros de la dictadura, refugio en el extranjero, él había preferido exiliarse en el pasado. Vale mucho la pena asomarse a la página web del artista magiar: http://web.axelero.hu/utisz/page.htm. Es una puerta de entrada a un mundo asombroso en donde István dialoga con M.C. Escher y borda y juega con sus obras llevándolas a nuevos límites, en donde hace guiños a Arcimboldo y a Dalí con sus enigmáticos trabajos anamórficos, se acuerda de Borges y de Piranesi, hace gala de un fino humor, punza con sus propuestas gráficas irónicas y certeras… Un grato regalo para los que lo vieron y oyeron. ** Exposición: Bajo tu amparo nos acogemos: Santos patronos jurados de Guadalajara. Esta muestra abrió sus puertas esta semana en el aguerrido Museo de la Ciudad que dirige con tino Patricia Urzúa. Señalada vez en la que por primera ocasión ya se usan las dos salas del anexo que arduamente se rescató y ahora amplía las instalaciones. Una exposición reducida en tamaño pero de largo aliento. Dice Alfonso Alfaro: “El ayuntamiento, rector y protector de vasallos libres, celebraba en su nombre un pacto simbólico con los habitantes del cielo y asentaba así el carácter sagrado y legítimo de su autoridad y hacía patente su desvelo por la seguridad y prosperidad de sus gobernados… En esta exposición asistimos a esos momentos en que los ayuntamientos donde participaban nuestros ancestros decidieron y votaron: eligieron cuáles eran las fuerzas del universo de las que esperaban socorro y a quienes hacían testigos de su responsabilidad de velar por sus István dialoga con vecinos.” Y los patronos jurados son: San Miguel Escher y borda y juega Arcángel, San Clemente papa, San Sebastián, San con sus obras llevándolas Martín de Tours, Nuestra Señora de la Soledad, a nuevos límites, en Nuestra Señora de la Expectación de Zapopan. donde hace guiños Dos del siglo XVI, dos del a Arcimboldo y a Dalí XVII, dos del XVIII. Vuelve a la memoria la estampa de tan popular con sus enigmáticos arraigo, encontrada en múltiples lugares, del ca- trabajos anamórficos ballero del casco romano que con su espada divide en dos su capa para darle cobijo a un mendigo: San Martín; la gravedad de haber tumbado la iglesia de la Soledad para hacer la Rotonda: recuérdese que Díaz Morales había planteado conservar la edificación y por esa razón fue el arquitecto Vicente Mendiola, secundado por Miguel Aldana, quienes se encargaron del proyecto rechazado por don Nacho. Y la premura con la que dos buenas señoras de Guadalajara se dieron a la tarea de hacer otra sede para la Virgen: Nuestra Señora de la Soledad sobre Avenida Vallarta, proyecto de Pedro Castellanos. ** Este espectador no tiene más remedio que transcribir el primer párrafo del texto que Jorge Esquinca escribió para la presentación —hace algunas semanas— del libro La casa de Luis Barragán: un valor universal. Honda reflexión, diáfana enseñanza: “Una de las más entrañables analogías para describir el quehacer de un artista, es aquella que emplea Paul Klee al compararlo con un árbol. Bien enraizado, alimentándose de una sustancia múltiple y turbia, el árbol levanta un tronco singular aunque semejante a los de su especie. Ese tallo habrá de ser el cauce de una trasmutación ascendente. Frondas y raíces, hermanas antípodas, difieren. Las primeras, en arrebato solar, se bifurcan y desplazan mecidas por el viento hacia la luz, ocupan el espacio y se diversifican en formas de difícil pronóstico. Las segundas siguen los rumbos de una aventura subterránea, íntima; lejos del aire y la luz, absorben una porción del limo nutricio que permitirá al árbol el despliegue de su ramaje visible. Nada tienen que ver —en su constitución, en sus matices y texturas, en sus afanes claros o secretos— frondas y raíces. Y, sin embargo, conforman un mismo, sólido milagro. Cada gran artista, a su manera, prolonga este trabajo humilde y misterioso.” ** Homenaje a István Orozs: Logró, gracias a los oficios de un zapatero mañoso, imprimir en la suela de su zapato derecho un signo de interrogación. Y luego se dedicó, con aplicación maniática, a recorrer así calzado la ciudad. Sus huellas aparecían en parques y mercados, atrios de iglesia y halles de negocios: una interrogación que ponía en duda la certeza misma de los lugares que recorría, que hacía rascarse la cabeza a quienes reparaban en tales rastros. Dio varios giros, con particular empeño, al palacio de gobierno: la secuencia de interrogantes parecía tener el objetivo de las trompetas de Jericó. Atravesó calles y calzadas, entró en tabernas y lupanares. La pregunta que dejaba a su paso recordaba la traducción del famoso poema de Poe: ¿Paraqué? ¿Paraqué? Poco a poco el escepticismo se fue apoderando de los habitantes. Luego vinieron la marea de cuestionamientos, las impugnaciones, los motines. Una interrogación acabó, poco después, por prender fuego a la ciudad. El caminante recorre ahora otros destinos. jpalomar@informador.com.mx

Domingo 1 de julio de 2012

La marihuana sale del armario Poco a poco, la batalla por la legalización de las drogas va abriéndose camino y haciendo retroceder a quienes, contra la evidencia misma de los hechos, creen que la represión de la producción y el consumo es la mejor manera de combatir el uso de estupefacientes y las cataclísmicas consecuencias que tiene el narcotráfico en la vida de las naciones. Hay que aplaudir la valerosa decisión del Gobierno de Uruguay y de su presidente, José Mujica, de proponer al Parlamento una ley legalizando el cultivo y la venta de cannabis. De ser aprobada —lo que parece seguro pues el Frente Amplio tiene mayoría en ambas cámaras y, además, hay diputados y senadores de los partidos de oposición, Blanco y Colorado, que aprueban la medida—, ésta infligirá un duro revés a las mafias que, de un tiempo a esta parte, utilizan a ese país no sólo como mercado de la droga sino como una plataforma para exportarla a Europa y Asia. Esta ley forma parte de una serie de disposiciones encaminadas a combatir la “inseguridad ciudadana”, agravada de un tiempo a esta parte en Uruguay, al igual que en toda América Latina, por la criminalidad asociada al narcotráfico. “Alguien tiene que ser el primero”, declaró el presidente Mujica a O’Globo, de Brasil. “Alguien tiene que empezar en América del Sur. Porque estamos perdiendo la batalla contra las drogas y el crimen en el continente”. Y el ministro de Defensa de Uruguay, Eleuterio Fernández Huidobro, señaló, como razón central de este paso audaz, que “la prohibición de ciertas drogas le está generando al país más problemas que la droga misma”. No se puede decir de manera más lúcida y concisa una verdad de la que tenemos pruebas todos los días, en el mundo entero, con las noticias de los asesinatos, secuestros, torturas, atentados terroristas, guerras gansteriles, que están sembrando de cadáveres inocentes las ciudades del mundo, y el deterioro sistemático de las instituciones democráticas de los países, cada día más numerosos, donde los poderosos cárteles de la droga corrompen funcionarios, jueces, policías, periodistas y a veces deciden los resultados de las justas electorales. La prohibición de la droga sólo ha servido para convertir al narcotráfico en un poder económico y criminal vertiginoso que ha multiplicado la inseguridad y la violencia y que podría muy pronto llenar el Tercer Mundo de narcoestados. Según las primeras informaciones, este proyecto de ley pondrá en manos del Estado uruguayo el control de la calidad, cantidad y precio de la marihuana y los compradores deberán registrarse y tener cumplidos 18 años de edad. Cada comprador podrá adquirir un máximo de 40 porros al mes y los impuestos que graven la venta se emplearán en tratamientos de rehabilitación y de prevención y en la creación de un centro de control de calidad del producto. En un comentario a la iniciativa uruguaya que leo en Time Magazine, por lo demás muy favorable a la medida, se recuerda el mal administrador que suele ser el sector público, y con buen juicio se deplora que no se deje en libertad al sector privado de llevar a cabo esta tarea, eso sí, bajo una estricta regulación. En ese mismo ensayo se examina lo ocurrido en Portugal, donde desde hace una decena de años se legalizó de manera parcial la marihuana sin que ello haya traído consigo el aumento del consumo de drogas más fuertes, que es lo que suelen alegar que ocurrirá los que se oponen de manera irreductible a la legalización de las llamadas drogas blandas. Time Magazine recuerda además que, según las últimas encuestas, un 50% de los ciudadanos de Estados Unidos se declaran a favor de la legalización del cannabis.Extraordinariaevolucióncuandounorecuerdalatempestaddecríticas, yhastadeinjurias,querecibióhacealgunasdécadasMiltonFriedmancuando defendió la legalización de las drogas y predijo el absoluto fracaso de la política de represión en las que los gobiernos de Estados Unidos han gastado ya muchos billones de dólares. El Gobierno del Uruguay, al atreverse a legalizar la marihuana, hace suyos muchos de los argumentos y estudios que viene difundiendo la Comisión Latinoamericana de Drogas y Democracia, que encabezan los expresidentes Fernando Henrique Cardoso de Brasil, César Gaviria de Colombia y Ernesto Zedillo de México, y de la que yo mismo formo parte con otras dieciocho personas, de distintas profesiones y quehaceres, de la región. Recibida al principio con reticencias y preocupación, y a veces duras críticas, esta Comisión ha ido ganando audiencia y respetabilidad por la seriedad de sus trabajos, en los que han participado siempre especialistas destacados, por su espíritu dialogante y la clara voca-

ción democrática que la inspira. El problema de la droga ya no sólo concierne a la salud pública, al descarrío de tantos niños y jóvenes a que muchas veces conduce, y ni siquiera a los terribles índices del aumento de la criminalidad que provoca, sino a la misma supervivencia de la democracia. La política represiva no ha restringido el consumo en país alguno, pues en todos, desarrollados o subdesarrollados, ha seguido creciendo de manera paulatina, y sí ha tenido en cambio la perversa consecuencia de encarecer cada vez más los precios de las drogas. Esto ha transformado a los cárteles que controlan su producción y comercialización en verdaderos imperios económicos, armados hasta los dientes con las armas más modernas y mortíferas, con recursos que les permiten infiltrarse en todos los rodajes del Estado y una capacidad de intimidación y corrupción prácticamente ilimitada. Lo ocurrido en México es sumamente instructivo. El Presidente Calderón, consciente del enorme riesgo para el funcionamiento de las instituciones que representaba el narcotráfico, decidió combatirlo de manera frontal, incorporando al Ejército a esta lucha. Los 50 mil muertos que esta guerra lleva ya en su haber no parece haber hecho mayor mella en las actividades criminales de los mafiosos, ni haber disminuido para nada el consumo de drogas blandas o duras en la sociedad mexicana, y sí, en cambio, ha desatado una creciente desesperanza y decepción hacia el Gobierno, al que se reprocha incluso, con dureza, “haber declarado una guerra que no se podía ganar”. ¡Fantástica conclusión! ¿Había, pues, que bajar los brazos, rendirse, mirar para otro lado, y dejar que los pistoleros y traficantes de la droga se fueran apoderando poco a poco de todas las instituciones de México, que pasaran a ser ellos los verdaderos gobernantes de ese país? Evidentemente, ésa no podía ser la solución. ¿Cuál entonces? La que, con gran mérito, está emprendiendo el Gobierno uruguayo. Cambiar de táctica, pues la puramente represiva no sirve y es contraproducente, ya que beneficia a la mafia, a la que enriquece y confiere más poder. En las actuales circunstancias, la primera prioridad no es poner fin a la producción y al consumo de drogas, sino acabar con la criminalidad que depende íntimamente de estas actividades. Y para ello no hay otro camino que la legalización. Desde luego que legalizar las drogas implica riesgos. Deben ser tomados en cuenta y combatidos. Por ello, quienes defendemos la legalización siempre subrayamos que esta medida debe ir acompañada de un esfuerzo paralelo para informar, rehabilitar y prevenir el consumo de estupefacientes perjudiciales para la salud. Se ha hecho en el caso del tabaco y con bastante éxito, en el mundo entero. El consumo de cigarrillos ha disminuido y hoy día quedan pocos lugares donde los ciudadanos no sepan los riesgos a los que se exponen fumando. Si quieren correrlos, sabiendo muy bien lo que hacen, ¿no es su derecho hacerlo? Yo creo que sí y que no está entre las funciones del Estado impedir a un ciudadano que goza de sus facultades llenarse los pulmones de nicotina si le da su real gana. Siempre he tenido una gran simpatía por el Uruguay, desde el año 1966, en que fui a Montevideo por primera vez y descubrí que América Latina no era sólo una tierra de gorilas y terroristas, de revolucionarios y fanáticos, de explotadores y explotados, que podía ser también tierra de tolerancia, coexistencia, democracia, cultura y libertad. Es verdad que Uruguay pasó a vivir luego la atroz experiencia de una dictadura militar. Pero la vieja tradición democrática le ha permitido recuperarse más pronto que otros países y hoy, quién lo hubiera dicho, bajo un Gobierno de un Frente Amplio que parecía tan radical, y un presidente de 77 años que fue guerrillero, es otra vez un modelo de legalidad, libertad, progreso y creatividad, un ejemplo que los demás países latinoamericanos deberían seguir.

