Page 1

FUNDADORES

Jesús Álvarez del Castillo V. Jorge Álvarez del Castillo Z. EDITOR-DIRECTOR

Carlos Álvarez del Castillo G.

SECCIÓN

B

AÑO XCVI TOMO CCCLXVII NÚMERO 34456

GUADALAJARA, JAL., DOMINGO 7 DE JULIO DE 2013

CUADERNO DE LECTURA el cartero de barrio, crónica de un Páginas SEIS Y SIETE oficio de antes

cuando el castigado es quien paga por tener sexo Página 10

Mohamed morsi, un presidente que no pudo ser Página CUATRO

Supervisor: Eduardo Castañeda H. eduardo.castaneda@informador.com.mx / Ana López ana.lopez@informador.com.mx

MEDIOS DE COMUNICACIÓN.REFLEXIONES SOBRE UN EJERCICIO EN TRANSICIÓN

“El periodismo cultural busca

inquietar, y la felicidad” El poeta y periodista Hugo Gutiérrez Vega señala que no es lo mismo vender salchichas que vender ideas. Tenemos la responsabilidad de la seriedad intelectual, y esto no es demagogia, asegura en entrevista

L

os suplementos culturales como el que tiene en sus manos –o que probablemente lee en línea— son “Robinsones” de la actual crisis del periodismo. Sobrevivientes informativos que, para Hugo Gutiérrez Vega (Guadalajara, 1934), desempeñan funciones nada desdeñables: “Abren el apetito intelectual e invitan a profundizar; fomentan la lectura y la curiosidad; desarrollan el espíritu crítico y la inteligencia”. Pero la lógica empresarial en la mayoría de los diarios, es similar a la de los países en crisis económica: los primeros recortes van hacia la cultura. Difícilmente se verá que se eliminen las secciones de sociales o policiacas, dijo el intelectual tapatío, “porque en sociales se paga por salir y en la policiaca se paga por no salir”. A punto de convertirse en un octogenario, el periodista, poeta, diplomático, abogado, actor y director de teatro, se considera afortunado por estar al frente de uno de los suplementos que se mantienen vivos en México: La Jornada Semanal, donde cada domingo publica su columna “Bazar de Asombros”. Su labor desde hace 15 años, explicó en el restaurante de su hotel en Guadalajara, consiste en dirigir un grupo de periodistas especializados en temas de cultura. Pero no sólo en lo que se refiere a las diversas expresiones artísticas, había advertido antes el maestro, sino “entendiendo por cultura lo que Max Scheler llamaba el ‘entorno histórico genético’”, donde se incluyen aspectos económicos, sociales y políticos que son esenciales para observar el desarrollo o involución de una sociedad. Asuntos como migración, modernidad y posmodernidad, tecnología y deshumanización, temas de carácter político o la historia de las mentalidades, deben ser parte –según el editor— de esa “reflexión semanal sobre el estado de la cultura en el país y en el mundo”. Sin dejar de lado, claro está, la acción de tomarle el pulso a las expresiones artísticas actuales, y “recordar a las grandes figuras delpasadoparaquesuexperienciaseaútil a los lectores”. Objetivos similares, si se analiza, a los de los Estudios Culturales, con los que el periodismo cultural también comparte la perspectiva crítica, seria y reflexiva. Pero a diferencia de los pesados documentos académicos destinados a leerse en el seno de las universidades, el enfoque periodístico “debe ser rápido y ameno”, para atraer al lector en lugar de repelerlo. Debe saber “cómo interesar sin caer en la demagogia”, continuó Gutiérrez Vega, quien suele pedir a sus colaboradores “trabajos periodísticos sobre temas profundos”. Además de la buena escritura, “el periodista cultural tiene que ser un buen observador de la realidad inmediata, y tener olfato para distinguir qué es lo que interesa y qué es lo que siguen fundamentalmente los jóvenes”. El autor de obras poéticas como Buscando amor, Cuando el placer termine y Las peregrinaciones del deseo, recomendó la especialización a quienes se dedican al periodismo cultural: “yo les insisto a mis compañeros que se especialicen. Que tengan una información general sobre la cultura y sobre el arte, pero que si les gustan las artes plásticas se enfoquen en eso”. Sobre todo si se consideran –dijo después— las características actuales del mercado.

zan, “el periodismo cultural cumple una tarea civilizatoria en un mundo cada vez más incivil y deshumanizado”. Lo ha afirmado en varias ocasiones, entre ellas en su discurso de agradecimiento al recibir el Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara de 2010. Desde muy joven debió haber tenido esa intuición, pues empezó a publicar en el suplemento cultural de EL INFORMADOR y en la revista Juventud (de los colegios jesuitas), mientras estudiaba Derecho en la Universidad de Guadalajara. Ya desde entonces se había interesado también por el teatro y la poesía, sin embargo, la oferta universitaria era todavía muy reducida a mediados del siglo veinte. “No quedaba de otra en Guadalajara si uno tenía preocupaciones humanísticas”, contó el maestro sobre su primera decisión académica: “no había Filosofía, no había Letras, no había Sociología, no había Historia. La Universidad tenía las carreras tradicionales como Ingenierías, Ciencias Químicas, Medicina, Derecho y Contabilidad”. Después de un año de ejercer la profesión de las leyes, Gutiérrez Vega se dio cuenta de que no era lo suyo y salió corriendo. Sin embargo, en cierto sentido se considera todavía “un abogado de la UdeG”: “Sigo admirando mucho el Derecho; me parece que no sólo es importante para la convivencia humana sino que es una belleza; es precisamente la justicia”. Al ingresar a la Facultad de Letras en la UNAM fue cuando verdaderamente encontró su pasión. Luego vivió en Roma por algún tiempo, donde continuó sus estudios en letras italianas, dirigió el grupo Teatro Iberoamericano de Roma y convivió con los escritores y poetas Rafael Alberti, Mario Benedetti, Pablo Neruda y Miguel Ángel Asturias. Antes, durante y después de haber sido miembro del Servicio Exterior Mexicano por 35 años –en los que fue Embajador de México en Grecia, y cónsul o agregado cultural en más de 10 países— Gutiérrez Vega continuó desarrollando, y hasta la fecha, sus aptitudes periodísticas y poéticas. “Pero mi actividad fundamental sigue siendo la poesía” afirmó para corregir después de unos segundos: “o más que actividad, la poesía es mi aspiración fundamental”.

“El periodismo no es negocio”

En casi 60 años, Gutiérrez Vega ha sido testigo de innumerables cambios en el oficio periodístico. Cuando dirigió la Revista de la UNAM –recordó ante unas 30 personas en su conferencia del viernes en Guadalajara— al equipo le tomaba varios días armar las páginas de la publicación mensual, pues era la época del “cúter y el resistol”. Hoy en día, esa tarea se puede lograr en 15 minutos. Como la anterior, Gutiérrez Vega reconoce otras bondades de las nuevas tecnologías. “Puede haber muchas alteraciones en el trabajo virtual, pero es diálogo y la cultura es diálogo humano”, dijo en entrevista, y afirmó que la mayor parte de los lectores de su suplemento están en internet, y que las redes sociales se han convertido en importantísimas herramientas de comunicación. Hace unos días, incluso, sostuvo un videochat de dos horas en el que respondió las preguntas de sus lectores. Pero su gusto personal lo tiene muy claro: “sigo pensando que el rito de tomar el café en la mañana y abrir el periódico, el olor a tinta y a papel recién salido de la imprenta, es un rito al que la humanidad no puede renunciar. Como no creo que se pueda renunciar a hacer Del derecho a las letras el amor, a leer poesía, a leer una novela Hugo Gutiérrez Vega está conven- o a ir al cine; son cosas que la humanicido de que al tratar temas que humani- dad ha inventado y que tiene que con-

EL INFORMADOR • E. PACHECO

Por Eugenia Coppel

POSICIÓN. Hugo Gutiérrez Vega entiende por cultura “lo que Max Scheler llamaba el ‘entorno histórico genético’”, donde se incluyen aspectos económicos, sociales y políticos que son esenciales para observar el desarrollo o involución de una sociedad.

servar a como dé lugar”. Además es innegable que el avance imparable de la virtualidad, aunado a los elevados precios del papel, son factores que han llevado a la prensa escrita a una situación crítica en el mundo entero. Y a estosesumaqueenelMéxicoactual–afirmó Gutiérrez en su conferencia— la labor informativa es una de las más riesgosas. “El periodista en México está sujeto a dos amenazas: si habla, se le castiga; si no habla, se le ignora. El crimen organizado, el narcotráfico, los intereses caciquiles, los grupos políticos antagónicos, todos ellos conspiran en contra de la tarea del periodista. Nunca había sido tan amenazado el periodismo como lo es ahora”. Otro problema del periodismo, según este observador de la realidad nacional, “es que la mayor parte de los periódicos son propiedad de empresarios que consideran que el periódico es un negocio. Y el periodismo no es un nego-

cio: es un servicio público” –aseguró el maestro— que aunque se sostiene de las ventas y la publicidad, “no se debe guiar por el criterio comercial”.

Reflexión y malicia Y sobre todo “en un país dominado por ese aparato que es la televisión” –dijo Gutiérrez— uno que enajena a las personas, que fomenta el consumo, y “que responde a las necesidades del sistema capitalista”. En ese sentido, “es responsabilidad de la prensa escrita combatir la enajenación”. “¿De qué manera? Proponiendo la reflexión sobre distintos temas y teniendo la malicia periodística para escogerlos (…) Porque no es lo mismo vender salchichas que vender ideas. Tenemos la responsabilidad de la seriedad intelectual, de la observación de la realidad inmediata, y de la idea clarísima de que el periodismo tiene que buscar la ver-

dad. Y esto no es demagogia”, advirtió, “lo tiene que hacer a través de la buena fe, de la pericia formal y del estudio de la realidad inmediata”. Al desafiar a los poderes fácticos, “el periodista cultural es un provocador” y lo que busca –según el tapatío— son fundamentalmente dos cosas: “inquietar y la felicidad, que se encuentra en las expresiones artísticas”. “Porque es muy difícil vivir sin ver una película, sin leer un poema, sin ir al teatro, gozar un concierto o leer un libro constantemente. Porque si no se hace eso, ¿se puede seguir viviendo?”, se preguntó Gutiérrez Vega hacia el final de su conferencia. “A la mayoría les vale por que tienen la tele, pero el suplemento demuestra que hay otras maneras de alcanzar la felicidad; que es lo que da el pensamiento crítico, la reflexión y la preocupación por los otros. Creo que esas son las funciones del periodismo cultural”.


