Page 1

Egresados Cruz Azul Orgullosamente UNAM

Publicaciรณn especial del Centro Educativo Cruz Azul, A. C.

No. 3, mayo de 2017.

Nuestros Egresados poseen el talento para contribuir a un mundo mejor


Maternal II Primaria Secundaria Bachillerato UNAM Informes: En Hidalgo al:01 773 78 57 100, ext. 7231 y 7293 En Oaxaca: 01 (972) 72 69 200 ext. 9331 y 9216 Directorio Mtro. José Luis Torres García Gerente General jl.torres@ceca.edu.mx C. P. Agustín Fernández Guerrero Gerente de Relaciones Públicas a.fernandez@ceca.edu.mx Publicación: Mtra. Victoria Salas Contreras Encargada de Vinculación y Seguimiento a Egresados v.salas@ceca.edu.mx (01.773) 78.5.71.00 ext. 7275

Egresados Cruz Azul es una publicación especial del Centro Educativo Cruz Azul A. C. Los testimonios que se incluyen han sido autorizados por sus autores, así como las imágenes que los representan. Recibimos sus dudas y comentarios en: comunicacion_institucional@ceca.edu.mx


Egresados Cruz Azul, Orgullosamente UNAM.

Mireya Ayala Ramírez 2

Los Exalumnos Cruz Azul poseen las cualidades necesarias para emprender nuevos proyectos después de haber egresado de nuestras aulas. Sus logros son el resultado de la suma de esfuerzo, constancia y su convicción por realizarse con lo que más les apasiona. Compartimos la historia de Mireya Ayala Ramírez, una de nuestras exalumnas que ha descubierto el valor de su gran vocación y que cada día da lo mejor de sí para inspirar a los pequeños de su clase.

Emprender una nueva libertad.

Mi vocación entre el arte y la docencia.

Estudié la Licenciatura en Educación Preescolar en el Centro Regional de Educación Normal “Benito Juárez” y uno de los mayores retos a superar después del bachillerato fue precisamente el desapego familiar, pues tuve que estudiar y vivir lejos de mi familia.

Considero que al principio tuve muchas dudas acerca de la elección de carrera, así que de momento no estaba segura de lo que quería hacer profesionalmente. Sin embargo en el bachillerato nos dieron diversas encuestas de aptitudes y además en el último año recibimos pláticas de algunas universidades y también la escuela nos llevó a conocer algunas de ellas.

Otro de los cambios que viví al graduarme del bachillerato fue el del ambiente escolar de una institución pública, también tuve que aprender a hacer nuevos amigos y me di cuenta de que el nivel de exigencia en la licenciatura era superior a todo lo que había realizado hasta ese momento. Comprendí que esa sería mi profesión de toda la vida y que mis padres no estarían resolviéndome las cosas siempre. Cuando empecé a trabajar y me fui a Tecozautla reflexioné y aprendí a valorar las cosas y comodidades que tenía en casa. Aprendí que tener cosas materiales no te asegura ser una persona de ejemplo ni admiración. Que tienes que aprender a ser humilde con los que te rodean. Y ese aprendizaje a través de la práctica jamás lo cambiaría.

Entonces me gustaba mucho el arte, la contabilidad, administración y la docencia. Recibí orientación y pláticas con mis padres. Es curioso pensar que me costó mucho trabajo decidir a qué quería dedicarme. Hoy realmente disfruto todo lo que mi profesión conlleva; desde el estudiar continuamente, identificar los aprendizajes que mis alumnos tienen y los que requieren, para poder planear las situaciones didácticas correctas, y que ese aprendizaje quede claro; en definitiva es un trabajo que requiere tiempo y dedicación, pero también tiene grandes recompensas.


Mireya Ayala Ramírez 3

Ser Educadora siempre será un reto. He tenido muchas experiencias a partir de que egresé de la Universidad, ya que mi primer trabajo formal fue en una escuela particular. En esta primera experiencia aprendí que los padres suelen ser muy especiales cuando se trata de sus hijos y más (tengo

Ahora trabajo en el Jardín de Niños “Gral. Ignacio Mejía”, que se encuentra en la Col. FOVISSSTE, de Tula de Allende, Hidalgo. Cada año tengo la fortuna de tener pequeñitos prestados, llenos de energía, curiosidad, travesuras, cosas que contar y sobre todo con mucho amor por dar; sólo ellos me hacen sentir muchas emociones en un solo día.

