Page 1

Un relato de nena malcriada clasemediera resucitada. Personajes: A (hija) N (padre)… M (madre personaje secundario). Íbamos en el auto con mis padres, me llevaban al trabajo y tipo 9:30 me acordé de que tenía que pasar por el banco, paramos, entro, (abre a las 10) vuelvo al auto... A: vamos pá…. N: No importa esperemos, A: bueno entonces te voy a leer algo - Primero le leí un ensayo que escribí acerca de la alienación para la facultad,. (lo miro por el espejo retrovisor, ahh asi que no me diste bola?) Ok, te voy a leer poesía. En el bolso tenia: El libro de fotografías a Cortázar de Sara Fasio, 100 poemas de Bukowski (de una editorial independiente de borrachos llamada “emptybeercan” como no podía ser de otra manera), El Almuerzo Desnudo de Burroughs, un librito de poemas de Paul Eluard (edición Perfil para entrega de regalo de revista para mujeres de mediana edad) y las Paginas de Olga Orozco.

A: Bueno te leo a Bukowski,, mmm a ver, te voy a censurar o elegir los más livianos porque ustedes dos tienen cara de que si les leo algo sexual los pongo en un momento incomodo, (al mejor estilo “porque ya no fornicamos así?”) -le leo “Manejando a través del infierno” y “La Nariz”, lo suficiente como para que mi padre empiece a suspirar y decir “las cosas que me tengo que bancar a las 10 de la mañana un día de lluvia” con esa picardía tan sublimemente maquillada de gruñoneria, tan típica de tipo que se hace el duro y desinteresado para esconder su sensibilidad.

A: Bueno dale, te haces el que no te cabe? Entonces le leo uno a mamá… Paul Eluard versión para minitas,,,.. “El alba disuelve los mounstruos” -al cuarto verso Nandy enciende el auto, N:“son las 10:02 hs (me dice con cara de “estas son las cosas que me tengo que bancar a las 10 de la mañana un día de lluvia, BAJATE, CALLATE, BAAASTAAA”, lo conozco, veo todo de él a través de su mirada, sé cuando conspira, sé cuando se harta, se cuando oculta, cuando esta triste, cuando todo) A: Si…, Má, mejor te lo doy a vos para que lo leas por qué no está “al albe jet’aime” y este libro venia en la revista Luna del 97… y Nandy ya no me soporta… -Me bajo, voy al banco Francés a buscar mi diploma de cipayo berreta, banana, burgues: “La visa gold” Entro al auto como si nada y mi viejo mirándome con la misma cara que el papá de Billy Elliot miró a su hijo cuando le llegó la carta de admisión para Juliard en Londres…

N: Y? (me dice... )


A: Y qué? N:Mostrá el plástico? A: Eeh tanto lio por una tarjetita de mierda? M: si la verdad… tanto lio? N:“ es que me enorgullece ver a mis hijos crecer” (Lo miro indignada, con la nostalgia de “éramos tan pobres, crecimos juntos en el barro rodeado de pajeros y borrachos) A: ¿Eso te enorgullece? AAAh claro, recién te lei un ensayo mio, te lei a Bukowski te lei a Eluard y vos estas orgulloso por la visa gold de mierda? -Y me miro con esa cara de picaro sublimemente maquillado de gruñon pensando “estas son las cosas que tengo que soportar a las 10 de la mañana un día de lluvia”

A: Ah si? ahora por eso me vas a tener que bancar todo lo que resta del viaje leyéndote otro poema bajonero -“A solas con la Tierra” de Olga Orosco… Y se lo recité con pasión, solo para romperle las bolas por actuar como si tuviese el cerebro lavado. (Si, esa misma pasión desafiante igualita a la de Billy Elliot cuando el padre lo encontró esa navidad bailando en el club con el amigo putito en tutú, y Billy le bailo y lo miró con orgullo onda: “ya fue, esto es lo que soy guacho, te cabe? Soy tu producto, soy una parte de tu ser, vos me creaste con tus células, con tu gen”) (y aca empieza el relato pasional en vos alta y con tono de “Tomaaá”