PÁGINA 2-B

EL INFORMADOR

Rosa Montero

Antonio Ortuño

EL MUNDO ALUCINANTE

Mujeres que hablan de sus vidas La buena noticia es que, en el transcurso de las cuatro o cinco últimas generaciones, el mundo ha dado un salto gigantesco hacia la superación del sexismo, cambiando de manera drástica (al menos, en Occidente) unos modos de vida milenarios. La mala noticia es que, sí, en efecto, el machismo aún perdura. Y además, ese machismo es una ideología en la que se nos educa a todos, hombres y mujeres, de manera que nosotras también caemos como moscas en las trampas sexistas. Por ejemplo, lo dije hace ya años y lo he repetido varias veces, pero es una de esas obviedades que por desgracia hay que remachar, porque siguen ocurriendo: me desespera que, cuando una autora escribe una novela protagonizada por una mujer, todo el mundo piense que está hablando de mujeres, mientras que cuando un hombre escribe una novela protagonizada por un varón, todo el mundo piensa que está hablando del género humano. Y lo peor es que en este reduccionismo machista participan también muchas lectoras; montones de mujeres que creen que, por poner un personaje principal femenino, estás hablando específicamente de “nosotras”. Pues no. No es verdad. Al menos, no es verdad para mí. Yo no tengo ningún interés en hablar de mujeres; quiero hablar del género humano, pero es que la mitad de ese género humano es femenino. E incluso, si en mis libros aparece en algún momento una referencia a las limitaciones sociales que pudo encontrar una mujer por el sexismo, con ello también estoy hablando de los hombres, porque los varones participan en esa situación sexista, también es cosa de ellos. Es un juego a dos, en fin, cosa que entendemos perfectamente cuando leemos una novela sobre los magnates de la industrialización y los obreros, por ejemplo. Pero con las mujeres, ay, con las mujeres seguimos sin verlo tan claro. Se me han venido de repente a la cabeza todas estas ideas sobre literatura y machismo porque Si en mis libros aparece acabo de leer, uno detrás de otro, tres libros de mujeres que acaban de publicarse y que, curiosamenen algún momento una te, son todos de alguna manera autobiográficos. Y resulta que, cuando empecé a publicar narrativa referencia a las hace 34 años, en nuestra sociedad, mucho más selimitaciones sociales xista por entonces, corría el despectivo tópico de que pudo encontrar una que las autoras solían escribir novelitas testimoniales en las que contaban sus pequeñas vidas. Hablar mujer por el sexismo, de lo personal en una mujer, en fin, era sinónimo de con ello también estoy insustancialidad y de nadería literaria. Mientras que a los varones que utilizaban recursos biográfihablando de los cos eso jamás se les tuvo en cuenta. Una prueba innegable de que hemos mejorahombres, porque los do y de que la torpe estructura del sexismo, que es varones participan en una jaula que nos apresa a todos, se sigue derrumesa situación sexista bando día tras día es que hoy ese tópico ya no tiene apenas defensores. Así que ahora podemos disfrutar más libremente de textos tan bellos como los que han redactado estas tres mujeres al hilo de sus vidas. El primero, y más clásico, dicho en el sentido mejor de la palabra, es Tiempo de inocencia, de Carme Riera (Alfaguara), unas memorias de niñez escritas con esa maravillosa elegancia y esa madurez expresiva que son el sello distintivo de la autora. Un libro con amor y humor, envuelto en un punzante aroma de nostalgia. “Inventamos la literatura para escribir sobre cuanto hemos perdido”, dice Carme. Estoy de acuerdo con ella, aunque no sólo; también creo que escribimos para intentar otorgarles al mal y al dolor un sentido que en realidad sabemos que no tienen. Otro libro personal y conmovedor es Un comunista en calzoncillos, de la argentina Claudia Piñeiro (Alfaguara). Es probablemente el más original de los tres, una mezcla de relato corto y memoria biográfica, con añadidos que forman una especie de rompecabezas y que se pueden pegar a lo que estás leyendo en el orden que quieras (muy cortazariano) y con fotos preciosas de la infancia de la autora. Lleno de intimidad, de emoción y, a la vez, paradójicamente, de ficción. Y por último está el libro de Laura Freixas Una vida subterránea (Errata Naturae), que es nada más y nada menos que su diario íntimo de los años 1991 al 1994, publicado ahora casi sin retocar. Y este texto, aunque no sea el más original, sin duda es el más sorprendente, porque en España no tenemos apenas tradición de este tipo de memorialismo de altura, sincero y al mismo tiempo literario, y mucho menos escrito por una mujer. Un texto que sorprende por su autenticidad, que se lee con fascinación y cuya degustación sólo puede ser enturbiada por el morbo de saber a qué famoso se está refiriendo cuando critica a alguien oculto bajo siglas. O sea: cuando hablan de sí mismas, las mujeres pueden ser así de apasionantes. Porque resulta que también están hablando de la vida de todos.

Ambrose Bierce, que era un cinicazo, dijo alguna vez que los aniversarios representaban ocasiones inmejorables para olvidar al conmemorado detrás del resplandor de unos buenos fuegos artificiales. No obstante, una parte considerable de las notas sobre literatura en los medios y las redes sociales, que tampoco es que sean demasiadas, se le dedica a las efemérides: el centenario de Kafka, el medio centenario de Rayuela, los cumpleaños de Gabo y Pacheco, los aniversarios de fallecimiento de Monsi y Fuentes. Hasta a don Jaime Torres Bodet, a quien da la impresión de que ya no leen ni sus herederos directos, se le siguen haciendo ofrendas florales y cibernéticas. ¿Tiene sentido perpetuar este tipo de acercamientos a los autores, que suele hacer más hincapié en sus biografías, o en un puñado de sus frases arrebatadas al contexto que las justifica, que en sus obras? Resulta dudoso. De poco puede servir el dato de que García Lorca fue ejecutado por los franquistas si se desconocen los alcances de su poesía y dramaturgia. Manejar las “trivias” podrá deslumbrar a los compañeros de la oficina pero no puede suplantar en ningún caso la lectura de un autor y la formación de un criterio propio sobre él. Los defensores de los “memes” literarios relacionados con las efemérides y de ese derivado suyo, las citas fuera de

Domingo 7 de julio de 2013

Efemérides, citas y gatitos contexto, aseguran que con su difusión tienden anzuelos para la curiosidad de los posibles lectores, a los que, acto seguido, atrapan como truchas en las redes del bello arte literario. Según esta idea, mirar los mofletes de Henry James debajo de un letrero con la frase “¿Acaso no recuerda lo que yo mismo le he dicho, que uno debe hacer de su propia vida una obra de arte?” debería bastar para empujarnos a leerlo aunque no tengamos idea de quién era y aunque su retrato nos recuerde nada más a nuestro tío Facundo y su incontenible afición por el brandy con refresco. ¿Han servido este tipo de fetiches para iniciar en la lectura a los jóvenes o los distraídos? Parecería arriesgado negarlo de plano. Finalmente, dirá alguien más, es muy común que la cita de un autor encontrada como joya en mitad de la obra de otro nos mueva a su búsqueda y lectura. Sólo que ese acto, mediante el que habitualmente tomamos contacto con plumas desconocidas, se hace como parte de un ciclo en el que la lectura es lo central. En cambio ¿alguien ha cerrado el Facebook para precipitarse a leer a Nietszche o aunque sea a don Eduardo Galeano? ¿O nomás ha sonreído al leer una de sus frases (si es que no resulta apócrifa, cosa más que habitual) y se ha dedicado luego a seguir mirando fotos de gatitos?

Juan Palomar

DIARIO DE UN ESPECTADOR Bajar al jardín después de que la tormenta dejó tras sí una mañana recién lavada, nueva y reluciente como un maravilloso juguetereciénpintado:bendicionesdelaestación,secretosresortesque propulsan los empeños que inician. Inmenso gusto, difícilmente conseguidoeneltráfagodelosdías:podersentarsesinmásquehacer a ver llegar la tormenta, contar las primeras gotas que marcan su transcurso sobre los ladrillos de la terraza, atestiguar la repentina furia con la que el aguacero asalta muros y frondas, mirar como los racimos de agua se sacuden furiosamente con las ráfagas de un aire llegado de muy lejos. Y permanecer muy quieto viendo como pasa el temporal dejando una llovizna pertinaz y mansa. Acto cumplido, antiguo ritual de aguardar, guarecido, a que la estación cumplasusanualesdeberes.Gozos,consideraciones,aprendizajes. ** LosbosquesdeMazamitlalevantanlosaltísimosfustesdesus árboles perfectos como columnatas de templos sembrados con pasmosa exactitud. Caminando cada vez más adentro de la espesura, el misterio de esas presencias inmutables y llenas de una vida intensa y sigilosa que conforman las inabarcables perspectivas trae de nuevo el asombro primigenio que hizo al hombre levantar bajo los ramajes sus primeros, elementales altares. Lo sagrado del bosque nos une así, después de milenios, con esa inmemorial tensión mágica que ahora, para quien por allí camina, regresa intacta. Al subir una cuesta aparece un aguaje sabiamente dispuesto. Su forma vagamente triangular es un enorme ojo que ve con reconcentrada atención al cielo cambiante; la luz que la superficie acumula llena de reflejos imperceptibles y poderosos a la arboleda que por todos lados esplende. Ojo de la tierra, mirada que desde aquí abarca al universo: sus profundidades conservan la traslación de las estrellas, el fulgor de una luna esquiva, los reflejos de los niños que en sus orillas juegan a encontrar, como por primera vez, el claro enigma de las aguas quietas. Más tarde, la fogata congregará a su vera las fatigas infantiles, las conversaciones de la amistad y el recuerdo. Luego la lluvia repiqueteará, insomne, sobre las telas tensas de las tiendas de campaña mientras los niños, tan lejos y tan cerca, habitan otras provincias de la noche. ** El otro día, leyendo a Chesterton: “Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa es en ella una maravilla. No era sólo un mundo repleto de milagros; era un mundo milagroso.” ** Actuaciones de la piedad. La Virgen de Zapopan visita la casa de una enferma. Debe así llegar la Peregrina, con toda su breve e inmensa majestad, al lugar preciso en donde sus favores se requieren. Y la salud que ineluctablemente despliega su presencia toca así la casa, sus habitantes, el barrio entero. Y un consuelo inefable y eficaz desciende, como un manto invisible y evidente, sobre los hombros de quienes la tribulación acosa. Cientos de años llevan estos trabajos. Y nunca, por diversos e inaprensibles caminos, el suave oficio de la Virgen ha dejado desamparados a quienes a su compasión se acogen. Cuestión es de sacar las finales cuentas, ésas que a el bobalicón y apresurado juicio de los que ala“razón”apelansiempreescaparán.Pormientras,unolorajazmín nunca conocido y que nadie sabe de donde viene queda en la casa largo rato después de que la visita dejó el lugar.

Carlos Enrigue

AYER DECÍAMOS Para la hora en que mi solitario lector lea estás líneas, salvo que lo lea muy temprano, ya habrá tenido lugar el Txupinazo con el que se dan por iniciados los festejos en Pamplona- Iruña y ahí, de que arrancan,arrancan,porlogeneralesaciudadesbastantebienportada, salvo esos ocho días en que se abre el reventón como en muy pocas partes del mundo. El Txupinazo es un cohetón que se lanza desde la sede del municipio y al explotar empieza aquello donde existe entre los presentes uniformidad en el deseo de divertirse, la gran mayoría vestidos de blanco con paños colorados en el cuello, algunos con escudos de Pamplona y otros de País Vasco y muchas boinas y de ahí cientos de bandas, charandas y chirimías tocan por toda el área mientras toda la gente comienza a bailar y acantarhastaqueochodíasdespuéssecantael“Pobredemí”con lo que termina el festejo. Desde luego que se bebe de todo, desde gasóleo a lo que usted se imagine y se bebe en los recipientes más exóticos y de los tamaños más variados. Fundamentalmente ese es el festejo: como toda autoridad que se respete en el mundo la de allá anunciarán, junto con la fiesta, actividades “culturales” que a pocos interesan pero que servirán para financiar a otros festejantes. Hay corridas de toros, pero cuando menos a mí, las veces que he estado por ahí, nunca he podido conseguir boleto, como que éstos se venden desde muy antes. Los encierros son muy divertidos, con el inconve-

