Issuu on Google+

FUNDADORES

Jesús Álvarez del Castillo V. Jorge Álvarez del Castillo Z. EDITOR-DIRECTOR

Carlos Álvarez del Castillo G.

SECCIÓN

B

AÑO XCVI TOMO CCCLXVII NÚMERO 34512

GUADALAJARA, JAL., DOMINGO 1 DE SEPTIEMBRE DE 2013

CUADERNO DE LECTURA Historias de “surfeadores de sillones” Páginas cuatro y cinco

El día del Presidente. Análisis sobre el primer informe de Gobierno Páginas siete y ocho

Miley Cyrus ya creció y Página seis ahora “perrea”

El miedo anda en una Lobo La oferta era de 20 mil pesos mensuales por ser “secretario”, pero la chamba real era hablar con “tías”, hacerse pasar por los sobrinos de alguien para “bajarles” dinero

U

léfonos no son tuyos, las clientas menos. ¿Vamos bien? na premonición te advierte que no te subas a la camione- haría cualquier cosa para ganarse 20 mil pesos. Robar te puede costar caro ¿Bien? ta Lobo negra que hace unos instantes te sorprendió por Sabes que aquí nadie encontrará tu cuerpo. Malacara te cae bien. Es compasivo. Te dice que si atrás y ahora te espera, con las fauces abiertas. Espantas Tías se les dice a los que llaman haciéndose pasar el mal presentimiento como a una mosca de lluvia. ¿Qué por los sobrinos de alguien para bajarles dinero, dice no le quieres entrar no hay problema. Pero si le entras puede pasar? Vas con la muchacha más guapa de tu salón, entonces Malacara ¡Los que extorsionan!, exclamas tú, tendrás que dejar la escuela y permanecer en arraigo —así le dice él—, dos meses, mientras te agarran conla del amigo rico que anda ofreciendo 20 mil mensuales como buen alumno. Esos meros, te contesta él. por un secretario. Mientras te subes a la Lobo piensas en Malacara parece el jefe de la casa y un empresario fianza. Esos dos meses conocerás la soledad y la desestu madre; en lo mucho que vas a ayudarla con los 20 mil. de gran porvenir. Te explica que en México el negocio de peración y eso te va a servir para echarle más ganas al Miras el reloj. Son 11:35 de la mañana. Te jactas. Es tu día las tías está en decadencia, ya nadie cae. Te pasa a un trabajo. ¿Vamos bien? Estás dudándolo, admítelo. ¿Cuántos licenciados de descanso en la abarrotera, donde te pagan apenas cua- cuarto donde hay una cama tendida impecable y una metro mil mensuales, los muy tacaños. sita de noche limpísima. Sobre la mesita reposan dos ce- se mueren de hambre? Y aquí está Malacara, hablándote de su éxito. A él Media hora después sabrás que el miedo es el des- lulares viejos, como el que carga tu madre. Malacara te tino de aquella troca. dice que usa una línea venezolana, que cuesta 25 centa- nadie de su familia lo quería, pero ahora ni le preguntan qué hace. Todos quieren subirse a Es temprano y acabas de treparte a la Lobo negra vos el minuto. Aquí te puedes dar vuelo que trae unas bocinas potentes. Suena 500 balazos. To- con las llamadas. Te muestra, impresa Malacara parece el jefe de su Mercedes negro. En las fiestas lo davía te acuerdas porque aquel corrido te gustaba de en hojas bond, una lista de clientas, la casa y un empresario de respetan. Las mujeres lo chapulinean, aunque estén casadas. Los que le caveras. Cuando lo oías pensabas en montañas de dine- nombres completos, edades, direccioro, carros, drogas, viejas: “Vestidos de negro/ encapu- nes. Todas mujeres. Todas de apellidos gran porvenir. Te explica que en mal la pagan. Su madre no lo ha chados/ pues fueron soldados…”, escuchas a medias y castellanos. Todas avecindadas en Esta- en México el negocio de las vuelto a regañar… Piensas en la tuya, que tu madre piensas que el conductor, el amigo de tu amiga, parece dos Unidos. Todas listas para ser extortías está en decadencia, sí te regañaría. Piensas que a tu madre soldado, aunque le gustan las camisetas con marcas a sionadas. El directorio te va a salir grano le vendría mal un dinero extra, que todo pecho. No sabes si su aspecto marcial es por su ca- tis al principio, luego tendrás que pagar. ya nadie cae lo harías por ella. ra de palo, sus lentes polarizados, su corte al ras, sus El terror te asfixia, pero te haces el Si sales bueno para las llamadas y aguantas el músculos de toro. hombre de mundo. Te ríes cuando te cuentan cómo le Y no lo sabes, acéptalo, porque en la cabina el sacaron la pachocha a una vieja taruga de San Antonio. arraigo la empresa tiene un buen plan de ascensos, te está diciendo Malacara: robar trailers, pasar droga, pomiedo te taladra. Te quieres ir. La puerta está cerrada con llave. Tiemblas. Tu amiga te acaricia la pierna. ¡TranquiMalacara te felicita, llegaste en la mejor época. ner tiendas de venta de robado… Todo tiene consecuenlo! susurra, pero estás jodido. Ni te diste cuenta a qué Ahorita los pochos se visitan mucho, gastan mucho, tie- cias, te advierte el capacitador, que es sincero: debes hora se subió a la camioneta la otra muchacha, que aho- nen mucho sobrino. Malacara llama a Segundo y le pi- pensarlo muy bien. Si le entras vas a perder muchas cora aplasta su cuerpo contra el tuyo. Para calmarte, du- de que te ponga la muestra. Llama a tres números: en sas y vas ganar otras. Si no le entras tendrás que olvidarte para siempre rante el viaje te pones a calcular las edades de los que uno no le contestan, en otro le mientan su madre, en el van en la Lobo: tu amiga 23 años, tú 19, la muchacha al tercero una anciana de San Antonio promete depositar- de ese lugar, de Malacara y de todo lo que viste ahí. Malacara es bueno e inteligente. Malacara sabe lelado 19 ó 20 y el amigo rico de tu amiga unos 30 años. le tres mil dólares. La muchacha que se subió a la Lobo El amigo de tu amiga maneja como si quisiera acabar- fracasa en sus tres intentos. Te toca, ordena Malacara. er las almas. Por eso te dice que mejor te vayas a pensarlo hoy y mañana te decidas. Eres libre para tomar se la Lobo, hasta que llega a las vías del Dices que pasas. tren. No sabes si estás en la colonia Las Te importa que estás en una La muchacha pone expresión de pe- cualquier decisión. Malacara es un tipazo: le quita la llave a la puerta Pintas, en Juan de la Barrera, en la Lieregañado y le pide a Segundo que la casa que desde la calle rro de entrada. Tu amiga se fue con el dueño de la Lobo y bres. Aquí es, dice él. Todos bajan. acompañe a fumar. Salen de la casa. parece abandonada, con dos *** Malacara es veinteañero moreno, no volvió a llamarte. Caminas a toda velocidad por la El hombre al que acabas de cono- hombres con estampa de muy alto, de cara afilada, dientes sepa- calle terregosa. Vas rezando el Padre Nuestro cuando cer y, que aquí se llamará Malacara, rados, ojos grandes y barriga cervece- te alcanzan Segundo y la muchacha. Malacara les dijo también tiene pinta de soldado. Más asesinos y una muchacha ra. Te informa que esta sucursal, así le que te acompañen al camión. En el camino la muchatarde él mismo te dirá que es un ex conque haría cualquier cosa llama él, es de apertura reciente y ne- cha te aconseja que me mejor te dediques a otra cosa. Ella tiene un hijo y es una buena para nada, te dice. victo. Por lo pronto te está preguntancesita personal. Te acompañan hasta el puente de la Virgen. Permado si sabes qué son las tías. Tú, en vez para ganarse 20 mil pesos Es un buen maestro. Explica muy de contestarle, piensas que tu amiga bien y si hay necesidad se regresa. Tú necen junto a ti hasta que pasa el camión que viene de acaba de largarse con el de la Lobo. “Te llamo al rato”, nunca vas a decir nada, los clientes van a darte toda la El Salto. Se despiden de saludo. El camión viene lleno. Haces fuerza en las rodillas se despidió con esa voz tan suave. Para salir del paso información que necesitas, te dice. ¿Vamos bien?, te para no desmayarte. Te sacas el celular de la bolsa trarespondes que las tías son las hermanas de tu padre, de preguntará el resto de tu capacitación. tu madre y las muy amigas de ésta. Oyes las risas. En 15 minutos conocerás las minucias del negocio sera del pantalón. Buscas los audífonos ahí mismo y te Malacara, otro que lo acompaña —Segundo, por de las tías. Siempre harás una segunda llamada. Nun- los pones para dejar de oír al mundo. En tu cabeza reponerle nombre— y la muchacha que en el camino se ca ofenderás a las clientas: si te mientan la madre te tumban los acordes de 500 balazos, el corrido que ibas subió a la Lobo se burlan de ti. quedas callado y las mandas a la fregada ¿Vamos bien? oyendo en la Lobo: “…la mafia dispara/ y a ellos les paLa humillación te importa nada. Te importa que estás Lo que le saques a las viejas no van a ser todo para ti. ga/ no pueden fallar/ al que se atraviesa/ tumbar la caen una casa que desde la calle parece abandonada, con dos 70% va a hacer para el que te trajo y se llevó a tu ami- beza/ si es que bien les va”. hombres con estampa de asesinos y una muchacha que ga; 20% para Malacara; 10% para ti. Es lo justo: los teEstatardeborrarásatuamiga,lamásguapadelFacebook.