A:“Para desvanecer este pesado sitio! Donde mi sangre encuentra cada hora una misma extensión, Un idéntico tiempo ensombrecido por lagrimas y duelos” -(veo su mirada por el espejo retrovisor, se le achican los ojos algo envidriecidos, rojos... y me pregunto: le rompo las bolas o lo emociono?) En fin, prosigo con el mambo shakespirianamente entusiasmada

A:“Me basta solo un paso en esa gran distancia que separa la sombra de los cuerpos, Las cosas de una imagen en la que solo habita el pensamiento” -lo miro otra vez, la misma mirada pero más expresiva, se estaba prendiendo al mambo, (sonaba Michael Jackson en la Aspen)

A: Me la re bajas con la música, poneme algo mas Morrissey loco… N:Dale seguii y dejate de joder!- (Me grita) ( con el paisaje de suburbia húmeda y gris por la ventanilla, con algunos despojos del tornadito de abril) Le pongo intensidad y melodrama.- y en vos alta desde lo más profundo de mi alma stand-upera tragicómica con clara intención de irritar, recito con dolor y fulgor:

A: “¡OH, DURO ES TRASPASAR ESOS DOMINIOS DE FATIGOSAS HIEDRAS QUE SE HAN IDO ENLAZANDO A LA PROFUNDA RAMAZON DE LOS HUESOS, RESUCITAR DEL POLVO EL RESPLANDOR PRIMERO DE TODO CUANTO FUERAN RECUBRIENDO LAS DISTANCIAS MORTALES, Y ENCONTRARSE, DE PRONTO, EN MEDIO DE UNA ANTIGUA SOLEDAD QUE PROLONGA UN DESVELADO MUNDO EN LOS SENTIDOS”


Veo su cara, ceño fruncido corte drama pasional, ojos vidriosos, moviendo la cabeza descansándome a la melodía de mis aullidos, de mi voz chillona quedándome sin aireRespiro, pero sigue Michael Jackson de fondo…y sigo

A:“Como tierra abismada bajo la pesadumbre de indolentes mareas, así me voy sumiendo, ¡ CORAZON HACIA ADENTRO! (grito) En lentas invasiones de colores que ondean (y hago el movimiento de las olas con las manos cual director de orquesta manija)

Como telas flotantes entre los grandes vientos (manito en la frente al mejor estilo “Oh! Ay de mi! “Everyday is like Sunday”)

De voces, ¡TANTAS VOCES!, descubriendo, con sus largos oleajes, Países sepultados en el sopor mas ondo del olvido…. de perfumes que tienden un halo transparente Alrededor del pálido y secreto respirar de los días N:“Faaaa”, (me dice con cara de “ya terminó”) Momento de pausa, grito y se exalta.,…al son de:

A: ¡De estaciones que pasan por mi piel lo mismo que a través de tenues ventanales Donde vagas visiones se inclinan en la brisa como en una dichosa melodía. Mi tiempo no es ahora un recuerdo de gestos marchitos, desasidos Ni un árido llamado que asciende ásperamente las raídas cortezas Sin encontrar más sitio que su propio destierro entre los ecos, Ni un sueño detenido por pesados sudarios a la orilla de un pecho irrevocable, Es un clamor perdido debajo del quejoso brotar de raíces, Por las nudosas vetas que crecen en los arboles remotos al correr de los años… (espejo retrovisor, mirada melancólica de día gris,(se la re bajé) resignación,,,. “mi hija se volvió loca” menos mal que ya terminó) Y me echa una mirada de uy no, acá viene otra vez, y se viene con todo,,, la puuu

A: (con pasión eh) ¡YA NADA ME RODEA! NO! QUE NADIE SE ME ACERQUE! YA NADIE ME RECOBRA CON UN NOMBRE QUE TUVE -una extraña palabra tan invariable y vanaAhora, cuando a solas con la tierra, en idéntico anhelo, La luz nos va envolviendo como a yertos amantes cuyos labios No consigue borrar ni la insaciable tiniebla de la muerte” -Y suspiro recordando todos aquellos mediodías de sábado con resacas en la cama y esos 6 años de algo que ni se lo que fue, y ese año de obsesión adolescente y todos estos 26 años de amor a no se que, ni quien,… hasta que lo miro por el espejo retrovisor,,…y Él, mirándome con sus ojos de tipo cansado, pero brillosos al mirarme a mi, con los hombros caidos y mis ojos preguntándole en silencio ¿Por qué papá, por que?…


