Page 1

PÁGINA 12-B

Viernes 9 de marzo de 2012

hogar

calor de

Fundadores • Jesús Álvarez del Castillo V. • Jorge Álvarez del Castillo Z.

• Editor-Director • Carlos Álvarez del Castillo G.

Supervisor: Aimeé Muñiz / aimee@informador.com.mx

Ser feliz es fácil

Un manual para echar a la amargura

Lo único que en verdad necesitamos en la vida es la comida, el agua y algo de techo donde pasarla bien; lo demás seguirán siendo metas y objetivos, pero no necesidades absolutas que nos deban neurotizar por no obtenerlas Rafael Santandreu, psicólogo y autor de El arte de no amargarse la vida.

Parece que hoy en día resulta más sencillo sufrir y tirarse al drama por cualquier situación que se atraviese en el camino. Así lo ha visto Rafael Santandreu, psicólogo español que se ha dado a la tarea de ofrecer, desde su trinchera, herramientas básicas para que cada día sean más las personas que hacen a un lado a la amargura. El principal problema, dice, es que muchos individuos idealizan sus deseos y los convierten en necesidades, así, cuando no los alcanzan, la frustración llega presta. Con El arte de no amargarse la vida, el segundo libro de Santandreu, el autor espera que los lectores vivan felices, mediante la psicología cognitiva. “Hemos perdido el pensamiento natural”, dice. “Hoy en día existe una tendencia en la sociedad que convierte los deseos en necesidades absolutas; creemos que necesitamos aquello que soñamos o idealizamos, y no es así. Ése es el principal factor por el que no somos felices, al no poder palpar y alcanzar aquello que queremos, entonces viene un proceso de neurosis que la mayoría de las personas en distintas situaciones lo presentan”. El asunto pues, es que algunas personas suelen hacer importantes cosas que no lo son; esto, explica, sucede porque cada problema está interconectado con otro tipo de preocupaciones. El ejemplo es claro: “A menudo, a la consulta de muchos psicólogos llegan pacientes frustrados por una separación con su pareja. Esto se convierte para ellos en una neurosis porque han dramatizado que ‘necesitan’ a la persona para estar bien, y esto los lleva a ligar la separación con otras circunstancias que en ocasiones llegan hasta creer en un rechazo social”. Rafael Santandreu define esta situación en su libro como una “tremenditis”. Pero qué pasa cuando un individuo desempleado padece una crisis ante la falta de dinero, lo que en definitiva repercute ocasionándole una neurosis y, evidentemente, un estado total de amargura. “Dudo que su neurosis sea ocasionada por no tener qué comer o beber. Su verdadero problema es no tener algunos bienes materiales que no podrá adquirir por falta de un sueldo. En realidad quien sufre por no tener qué comer no se puede decir que tenga neurosis. Y sí, puede sonar controversial. Incluso, hay quienes por no tener un buen puesto en el trabajo y no percibir un buen sueldo, sufren de una frustración, porque piensan que no han cubierto esa necesidad. Las aspiraciones son buenas, pero no por tener un sueldo alto o un mejor cargo vas a ser más feliz. Lo que necesitas lo tienes, lo demás son sólo deseos, si los cumples, qué bien, pero si no, no pasa nada, puedes ser igual de feliz”, advierte el especialista.

EL INFORMADOR • ARCHIVO

El psicólogo español Rafael Santandreu advierte que el problema de algunas personas es convertir los deseos en necesidades

• Hacer la tristeza a un lado es mucho más sencillo de lo que se cree, lo indispensable es reconocer lo que se tiene y dejar de idealizar, según Rafael Santandreu, autor del libro El arte de no amargarse la vida.

Algunos tips El libro de Santandreu no es un recetario, es el primer punto que se debe establecer. Se trata de una guía a manera de manual didáctico que nació con la idea de ofrecer a las personas, una “autoterapia” contra la neurosis. En el texto el autor expone ejemplos reales de casos en su consulta, con un análisis del problema y una solución. “El arte de no amargarse la vida busca brindar una técnica a los lectores en la que solos cambien su forma de ver la vida y las situaciones que los agobian”.