EL INFORMADOR • RAFAEL ZARAGOZA

Supervisor: Rocio Fonseca rocio.fonseca@informador.com.mx / Ana López ana.lopez@informador.com.mx


PÁGINA 2-B

EL INFORMADOR

Domingo 1 de septiembre de 2013

Armando González Escoto

Juan Palomar

LOS COLORES DEL TIEMPO

DIARIO DE UN ESPECTADOR

El espacio público El diseño urbano de los pueblos latinos en Ibe- aturdidor, el de los que se dedican horas y horas roamérica privilegió la construcción de grandes a promocionar las nuevas marcas religiosas con espacios públicos abiertos donde fuese posible todo tipo de mensajes: que ya viene Elías, que el el comercio periódico, en la plaza, y el cotidiano hombre es puro pecado, que el mundo se va a en locales específicamente construidos para es- acabar, que la salvación está a la puerta, y es de te fin, pero sobre todo, estos espacios tenían la gritarlo con poderosos altavoces compitiendo finalidad de favorecer el solaz, es decir, el des- con las bocinas del comercio establecido que ya canso, el esparcimiento, la convivencia, el en- no haya como pagar impuestos y seguir vendiencuentro, en sitios donde los jardines, los árboles, do a medias en medio de tanta competencia. Pero también el robo multidisciplinar es, de las bancas, las fuentes, la amplitud de los paseos algún modo, otra forma de “coy el entorno arquitectónico estamercio ambulante” al que está ban orientados a fortalecer este expuesto cuanto mortal vive, efecto buscado de tranquilidad y disfrute. Por favor, ya no hagan trabaja o pasa por el Centro Histórico, sobre todo si se trata de Por múltiples factores, en la actualidad se ha subvertido este más leyes, basta con que personas venidas de fuera, que poco o nada saben de la crecienorigen, uso y función de la plaza te inseguridad que ahí se vive. pública que eventualmente dejó de apliquen en serio las De esta suerte resulta que ser lugar del solaz, para convertirse en la explanada del oportunis- existentes y abatan de una los amplios espacios ajardinados del Centro Histórico son el mo comercial, que al buscar comsitio menos a propósito para topradores se vale de todos los vez por todas la marse un descanso, admirar lo recursos habidos y por haber. Por que resta de la arquitectura urlo mismo compite a bocinazos el impunidad imperante bana tapatía, o hacer una pausa comercio establecido con el ambua la tensión del trabajo, pues ahí lante, y en innumerables restauradica de sol a sol el peor de torantes, loncherías, fondas o antros, la presencia de conjuntos musicales no basta dos los ambulantajes, el ruido estridente, confupara cautivar a la clientela, han de aturdir con su so, múltiple y variado, en un ambiente de inse“música” a todo el vecindario y a cuanta persona guridad, donde el turista admira tal o cual vaya pasando por horas interminables. Los espe- edificio abrazando bolsos, carteras o cámaras y cialistas le llaman contaminación auditiva, en contestando celulares a dos manos, mirando con nuestra ciudad hay servidores públicos que hasta recelo para todos lados, en tanto los merolicos la miden sin que por ello pase absolutamente na- de la salvación agreden las creencias ajenas, da, fuera de las inútiles recomendaciones para que contribuyendo al caos circundante. Recomendación final: por favor, ya no hapor favor “le bajen”. Para fortalecer este creciente prestigio de gan más leyes, basta con que apliquen en serio ciudad del ruido estentóreo, desde el Instituto las existentes y abatan de una vez por todas la Cabañas hasta la Plaza de los Laureles y anexas, impunidad imperante. armando.gon@univa.mx se expande otro comercio ruidoso, repetitivo, y

Atmosféricas. Jardín en ausencia. Lejos de su amparo se repiten estas líneas para invocar el suave refugio que sus frondas entregan como un abrazo largamente esperado. Torres vertiginosas y rugientes avenidas, tráfago que aquí no cesa, prisas y repentinas iluminaciones: nunca tan lejos de la clara ciudad. Pero allá, que es aquí de misteriosas maneras, los vástagos proseguirán su trabajo que genera prodigiosas hojas de pasmosa y fresquísima novedad, la enredadera de la pérgola persistirá en su urdimbre paciente y los rojos frutos del guayabo caerán al ritmo de sus únicos, verticales vuelos. Pájaros peregrinos, rumor de la escoba de popotes al son de su diaria tarea, reflejos tardíos en la pila del jardín. Vuelve la vuelta. ** Una bienvenida, y certera, cita de Juan Rulfo, aparecida al azar del espacio cibernético: “Yo no leo por aprender. Me interesa el estado de ánimo que el libro me va dejando, la resonancia personal que me produce. No persigo las técnicas ni el estilo, sino la conexión con algo que sucedió o que fija una inquietud o una aspiración. Es decir, me apasiona leer en la medida en que la obra establece conmigo un diálogo hondo…” ** Cavafis en Biblioteca de México. Hay muy raros poetas que logran, por misteriosas maneras, ser declarados el Poeta de la Ciudad. Altísima distinción. Es el caso de Constantino Cavafis y la augusta ciudad de Alejandría. Bien es cierto que tiene para ello sobrados méritos, y sus poemas sobre la ciudad (la suya y todas) difícilmente tienen parangón. Ya se había mencionado en estos renglones el aniversario que corre ahora de los 150 años de su nacimiento y los 80 de su muerte. Esto a partir de la gozosa relectura de El Cuarteto de Alejandría, de Lawrence Durrell, en donde la figura del poeta es un personaje más, que va dejando claves elusivas y definitivas, en el transcurrir de la narración. De la revista citada, una rara cita de los escritos de Cavafis: “Los monjes ven cosas que nosotros no vemos; ven visiones del mundo sobrenatural. Cincelan su alma con la soledad y la contemplación y la reserva. Nosotros la volvemos burda con la congregación, la ausencia de pensamiento y el placer. Por eso es que ellos también ven cosas que nosotros no somos capaces de ver. Cuando alguien está solo en un cuarto silencioso, puede oír claramente el tictac de un reloj. Pero cuando otros entran al cuarto y la conversación y la interacción comienza, uno deja de oírlo, aunque el tictac no deje de ser accesible a su oído.” ** Trama y urdimbre. Resulta fundamental, para quien de veras se interese en el arte contemporáneo, darse una vuelta por la actual exposición montada en el MURA. La muestra ha sido curada por Carlos Ashida y tiene el subtítulo: En memoria de Frietz Riedl, Gobelinos contemporáneos en Guadalajara. Así, se puede rastrear este maravilloso trabajo de los tapices desde su origen en nuestra ciudad gracias al arquitecto Eric Coufal, quien fue el responsable de traer al maestro austríaco de gobelinos Fritz Riedl a finales de los años sesenta. Ambos personajes, asociados, desarrollaron una intensa labor. Posteriormente, luego del regreso de Riedl en 1976 a su país, el trabajo se continuó gracias al impulso del propio Carlos Ashida, bajo la denominación de Taller Mexicano de Gobelinos, empresa que llevan adelante desde 1994 los hermanos Carlos y Jaime Ashida. La lista de los artistas que han