N:“Sos una pesadilla Antonela” (Suspira vaciando su pecho y con una sonrisita de compasión, sutilmente perceptible)

A:-mmmm, “ya me vas a extrañar cuando no esté” N: Lo mismo digo (con gesto desafiante) A:“pero vos me vas a extrañar primero” N:Yo ya te extraño, y pienso en vos todo el tiempo,.. A: Y entonces por que la otra mañana cuando te llame para excusarme por no ir porque me sentía mal, cuando te dije casi llorando “yo te extraño” me dijiste “yo también” pero con sospecha, como si yo te estuviese manipulando para librarme de culpas… N:Porque yo también te extrañaba y te quiero y pienso en vos más de lo que imaginas. Pero sabes que pasa? A veces, hay que tratar de no extrañar y no querer demasiado, y no mostrártelo para no sufrir tanto, A:Para que yo no sufra? N: Para que vos no sufras y para yo no sufrir tampoco… (baje la mirada de día gris, la mirada de “anoche nos miramos hechos pelota, me abrazaste después de tanto tiempo con esas palmaditas en la espalda de consuelo y después lloré a oscuras) A: Tenes razón, ¿y por que no me enseñaste eso cuando era chiquita? N:Por que algunas cosas se aprenden de grande… y a veces cuando ya es tarde.

Me bajo del auto y le digo, por la ventanilla. A:“che, me podes conseguir Foxetin sin receta” N: No, no puedo, ya le debo las mias y la farmacéutica está en conchuda, y ya está empezando a sospechar… A: Mmm bueh… that´s how people grows up…

“Hay momentos que no se pueden comprar, para todo lo demás esta Cipayo gold”


Notas del autor: ¿Viste que me ibas a odiar por post-adolescente con pretensiones pseudo intelectualoides poco serias? Edipos Vs Electras postmo. Cosas que pasan si padre duerme en cama de hija, cuando ella no está, (síndrome del nido vacío) e hija se va acostar después de comerse todo, beber sus dulces dosis de whisky y dormirse con The Final Cut de fondo. Los 2 nos conectamos en sueños la misma noche, mi cama nos conectó, ambos tuvimos pesadillas con el otro, culpas, miedos, muerte, etc… Y claro, son esas historias de amores silenciosos que marcan. Pero decime, quien te lee hoy en día poesía con ese fervor y melancolía graciosa, un viernes lluvioso a las 10 y pico de la mañana camino al trabajo, en el asiento trasero del auto… Visa Gold? Dejame de joder… Y “ya no hay amor en esta vida moderna” Por eso soy un ser atemporal. Que aun inventa el romance inexistente, vicio de los pobres soñadores; y a pesar de los golpes y humillaciones, en días como estos, en los que ya nadie cree, nadie nunca nada, sumergidos en un aburrimiento y aplastamiento generalizado por doquier, donde todos callan y temen, y yo temo también. Moneda corriente, renunciar a los sueños, pero yo no renuncio a los sueños, ni mucho menos a lo que soy, aunque solo me abrace la soledad, una almohada o algún consuelo de turno. No cambio, la minita sigue adentro, la niña sigue adentro… y esto que soy es la corteza que me sirve para curtir la calle mientras me cagan a palos la inocencia y el corazón, todos esos amores que no son, ni serán… Entonces, a oscuras, rodeada de mis discos y mis libros, con el whisky a mano, vuelvo a inventar otra historia para amar. Auspicia: 30 pelusas “El Whisky de lo Champions”

El Lado asesino de la luna  

De la creadora de: “Bienvenidos al lado oscuro de la No-femeneidad” y “La Soledad de los supermercados” les entregamos un nuevo relato tragi...