Antonio Ortuño

NOTA DE PASO

La mano del Gobierno

Llevado por los entusiasmos electorales que se abaten por estos días so- que las editoriales privadas fungirán como archivos literarios vivienbre la República, un amigo me preguntaba la semana pasada por mi pos- tes de nuestras letras es ser directamente imbécil. Los sellos particutura sobre las acciones que un Gobierno, de cualquier color político, de- lares buscan, en esencia, vender todo lo que se pueda, sin más coarbería tomar con respecto a la literatura nacional. Como tuve a bien tadas artísticas que las que se le ocurran al departamento de solapas reírme de la formulación (que debí reconocer asombrosamente similar y cintillos. Es decir, si las estrellas de la temporada son los títulos rea las que tantas veces nos infligen opinadores de todo tiferentes a la crianza de puercos, eso promoverán, lo po sobre cualquier tema humano o divino, desde el futmismo que si se ponen de moda la astronomía compabol al tepache pasando por la Bolsa de valores, el abor- Pensar que las editoriales rada maya-caldea o la novela policial sueca (cosas que, to y la eutanasia), mi amigo se sintió obligado a precisar ay, ya ocurrieron). su punto: ¿qué tendría que hacer un Gobierno al respec- privadas fungirán como Por otro lado, la protección gubernamental, meto de la creación literaria de sus ciudadanos? diante becas y publicaciones, a los libros escritos por Otro amigo presente, autocoronado como profeta del archivos literarios los nativos de cierto rancho, Estado, barrio o país tamlibre mercado (a veces parecen extinguirse, pero con las poco garantiza que estos sean de relevancia literaria. lluvias rebrotan como honguitos), postuló que el Estado no vivientes de nuestras O que alcancen niveles mínimos de calidad. Y, sin emtiene obligación alguna de patrocinar ninguna actividad bargo, sin intervención oficial, ya sea mediante orgaqueelmercadonojustifiquecomoredituable.Ydioporsen- letras es ser nismos como nuestro Conaculta o a través de las cotado que las editoriales privadas y sus departamentos de lecciones de universidades e instituciones públicas, mercadotecnia eran todo apoyo para los autores y la pro- directamente imbécil es muy probable que buena parte de nuestro pasado mocióndesulecturaqueunasociedadsananecesitaba. No literario estuviera confinado en digitalizaciones falta quien piense así en el mundillo literario nacional, pechuecas o fotocopias rabonas y que en porciones noro la actitud predominante es la contraria: se espera que los gobiernos de tables del territorio nacional no existiera un solo autor publicado todos los niveles (desde la Federación hasta el ayuntamiento de San Pon- (pensar que el mercado hace una selección natural estética indiscuciano de los Tecolotes) anden repartiendo becas entre quienes escriben y se tible es, de nuevo, resignarse a la tontería). encarguen, además, de publicarles los libros y hasta de imprimir revistas en El Gobierno difícilmente podrá ser el único y mejor promotor de donde se les haga un poco de caso. nuestros autores más ilustres. Pero como conservador del legado liteAmbo extremos, me parece, importan errores de bulto. Pensar rario, como proveedor de oportunidades, su labor es irrenunciable.


Domingo 1 de julio de 2012

EL INFORMADOR

PÁGINA 3-B

Raymundo Riva Palacio

¿Por quién votar? ¿Por la primera candidata presidencial de un partido grande? ¿Por el heredero del Grupo Atlacomulco, un cuerpo mitificado que representa a la más poderosa maquinaria política en México? ¿Por un hombre que es capaz de irse al desierto seis años y regresar con la fuerza para aspirar por segunda vez a la Presidencia? ¿Por un académico que además de enfrentar a sus adversarios tuvo que luchar contra un molino de viento llamado Elba Esther Gordillo? La elección presidencial este domingo tiene dos perfiles, el ciudadano, que encarnan Josefina Vázquez Mota del PAN, y Gabriel Quadri de Nueva Alianza, y el de políticos de cuna, Enrique Peña Nieto del PRI y el Partido Verde, y Andrés Manuel López Obrador, del PRD, PT y Movimiento Ciudadano. Pero uno a uno, son totalmente diferentes. Vázquez Mota llegó a la candidatura presidencial con las herramientas que le podrían permitir ganar una contienda interna: operadores políticos, armadores de pactos, dinero y mucho trabajo. Pero para competir por la Presidencia y enfrentar al experimentado López Obrador, y a un político cuajado, Peña Nieto, necesitaba todo eso y algo más: mostrar que no era vacía ni de ligera intensidad, pero sobretodo, hambre para ganar. Las encuestas no le favorecen, reflejo directo de los altibajos de su campaña. Tuvo fallas tácticas —sus primeros spots —, estratégicas — mala organización y la indefinición de su posicionamiento frente al partido en el poder, al que pertenece—, y personales —la fragilidad de una candidata que carecía de potencia—. Vázquez Mota quiso ser otra, pero no pudo. La faltó fuerza y foco en el discurso. Cuando cambió su estrategia a motivadora de emociones y se asumió como lo que era —la candidata oficialista —, su campaña retomó el vuelo. La pregunta hoy es si lo habrá logrado. No sucedió lo mismo con Peña Nieto, el hijo pródigo de Atlacomulco de quien se pensaba era de plástico, etéreo y superficial, que resultó un político que no dejó cabos sueltos. Frío, mostró buenos reflejos y, sobretodo, disciplina en su campaña. No arriesgó y administró su ventaja. Resolvió los ba-

Al final del día rruntosqueseestabanformandoenelPRIduranteelprocesodelascandidaturas para el Senado y la Cámara de Diputados, y amarró la alianza con quien tenía que hacerlo: Manlio Fabio Beltrones, su adversario por la candidatura, con quien arregló que, de llegar a la Presidencia, sería clave en las reformas estructurales que quiere hacer en los primeros meses de su Gobierno. Heredero de lo mejor de la clase política mexiquense, con el carisma de Adolfo López Mateos y de Carlos Hank González, Peña Nieto comenzaba a dar señales de poseer también lo peor del viejo PRI, pero los golpes que recibió en la campaña le modificaron el talante soberbio con el que la había empezado. En esos tiempos, hace ya casi 90 días, la preferencia electoral le daba ventajas por encima de 25 puntos frente a sus adversarios. “Sería una desgracia que ganara por más de dos dígitos”, se le dijo una vez, “porque si ahora están tan soberbios, ¿qué será cuando tengan un mandato tan poderoso?”. Peña Nieto sonreía: “Prefiero que me tilden de soberbio a tener un conflicto postelectoral”. No lo decía, pero en su cabeza estaba López Obrador, quien se fue a las calles en 2006 para protestar por la victoria de Felipe Calderón. El tabasqueño no tenía opciones reales al arrancar la campaña por los malos recuerdos de aquella batalla callejera por impedir que el panista asumiera la Presidencia. Durante seis años acumuló negativos que lo convirtieron en el político más repudiado en el país. El tiempo le ayudó a reflexionar y escuchó a sus asesores que le inventaron un discurso de paz, enmarcado en lo que llamó la “República Amorosa”, de la que muchos hicieron mofa pero que, en el corto plazo, logró que una parte del electorado de clases medias — las que definen las elecciones— que lo había abandonado hace seis años, le volviera a dar el beneficio de la duda. La campaña de golpes de Vázquez Mota a Peña Nieto y su estrategia de discursos positivos, lo volvió a la vida política y para la mitad de la campaña se encontraba en segundo lugar, enfilado a hacerle la competencia al priista. López Obrador ganó el primer debate y siguió creciendo hasta que, convertido en enemigo real, comenzaron a gol-

pearlo en donde más le duele: la transparencia. No pudo explicar en todo un mes de dónde sacó recursos para vivir fuera del presupuesto durante seis años, ni abrió, pese a su promesa, los libros de su organización civil, Honestidad Valiente, que recaudaba fondos. Con las cosas fuera de su control, López Obrador se olvidó del amor y regresó a los amagos y amenazas, aquellas de las que Peña Nieto, sin mencionarlo, alertaba. Quadri, en cambio, fue una bocanada de aire fresco en la carrera presidencial. Nominado como candidato del Partido Nueva Alianza a la Presidencia, era una jugada de ajedrez para ser alfil en una lucha que iba a ser propiedad de un trío. No fue un candidato de peligro para ninguno de sus adversarios, en términos de posibilidades reales de victoria, pero sí fue una pieza que ayudó al partido fundado por la maestra Gordillo a cosechar puntos porcentuales en las preferencias electorales, y posibilidades de una fracción parlamentaria lo suficientemente fuerte para ser tomada en cuenta por partidos mayores. El equipaje académico y su formación profesional lo mostraron comoelmejorpreparadodetodosloscandidatospresidenciales,yparaquienes han hablado con todos los aspirantes a la Presidencia, probablemente el más culto e inteligente. Tan articulado, como arrebatado; tan polémico, como interlocutor inmanejable, que interrumpe, golpea, trata de humillar, Quadri fue un peleonero que tuvo siempre en la mira a López Obrador. Apenas si tocó a Vázquez Mota, y dejó limpio a Peña Nieto. Quadri necesitaba otro partido para ser un candidato de cuidado, pero cumplió el objetivo. López Obrador, más allá de cómo quede la elección, fue un ganador al resucitar de entre el panteón de los elefantes, para ser un caballo que volvió a cabalgar entre el electorado. Peña Nieto tuvo que abandonar su zona de confort y probó que sí podría sobrevivir en la jungla, mientras que Vázquez Mota, que había despertado tantas expectativas, se quedó en eso, una candidata que no estuvo a la altura de lo que se soñó. rrivapalacio@ejecentral.com.mx twitter: @rivapa

ESPECIAL

PORTARRETRATO


PÁGINA 4-B

EL INFORMADOR

Domingo 1 de julio de 2012

ENTREVISTA PEDRO ÁNGEL PALOU

“Cristo no existiría sin su relator” De espía a apóstol. En El impostor, el escritor mexicano Pedro Ángel Palou evoca a San Pablo para retratar otra cara de los orígenes del cristianismo Por Miriam Padilla

