Page 1

RUSIA

ESTRATEGIA ENERGÉTICA MUNDIAL

Produce: 10 millones de barriles por día. Exporta: 5.000.000 barriles por día. Consume: casi 3 millones de barriles diarios.

IRÁN

Produce: 3.600.000 (con una capacidad de producir 4 millones y medio). Exporta: 2.500.00 barriles diarios. Consume: 1.630.000 barriles.

Produce: cerca de 8 millones de ba Exporta: poco más de 1 millón de b Importa: casi 13 millones de barrile Consume: más de 20 millones de b

Produce: 2.100.000 barriles diarios

IRAK

(es el principal consumidor, luego viene Chin millones de barriles diarios).

(planea llegar a 6 millones en los próximo seis años).

Exporta: 1.600.000 barriles diarios. Consume: 295 mil barriles diarios.

ESTADOS UNIDOS CHINA Produce: 2,1 millones de barriles diarios. Exporta: 2.200.000 barriles diarios aprox.

00.000 barriles diarios. 0.000 barriles diarios. si 7 millones de barriles

(1.200.000 a EE.UU., 250 mil a China que podría ser 500 mil en 2010 y 1 millón en 2012).

Consume: 600 mil barriles diarios.

VENEZUELA INDIA 0 mil barriles diarios. asi 2 millones y medio arios.

BRASIL Produce: cerca de 2 millones de barriles diarios. Exporta: 350.000 barriles diarios.

.000 barriles diarios (capacidad de 00.000) 000 barriles diarios. mil barriles diarios. diarios

ARABES

Produce: unos 2 millones y medio de barriles diarios (con una capacidad de producir más de 3 millones)

Exporta: 2 millones diarios. Consume: 302 mil barriles diarios.

NIGERIA


RAĂšL DELLATORRE Consejo de RedacciĂłn

EJE DE LAS RELACIONES DE PODER Al colocar el tema energĂŠtico en el eje de su propuesta polĂ­tica, el nuevo presidente de los Estados Unidos creĂł la expectativa de que se abra una nueva etapa en la materia. Que la principal potencia econĂłmica y militar del mundo admita su responsabilidad en la emisiĂłn de carbono y el consumo acelerado de recursos no renovables es un hecho de una magnitud comparable con la novedad de que un presidente con ascendencia de raza negra encabece el Ejecutivo estadounidense.

Los objetivos, ambiciosos y loables, estĂĄn acompaĂąados por la convicciĂłn de que, en el futuro mĂĄs que ahora, la energĂ­a y el acceso a sus fuentes serĂĄn una clave principalĂ­sima de las relaciones de poder. “La naciĂłn que lidere el mundo en creaciĂłn de nuevas fuentes de energĂ­a limpia serĂĄ la que encabece la economĂ­a mundial del siglo XXI. Y esa NaciĂłn puede ser Estados Unidos, debe ser Estados Unidosâ€?, dictaminĂł Barack Obama pocas semanas atrĂĄs, en el DĂ­a de la Tierra. Aunque, en general, se trata de metas de largo plazo, la ejecuciĂłn de los cambios deberĂ­a comenzar de inmediato para que su futura concreciĂłn tenga algĂşn viso de realidad. Por un lado, en lo que respecta a la acciĂłn de gobierno. Pero tambiĂŠn por la adaptaciĂłn a la que se deberĂĄ someter el sector privado. La AdministraciĂłn Obama se encuentra con una crisis econĂłmica frente a sus narices de una profundidad aĂşn inimaginable. Por el tipo de estrategia elegida, la atenciĂłn de la HPHUJHQFLDOHGHPDQGDLQJHQWHVHVIXHU]RVĂ€VFDOHVSRUTXHHO Gobierno se implica directamente en el salvataje de bancos y empresas con sumas multimillonarias. Ello podrĂ­a derivar, aunque todavĂ­a no se haya dicho, en restricciones presupuestarias para algunas de las propuestas que se lanzaron en campaĂąa y en las que se insistiĂł con ĂŠnfasis en las primeras semanas de gobierno. El tema energĂŠtico es uno de ellos.

Pero no es sólo la industria automotriz con necesidad de UHVFDWH RÀFLDO OD TXH GHEHUi UHDGDSWDUVH /D E~VTXHGD GHO objetivo tambiÊn demandarå cambios en las condiciones de producción, del uso de energía, quizås de cambios de precios relativos. Sin duda que estos cambios marcarån la necesidad de encarecer procesos de producción en el corto plazo, con EHQHÀFLRV ~QLFDPHQWH HQ HO PHGLDQR R ODUJR SOD]R \ QR WRGRVHQH[FOXVLYREHQHÀFLRHPSUHVDULDO Este es el otro desafío para el gobierno de Obama. Cambiar XQDOyJLFDHPSUHVDULDODVHQWDGDVyORHQHOEHQHÀFLRFRQXQ horizonte cercano. En este sentido, la crisis juega en contra: QR HV HO PHMRU PRPHQWR SDUD SHGLU VDFULÀFLRV DGLFLRQDOHV Aunque el desafío inmediato de la Administración estadouniGHQVH SXHGH UHVXOWDU RWUR FRQYHQFHUVH ÀODV DGHQWUR GH OD prioridad y la necesidad de avanzar en el camino difícil de cambiar la ecuación energÊtica de Estados Unidos. Demostrar que no fue sólo nada mås que un discurso de campaùa, como otros. Un mundo esperaba, hace aùos, ansioso de que la principal potencia asumiera su responsabilidad en cuidar las condiciones de sustentabilidad del planeta. Ahora que lo verbalizó, espera que lo cumpla.

03 // Estrategia EnergĂŠtica

EstĂĄ claro que la enunciaciĂłn no alcanza. Que el compromiso de inversiones por 150 mil millones de dĂłlares en una dĂŠcada en energĂ­a limpia no es todavĂ­a una realidad palpable. La meta planteada es lograr, en el aĂąo 2012, que el 10% de la electricidad consumida en EE.UU. tenga origen en recursos renovables, y que en 2025 dicho umbral se eleve al 25%. TambiĂŠn se propuso reducir las emisiones de carbono para mediados de siglo en un 80%. Y crear cinco millones de empleos vinculados a proyectos de energĂ­a limpia.