producido gobelinos en el Taller es deslumbrante, y amplia. Un gobelino es una pieza artística radicalmente distinta de otras manifestaciones de arte y, particularmente, de una pintura. La misma densidad esencial del trabajo genera una vibración profunda y cambiante; la fuerza de la expresión atrae los sentidos de diferentes maneras. Son, en sí mismas, algo que toma como punto de partida el trabajo de un artista y, mediante la mano de obra refinadísima y absolutamente personal que cada tejedor ejerce, transfigura la pieza en algo nuevo y, con frecuencia, asombroso. Es un gran mérito del Taller Mexicano de Gobelinos mantener en nuestro país esa espléndida manifestación. Y del MURA proponer esta visión al público tapatío. No puede este espectador más que acordarse, en los lejanos días de Angers, del deslumbrante esplendor inédito para él de la tapicería del Apocalipsis, debida a la autoría incomparable de Jean Lurçat, amigo, por cierto, de Fritz Riedl. Todo se conecta, en la trama. ** Salvador de Alba. Unos cuantos renglones para resaltar, a propósito de ciertas fotografías encontradas en el internet, la enorme estatura del añorado arquitecto de Lagos de Moreno (1926-1999). Esperemos que el año que entra, en el que se conmemoran 15 años de su muerte contemos ya con el indispensable libro que sobre su figura y obra necesita la arquitectura nacional, y aún internacional. Las fotos en cuestión, de muy buena calidad, relatan una visita a la Escuela Normal de Zapotlán el Grande que data, salvo error, de los primeros años sesenta. El extraordinario oficio constructivo y la elegancia formal de esta obra son una permanente lección. Cuando fue director de la Escuela de Arquitectura del Iteso, ésta vivió sin duda algunos de sus mejores años. En ese campus dejó, por cierto, una obra que cada año es mejor: el edificio central o de la Rectoría o Xavier Scheifler, realizado en colaboración con algunos de sus alumnos más aventajados. Salvador de Alba era, ante todo, un señor. Las celosías magistrales de Zapotlán reflejan, cada día, el sol que su mano de artista ceñido y racional supo gobernar, y con sus brillos dan cotidiana constancia del homenaje que Jalisco, y sus arquitectos, le deben. ** Ver lejos. Quien se haya encontrado arriba de un cerro, sobre un edificio alto o en simple campo abierto sabe por instinto el gozo y la como liberación que embargan al alma al considerar el puro espacio inabarcable que ante sí se despliega. El hombre de la ciudad, reducido a las distancias cortas de patios mínimos, jardincitos encajonados, calles carrasposas, ámbitos polvorientos y limitados olvida por momentos la liberación que significa el contemplar anchos horizontes, confines distantes. Para eso son de gran utilidad de las azoteas: los árabes lo saben muy bien. Desde sus terrazas, al atardecer y bajo la clemencia de la tarde sosegada, tienen un panorama más vasto de ciudad y campos circundantes, de caminos y veredas bien conocidos. Desde una sencilla azotea, si hay suerte, se puede contemplar el vecindario, el barrio, a veces los cerros lejanos. Es todo lo que se ocupa. Cuántas desastradas azoteas, únicamente necesitadas de una limpieza de tiliches inútiles y de estorbos, pueden convertirse en gratos miradores para tomar la tarde, ver venir las tormentas, olvidar por un momento la servidumbre que, a sus pies, la despiadada ciudad reclama. Es cosa de buscarle. jpalomar@informador.com.mx

Carlos Cortés Vázquez

VISIÓN Y DECISIÓN

Paz, justicia y libertad Los conceptos del encabezado adquieren mayor vigencia en el mes que hoy principia atrayendo la propuesta de hacer realidad la CIUDAD CREATIVA DIGITAL. Un proyecto de promisorio beneficio. El nombre envuelve un concepto tan ambicioso como su comprensible función transformadora; más, mucho más que digna ocupación de terrenos producto de la demolición en el Centro Histórico. Significa el desafío de mayor trascendencia para Guadalajara en el siglo actual. Ciudad de conocimiento que invoca la hazaña de cambiar el sentido de vida para los pobladores de Guadalajara, su periferia metropolitana y regional, con vinculación a otras ciudades y regiones del país, que modificará de manera significativa el sustento educativo con ejemplo de sana multiplicación. Ciudad de innovación será la Ciudad Creativa Digital, otorgadora de un sano pensamiento, ambicioso y acorde al imperativo global, que imponen el empleo de creatividad y recursos de comunicación contemporáneos. Guadalajara tiene el bagaje incomparable de su imagen sustentada en la originalidad de su asentamiento geográfico; valioso reconocimiento para sus pobladores, permanentemente inquietos por buscar, promover y encontrar desarrollo cultural de imagen con atributos ampliamente reconocidos como la confianza de inversionistas locales, nacionales y extranjeros

en el proceso constructivo. Ciudad con autodeterminación de sus habitantes respaldados por identidad conducente al cultivo de mayor dignidad en el concurso abierto de la globalidad, ya no sólo como aportante de mano de obra sino también del talento cultivado en las instituciones de educación superior. Ciudad con originalidad suficiente y conducente a la transformación forjadora de la Ciudad Creativa Digital, generadora de la Nueva Historia visualizada con el sentido práctico impuesto por la tecnología contemporánea. Ciudad Creativa Digital, promotora del desarrollo regional está llamada a ser la Guadalajara de nuestros días: sustentados en el pasado con orgullo, pero con la simultánea responsabilidad que implica el presente como base del futuro. La autoridad tiene la palabra impulsora de la confianza en los pobladores, cada uno de nosotros con el deber de aportar voluntad en la máxima medida de nuestras posibilidades, pero todos con imprescindible confianza en la honestidad. Los gobernantes tienen la potestad de influir en el ánimo de los gobernados, pero también en los otros niveles de Gobierno para elevar al rango de realización el magno proyecto de la Ciudad Creativa Digital, considerando sus múltiples bondades de beneficio con reflejos en desarrollo regional, progreso nacional y elevación de miras en la población mexicana, hoy flagelada por la miseria del desempleo distractor de libertad autosustentable en el aprovechamiento de capacidades para enfrentar un destino promisorio en paz, justicia y libertad. Dios nos guarde de la discordia. sicpm@informador.com.mx


Domingo 1 de septiembre de 2013

Antonio Ortuño

EL MUNDO ALUCINANTE

Recomendar con tiento

Muchos editores y libreros dicen que el secreto para que un libro se venda bien es la recomendación boca a boca de los lectores, y califican los resultados de este método muy por encima de los que pueden ofrecer las más agresivas campañas publicitarias, las mejores reseñas en revistas o los espaldarazos solaperos que ciertos consagrados le ofrenden al texto en cuestión. Es muy probable que los asista la razón. Pocas cosas pueden ser tan convincentes como que un amigo, o cualquier persona que parezca inteligente, nos diga:“TerecomiendoleeraMengano,porqueponeel dedo en la llaga”. O: “No te pierdas este libro de Zutana, no lo dejé ni para bañarme”. Es probable que todos aquellos que acostumbramos leer le debamos buena parte de nuestros mejores descubrimientos a esta clase de pitazos altruistas. Desde luego que no hay recomendación infalible. Recuerdo con horror aquella primera novela que tenía casi más reputación que el Quijote y que adquirí después de que un conocido, gran narrador, declarara con impotencia en una fiesta: “Ya quisiera yo escribir algo así cuando envejezca pero con los años de él [el referido era, entonces, un mozalbete]. Es una obramaestra”.Lasprimeraspáginasnomeimpresionaron y para cuando me di cuenta que aquello era un bodrio como pocos y que la declaración del literato obedecía nada más que a la más pura hipocresía (y a su formidable borrachera), ya había perdido dos tardes irreparables. Por otro lado, también están las recomendaciones tramposas. Una amiga, a la que ni siquiera el segundodoctoradohizoquedejarandegustarlelosnovelones rosas, me instó a adquirir una colección de relatos de un escritor español que no tenían nada que ver, juró, con príncipes azules y princesas almidonadas: “Es muy tu estilo, seguro que te encanta”. La realidad es que el estilo que mi amiga me presuponía era como para ofenderse. Pocas veces me he aburrido tanto con un libro en las manos y eso que leo ensayo latinoamericanocontemporáneo.Lamejorpruebade queaquellibroeraunfracasoesquealcerrarlohabía olvidado minuciosamente cada uno de sus cuentos. En cambio, si alguna vez di con el narrador brasileñoRubemFonseca,quesignificóunaaparicióncapital en mi carrera como lector, fue gracias a que una dependientadelGigantedelasÁguilasledijoaunhermano mío que uno de sus títulos, que la tienda estaba rematandoacincopesosdelaño94,erabuenísimo.A esa mujer, cuyo gusto literario me parece digno de un monumento, la cuento entre mis mejores maestros. Estos casos me han convencido de que hay que ser cuidadosos cuando recomendamos. Porque lo cierto es que, aunque el Gran Crítico Equis se repase a un libro, si alguien de confianza nos dice: “Me lo leí anoche; mereícomounmacacoyluegoacabéllorando” terminaremos leyéndolo.

EL INFORMADOR

María Palomar

DE LECTURAS VARIAS

Seamus Heaney, 1939-2013 El poeta Seamus Heaney, que murió el jueves 30, nació en Irlanda del norte y pasó más de la mitad de su vida en la República de Irlanda y en el extrajero, pero sureferenciaconstanteeraelpaísdesuniñez:lagranja de Mossbawn, cerca del pueblo de Castledawson, en el condado de Derry. En su discurso* ante la Academia de Estocolmo cuando recibió el Nobel de literatura en 1995, la imagen central es la del poeta y sus hermanos oyendo de noche los ruidos del mundo alrededor. Eran niños “susceptibles e impresionables, como el agua de beber en el barreño del lavadero: cada vez que pasaba el tren, la superficie ondulaba delicadamente, concéntrica, en total silencio”. La poesía fue para él la búsqueda de un orden “tan fiel al impacto de la realidad externa y tan sensible a las leyes internas del ser del poeta como las ondas que fluían al centro y hacia fuera en el agua de aquel balde... un orden en que por fin podamos crecer a la altura de lo que fuimos guardando mientras crecíamos. Un orden que satisfaga todo lo apetecible para la inteligencia y lo prensil de los afectos... la poesía... hace posible una relación fluida y restauradora entre el centro de la mente y su circunferencia”. En un poema de 1966 dedicado a su amigo Michael Longley, vuelve Heaney a esas imágenes acuáticas de la infancia: Mi Helicón particular De niño no podían quitarme de los pozos Y las bombas viejas, con sus tornos y baldes. Me encantaban la caída oscura, el cielo aprisionado, los olores De humedad de hierbas, musgo y hongos. Uno, en una ladrillera, tapado con tablas podridas. Gozaba con aquel estupendo choque, cuando el balde Caía amarrado de la soga. Tan profundo que no veías ningún reflejo. Uno, poco hondo, bajo una acequia de piedra ya sin agua, Florecía como cualquier acuario. Cuandoestirabadelsuavecienoraícesalargadas Un rostro blanco planeaba sobre el fondo. Otros tenían eco, devolvían tu grito, Con una nueva música añadida. Otro Daba miedo, porque ahí, de los helechos Y las altas belladonas, saltó una rata Que azotó mi reflejo. A estas alturas, meter la mano en el lodo y las raíces, ContemplarazoradocualNarcisounojodeagua, No es propio de la edad adulta. Versifico Para verme a mí mismo y despertar los ecos de lo oscuro. *http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/literature/laureates/1995/heaney-lecture.html

PÁGINA 3-B


PÁGINA 4-B

EL INFORMADOR

Domingo 1 de septiembre de 2013

EL VIDEO The MOBILE CouchSurfing Revolution El estadounidense Ben Jamin, un couchsurfer bastante activo, muestra casi dos años de aventura, en los que ha cosechado experiencias inolvidables. Puedes enterarte de su viaje en la página de Facebook llamada Hasta Alaska.