ESPECIAL

M

entir para vivir. San Pablo abra- que fuera interesante para el lector, porque no sózó tozudamente sus creencias, lo es fundacional, sino genealógica, es el génesis de las propagó; espantó el miedo de todo lo que va a venir después. morir en manos de quienes creían que profanaba sólo para —Fueron seis años de reunir el material suficumplir su temeraria misión de espía. Fingió ciente para crear el relato ¿es la novela en que más convertirse al cristianismo pero nunca dejó de ha tardado? servir al Imperio Romano. El apóstol protagoni—Sí, por mucho. La otra novela más tardaza el nuevo libro del escritor Pedro Ángel Palou da se llama Paraíso clausurado, pero, ya con la (Puebla, 1966), El impostor. escritura completa, fueron cinco años y es pura La labor de investigación documental para de- imaginación. sarrollar la historia de quien estuviera al servicio de Roma significó para el autor mexicano más de —Escribió tres versiones de El impostor… seis años de lecturas, conferencias y entrevistas; —Hubo un primer manuscrito, entre esos enfrentó un “bloqueo creativo” y reseis años, que no me satisfacía, no dactó tres manuscritos, para finaltan grande como éste, no lo termimente publicar uno. né. Un segundo manuscrito comCon cinco novelas históricas so- Me pregunté cuáles pleto, en tercera persona, más bre personajes simbólicos para Méxi- son los únicos años grande, tampoco me satisfizo; y co —Porfirio Díaz, Emiliano Zapata, esta tercera versión que creo que Cuauhtémoc, José María Morelos y en que Occidente no gana mucho en la distancia que daJuan de Palafox—, Palou cuenta que ba la tercera persona. con San Pablo o Saulo de Tarso pre- es Occidente. Sólo Con Timoteo como narrador tendía tomar los orígenes de Occiden- me quedan 40 años es mucho más fácil que el lector te y relatar las travesías de un protaentre y salga de la historia; como de los dos mil de la Pablo es tan rígido, tan dogmático, gonista más universal. Editado por Planeta Internaciodisciplinado, pero, a la vez, tan Historia, la muerte de tan nal, El impostor es narrado por Timotozudo, la figura de Timoteo le da teo, quien acompaña a San Pablo en Cristo y la redacción un poco de frescura a la narración, su tarea de infiltrarse entre los nazasino, como lector, dices ‘ya me canreos, localizar a los discípulos de Je- de los evangelios, y só’. sús, y sembrar discordia entre los cre- digo ¿Quién es el Es la elección más difícil para yentes para evitar que Palestina se un novelista y la más importante: libere de la ocupación romana y así verdadero quién cuenta, desde dónde enuncio. atajar una revuelta contra la capital de Italia. En el camino, el apóstol llega a protagonista de la —Acudió con un especialista creer en el día final y la resurrección, época? porque tuvo un bloqueo creativo… cuando antes hacía ajusticiar y lapidar —Tuve muchos problemas a aquellos que lo pensaran posible. con desapegarme de lo que estaba Finge, engaña, usa la palabra en su facontando, dejar de tomarlo persovor, escapa de la muerte. nal, por la propia formación cultural. Me dolía escribir, cosa que nunca me había pasado, física—¿Cómo llega la idea de novelar a San mente; lo que tenía era un bloqueo de escritor Pablo? particular. —Tenía un buen tiempo diciendo: ‘¿Cómo haPrimero encontré a Eric Maisel leyendo, ingo una novela que no tenga un protagonista mexi- tentando encontrar una razón para el bloqueo. cano, que sea mucho más universal?’ El pensa- Después de tres sesiones, nos dimos cuenta de miento viene de hace muchos años de que personalizaba la historia, me dio un conseinvestigación y la primera pregunta era dónde, en jo: ‘Escríbela en tercer persona, no pienses si la qué época, qué es lo que me interesa contar. Por qué van a leer o no, escríbela de corrido’, y así fue. no el Renacimiento, La Conquista, la Ilustración. Finalmente, en cada una de esas épocas ya somos —¿Hay algo que admire de San Pablo? judeocristianos, Occidente ya está hecho. Me pre—La tozudez, el no cejar; se parece mucho gunté cuáles son los únicos años en que Occidente a todos mis héroes. Siento que los escritores no no es Occidente. Sólo me quedan 40 años de los dos escogemos nuestros temas, sino que ellos nos esmil de la Historia, la muerte de Cristo y la redac- cogen. Zapata es una persona que su triunfo y su ción de los evangelios, y digo ¿Quién es el verdade- derrota le vienen de nunca cambiar; Cuauhtéro protagonista de la época? No es Cristo; Cristo no moc no cambia, Morelos igual, pero finalmente existiría sin su relator, sin su inventor, que es Pablo. éste (personaje, San Pablo) es el más radical de Pablo de Tarso es el inventor del cristianismo, el in- todos. ventor del mundo judeocristiano. Fue una investigación muy exhaustiva para lle—¿Sigue alguna técnica para escribir novela gar a obtener no sólo las ideas o la vida de Pablo, si- histórica? no el sustrato real para poder contar una historia —Diría que hay tres etapas creativas, que a

OPERACIÓN ENCUBIERTA. La fundación del cristianismo es hasta ahora la “operación encubierta” más importante de la historia y Pedro Ángel Palou narra los detalles en El Impostor.

lo mejor a otros escritores no les funciona, pero a mí sí: armar una cronología exhaustiva del personaje, contrastar las cronologías históricas de los distintos personajes; lo segundo es que dejo de leer sobre ese personaje y empiezo a leer lo que más me interesa de la época, empiezo a amueblar el mundo de mi personaje con cosas que a mí me sirven, porque forman parte de la vida cotidiana. Cuando estás construyendo una cosa tan lejana en el tiempo, te da mucho miedo caer en anacro-

Más letras Palou indica que escribirá sobre otros dos “grandes inventores del cristianismo” para completar la trilogía que incluye a El impostor: Lutero y Constantino. Aún no sabe cuál será el primer personaje a desarrollar. Además, prevé que 2013 sea el año en que se publique su libro sobre Ciudad Juárez, titulado Muertos que no hacen ruido. La historia se desarrolla en un penal de la urbe, llamado “el pueblito”,

nismos, en cosas que no existieron, te da miedo que el lector no pueda imaginar las cosas, porque tú mismo como lector no puedes imaginar, porque te falta información. La tercera etapa es cómo seleccionas. El momento más difícil es seleccionar qué pongo y qué no pongo para que el lector se imagine sin que le dé clases de Historia ni explicaciones, y que tampoco se editorialice. —¿Qué le da la literatura? —No es sólo un modo de vivir o de respirar o de ver el mundo, para mí la literatura es un modo de conocimiento (…) la literatura es la mejor manera de conocer la realidad, porque tienes que usar todos los colores del prisma. Leemos novela porque queremos saber cómo evoluciona la psicología del personaje —quién era antes, quién fue después, todos los que fue—.

donde vivían los reos y sus familias; aborda la violencia de la ciudad chihuahuense. Desarrolló el texto a partir de la Beca Guggenheim, auspiciada por la John Simon Guggenheim Memorial Foundation. —En la Nota del autor de El impostor cuenta Pedro Ángel presentará El Impostor el que le es útil escuchar música para escribir… 28 de noviembre en la Feria Interna—Siempre escucho mucha música, yo necesicional del Libro de Guadalajara, acom- to oír música para escribir; hay escritores que no pañado por el escritor Jorge Volpi. pueden. Escojo muy bien mi soundtrack; Men-

delssohn fue importante en esta ocasión.

SOBRE EL AUTOR Entre libros e Historia Pedro Ángel Palou es profesor asociado de estudios latinoamericanos en Tufts University. Es autor de más de cuarenta libros, entre los que destacan Amores enormes (Premio Jorge Ibargüengoitia), Con la muerte en los puños (Premio Xavier Villaurrutia), y la trilogía Sacrificios Históricos dedicada a Zapata, Morelos y Cuauhtémoc.


Domingo 1 de julio de 2012

EL INFORMADOR

PÁGINA 5-B

María Palomar

La tuya en bicicleta

DE LECTURAS VARIAS

La Habana

La Habana, mis años en bici La temporada

Por Karla Suárez

de los libros

ESPECIAL

Aprendí a montar bicicleta en La Habana, pero no de niña, porque en mi infancia tener una bicicleta era casi un lujo. Fue la crisis de los noventa la que me llevó a las dos ruedas, ya con 20 años. Cuando el país quedó paralizado, sin combustible, el Gobierno comenzó a vender bicis masivamente y lo que en Europa se considera una práctica sana y ecológica, en Cuba se convirtió en nuestro casi único medio de transporte. Ironías de la vida: a la crisis le debo el haberme despertado esta pasión. Nunca podré saber cuántos kilómetros recorrí en aquellos años, pero mi bici y yo éramos inseparables. Ella, la primera de mi vida, era rusa y se llamaba Cleo (me gusta darles nombre, porque eso las vuelve únicas). En ese tiempo, en las calles el peligro eran las otras bicicletas, ya que los autos escaseaban. Y la precaución era dónde dejarla, porque como en el filme de Vittorio De Sica, “ladrones de bicicletas” sí que abundaban. Así pues, con Cleo bajo los pies recorrí muchos kilómetros y con ella en brazos subí montones de escaleras. Mis años con Cleo me enseñaron muchas cosas de La Habana. Ella era una bicicleta simple, sin velocidades, y ya que su desplazamiento dependía únicamente de mis piernas, sin proponérmelo, profundicé en el conocimiento de la topografía habanera. Así descubrí que, aunque aparentemente la ciudad no es de grandes elevaciones, sí que tiene cuestas y algunas bien disimuladas, porque no son abruptas, sino largas. Camino a casa, por ejemplo, luego de atravesar el puente sobre el Río Almendares, comienza una calle que sube y sube, en curva, despacito. Al principio, llegaba arriba con la lengua afuera, porque mi orgullo de veinteañera me impedía detenerme si había algún ciclista cerca, sobre todo si era hombre. Luego de tomar esa ruta casi diariamente durante años, ya no sentía el esfuerzo, pero sé que, aunque mis piernas se hayan acostumbrado, aquello es una cuesta. Gracias a la bici estuve en sitios que antes no conocía, en barrios de arquitecturas muy distintas, algunos elegantes, otros bastante destruidos. Supe exactamente en cuáles calles los árboles de una y otra acera casi se juntan formando una sombra maravillosa, deleite del ciclista que rueda bajo el Sol del trópico, a 35 grados de temperatura y más de 80% de humedad. Supe también y padecí, barrios sin sombra, donde el sudor que corre desde la frente provoca que las gafas de sol resbalen nariz abajo y el reflejo del Sol en el asfalto, ciega, casi duele. Supe que en

MALECÓN. En La Habana, la bicicleta se convirtió en el medio más utilizado debido a la crisis de transporte en los noventa.

CAMBIO En dos ruedas “Si llegamos a tener aquí millones de bicicletas ¿debemos un día suspenderlas aunque tuviéramos todo el combustible que quisiéramos? Cuando eso ocurra debemos utilizarlo racionalmente y por qué renunciar a la bicicleta si es una costumbre sana para la población. La era de la bicicleta llegó para quedarse en nuestro país”, dijo Fidel Castro en los noventa.

la ciudad no hay muchas fuentes y las que hay no tienen agua. Y conocí callejuelas, recovecos, preferí esquivar las líneas rectas y tomar siempre por caminos distintos, buscando sombras y huyéndole a los huecos de las calles. Con Cleo pedaleé junto al malecón, ese muro que bordea el mar y descubrí el placer de sentir la brisa que golpeaba mi cuerpo mojado de sudor. Y el olor a salitre y algunas gotas de agua, si el mar estaba un poco bravo. Descubrí que me encanta salir a la calle en bicicleta cuando está lloviendo, pero con un aguacero tropical, de esos en que el cielo se vuelve negro de repente y parece que el mundo va a acabarse y la gente corre y yo pedaleo y ya no me importa si la humedad es lluvia, sudor o salitre, da igual. Yo pedaleo sobre la ciudad mojada y sé que es lindísima, que a pesar de sus grietas y sus años, La Habana es una ciudad lindísima.

