Page 1

EL GRAMSCIANO  EDICIÓN ESPECIAL 

CONMEMORACIÓN DE LOS 40 AÑOS DEL GOLPE : ¿POR QUÉ NOS DEBE IMPORTAR?


El 11 de septiembre se conmemoran 40 años del inicio de 17 años de dictadura en Chile. En este periodo, no sólo se violaron sistemáticamente los Derechos Humanos de miles de opositores al régimen, sino que se instauró, por medio de la fuerza, un modelo económico y una Constitución que hasta el día de hoy guían nuestras vidas. Con esto debería bastar para entender que esta fecha no puede ser olvidada, pero es necesario más. A continuación se expondrán 4 consideraciones que deben analizarse: CAUSAS DE LA CRISIS, ¿SE JUSTIFICA EL GOLPE?, CONSECUENCIAS Y MIRADA DE FUTURO CAUSAS: A primera vista, la causa de la intervención militar en 1973 podría considerarse evidente: La Unidad Popular, liderada por Salvador Allende, se encontraba en una crisis económica prácticamente insostenible y, además, la sociedad estaba totalmente polarizada, por lo que se requería normalizar esta situación. Pero, ¿Por qué se produjo esta crisis? La versión de los sectores de derecha apunta a la ineficiencia de la Unidad Popular para llevar a cabo sus reformas y a la gran oposición ciudadana que tenía el oficialismo, sin embargo, esta visión se equivoca en varias dimensiones: Primero, si la crisis se debió exclusivamente a la gestión de Allende y existía un descontento masivo, ¿Por qué la Confederación de la Democracia (CODE) no logró los votos necesarios para destituir a Allende en las elecciones parlamentarias de 1973? Haciendo una analogía con las encuestas de hoy, la votación de la UP en aquellas elecciones equivaldría a un 44,11% de “aprobación”, es decir, bastante más que lo que marca hoy el Presidente Sebastián Piñera en cualquier estudio. Entonces, es evidente que había algo más de fondo. Hoy es de conocimiento público que la Unidad Popular cayó, no por su gestión (aunque probablemente sí cometió errores, como todo gobierno), sino por presiones externas: La derecha, los poderes económicos y EEUU, cuyo presidente de la época, Richard Nixon, elaboró, de la mano de la CIA, varias formas de sabotaje para que el gobierno de Salvador Allende sucumbiera inevitablemente. (Al respecto, pueden leerse varias desclasificaciones que CIPER ha publicado: “Desclasifican nuevas conversaciones entre Nixon y Kissinger para derrocar a Allende”: http://bit.ly/9y3Brb. “Las inéditas cintas de Nixon sobre Chile y Allende: El lenguaje del imperio”: http://bit.ly/cz75Gq). Henry Kissinger, Consejero de Seguridad Nacional de EEUU en aquellos años, reconoce en conversación desclasificada: “El Presidente opina que se debe hacer todo lo posible para evitar que Allende asuma el poder, pero a través de canales chilenos y con un bajo perfil”. (fuente: CIPER.cl) Philip Agee (ex-agente de la CIA): “La agencia, al financiar a los camioneros, comerciantes y otros gremios que se organizaron contra Allende (acaparando mercancías y paralizando al país), pudo crear la apariencia de caos y desorganización que siempre resulta atractiva a los líderes militares de derecha que abogan por el orden y la disciplina. Esto haría que intervinieran para restaurar el orden, la paz y la dignidad de la nación". (fuente: www.archivochile.com)


Con esto queda claro que, si bien existió una crisis institucional-económica-social, esta fue generada de manera ARTIFICIAL para derrocar al gobierno de Allende. ¿SE JUSTIFICABA EL GOLPE?: Aclaradas las causas de la crisis que vivió Chile en la UP, la respuesta a esta pregunta es evidente: NO. Y aquí debemos ser enérgicos por 2 motivos. Primero, porque la situación caótica, si bien existente, no fue de total responsabilidad del Gobierno Popular y, segundo, porque Chile es un país democrático y, como tal, tenía vías alternativas a un Golpe de Estado. En 1973, Allende planeó un plebiscito que permitiría a la gente decidir si el gobierno debía continuar. Si perdía, Allende renunciaría. (fuente: Garcés, Joan, Allende y la experiencia chilena: las armas de la política, Santiago, BAT, 1990, pp. 369-370). Pero Pinochet se adelantó al referéndum y, con fuerza desmedida, ordenó bombardear La Moneda e instauró una dictadura que duraría 17 años. Es importante enfatizar en esto, para que en Chile jamás se repitan sucesos de este tipo: UN GOLPE Y UNA DICTADURA JAMÁS SON JUSTIFICABLES; Y en el caso chileno, mucho menos, ya que se produjo sobre la base de una crisis creada de manera artificial. Una pregunta para la reflexión: Si la operación militar se realizó para “restaurar el orden y la paz”, ¿Por qué la Junta Militar se mantuvo durante casi 20 años en el poder? ¿Será que existían intereses distintos a simplemente resolver la coyuntura de ese momento? Estas preguntas nos llevan al siguiente punto. CONSECUENCIAS: Es evidente que la intervención militar no tenía como propósito principal la restitución del orden. Si hubiese sido ese el objetivo, el Golpe habría culminado con elecciones democráticas y no habría habido dictadura. Así, las consecuencias u objetivos de la dictadura son claros: El modelo económico y la Constitución. “Nuestro” modelo, uno de los más desiguales del mundo, condena a la pobreza a miles de ancianos (Modelo AFP), segrega a la sociedad mercantilizando derechos irónicamente garantizados constitucionalmente (Educación, Salud, Vivienda) e incumple su promesa de libertad y prosperidad “para todos”. Es el neoliberalismo de Milton Friedman, modelo impuesto por sus obedientes estudiantes chilenos (“Chicago Boys”) mediante el terrorismo de Estado. (¿Qué tiene de “liberal” esto? Es una pregunta totalmente válida). La Constitución es otra herencia dictatorial que mediante una serie de trampas, como los quórums especiales, asegura la perpetuidad del modelo antes descrito. Trabajo de joyería de Jaime Guzmán y el resto que nos amarran hoy, a 23 años del fin del régimen militar, a instituciones de origen ilegítimo y relaciones sociales supeditadas a la entelequia del “libre mercado”.


MIRADA DE FUTURO: Luego de contextualizar, algunos conclusiones hacia futuro: − Es IMPOSIBLE mirar hacia el futuro sin tener claro nuestro pasado, sus causas y consecuencias. La única forma de no cometer errores del pasado es comprender, a lo menos, nuestra historia reciente. − Es vital decir NUNCA MÁS a un Golpe militar, por más lejano que eso nos parezca hoy en día, debemos comprender que JAMÁS es justificable, menos aún una dictadura. − Es importante conocer, sin sesgos, el proyecto que intentó llevar a cabo Salvador Allende y la Unidad Popular. Durante años se ha demonizado su gobierno y se le culpa por una crisis artificial, pero, al mirar el programa que interrumpió violentamente Pinochet y Nixon, podemos ver que su intención fue sólo asegurarle condiciones de vida dignas a las capas menos favorecidas de nuestra sociedad y democratizar a Chile. “El nuestro es un combate permanente por la instauración de las libertades sociales, de la democracia económica, mediante el pleno ejercicio de las libertades políticas". Salvador Allende en la ONU, 1972

El Gramsciano  

Tercera edición: Conmemoración 40 años del Golpe.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you