Issuu on Google+

Eva Hugas IE de Verges

JUGANDO CON LA POESÍA


La princesa está triste…¿qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, Que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro, está mudo el teclado de su clave sonoro; y en un vaso olvidada se desmaya una flor. RUBÉN DARÍO


El viento arrastraba rumores, ecos, risas, murmullos misteriosos, aleteos, músicas nunca oídas. El hada entonces me llevó hasta el velo que nos cubre las ansias infinitas, la inspiración profunda, y el alma de las liras. RUBÉN DARÍO


Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: “La noche está estrellada, y titilan, azules, los astros a lo lejos”. El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso. PABLO NERUDA


NUBES a la deriva, continentes sonámbulos, países sin sustancia ni peso, geografías dibujadas por el sol y borradas por el viento. OCTAVIO PAZ


Quítame el pan si quieres quítame el aire, pero no me quites tu risa. No me quites la rosa, la lanza que desgranas, el agua que de pronto estalla en tu alegría, la repentina ola de planta que te nace. PABLO NERUDA


Entre lo que veo y digo, Entre lo que digo y callo, Entre lo que callo y sueño, Entre lo que sueño y olvido La poesía. Se desliza entre el sí y el no: dice lo que callo, calla lo que digo, sueña lo que olvido. OCTAVIO PAZ


JUGANDO CON LA POESÍA