Armando González Escoto

LOS COLORES DEL TIEMPO

Carmen García Así le decían, pero ni siquiera era mujer. Allá en tieDesde luego que en el camino fueron quedando rras de Tehuantepec ha vivido esta persona al am- muchas víctimas, no se favorece a diez sin afectar a paro de un vicio nacional llamado impunidad. Las cien.Inevitablementelosfavorecidossuelenseraqueleyes son siempre para que las cumplan los otros llos que de otra manera, por sus propios méritos, no en la medida que nos beneficie a nosotros, afirma- lograrían las plazas, luego los afectados son aquellos ba esta singular líder. que tenían los méritos pero no el padrinazgo de doña No es del todo culpable. El estado de derecho Carmen. Ineptitud y deshonestidad son por otra parsigue siendo para los mexicanos una entidad inin- te las condiciones que permiten a los beneficiarios reteligible, se le acepta a condición de que sea poro- cibir sus promociones sin el menor escrúpulo. El paso, se le esgrime según conviene, y se le ignora en go corre a cuenta de los impuestos y del crónico iguales circunstancias. Nos viene por herencia, ya empantanamiento del sistema educativo en esa lejalos españoles cuando tuvieron su oportunidad pa- na y marginada sociedad. ra reinar aquí se distinguieron por Oaxacaesunodelostresestados dos acciones en torno a este asunto: mexicanosconmayoranalfabetismo, producir leyes sin ton ni son, y genesu grado medio de escolaridad es del El estado de derecho rar recursos para omitirlas todas. 6.9%, frente a la media nacional que Carmen García es un sujeto pees del 8.6%, y solamente el 0.9% de su culiar. Sin tener la edad ni mucho sigue siendo para los población concluye la educación sumenos los conocimientos, recibió perior, sin hablar de la calidad educalas credenciales necesarias para mexicanos una entidad tiva. Desde luego que la educación no formar parte del magisterio oaxaes ajena de la situación económica, queño; desde luego no lo desempe- ininteligible mutuamente se estimulan o se estorñó, pero ya estaba en esa nutritiva ban. En Oaxaca se estorban siempre nómina. Trabajó en el área adminisbajo el imperio de la impunidad que trativa y de ahí pasó a la sindical. En el campo de la permite pasar por encima de todas las leyes sin que a administración solamente hizo aquello que nece- nadie le ocurra nada, y como sucede en nuestro prositaba para pasar al área sindical, aquí le decimos pio Estado, bandidos y defraudadores exitosos, gen“grilla”. Y en el campo sindical hizo lo mismo para te corrupta y vividora, es recibida por la sociedad con alcanzar los primeros niveles, también le llaman sonrisas, apretones de manos y palmadas, porque locorrupción. Tráfico de influencias, concesiones graron el poder o el dinero, sin importar la forma. Eso fuera de norma, facilidades para aprobar exáme- esimpunidadenlosinfractoresycomplicidadenquienes de promoción, recomendaciones a granel, y en- nes encima los felicitan. cima el jugoso beneficio de las aportaciones volunCarmen García sigue ufana en su sindicato; de tarias y discretas para cambiar de una letra a otra maestra hace años que se jubiló sin tener las conen el escalafón magisterial, fueron acciones más diciones, pero sigue mandando porque su existenque suficientes para ganarse una clientela aplaudi- cia favorece la continuidad del sistema. dora a la hora de su ascenso sindical. armando.gon@univa.mx DENUNCIE USTED Grupos Armados

089

Ya se anuncia en los periódicos franceses cómo será la rentrée littéraire del 2012: para abrir boca, entre agosto y octubre se publicarán 646 nuevos títulos. Hablar de la publicación de un trancazo de 646 libros en un país como México parece sueño de opio, y más cuando se precisa la información: se trata de 646 novelas, tanto de lengua francesa (426) como traducidas (220); quién sabe cuántos volúmenes de ensayo, poesía, teatro y demás géneros vayan a salir de las prensas en esos tres meses. Cada año, el anuncio de las estadísticas de librería a principios del verano es un indicador muy esperado por la república literaria, pero también por los ministerios de comercio y hacienda. Las casas editoriales cortejan a los críticos más respetados mandándoles los libros (por supuesto que gratis) y avientan montones de dinero en publicidad. Es un gran mercado que no sólo mueve las neuronas de la población, sino también millones de euros. Pero ya se dejaron oír las quejas (los fran- Hablar de la ceses son ontológicamente quejumbrosos) de quienes deploran que la cifra sea menor que la publicación de la cosecha del año pasado (654) y también que “solamente” se publiquen 69 primeras no- de un trancazo de velas (contra 74 en 2011). Se alude, claro, a “la crisis” (vaya, de esas crisis quisiéramos aquí pa- 646 libros en un ra un día de fiesta). Por cierto, el récord hasta ahora es del año 2007, con 727 novelas. De cual- país como México quier modo, los críticos literarios, un gremio que sí existe en aquellas latitudes, aprovechan las parece sueño de vacaciones para recluirse y darse su atracón de lectura anual: ¿cuántos libros podrán realmen- opio, y más cuando te leer, cómo hacen la trilla, en qué se fijan? En Francia la crítica es algo muy serio y el profesio- se precisa la nal se juega su reputación en cada reseña, mientras que por estos rumbos tal parece que sólo información: disponemos de los rollos claramente comerciase trata de 646 les de la cuarta de forros o las solapas. Todas las elucubraciones alrededor del tema son pasto de los periódicos, las revistas, los novelas, tanto blogs y los programas de televisión y radio, que empiezan a dar las primicias, a escoger candi- de lengua francesa datos para los premios literarios y a informar qué famosos estarán entre los autores de la (426) como temporada. Por lo pronto se sabe que saldrán nuevos libros de consagrados como Patrick traducidas (220) Modiano, Philippe Delerm, Pierre Assouline, Philippe Sollers y Pascal Quignard; entre los grandes escritores francófonos de orígenes distintos están Tahar Ben Jelloun, Vassilis Alexakis, Amin Maalouf; por supuesto que la infaltable Amélie Nothomb no falla a su cita anual y propone un Barba azul que ojalá esté a la altura de sus libros más divertidos... Vaya, ya encarrerados y aprovechando la avalancha libresca, se encarama al camión hasta la amante del presidente de la República, la periodista de ParisMatch Valérie Trierweiler, que además de ser una imprudente twittera que desencadena escándalos en la prensa se estrena como novelista con un tema más que predecible: “el corazón del poder”.


PÁGINA 6-B

EL INFORMADOR

Domingo 1 de julio de 2012

¡Cácaroooo,

Cácar o S o ! Desde su trinchera llena de soledad y artilugios, los proyeccionistas cinematográficos hacen que la magia del Séptimo Arte se proyecte en la gran pantalla

in ellos, no hay película, así de fácil. En el Séptimo Arte los proyectos cinematográficos se pueden filmar sin estrellas en el elenco, sin actores incluso; sin un director experimentado y, a veces, casi sin dinero. Pero así sean producciones grandes o pequeñas; filmadas en Hollywood, Nueva York, India, Irán, Europa, Chapala o en el corazón de Guadalajara, sin los cácaros sería imposible verlas. En sus manos, literalmente, están las premieres, funciones especiales, de homenaje y de ópera prima, pero sus rostros son poco conocidos. Ellos han acompañado durante más de un siglo la evolución cinematográfica. Los hermanos Lumiere probablemente fueron los primeros cácaros de la historia. Claro, nadie les dijo que ese era su apodo. Aunque, quizá el cácaro más recordado en la historia es Alfredo, el proyeccionista en Cinema Paradiso, película escrita y dirigida por Giuseppe Tornatore. Ellos fueron testigos de la llegada del sonido, el color, la animación computalizada, el 3D y el aromascope (el cine que tiene olor, lo que faltaba). Ellos tienen la oportunidad de ver actuaciones de antología, pero también deben soportar los churros más insufribles. Ellos están en proceso de extinción. Pasan horas concentrados en que la proyección en la gran pantalla salga de forma correcta y pueden llegar a ver la misma película una y otra vez. Tolerancia a la soledad, mucha disciplina y un amor incondicional por el oficio son las cosas que debe tener un buen proyeccionista. El origen del peculiar apodo todavía es motivo de controversia. Prácticamente cada quien cuenta una versión diferente y la da por cierta. Incluso hay referencias de que fue en Guadalajara, por el año de 1909 cuando se comenzó a usar “cácaro”, para referirse al operador del proyector. Rafael González era el nombre de ese hoy mítico personaje con la cara repleta de cicatrices. Su jefe, José Castañeda, dueño de el Salón Azul, lo reconvenía con el grito de “¡cácaro!”, para que mantuviera el ritmo o arreglara la imagen mientras los espectadores desesperaban. Al poco tiempo, la gente comenzó a usar el mote cuando algo salía mal en la sala. Pronto todo será otra cosa. En unos años, quizá, los proyectores bajarán la película directamente de un satélite, con una calidad igual o superior a los 35 milímetros. No habrá necesidad de montar la película. De cuidarse de las quemaduras. De cerciorarse de que esté centrada. De que los créditos corran de forma correcta. La máquina lo hará todo. Quizá para la próxima generación el grito de cácaro sea incomprensible. Son ellos quienes narran su propia historia.

ILUSTRACIÓN : EL INFORMA DOR • J. LÓPE Z

Por Francisco González

“Tengo 20 años en los cines” Emmanuel Hernández se abre paso entre la selva de concreto tapatía para llegar al Cineforo de la Universidad de Guadalajara. La gorra que lo protege del sol, y disimula las canas, no se la quita ni siquiera cuando entra a la cabina de proyección. Son las 15:30 horas y en 30 minutos comienza la primera función en la sala donde él labora como proyeccionista. “O cácaro”, agrega. En el interior de la cabina parece que el pasado y el futuro chocaron de frente y los pedazos quedaron regados por todos lados. Lo mismo se aprecia un proyector de más de 30 años, reconstruido con piezas todavía más viejas y ensamblado en algún país que ya no existe; que otro, mucho más nuevo, de tecnología alemana “que jamás va a requerir mantenimiento. Bueno, su limpiadita, eso sí. Pero en Guadalajara no hay otro igual. Es uno de los mejores”. Ese día se proyecta la película Qué más quiero en el Cineforo. Emmanuel monta la cinta en el proyector desde el carrete. Lo hace rápido y seguro. “Una vez que te enseñas a hacerlo bien, lo puedes hacer hasta con los ojos cerrados”, presume. Pero no los cierra, no vaya a ser. Le queda claro que de él depende que los espectadores pasen una función placentera… o no. “Este es un trabajo que ocupa una dedicación importante, porque en uno está el éxito o el fracaso de una película. En cuestión de audio o video todo tiene que estar en su punto, tal como lo quiere el director o el productor”. “El ser proyeccionista yo lo he visto siempre como un trabajo de mucha responsabilidad. Mi papá también era operador, proyeccionista o cácaro y yo veía como, a veces, de verdad tenía que sudar para que la función saliera bien. Él tuvo que ver en la elección de mi trabajo y en el gusto que le tengo al cine”. Emmanuel rebobina entonces la cinta de recuerdos. Salta de una memoria a otra. “Tengo 20 años trabajando para los cines. Comencé en el Cine Cuauhtémoc, que ya no existe, ahora es un