La crisis tambiĂŠn puede ser una “facilidadâ€?, paradĂłjicamente, para alcanzar mĂĄs con mayor rapidez las metas propuestas. Uno de los sectores mĂĄs afectados por la debacle ha resultado el automotor. Un mercado que habĂ­a alcanzado un nivel de 17 millones de unidades comercializadas por aĂąo, abruptamente se cayĂł a 10 millones. Nadie apuesta sobre seguro a una rĂĄpida recuperaciĂłn, y hasta las expectativas del propio Gobierno indican que el nivel actual podrĂ­a quedar estabilizado por lo menos durante los prĂłximos tres aĂąos. De por sĂ­, ello reducirĂĄ la emisiĂłn de gases tĂłxicos y convertirĂĄ en mĂĄs accesible la meta de reducir la dependencia del petrĂłleo importado, otro de los objetivos propuestos por la nueva AdministraciĂłn demĂłcrata. Y ademĂĄs, el Gobierno tiene en sus manos la capacidad de condicionar la ayuda a la industria automovilĂ­stica a TXHUHDGDSWHQORVQXHYRVPRGHORVDFiQRQHVGHHĂ€FLHQFLDHQ el uso de combustibles.


04 // Estrategia EnergĂŠtica


jul

Estrategia Energética

2009

Director Editor Pablo Omar López Consejo de Redacción Raúl Dellatorre Secretario de Redacción Omar Morano Redacción Leandro Renou – Cecilia Laclau – Carolina Keve – Gustavo Lahoud - Ámbar Rusi Diseño Gráfico Silvina Penerbosa Corrección Diana Gamarnik Impresión Artes Gráficas Buschi S.A. Dirección Dr. Enrique Finochietto 436 piso 10 depto E - CABA Web: www.eenergetica.com.ar Correo Electrónico: eenergetica@polp.com.ar Telefax: 54 011 4300-4876 Propietario de la revista: Pablo Omar López ESTRATEGIA ENERGÉTICA es una marca registrada N° 2.781.129. Queda prohibida la reproducción parcial o total del contenido de la publicación sin la expresa autorización por escrito de la Dirección Editorial. REGISTRO DE PROPIEDAD INTELECTUAL 651.882

LAS COLABORACIONES FIRMADAS SON EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE LOS AUTORES.


26

26 NOTA DE TAPA

EL CRUDO ENIGMA DE OBAMA Por Leandro Renou En su plan “Nueva Energía”, Barack Obama se comprometió a eliminar en 10 años las importaciones de crudo venezolano y de los países árabes. ¿Es posible una Norteamérica menos dependiente del petróleo? ¿Cómo responderá Chávez a las presiones del mercado? ¿La proclama estadounidense es real o sólo discursiva? Análisis económico y político del dilema que inquieta al sector energético mundial.

SUMARIO EDITORIAL 03 + CONSEJO Eje de las relaciones de poder Raúl Dellatorre TÚNEL DEL TIEMPO 08 + ELCarbón Redación EE VALOR DEL INSTITUTO BALSEIRO 12 + ELCarolina Keve EL ORDENADOR REGIONAL 20 + BRASIL, Diego Rodríguez ESTRATÉGICAS 38 + INVERSIONES Redación EE

DE LO IMPENSADO 44 + DINÁMICA Gustavo Lahoud EN POPA 54 + VIENTO Cecilia Laclau y Leandro Renou MOSTAZA NO TIENE FRÍO 64 + LAÁmbar Rusi SHAVING 68 + PEAK Leandro Renou AIRES ORGANIZÓ 74 + BUENOS LA IV EDICIÓN DEL CITTES


06

08| EL TÚNEL DEL TIEMPO

12| EL VALOR DEL INSTITUTO BALSEIRO

20| BRASIL, EL ORDENADOR REGIONAL

38| INVERSIONES ESTRATÉGICAS

44| DINÁMICA DE LO IMPENSADO

54| VIENTO EN POPA

64| LA MOSTAZA NO TIENE FRÍO

68| PEAK SHAVING

Solicite las anteriores ediciones de ESTRATEGIA ENERGETICA a:

energetica@polp.com.ar


08 // Estrategia EnergĂŠtica

> EL TĂšNEL DEL TIEMPO

CarbĂłn Finalizada la guerra con el Paraguay y durante los primeros dĂ­as de octubre de 1870, el presidente Domingo Faustino Sarmiento impulsa la producciĂłn minera mediante una ley que anuncia compensaciĂłn econĂłmica a quien descubriera un yacimiento. Seis aĂąos despuĂŠs aparecen las primeras referencias sobre presencia de carbĂłn mineral en Santa Cruz. Eran tiempos de cambios profundos en el mundo. Hasta 1870, Gran BretaĂąa continuaba siendo el principal productor mundial y el Ăşnico productor de maquinaria. No obstante, desde 1870 a 1914, a pesar de ser todavĂ­a Gran BretaĂąa la primera potencia FRPHUFLDO\Ă€QDQFLHUDPXQGLDOSDGHFLyXQGHFOLYHHFRQyPLFR que favoreciĂł el crecimiento de aquellos paĂ­ses como EE.UU., Alemania y Francia, que estaban introduciendo en sus economĂ­as las innovaciones britĂĄnicas.

El manto de carbĂłn fue descubierto en 1886 por el teniente de fragata Arturo del Castillo, pero las primeras exploraciones se LQLFLDURQHQDQWHODGLĂ€FXOWDGGHLPSRUWDUHOPLQHUDOGHELdo a la Segunda Guerra Mundial. El teniente de navĂ­o Del Castillo descubriĂł el yacimiento RĂ­o Turbio en 1887, despuĂŠs llamado Yacimientos CarbonĂ­feros Fiscales (YCF). Un cerro de 580 millones de toneladas de carbĂłn con 150 kilĂłmetros de galerĂ­as que comenzaron a excavarse en 1943. La DirecciĂłn General de Yacimientos PetrolĂ­feros Fiscales decidiĂł en el aĂąo 1936 llevar a cabo una exploraciĂłn geolĂłgica HQXQDH[WHQVDiUHDGHODSDUWHDXVWUDOGH6DQWD&UX]FRQĂ€QHV GHDSR\RDODE~VTXHGDGHSHWUyOHR(QHOODĂ€JXUDEDODUHJLyQ fronteriza con Chile, en el cuadrante sudoeste del territorio, que