** Anatomía de un instante. Es el libro de Javier Cercas sobre el golpe de estado que amenazó terminar con la naciente democracia española el 23 de febrero de 1981. Una minuciosa y brillante inquisición en los trasfondos y personajes que concurrieron en esa fecha vital para la transición de España, surcada de ambiciones, rencores y tensiones trabajosamente capoteadas por el agonizante gobierno de Adolfo Suárez en su crisis final y más grave. La conjunción disyuntiva “o” es una de las claves de su escritura y de su eficaz credibilidad. Porque más allá de la prolija investigación de Cercas quedan irremediables penumbras e incertidumbres sobre motivaciones personales y hechos en los que el autor, con cautela y astucia, arriesga una hipótesis a la que luego viene a matizar una “o” que apunta en otra dirección y luego otra “o” que imagina una tercera opción. Y así sucesivamente. Este recurso ayuda al lector a entender que los resortes finales del comportamiento humano, del significado de los acontecimientos, del sesgo de las circunstancias siempre son inciertos, improbables. Y, sin embargo por estas dubitaciones, o más bien gracias a ellas, quien sigue con atención el filo de las páginas se encuentra con un panorama comprensible, y al final esclarecedor para este pasaje clave en el devenir de las democracias modernas. Bien se extraña, en el contexto mexicano, la existencia de obras semejantes –mutatis mutandis- que arrojen luz sobre tantos episodios significativos en la historia nacional. Quién, por ejemplo,podríahacerunrecuentodelaCristiada,entérminosparecidos, mediante los que el lector encuentre una razón y una rima de un conflicto complejo y enrevesado del que, a pesar de las muy meritorias aportaciones de Jean Meyer y otros, parece faltar un relato accesible, definitivamente esclarecedor de lo que sucedió en esos años trágicos. ** El pan no sabe viajar. El pan de los años mozos se queda, irremediablemente, en el lugar que lo vio nacer. Nunca comemos dos veces del mismo pan: las condiciones atmosféricas, el exacto clima del día, los ingredientes, el humor de los panaderos, muy particulares en cada latitud, determinan precisamente la calidad, la consistencia, el sabor del pan que en un lugar puede encontrarse. Y el pan de ayer es, siempre, ya el habitante de otro país, hijo de otro cielo. De allí la invención del panadero francés Pirot al ensayar hacer, hace muchas décadas, un pan en Guadalajara: así nació el birote. Desde entonces éste ha sido el pan de los tapatíos, el que de esta tierra y de estos cielos sale. Y, claro, es espléndido. Las tortas ahogadas son un ejemplo insuperable de su utilización en este manjar bárbaro y refinado. Cada mañana, por avión o por camión, salen rumbo a México varios costales de birote recién horneado paraatenderlademandadelospocoslugaresenlosqueenlaGran T. se preparan las ahogadas. Misteriosamente, empero, no saben alomismo(ademásdequeloschilangosusanunoscuriososybastante repulsivos “guantes” de plástico para comerse las tortas). El pan condensa de manera insuperable e inmediata el elusivo genius loci, el espíritu de un lugar. El birote como clave… jpalomar@informador.com.mx

… 7 de Julio: San Fermín niente de que son muy temprano, como a las ocho de la mañana y el paso de los toros rumbo a la plaza dura entre 10 y 15 segundos y requiere batirse como león para conseguir lugar seguro o tendrá usted que rentar un balcón bastante caro para verlos pasar, eso sí, en este caso puedes ver la repetición en la televisión. Sin lugar a dudas, dentro de mi top five de festejos en el mundo, y mire que conozco desde la Resolana a Ojuelos, incluyendo los puntos intermedios, no hay otro que se les iguale, claro que como todo evento “aplican” condiciones, la primera si usted tiene más de 40 años, olvídese del asunto, este festejo no está recomendado para usted, si ya anda en el mezzo del caamín di nostra vita, esto es más de 35 y está, fíjese que no digo se siente, sino está muy bien, pos puede ir, bajo vigilancia médica un día, esto es para jóvenes dispuestos a ver en persona a Satanás a media melopea y que Lucifer te llame por tu nombre y dormir donde la papalina te venza. Lo único comparable por acá es el callejón del vicio durante el carnaval en la risueña ciudad de Autlán donde se pueden alcanzar grados de ebriedad hasta de quinto grado en escala de Richard, esto es a punto de besar el suelo patrio, y hay que tener cuidado no de que un toro te embista sino que no lo haga un camión cervecero.


Domingo 7 de julio de 2013

Armando González Escoto

LOS COLORES DEL TIEMPO

Plaza Ciudadela Ellugarnotienenadaquever,absolutamente,conlos sucesos lamentables que ahí comenzaron. Tampoco son los únicos casos, mientras estas golpeadas familias procedían al sepelio de sus hijos, eran halladas sietecabezashumanastiradasenunacarreteradeJalisco.SinembargoelcasodelaCiudadelafuebastantepublicitadoporlaprontareaccióndelosfamiliares y de las redes sociales que presionaron una investigaciónbastanteenérgicanoprivadadecontradicciones. De la hipótesis del secuestro se pasó a la del engancheoaún,latrata,yfinalmentealadel“bullying”. Aclarada la desaparición de estos jóvenes de la peor manera, es decir, por la localización de los cadáveres, las redes sociales entraron de nuevo en escena; pero su ámbito es plural y variado, es la versión cibernética de la vía pública donde lo mismo se camina que se conversa o se escupe, todo dependerá de quien la transite. Entre estos usuarios hubo quienespronunciaronyalasentenciaprohibida:“se lomerecían”.Nadiemerecelamuertecualquierahaya sido su falta, no en este país que suprimió la pena de muerte desde hace ya muchos años, por más que siga habiendo personas que se arrogan el derecho de quitar la vida a los demás. Pero si estos adolescentes “merecían” morir, entonces hemos vuelto a la ley de la selva, de la justicia sumaria, de la anarquía que premia o castiga a su antojo con las penas más graves los delitos menores y con los premios mayores las acciones menos relevantes. Decir que selomerecíanesademásdaryreconocerautoridad para matar a quienes los mataron; desde luego los delincuentes no necesitan de que su poder sea reconocido, lo ejercen de cualquier manera, sobre todo en un país donde la impunidad es lo cotidiano, pero el que haya personas que justifican ese tipo de acciones acaba siendo todavía más alarmante que el hecho mismo de la delincuencia. Independientemente de este penoso suceso, todo mundo, en especial la gente joven, debería tener en cuenta que hay tres puertas falsas que a cada momento les vienen a la mente y que en realidad son salidas tapiadas, inexistentes: que se puede consumir droga y dejarla sin mayor problema; que se puede venderdrogaydejarlodehacercuandosequiera;que se puede defraudar a la mafia y salirse con la suya. También habría que añadir, a tenor del caso tratado, que en una sociedad paranoica y neurótica, que ha perdidoinclusolosvaloresmáselementalesdelaconvivencia humana, hasta la burla más simple puede traerconsecuenciasfatales,comoocurreyaapropósito de incidentes de tráfico o mala vecindad. Seguramente a las generaciones que conducen el mundo de hoy les ha faltado capacidad para mostrar una forma y estilo de existencia donde el valor más alto es la vida misma, y no el disfrute momentáneo de todo lo que el mundo consumista ofrece, mas que el momento, la posibilidad de desarrollarse a largo plazo en un proyecto en que se aprende a disfrutar de la existencia en todas sus etapas y con una plena libertad respecto a las posesiones, a las apariencias, al estatus, al dominio o a cualquier tipo de adicción. Los tiempos que corren exigen una toma de conciencia y de acción que nos involucre a todos. armando.gon@univa.mx

Guillermo Dellamary

EXPLORANDO EL MUNDO

Resolución de conflictos Constantemente estamos frente a una lucha de opuestos, desde al tomar decisiones, hasta enfrentarnosconunaopinióncontrariaounaabruptadiscusión con nuestra pareja. En realidad nadie nos enseña a resolver conflictos, vamos aprendiendo a base de la experiencia y el ensayo y error. Y como muchas cosas en la vida, lo acabamos por hacer bien o de plano nunca lo hizo acertadamente. Aquí, algunos consejos que nos pueden ayudar a salir adelante. Si conflictos es una lucha de opuestos o una situación en la que irrumpe lo inesperado y nos pone en una franca tensión, entonces lo primero es no dejarse arrastrar por la desesperación, la angustia o cualquier emoción que nos bloqueé la capacidad de pensar con más frialdad. Vamos a identificar que los conflictos principales se llevan a cabo en relación a otra persona, entonces lo que es fundamental es reconocer bien cuál es tu postura y cuál es la del otro. Es decir ubicarse correctamente. Por supuesto que no hay que discutir, ese es uno de los más torpes remedios. De hecho, recomendamoseludirlaslargasycansadasdiscusiones que no llevan a nada y que simplemente complican más las cosas, en vez de llegar a una solución. Hay que pensar una propuesta viable y sugerirla a modo de llegar a un mutuo acuerdo, por ello esimportanteaprenderaconcederyotorgaralotro la posibilidad de que su postura tiene algo de razonable. Pero insistimos que no se haga hasta que el otro o uno mismo, dejen de estar alterados emocionalmente o entercados con su postura. Una persona sana, no se revuelca en el conflicto, se aparta de él, para verlo con frialdad. Muchos conflictos se resuelven dejando al lado el querer ganar a toda costa, y mejor hacer una justicia de equidad. Ni tu ni yo, se trata de quedar satisfechos los dos ganando. En tu próximo conflicto con alguien, prueba estas opciones. Y no olvides que pensar en el mutuo bien, es una elegante salida. Perotratadenometerteenconflictos,puesveremosqueelpeordetodosescontigomismo.Loveremos en el próximo artículo.

EL INFORMADOR

PÁGINA 3-B

María Palomar

DE LECTURAS VARIAS

Guadalajara en verano

A principios de la década de los setenta se publi- existen canales de cable con películas mexicacó en la colección SepSetentas (una que se de- nas viejas es posible ver algunas que muestran sencuadernaba volando) el trabajo de Hélène Ri- un México extraordinario de los cuarentas, cinvière d’Arc titulado Guadalajara y su región. La cuentas, sesentas... la capital, como siempre, acapara todo, incluyendo el papel geógrafa francesa describe una ciude escenario cinematográfico. Pero dad del tercer mundo pero que mosde repente es posible hallar a la traba un nivel muy aceptable de devuelta del zapping la única película sarrollo urbano, gracias a un manejo sensato y eficaz. GuadalajaGuadalajara, a la sobre Guadalajara de hace cincuenta años, la que se filmó en 1964 y que ra era una ciudad prometedora. Cuando a mediados de los noventa distancia, parece se llama Guadalajara en verano. volvió a venir, en una conferencia en La buena noticia es que esa peEl Colegio de Jalisco y para disgusdeslumbrante. Por lícula completa ya fue subida a Youto de muchos, afirmó algo evidente: tube* por algún benemérito especque la ciudad se las había arreglado tador. Para quien haya conocido bonita, por para echarse a perder y convertirse entonces la ciudad, es un auténtico en un auténtico desastre. Las causas bien cuidada, por trip por el túnel del tiempo. Las visde tal catástrofe urbana son architas de la ciudad son lo que vale la conocidas y se han estudiado desde verde, por segura pena de este churro, aunque resultodos los ángulos posibles, lo cual te divertido en su deshilachada facno ha servido de nada. tura y su total inanidad. El arguEl cine ayuda a revivir los paimento (es un decir) consiste en una sajes y las ciudades de hace décadas, pero en el serie de romances veraniegos de combustión caso de los habitantes de lugares bien goberna- espontánea entre gringos (sobre todo gringas) dos quizá no resulte algo tan nostálgico como que llegan para un curso de verano y varios tapara los de ciudades devastadas. Desde que patíos, la mayoría de los cuales pertenece a una

familia que vive en una casa alucinantemente cursi. La prole incluye un charro (David Reynoso), un aspirante a actor al que le roba la novia (Enrique Rocha) y una adolescente pesadísima que vive en la muina y que receta al público casi completa la horrenda canción aquella de Gigliola Cinquetti y parece dedicársela a un perro de peluche con bonete escocés. Algo mejor podría haberse esperado de la dirección de Julio Bracho, de la cámara de Alex Phillips (la iluminación es fatal; las escenas nocturnas, como boca de lobo: quizás el formato no ayude) y de actores como Andrea Palma, Claudio Brook, Enrique Rocha o Fernando Soto Mantequilla, totalmente desperdiciados. De todos modos, hay momentos de respetable humor involuntario, como cuando Claudio Brook (un mamonsísimo profesor) canta Usted. Pero Guadalajara, a la distancia, parece deslumbrante. Por bonita, por bien cuidada, por verde, por segura. Da gusto ver los edificios viejos y nuevos, las calandrias son calandrias (de las que no queda ninguna) y las fuentes son preciosas ¡y funcionan! *http://www.youtube.com /watch?v=ZDeZtPgDV7o