EL INICIO. Ben se despide de sus amigos para iniciar su viaje por el continente americano.

CONSTRUCCIÓN. Ben hizo de su combi un lugar para hospedar a los viajeros que quisieran acompañarlo en su aventura.

RECLUTANDO MIEMBROS. El recorrido es hasta Alaska en el vehículo cuyo motor ha sido reconstruido siete veces.

Couchsurfers No son desconocidos, son próximos amigos. Así funciona esta una red de trotamundos que fue creada en 2004 Por Eugenia Coppel

H

ace exactamente ocho meses que la boliviana Marianela Laura emprendió un viaje por tierra desde Bogotá, la ciudad que la ha acogido en los últimos años. A Guadalajara llegó hace dos semanas y después de visitar la Expo Energía 2013, se dirigió hacia un café de la colonia Ladrón de Guevara para encontrarse con su anfitrión tapatío. Alejandro Alatorre Warren y Marianela nunca se habían visto antes, pero intercambiaron algunos correos y vieron sus fotos en sus perfiles de Couchsurfing. Gracias a la red global de viajeros, la boliviana de 30 años se enteró que — como ella— Alejandro también es ingeniero electrónico; que es aficionado a la fotografía y uno de los miembros más activos de la comunidad de “couchsurfers” en la ciudad. Él supo que Marianela es amante de las artes y la Naturaleza, que es investigadora en Educación ambiental y que sus anfitriones anteriores —en países como Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia— la describen como una chica simpática, positiva y de gran corazón. Fue así como Alejandro accedió a hospedar a Marianela en el sillón de su sala durante cuatro noches. Conexiones como estas suceden a diario en más de 100 mil ciudades del planeta gracias a la plataforma en línea de Couchsurfing, un proyecto capaz de devolver la fe en la humanidad hasta al más escéptico y pesimista. Sin esperar nada a cambio, los más de seis millones de miembros están dispuestos a recibir en sus sillones a uno o varios trotamundos desconocidos, e incluso fungir como guías de turistas en su propia ciudad. Además de hacer nuevos amigos y conocer otras culturas sin necesidad de salir de casa, los anfitriones saben que su hospitalidad se verá recompensada en futuros viajes. La idea inicial de esta red basada en la confianza surgió en 1999, cuando Casey Fenton compró un vuelo barato de Boston a Reikiavik para aprovechar un fin de semana largo. Sin ganas de hospedarse en un hotel y explorar la ciudad a la manera tradicional de los turistas, Fenton envió un correo a mil 500 estudiantes de la Universidad de Islandia solicitando un sillón para dormir, y de ser posible, islandeses dispuestos a mostrarle los sitios interesantes que difícilmente encontraría en una guía. Después de recibir más de 50 ofertas de alojamiento y tener un viaje como ningún otro, el joven convocó un grupo de profesionales para desarrollar la plataforma en línea que se convertiría en un sitio público, lo logró en enero de 2004. El procedimiento para unirse a esta red social es relativamente sencillo. Como en cualquier otra, lo primero es crear un perfil para sí mismo, donde además de una o varias fotos, el usuario debe expresar ampliamente sus gustos e intereses, hablar de su filosofía de vida y su trayectoria, enlistar sus libros, películas y discos preferidos, dar su opinión acerca de Couchsurfing y nombrar los lugares que ha visitado. Allí mismo se encuentran las referencias que otros “surfeadores de sillones” han escrito acerca del usuario, ya sea que lo hayan conocido como huésped, como anfitrión o como parte de la comunidad local de surfers. Todo esto contribuye a crear un ambiente de seguridad, que casi siempre es la primera preocu-

viajan por los sillones del mundo

SONRÍE. Alejandro Alatorre Warren (derecha) es uno de los miembros más activos de la página.

pación de quienes se enteran de la existencia de Couchsurfing. El sitio con sede en San Francisco lo deja muy claro a sus usuarios: si alguien no parece confiable por cualquier razón, es mejor rechazar su solicitud aunque parezca rudo; además hay que procurar comunicarse únicamente a través de la plataforma y leer con atención los perfiles de viajeros y anfitriones. De esta manera, las experiencias negativas son raras o nulas. A Jorge Zetter, couchsurfer tapatío, lo más que le ha tocado son huéspedes que se molestan porque nSobre desfile, que comienza a las 10:00 horas, realizar un contraste con las nuevas generaciones que participan, a dos décadas del inicio. Plasmar los testimonios, historias. Crónica sobre la gala pública que será en la plaza liberación a las 19:00 horas.o puede acompañarlos en su tour por la ciudad. En el extremo contrario, cuando estuvo viajando por Brasil, le tocó que una pareja en Río de Janeiro le dejara su casa para él solo durante una semana, con comida y hasta las llaves del coche. Al día de hoy, en el grupo en línea de xouchsurfers de Guadalajara, hay más de siete mil miembros. Algunos son bastante activos, ya que no solamente están para hospedar a los visitan-

tes, sino que integran una comunidad de amigos que se reúnen cada semana, organizan viajes a las cercanías de la ciudad, hacen clubs de conversación para practicar algún idioma y siempre están abiertos a recibir nuevos integrantes.

Las mejores historias Hay de couchsurfers a couchsurfers. Mientras que algunos pueden mantener un perfil sin involucrarse demasiado, otros han sacado el máximo provecho de la red: han convertido el viaje en su forma de vida y comparten sus experiencias por medio de blogs, videos o páginas de Facebook. Algunas de las mejores historias son difundidas a por propio sitio. Por ejemplo, la del estadounidense Ben, quien quiso transformar la idea de Couchsurfing en un proyecto móvil. Después de casi tres años de estar viajando se encontró en Santiago de Chile, y fue ahí que decidió cruzar el continente americano en una vieja combi remodelada. Para lograrlo, recibió un préstamo de otro miembro de la red, a quien tenía sólo dos días de haber conocido y, anunció en su perfil que podría hospedar a otros viajeros dispuestos a acompañarlo en el trayecto. El viaje de Ben y los que se han unido a él por

periodos variables, se puede seguir a través de la página de Facebook “Hasta Alaska”. Ahí se lee que en casi dos años de aventura han pasado por toda clase de experiencias: “Tuvimos que reconstruir siete veces el motor de la combi, atravesamos los Andes en muchas ocasiones, presenciamos un asesinato, un policía nos ofreció drogas duras, chocamos contra un camión, nos quedamos parados en un río de Bolivia, y adoptamos como mascotas a un pollito ecuatoriano y a un perrito peruano”. Actualmente, la combi y sus tripulantes se encuentran en Tapachula, Chiapas. Para conocer su proyecto y experiencia se puede ver el video de YouTube The Mobile CouchSurfing Revolution.

Más que un sillón para dormir Entre los más activos del grupo de Guadalajara, está Alejandro Alatorre Warren: siempre pendiente de los viajeros que solicitan alojamiento o compañía en el foro, y muy seguido organizando eventos para reunirse con los couchsurfers locales o fuereños que estén por la ciudad. Desde que conoció la red, hace cuatro años, lo primero que piensa antes de hacer un viaje es contactar con los miembros de las comunidades de otras ciudades: “Porque normalmente es gente que


Domingo 1 de septiembre de 2013

EL INFORMADOR

PÁGINA 5-B

Busca en YouTube: The MOBILE CouchSurfing Revolution

VIVENCIAS. Hielo, ríos, bosques y selvas son algunos de los paisajes que se pueden apreciar en el video.

VISTA. El video muestra los momentos entrañables de un recorrido lleno de surfeadores de sillones.

SIN FINAL. El viaje aún no termina, en estas fechas están en Chiapas.

TERTULIA. Imagen de la primera reunión anual de Couchsurfing México que se realizó en Guanajuato.