La solución que propone consiste en un método de autoayuda simplificado con ejercicios mentales que van de media hora a una hora diaria. “Entiendo que no es sencillo, pero es efectivo y se puede lograr. El secreto está en dejar de hacer importante y necesario lo que no lo es”. Santandreu reconoce que la educación en la infanciaesfundamentalparaquelapersonasecreéuna cultura filosófica de la vida que lo hace vulnerable a losproblemasemocionales,peroafirmaquesísepuede cambiar y cita ejemplos en el primer capítulo del libro donde una reconocida actriz afirma que fue hasta los 50 años cuando aprendió a ser feliz.

PARA SABER En detalle ◗ El arte de no amargarse la vida es el segundo libro de Rafael Santandreu. ◗ En España se han vendido más de 50 mil libros a cinco meses de su lanzamiento; en México van tres mil. ◗ El libro, editado por Paidós, se puede encontrar en diversas librerías de la ciudad y su costo es de 253 pesos.

¿Por qué dejar de fumar engorda?

El 70% de los exfumadores engorda. Esa es a menudo una de las razones que muchos esgrimen para no dejar de fumar. Ahí esta el vaso medio vacío. El medio lleno es que el tabaco adelgaza. La pregunta es: ¿cómo lo hace? Si se descubriera, ¿se podría crear un fármaco que copiara su efecto, obviamente sin los efectos negativos del tabaco? El trabajo que publicará Miguel López, de la Universidad de Santiago de Compostela, en la revista Diabetes, ya publicado electrónicamente, supone un paso en esa dirección. “El arsenal terapéutico actual para tratar la obesidad es muy limitado”, escribe López y su equipo en el documento. “Aparte de las intervenciones en la dieta, el ejercicio y los cambios de comportamiento, los tratamientos farmacológicos escasean. Por ello, y dada la urgencia del problema, decidimos concentrarnos en aquello para lo que hay evidencias de que hace perder peso, como fumar. Numerosos estudios epidemiológicos han revela-

dounaestrecharelaciónentreeltabaquismo y el peso corporal; que los no fumadores pesan más que los fumadores”. López se ha concentrado en la nicotina, el principal componente adictivo del tabaco y del que se sabe que inhibe el apetito y produce pérdida de peso. Ha estudiado su efecto sobre los mecanismos cerebrales que regulan las ganas de comer y el gasto energético del organismo. En concreto, los investigadores apuntan a una enzima llamada AMPK, que es clave en el metabolismo de la grasa y que actúa en las áreas del hipotálamo del cerebro relacionadas con la obesidad, inhibiendo el gasto energético y estimulando la ingesta. Este grupo de científicos es uno de los pioneros en la identificación de la enzima AMPK como una de las claves de la obesidad. Actuando sobre ésta y otras moléculas que intervienen en el metabolismo de las grasas en el cerebro, en los últimos años estos investigadores han conseguido alterar sustancialmente la

masa corporal de animales de experimentación: han conseguido que animales que comen poco engorden y, al contrario, que otros con una ingesta desmedida pierdan mucho peso. Los investigadores pensaron en la relación entre la nicotina y la AMPK por experimentos previos que indicaban que ambas sustancias debían tener efecto tanto sobre la ingesta como sobre el gasto energético, es decir, los dos términos de la ecuación de la obesidad. Lo que ha hallado el grupo de López enratasesquelanicotinaadelgazaporque inactiva la acción de esta proteína en una determinadaregióncerebral.Ycuandoesto ocurre se come menos y se gasta más, porque se moviliza la llamada grasa parda –que al ser consumida aumenta la temperatura del organismo– y se acelera el metabolismo de las grasas en general. Por el contrario, cuando la nicotina deja de actuar sobre la AMPK, o cuando los investigadores activan esta enzima a propósito en las regiones cerebrales ade-

EL INFORMADOR • ARCHIVO

La nicotina regula el apetito

• ¿Fumar o engordar? Ese es el dilema de muchos fumadores.

cuadas, los animales vuelven a engordar. “Nosotros no decimos que se trate la obesidad con nicotina o fumando”, señala López, “pero el efecto está ahí: hemos identificado una diana farmacológica que puede ser muy interesante, porque modula tanto la ingesta como el gasto energético, lo que la hace incluso más atractiva”.