PÁGINA 4-B

EL INFORMADOR

Domingo 7 de julio de 2013

PERSONAJE MOHAMED MORSI

Morsi,sólo un recuerdo democrático Por Enrique Toussaint

L

a historia política de Egipto puede ser narrada desde los golpes de estado.DesdeelGobiernodeUnidadNacional formado por un joven Gamal Abdel Nasser en 1952 hasta el derrocamiento del primer presidente democrático de la historia egipcia, Mohamed Morsi, no es exagerado decir que el rompimiento del orden constitucional es más una constante que una excepción. Tras las manifestaciones de 2011, la esperanza de un Egipto democrático, institucional y plural se diluyó con un ejército indispuesto a dejar el “poder real” del país. Este mismo ejército que reprimió con violencia las manifestaciones en la Plaza Tahrir o de la Liberación en 2011, ahora dimite por la fuerza a Morsi en nombre de “su traición a los promesas hechas a las masas”. El papel del ejército en la historiaegipciapermiteesasfluctuaciones,entreelresguardo del viejo régimen en los años de Hosni Mubarak y su nuevo papel de “garante legítimo” de las aspiraciones populares. La realidad es que a Morsi sólo le queda el recuerdo de ser el primer presidente egipcio electo en las urnas. En solamente un año, su legitimidad como gobernante se borró. Entre el desempleo que supera el 15%, y el juvenil más de 20%; un crecimiento que apenas supera un punto porcentual y un déficit que alcanza 85% del Producto Interno Bruto (PIB), el empuje democrático que lo llevó al poder se fue borrando con una rapidez asombrosa. Morsi traicionó a la democracia y optó por la islamización. Más que un “gobernanteparatodos”,comolomencionóensuacto de asunción presidencial, Morsi adoptó una línea islámica dura y buscó debilitar las estructuras seculares que sostienen al Estado egipcio. La Hermandad Musulmana, a través de su brazo político el Partido Libertad y Justicia, le exigió a Morsi cumplir su lema de campaña: el Islam es la solución.

En el poder Morsi no tendría por qué haber llegado hasta la pirámide del poder político. A pesar de ser una de las caras visibles de la Hermandad Musulmana desde inicios de la década, su nombre no sonaba como probable candidato del islam político. Khairat El-Shater era el candidato de consenso al interior del Partido Libertad y Justicia. Sin embargo, pocos meses antes de la elección, El-Shater fue inhabilitado electoralmente por el Supremo Tribunal de Justicia, aludiendo que violaba las reglas electorales ya que no cumplía el tiempo mínimo requerido para competir electoralmente tras haber estado en prisión (2011). Así, la candidatura para la elección presidencial caía en Morsi, un moderado (en comparación con Khairat El-Shater). Estados Unidos y Europa no lo veían mal, representaba la parte “democrática” y medianamente secular de la Hermandad Musulmana. El ex presidente egipcio pasó su vida preparándose para la caída de Mubarak. Ingeniero de profesión, toda su educación de posgrado la estudió durante una década en universidades californianas (1975-1985). Sus dos hijos nacieron en suelo americano, mientras él se desempeñaba como profesor universitario en California. No es sino hasta mediados de la década de los ochenta que regresa a Egipto para dar cátedra universitaria, y enrolarse en la actividad pública hasta mediados de los años noventa. En el año 2000, comienza su ascenso en la política egipcia al ser electo al Parlamento y desde abril de 2011 se convirtió en el líder del Partido Libertad y Justicia, la plataforma política que lo llevó al poder en las primeras elecciones democráticas celebradas en Egipto en 2012. Las elecciones fueron todo menos un día de campo. Morsi siempre se mantuvo al frente en las encuestas, sin embargo no pudo lograr el triunfo en la primera vuelta. La fragmentación del voto hacía prácticamente imposible que alguno de los partidos políticos mayoritarios lograra una coalición de gobernabilidad lo suficientemente sólida como para llamar al constituyente y hacer las profundas

reformas que necesitaba el régimen. Fue hasta la segunda vuelta cuando Morsi derrotó por pequeña diferencia de 51.9% a 48.9% a Ahmed Shafik del Partido Nacional Democrático, un partido que olía a las secuelas de Mubarak. En términos generales, su coalición de Gobierno y el mandato de las urnas siempre fueron débiles. La capacidad de maniobra del presidente era mínimo, y algunos de los partidos clásicos que apoyaron su candidatura (algunos de ideología nasserista o nacionalista) y algunos partidos nuevos que impulsaban la “regeneración democrática”, pronto comenzaron a tener dudas sobre el liderazgo y la voluntad democrática del recién electo presidente Mohamed Morsi.

Los errores de Morsi La condena del golpe de Estado, no puede omitir el hecho de que Morsi cometió muchos errores en muy poco tiempo. Cuatro, cuando menos, son sus principales pifias. En primer lugar, buscó construir una presidenciasumamentepoderosausurpandofuncionesque pertenecen al Parlamento o al Poder Judicial. Su afán centralizador provocó que la ciudadanía comenzara a sospechar de sus acciones. En diciembre, una multitudinariamanifestaciónloobligóaecharatrássuproyecto político de fortalecer al Ejecutivo. En un país donde “echaron a patadas” al dictador, el hiperpresidencialismo causó alerta en muchos sectores de la población. En segundo lugar, abdicó en sus intenciones de sepultar el entramado institucional heredado de la dictadura de Mubarak. Mantuvo liderazgos vinculados el viejo régimen, no tocó ni un ápice al ejército y empoderó al Poder Judicial, muy cercano a los círculos de poder del ex dictador. Digamos que el nuevo presidente fue tolerante con todos esos hilos de poder que sostenían la larga dictadura de Mubarak. En tercer lugar, no sólo no dio resultados, sino que empeoró la situación del país. Las cifras económicas son terribles: poco crecimiento, más desigualdad, caída de la competitividad y deuda por todos lados. Con el nuevo constituyente, tampoco se procuró el diseño de un régimen de libertades que satisficiera al ala más secular de los movimientos democráticos. Se fue quedando sin aliados, y los manifestantesqueledieronlabienvenidaconel lema “pan, libertad y democracia”, se quedaron con las manos vacías. En cuarto lugar, prendió las alarmas de Occidente y los grupos internos moderados, por sus intenciones de “islamizar” el régimen político egipcio. Morsipermitiótodotipodeexcesos. Por ejemplo, que la conductora de noticias más importante de la televisión pública en Egipto saliera al aire cubierta con el “Burka”. La débil separación iglesia-Estado,debilitólalegitimidad de su proyecto político y fue perdiendo masivamente a sus aliados ubicados en el centro político. Todos estos desvaríos culminaron con las manifestaciones que sirvieron de contexto para “legitimar” el golpe de Estado efectuado por los militares el pasado 3 de julio. Se protestaba por todo y por nada: la radicalización del régimen; la falta de empleos bien pagados; su cercanía con el poder religioso y hasta por su mediación en el conflicto Israel-Palestina. La indignación acumulada se expresaba a través de los “¡Morsi,lárgate!”ocríticasalautoritarismopresidencial. La ilusión de la “Primavera egipcia” que logró sacar de poder a Mubarak en 2011, se perdía en una pesadilla:unrégimendemocráticoquenosecomporta como tal y un ejército ávido de intervenir para poner sus condiciones al siguiente mandatario. Días antes, los militares le dieron 48 horas a Morsi para que respondiera sobre su plan para enfrentar el descontento popular: ese plan nunca llegó. Al final, el ejércitointervinoanteelbeneplácitopopular.Lasimágenes proyectaban a una multitud que parecía que confundía a Morsi con Mubarak y se congratulaba de la intervención “salvadora” del ejército. Esa misma clase media que se lanzó contra el ex dictador Mubarak ahora aplaudía un golpe de Estado a la antigua, y un Gobierno provisional a cargo de los militares. ¿Qué pasó?¿Hayundescontentoconlademocracia?¿Dónde están esas clases medias democráticas que aspiraban a un Egipto institucional, secular y plural? ¿Dónde quedó la Primavera Árabe que sería el camino pavimentadoparaconstruirregímenesdemocráticos a la calca de los occidentales? El futuro político de Egipto se mantiene en la incertidumbre. La democracia tiene que esperar mientras el ejército pone orden en casa. La herencia de Morsi es casi nula: las urnas son su única reivindicación. Difícilmente Morsi podrá verse en las imágenes de Adolfo Suárez (quien también enfrentó un golpe de Estado en 1980), ex falangista moderado que impulsó el cambio político en España; o Vasco Gonçalves, figura clave de la Revolución de los Claves que derrocó la dictadura militar de Salazar en Portugal. Así se va Morsi, un presidente que llegó al poder como ningún otro en la historia de Egipto (por la vía democrática), pero que deja el poder como todos en el pasado: a manos de los militares.

Llegó a gobernar Egipto como ningún otro mandatario lo había hecho: electo en las urnas, pero no sólo no dio resultados, sino que empeoró la situación del país

TELÓN DE FONDO El Baradei, en la línea Mohamed el Baradei, ex candidado presidencial, premio Nobel de la Paz y director de la Agencia Internacional para la Energía Atómica entre 1997 y 2009, fue mencionado por unas horas ayer por los militares al mando de Egipto como posible primer ministro de transición. Sin embargo, la filtración tuvo efectos negativos en la calle y en frente al partido salafista Nour, por lo que, por lo pronto, no es el bueno.


Domingo 7 de julio de 2013

EL INFORMADOR

PÁGINA 5-B

HISTORIA. DESDE EL SIGLO XIV HASTA LA ACTUALIDAD

La mécanique des dessous, una historia indiscreta Por Sin Embargo

croix o Viviene Westwood han recuperado el corpiño en algunas de sus colecciones. “En el siglo XXI hemos sustituido el corsé físico por otro invisible y más psicológico. El gimnasio, la dieta y la cirugía estética son las encargadas de esculpir hoy nuestros cuerpos, sin embargo el ideal femenino se mantiene: delgadez y pechos generosos, que ahora se consiguen con el push up”, concluyó Denis Bruna.