Educar es transformar al mundo.

que decirlo) cuando se está en una escuela particular; me consideraban muy joven e inexperta para llevar todo un grupo a mi cargo, escuché críticas, comentarios, pero pocas oportunidades de demostrar lo que sabía; no olvidaré al final del año las palabras de agradecimiento que tuve; afortunadamente no estuve sola en el camino pues hice grandes amistades con mi compañeras maestras y algunos padres de familia. Otra de las experiencias inolvidables y un logro fue haber tenido que trabajar durante 3 años en un municipio rural; ahí fui Educadora Encargada y ello significó tener la responsabilidad de ser educadora, directora y administrativa en una misma escuela, eso me llevó a enfrentar muchos desafíos pero también grandes satisfacciones.

Tal vez ya se ha escuchado antes, pero si bien es cierto que los avances en la tecnología y sociedad han permitido grandes cambios, se ha dejado a un lado lo más importante: los valores, el demostrar el cariño a tus seres queridos con una buena charla y sobre todo convivencia. Los niños de ahora casi no son escuchados y tienen poca atención por parte de las personas que les rodean. Queremos que estén “quietos” dándoles una Tablet, un videojuego; cuando se nos olvida que son niños; ellos necesitan explorar, manipular, ensuciarse, gritar, dar sus opiniones sobre lo que piensan y sienten; necesitan TIEMPO para ser amados y tal vez así tendrían algo más valioso que hacer con su tiempo en un futuro.

Creo firmemente que con la educación preescolar, y en general toda la escolar cuando es bien aprovechada, los alumnos no sólo se llevan habilidades cognitivas, sino también para la vida.


Egresados Cruz Azul, Orgullosamente UNAM. 4

Una egresada con muchos talentos y orgullosamente CECA. Desde la primaria en el CECA tuve la oportunidad de entrar a actividades como gimnasia, tenis, básquetbol, volibol, pero ninguna me gustó tanto como la natación. También estuve un tiempo en un taller de apreciación a la lectura. En el CECA descubrí que lo que más me gustaba es lo artístico, así que además participé en la estudiantina, en coro, grupo musical, piano y teatro. Recuerdo especialmente a mi profesor de música en el bachillerato, Julio, él me enseñó que no debo dejar que nadie me diga lo que no puedo hacer. Me enseñó a creer en mí, creyendo él en mí. También recuerdo al profesor Martín Sauza, ya que tenía métodos nada tradicionalistas para aprender matemáticas. A él no le importaba cómo hicieras el procedimiento, pero debías llegar al resultado.

En la primaria, al profesor Carlos; tenía una gran exigencia; me dio clases en cuarto año y a partir de ahí consideré las matemáticas interesantes y descubrí mis habilidades. Todos mis maestros del CECA están en mi corazón por las vivencias y por todo lo que compartimos cuando estudié con ellos.


Mireya Ayala Ramírez

Egresados Cruz Azul, Orgullosamente UNAM. 5

Los maestros que inspiraron mi vocación. A lo largo de toda mi vida he conocido muchísimos maestros; y muchos de ellos se convirtieron en más que eso, fueron mi apoyo, amigos y consejeros. Quiero mencionar especialmente a mi madre, la maestra Mireya Ramírez Gutiérrez, siempre he estado muy orgullosa de ella, desde niña la veía adornar su salón, preparar sus clases, ayudaba a estudiar a otros niños fuera de su jornada de trabajo, parecía disfrutarlo mucho; he sido testigo de su crecimiento y cómo es responsable en su profesión. En definitiva, espero ser igual de exitosa que ella. También tengo que decir que tuve maestras en la Normal muy especiales, a las que les guardo un gran aprecio por todo lo que me enseñaron, principalmente porque para hacer las prácticas todo el material tenía que estar hecho por uno mismo.

Me inspiró también la supervisora que tenía mientras trabajaba en Tecozautla; espero nunca olvidar lo que aprendí estando allá; dejar a un lado las maneras de enseñanza tradicionalistas. Dejar que los niños sean eso, niños autónomos y reflexivos, críticos y creativos. No puedo dejar de mencionar a mis chaparros, los niños; las actividades que realizo las hago esperando que les gusten, que se sientan felices; pero también demandándoles algunos retos. Agradecemos a la Licenciada Mireya Ayala Ramírez por dejarnos conocerla en esta nueva etapa como Educadora y la felicitamos por llevar a otro nivel su vocación y su identidad como Egresada Cruz Azul.


“Educación y cooperación: base para la superación del Ser Humano.”

CECA Exalumnos  

CECA Exalumnos

CECA Exalumnos  

CECA Exalumnos

Advertisement