estacionamiento. Era un cine muy bonito, como un Teatro Degollado pero en chiquito. También tenía sus galerías, sus lunetas y era como de ocho pisos. Estaba compactito, pero a la vez muy bonito. Después le pusieron un domo y dejaron la pura entrada del público, lo que viene siendo la pura luneta. Ahora es un cascarón”. Emmanuel combinó un tiempo el ser cácaro con sus estudios. Era joven y pensaba que sería “un trabajo de mientras”. Pero como en las películas, el destino caprichoso alargó su plan temporal de vida durante 20 años. Eso sí, no ha dejado de mudarse de un proyector a otro desde entonces. “Del Cuauhtémoc me fui al cine Colón, allí estuve un tiempo breve, no pasé del año en ambos dos cines. De allí marché a lo que eran Multicinemas de la Normal, después a Multicinemas Independencia y después a Cinépolis la Gran Plaza cuando se inauguró, luego a Centro Magno, a Plaza Galerías, y aquí en el Cineforo ya tengo cinco años”. ¿Qué cualidades debe tener el proyeccionista del siglo XXI? Emmanuel mira hacia el techo antes de responder. No es que dude, pero sí teme que sean pocos los valientes que se atrevan a seguir su camino. “Hay que tener mucha disciplina en los horarios y hay que estar aquí al pie del cañón, checando y manejando la máquina, se trabaja mínimo ocho horas diarias, sin descanso, todos los días. También tiene que ser alguien que no se desespere, que tenga, sobre todo, mucha paciencia. En especial cuando ocurre un imprevisto con el manejo de carretes de 35 milímetros”. El proyeccionista enumera los Va a cambiar imprevistos. Los que le han tocado. Los que le han platicado. Los que ha completamente visto. “Pueden pasar muchas cosas. la forma en que Se puede atorar la cinta, se puede se desarrolla romper y hay compañeros a los que se les ha caído incluso, entonces hay que nuestro trabajo tener paciencia para poderla arreglar en el menor tiempo posible… ah, y sin Emmanuel sudar, porque en este trabajo se suda Hernández

como loco (risas)”. Con 20 años de usar todo tipo de proyectores, Emmanuel no le tiene miedo a la tecnología, sabe que tratar de obstruir su avance sería inútil. “Va a llegar el día en que esto se va a automatizar completamente, ya no va a haber ese problema de que las películas tengas rayas o se noten los cortes de escena, o inclusive fallas de sonido en cuestiones de altos, bajos, normales”. Mientras tanto, su trabajo va a seguir siendo necesario. La charla se interrumpe brevemente. Un hombre que viene de la sala toca la puerta de la cabina y le pregunta a Emmanuel si no se encontraron una cartera que olvidó el día anterior. El proyeccionista sólo alza los hombros y le promete que informará al resto del personal del Cineforo. Y no, no le dijeron cácaro cuando se dirigieron a él. “Jamás me han dicho. Me han recordado el 10 de mayo (ríe), pero no me

han dicho cácaro”. Emmanuel Hernández se considera un amante del cine. Es más, va cuando puede, con todo y que su trabajo sea ver películas. ¿Su cinta favorita? “Cinema Paradiso. Yo reflejo mucho de mi vida en esa película, y también a mi padre. Es más, él cada que la veía, lloraba. Yo no tanto así (risas), pero sí me conmovía mucho. Me gusta el mensaje y me hace valorar mi trabajo”. Se acaba el tiempo. Pero aun queda una pregunta en el aire. ¿Oiga, y cuál es el origen de la palabra cácaro? “Hay muchas versiones, con la que yo me quedé es que uno de los primeros operadores que hubo en Guadalajara tuvo una falla en su máquina. Como el operador era conocido como ‘cacarizo’ por las marcas de espinillas que tenía en la piel, el apodo se deformó en ‘cácaro’. Así le comenzaron a decir y bueno, nos lo heredó”.


Domingo 1 de julio de 2012

EL INFORMADOR

PÁGINA 7-B

“Que no se acaben, somos de esos que aguantamos mucho” Durante un cuarto de siglo, la vida de José Luis Maciel Castillo ha estado ligada al Instituto Cultural Cabañas. Él sabe muy bien a que suena el recinto que es también Patrimonio Cultural de la Humanidad, y como no, si se desempeña como uno de los ingenieros de audio en el lugar. Sin embargo, una carambola del destino (que duró 12 años), lo convirtió en el cácaro de la sala de proyecciones. El pensamiento de José Luis es más técnico que artístico. Más que suspirar por una buena película, lo que a él le gusta es comprender el funcionamiento de las cosas. Es por eso que durante la charla le brillan los ojos cuando rememora las artilugios que manejó y detalla su funcionamiento, casi como si las tuviera entre las manos. “Lo primero que hace un proyeccionista es recibir la cinta, ir pegando rollo por rollo y revisar que venga bien, que no esté dañada, que no esté ‘mordida’”. Esas “mordidas” son pequeños dobleces en el celuloide, que pueden provocar grandes líos al momento de la proyección. “Si no se revisa, si se deja pasar

el problema, al ir avanzando por los engranes la cinta pude distorsionarse, atorarse y verse mal”. Esta situación, afortunadamente, no le ocurrió a José Luis mientras estuvo en la cabina de proyecciones del Cabañas. “Lo que sí, es que en este trabajo siempre se tiene que ver la película. A fuerzas, para ver que no venga mal pegada. En otros cines (prefiere no decir nombres), pasaba que gente que no conocía bien el sistema mandaba al revés las películas, o las pegaba mal. Y luego las películas se proyectaban mal, con la subsecuente chifladera”. Hace cuatro años que José Luis cedió el proyector a alguien más, aunque recuerda con cariño su etapa detrás del proyector. “Tengo 26 años trabajando en el Instituto Cultural Cabañas y me aventé unos 12 años proyectando exclusivamente. Fue una experiencia muy padre”, afirma sonriente. Las arrugas y el cabello cano se disimulan mientras Maciel Castillo habla durante algunos segundos de lo que fue “su” profesión durante más de una

década. Dicen que el recordar a veces puede rejuvenecer, aunque tampoco sabe de dónde viene el apodo de cácaro. Pero sí le tiene cariño, porque según él, “ser cácaro tiene su chiste. Nos tenemos que esforzar por corregir todo lo necesario durante los estrenos, es el único momento que tenemos. Ya después, en las demás proyecciones, se puede dejar que la película corra con más confianza, pero aun así hay que estarla viendo, por si la imagen tiene un tirón”. Durante la charla aparecen una y otra vez palabras “del argot” de los proyeccionistas.Cuandolaimagentiene“un tirón” es que se alarga el cuadro por habersidomaldobladaomanipuladalacinta. “No tengo idea de cuantas películas vi como cácaro y eso que llevaba una bitácora. De rigor era una por semana, de buena calidad, de los mejores estrenos”. ¿Y qué película le gustó más? “El callejón de los milagros, ¡buenísima! nos llegaba mucho material bueno alCabañas,enespecialenlosañosenque allí se pasaba la Muestra de Cine Mexicano, allí comenzó. También me gustaba la película de Laureles de Arabia ¿así se llama? ¡Ah!, Lawrence de Arabia, sí, es una de las que más me impactó”. De repente el mundo de los engranes, los tirones, dobladuras y calibraciones pasan a segundo plano. Los recuerdos de don José Luis se abren al lado artístico. Así como se acuerda de las películas buenas, también confiesa que hubo otras donde sí sufría de lo más bonito. “De las más criticadas y con el

En el cuarto de proyecciones casi no suenan los gritos José Luis Maciel Castillo

que más teníamos problemas era con (el director Arturo) Ripstein, por la oscuridad que el maneja en sus proyectos. Luego me reclamaban que porque se veía muy negra la imagen. ¿Qué podíamos hacer, si ese era el estilo del director? Nos decían que si podíamos aclarar sus películas. Pues sólo que le metiéramos unas velas a la pantalla (risas).” José Luis pasó buena parte de los últimos 12 años metido en su cuarto de proyecciones, muchas veces soportando el tedio y la soledad. Pero también se daba su oportunidad para convivir con quienes asistíanalasala.“ElpúblicoqueibaalCulturalCabañaseraunpúblicomuyespecializado. Le gustaba ver la película de cabo a rabo(larisaseasomadenuevo).Desdelos títulos, los créditos, la cinematografía, teníamos todo el cuidado del mundo de que los asistentes la pasaran bien. Iban pocos, pero muy buenos para identificar todo lo importante de una película”. Dice que en la década que estuvo detrás del proyector, jamás se aburrió del cine. Es más, disfrutaba de los ciclos del Cabañas “porque era algo distinto, alejado de lo comercial, películas con mucha cultura, mucho mensaje, con personajes complicados, difíciles de descifrar. Había que ponerle mucho coco para comprender todo”. Maestro de una nueva generación de proyeccionistas, José Luis enseñó a varios empleados del Instituto a trabajar con el equipo de un cácaro. “A mí en nada me perjudicaba enseñarle a otras personas este trabajo. No me considero egoísta, que bueno que hubiera más”. Los recuerdos de Maciel Castillo se esfuman. Regresa al presente. Quizá a él le tocó ser uno de los últimos cácaros del Cabañas. Quizá los que vengan sólo tengan que apretar un botón. Quizá sólo se necesita una máquina. Aunque él es más optimista en su pronóstico. “Por muy automatizado que sea, se va a seguir necesitando de gente que sepa utilizar correctamente el equipo, que sepa calibrar el sonido. El trabajo puede que cambie, pero no creo que desaparezca”. ¿Usted cree que sigan surgiendo proyeccionistas en los próximos años? “¡Ojalá! Que no se acaben los cácaros, somos de esos que aguantamos mucho del trabajo y hasta los silbidos y las mentadas, como los árbitros en el futbol (risas)”.

EL INFORMADOR • J. LÓPEZ

“Yo soy cácaro por casualidad”

Trabajando en esto no me quedan muchas ganas de ir, la verdad Ángel Remigio Pérez García

Hay quienes abrazan el trabajo de proyeccionista con absoluta vocación. Hay quienes lo hacen porque la vida los fue orillando a ese punto. Y hay otros, como Remigio Pérez, que torcieron el destino para llegar a ser cácaros. “Yo soy cácaro por casualidad”, acepta con una sonrisa el actual proyeccionista de la Sala Guillermo del Toro del Instituto Cultural Cabañas. La conversación comienza casi a las 16:30, esto es 30 minutos antes de que arranque la función en el recinto. Remigio se come unos tacos a toda velocidad, porque sabe que una vez que el proyector se encienda, el tiempo libre se acabó. “Yo ya trabajaba aquí en el área de mantenimiento. En el año 2004 se cerró la sala de cine porque se iba a realizar la Cumbre Iberoamericana. En el 2007 se remodeló la sala, se compró equipo nuevo y en enero del siguiente año se abrió un curso de capacitación para los nue-

vos proyeccionistas”. Hasta allí, “Remi”, como lo llaman sus amigos, no figuraba en la mente del personal del Instituto para ser el nuevo operador de la sala de proyección. Sin embargo, la curiosidad lo llevó a probar suerte en el curso. “Yo no estaba dentro de esa capacitación originalmente, pero pedí entrar al curso. Pensé que no tendría oportunidad, pero esperaba aprender algo que complementara mi oficio”. El destino hizo su movimiento. Quienes estaban impartiendo el curso quedaron satisfechos con el desempeño de Remigio, y lo eligieron a él y a otro empleado como los nuevos operadores. Les tocaba estrenar sala y equipo. “Y por azares del destino, al poco tiempo, me quedé solo en el trabajo. Casi como de película”. “Remi” es de los proyeccionistas que no conocen equipos más antiguos de cuatro años (el tiempo que tiene trabajando en la cabina). Esto no es algo