L

as poco discretas artimañas utilizadas desde el siglo XIV hasta la actualidad para estilizar y erguir la silueta, conforme a las exigencias de la época, la moda y la moral del momento, se revelan en una exposición en París. La mécanique des dessous, que puede visitarse hasta el próximo 24 de noviembre en el Museo de Artes Decorativas, exhibe más de 200 piezas entre corsés, corpiños, miriñaques, cinturones de estómago, guardainfantes, fajas y los recientes push up. Estas prendas interiores no se presentan como simplelencería,sinocomoverdaderasmáquinas,estructuradas y elaboradas deliberadamente para dibujar un contorno femenino seductor o para evidenciar el poder de una nobleza erecta frente al pueblo “pomposo y redondo”. “La aristocracia, y más tarde la burguesía, ansiaban el ideal de superioridad y por eso reforzaron su indumentaria con armaduras u otros mecanismos que fomentaban la rectitud y la verticalidad”, declaró el comisario de la muestra, Denis Bruna. Precisamente, los trajes de las últimas décadas de la Edad Media, expuestos en la capital francesa, permiten intuir una consciencia más concreta de la silueta y por lo tanto una predilección por las piezas que disimulaban, disfrazaban o enmascaraban el cuerpo. En la línea medieval femenina imperaba el bliaud, un vestido largo y ancho, aunque ajustado a la altura de la cintura, que sostenía y realzaba el pecho, mientras que los hombres proclamaban su envergadura con artilugios tan técnicos y artificiales como el jubón. “Los tratados de belleza publicados a partir del siglo XVI determinaban que las mujeres debían ser hermosas y los varones viriles. Así que ellas, para dar formaasucuerpo,escondíanlaparteinferiorconenaguas y faldas y enfatizaban el pecho, el cuello y el rostro”, explicó Bruna. Los corpiños de varillas y los miriñaques que se estilaron a partir de esta época delineaban una silueta muy singular, casi enteramente recreada por la ropa interior y proponían un contorno abstracto en el que se desvanecía cualquier huella de naturalidad.

En busca de la libertad

EEFE

No obstante, a finales del siglo XVIII la futura “ciudadana”empezóareclamarlalibertaddeformas, en cuanto a la vestimenta, para disfrutar de una libertad del ser más amplia. Este tanteo de sencillez fue un acontecimiento prácticamente aislado y con la Restauración volvió la rígida compresión retomada, en esta ocasión, por las faldas acampanadas y los corsés de avispa. Las mujeres de mediados del siglo XIX también estuvieron destinadas a ser verdaderos autómatas a las que se les recomendaba “mantenerse firmes y andar lentamente”. “Anular el vientre, comprimir la cintura hasta ahondarla, sostener el pecho, resaltar los senos y a veces aplastarlos o redondear las caderas… el confort y la funcionalidad siempre cedieron el paso a la apariencia”, puntualizó el comisario. Los primeros pasos hacia la liberación corporal femenina los dio, precisamente, la moderna lencería de principios del siglo XX. El sujetador y la faja reafirmaron el nuevo modelo de mujer activa, e incluso potenciaron, entre 1915 y 1925, el arquetipo de garçon, que avivaba el aspecto más andrógino de las féminas. Christian Dior lanzó en 1947 la mítica línea New Look con la que impuso de nuevo los tradicionales atributos femeninos concibiendo el “perfecto” equilibrio entre una delgadísima cintura, un torso estrecho y unas caderas abombadas que culminaban con unos pechos prominentes. Pese a las directrices del reputado diseñador, los movimientos de emancipación de los sesenta y setenta permitieron que la pin up fuera reemplazada por íconos filiformes como Jane Birkin o Twiggy, aunque enlosúltimosañosotrosmodistoscomoChristianLa-

MIRIÑAQUES. Este armazón para estilizar la figura data de 1770.

ESPECIAL

Corsés, miriñaques, cinturones de estómago o incluso los recientes push up, son parte de un repaso por las artimañas para estilizar y erguir la silueta femenina

ARMAZÓN. La muestra La mécanique des dessous exhibirá más de 200 piezas entre corsés, corpiños y miriñaques.


PÁGINA 6-B

EL INFORMADOR

Domingo 7 de julio de 2013

VIDA COTIDIANA. EL REPARTO SE HACE BÁSICAMENTE EN BICICLETA, POR LO QUE ASEGURAN LOS CARTEROS, ES UN TRABAJO PELIGROSO Por Gonzalo Jáuregui

P

asaban de las ocho de la mañana cuando la bici subió por Independencia con rumbo a Enrique Díaz de León. Guadalajara era una mancha de luz amarilla. Los indefensos rayos del sol se derramaban sobre los edificios descoloridos, de dos pisos, del Centro Histórico. Las palomas se mojaban en las fuentes y se arremolinaban en las plazas. Los camiones reventaban de personas agarradas de los tubos cromados. Recargado en el borde de uno de los asientos, tocando una guitarra vieja, un artista urbano de carrera infructuosa entretenía a un apretujado público con una canción de Espinoza Paz. En la calle, algunos hombres que pasaron la noche debajo de los portales seguían acostados boca arriba, cobijados por un pedazo de cartón. Otros, más diligentes, empezaban a buscar riquezas en los botes de basura de Avenida Alcalde, la arteria más ruidosa del municipio. Había basura tirada en las banquetas. Pedazos de pan que los perros vagabundos olisqueaban y lamían. En medio de ese barullo apareció Jorge Romo, cartero de la Colonia Americana desde hace ocho años. Era la hora de comenzar su peregrinar en la entrega de la correspondencia. La jornada laboral de Jorge comienza en el interior de un edificio que se alza en los cruces de las calles Venustiano Carranza e Independencia, lugar donde se encuentra la Administración de Correos 1. En tiempos de la Revolución Mexicana, ese inmueble era conocido como “Cuartel Colorado Chico”. Era la sede de la Gendarmería del Estado en tiempos del gobernador Manuel Cuesta Gallardo. Mientras Jorge se prepara para salir, otro cartero empuja hacia atrás una motocicleta hasta bajarla por una ligera pendiente que está al pie de la puerta de entrada, que sólo mantiene abierta una de sus dos pesadas hojas. Se escucha el rugido del motor y un arrancón sordo, lejano. Aparece Jorge. Viste una camisa blanca de manga larga con dos bolsas delanteras en la pechera, pantalón de mezclilla y botas negras recién boleadas. La bicicleta, de color azul rey, lleva empotrada al frente una canasta con 150 piezas que el cartero terminará de repartir después de las 11 de la mañana. Dos de los extremos del perímetro en el que Jorge pedalea son Bruselas y Enrique Díaz de León. Tiene que recorrer las calles Morelos, Pedro Moreno, López Cotilla, Miguel Blanco, Madero, Prisciliano Sánchez, Libertad, Montenegro, Guadalupe Zuno, Bélgica, Argentina, Venezuela, Robles Gil, Juan de Ojeda, y las Avenidas Vallarta y La Paz. En esta última termina su recorrido. Jorge comienza la entrega de la correspondencia en el domicilio marcado con el número 1210, en Nicolás Romero y Morelos. Saca su silbato del bolsillo y llama a la puerta. El legajo que carga en la canasta es, en su mayoría, propaganda y estados de cuenta. -¿Y cartas? -Cartas no. Casi no. Hace 15 años que Jorge es cartero. La mansedumbre de su oficio le permite convivir con al- escrito en el papel. Jorge deja el sobre de propagunas personas de la colonia como don Gastón, ganda al pie de lo que antes fue un salón de evenquien bolea sus zapatos al pie de un edificio que tos, a un lado de la Alianza Francesa. El lugar tieflanquea Pedro Moreno, antes de llegar a Robles ne ocho años abandonado y desfallece Gil. En una esquina Jorge se detiene para salu- embadurnado de polvo. dar a Jazmín, una trabajadora del Consulado de Ya sabe cuáles casas tienen cancel negro, peBrasil que dice que tras ocho años de conocerlo, rro o medidor de agua. Dice que la mayoría de las es su cartero favorito. fincas en la Colonia Americana sirven como oficiA Jorge le gusta el 12 de noviembre, nas. En las cocheras, si no está el caCuando le toca Día del Cartero, porque le va bien. La rro, es que no están los habitantes y gente le da regalos y propinas. Lo invi- entregar multas de entonces debe que arrojar la carta con tan a desayunar, pero no acepta. Quizás precisión. En algunas no se puede, vialidad, los desconoce que el 12 de noviembre de pues están rodeadas de muros altos 1953, 11 años después de haberse insticoronados con rizos de navajas. destinatarios se tuido el Día del Cartero, en GuadalajaMientras entrega la corresponmolestan con él: dencia, Jorge recarga la bicicleta en ra se llevó a cabo una memorable fiesta que duró de las 08:00 a las 23:00 horas. postes, árboles y paredes. Los pe“¿Por qué me la La banda de la XV Zona Militar cantó no lo reconocen. Le ladran destraes a mí? ¡Rata! rros Las Mañanitas, se sirvió un banquete en de las azoteas, afianzando las patas el restorán “Izar”, hubo eventos depordelanteras al filo del saliente. La Cotivos y una velada literario-musical en el Teatro De- lonia Americana se despereza con tranquilidad: gollado. También se presentaron números de can- las sombras de los árboles viejos se quiebran soto y baile, guitarristas, imitadores, comedias y un bre los autos cuadrados afuera de las casas, los baile en el salón de la C.T.M. transeúntes caminan por debajo de la banqueta Jorge dice que ser cartero es peligroso. Al y los ciclistas hacen lo contrario. Los autos, cuser un ciclista más, los carros no lo respetan, los yos conductores hablan por el celular, afluyen transeúntes se le cruzan en su camino y debe te- apachurrado naranjas y trozos de vidrio esparner un respeto irrestricto por los camiones. Mu- cidos por el suelo. chos piensan que los carteros cargan dinero. A Siempre que deja la bici, Jorge está atento de pesar de no ser cierto dicho pensamiento, nun- que no se la vayan a robar. “Cuando uno no ve la ca lo han asaltado. bici se le viene abajo la sangre. Es como un pequeCuando le toca entregar multas de vialidad, los ño infarto”. destinatarios se molestan con él: “¿Por qué me la traes a mí? ¡Rata! ¡Y que sabe qué! ¡Y que sabe cuán- “Payn” contemporáneo to!” Entrega cartas en sitios donde no vive nadie. Iván Romo y José Hernández Padilla, am“Si el interesado no se encuentra en el domicilio in- bos carteros, se reconocen como herederos de dicado, por favor deje el sobre en el mismo”, está los “paynanis”, como se les llamaba a los men-

Il postino GDL El oficio de cartero ya no es como antes, ahora entregan básicamente publicidad y estados de cuenta de bancos y tiendas, pero el arraigo con el barrio es el mismo sajeros de los aztecas, embajadores y represen- luchar y desde niño caminaba grandes distantantes de Moctezuma que tenían que pasar por cias. También corría y saltaba mientras los responsables de su educación miraban sus condiun arduo proceso de selección. En el libro Historia de las Comunicaciones ciones físicas. Subía las gradas de los templos, se apreny los Transportes en México, de Enrique Cárdenas de la Peña (SCT, 1987), se explica que en la día caminos y atajos del territorio de la Triple sociedad mexica -que giraba alrededor del em- Alianza, formada por Texcoco, Tenochtitlan y perador- el enlace con el mundo exterior se dio Tacuba. Andaba día y noche, vadeaba corriengracias a la intervención de los mensajeros, ujie- tes y ríos, subía cerros en los climas más extremos. Cuando estaba convertido en un res, escribanos y policías, elementos fundamentales para el imperio. Siempre que deja la verdadero atleta, todavía tenía que demostrar que era dueño de una memo“El sentido de la comunicación apabici, Jorge está ria visual y retentiva para transmitir rece bajo el aspecto del correo, con marcada tendencia militar”. atento de que no se los mensajes. Debía ser veloz y resistente para las carreras. Una vez que reSer “payn” (en plural paynani) la vayan a robar. sultaba elegido, su labor era enviar y no era sencillo: el niño tenía que acudir a la escuela en donde sería “Cuando uno no ve recibir mensajes y noticias durante los de guerra. instruido de manera especial. la bici se le viene tiempos Ni Iván ni José pasaron por un pro“Aun cuando los correos o menabajo la sangre” ceso parecido al de su descendencia. sajeros pueden ser extraídos del calIván y José fuman recargados en mecac (escuela), lo habitual es que procedan del segundo orden de escuela, es de- la pared. Iván tiene cara de desvelado y José, cir, del telpuchcalli, o casa de jóvenes, donde se más fresco, revisa un papel en el que se desglohallan quienes podrían catalogarse como perte- sa lo que gana al año: “149 mil pesos al año. Ya los quisiera ver juntos”, dice. necientes a la clase media”. Los papás de José eran carteros y la suegra Dicho adiestramiento consistía en la escritura y lectura jeroglífica, la oratoria y el civis- de Iván trabaja en Correos de México. Es hora mo, el empleo de las armas, el aprendizaje de las de salir. José termina la última calada de su citradiciones, cantares, artes y oficios, y la obe- garro y se va. Con cinco años de experiencia, diencia a las normas políticas y religiosas. Toda Iván reconoce que lo que más se reparte en la la educación del posible payn iba dirigida a en- oficina de correos son recibos de teléfono, estacallecer su carácter, volverlo más fuerte, requi- dos de cuenta y fotoinfracciones. Decidió ser cartero porque cuando terminó sito indispensable en la sociedad azteca. El payn limpiaba y barría la escuela, traía la Licenciatura en Mercadotecnia pidió trabajo agua y leña del monte, cal y piedra para reparar y le ofrecían cuatro mil pesos mensuales. Como algunas cosas. Su orgullo era aguijoneado por cartero puede mantener a su familia –tiene una trabajos duros y serviles. La continencia era una hija de dos años y su mujer está embarazada- y obligación inexpugnable. Tenía que aprender a se la pasa bien. Conoce gente y eso lo hace feliz.