comprendía el yacimiento de Río Turbio. Corría el aùo 1937 y la exploración abarcaba toda el årea comprendida de oeste a este entre la frontera con Chile y el meridiano 71°, y de norte a sur, entre el paralelo 51° y el curso inferior del río Turbio. La tarea de la comisión de exploración del ingeniero Brandmyr fue una ayuda importante para la ulterior exploración del carbón del yacimiento Río Turbio. La guerra que estalló en Europa en 1939 hizo sentir muy pronto sus consecuencias en el mercado de la energía en nuestro SDtV$SRFRGHLQLFLDGRHOFRQà LFWRIXHQHFHVDULRUDFLRQDUORV combustibles líquidos y comenzó a mermar la importación de FDUEyQ/DIDOWDGHHVWHPLQHUDODVXYH]VLJQLÀFyXQDVHQVLEOH disminución en la producción de energía elÊctrica y de gas manufacturado para uso domÊstico.

Las usinas productoras de gas empleaban mezclas de los reducidos volĂşmenes de carbĂłn disponibles, con maĂ­z y asfaltita proveniente de precarias explotaciones. Las importaciones de carbĂłn, que durante la preguerra habĂ­an sido del orden de los 3.000.000 de toneladas anuales, descendieron bruscamente a pocos centenares de miles de toneladas. El gobierno presidido por el doctor RamĂłn S. Castillo en 1941 iniciaba seriamente la polĂ­tica nacional sobre el carbĂłn. El primer cargamento de carbĂłn llegaba a Buenos Aires el 10 de octubre de 1948. El buque Santa MarĂ­a de LujĂĄn amarrĂł en el espigĂłn 5, dĂĄrsena E, Puerto Nuevo, y comenzĂł de inmediato el desembarco de las 1.600 toneladas de carbĂłn procedente del yacimiento RĂ­o Turbio.


+ NUEVA CRISIS Y DESAF�OS La convulsión económica mundial impone audaces cambios en la política energÊtica. Argentina ha experimentado en los últimos cinco aùos un problema energÊtico que se ha visto incrementado por el crecimiento económico y por la disminución de la relación reserva/consumo para gas natural e hidrocarburos líquidos. El carbón tiene menor incidencia tanto para la producción como para la oferta interna, aunque se lo piensa como recurso energÊtico y una alternativa para solucionar parcialmente HOGpÀFLWHQHUJpWLFR

10 // Estrategia EnergĂŠtica

El negro mineral regresa a los planes polĂ­ticos en un mundo incierto. Expertos en la materia recuperan en la contingencia planetaria la estrategia carbonĂ­fera y anuncian un nuevo campo geopolĂ­tico del mineral. Para la doctora en Ciencias GeolĂłgicas de la UBA Liliana N. Castro, la demanda de energĂ­a estĂĄ estrechamente relacionada con el crecimiento econĂłmico y los estĂĄndares de vida. De los combustibles fĂłsiles mĂĄs conocidos: el carbĂłn, el petrĂłleo y el gas natural, el primero suministra el 24% de la energĂ­a primaria. Los principales productores de carbĂłn son China (39,4%), Estados Unidos (19,3%), seguidos por India (6,6%), Australia (6,4%) y otros tales como Rusia, SudĂĄfrica, KazajistĂĄn, Ucrania e Indonesia. LatinoamĂŠrica sĂłlo produce el 1,7% de la producciĂłn mundial, donde Colombia aporta el 84% seguido por Venezuela con el 11 % y Brasil el 4% (Statistical Review of World Energy, 2008). Actualmente, la demanda mundial de energĂ­a estĂĄ incrementĂĄndose a una tasa promedio del 2,7% anual y en el caso del carbĂłn en el Ăşltimo aĂąo ascendiĂł a 4,5% (Statistical Review of World Energy, 2008). En este escenario debe pensarse en otras fuentes energĂŠticas alternativas para cubrir las necesidades de la poblaciĂłn. Los recursos carbonĂ­feros de Argentina son conocidos en diferentes depĂłsitos a lo largo de la columna geolĂłgica. Los depĂłsitos del Paleozoico se encuentran en las Sierras Pampeanas y en la Patagonia septentrional y central. Otras manifestaciones discontinuas se localizan en las Sierras Subandinas, las Sierras Australes de la provincia de Buenos Aires e Islas Malvinas. Dentro de los sedimentos triĂĄsicos de la provincia de 6DQ/XLVVHPHQFLRQDQODVDUHQLVFDVĂ€QDVFDUERQRVDVDUHQLVcas conglomerĂĄdicas y conglomerados que alternan con secciones de pelitas oscuras y mantos de carbĂłn. Dentro de los sedimentos del JurĂĄsico y CretĂĄcico en la provincia de Santa &UX]VHFLWDQOXWLWDVHQSDUWHVFDUERQRVDVWREDVPX\Ă€QDV\

“...se debe considerar el carbĂłn como recurso energĂŠtico no sĂłlo convencional, sino como una alternativa novedosa...â€?

DOJXQRVHVWUDWRVGHFDUEyQPX\Ă€QDPHQWHODPLQDGRV A partir de las manifestaciones halladas en nuestro territorio se destacan dos cuencas importantes: a) Pico Quemado y manifestaciones menores en la provincia de RĂ­o Negro (Cabeza Quiroga, 1943) de edad liĂĄsica ( JurĂĄsico) a unos 65 km al sureste de la ciudad de San Carlos de Bariloche, y b) RĂ­o Turbio, en la provincia de Santa Cruz.