que le preocupe mucho, porque sabe que la tecnología no va a dar un salto atrás, aunque entiende que su actual empleo es uno de los trabajos de mayor tradición. Es más, incluso él sabe una versión (sí, otra), del por qué a quienes se dedican a la proyección cinematográfica son llamados cácaros. “Hace muchos años había un proyeccionista que se bajaba a ver las películas con su novia mientras dejaba en la cabina a su asistente, que era un adolescente con acné. Cierta vez, mientras corría la película, la imagen comenzó a distorsionarse y el sonido a fallar, así que el operador le comenzó a gritar a su subalterno cácaro”. El resto de la sala escuchó el apodo y el resto ya es historia. “Remi” es un cácaro que asimiló los conocimientos de su trabajo de manera express. Tuvo que aprender a ser proyeccionista en dos semanas. “Fueron dos semanas de capacitación. La primera enseñan teoría: los tipos de imagen que hay, como pueden venir las películas, detalles del sonido. Ya la práctica tuvimos dos días para prepararnos. El primer día estaba muy nervioso, lo hice mal, y al siguiente lo hice bien (risas)”. Con el equipo automatizado, lo “único” que tiene que cuidar Pérez García es que la cinta esté bien montada, que la imagen esté en la posición correcta, y rezar porque no se vaya la luz, algo que sucede de forma constante en el Hospicio, pese a que cuentan con una planta para estos casos. “Una vez me falló por la electricidad, se apagó todo el equipo y la película se me cayó (risas). Eso fue al primer mes de trabajar en esto y ha sido la única vez que me ha pasado algo así. Eso no me volvería a ocurrir, porque la experiencia te va enseñando qué hacer y qué no hacer en estos casos. Y lo primero que no hay que hacer es ponerse nervioso”. “Remi” sabe que se sacó la “lotería” cuando fue seleccionado para este trabajo. Pero también le queda claro que no es un empleo al que mucha gente le gus-

taría acceder. Acepta que las claves para disfrutarlo son “tener mucha paciencia. De tanta soledad uno de puede volverse loco (risas), pero a todo se debe acostumbrar. Los primeros días yo sí me sentía bien desesperado, bajaba a la sala, me salía a tomar aire. Ya después comprendí que debo estar aquí, cuidando. También pongo películas para entretenerme, pero en la tele, porque después de ver dos veces la que proyectamos, como que aburre (risas)”. Con casi 300 filmes proyectados en la sala (y que por lo tanto, ha visto en su trabajo), “Remi” afirma que su favorita de todos los tiempos es Abre los ojos, de Penélope Cruz, “aunque ni me tocó ponerla a mí me gusta mucho”. ¿Qué si se ve en un futuro desempeñándose como proyeccionista? Remigio no duda en responder que sí. “Y espero que sean muchos años. Ahorita yo soy el único proyeccionista en el Cabañas. No soy indispensable, pero de momento no hay quien me supla por completo. No es fácil encontrar gente que se dedique a esto”. Pero incluso dentro de su gremio, “Remi” no es un proyeccionista común. Es uno de esos hombres al que el destino pone en el camino menos imaginado, uno que termina adoptando e incluso disfrutando. Eso sí, hay un par de cosas que cambiaron en este tiempo. Por ejemplo, y por irónico que parezca, no le gusta ir al cine. “Trabajando en esto no me quedan muchas ganas de ir, la verdad. Al principio sí iba con mi familia, porque los niños querían ver películas infantiles y uno pensaba ‘bueno, está bien, que ellos disfruten’, pero prefiero que las vean en la casa. Les compro el DVD y unas palomitas”. ¿Te acuerdas cuál fue la primera película que viste en el cine? “No fui al cine de niño. Mis papás no eran de llevarme. Fui por mi propia cuenta hasta que era adolescente. Fue a la de Romeo y Julieta, con Leonardo DiCaprio, no me acuerdo si en 1995 o 1996”.


PÁGINA 8-B

EL INFORMADOR

Domingo 1 de julio de 2012

PERSONAJES IKER CASILLAS / MARIO BALOTELLI

El capitán furia Por Enrique Toussaint

EN DISPUTA El balón de oro España está más cerca que nunca de conseguir un Balón de Oro. El trofeo de 2012 saldrá del trío que forman Casillas, Iniesta y Pirlo. Los dos centrocampistas han repetido como MVP (jugadores más valiosos) en la Eurocopa. A Iker aún no le ha tocado disfrutar de este reconocimiento.

Son las dos caras de la moneda. El destino los llevó por diferentes caminos hacia la cúspide del futbol. Hoy la moneda está en el aire. En el terreno de juego solo uno saldrá triunfante. ¿Quién se llevará la Eurocopa a casa?

EL INFORMADOR • J. LÓPEZ

A

ficionado y jugador al mismo tiempo. Sufrelospartidoscomoelmásapasionadodeloshinchasdelagradayaceptaladerrotacomoelmásfríoyresponsable de los profesionales. Una mezcla difícilmente vista en el fútbol: pasión y madurez. El rostro de Iker Casillas narra más que 90 minutos, el portero que entiende la frustración y la alegría; el júbilo y la derrota; la decepción y la esperanza. Tanto en el Real Madrid como en España, Casillas es lo más cercano a un símbolo atemporal. Jugadores van y vienen, entrenadores se sientan y salen del banquillo, y Casillas sigue debajo de los tres palos. En un país monárquico, en el futbol, Iker Casillas es lo más cercano a un Rey, a un Jefe de Estado; Iker representa más que un jugador, sino la culminación de lo que debe ser un capitán, la muestra más exacta de que a pesar de los intereses comerciales que mueven al balompié, el deporte sigue necesitando de mitos, lo efímero nunca ha sido el motor de este deporte. Casillas es dos en uno, y no nos referimos a metafísicasbíblicasoadogmasdefe,sinoasusrolestanto en el Real Madrid como en la selección española. En la Casa Blanca, Casillas se ha convertido en un baluarte que tiene asegurado su espacio en los pasillas delafamadelclubmerengue.Nacidoen1981enMóstoles,unacomunidadmadrileña,Ikerascendiófutbolísticamente como lo sueña cualquier aficionado: fue recogepelotas en el Santiago Bernábeu; creció en las fuerzas básicas del Madrid y fue seleccionado español en las categorías menores. Nunca dejó ni por un instante al Real Madrid, si alguien conoce a la institución catalogada por la Federación Internacional de FútbolAsociación(FIFA),comolamejordelsigloXX, es precisamente él. Su debut en 1999 tenía que estar lleno de misticismo. El 12 de septiembre, visitó con el Real Madrid elestadiomásviejoylegendariodelfutbolibérico,San Mamés, también llamado “la catedral”, el recinto sobre el cual gira la ciudad de Bilbao y donde juega el equipo Athletic Club Bilbao, una escuadra profundamente nacionalista y que identifica en el Real Madrid a uno de sus rivales históricos. Un Real Madrid contra Athletic Club trasciende el deporte, es un retorno a las reivindicaciones contrarias al régimen de Francisco Franco, se juega más que un resultado; se juega la justicia de un posfranquismo que dejó heridas abiertas. A partir de esa fecha, el romance entre Casillas y el Real Madrid fue aún más sólido. 2000 y 2001 fueron años de victorias contundentes para el guardameta, en ese par de años levantó con el Madrid la “orejona”, el trofeo de Campeones de Europa, el más prestigioso a nivel mundial.

La bestia incorregible

Después de debutar en el torneo con un desempeño mediocre ante España, y de ser enviado a la banca luego de otra decepcionante actuación ante Croacia, el artillero entró como suplente y marcó con una espectacular chilena en el triunfo sobre Irlanda en el cierre de la fase de grupos. Balotelli guardó lo mejor para las semifinales, en las que marcó dos golazos en la victoria 2-1 sobre Alemania.

EL IN FOR MAD OR

Lo mejor para el final

• J. LÓP EZ

Ahí surgió el Iker que logra trascender las rivalidades del momento y se erige como el factor de cohesión en una selección tan dividida como el país mismo. Iker tomó el teléfono y llamó a Xavi Hernández, ícono del Barcelona y de la selección española, para decirle: “Hay que dejar este cuento en paz, es sólo un partido de futbol y el país está más que dividido”. Este es el Iker más valioso, no sólo el portero que con sus actuaciones se ha ganado el mote de “Santo” en la prensaespañola,nosóloelIkerqueconsurostroconDivisión en el futbol, división mueve a cualquier aficionado y demuestra que algude un país nos jugadores siguen sintiendo el color de la camiseta, sino ese capitán que logra trascender las La última década ha sido el periodo glorioso del rivalidades y conciliar; que sabe que la división no Barcelona. Tres ligas de campeones y cinco ligas de puede traer más que catástrofe y derrotas. España, han convertido a los “culés” en el club más admirado a nivel mundial. Es imposible olvidar aqueLo que estamos llacaradeIkercuandoelBarcelonaderrotóalMadrid viviendo era por 5 a 0 en el Campo Nuevo de Barcelona en 2011, el coraje y el sentimiento de humillación no son concepimpensable hace cuatro tos lo suficientemente fuertes como para explicar su años. Ganar una desazón. Sin embargo, aquí entre la segunda cara y la Eurocopa y un Mundial tal vez más encomiable actitud de Iker Casillas: como antes de llegar a otra capitán de la selección española. Desdelaconquistadelmundialde2010,ladegrafinal. Lo de ahora es dación del vínculo entre los jugadores de la “Roja” es diferente, pero aparente. La polarización que ha vivido la sociedad ilusionante española por los encuentros “calientes” entre el Barcelona y el Madrid, creó un cisma al interior del planIker Casillas, capitán tel. El odio deportivo culminó en patadas en la cande la selección española. cha, declaraciones que degradaban a sus contrincantes y en una polarización que muchos calificaron de “insuperable”. Como si no fuera suficiente, la rivalidad deportiva se convirtió en motor de reivindicacionespolíticas.Elnacionalismocatalántomó un vuelco con los resultados deportivos del Barça y la condena del independentismo asaltó los cuarteles del madridismo. A tal grado llegó la pugna entre ambas escuadras, que el defensa central del Barcelona, Gerard Piqué, encaró a los jugadores del Madrid antes de salir a la final de la Copa del Rey en Valencia en 2011 y les dijo: ya les ganamos la liga de “su España”, ARTILLERO ahora les ganaremos la copa de “su Rey”.

C

ualquiera que lee la biografía de Mario Balotelli advierte que es fruto de una innegable cultura del esfuerzo. Desde niño, cuando tuvo que ser entregado en adopción porque sus padres no podían mantenerlo, Mario Balotelli ha experimentado un orgullo personal difícil de igualar. Dice uno de sus primeros entrenadores en el Brescia de Italia, cuando él solamente tenía 10 años, que ya se comparaba con jugadores de la talla de Diego Armando Maradona. Su apellido no es de cuna, sino la familia que lo adoptó a los siete años. El pequeño Mario nació con muchísimos problemas de salud, su muerte siempre fue un fantasma que rondó a su familia de origen ghanesa que no le podía brindar un espacio habitacional cómodo con las condiciones necesarias para enfrentar sus problemas sanitarios. Ante esto, Mario se ha definido como un hombre de “poco arraigo”, “no se define por sentimientos profundos, y siempre busca el desarrollo personal”, como lo declaró al prestigioso diario deportivo de Italia, La Gazzetta dello Sport. Algunos de los problemas de fidelidad y disciplina se originan en sus primeros años de vida, nunca tuvo la mejor de las relaciones con sus entrenadores en las fuerzas básicas y la obediencia tampoco ha sido una de sus características principales.