Domingo 7 de julio de 2013

EL INFORMADOR

PÁGINA 7-B

Carlos Cortés Vázquez

VISIÓN Y DECISIÓN

Corrupción e impunidad

FOTOMONTAJE • EL INFORMADOR • M. VALENCIA

Generalizar conduce al error, pero también a la reflexión. Caímos en la casual el hecho que durante el mes precedente se movieran acusaciones reacción antes de ejercer la pro actividad. El marco jurídico funciona más y apertura de litigios, algunos parecidos a vulgar telenovela, con el ribete adjetivo de proceso democrático, que los hechos niegan con énfasis, en el ejercicio del castigo y menos en la prevención. Somos inmunes al valor auténtico de las cifras, ahora son miles de puesto que el Gobierno de facto no es del, por y para el pueblo. Si gobernantes y accionistas del poder son todos los que están, ya millones de pesos y hasta dólares, las manejadas en el señalamiento de es tiempo de exigir la responsabilidad del cumplimiento responsabilidad aquellas personas que tuvieron acceso a de las garantías que den acceso a los derechos, de la posu manejo. Para al caso es reactiva la medición y su población que los elige de acuerdo a promesas prometedotencial castigo, mas no reparación del daño. En algún luEl costo de auditorías, ras de honestidad y cumplimiento de acuerdos para el gar quedaron, o están, los bienes del erario ¿dónde y crecimiento con desarrollo. quién fue o fueron beneficiados? Porque son miles de miinvestigación, trámites La sociedad en el mundo hoy revive un despertar alillones los que se citan: recientemente en Tabasco, Aguasjudiciales, detención, mentado por diversos sentimientos retroalimentados por calientes, antes en Coahuila y ahora mismo en Jalisco. El costo de auditorías, investigación, trámites judi- retención, mantenimiento y los nuevos imperativos de la tecnología, conductores de con estallidos de violencia que aún estamos a ciales, detención, retención, mantenimiento y demás sudemás suman nuevas cifras inquietudes tiempo de prevenir con prácticas auténticas de legalidad man nuevas cifras millonarias con cargo al erario y no se millonarias con cargo al sin disimulo y mucho menos al servicio de intereses reducve recuperación posible. Así mismo tampoco la manutentores del leal servicio público. Cada vez hay menos resquición y costos de vigilancia dedicadas a los nuevos recluerario y no se ve cios para el fraude, la simulación y la impunidad. sos. El costo es real y ¿dónde queda la recuperación? recuperación posible Resulta irónico y hasta insultante comparar lo que la Decepción y desesperación abonan el terreno de exLey establece al ordenar la reparación económica por el presiones de autodefensa, relativamente justificadas daño en un, relativamente simple, accidente de vialidad; por la corrupción a las que no son ajenos lo partidos posi la autoridad exige la reparación y hasta indemnización líticos en quienes prevalece el interés por el acomodo de sus miembros para el potencial servicio de intereses finalmente conduc- por daño y perjuicio a quien su irresponsabilidad o dolo produjo daño, ¿por qué no hacerlo a quien defraudó escudado en un cargo público? tores a la impunidad. Dios nos guarde de la discordia. Esta fecha coincide con proceso de elecciones en casi la mitad de las sicpm@informador.com.mx Entidades —de las 32 integrantes de la Federación—. Por lo mismo, no es

GUADALAJARA, A 90 LEGUAS De acuerdo con la publicación Datos históricos sobre losserviciosdecorreosenlaciudaddeGuadalajara,Jalisco, escrito por Daniel Muñoz Gómez, la primera información que se tiene sobre el servicio de correos en laciudadesdel19denoviembrede1620,“díaenquese levantó un acta en la Ciudad de México para determinar la distancia entre ambas ciudades, fijándose la de noventaleguas(casi400kilómetros)paralosefectosde lasliquidacionesaloscontratistasdelaruta,arazónde $16 pesos por cada veinte de recorrido, suponiéndose fundadamente que esa debe haber sido también, la fecha en que se estableció acá la primera oficina postal, faltandosóloporsaberelsitiodesuubicaciónyelnombre de la persona que la sirvió con el carácter de jefe”. Sin embargo, Muñoz Gómez, exinspector postal, resalta que al momento de la llegada de los españoles, que tenían un sistema parecido al que usaban los indígenas, la Reina Cihuapilli, de Tonallan (Tonalá), tenía hombres entrenados como mensajeros que llevaban órdenes y “recados oficiales a los caciques de los señoríos que dependían de sus soberanía lo mismo que a los de los demás reinos colindantes como Ahualulco, Tlajomulco, Poncitlán, Ixtlahuacán, etc. y otros más lejanos”. A partir de enero de 1778 a la administración de Guadalajara se le destinaron recursos para pagar el sueldo del jefe y el cajero. Además, se autorizó que los administradores trajeran bastón, símbolo de su jerarquía. Se ordenó que los empleados usaran uniforme y los contratistas de rutas postales llevarán espadas para protegerse, ya que desde 1773 se establecieron dos rutas nuevas: “Una al noroeste, pasando porlasciudadesdeAhualulco,Etzatlán,Ixtlán,Compostela, Tepic, Acaponeta, Real del Rosario, Culiacán, Alamos y Ures, fundándose en ellas, oficinas que le quedaron adscritas para los efectos de la situacióndefondos,conelnombrede“EstafetasAgregadas”; la otra iba con destino al “Real de Bolaños” pasando por Tequila, Magdalena y Hostotipaquillo”. En 1791 se autorizó un aumento al presupuesto de la Oficina de Postas de Guadalajara. Con los recursos se pagarían los servicios de cuatro empleados y la renta de una finca “ubicada en la 2da. calle de San Francisco (16 de Septiembre), núm. 4, esquina con la que hoy es López Cotilla, según lo consigna el culto historiador Santoscoy”. Cien años después, la oficina se cambió a la calle de Belén. Para ese entonces tenía cinco carteros, tres oficiales, un escribiente, un inspector y tres conductores. Gómez Muñoz precisa que fue el 15 de mayo de 1886 cuando llegó a Guadalajara el primer tren directo de la Ciudad de México, evento que modificó el sistema de transportación de correspondencia, que había pasado comenzado con a pie, luego con el caballo y más tarde en diligencia. En 1880 México ingresó a la “Unión Postal Universal”, con sede en Berna, Suiza, lo que provocó que Guadalajara despachara correspondencia para todo el mundo. A principios del Siglo XX, la Oficina central de correos estaba en el número 78 de la calle Maestranza. Contaba con un administrador, un cajero, siete oficiales, tres escribientes, cuatro contratistas de ruta y doce carteros. Doce carteros para una población de aproximadamente cien mil habitantes. Debido al aumento en el envío de cartas, se instalaron tres oficinas auxiliares, una en el barrio de Analco, otra en el de Mezquitan, en las cercanías del parque conocido como “Jardín de Borrallo”, y la última al norte del Hospicio Cabañas. Hasta 1970 hubo 19 establecimientos como estos. En 1918 la administración se cambió a la esquinadelascallesHidalgoyLiceo,endondeactualmente se encuentra la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres. Fue hasta 1947 que se cambió a Independencia y Venustiano Carranza, lugar en el que permanece en la actualidad.


PÁGINA 8-B

EL INFORMADOR

Domingo 7 de julio de 2013

ACTUALIDAD INTERNACIONAL. VARIOS GOBIERNOS PREPARAN NORMAS PARA REGULAR SU USO

Drones en el jardín de su casa Los pequeños aviones no tripulados tienen infinidad de aplicaciones, pero amenazan el derecho a la intimidad

ESPECIAL

Por Andrea Rizzi / El País

Q

ue el cielo observe nuestras conductas ya no es sólo una cuestión de fe. Pequeños vehículos aéreos no tripulados (drones) equipados con instrumentos de vigilancia de gran precisión sobrevuelan no sólo algunos escenarios de zonas en conflicto, sino también la vida civil cotidiana de muchosciudadanos.EldirectordelFBI,Robert Mueller, reconoció el pasado 19 de junio ante el Congreso estadounidense que su agencia ya los utiliza para tareas de investigación en el espacioaéreonacional.“Muyesporádicamente”, precisó.Pero,traslasrecientesrevelacionessobre los masivos e indiscriminados registros de comunicaciones practicados por el espionaje estadounidenseyautorizadosporlosjueceslocales, la precisión de Mueller no resulta totalmente tranquilizadora. Desarrollados por la industria de Defensa para fines militares, estos aparatos no tripulados tienenaplicacionescivilesqueseperfilanextraordinariamenteútilestantoparaorganismospúblicos como para privados. Equipos de distintas dimensiones y características pueden desempeñar congraneficaciatareasdedeteccióntempranade incendios, vigilancia y cuidado de terrenos agrícolas(necesidadesderiego,lanzamientodefertilizantes o insecticidas, etcétera), inspección de la seguridad de infraestructuras como óleo y gasoductos,controldefronteras,misionescientíficas, transporte de mercancías o cobertura de asuntos deinterésmediático.Lacompañíaferroviariaalemana Deutsche Bahn anunció recientemente su intención de utilizar helicópteros no tripulados y equipados con cámaras de radiación infrarroja paradefenderlostrenesdelosgrafiterosydelvandalismo. Las posibilidades son realmente infinitas y permiten ahorrar costes e incluso vidas hu-

DEMOSTRACIÓN. Los drones cuestan pocos miles de dólares y hay modelos que pesan menos de un kilogramo, lo que los hace accesibles a entidades privadas.

EL DATO Beneficios en privado En el ámbito privado, hay sectores en los que las posibles aplicaciones de estos aparatos son claramente beneficiosas. Entre ellos figura el de los medios de comunicación, que podrían abaratar los costes de algunas coberturas informativas realizadas ahora con ayuda de helicópteros. Pequeños aparatos aéreos no tripulados ampliarían además notablemente la capacidad de acceder a zonas especialmente peligrosas (conflictos bélicos, desastres naturales, etcétera).

manas. Pero entre los escenarios que se abren tambiénfigurannuevaseinquietantesoportunidades de vigilancia. Estos aparatos pueden ser muy pequeños, muy precisos y muy baratos, con lo cual podríanutilizarsedemaneramasivaysinserapenaspercibidos.Algunosmodelospesanmenosde un kilogramo y cuestan pocos miles de dólares. Es decir, que no sólo están al alcance de administracionespúblicasoejércitos,sinotambiéndeun buen número de potenciales compradores privados. De momento, el uso de estos aparatos por parte de usuarios privados no está regulado en lamayoríadelospaísesoccidentales,peroexiste una intensa presión de la industria del sector y de los potenciales beneficiarios para que se liberalice su uso. En sustancia son dos los aspectos que hay que regular: el código de conducta que disciplinecómoestosaparatospuedenutilizarelespacio aéreo; y los requerimientos a fabricantes, operadores,empresasdemantenimiento,etcétera, para garantizar la seguridad de los mismos.