La mayoría de los tratamientos actuales para perder peso inciden sobre la ingesta o sobre el gasto energético, pero noenambos.Yestá,además,lanuevadiana ahora identificada, que podría servir en un futuro no sólo para tratar la obesidad, sino también para dejar de fumar. El País


Viernes 9 de marzo de 2012

EL INFORMADOR

PÁGINA 13-B

HOGAR PARA SABER

Educación

EL INFORMADOR • E. BARRERA

C+Comunidadparael aprendizaje,unprofesorenlínea

• Con C+ Comunidad para el aprendizaje, estudiantes, maestros y padres de familia unen fuerzas para fortalecer la educación.

Los padres pueden ayudar a sus hijos a hacer más eficiente el aprendizaje escolar en casa La tecnología transforma la vida, así como las maneras de hacer la tarea de la escuela. A partir de una plataforma digital, C+ Comunidad para el aprendizaje, los niños, docentes y padres de familia pueden estar conectados, y no sólo comunicarse, sino complementar lo aprendido en la clase y apoyar el plan educativo propuesto por la Secretaría de Educación. C+ Comunidad para el aprendizaje, de Ediciones Castillo de Grupo Macmillan y de Digital-text, tiene como objetivo dotar a los alumnos y a los docentes de herramientas que les permitan acercarse de manera distinta a los contenidos de los libros de texto. “Apoyar el proceso educativo con objetos de estudiodistintoseslaintencióndeestaplataforma”,señala Adriana Beltrán, promotora y miembro de Ediciones Castillo, quien aclara que los contenidos puestos en C+ no son los mismos que los del libro de texto, sino que son sumatorio al proceso de aprendizaje tradicional. Esta plataforma digital está diseñada para los estudiantes de secundaria, quienes podrán acceder a más siete mil videos y 800 actividades distintas. “Tiene, además, todo un sistema de comunicación entre el docente y el alumno a través de la mensajería, donde el profesor de una manera muy intuitiva puede generar contenidos”. C+ Comunidad para el aprendizaje es una plataforma internacional que se adoptó al programa de estudios mexicano con una edición para com-

pletar contenidos o seguir los temas propuestas por el libro de texto. Debido a que es un proyecto de Grupo Macmillan, los libros de Ediciones Castillo cuentan una guía de uso con recomendaciones para los profesores.

El papel de los padres Para integrar a los padres de familia en el proceso de aprendizaje de sus hijos, C+ ofrece un espacio para ellos a partir de la cuenta de los escolares. “Ellos pueden ver las evaluaciones, el avance y pueden recibir información directa de los maestros, sabemos que eso no va a ser lo más carismático que escuchen los alumnos de secundaria, pero la participación del hogar en este proceso de aprendizaje, ahora digital, es muy importante, y que los padres se sientan parte del proceso”, expresa Adriana Beltrán. Esta plataforma de aprendizaje implica un cambio no sólo para los padres, sino para los profesores, quienes requieren de una capacitación para lograr manejar distintas herramientas, que garanticen un mejor proceso educativo en el aula. El único requisito que demanda C+ Comunidad para el aprendizaje es que los profesores sepan manejar Outlook o Word, ya que generar tareas o contenidosenlaplataformaesmuysimilaralusodeesos dos programas. “Nuestro gran reto es mejorar el perfil de egreso y no dejar que los niños terminen sus grados con una gran deficiencia en habilidades digitales”.

Puntos clave ◗ Para la adquisición de la licencia de la plataforma C+ Comunidad para el aprendizaje, es necesario ponerse con contacto con Ediciones Castillo (consulta el portal www.edicionescastillo.com). ◗ Para implementar la plataforma es indispensable que las escuelas cuenten con área de computadoras e internet. ◗ Cada vez son más los programas que se diseñan para mejorar el proceso de aprendizaje en diversos niveles educativos.