El escándalo como marca Su carrera, que comenzó como profesional a los 15 años, está marcada por el escándalo. Existe una página de internet que vive de las locuras del actual jugador del Manchester City de Inglaterra. Su entrenador en el equipo británico, Roberto Mancini, declaró hace algunos días que si Mario “no cambia, su final sería trágico”. Sus extraordinarias cualidades que lo hacen ser uno de los delanteros más completos del mundo (buen remate de cabeza, velocidad y fuerza, definición y creatividad), contrastan con su problema con la autoridad y las reglas mínimas de convivencia en un equipo de fútbol. Para ponerlo fácil, Mario Balotelli hace lo que se le da la gana en la cancha y en la banca; declara a los medios sin recatos ni matices; y no duda en exaltar su ego en cuanto un micrófono se cruza en el camino. Hace p oco declaró que si no jugara Lionel Messi, él sería por mucho el mejor jugador del mundo. Su ego siempre ha superado a su cabeza, su personalidad histriónica lo ciega. Y hay que decir que el destino no le ha jugado malas pasadas, ha podido portar las camisas de equipos de gran tradición y fuerza en el balompié mundial. En 2010, Balotelli fue piedra angular de los primeros meses de aquel Inter de Milán que levantó todas las copas que jugó. Sin embargo, como ya nos tiene acostumbrados, el segundo jugador de raza negra que ha portado la camisa de la Nazionale, la selección de Italia, decidió sa-

lir a dar una entrevista luciendo la camisa del A.C Milán, el acérrimo rival del Inter. Esta actitud provocó que José Mourinho, su entrenador en la época y del cual se decía que había logrado domar la personalidad del italiano, lo separara del plantel y entendiera que el carácter del delantero era incorregible. En el Manchester City, la historia no ha sido distinta. Llegó al renovado y muy bien reforzado equipo británico como una de las estrellas a seguir. Recibió el apoyo de Mancini, su entrenador, y le ha pagado con indisciplinas que le han costado pasar mucho tiempo en la banca. En la pretemporada, en Estados Unidos, el delantero expresó su indiferencia en un partido contra un equipo de la liga americana, y dentro del área, sin portero, se mofó de los rivales fallando adrede una oportunidad dentro del área. Automáticamente Mancini lo sacó de la cancha y lo encaró fuertemente. Estas actitudes han sido frecuentes en un jugador con cualidades extraordinarias, pero sin un mínimo de responsabilidad en el campo y fuera de él. A pesar de todo esto, los buenos tiempos han vuelto a la vida de Balotelli. Con una participación extraordinaria en la Eurocopa, en donde se ha convertido en el símbolo del ataque italiano, Balotelli ha vuelto a las portadas de los diarios como esa bestia que devora el área y no deja ir oportunidad de gol. Sin embargo, no queda claro que, tras años de escándalos recurrentes, Balotelli haya, por fin, aprendido la lección.

Esperé mucho tiempo por este momento, especialmente porque mi madre vino a verme y quería hacerla feliz Mario Balotelli, delantero de la selección italiana.


Domingo 1 de julio de 2012

Guillermo Dellamary

EXPLORANDO EL MUNDO Hoy, primer día de julio se rompen inercias políticas. Aun arrastrando sistemas arcaicos y anárquicos, asoma la posibilidad de mayor definición en cuanto a respeto y potencial responsabilidad, a partir de una participación electora. Con tales premisas se abren casillas a recibir el cumplimiento ciudadano en algo más que el voto: el ejercicio de un derecho. Cumplir al votar da el derecho a exigir sin concesiones y así concluir con el paternalismo de falsa bondad e hipócrita comportamiento, conducente a la servidumbre;realmaquillajeconceptualdebienestarque disfraza mal por bien. Esta fecha registra apertura y posibilidad de renacimiento a la confianza perdida. Honestidad, experiencia y capacidad serán probadas por quienes obtengan mayoría para un puesto público. Porque la población concurrirá a votar conscientedenecesidadesapremiantes,insertasenunmarcode valor sin antecedente; por la memoria de cuanto se ha prometido para convertirse en exigente cumplimiento sin excusa ni demora. El tiempo ha modificado la estructura política y de la vida toda. La urgencia es imperativa en un contexto internacional de competencia exigente de innovación, perseverancia y conciliación inteligente de intereses confrontados con los de otras latitudes y las propias en el rango de los proyectos enunciados y que son las promesas específicas que convencieron al elector. A partir de este lunes, la ocupación sustituye a la preocupación; vamos de la simple promesa al compro-

Carlos Cortés Vázquez

VISIÓN Y DECISIÓN Se abre el telón y los invitados arriban con particular entusiasmo, por allí vemos a los anfitriones, los funcionarios de casilla, con tremend as listas de asistentes y rodeados del ajuar de boletas para otorgar a los comensales. Revolotean vítores y sospechas, la alegría se aleja, al paso que las miradas escrutan todos los movimientos corporales, en busca de anomalías. El ambiente se enrarece, crece la tensión, los opositores marcan su territorio y la supervisión aumenta su tono. La respiración se acelera, los hombros se alzan, la cordialidad se desvanece y sólo queda una austera formalidad. Se teme la llegada de los mapaches, de los borregos en carrusel, de ratones y de lobos vestidos de ovejas. La sutil amenaza, hace sentir la sombra de la indeseable visita del odiado don fraude. Un indeseable personaje que estropea la algarabía, con sus engendros sucios y actos asquerosos. Su sola presencia, mancha meses de trabajo y opaca las ilusiones democráticas. La fiesta tiene que continuar, los votantes llegan uno a uno, para apropiarse de su sagrado derecho a

EL INFORMADOR

Este día es el gran día miso auténtico convenido durante la campaña, desde un presidente municipal, diputado o senador hasta al que ocupará Los Pinos, desde donde parta la iniciativa incluyenteconhechostrascendentalesparacadapoblado y sus residentes. Persiste la inseguridad a partir de ausencia de pertenencia que incentiva acciones positivas integradoras de identidad, orgullo, satisfacción y respeto; respeto a una luz roja por convicción y no por temor a la pena por la infracción. La pertenencia, la identidad y la dignidad integranunacadenadevalorenelcontratosocialalque ingresamos y en el que nos desempeñamos a partir de la guía gubernamental programada que comenzará a expresar sus propósitos, que surtirán efectos el primer día de diciembre. Este lunes quedan para la narrativa los esfuerzos y denuestos. Así también la culminación de tres meses intensos en campaña, durante los que se dijo e hizo el intento de exterminar dudas y exponer ideas procedentes para el proceso transparente de justicia con el sustento de la legalidad dentro del derecho constitucional. El compromiso social es uno, amalgamado en los Tres Poderes, igualado número en órdenes de gobierno, dando estructura al Federalismo. Es tiempo de preparación a la operación por quienes tendrán la oportunidad de cumplir y hacer cumplir promesas y postulados. Dios nos guarde de la discordia. sicpm@informador.com.mx

Fiesta democratica

elegir a sus gobernantes. Armado de lápiz, crayola o una pluma. Lleva a la intimidad su decisión, para tachar con heroica fortaleza y libertad, su convicción ciudadana de optar por su representante y autoridad, que guiara los destinos de la comunidad. Al concluir el desfile y peregrinar de los convidados, engalanados con su digno derecho a participar, se cuentan los votos y se pregonan los resultados entre los ansiosos presentes. Miles de actas y paquetes, volaran a un centro de acopio, como confeti que surca los cielos. Don fraudenodejaenpaz,yacechaconstantementeparaasestar su golpe bajo y acabar con el festín. El buen humor, la honestidad y la túnica de la ética, aparecen como caballeros andantes para extirpar el mal que azota con risas hipócritas y burlescas. Los comensales gritan de júbilo el triunfo de la incipiente democracia, mientras que los males quedan extirpados y arrojados al cadalso, junto con los otro majaderos saboteadores. Disfruta de la danza de los votos y del limpio y puro aroma de honestidad, que rodea el canto del triunfador.

PÁGINA 9-B


PÁGINA 10-B

EL INFORMADOR

Domingo 1 de julio de 2012

FATIGA CRÓNICA DAVID IZAZAGA

El Observador electoral

PARTICIPA Observadores en YouTube

“Éramos así como una versión muy temprana y edulcorada del movimiento Yo soy ciento treinta y sabe cuántos”

“Éstas serán las elecciones más documentadas de la historia del país ya que, gracias a los avances tecnológicos, cualquier ciudadano puede potencialmente convertirse en un Observador electoral y participar en este proceso democrático de una manera más activa”, dijo el gigante de internet, Google, cuando pidió a los usuarios que hoy graben las imágenes y escenas que mejor ilustren su experiencia votando, con un teléfono o una cámara de video. “Después visita el canal Observa México en YouTube y comparte tu video. En el sitio encontrarás todas las instrucciones para hacerlo”.

ESPECIAL

Fue en el proceso electoral de 1994 tó lo que sucedía en mi cochera: yo seguí do alguien tomaba una botella de agua cuando por vez primera se reconoció jugando encima de las mesas y bajo los para beber, pedía permiso a todos los la figura del “Observador electoral”. pies de los representantes de casilla que que observaban con cuidado cada acNo recuerdo en qué momento o por muy seguramente eran mis vecinos y ob- ción que se realizaba en esa casilla. qué circunstancia me picó el mosqui- servando cómo llegaba a votar la gente. Mientras tanto, el observador to de la responsabilidad civil electoral Luego de la hora de la comida, el flujo de electoral (que era yo, por si no les hay fui a tomar el curso requerido para votantes bajó y como que les llegó el so- bía quedado claro) estaba por ahí, fisser Observador el día de las eleccio- por a los que estaban en la mesa, porque goneando todo, acercándose a la menes. Quizá porque fue por esas fechas comenzaron a desesperarse del sueño, sa y esperando que emergiera algo cuando tuve por primera vez creden- de que la tarde avanzaba y de que nadie digno de ser consignado. De pronto, cial para votar. E igual que yo, varios se veía por la calle. Hasta que hay una controversia ante El recuerdo que la cual no sabe cómo acchavos iniciándose en los veinte, acu- se pusieron de acuerdo y codieron a la cita para el curso. Éramos menzaron a levantar el tentuar el funcionario de came impulsó a silla, que mira a sus comasí como una versión muy temprana y derete y a marcar las boletas edulcorada del movimiento Yo soy que faltaban, porque cómo pañeros como buscando ciento treinta y sabe cuántos. las iban a regresar así en comprometerme a respuesta y luego a los La cuestión era muy simple: nos da- blanco. Podría ser sospechorepresentantes de partiban una credencial oficial que nos acre- so. Y hasta a mí me pusieron fisgonear que no dos. Finalmente alguno ditaba como Observadores y lo único a cruzar las boletas. “Por el acude a quien menos se lo que teníamos que hacer era eso: obser- tricolor, mijo, tú ponle un ta- fueran a poner a espera y grita: ¡Observavar. Nos habían advertido que no podía- che al de la bandera”. dor! Y yo, como no quería mos intervenir, que nuestro papel era sóFue quizá este recuerdo algún chiquillo a decepcionarlos encogiénlo ver —estar de chismosos pues— y el que me impulsó a comprodome de hombros ante su luego consignar por escrito todo aquello meterme en esta tarea de al cruzar las boletas duda, respondo como meque hubiéramos advertido. menos ir a fisgonear que no jor creo. Y ya, a partir de Recuerdo haber llegado excesiva- fueran a poner a algún chiahí, cualquier duda pamente temprano a la casilla (que estaba quillo a cruzar las boletas. ra proceder en tal o cual situación a sólo unas cuadras de mi casa) aquel doPues bien, aquel domingo de 1994 era solucionada con el grito: ¡Obmingo de 1994. Ilusamente yo pensaba poco a poco fueron llegando los fun- servador! Y ahí iba yo, como una que ese año el candidato del PAN, Diego cionarios de casilla y los representan- especie de Bonifacio Núñez a Fernández de Cevallos iba tes de partidos y el ambien- resolver salomónica y discrea ganarle la elección al PRI, Tenía un recuerdo te era francamente muy tamente cada situación precuyo candidato era Ernesto tenso. Recuerdo que un re- sentada. Hubo incluso, al fiZedillo. Nada más me había de mi infancia, del presentante de partido nal, a la hora de las actas, una adelantado seis años en el (que luego supe era del disputa entre partidos en la proceso electoral PAN) se ofendió terrible- que hasta regañé a uno de pronóstico. El que estuviera conmente cuando osé pregun- los participantes, cité un arvencido de que se fraguaba de 1982, cuando tarle su nombre. Quizá te- tículo de no sé qué parte de un fraude electoral de dimió perder la virginidad aquella ley electoral y anulé mensiones mayúsculas no el candidato por el con un simple observador una boleta. Todos estuvieera un pensamiento emerelectoral. Hay que recordar ron encantados con mi partigido de mi mente por gene- PRI fue Miguel de que aquel 1994 fue un año cipación de “Observador” en ración espontánea. Tenía terrible y que en buena me- aquella casilla y yo me fui de un recuerdo de mi infancia, la Madrid Hurtado dida había una especie de ahí pensando que el presidendel proceso electoral de temor de que el proceso te sería Fernández de Cevallos, pues 1982, cuando el candidato electoral no fuera —como aquella casilla había ganado de forma por el PRI fue Miguel de la Madrid Hur- en realidad sí lo fue— terso y sin com- apabullante. Pero, ya sabemos, no fue tado. Vivía yo entonces en un pueblito y plicaciones. así. Hubo que esperar seis años más la casilla electoral se instaló en la cocheTodo se hacía escrupulosamente, para esperar una alternancia que terra de mi casa. A esa edad no me impor- con transparencia y casi casi hasta cuan- minó en un muy mal chiste.