El debate En la era de la vigilancia total, este nuevo frentedespiertaseriaspreocupaciones.EnEU, especialmente, el asunto ha causado un intenso debate. Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, ha pedido que se prohíba el uso privadodeestosaparatosmediantetratadosinternacionales aduciendo que pueden suponer un

gran riesgo para la privacidad y la seguridad. Ya en 2011 la American Civil Liberties Union (ACLU, por sus siglas en inglés) publicó un informe titulado Protegiendo la intimidad de la vigilancia aérea en el que llamaba a adoptar normativas muy precisas que reduzcan los riesgos de abusos por parte de autoridades públicas. CatherineCrump,unadelasabogadasdela organización y coautora del citado estudio, explica en conversación telefónica que la “preocupación primaria (de la ACLU) es que los drones no se conviertan en un instrumento de vigilancia total”. “Hay que crear un marco legal”, prosigue Crump, “por el que las fuerzas de seguridad puedanhacervolarestosaparatossólodeformapuntual, cuando haya una sospecha determinada, cuando permitan hallar pruebas o detener un específicocrimen.Hayqueevitarquelapolicíapuedaponerlosenelairesinunabuenarazón.Esosería una violación de la privacidad”, argumenta. En Estados Unidos se ha visto recientemente cómo los jueces no han dudado en autorizar masivos e indiscriminados registros de comunicaciones.¿Quiéngarantizaquenoocurra lo mismo con los drones? ¿Es necesaria una legislación ad hoc? MarioMairena,responsablederelaciones gubernamentales de la Asociación Internacional para Aparatos Aéreos no Tripulados (AUVSI, en sus siglas en inglés), sostiene que no. “Nosotrosestamosporsupuestoafavordelrespeto absoluto de la privacidad. Quienes la violen tienen que responder. Pero creemos que, por lo general, la legislación vigente represen-

ta una garantía suficiente. Simplemente habrá que aplicarla a estos casos. Por otra parte, hay mucha confusión al respecto. Los aviones no tripulados no representan de por sí una revolución en la tecnología de la vigilancia. Estos sistemas tecnológicamente sofisticados ya se usan en aparatos tripulados”, dice Mairena. Los críticos señalan sin embargo que las reducidas dimensiones y costes que pueden tener losdrones facilitan muchísimo más la tarea de vigilanciaconrespectoalostripulados—yportanto los riesgos—. Respecto a la idoneidad de los principios generales de la legislación vigente, Crumpsostienequenosonunagarantíasuficiente. “En EU, por ejemplo, todavía no se ha aplicado a este sector la cuarta enmienda (de la Constitución, que protege al ciudadano ante pesquisas o registros arbitrarios). No sabemos cómo se hará, y creemos que es arriesgado confiar todo el asunto a que se consolide una interpretación jurisprudencial adecuada”, sostiene Crump. Almenosporahora,elusodedronessigue sinestarreguladoenlagranmayoríadelospaíses desarrollados. En la comparecencia en la que el director del FBI admitió que su agencia ya utilizaba aviones no tripulados en territorio nacional,lasenadorademócrataDianneFeinstein, una de las voces más respetadas de esa cámara, declaró que “la mayor amenaza a la privacidad de los estadounidenses son los drones y su uso, y las muy pocas regulaciones que disciplinan su uso hoy”. En el intenso debate sobre privacidad y seguridad que agita estos días alasgrandespotencias,losdronesestánllamados a desempeñar un papel esencial.


Domingo 7 de julio de 2013

EL INFORMADOR

PÁGINA 9-B

CARTA DESDE BUENOS AIRES CARLOS VICENTE CASTRO

La conversación es un juego de billar L

as ideas van de un lado a otro, buscan su punto de reposo. La tentación estriba en enumerar los hechos de mi estancia en Buenos Aires uno a uno, abrigar con la memoria los detalles sin excepción, es la tentación funesca. Más bien me gustaría ceder mi tiempo de revivencia, de escritura, al simple acto de tejer palabras, entramar frases, a la manera de mi abuela María, que era costurera. Sé que de pronto, si continúo por el camino de las benevolentes noches en distintos bares de la ciudad, corro el riesgo de abominar yo mismo de ese machacar un acto repetido por mera necesidad biológica: el bar es el sitio para conversar con amigos que con suerte lo son una vez que uno se despide y traspone la puerta de salida, el espacio para poner en contradicción personalidades de tonalidades diversas y sacar provecho al tiempo intensificando los segundos. La tentación sería, por ejemplo, escribir una fecha: 16 de marzo de 2013. Una cita: Martín Gambarotta, su novia March. Un sitio de encuentro: el bar San Bernardo. Y, el dato final: 21 horas. Quise tomar el colectivo 93 en Carranza para de ahí bajarme en Corrientes y caminar rumbo a la calle Acevedo. De haber llegado dos segundos más temprano a la parada y no demorar cinco segundos verificando si tenía la llave en el bolsillo y la hora, habría arribado al autobús en lugar de ver su trasero alejarse Carranza arriba. Me decidí por un taxi. El chofer me explicó que la preferencia de las calles era nula… avanzaba el primero que había metido la defensa. Por supuesto que ya me había dado cuenta de manera experimental. No había anotado en mi cuaderno ni el nombre del bar ni el cruce de calles donde lo encontraría, confiándome–válgame–amimemoria.Lleguéunos quince minutos más temprano de lo acordado, me enfilé a buscar el bar, caminé por Acevedo, pregunté a los vecinos; un anciano de cabello largo y canoso me señaló la primera pizzería que se le ocurrió en una esquina. No, no era en Acevedo, unos muchachos me enviaron a Corrientes. Fue el momento en que por fin la información me cayó como un veinte en la ranura del cerebro: ¿San Bernardo? ¿Un bar con nombre de santo? Debía haber alguna equivocación, me confié demasiado en mi memoria a corto plazo, la peor de todas –suelo tener un control mayor de los acontecimientos lejanos, tal vez porque la ficción cubre las lagunas de datos útiles. Sin el nombre en la fachada, un bar con unas 15 mesas de billar. Al entrar, un piso roto y descuidado que me recordó a ciertas cantinas en Guadalajara, al café Madoka –al que Rulfo era adicto. Pero esto era Buenos Aires, y el letrero mal que bien pintado sobre la barra, inequívoco: bar San Bernardo. Me preguntaba por qué Martín Gambarotta me había citado casi a media noche. Pronto me di cuenta. Estaba embebido con el juego de billar de unos jóvenes como de 18 a 25 años, el chocar de los tacos contra las pelotas, las pelotas unas contra otras o las paredes de las mesas. El mesero, un adusto buldog, me ignoraba. Yo, contento. Incluso usé una de las computadoras polvosas que tenían en un rincón para confirmar en internet los datos de la cita. No tomé la precaución de buscarlos en Google o Facebook para identificarlos, por lo que interferí algunas charlas para averiguar si Martín se hallaba entre los presentes: Martín y su novia estaban demorados. No tardó mucho en llegar March, quien debió saber que se trataba de mí enseguida por mi facha impaciente. Nos saludamos emotivos: ella, por medio de la poeta Minerva Reynosa, me había guiado en mi búsqueda de alquiler en Buenos Aires, eso bastaba para dar al encuentro una nota de familiaridad. March apenas había salido de trabajar, es periodista del diario Clarín, en la sección de Cultura. Y Martín, jefe de información en un diario que se publica en inglés… es decir, el tiempo no era algo que pudieran controlar. Me sorprendí de que el buldog que servía los tragos respondiera a su llamada con amabilidad. March pidió un fernet con Coca Cola, una bebida un tanto de moda originada en la provincia de Córdoba, y yo una cerveza… el mesero trajo una Quilmes de a litro. Conversamos hasta que no mucho después llegó Martín con rostro distraído. Se sentó un poco de lado, como estableciendo una distancia crítica entre ambos. En alguna charla con algunos chicos nacidos en los ochenta, me decían que era uno de sus dioses tutelares junto con Fabián Casas, Washington Cucurto, Juan Desiderio, Alejandro Rubio y Daniel Durand. Martín llegó con bastante hambre, así que pidió un sándwich al momento. Me preguntó si deseaba algo y ante mi negativa se dedicó a devorar el platillo que no tardaron en llevar a la mesa. Nuestra charla versó pronto sobre la vida cultural en México y Argentina. Anotó en su libro Punctum, que me regaló, una dedicatoria que mi vanidad me impide soslayar: “Para Carlos, mítico editor de Metrópolis”. La plática con Martín y su novia pronto tomó un cariz ameno. Desfilaron autores, personajes, anécdotas de su visita a México hacía dos años y de mi estadía en Baires ocho años atrás. Al final estábamos de acuerdo en que el chileno “Francisco” Zurita era el papa de los poetas y Gerardo De-

March apenas había salido de trabajar, es periodista del diario Clarín, en la sección de Cultura. Y Martín, jefe de información en un diario que se publica en inglés… es decir, el tiempo no era algo que pudieran controlar

niz un autor ineludible. Son pocas las mesas para quienes desean beber. El secreto es que en realidad todas y cada una son para el billar, así el juego sea la conversación. Pero no quiero repetirme. No quiero terminar con alguna frase contundente para dar el martillazo de subasta que indique al último párrafo como vendido. No quiero decir que esa noche regresé a las cuatro de la mañana pensando en un próximo encuentro, ahora con uno de los tequilas que cargué en la maleta desde México. No quiero decir que fue una de las más entrañables conversaciones que tuve en Buenos Aires, con March y el autor de versos como estos (cito con maña e improvisación): “…no hubo, no hay, mejor serie que Kojak, ni máscara más concreta que estas antiparras de soldador para pasar la poda de la noche neutra, no hubo, noche neutra ni clara, no hay martillo neutro ni pesado, no, que martille agarrando el mango del martillo para martillar con el martillo la madera de los hechos, no hubo, no hay…”.

ESPECIAL

el bar es el sitio para conversar con amigos que con suerte lo son una vez que uno se despide y traspone la puerta de salida

ATMÓSFERA. Aspecto de una noche en el bar San Bernardo.


PÁGINA 10-B

EL INFORMADOR

Domingo 7 de julio de 2013

ACTUALIDAD MUNDIAL.LA PREMISA ES: SI NO HAY DEMANDA NO HABRÁ OFERTA

ESPECIAL

Suecia: prohibido pagar por sexo

OCASO. Diez años después de que entrara en vigor la inédita ley, el número de compradores de sexo ha descendido de 13.6% a menos de 8% de la población, según datos del Instituto Sueco.