+ NUESTRA CAPACIDAD El carbón del yacimiento Río Turbio es subbituminoso y se usa para la alimentación de las plantas tÊrmicas de San NicoOiVSURYLQFLDGH%XHQRV$LUHV\XQSRUFHQWDMHVLJQLÀFDWLYDmente menor es destinado a la planta tÊrmica de Río Turbio y a consumo local. Comparado con la mayoría de los carbones de Estados Unidos los argentinos tienen relativamente mås alto contenido en CaO (8,2-12%), MgO (1,3-1,6%), y Fe203 (6,6-11,1%) y menor contenido de elementos trazas (As, Be, Cd, Cr, Hg, Ni, Pb, Sb, Se, Te, y U), dentro de los límites permitidos en el medio ambiente y para la salud. En el aùo 2006, la producción fue de 308.000 toneladas, la mås alta de los últimos quince aùos (Secretaría de Energía, 2007). Las reservas se estiman en 825 millones de toneladas de carbón subbituminoso con bajo contenido de azufre, 75 millones en Río Negro y 750 millones en Santa Cruz, constituyendo esta última la mayor reserva de carbón. Estos mantos de carbón, junto con los de la cuenca de Magallanes en Chile y aquellos de la cuenca Valdivia-Osorno, representan los mayores eventos antragÊnicos del cono sur de AmÊrica del Sur. Si se piensa en el crecimiento de la demanda de energía en Argentina, se debe reconsiderar el carbón como recurso energÊtico, no sólo convencional, sino como una alternativa noYHGRVDTXHSXHGHD\XGDUDVROXFLRQDUSDUFLDOPHQWHHOGpÀFLW energÊtico.


11 // Estrategia EnergĂŠtica


:: Por Carolina Keve

12 // Estrategia Energética

> ENTREVISTA

Y EL CONOCIMIENTO TECNOLÓGICO EN ESTOS TIEMPOS DE CRISIS


13 // Estrategia EnergĂŠtica


¢3RGUtD FLWDU DOJ~Q FDVR FRQFUHWR TXH LOXVWUH HVWH WUDEDMRFRQMXQWRHQWUHHOVHFWRUFLHQWtÀFR\HPSUHVDVQDFLRQDOHV"

14 // Estrategia EnergĂŠtica

Alejandro Fainstein, FĂ­sico - Vicedirector del Instituto Balseiro.

El impacto de la crisis internacional se hace oír en diversos sectores de la economía, incluyendo el de la investigación y el desarrollo tecnológico. El debate ya estå instalado en el åmbito acadÊmico, donde muchos coinciden en ver en la coyuntura actual una oportunidad para fortalecer la presencia del (VWDGRHQHOVHFWRUFLHQWtÀFR\FRQVROLGDUODDXWRQRPtDWDQWR en el åmbito nacional como regional. Con esta visión coincide el físico Alejandro Fainstein, actualmente vicedirector del Instituto Balseiro. Con una mirada optimista, considera que se trata de una oportunidad para avanzar hacia una mayor independencia tecnológica. Al respecto, destaca el lugar estratÊgico que tiene en este sentido el desarrollo de la energía nuclear, aunque advierte que para ello es necesario profundizar con la formación de recursos humanos y la implementación de políticas a largo plazo que escapen de cualquier interÊs electoral. En EE.UU., la crisis abrió un debate dado que allí la prinFLSDOIXHQWHGHÀQDQFLDPLHQWRGHOFDPSRFLHQWtÀFRHV SULYDGDDQWHORFXDOPXFKRVSODQWHDURQODQHFHVLGDGGH fortalecer la presencia del Estado para evitar que se freQHODLQYHVWLJDFLyQ¢4XpHYDOXDFLyQVHSXHGHKDFHUHQ HOFDVRDUJHQWLQRWRPDQGRHQFXHQWDTXHHOVHFWRUS~EOLFRKDWHQLGRKLVWyULFDPHQWHRWURUROHQHVWHFDPSR" Creo que la ciencia, la tecnología y la innovación productiva han pasado a ocupar un lugar mucho mås central, y estån en camino de constituirse en una verdadera política de Estado. (QWRQFHVVHSXHGHDÀUPDUTXHODGHFLVLyQGHGDUOHXQ UDQJRPLQLVWHULDODOD6HFUHWDUtDGH&LHQFLDDSXQWDHQ ese sentido... Ciertamente es un buen signo. Brasil tiene su ministerio desde hace 20 aùos y ha dado un salto cualitativo en este tiempo. 3HURGHWRGRVPRGRVHOJHVWRHQVtPLVPRQRHVVXÀFLHQWHVL no se lo carga de contenido. En este sentido, lo que mås destacaría es el aumento presupuestario, la duplicación de los cargos de investigadores del CONICET, el incentivo del trabajo conjunto con empresas tecnológicas nacionales y el incentivo tambiÊn de la generación de empresas de base tecnológica. Es una visión nueva, que rompe con la vieja dicotomía de investigación båsica versus investigación aplicada, y que se implementa a travÊs de proyectos y estímulos concretos.

Se han implementado proyectos de investigaciĂłn llamados “PAEâ€? (Proyectos de Ă rea EstratĂŠgica) en diversas ĂĄreas consideradas prioritarias por el Ministerio. La novedad de estos SUR\HFWRVDGHPiVGHODPDJQLWXGGHOĂ€QDQFLDPLHQWRLQYROXcrado –alrededor de 3 millones de dĂłlares por proyecto– es que promueven becas para estudiantes y la repatriaciĂłn de investigadores. AdemĂĄs deben incluir a empresas y agencias GHPDQGDQWHVGHWHFQRORJtD(VWRVLJQLĂ€FDTXHODVHPSUHVDV GHEHQSURSRQHUXQSURGXFWRFRQFUHWR\SDUWLFLSDUHQHOĂ€nanciamiento. Por ejemplo, los investigadores de nuestro Centro estĂĄn participando en dos proyectos, uno en nanotecnologĂ­a y otro en la temĂĄtica de hidrĂłgeno. En el proyecto de nanotecnologĂ­a participan unos 80 investigadores y cuatro empresas: INVAP, donde se trabaja en proyectos nucleares y aplicaciones mĂŠdicas; Nanotek, dedicada al desarrollo de nanopartĂ­culas para remediaciĂłn ambiental; B&W Implantes, especializada en implantes odontolĂłgicos, y Darmex, una empresa de productos de alta performance para distintas aplicaciones. ¢4XpTXHGDUtDHQWRQFHVSRUKDFHU" En el Ministerio sĂłlo estĂĄn incluidas algunas de las instituciones de ciencia del paĂ­s, y si bien la coordinaciĂłn e injerencia en el sistema es parte de los objetivos del ministro Lino BaraĂąao, no estĂĄ claro cĂłmo esto pueda darse en los hechos. AdemĂĄs, la limitada capacidad de personal dedicado a estas tareas hace que una polĂ­tica mĂĄs integradora sea aĂşn muy limitada. 8QRGHORVREMHWLYRVTXHSODQWHyHOPLQLVWUR%DUDxDRIXH HOGHWHUPLQDUFRQFLHUWD´HVTXL]RIUHQLDÂľTXHKDFHTXH ODLQGXVWULDFRPSUHWHFQRORJtDHQHOH[WHULRUFXDQGRDFi VH FXHQWD FRQ WHFQRORJtD GH SXQWD ¢(VWi GH DFXHUGR FRQHVWDOHFWXUD" Un ejemplo es cĂłmo muchas veces hay empresas que aquĂ­ solicitan servicios mĂ­nimos, pero cuando se trata de reales desarrollos, con inversiĂłn sustantiva, lo hacen afuera, con universidades que en realidad no son muy diferentes a las nuestras. En ese sentido, creo que la ComisiĂłn de EnergĂ­a AtĂłmica y el INVAP son muy buenos ejemplos de desarrollos complejos realizados en el paĂ­s a partir de decisiones polĂ­ticas de que ciertas tecnologĂ­as, como la nuclear, la satelital y la de radares, se desarrollen localmente y no se compren al exterior. Es una lecciĂłn notable. Pero claro, quizĂĄs no es llamativo porque en todos estos casos fue el Estado el demandante. En su opiniĂłn, Âżla crisis internacional puede tener conVHFXHQFLDVHQHOFDPSRGHODLQYHVWLJDFLyQFLHQWtĂ€FD" SĂ­, aunque todavĂ­a estĂĄ poco claro cuĂĄnto puede llegar a repercutir. TambiĂŠn es cierto que puede ser una oportunidad para un modelo de paĂ­s mĂĄs independiente desde el punto de vista tecnolĂłgico, con un esquema productivo de mayor valor agregado. Al respecto, no se pueden soslayar las debilidades del sistema y la necesidad de sostener una polĂ­tica en tiempos que no son los electorales. Hay que atraer muchos mĂĄs jĂłvenes, y hay que multiplicar el nĂşmero de investigadores, tecnĂłlogos y laboratorios.