Viajero de tiempo completo

Únete de la red Para darse de alta como usuario de Couchsurfing, basta con ingresar al sitio (www.couchsurfing.org) y seguir las instrucciones para crear un perfil. Luego hay que buscar los foros de la propia ciudad o las que se planean visitar, para encontrar nuevos amigos dispuestos a compartir experiencias.

le gusta viajar, de mente abierta, y que comulga con muchas cosas de las que yo creo”, contó el ingeniero y fotógrafo aficionado de 32 años. Para él, la experiencia de Couchsurfing tiene que ver más con las vivencias que pueda compartir con los “amigos que aún no conoce” —como suelen decir los organizadores en el sitio— que con ahorrarse algo de dinero. Si además estas personas están dispuestas a compartir su espacio, Alex lo ve como un beneficio extra. “Porque no sólo es cuestión de que te hospeden, sino que va más allá. Es llegar con alguien, compartir algo, que te enseñe su ciudad, cosas que no vas a poder descubrir tú como turista, ya sea por barreras del idioma o porque están escondidas”, contó Alatorre Warren, quien asegura que la clave para dar con la persona correcta es que exista una conexión desde los correos intercambiados. Como viajero empezó a usar Couchsurfing en una visita por Europa. Posteriormente, cuando vivió un año en Japón para cursar una especialidad, el sitio se convirtió en su mejor aliado para conocer personas en una cultura por completo diferente. También ha sido huésped en muchas ciudades de México y Estados Unidos, y constantemente abre las puertas de su departamento en Guadalajara.

De placer y de trabajo Marianela Laura salió de Bogotá el pasado 25 de diciembre, y desde entonces ha recorrido miles de kilómetros por tierra. Además de disfrutar un viaje por distintas ciudades latinoamericanas, su intención es recabar información para un proyec-

to de educación ambiental que iniciará cuando regrese a Bolivia, su país natal. Esta amante de la Naturaleza no sólo ha utilizado la red Couchsurfing para viajar, sino que en su trayecto también ha contactado con otras organizaciones similares, por ejemplo, una que ofrece comida y alojamiento en granjas ecológicas a cambio de trabajo voluntario (WWOOF). Una de sus metas principales desde que comenzó la aventura era llegar hasta la sede de la Comunidad Biointensiva, en Querétaro, a la que Marianela describe como una red donde “se comparten los saberes de la Tierra”. Ahora que lo logró, hace apenas algunas semanas, la investigadora comenzará su regreso a Colombia de la misma manera en que llegó hasta Guadalajara. A ella le gusta viajar sin prisas, buscar a sus coterráneos bolivianos en cada ciudad, y participar en diversas actividades culturales. Cuando estuvo en la Ciudad de México, por ejemplo, visitó la UNAM, donde se enteró que estaba a punto de celebrarse el Tercer Festival de las Culturas del Mundo. Como no vio a Bolivia en el programa y ella conoce bien el baile folclórico de su país, no tardó en sugerir una presentación y reunir un grupo de bailarines mexicanos para enseñarlos. Fue en Bogotá donde se enteró acerca de Couchsurfing, y desde entonces solamente ha utilizado la red como huésped. Pero tiene planes próximos de instalarse nuevamente en La Paz, y una de las primeras cosas que hará es arreglar su espacio para poder recibir muchos viajeros, y “cuidarlos” de la misma manera en que ella ha sido cuidada en los últimos ocho meses.

Jorge Zetter se enamoró de los viajes después de una experiencia de un mes y medio en Líbano, a donde se fue con la intención de conocer el lugar de origen de sus antepasados. En ese entonces todavía no existía Couchsurfing, pero la generosidad de las de las personas que se encontró en el trayecto causó un gran impacto positivo en este tapatío de 33 años. De la red de viajeros se enteró tiempo después, gracias a una pareja de argentinos que conoció en el sureste de México. Sin embargo, su verdadera activación como miembro comenzó cuando decidió iniciar un viaje por Sudamérica: solo y durante seis meses. Según Zetter, el 90 por ciento de las noches de aquella aventura durmió en las casas de los locales en Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay, lo cual no sólo le permitió ahorrarse el dinero de los hoteles y extender el tiempo de su viaje, sino que también significó compañía, nuevos amigos y un conocimiento más profundo de la cultura

y las formas de vida en el sur. De regreso en Guadalajara y con un departamento propio en el centro de la ciudad, Jorge empezó a recibir personas de los cinco continentes por unas cuantas noches, y lo sigue haciendo hasta la fecha. Al conocer gente nueva y cambiar la rutina, el arquitecto asegura que es posible mantener la actitud de viajero sin necesidad de desplazarse largas distancias. Cuando su trabajo como comerciante de ropa le deja tiempo libre, Jorge acompaña a sus huéspedes a hacer el tour de los principales atractivos turísticos tapatíos, les presenta algún bar con buena música o se los lleva a lugares cercanos como las playas de Nayarit y Jalisco. En otras ocasiones no es posible ofrecer un sillón –como en los últimos meses, cuando Jorge se convirtió en papá por primera vez—, pero casi siempre está dispuesto a encontrarse con los visitantes nacionales y extranjeros, orientarlos, y pasar con ellos un buen rato.


PÁGINA 6-B

EL INFORMADOR

Carlos Enrigue

Domingo 1 de septiembre de 2013

SOCIEDAD. LAS NIÑAS CRECIERON

AYER DECÍAMOS

Terriblemente encabritado por el artero ataque que una banda de malos aficionados polacos al fútbol, llamados popularmente hooligans, hizo en contra de nuestros aguerridos marinos en una playa de Polonia, que por cierto yo ni sabía que mar tenía. Me causa gran desilusión ver a nuestros jóvenes cadetes que no dejaron su sangre en defensa de su bandera, o sino traían, cuando menos en defensa de su traje de baño, por lo que creo que deberán ser sancionados con consejo de guerra o cuando menos obligarlos a leer y copiar a mano la historia de la batalla de Chapultepec, sobre todo la contestación del general Pedro María Anaya de “si tuviéramos parque no estarían aquí”; esos eran Se ve que se mexicanos jóvenes y no fregaderas. Se ve que se “acabaron los “acabaron los gitanos que iban por el monte solos, gitanos que iban están los viejos cuchillos tiritando bajo el polvo”, ya no hay coraje entre nuespor el monte tra juventud. Pero esos hechos son solos, están los agua que ya pasó y ahora viejos cuchillos queda sólo repararlo. La cancillería como siempre tiritando bajo el anda en Babilonia y es incapaz de lograr que, cuanpolvo”, ya no hay do menos, se disculpara el Gobierno polaco, por lo que, lo único que lavaría coraje entre el honor sería declararles nuestra juventud la guerra, que es lo que toca para deshacer el entuerto, aunque hay que ver que es una guerra imposible, porque nuestros transportes no llegan hasta allá y los de ellos tampoco llegan a acá. Tampoco podríamos reparar el daño con una pelea de box en las Vegas, porque no sé si allá haya boxeadores, y además a ningún promotor ni televisora les interesa transmitirla; por ello creo que lo más adecuado sería borrar de los mapas del país a Polonia, si le resultó a su británica majestad doña Victoria pues nos será útil a nosotros. Ya sé que los puristas dirán que sería un error en los libros de texto, pero aunque es cierto, qué importa un error más en ese mamotreto, además de que crearía, como todo lo que anuncian algunos diputados, entre cien y doscientos mil empleos. Por ello urjo al gobierno a que inmediata- Creo que lo más mente retire de ese país al embajador y a todo el peradecuado sería sonal de la embajada y para no dejar bienes al eneborrar de los migo incendiarla hasta que quede en cenizas y mapas del país a para que no aprovechen ni el terreno donde está Polonia, si le ubicada he pensado en que el peje, con espíritu resultó a su patriótico, bien nos prestaría durante un par de sebritánica manas a cincuenta de sus aguerridos profesores de majestad doña la CNTE, que al cabo tiene muchos, para que Victoria pues nos acampen en el terreno de la embajada ya que es perserá útil a fectamente sabido que donde pisan no vuelve a nosotros crecer la hierba. Mancera deberá cambiar el nombre de la calle presidente Masaryk por el de Presidente Cuauhtémoc Cárdenas, que es tan bueno, además de que tres intentos, para mí, equivalen a una presidencia. Lo que no sé si seria permitido que los cincuenta miembros de la CNTE dieran clase a niños polacos, lo cual deberá ser sancionado por la Comisión de Derechos Humanos ya que puede ser considerado una crueldad inusitada.