El país nórdico castiga al cliente para luchar contra las redes y el proxenetismo. Más de dos mil ya han sido condenados; todos han eludido la cárcel con multas Por María R. Sahuquillo / El País

N

o es lugar para esperar. La calle es ancha, ventosa y poco iluminada. Tampoco el tiempo acompaña. Hace frío y la noche es desapacible. Húmeda. A ella no parece importarle. Agita la coleta rubia y se ciñe un poco más el chaleco de piel blanca que lleva sobre una prenda negra de cuello alto, a juego con los pantalones y las botas. Sujeta un teléfono conectado a un manos libres. Habla unos segundos y vuelve a recorrer la lámina de acera. Arriba y abajo. La confluencia en-

tre Malmskillnadsgatan y Master Samuelsgatan. Apenas una esquina. Una franja de cemento en pleno centro de Estocolmo, a sólo dos pasos de la zona comercial, que es sinónimo de prostitución. De lo poco que queda a la vista en la capital de Suecia. Un país que desde 1999 castiga a quien pague por obtener servicios sexuales. Allí, las carreteras no están ribeteadas de clubes. Y si hay contacto de compra y venta, desde luego no se hace bajo a la luz de los neones. Los clientes no lo tienen fácil: si son descubiertos se arriesgan a una pena de un año de cárcel o a una cuantiosa multa. La premisa sueca es que si no hay

demanda no habrá oferta. Un modelo que este paPARA SABER ís defiende y que ha exportado a otros como NorueModelos legales ga, Islandia o Singapur. Ahora, Francia e Irlanda estudian seguir sus pasos. También Valencia, España, dio luz verde hace unos días a una ordenan❖ En Europa conviven tres modelos de regulación de la za municipal que contempla sanciones para los prostitución: el llamado ejemplo sueco, abolicionista; el hoclientes, pero no para las meretrices. landés, legalista; y las normativas que sólo prohíben el proEn Suecia, desde que entró en vigor la ley, unas xenetismo, como la española. cinco mil 700 personas —todos, salvo contadísimas excepciones, hombres— han sido detenidos por ❖ Suecia. Penaliza desde 1999 a todo aquel que pague por comprar sexo o intentar hacerlo. De ellos, algo más tener sexo. Fue pionero en este modelo legal que 10 años de la mitad han sido condenados, aunque ninguno después copiaron Islandia, Singapur, Israel o parte de Coha entrado en prisión. Han esquivado las rejas aborea. También Noruega, con una novedad: se persigue a nando una multa de al menos un tercio de sus inaquellos que hacen turismo sexual. gresos diarios durante dos meses. “No se trata sólo de condenas. La ley busca un ❖ Finlandia. Castiga la compra de servicios sexuales, aunque cambio social, ser ejemplarizante. Y se está logransólo en los que la prostituta sea víctima de las redes de trata. do”, asegura la comisaria Kajsa Wahlberg, relatora nacional contra la Trata de Personas con Fines ❖ Holanda y Alemania son el modelo contrario; allí la comde Explotación Sexual. Diez años después de que pra de servicios sexuales no se castiga y se permite en deentrara en vigor la inédita ley, el número de comterminadas zonas y lugares. En Holanda las prostitutas papradores de sexo había descendido de 13.6% a megan impuestos, tienen derechos y obligaciones. nos de 8% de la población, según datos del Instituto Sueco. Y aunque la norma —que apoya más de ❖ España. La prostitución es alegal. Algunas ordenanzas 70% de la población— no ha conseguido encerrar municipales, como la de Barcelona, penalizan tanto a cliena los clientes sí ha conducido a una reducción paltes como a prostitutas. Otras, como en Valencia, van al mopable de la prostitución callejera: antes de la ley delo sueco y castigan sólo al comprador de sexo. unas 600 mujeres ejercían en las calles de Estocolmo cada día; actualmente no son más de 10, según estimaciones de la Policía. te cargo, este hombre musculoso de cabello rapado estuvo años trabajando en los servicios sociales de Estocolmo. Desde entonces, remarca entornanMudanza a la web do los ojos, cree más firmemente que la prostitu¿Es la mujer de la coleta rubia una de ellas? Se ción —que en Suecia ejercen sobre todo europeas ha subido a un coche rojo, familiar, que ha enfilado del Este, tailandesas o nigerianas— no es una opla calle en dirección a la autopista. Sólo ha inter- ción “realmente libre”. “Bajo esa idea se oculta la cambiado un par de palabras con el conductor. Es vulnerabilidad, la pobreza. También la trata y la exposible que sea un amigo o un familiar. Pero tam- plotación sexual”, dice. Cederlöff desmiente que la bién puede que el hombre haya contactado con ella ley —que ha habilitado formas, como teléfonos en internet y la haya recogido en la calle. Porque en anónimos para denunciar a quien paga por sexo— Suecia, los burdeles se han trasladado a la red. Una haya empujado a las mujeres a la clandestinidad de realidad de la que las autoridades son conscientes los hoteles o apartamentos; y a los anuncios en las y que la asociación Rose Alliance —una de las es- páginas web. Responsabiliza del cambio más bien casas voces que censura públicamente la norma— a las nuevas tecnologías. Las autoridades también avanzan por ahí. Un considera efecto de la ley. Esta organización de ex trabajadoras sexuales sostiene que la prostitución equipo de policías especializado rastrea la red día es ahora menos visible y, por tanto, más insegura; y noche en busca de esos reclamos que les permiy que la regulación contribuye a estigmatizarla. tirán apresar a chulos y clientes. Sus despachos es“Existen mujeres que se dedican a ello voluntaria- tán en la jefatura central de la Policía de Estocolmente. Hay explotación y trata, pero no todas son mo, muy cerca del de la comisaria Wahlberg, cauta con todo lo que signifique mostrar ese trabajo de víctimas”, dicen. Patrick Cederlöff, coordinador nacional con- campo. Es una mujer alta y enérgica. Tiene los ojos tra la trata, no está de acuerdo. Antes de ocupar es- azules y el cabello rubio y corto. Antes de ser relatora investigó delitos sexuales como inspectora de la policía judicial. “El comercio sexual es un medio favorable para la delincuencia organizada. Permanece soterrado, mueve enormes cantidades de dinero y, a través de él, los proxenetas y las redes de trata lavan millones”. A sus ojos y a los de la ley sueca, alguien que paga por sexo no sólo atenta contra la dignidad de las mujeres; además, está contribuyendo a que esa arquitectura criminal prolifere. Desde que entró en vigor la ley, unas 200 personas han sido condenadas por proxenetismo en Suecia. Unas 40 por trata de seres humanos con fines de explotación sexual, desde que en 2002 se incluyó este delito que implica trasladar a la persona con engaños, coacciones o a la fuerza para explotarla. Como ocurre en muchos países, no es fácil que las mujeres que han sido explotadas testifiquen contra sus verdugos. Para apoyarlas y fomentar esa colaboración, explica Ulrika Rosvall, experta del Instituto Sueco, el Gobierno tiene programas de recepción y reinserción —además, tiene programas para concienciar a los clientes—. También les ofrece volver a su país con el proyecto Safe Trip (viaje seguro), que coordina Cederlöff y que se apoya en ONG locales, que trata de que las mujeres puedan retornar sin temor a que quienes las explotaban las encuentren. A ellas o a sus familias. La comisaria Wahlberg explica que Suecia ha ido un paso más allá: ha buscado incluso una solución específica para las nigerianas; que muchas veces están sometidas por el miedo atroz al vudú con el que las mafias las amenazan. Ahora, las autoridades suecas colaboran con “personas capaces de deshacerlo”, afirma la relatora. No es sólo acorralar a los clientes. Se trata, dice, de cubrir todos los huecos.


Domingo 7 de julio de 2013

EL INFORMADOR

La tuya en bicicleta

R. GALLEGOS

VIENA

Lo no tan chido de viajar en Bici. Parte 1

INCERTIDUMBRE. Entre las cosas que hay que enfrentar durante los viajes, es el no saber dónde pasarán la noche y podrán bañarse. En la imagen, Ankara, una de las paradas de Roberto y Annika.

Por Roberto Gallegos Es muy bello —decían —, el viento, la libertar y la sensacióndeirsobredosllantas,noscontagiabanconsushistoriasnuestrosamigosUliyBineenViena,Austria,nuestra primer gran parada. Como muchos de nuestros amigos ciclo turistas que hemos hecho en el camino, Uli y Bine tienen más de 20 mil kilómetros de experiencia viajandosobrelabici.Ycomobuenospromotoresdeesta actividad casi siempre hablan de las maravillas que tiene viajar en bici, sin embargo por algún misterio de la vidaomitenfrecuentementelaspercatasminutasdepedalear y moverse en dos llantas. Ahora que Annika y yo cumplimos los 12 mil km a nuestrasegundavueltaenTailandiaydespuésdeunaño 10 meses hemos descubierto el lado oscuro del ciclo turismo. Y a forma de desahogo y con el objetivo de prepararlos psicológicamente para su viaje les comparto el lado no tan chido de viajar en bicicleta en una serie de dos. Normalmente cuando uno viaja empaca y desempaca, este proceso puede ser muy divertido sobre todo si doblas con ternura el traje de baño que sabes que vas a usar en la playa. En nuestro caso, nuestro trajedebañoestuvoempacadoconcuidadoydespués fue olvidado en el limbo del fondo de nuestras alforjas por ocho meses. No vimos ni el mar, es más ni siquiera un chapoteadero en meses mientras pedaleábamos por Asia Central, de hecho Uzbekistán es el país que más lejos está de un mar en todo el planeta. En fin, el traje es lo de menos, ahora que lo que más hay a nuestro alrededor es agua y calor ya que estamos en Tailandia, nuestra ropa de invierno que tanto amamos usar en el frío se ha convertido en nuestra cruz y castigo que cargamos sin hacerles caso. Sí, es muy padre pasear por las diferentes épocas del año, pero para mí una de las cosas más odiosas de viajar en bici es tener que llevar toda tu ropa de las cuatro estaciones del año todo el tiempo contigo.

Okey, está bien, ya nos acostumbramos a cargar con las botas de nieve en Camboya para jamás usarlas, pero ¿por qué diablos tengo que cargar con seis kilos de equipo electrónico? Ya recuerdo, para que nuestro blog se vea bonito y nuestros lectores puedan disfrutarlo, así que ni modo, los cables, adaptadores, disco duro y cámara con sus accesorios son parte del trabajo. ¡Ah! como extrañamos dejar nuestra computadora en su escritorio y ya. En fin, el precio de la documentación. Cargados,listosyresignadosaempacaryadesempacar cada vez que quieres un calzón limpio, viene otra situación de la más odiosa: bañarse. ¿Pero si bañarse es una activad sencilla, no es así? No, mientras no sabes dónde vas a dormir en la noche. Aquel confort de llegar cansado a tu casita y prender la llave de agua caliente para echarse una ducha es un lujo del que no se puede disfrutartodoslosdíasmientrasestásviajandosobredos ruedas. Algo tan elemental se hace tan enredoso todos los días, que si el jabón se acabó, que si el shampoo que comprasteesdeesasbolsitasalquesólolepuedessacar un par de gotas. Bañarse es una proeza que se celebra aunque en muchas de las ocasiones sea a jicarazos de aguafría,comohasidoennuestrocaso.Esciertoqueen varias ocasiones nos hemos bañado en el río y esto puedesonarromántico¿verdad?Puessóloparalosmosquitos que te comen en el atardecer, porque de ahí en fuera bañarse en el río es sólo embarrarse de lodo los pies y el cabello, quizá también de excremento de vaca, que suelen meterse al río a defecar, como actividad diaria. Ah la Naturaleza, tan hermosa pero tan cruda y salvaje. Y aunque pedaleemos en carreteras la mayor parte del tiempo, la Madre Naturaleza no perdona y mucho menos si te da diarrea y lo único que hay es el vasto y caluroso desierto Iraní. Peor aún si no traes papel tendrás que rezar para tener el valor y usar la mano de dios para limpiar tus pecados. Perecee aún no termino con el tema, lo veo en la próxima La Tuya en Bicicleta.

PÁGINA 11-B


PÁGINA 12-B

EL INFORMADOR

Domingo 7 de julio de 2013

Tapatío 07 de julio de 2013  

Tapatío 07 de julio de 2013

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you