Page 30

GESTIÓN Y ESTRATEGIA

sacción mercantil principalmente en las etapas de la distribución física internacional. Pero para pronosticar una transparente y exitosa relación de contratación internacional, las partes que intervienen deben establecer claramente el alcance de sus obligaciones y responsabilidades en una herramienta que demuestre con claridad absoluta, a qué se compromete cada uno antes, durante y después de cristalizarse su voluntad y acuerdo mercantil. El Contrato de Compraventa Internacional sigue y seguirá siendo la mejor y más efectiva herramienta que un comprador y un vendedor pueden suscribir con el objetivo de plasmar los límites convenidos entre ambos. Claro, concreto y conciso son las principales características que deben primar en la estructuración de un acuerdo de voluntades. Es preciso anticipar posibles confusiones al redactar cada una de las cláusulas que reflejan lo ofrecido por las partes. Todo ello para evitar costosas y adversas circunstancias en su relación comercial, debido a las malas interpretaciones que se pueden hacer del contrato de compraventa internacional. Pero, ¿es el contrato garantía de cumplimiento entre las partes, concretamente de pago? No precisamente… pero sin duda alguna comprueba fielmente los compromisos que los intervinientes se obligan a cumplir. Es, por tanto, la herramienta básica y

fundamental para respaldar cualquier tipo de acción comercial, inclusive jurídica que cualquiera de las partes afectadas estime oportuno iniciar. Tenga presente que el ejercicio del comercio exterior debe superar la costumbre, la cultura, el idioma, la norma legal vigente, entre otros; de los países de cada una de las partes directa e indirectamente involucradas en una

Claro, concreto y conciso son las características que deben primar en la construcción de un acuerdo de voluntades que llegue a feliz término.

transacción mercantil internacional. No obstante es saludable entender que “siempre será mejor conocer con quién se hace un negocio, en lugar de saber cómo se hace un negocio” Cada país es soberano y prima la aplicación de su propia Ley, antes que cualquier otra aún cuando se trate de las transacciones de comercio internacional. Ventajosamente las prácticas del comercio exterior si permiten anteponer formalidades y normas mundialmente aceptadas. Entre ellos se puede citar a la correcta interpretación de la “Lex Mercatoria”, el principio de

“Buena Fe” y los convenios internacionales redactados por organismos mundiales como la Organización Mundial de Comercio. Toda práctica debe estar antecedida de un conocimiento sólido que cada parte debe demostrar al iniciar una actividad de comercio internacional. En este sentido, es recomendable contar en todo momento con el correcto asesoramiento de especialistas en cada sector del comercio exterior: derecho internacional privado, instrumentos de pago y garantías, logística (supply chain), entre otros; son precisamente las áreas que deben considerar un especial consejo por los profesionales en la materia: “Lo que se invierte en planificación, se ahorra en ejecución”. Una buena preparación académica, asistir a seminarios de capacitación especializada, cursar programas de post grados, son buenos ejercicios para mantenerse al día. “¡Si usted piensa que preparase es caro, entonces pruebe la ignorancia¡”. El comercio exterior está en constante evolución. Manténgase al día en los cambios de las normas de costumbre y correctas prácticas que mundialmente se aplican y son el camino a seguir para que una contratación internacional se realice sin contratiempos y llegue a feliz término. Su éxito se reflejará en una continua y sólida relación mercantil con su contraparte, la cual le permitirá realizar nuevos contactos en el mundo entero.

[pag 30- EKOS-DICIEMBRE-2011]

Revista Ekos Edición 212  

Visite: www.ekosnegocios.com

Revista Ekos Edición 212  

Visite: www.ekosnegocios.com