Adiós,

semana de Miley

POLÉMICA. El baile de Miley Cyrus no sólo dio mucho de qué hablar, sino que también se crearon gifts y memes sobre su “perreo”.

vestida con imitaciones de carne cruda en las alfombras rojas, relevante según su siguiente peinado. Nadie sabe de qué se tratan sus canciones, porque todos tenemos cosas más importantes de qué preocuparnos. Pero, siendo honestos, ¿alguna vez alguien se preocupó de lo que cantara Madonna? Tras la graduación en Río, Miley cambió. Obviamente se vistió de adulta, pero además comenzó a controlar parte de su actividad como cantante ño vencedor de criminales y se convirtió en algo así y abandonó la actuación: “El motivo por el que nuncomo un beatnik que da miedo. Edward Furlong de- ca me gustó actuar es porque no puedes ser tú miscepcionó a sus legiones de enamoradas cuando de- ma; yo no quiero ser actriz, quiero ser una artista”, sapareció del mapa porque las drogas resultaron le dijo a la Rolling Stone. Los críticos de música le más difíciles de controlar que Terminator. En tiem- reconocieron el garbo en el desgarbo: grababa vipos de Google son todas mujeres: ¿Britney Spears, deos sexy con fiestas y referencias fingidas a droun día rapada, gorda, cuestionada como madre ca- gas y punto. “No podemos parar” y “No pueden dopaz, incapaz de bailar? Demi Lovato no ha sido ca- marme” se llamaban, previsiblemente, sus paz de salir de rehabilitación. Vanessa Hudgens es sencillos. Le preguntaron qué opinaba de su conmás famosa en internet por su potencial porno que temporáneo Justin Bieber y ella decía que le daba por su talento en High School Musical. Amanda consejos para que se relajara y no se dejara abruBynes padece algo parecido al trastorno bipolar. ¿Y mar por la industria que le exigía el sacrificio de su vida personal, “pero él es se acuerdan de Lindsay tonto”. Lohan, esa niña que sabía Luego vino la actuaactuar, que era simpática, “El motivo por el que nunca me gustó ción del domingo 24 de que tenía futuro? En inagosto en los premios ternet ya las juzgaron a actuar es porque no puedes ser tú MTV. Miley vestía un contodas ellas: se perdieron en el camino. Todas eran misma; no quiero ser actriz, quiero ser junto brevísimo color piel, sacaba la lengua con nuestro patrimonio, nuestras niñas estrella. una artista”, dijo Miley a Rolling Stone la misma frecuencia con la que debía respirar y No supieron gobernar sus “perreaba”. Las fotos de adolescencias brillantes, glamorosas, sonrientes y con dietas balanceadas internet eran dos: Miley con el trasero en retadora que hiciera espacio a la comida chatarra si pagaba dirección a la entrepierna de su partner y la familia de Will Smith anonadada. Alguien hizo una sebien los comerciales. Nos fallaron. En el mejor de los casos pasarán a la historia rie de memes donde sobreponían su foto del “pe—como la hermana de Britney Spears, estrella de rreo” a la Mona Lisa, La última cena, El Grito de su propio show para adolescentes hasta que se em- Munch. Es decir: la estrella de la semana. barazó a los 16—, pero el show business lo recicla El Consejo de Padres para la TV en Estados Unitodo. Hasta las identidades en los medios de comunicación. Lindsay Lohan no es ya un modelo para dos exigió una sola cosa: que MTV reconociera que ninguna niña actriz como la que hizo el remake de había presentado un show para públicos restringiParent trap hace tantos lejanos años. Déjenla su- dos como uno para todo público. Fue la advertencia frir para que cometa nuevos estropicios. Haremos más moderada de todas, porque las demás no la bagifs animados con su decadencia física. Hagámos- jaron de descocada. “Fue ofensiva y vulgar. No es que no hayamos visto nada similar antes, pero ésta fue la carne de paparazzi. hechaconmuymalgusto”,dijounaperiodistadeThe HollywoodReporter,mientrasotrossubrayabanque Perrea, Miley, perrea la chica quiso llamar la atención y lo consiguió. VerEn 2010 Miley Cyrus se jubiló de Disney, con só- gonzosa, demasiado atrevida, desagradable, la llalo 18 años de edad. Es decir que para efectos de su maron. Es decir: todos esos adjetivos que hacen que carrera ya era vieja. Pero también es decir que no era le demos clic al video en YouTube. Luego vinieron más reacciones, porque los ninguna novata. En el Festival Rock in Rio se quitó la mayoría de la ropa —o vistió un outfit sexy, que es medios no quisieron preocuparse de otra cosa: que lo mismo— y demostró que había crecido. Haber en- si la chica no tiene la carne lo suficientemente firvejecido como una renuncia y una afirmación: no iba me, que si ejecutó el show de manera distinta a los a ser eterna, mandaba decir; mi cuerpo se transfor- ensayos, que si fue racista porque bailaba como negra entre coristas negros y ella era la única blanca ma y seré yo quien detente las regalías. Pero la lógica del fénix exige cenizas y mucho en el escenario. Hasta Iowan Steve Chmelar, el humo y para gobernar al cuerpo en los escenarios, creador de la figura del dedo de hulespuma, amefacturas multimillonarias mediante, hace falta mu- nazó con demandarla. “Es nuestra fiesta, podemos hacer lo que quecho más que simple autocontrol. Hace unos 25 años Madonna cantó por primera vez Like a virgin y le ramos, podemos besar a quien queramos, podemos demostró al planeta que, cualquiera que fuera su vivir como queramos. A las chicas que agitan sus siguiente decisión de negocios, involucraría a su grandes traseros como en un club strip, recuerden cuerpo y todos íbamos a sentirnos fascinados. Gran que sólo Dios puede juzgarnos”. Si uno se remonSeñora de la industria, reina por aclamación, den- ta a la curiosa historia de las letras del rock descutro de poco la llamaremos “sexagenaria” y hoy la brirá tres o cuatro como ésa de Miley Cyrus. Y ennoticia es si su hija de 16 años se deja fotografiar tenderá que su imagen sea hoy la de la niña buena en bikini. Sobrevivió al mismísimo Michael transgresora: admite que ha probado la mariguaJackson y a los escándalos y los matrimonios y las na, pero nunca la han fotografiado despeinada. tendencias. Algo sabe hacer bien. Muchos de sus Ella misma lo había advertido: “El día en que termine de grabar Hannah Montana, quemaré su pefans afirman que tiene talento. Luego está Lady Gaga, todo un acertijo para luca”. Si el puritanismo o la hipocresía son la base ese mundillo, hija de una época de videos virales, de la discusión, está aún por verse: la chica tiene más de 10 años en la industria y es, por lo tanto, una mujer de negocios. Si desaparecerá la semana que viene, hundida en otro escándalo que nos obligue a preguntarnos si hemos dejado que nuestras niñas crezcan demasiado rápido, es todavía un misterio. Ella dice que es una tuitera inspirada en Buda. Dice que a veces se siente negra. Su lengua es blanca y da curiosidad si no será más larga que la de Gene Simmons. Ahora mismo es nota, pero un día pasará de moda. Nadie le desea el sufrimiento de las otras niñas estrella que hoy bregan contra terapias, psiquiatras, maternidades desastrosas. Pero un día pasará de moda. ¿Y quién será la nueva princesa?

Un “perreo” en los premios MTV consagró a Miley Cyrus como una de las princesas de la industria musical estadounidense; las reacciones le fueron desfavorables, con un solo matiz: todos hablaron de ella Por Iván González Vega os estudiosos de la comunicación llevan decenios devanándose los sesos para entender la intrincada red de razones que definen la agenda de los medios y la manera en que esa politizada ecuación afecta a la opinión pública. Hay guerra en Siria y recesión económica en Occidente, ¿invadirá el presidente Obama? Pero cualquier día de éstos una muchachita flaca decide convocar al escándalo, encuerarse a medias en medio de ositos de peluche, ponerse un dedo de goma gigante en la entrepierna y “perrear” en vivo en el más importante suceso de la industria musical. Y así fue como Miley Cyrus se apoderó de la agenda pública y de los medios durante la semana que está terminando. Miley Cyrus (Nasvhille, 1992, cinco discos de estudio) es una de esas jóvenes ¿cantantes, actrices? de la casa Disney cuyo derecho a envejecer no es suyo, sino que hoy forma patrimonio de la opinión pública: como todos los niños artista, Miley vino desde la pubertad ejemplar y simpática y se estrelló contra la adolescencia, que dentro y fuera de los estudios de televisión es siempre impresentable y chocante. Los padres modernos se decantan por la misma postura que los padres de antaño: a los niños hay que tenerles paciencia aunque se echen a perder un poco. Miley anda en ésas. Hace años era Hannah Montana, protagonista de una serie de televisión de bromas simplonas en la que su personaje sobrevivía con sonrisas al mismo viejo drama de doble vida al que sí sobrevivieron la Viola de Shakespeare y los superhéroes de los cómic: por el día era una adolescente normal y por las noches se pintaba los labios y se convertía en una superpoderosa ídola del pop, divertida, llena de energía, dueña de masas de adolescentes frenéticos, sana, decente, bien portada y obediente con sus padres y con el Gobierno. Pero los niños de la tele no quieren ser ejemplos. Igual que cualquier otro niño, quieren crecer y coquetear con la oportunidad de ser impresentables. Son toda una categoría de internet. Macaulay Culkin rompió con la ternura de su ni-

L

ESPECIAL

Un soldado en cada hijo…..