PÁGINA 14-B

EL INFORMADOR

Viernes 9 de marzo de 2012

HOGAR Aprender de ellos

Mujeres que dejan huella

POR JOSÉ LUIS CUÉLLAR DE DIOS

Responsabilidad compartida pacidad, a pesar de que varias de esas etapas son derechos que están consagrados en nuestra Constitución e incluso en la Convención de la ONU. Poca o casi nula atención temprana, léase infancia, con carácter de especialidad; escasísimos casos de escuelas con educación inclusiva; mínimas oportunidades de empleo; carencia casi total de atención médica especializada; ausencia de espacios de recreación; continuas manifestaciones de exclusión; olvido absoluto en programas y proyectos de vivienda para ellos y sus familias; desconocimiento en sistemas seguros de tutela; nula preparación para su asistencia en la tercera edad y abstinencia total de planes y programas para vida independiente y participación social: “Se burlan de nosotros cuando vamos a fiestas”, decía Ricardo, un talentoso y simpático chico Down que conduce con acierto y responsabilidad un programa televisivo. Todas esas iniciativas como las de referencia en el inicio de esta colaboración son bienvenidas, pero entendamos que es como tratar los síntomas y no la enfermedad, en otras palabras: bueno, pero insuficiente. Al tema de la discapacidad hay que encararlo de una manera resuelta y radical: INCLUSIÓN TOTAL es la meta. Sin embargo, a

fuerza de pecar de optimistas y en referencia a los esfuerzos que por ahí y por acá se hacen, no juzguemos, simplemente digamos que estamos ante una obra social en construcción. El abordaje de la discapacidad como tarea social debe hacerse inspirados por dos valores: apoyo con justicia, pensemos que atenderlo se convierte en un antídoto contra la deshumanización del hombre. Servir al colectivo de la discapacidad tomando en cuenta su CICLO DE VIDA es facilitarles la convivencia a fin de hacerles más accesible la búsqueda de su felicidad; no mas condenas sociales, promovamos su liberación, no más culturas alienantes, facilitemos su formación; no perdamos de vista que atender a las personas con discapacidad es una opción moral que, entre otras cosas, evita la corrupción. Si se me permite la referencia, practiquemos la filosofía franciscana con ellos; ya que no somos ni monjes, ni sacerdotes, ni profesores, convirtámonos en juglares enamorados del colectivo de la discapacidad y cantemos sus maravillas; contar sus vidas es reseñar una retahíla de grandes milagros, atendamos sus necesidades hablándoles con el lenguaje del corazón. Amén de los amenes.

(mayalemus@hotmail.com)

Mujeres anónimas

EL INFORMADOR • M. FREYRÍA

La prensa de la semana pasada consignó dos hechos acerca del tema de la discapacidad: Un llamado del CRIT, Centro de Rehabilitación Integral Teleton, a las empresas en general para que abran ofertas de empleo a las personas con discapacidad y a sus familias, y un evento deportivo en el que participaron personas con discapacidad, llevado a cabo en Tonalá. Se trató de dos acciones positivas para este luchador sector formado por PERSONAS pero que a todas luces resulta insuficiente para resolverles, de una manera integral, su CICLO DE VIDA. Quizá no hemos entendido que como PERSONAS, el sector de la discapacidad requiere de certeza en todas y cada una de las inevitables etapas que definen el curso de la vida de todo ser humano; con puntualidad y acierto la FEAPS española enumera el ciclo de vida de cualquier persona con discapacidad: INFANCIA, EDUCACION, EMPLEO, SALUD, OCIO, EXCLUSION, VIVIENDA, TUTELA, TERCERA EDAD, VIDA INDEPENDIENTE, PARTICIPACION SOCIAL. Si con atención analizamos cada una de estas etapas, concluiremos lo distante que se encuentra una solución integral para las personas con disca-

MAYA NAVARRO DE LEMUS

• A las mujeres habría que festejarlas todos los días.