01: 15 // Estrategia Energética

01:(TXLSRSDUDHODQiOLVLVGHVXSHUÀFLHVHQXOWUDDOWRYDFtR PHGLDQWHGLVWLQWDVWpFQLFDVFRPRHVSHFWURVFRStD$XJHU \HPLVLyQGH5D\RV;3HUPLWHREWHQHUODFRPSRVLFLyQ\ SURSLHGDGHVItVLFDV\TXtPLFDVGHVXSHUÀFLHV 02: &iPDUD GH XOWUDDOWR YDFtR SDUD HO HVWXGLR GH VXSHUÀFLHV XVDQGR HVSHFWURVFRStD GH LRQHV \ GH HOHFWURQHVPRQWDGDHQHODFHOHUDGRUGHLRQHV.HYDWULWR GHKDVWDN93HUPLWHREWHQHUSURSLHGDGHVItVLFDVGH

02:

ODVXSHUÀFLHFRPRVXFRPSRVLFLyQ\HVWUXFWXUD 03: (VWD HV OD VDOD GH HQWUHQDPLHQWR GH RSHUDGRUHV GHOUHDFWRUQXFOHDUGHLQYHVWLJDFLyQH[SHULPHQWDFLyQ\ GRFHQFLD5$(VWDVDODWDPELpQHVOODPDGD´FRQVROD VHFXQGDULDµ R ´FRQVROD GH HQWUHQDPLHQWRµ (Q SULPHU plano se puede apreciar el tablero de control, que es una réplica de la consola principal. Desde aquí los HVWXGLDQWHVSXHGHQUHDOL]DUH[SHULHQFLDVFRQHOUHDFWRU HQ IXQFLRQDPLHQWR 6REUH HO WDEOHUR XQ VtPLO GH XQ HOHPHQWR FRPEXVWLEOH $O IRQGR XQD SL]DUUD SDUD GDU FODVHV$OIRQGRDODL]TXLHUGDXQHVTXHPDGHOUHDFWRU

03:


04:


04: $FHOHUDGRUGHLRQHV7$1'(0GHKDVWD09FRQOtQHD GHPLFURKD]SDUDHOHVWXGLRGHPDWHULDOHVFRQGLVWLQWDV WpFQLFDV FRPR HPLVLyQ GH 5D\RV ; FDUDFWHUtVWLFRV \ UHWURGLVSHUVLyQ5XWKHUIRUGGHORVLRQHV3HUPLWHREWHQHU ODFRPSRVLFLyQGHPDWHULDOHVFRQDOWtVLPDSUHFLVLyQ 05: (VWDHVXQDYLVWDGHVGHDUULEDGHOQ~FOHRGHOUHDFWRU QXFOHDU GH LQYHVWLJDFLyQ H[SHULPHQWDFLyQ \ GRFHQFLD RA-6. Se puede observar la pared de acero del cilindro TXH FRQWLHQH OD SLOHWD GHO UHDFWRU \ GHQWUR GH pO D ORV FRPSRQHQWHV GH FRQWURO \ VHJXULGDG GHO UHDFWRU $O FHQWUR\IRQGRGHHVWHWDQTXHFLOtQGULFRGHDJXDVHSXHGH YHU HO Q~FOHR GHO UHDFWRU HQ IXQFLRQDPLHQWR OR TXH VH SXHGHFRPSUREDUSRUODHPLVLyQGHOX]D]XOHO´(IHFWR &KHUHQNRYµ HIHFWR GH LOXPLQDFLyQ YLVLEOH FDUDFWHUtVWLFR de los reactores nucleares cuando se encuentran en IXQFLRQDPLHQWR

05:

-XVWDPHQWHXQDGHODVFRQVHFXHQFLDVGHODFULVLVHVHO FUHFLPLHQWRGHOGHVHPSOHRHQORVSDtVHVGHVDUUROODGRV ORFXDOUHSHUFXWHGHPDQHUDGLUHFWDHQORVà XMRVGHPLJUDFLyQ ¢8VWHGHV KDQ WHQLGR \D RSRUWXQLGDG GH VHQWLU HVWHLPSDFWR" La crisis en los países desarrollados los vuelve menos atracWLYRV SDUD QXHVWUD PDQR GH REUD DOWDPHQWH FDOLÀFDGD (VWR se evidencia en casos puntuales. Hay una menor fuga de los estudiantes reciÊn recibidos, que optan por seguir su carrera acadÊmica o laboral en el país. Incluso recibí preguntas de colegas en el exterior que se plantean el retorno. Pero esto es una impresión, aún no tenemos una evaluación objetiva del proceso. (OLQWHUFDPELRGHWHFQRORJtDIUHQWHDODDGRSFLyQGHPHdidas de corte proteccionista es otra de las cuestiones. $KRUDELHQ¢QRSXHGHFRQVWLWXLUpVWDXQDEXHQDRSRUWXQLGDGSDUDHVWLPXODUODSURGXFFLyQQDFLRQDO\FRQVROLGDUFLHUWDDXWRQRPtD" Creo que, efectivamente, por la crisis se estå estimulando un modelo de mayor producción nacional y autonomía tecnológica. Es claro en el sector nuclear o en el desarrollo de radares primarios y secundarios en INVAP. Y a diferencia de lo que algunos plantean, no creo que esto implique ningún obståculo en los intercambios regionales e internacionales. Por el FRQWUDULRTXHHOSDtVWHQJDVXSURSLRGHVDUUROORFLHQWtÀFR\ tecnológico lo hace mucho mås atractivo para que otros países consideren posibles mecanismos de colaboración.

06: 9LVWD VXSHULRU GH XQD ´FiPDUD GH QLHEOD¾ HQ IXQFLRQDPLHQWR (VWH GLVSRVLWLYR SHUPLWH REVHUYDU D VLPSOHYLVWDODVWUD]DVTXHSURGXFHQODVSDUWtFXODVFRQ FDUJDHOpFWULFDHQXQDQLHEODGHDOFRKRO(QHVWHFDVRVH WUDWDGHSDUWtFXODV´DOID¾TXHSURYLHQHQGHWUHVPXHVWUDV QDWXUDOPHQWH UDGLDFWLYDV PLQHUDO XUDQtIHUR DUULED GHUHFKD  XQD FDPLVD GH ´VRO GH QRFKH¾ DEDMR  \ XQ IUDJPHQWRGHWURQFRSHWULÀFDGR DUULEDL]TXLHUGD

07: 0LFURVFRSLRHOHFWUyQLFRGHWUDQVPLVLyQGHUHVROXFLyQ DWyPLFD3HUPLWHHOHVWXGLRGHODFRQIRUPDFLyQLQWHUQD GH ORV PDWHULDOHV WDOHV FRPR GLVWULEXFLyQ GH ORV iWRPRV \ PROpFXODV TXH IRUPDQ ORV PDWHULDOHV FRPR DVtWDPELpQODPLFURHVWUXFWXUD\GHIHFWRVGHDOHDFLRQHV \ FHUiPLFRV $GHPiV HV XQ LQVWUXPHQWR IXQGDPHQWDO SDUD HO HVWXGLR GH QDQRHVWUXFWXUDV QDQRSDUWtFXODV QDQRWXERVPXOWLFDSDVHWF

06:

(/52/'(/%$/6(,52 Creado en 1955 con el propósito de resolver la falta de instituciones de formación superior en el campo de la física, el Instituto Balseiro se ha transformado en una de las instituciones acadÊmicas mås reconocidas del país. Sobre todo hoy se distingue por sus proyectos de ingeniería nuclear, incorporada al plan de estudios en 1977 como parte de las ambiciones de desarrollar un plan nuclear en el país que, por ese entonces, tenía el rÊgimen militar. (QHOSHRUGHORVSURQyVWLFRV\DVHKDEODGHTXHODFULVLV WDPELpQSURYRFDUiHOFLHUUHGHODVIURQWHUDVDOFRQRFLPLHQWRWHFQROyJLFRVREUHWRGRSRUSDUWHGHORVSDtVHV FHQWUDOHV¢(VWiGHDFXHUGRFRQHVWDLQWHUSUHWDFLyQ" A ver, lo que es verdaderamente de valor tecnológico, comercial o estratÊgico, estå en manos de empresas. Y en muchos casos corresponde a procesos complejos tales que, incluso si supiÊramos al detalle cómo se hacen, no tendríamos la capacidad para aplicar. Es cierto que hay productos a los cuales se nos hace difícil acceder, como por ejemplo los sensores HVSHFtÀFRVGHXVRHQVDWpOLWHVRFHQWUtIXJDV~WLOHVSDUDHOHQriquecimiento de uranio, y en esos casos el camino es desarrollarlos. Esto es fundamental. En el momento en que uno muestra que lo puede hacer, el mercado cambia, ya no se hace restrictivo. Pero esta dinåmica es permanente, y no veo por quÊ cambiaría con la crisis. La apertura måxima es imprescinGLEOHSDUDODHYROXFLyQGHOFRQRFLPLHQWRFLHQWtÀFREiVLFRR aplicado. Lamentablemente esta apertura es funcional a quien

07:


mĂĄs pueda hacer uso de ĂŠl. Es decir, los paĂ­ses centrales. Ese tal vez es el riesgo, mĂĄs en un momento de crisis, que nosotros aportemos conocimiento valioso y el que estĂĄ mejor posicionado es el que termina haciendo mejor uso de ĂŠl. Por eso nuestra estrategia debe apuntar a crecer y ser capaces de competir, al menos en nichos que sean nuestros espacios de fortaleza y oportunidad local.