Domingo 1 de septiembre de 2013

EL INFORMADOR

PÁGINA 7-B

ACTUALIDAD NACIONAL. ANÁLISIS

El día del Presidente La alternancia democrática y el advenimiento de la pluralidad política borraron de un plumazo el Informe presidencial ante el Congreso. ¿Valdría la pena retomarlo? Por Enrique Toussaint o le falta razón al historiador y periodistaHéctorAguilarCamín cuando dijo que “antes nadie se atrevía a criticar al Presidente, ahoranadieseatreveadefenderlo”.Latransicióndemocráticaen México erosionó (para bien en algunos casos y para mal en otros) esa figura omnipotente y hegemónica del Presidente en el sistema político mexicano. Tras ese desgaste, el Presidente quedó despojado de su armamento metaconstitucional que le permitía ser el sol y el centro del Estado mexicano. En términos estrictamente jurídicos, el Presidente en México nunca fue una figura particularmente fuerte. Por el contrario, su trono absoluto provenía de una dimensión política y no jurídica: toda esa mezcla de premios, castigos y reglas no escritas operadas en el partido único y que permitían que el Presidente gozara de poderío indebatible. Uno de los ritos más simbólicos del presidencialismo mexicano siempre fue el informe de Gobierno. Ese día se paralizaba el país, se suspendían las actividades y los niños no asistían a la escuela. Todas las televisoras respetaban religiosamente la cobertura en cadena nacional y todo “patriota” tenía que escuchar con atención las palabras de autocomplacencia y optimismo del Jefe de Estado. El Congreso mexicano se retiraba las máscaras de la pluralidad y la independencia legislativa, para dar paso a los elogios, los aplausos interminables y la euforia del partido único. Las formas opacaban al fondo. El formato de informe de Gobierno que monopolizó la intrerrelación entre poderes en México durante muchas décadas, se parecía más a la comparecencia de un líder comunista ante su soviet leal y acrítico, que un verdadero ejercicio republicano de rendición de cuentas al estilo del estadounidense (“The state of the Union”) o del español (“El Estado de la Nación”). El llamado “día del Presidente” se diseñó como la cúspide del sometimiento político de los poderes de la unión a la soberanía presidencial, un día repleto de “besamanos” e interminables alabanzas a la figura casi monárquica del Presidente.

N

El agotamiento de un sistema Si tomamos a la transición como un proceso que comienza a finales de los ochenta con la famosa “caída del sistema”, o incluso desde 1968 como dicen algunosautorescomoRogerBartraoJoséWoldenberg, el agotamiento de este ejercicio de autocomplacencia presidencialfuerelativamentetardío.En1988,traslas elecciones federales que le dieron la victoria a Carlos Salinas de Gortari, Porfirio Muñoz Ledo interpeló al presidente Miguel de Lamadrid acusándole de solapar las sucias elecciones de ese año que el Frente Democrático Nacional, liderado por Cuauhtémoc Cárdenas, califican como fraude, que impidió la victoria de la izquierda. En aquel momento, tras la abrupta intervención de Porfirio Muñoz Ledo, quedaba claro que las fisuras y rupturas que visibilizaban las protestas y manifestaciones en la calle de intolerancia al régimen priista, ahora se trasladaban en las instituciones. Ya no era solamente un discurso de jóvenes de izquierda con anhelos libertarios, sino ahora podíamos hablar de un desafío proveniente de las propias instituciones pos-revolucionarias. La pluralidad había llegado y el día del Presidente comenzaba a mostrar síntomas de agotamiento. Tras ese suceso icónico, y los primeros aires de la alternancia política en México con la victoria panista en Baja California, el informe presidencial comenzó a ser visto como una figura obsoleta de cortejo monárquico, incompatible con los nuevos tiempos de pluralidad. Toda la parafernalia y protocolos seguían presentes, pero el espíritu de consenso social y partidista se había borrado. De ahí hasta 2006, con sucesos ríspidos y algunos bochornos parlamentarios, el ejercicio político se mantuvo como la narrativa de autocomplacencia y sin autocrítica. Se convertía en el día que el Presidente defendía su gobierno y la oposición plantaba su postura en la tribuna. Un formato similar al español, más típico de un régimen parlamentarioquedeunsistemapresidencial.Depocoenpoco, parecía que esta vieja mitología que llenaba de misticismo al régimen de partido único, admitía el nacimiento de una incipiente pluralidad que reclamaba cauces de salida. Sin embargo, el último informe de VicenteFoxterminóporenterrarlaposibilidaddeque el Presidente acudiera al Congreso y sometiera su mandato al veredicto legislativo. La polarización de las elecciones de 2006 es uno de los grandes responsables del naufragio del informe ante el Congreso. La izquierda, el PRD y sus aliados, veían en Fox al artífice de una campaña sucia y negra contra Andrés Manuel López Obrador, lo que impidió la llegada del tabasqueño a Los Pinos. Para la izquierda, el primer presidente de la democracia mexicana había traicionado su investidura y su significancia como el depositario de todo el poder simbólicodelaalternanciapolíticaenMéxico.Suclaroapoyo a Felipe Calderón, así como el intento de desafuero al entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal, diluían la imparcialidad del Jefe de Estado. Otro mito del presidencialismo mexicano: el anhelo de un jefe deEstadoqueseencuentramásalládeladivisiónpartidista y que se asume como un polo neutral ajeno a la rebatinga política. Nunca ha sucedido eso. El PRD se negó a dejar que el guanajuatense rindiera su último informe y tomó la tribuna para impedir que Calderón juramentara ante la soberanía legislativa. En este contexto, hoy Enrique Peña Nieto entrega por escrito su primer informe de Gobierno al Congreso y mañana dirigirá un mensaje a la nación. En un escenario de debilidad económica, agravamiento de las cifras de violencia y una crisis políti-

ca en la Ciudad de México por la reforma educativa, el priista decidió no volver al Congreso. Y aunque parecía el contexto creado por el Pacto por México, propicio para que el Presidente se presente ante el Congreso y propicie un verdadero ejercicio de rendición de cuentas, Peña Nieto prefiere un evento protegido y de autocomplacencia en Los Pinos. Así, el Presidentereproduce,peroenotrolugar,elauradeprotección, nula autocrítica y lluvias de aplausos que caracterizaron al Informe en el Congreso durante los años del priato. Felipe Calderón también se decantó por esta forma: entregar el informe escrito y después diseñar un evento donde el Presidente diga lo que quiere decir, sin ser interpelado ni molestado con opiniones contrarias. ¿Qué podrá decir Enrique Peña Nieto? Más allá de las expectativas generadas y las dos reformas logradas, ¿hay resultados concretos? ¿Seguirá el Presidente en el tenor reformista? ¿Mantendrá el pacto de la misma manera, sin importar que el acuerdo parezca hacer agua? Digamos que los primeros nueve meses tras la vuelta del PRI, dejan una estela de contrastes. Por un lado, es innegable que tras años de parálisis legislativa, reformas posibles diluidas y falta de acuerdos po-

líticos, la administración de Peña Nieto comenzó con pularidad de Peña Nieto. El círculo rojo suele premiar otra narrativa basada en la eficacia y la colaboración. intenciones, y el círculo verde resultados en los bolsiPor algunos meses, parecíamos vivir en un universo llos. Eso explica el contraste de opiniones entre la caparalelo a la problemática democracia mexicana. Un lle y los líderes de opinión. Cómo lo dijo Soledad Loaeza en un extraordinauniverso de acuerdos entre partidos, de discusiones de sustancia y, sobre todo, de reformas deseables. No rio artículo: “Es una lástima que el Presidente ya no había que sacrificar ambición: tanto en Telecomuni- vaya al Congreso a presentar su informe. Cuando lo caciones y Educación, las reformas aglutinaban efi- hacía estaba obligado a mirar de frente a la nación, y cacia y representatividad, dos conceptos difíciles de mal que bien daba sus razones”. Tras la alternancia, el PAN no logró desmontar los cimientos simbólicos hilvanar en democracia. del régimen, ni tampoco Sin embargo, por el Como lo dijo Soledad Loaeza en un reformarlosritosmalapliotro lado, como dijo The Economist: “La realidad extraordinario artículo: “Es una lástima que el cados, pero que en su origen tienen un objetivo demuerde”. Si bien la esperanza y las expectativas Presidente ya no vaya al Congreso a presentar seable. El informe puede han servido para que Méxi- su informe. Cuando lo hacía estaba obligado a ser una pieza angular de rendición de cuentas en co proyecte hacia el exterior otra cara del país vio- mirar de frente a la nación, y mal que bien daba una democracia. La presencia de Peña Nieto en el lento e ingobernable del sus razones” Congreso, bajo ciertos cócalderonismo, los datos y los resultados dejan mucho que desear. La economía digosderespeto,podríaseruninstrumentoparaconsdecreció en términos reales en el segundo trimestre truir esa relación de poderes que queremos en un ende este año, se generaron solamente cinco mil em- tornodemocrático.Unejercicioqueconjuguerespeto pleosyelcrecimientoanualestarápordebajode2por y conciliación, pero también crítica y acusaciones. ciento. En inseguridad, la tendencia hacia la desace- Así, para desmontar el día del Presidente, en México leracióndelasmuertesrelacionadasconelcrimenor- nos quedamos en el peor mundo: el Presidente sigue ganizado se detuvo, y ahora se está experimentando teniendo su día en Los Pinos o en algún otro sitio, un leve repunte con algunos estados que presentan mientras en el Congreso se sacrifica la oportunidad focos rojos (Jalisco es uno de ellos). La brecha entre de que el Presidente rinda cuentas. Como se dice por expectativas y realidad, deseos y resultados, anhelos ahí, con el informe “tiramos el agua sucia con el niño e indicadores, es insalvable y está erosionando la po- adentro”.