Para Cecilia Rábago Preciado Este artículo fue motivado por Cecilia Rábago, amiga de larga data, ya que desde jovencitas fuimos compañeras en un academia donde tomamos en aquel entonces clases de mecanografía y taquigrafía; en aquellos tiempos –paleolíticos– cuando no se usaban las computadoras. Estos estudios nos sirvieron a ambas para manejar con más destreza estos nuevos avances tecnológicos. Ceci me invitó a desayunar y me hizo una de las reflexiones más profundas y humanas que he recibido acerca de estos artículos de Mujeres que dejan Huella. “Maya, escribes –y te felicito– sobre mujeres muy destacadas ¿Pero qué hay con esa gran cantidad de mujeres que trabajan en el anonimato, de las cuales dependemos muchísimos de nosotros y sobre todo más gente que carece de todo? ¿Qué pasa con las muchachas que nos ayudan en nuestros hogares y nos permiten vivir con más comodidad? ¿Cuántas mujeres ayudan a enfermos, incluso en nuestras familias, beneficiándonos con su bondad y ayudando a nuestros familiares aquejados, cuando nosotros no tenemos el tiempo o la capacidad para cuidarlos? “Las secretarias que llevan una gran carga de trabajo, en ocasiones poco remunerado; las cajeras que trabajan en los bancos llevando tanta responsabilidad. “Sobre todo me conmueve esas mujeres, madres solteras, que llevan varias jornadas de trabajo; el laboral para poder mantener las necesidades del hogar, cuidar a los hijos, educarlos, enviarlos a colegios y ¡sin un esposo que las respalde o les ayude! “Lasmaestrastienensudía;pero¿cuántasconocemos que llevan sus obligaciones mucho más deloquesonremuneradas?Lasenfermeras,sínos acordamos de ellas, pero son cientos, miles, que han hecho obras humanitarias verdaderamente milagrosas, muchas hasta quebrantarse. Tienen su día anual, pero su trabajo es diario. “Las que hacen las tortillas, por ellas comemos rico; las que venden en la calle pan, mantelitos deshilados, dulces, nieve, guasanas, tamales, en fin... todo tipo de cosas o artículos, para poder llevar alimento a su casa; las meseras que en ocasiones reciben desaires de los comensales; las voluntarias de causas humanitarias, éstas merecen un reglón de admiración. La que está en la cocina de los restaurantes, en los clubes que nos atienden, las trabajadoras de las tiendas departamentales, que muchas de ellas, tienen que soportar los caprichos femeninos. ¿Y qué me dices de las peinadoras no famosas, que nos ayudan a tener nuestra cabellera bien arreglada? “Las que barren y trapean los espacios públicos, como los aeropuertos, y que no nos fijamos en ellas, hasta son atropelladas por los transeúntes. Las mujeres que están en las oficinas públicas, queremos mejor atención y rápida, pero no pedimos de buena forma, pidiendo por favor, ellas tratarán de hacer lo mejor posible para que nuestras obligaciones que cumplimos con el gobierno, sean más expeditas. “Las costureras, planchadoras, las que lavan, las dependientas de la tintorería, de las tienditas y los supermercados, farmacias, niñeras, nanas y de tantos giros comerciales… de todas, todas ellas, dependemos nosotras”. Créeme Ceci, desde que me hiciste esta reflexión, debo decir que es uno de los artículos que escribo con más espíritu; independientemente de que nos ayuden, somos mujeres y si no somos solidarias con nosotras mismas que sabemos que el camino que transita la mujer, para cualquiera de sus actividades y trabajos, es menos remunerado y atraviesa por mayores dificultades…y tristemente es menos valorada. Al terminar la conversación, me quedé muy pensativa, sí no he hecho un artículo acordándome de todas ustedes y sí me falta alguna mención de las mujeres en otro trabajo, les suplico me perdonen… que para eso está Cecilia Rábago, para profundizar en mi conciencia. Transito por las calles y veo a Guadalajara lleno de mujeres trabajadoras, valiosas; e incluso en esta actividad que desempeño, gracias Aimeé, de EL INFORMADOR, y Aracely, de GENTE BIEN… en estos periódicos, me hacen lucir mejor de lo que soy. Ayer fue Día de la Mujer, a ustedes –todas anónimas, pero necesarias y bondadosas– este reconocimiento colmado de gratitud.

Calor de hogar 9 de marzo  

Calor de hogar 9 de marzo