Carlos Enrigue

AYER DECÍAMOS Después de haber soportado estoicamente las campañas electorales por fin llegó el ansiado día en que todos iremos con alegría a depositar nuestro voto a favor de a quien le pegue la gana a cada quien, por ello le recomiendo que deje de leer estas bemberas y busque su casilla y vaya a votar, o si no quiere pues no vote, que todo se vale. Lo que sí no me gusta nada es que para los que nos decidimos votar, nuestros padres conscriptos comopremiohayandeterminado,unavezmás,introducirse en nuestras vidas y ordenarnos que este día no bebamos para festejar en seco este día de alegría nacional, ya que por ley, es ley seca, lo cual significa que ni usted ni yo podremos celebrar en un restaurante esta jornada de alegría; de ninguna manera hago una apología del alcoholismo, pero no podemos olvidar que hay estudios científicos que afirman que el Tequila aprieta los dientes, estira la piel, hace crecer el pelo, ayuda a eliminar los radicales libres y te alarga la vida si te conviene, tomado en dosis diarias de no menos de tres ni mayores de diez. Lo anterior sin contar con la profunda relación que ha existido siempre entre el alcohol y las jornadas electorales, lo cual en los Estados Unidos, de quien copiamos todo lo malo y no lo bueno; como muestra de las bondades del sistema, es histórico que el notable escritor Edgar Alan Poe falleció gracias a que no pudo soportar los efectos de

Ley seca una melopea electoral de quinto grado en la escala de Richards ya que, según los usos de la época cada vez que votaba le proporcionaban un farolazo, por lo que gracias a que allá no había entidades de negocio como el IFE, pudo votar cuantas veces quiso para terminar en un acto de amor besando el suelo patrio. Resulta explicable que a los gozosos de becas en el órgano regulador de elecciones les valga gorro la situación económica del infelizaje, ya que ellos están más que calientitos con el billete que reciben (no suponga usted que tengo envidia de lo que reciben, tenga la certeza de que la tengo) pero impedir la bebida hace que los tequileros no vendan cinco millones de botellas de tequila en el festejo y eso sin contar a los restauranteros y lo más grave es que acaba con el ánimo festivo. Pero no es todo, por si fuera poco, es uno de los ataques más arteros en contra del turismo —la gran esperanza de ingresos para nuestra patria— imagine usted a un turista alemán que despierta en Puerto Vallarta el domingo queriendo ver en la tele la final de la copa de Eurocopa, prepara sus botanas y llega a cualquier lugar “exigiendo su tequila y pidiendo su canción” y le anuncia el mesero que hay ley seca, dudo que en el mundo pueda explicarse el nivel de subdesarrollo que vivimos.

VIDA CONTEMPORÁNEA

Nos sobran 15 millones de toneladas de peso Alertan del incremento del consumo de comida por la obesidad Por Alejandra Agudo/El País

S

obre una báscula, la humanidad pesaría 287 millones de toneladas, de las que 15 millones son de sobrepeso. Lo afirma un estudio de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de la universidad de Londres. Es como si hubiera 242 millones de personas más en el mundo, anota el texto. Y también hay que alimentarlas. La obesidad es una epidemia y el quinto factor

de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Los kilos de más son una cuestión de salud, pero también social, dicen los investigadores. Las personas con sobrepeso necesitan más cantidad de energía para moverse. Eso significa más comida. “Todo el arroz, los cereales o la carne que Estados Unidos emplea en alimentar su gordura podría sustentar a 22 millones de personas al día”, explica David Prieto-Merino, coautor del estudio junto a otros cinco expertos. La investigación, con datos de 2005 -los más fiables disponibles, según los autores- y recién publicado, muestra que ese peso extra no está uniformemente repartido. Los países ricos son los más obesos, mientras que los pobres tienen serias dificultades para cubrir sus necesidades nutricionales. Según sus cálculos, 12 norteamericanos adultos pesan una tonelada (81 kilogramos de media), mientras que harían falta 17 asiáticos para llegar a esa cantidad (59 kilos).


Domingo 1 de julio de 2012

EL INFORMADOR

UNA NOVELA POR ENTREGAS DE DIEGO PETERSEN / CAPÍTULO 19

COMO MOSCA EN PARABRISAS

PÁGINA 11-B

PREVIAMENTE. Por una demanda judicial exhumaron el cadáver de la viuda de Lafitte. En el ataúd sólo había palos, piedras y una chamarra militar, la que le habían robado a Mike, hijo de la viuda y quien junto a su amigo Manuel desenmarañan un fraude. El rostro que han desvelado es el del judicial Francisco Sahagún.

Adalberto llegó a la oficina del comandante Peláez cargando la caja de brandy Presidente y una gran sonrisa. El pago de sobornos a policías a cambio de datos o filtraciones no era algo extraño para él; pagar por información era tan normal como recibir algún regalo o gratificación por no publicar una nota. Eran “gestos de agradecimiento entre caballeros”, decía Beto en el periódico, donde pagar por información estaba tan penado como recibir dádivas. Manuel, su jefe, era implacable en ese tema. “Lo único que les enseñan en la universidad a los nuevos periodistas es a no hacer negocio, pero del oficio nada”, decía Beto a manera de burla. Pero, más allá de la carrilla era algo que simplemente no entendía. Para no entrar en conflictos con Manuel ese era un tema que nunca tocaba; pagaba cuando había que pagar y recibía, menos seguido de lo que le hubiera gustado, con toda naturalidad y sin que su jefe se enterara. Veía con asombro cómo su jefe repartía las canastas de navidad y cómo rechazaba información por la que le pedían dinero, haciendo más difícil el trabajo de los reporteros. Para Beto pagar por información era simplemente acortar la ruta, irse por la carretera de cuota y no por la libre, una vía larga, bachosa; y por las rutas que él transitaba, normalmente peligrosas. El comandante Peláez estaba dormitando, con las botas encima del escritorio, cuando Beto le puso ruidosamente la caja de Presidente justo junto a sus pies. —Aquí está tu caja de brandy, pero por lo que te voy a decir en un momento te voy a tener que quitar dos, dijo Beto mientras abría la caja y sacaba un par de botellas para apartarlas. —Hey, hey, hey, no te cobres a lo chino, primero dime de qué se trata y luego yo decido si te las mereces, reporterito de segunda. —Tienes razón, los reporteros de primera no hablan con comandantes mugrosos como tú, van con el Procurador a restaurantes caros o con Monterrubio a los table dance del Poniente a hablar de puras babosadas. Pero, qué le vamos a hacer comandante, aquí estás tú, en tu oficina que hiede a rastro con

EL INFORMADOR • J. LÓPEZ

XIX

un reportero que te soborna con brandy Presidente. Qué bajo hemos caído. —Ya pues. No tienes que restregármelo. Dime por qué fregados debo hacerte un descuento de dos botellas. —Por lo que te voy a decir. —Pos dímelo y deja de hacerte el interesante. —Ya resolví el caso de la hermana de la Viuda Negra. —¿Encontraste el cadáver? —Digamos que no sé dónde está pero sí se quién es, y eso vale dos botellas. Peláez se enderezó y puso las manos sobre el escritorio. Beto había logrado despertarlo con sus intrigas y hasta ponerlo de mal humor. —Deja de fregar y dime qué sabes. —Que tampoco hay cadáver, pero no porque esté viva. —Joder, Beto, suéltalo, ¿desintegraron el cuerpo?

—Tampoco. Simplemente nunca existió, por eso no has encontrado nada. La señora que aparece en la identificación con la que compraron el seguro y de la que se hizo un certificado de defunción es la misma Camelia Padilla pero con peluca. Un fraude perfecto. Peláez se le quedó viendo fijamente a Beto sin saber si era otra de esas bromas malas que acostumbraba el periodista o era en serio. Beto no reía, por el contrario alargó las dos manos y tomo las botellas por el cuello. —La casa gana. —Momento, dijo Peláez devolviendo las botellas al centro del escritorio, primero explícame cómo sabes eso y luego le ponemos precio. —Mi jefe habló con su amigo, el hijo de la viuda, y cuando le enseño la foto se rió de ti, de mí y de mi jefe, así que date de santos que no te descuente más

botellas. —Hija de su madre, dijo Peláez sorprendido. Ta´bien, te las ganaste, pero las otras diez son mías. Qué codos son en tu periódico que hasta te mandan a negociar descuentos. —¿Y de Pancho Sahagún qué me dices? —¿Qué quieres que te diga? —¿Lo van a procesar por este asunto? —¿A quién? —A Sahagún, es el autor intelectual y beneficiario del fraude. —De cuándo acá me saliste tan ingenuo, reporterito de segunda. ¿De verás crees que por lo que te dijo un bolero vamos a procesar a un policía? —No por lo que me dijo el bolero, sino por todo lo que tú sabes que pasó, no te hagas güey. —A ver Beto, no jodas. ¿Te imaginas

lo que pasaría si los policías comenzamos a perseguir a los policías? Esto no se acaba nunca. Perro no como carne de perro. A Sahagún, como ya te dije, lo protege el capitán Monterrtubio. Si yo toco a ese baboso desato una guerra entre corporaciones. Lo que seguiría es que el capitán se dejaría venir contra mí con toda la furia y de paso contra mi jefe el Procurador. Si tocan al Procurador, el gobernador se va a ir contra Monterrubio y terminará enfrentado con el Ejército. Para estar tan viejo eres muy ingenuo Beto. —Y tú para estar tan joven eres muy cínico Peláez. Se hizo un silencio incómodo. Muy a su manera Beto creía en la justicia y que el periodismo de nota roja era una forma de colaborar para que la ciudad tuviera un poco menos de malandros y de impunidad. A la suya, Peláez también se consideraba un buen policía. Era eficiente y cuidadoso en la integración de las averiguaciones previas y, aunque aceptaba gustoso regalos a cambio de favores, no estaba involucrado con ninguna de las mafias. A Beto le hervía la sangre, pero no estaba seguro por qué. Se sentía como una mosca que había golpeado de repente con un vidrio que nunca vio. Había topado con el límite, podía ver lo que sucedía del otro lado, pero había una barrera infranqueable. —No te agüites Beto. La policía somos la violencia tolerada. Mientras la tengamos controlada al país no le va a pasar nada. El caso de los amigos de tu jefe está cerrado. Van a haber órdenes de aprensión contra todos ellos, menos contra Mike que no firmó nada. Pero nadie los va a perseguir. Con esto que hicimos la aseguradora puede cobrar el coaseguro y todos tranquilos y felices. Hay que aprender de los gatos: si no te puedes deshacer de las porquerías por lo menos hay que enterrarlas. En un año este expediente tendrá tanto polvo encima que nadie se acordará de él. —¿Lo puedo publicar? Dijo Beto en un arranque de dignidad. —Puedes publicar lo que quieras, pero tú mejor que nadie sabes que no lo vas a hacer. Ahí están los datos; tú inventa la historia que quieras, que para eso ustedes los periodistas son inmejorables.

Continuará...


PÁGINA 12-B

EL INFORMADOR

Domingo 1 de julio de 2012

Tapatío 1 de julio  

Pasaporte 1 de julio

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you