Issuu on Google+

Mi nombre es Jordán Shicchi Malpica, nací en Lima el 26 de noviembre de 2000, la casa en donde viví lo suficientemente grande como parar poder recrearme y ser un niño feliz. Tuve de mascota una loba, que era muy mona, súper cariñosa, tristemente dejó este mundo para ir al cielo de las mascotas. Los días de lunes a viernes era estudiar y nada más, y los fines de semana eran descansar y pasarlo en familia. Los días festivos y la navidad siempre lo pasábamos en la compañía de la familia. Viaje a la ciudad de Nazca y fue unos de los mejores años. Mi autor favorito es Shakespeare y me encantan sus obras.


Los primeros días en el colegio era genial, lo pasaba de lo mejor con mis amigos. Estudié en muchos colegios, normalmente me mudaba mucho, pero por suerte no me costaba mucho hacer amigos, puesto que soy muy sociable y amigable. Me gusta el fútbol y el básquet, aunque con el último tuve un pequeño incidente con la pelota que me causó una lesión. También jugando al fútbol me fracturé el brazo por una caída absurda. Con ello tuve un yeso en el brazo por un buen tiempo, cuando volví al colegio (aún con el yeso) comprendí quiénes eran mis verdaderos amigos. Cuando me quitaron el yeso fue traumante ver mi brazo y no poder moverlo, pero con el tiempo y las terapias (jugaba al play station), el doctor me dijo que lo haga. Me sentí feliz cuando retomé el control de mi brazo y podía volver a hacer las cosas que me gustaban. A pesar de ello igual tenía molestias, que con el


tiempo fueron despareciendo y sentirme más a

empecé a gusto.

Me volvieron a cambiar de colegio, ahora, al José Granda y allí conocí a nuevos amigos. Aunque al inicio tuvo que pasar un año para comprender que teníamos muchas cosas en común. Pase el 6° de primaria sin ningún esfuerzo, hasta ese entonces era de los que menos presta atención, más aprende. Pasé a la secundaria y me cambiaron de salón. Conocí a gente… no eran muy agradables, pero de entre ellos hubo uno con el que me caía bien.


Al pasar a segundo de secundaria, él se fue y me volvieron a cambiar de salón. Conocí a gente con la que me llevaba mucho mejor y ahí conocí a mis mejores amigos, pasé muchas locuras con ellos. Salía mucho con ellos, salíamos a pasar, a perder el tiempo, simplemente me divertía mucho. Tenía buena interacción con los amigos, pero ese año mis notas empezaron a bajar, me mantuve así por ese año, pasé de grado a tercero de secundaria. En este verano último, pasé trabajando en algo temporal para conseguir dinero. Al terminar compré las cosas necesarias para tener un buen año escolar. Este año no tengo mucho que contar, salía con mis amigos, me divertía mucho; hacia las cosas que me gustaban. En este año me puse a estudiar reparación y ensamblaje de computadoras, la pase muy bien, conocí a


mucha gente nueva, me divertía con ellos, me conectada por Facebook con ellos y nos poníamos a jugar mucho. Terminó el ciclo del instituto y ya no los veo mucho, pero igual me conecto por las redes sociales y estamos conectados y organizamos para salir los fines de semana. Hace algunos días me reencontré con viejos amigos, volvimos a quedar como antes y me la pasaba bien. Cuando estoy con mis amigos siento que el tiempo pasa tan rápido como si un año fuera un segundo, como si el mundo se detuviera solo para pasarlo con ellos. Me pasaba casi todo el día en la casa de mi amigo Juan hacia las tareas en su casa; me la pasaba muy bien con él, además aprobé gracias a su ayuda.


En este año descuidé un poco el deporte, ya no jugaba como antes al fútbol, pero ya lo he vuelto a retomar y estar sano, gracias a que ahora hago mucho ejercicio y me alimento mejor (aun así estoy delgado).

FIN


Sicchi 3° e