PÁGINA 8-B

EL INFORMADOR

Domingo 1 de septiembre de 2013

Raymundo Riva Palacio

PORTARRETRATO En el estereotipo donde tiene ubicado una buena parte de la opinión pública al Presidente Enrique Peña Nieto, la semana previa a su primer informe de Gobierno estuvo llena de derrotas. Una movilización de maestros en la Ciudad de México atoró la Reforma Educativa y en el mundo se empezó a cuestionar su capacidad para sacar adelante la Energética. Su informe de Gobierno fue condicionado por la protesta en las calles, y la tribuna donde daría el mensaje político cambió de sede, día y hora constantemente. Canceló su gira de trabajo a Turquía, y lejos de los símbolos a los que este hombre formado en la escuela política más formal, rígida y refinada de México se ciñe, dará su mensaje encapsulado en Los Pinos. La otra cara de esta moneda es como la diferencia entre el día y la noche. Frente a la percepción de Peña Nieto como una figura meramente telegénica cuya plataforma real de poder es la televisión, la opinión pública no es lo que rige su forma de gobernar. “No lo conocía, pero ahora que lo he visto actuar, me ha cambiado totalmente la idea que tenía de él”, admitió uno de los líderes en la oposición que ha tenido un trato intenso con él en los últimos meses. “Es un político que escucha

antes de tomar decisiones”. La idea que tenía este líder de Peña Nieto era la de un producto construido por Televisa. “La televisión fue un instrumento, no el fin”, dijo una persona que conoció de la estrategia de exposición nacional que realizó Peña Nieto desde sus primeros momentos como gobernador, y que inició tras la derrota de Roberto Madrazo como candidato a la Presidencia, cuando empezó a apoderarse del PRI ante el vacío que se había creado. “El Presidente no se mide por las encuestas de aprobación, sino por los resultados”, agregó uno de sus colaboradores. En ese sentido, precisó un miembro del gabinete que lo conoce hace tiempo, “la eficiencia es lo que antepone”. Eficiencia y resultados han marcado sus formas como político y gobernante. Desde su campaña para gobernador del Estado de México, Peña Nieto hizo que un notario diera fe de poco más de 600 compromisos de obras que hizo con el electorado, que al paso del sexenio fue entregando a los mexiquenses. “Te lo firmo y te lo cumplo”, ofreció a los electores en el Estado, un método que repitió durante la campaña presidencial. Durante ella, el PAN buscó desacreditar su palabra y utilizó como

La otra cara de Peña Nieto estrategia de golpeteo compromisos incumplidos. Aunque le restó, no fue suficiente para cambiar el rumbo de la elección. Resultados es lo que busca Peña Nieto, un Presidente que de acuerdo con quienes lo conocen bien y saben de la historia de los mandatarios mexicanos, guarda una enorme similitud en la forma de actuar con Adolfo Ruiz Cortínez, considerado por algunos como el mejor político que ha despachado en Palacio Nacional. Ruiz Cortínez era astuto pero reservado de sus intenciones finales, y no anteponía sus relaciones personales con la acción de Gobierno. Una de sus anécdotas más famosas es cuando se decidió la candidatura del PRI al Gobierno de Colima, donde su amigo Gilberto Flores Muñoz era contendiente. Ruiz Cortínez lo llamó en vísperas de que se anunciara la candidatura y le explicó que el PRI había decidido por otro candidato. “¡Nos ganaron, compadre!”, le dijo. Ruiz Cortínez era un presidente que cuando tenía que tomar decisiones que afectaban a sus amigos, solía utilizar un recurso donde recomendaba algo como “amigo”, y sugería que le hicieran caso, para evitar que fuera el “Presidente” quien se lo dijera. Peña Nieto siempre tiene en la mente la analo-

gía con Adolfo López Mateos, un presidente mexiquense —de Atizapán, empero, no Atlacomulco—, quien ha sido el mandatario más popular que se recuerde en la segunda parte del siglo XX. Pero su forma de hacer política está más cercana a la de Ruiz Cortínez. Vigilante cuidadoso de las jerarquías, cuando enfrenta una situación compleja y problemática, las rompe. “Convoca a quienes más sepan o tengan que decir sobre el tema, sin importar sus rangos o si son amigos o están enfrentados”, comentó un miembro del gabinete. “Escucha, apunta, enfrenta las posiciones de uno con otros. A veces pregunta, y en ocasiones exhibe. ‘A ver —dijo una vez—, ¿cómo es que ahora digas eso cuando la vez pasada dijiste lo contrario?’.” Ruiz Cortínez estaba lleno de mañas políticas. Peña Nieto también, y esconde bien algunas de sus intenciones. Por ejemplo, durante el proceso para la nominación de la gubernatura en el Estado de México. Meses antes de que iniciara, invitó a la fiesta de 15 años de su hija a todos los precandidatos. Fue un evento muy relajado, muy cálido, donde algunos bebieron un par de copas sin excederse en ningún momento. Peña Nieto no bebió absolutamente nada. “Sólo observó a todos los precandidatos”, dijo uno de los asistentes, “miraba cómo se comportaban en esas condiciones”. Dos de ellos sobresalieron entre los más recatados, Eruviel Ávila y Alfredo del Mazo. Pero sólo a uno, a Ávila, dijo otro colaborador antiguo de Peña Nieto, le envió un recado: cuídate. Eso hizo el gobernador actual, y Peña Nieto mantuvo en secreto la intención que tenía para con él. Todavía en la víspera de la nominación, entre los más cercanos al entonces gobernador estaban convencidos de que Del Mazo sería el candidato. El PRD, que leyó de la misma manera los mensajes que emitía, comenzaron a elogiar a Ávila porque estaban convencidos de convencerlo a ser su candidato. Con los elogios de la oposición a Ávila, lo hizo candidato, una vez que ya había sido legitimado por sus adversarios. La forma como hace política Peña Nieto ha sorprendido a quienes no lo conocían y tranquiliza a sus colaboradores. En el primer caso, porque lo ven como alguien que se complementa de sus cercanos —el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, le da un toque cosmopolita y soporte técnico; el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el tejido político para la gobernabilidad—. En el segundo, porque encuentran un liderazgo del cual se habían sentido huérfanos desde la Presidencia de Ernesto Zedillo. Estos últimos días Peña Nieto hizo lo que quienes lo conocen, esperaban que hiciera. No le importa el desgaste público sino sacar adelante la Reforma Educativa. Si para evitar una confrontación en las calles, tenía que encapsularse en Los Pinos para dar su mensaje, así lo decidió. Que le imputen derrotas no es relevante. En estrategia se llaman repliegues tácticos. Dos pasos adelante, parafraseando a Lenin, y uno para atrás. Eficiencia y resultados es lo que le importa. Si así logra el objetivo, todo lo que sucedió habrá valido la pena. rrivapalacio@ejecentral.com.mx Twitter: @rivapa

GUILLERMO DELLAMARY

Explorando el mundo

Vivir en la virtud Una persona saludable se esmera en practicar los buenos hábitos e intenta alejarse de los vicios. Son las viejas enseñanzas de tiempos muy remotos, hacer las cosas bien enaltece el espíritu, incrementa la calidad de vida y permite alcanzar un estado de ánimo tranquilo y positivo. Las virtudes, junto con los valores humanos, son una aspiración, pues no nacemos ni viviéndolos ni conociéndolos, los tenemos que aprender y desarrollar a lo largo de nuestra vida. Alguien nos los tiene que trasmitir, mostrar y motivar a que los ejercitemos, a que los implementemos y practiquemos en las acciones cotidianas. Virtuoso es el que descubre que existe la honestidad, la generosidad, la tolerancia, el respeto, la justicia, el dominio de sí mismo, la sencillez, la sensibilidad y en fin, una lista enorme de cualidades que hacen viable un estilo de vida, alejado de los vicios. Y se pone a trabajar en ellos, hasta límites inimaginables. Hay que hacerlos propios, pero sobre todo ejercitarlos a base de una fuerza de voluntad creciente y bajo el dominio y la tutela de la inteligencia. La virtud produce el aroma de una persona civilizada, respetuosa, de estirpe espiritual y sobre todo de gran capacidad de solidaridad humana. En cambio, es evidente que los viciosos van galopando hacia el placer egoísta, disfrutan de todo lo que infla su vanidad y orgullo, les encanta perder el tiempo y divertirse. Total, sólo se vive una vez, hay que darle cuerda a todo lo que es fácil, inmediato, cómodo y ventajoso. El que lo vive, es incapaz de aceptar que es un hombre de vicios, en vez de verlos con tan ofensiva palabra confiesa que le gustan las experiencias agradables, placenteras y que sólo gente como el logran apreciar y gozar. Su factura llegará tarde que temprano. El vicio es indomable, difícil de someter al arbitrio de la voluntad y caerá atrapado en sus garras y probablemente no se pueda sacudir sus perniciosas consecuencias. Así, mientras el virtuoso se perfecciona con base en el sacrificio y esfuerzo, el vicioso se hunde entre placeres y el deterioro progresivo de su calidad de vida. Ha dejado de ser hombre libre y es esclavo de sus propias decisiones. dellamary@informador.com.mx


Tapatío 01 de septiembre de 2013