18 // Estrategia EnergĂŠtica

(QHVWHVHQWLGR¢TXpDSRUWHSXHGHUHDOL]DUHO%DOVHLUR HQWpUPLQRVGHDXWRQRPtDFLHQWtĂ&#x20AC;FD" Bueno, el objetivo del Instituto es formar especialistas en ciencias e ingenierĂ­as. Hoy aparece claro, sobre todo en el ĂĄrea nuclear, donde se estĂĄ fortaleciendo la demanda de personal capacitado para los proyectos nucleares Atucha II y Carem principalmente. Y esta demanda va a aumentar por el lugar que va a ocupar el sector nuclear ante la crisis energĂŠtica y los efectos de calentamiento global relacionados con la utilizaciĂłn de hidrocarburos. HarĂĄn falta nuevas y mejores tecnologĂ­as, nuevos combustibles, desarrollos en control, en robĂłtica y en capacidad de cĂĄlculo. Los prototipos pueden ser implementados en el ĂĄmbito local y luego comercializados internacionalmente. Todos estos desarrollos alrededor del secWRUGHEHQVHUYLUGHVHPLOODSDUDJHQHUDUXQDEDVHFLHQWtĂ&#x20AC;FR tecnolĂłgica en ĂĄreas asociadas, como por ejemplo la ciencia de materiales, la nanotecnologĂ­a o las aplicaciones mĂŠdicas y forenses. Nuestros egresados actualmente dirigen instituciones y empresas (o participan en ellas) tales como INVAP, o la actividad espacial en la ComisiĂłn Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y las comunicaciones satelitales en ARSAT. Creo que eso evidencia nuestro aporte al desarrollo FLHQWtĂ&#x20AC;FR\WHFQROyJLFRQDFLRQDO <DTXHPHQFLRQDHOFDPSRQXFOHDUPXFKRVHVSHFLDOLVWDVKDQSODQWHDGRTXH$UJHQWLQDFXHQWDFRQORVUHFXUVRV ²PDWHULDOHV \ KXPDQRV² SDUD HO GLVHxR \ DUPDGR de reactores. ÂżPor quĂŠ entonces se siguen dejando los SUR\HFWRVFRPRHOFDVRGH$WXFKD,,HQPDQRVH[WUDQMHUDV" $O UHVSHFWR WHQHPRV RWUR FDVR FRQFUHWR ,19$3 GHVDUUROOyHO&DUHPXQDFHQWUDOVHQFLOOD\GHEDMDSRWHQFLDXQPHUFDGRTXHD~QQRKDVLGRH[SORWDGRHQHO PXQGR¢1RHVWDPRVHQWRQFHVDQWHXQDSRVLELOLGDGGH IRUWDOHFHUODSURGXFFLyQGHWHFQRORJtDQDFLRQDO" Ciertamente la posibilidad existe. El proyecto de reactor Carem es en efecto hoy, y despuĂŠs de muchos aĂąos de estancamiento, uno de los objetivos prioritarios de la CNEA. Pero como dije antes, los desafĂ­os son enormes. Hay que avanzar formando muchos mĂĄs recursos humanos, evaluando rigurosamente los proyectos y sosteniendo polĂ­ticas serias a lo largo del tiempo. Mi percepciĂłn es que hoy el ĂŠxito de esta empresa depende mĂĄs de las instituciones y de sus miembros, que de las decisiones polĂ­ticas superiores.

¢4XpPHGLGDVGHEHUtDQWRPDUVHSDUDSURPRYHUODIRUPDFLyQGHSURIHVLRQDOHVHQHOFDPSRGHODFLHQFLD" Es una tarea complejĂ­sima, que comienza de manera indefectible en el trabajo con estudiantes de colegios primarios y secundarios, fortaleciendo la educaciĂłn tĂŠcnica e incluyendo de manera creciente a las ciencias en la currĂ­cula, y termina FRQODFDSDFLGDGGHIRUPDUPXFKtVLPRVPiVFLHQWtĂ&#x20AC;FRVTXH tengan hasta el nivel de doctorado que los que el paĂ­s puede hoy promover a travĂŠs de sus universidades. Una acciĂłn fundamental en funciĂłn del contexto que hoy nos toca constituyen los Programas de Recursos Humanos (PRH), que lanzĂł el Ministerio, dirigidos a aumentar el nĂşmero de becarios y a UHSDWULDUUHFXUVRVKXPDQRVDOWDPHQWHFDOLĂ&#x20AC;FDGRVGHOH[WUDQjero en lĂ­neas consideradas prioritarias. Desde el IB reconocemos esto como uno de nuestros grandes problemas y debilidades. PodrĂ­amos duplicar, quizĂĄs hasta triplicar, el nĂşmero de egresados de grado, y de doctorado. Creo que tenemos los recursos, los laboratorios, los proyectos y los docentes. ¢<FXiOHVODGLĂ&#x20AC;FXOWDGSDUDKDFHUORHQWRQFHV" No tenemos candidatos. Hace diez, quince aĂąos esto hubiera sido inĂştil, porque la percepciĂłn era que su destino era la emigraciĂłn, que aquĂ­ no hacĂ­an falta. Hoy ese no es el caso. El desempleo es nulo, y la demanda muy grande. Desde el IB, por lo pronto, estamos tomando algunas iniciativas y no nos limitamos a lo estrictamente acadĂŠmico. Tenemos varias actividades destinadas a interactuar con estudiantes de escuelas primarias, como el portal IB, y tambiĂŠn con colegios secundarios, a travĂŠs de la beca IB para estudiantes de enseĂąanza media. AdemĂĄs se buscan otros ĂĄmbitos de participaciĂłn, como ferias de ciencias, y en muchas ocasiones nuestros investigadores van directamente a la escuela.

08: $SDUDWR SDUD DGHOJD]DU PXHVWUDV PHWiOLFDV \ FHUiPLFDVSDUDVXSRVWHULRUREVHUYDFLyQSRUPLFURVFRStD HOHFWUyQLFD GH WUDQVPLVLyQ (O DGHOJD]DGR VH SURGXFH PHGLDQWH HO ERPEDUGHR GH LRQHV GH DUJyQ ORV FXDOHV VRQDFHOHUDGRVKDFLDODPXHVWUD 09: 2EVHUYDQGR XQD ´FiPDUD GH QLHEOD¾ HQ IXQFLRQDPLHQWR (VWH GLVSRVLWLYR SHUPLWH REVHUYDU D VLPSOHYLVWDHQXQFXDUWRRVFXUR\FRQXQUHà HFWRUODV WUD]DV TXH SURGXFHQ ODV SDUWtFXODV FRQ FDUJD HOpFWULFD HQXQDQLHEODGHDOFRKRO'HQWURGHODEXUEXMDGHYLGULR VH HQFXHQWUDQ ODV PXHVWUDV UDGLDFWLYDV \ OD QLHEOD GH DOFRKRO&RPRODEDVHVHHQFXHQWUDDJUDGRVEDMR FHURODKXPHGDGDPELHQWHHQHVDUHJLyQVHFRQGHQVD \FRQJHOD


08:

09:


20 // Estrategia EnergĂŠtica

> ETANOL


el ordenador regional %UDVLOVHFRQYLUWLyUHFLHQWHPHQWHHQHOPD\RUH[SRUWDGRUPXQGLDOGHHWDQROtFRQRGH ORVELRFRPEXVWLEOHV'HHVWDPDQHUDVHDÀUPDHQODWHQGHQFLDDOOLGHUD]JRHQHUJpWLFR UHJLRQDO VL VH VXPDQ ORV GHVFXEULPLHQWRV SHWUROtIHURV /RV PLOORQHV TXH URGHDQ DO HWDQRO/DUHODFLyQHVWUDWpJLFDFRQ(VWDGRV8QLGRV\ODVDGYHUWHQFLDVSRUHODYDQFH VREUHHOFRQWURODPELHQWDOFRQHSLFHQWURHQ$PD]RQDV :: Diego Rodríguez

21 // Estrategia Energética

BRASIL,


22 // Estrategia EnergĂŠtica

+ A DOS PUNTAS La revoluciĂłn energĂŠtica de Brasil no se detiene en los megayacimientos de gas y petrĂłleo descubiertos en 2008, factor que lĂłgicamente lo proyecta a una posiciĂłn de elite mundial. Las buenas nuevas provienen ahora de las exportaciones de etanol, que tambiĂŠn convierten al paĂ­s presidido por Lula en el lĂ­der en esta materia. (O HWDQRO HV GHĂ&#x20AC;QLGR HQ HO PXQGR HQHUJpWLFR FRPR HO combustible del futuro, como uno de los biocombustibles mĂĄs importantes, y con la relevancia, ademĂĄs, de ser un recurso renovable. Puesto en proyecciĂłn de la dependencia hidrocarburĂ­fera, el etanol es un aporte para la reducciĂłn del uso de las naftas y su consecuente ayuda para reducir la contaminaciĂłn. $Vt FRPR HQ IRUPD DFHUWDGD VH KD GHĂ&#x20AC;QLGR DO YHFLQR SDtV como un Estado que â&#x20AC;&#x153;no encontrĂł petrĂłleo, sino que lo buscĂłâ&#x20AC;?, los logros respecto a este biocombustible tienen una explicaciĂłn similar. Es decir, que hoy Brasil sea el lĂ­der mundial en exportaciĂłn de etanol no es cuestiĂłn de azar. Con mĂĄs de 25 mil millones de litros producidos y con mĂĄs de 5 mil millones exportados (de los cuales prĂĄcticamente la mitad van a Estados Unidos), el lĂ­der regional goza de los frutos de mĂĄs de 30 aĂąos de una polĂ­tica sostenida en utilizar a la caĂąa de azĂşcar como insumo para este biocombustible. En pocas palabras, los residuos de la caĂąa son utilizados para producir energĂ­a en el proceso de destilaciĂłn, por lo cual el precio del etanol brasileĂąo es muy competitivo, y consigue un relativamente alto balance energĂŠtico (razĂłn energĂ­a generada/energĂ­a usada en el proceso). Desde que comenzĂł esta producciĂłn en 1975, Brasil logrĂł desarrollar tecnolĂłgicamente toda esta matriz y casi triplica su productividad en comparaciĂłn con sus comienzos por cada hectĂĄrea sembrada. Ese aumento de la productividad permite TXHODVXSHUĂ&#x20AC;FLHVHPEUDGDFRQFDxDGHD]~FDUVHDDSHQDVHO 38% de lo que era necesario hace tres dĂŠcadas. Con estas dimensiones, se han creado en los Ăşltimos aĂąos casi 700 mil fuentes directas de trabajo y 9 millones de fuentes de manera indirecta, se redujo de manera notable la importaciĂłn de petrĂłleo y hubo un mejoramiento en la balanza comercial.

Que hoy Brasil sea el lĂ­der mundial en exportaciĂłn de etanol no es cuestiĂłn de azar. Produce mĂĄs de 25 mil millones de litros y vende mĂĄs de 5 mil millones. Es el fruto de mĂĄs de 30 aĂąos de una polĂ­tica sostenida en utilizar a la caĂąa de azĂşcar como insumo para este biocombustible.

Pese a que el vecino paĂ­s anunciĂł los descubrimientos de los megapozos petroleros y gasĂ­feros durante el aĂąo pasado, siempre considerĂł que el etanol serĂ­a una jugada clave contra el encarecimiento del petrĂłleo, es mĂĄs, el mismo Lula prometiĂł en sus inicios como mandatario â&#x20AC;&#x153;una revoluciĂłn del biocombustibleâ&#x20AC;?. De hecho, el ex presidente norteamericano George Bush visitĂł tierras brasileĂąas en su Ăşltima etapa JXEHUQDPHQWDO SDUD LQWHQVLĂ&#x20AC;FDU ORV OD]RV FRPHUFLDOHV TXH unen a ambos Estados a raĂ­z de este insumo. Aquel encuentro fue denominado â&#x20AC;&#x153;la diplomacia del etanolâ&#x20AC;? y supuso ciertos recelos en la alianza con Venezuela si se entiende que Hugo ChĂĄvez veĂ­a una competencia energĂŠtica a considerar en el futuro para la regiĂłn. Semanas despuĂŠs de ese encuentro, Bush propuso promover una ley que obligue a mezclar gasolina con un 20% de etanol en un plazo de 10 aĂąos con el objetivo de reducir la vulnerabilidad del paĂ­s frente a acciones provenientes de â&#x20AC;&#x153;Estados hostilesâ&#x20AC;?. Esa proyecciĂłn supone aumentar un 800% el consumo de etanol en 2017. Aunque la producciĂłn de maĂ­z de Estados Unidos crece un 30% anual, no alcanza para satisfacer la demanda de biocombustibles y garantizar, ademĂĄs, su uso como alimento. De ahĂ­ la necesidad de buscar socios estratĂŠgicos. La cuestiĂłn de este tipo de abastecimiento es elocuente en palabras del jefe de Estado brasileĂąo: â&#x20AC;&#x153;La producciĂłn de biocombustible es una manera de tornar a Brasil menos dependiente del petrĂłleo, un combustible que se agotarĂĄ tarde o temprano. Es un proyecto vital para independizar a Brasil, ya que podemos transformarnos en un importante exportador de biocombustibleâ&#x20AC;?. Pese a que los precios del crudo de barril han caĂ­do en forma drĂĄstica, nadie olvida el pico histĂłrico de 2008 y su consecuente encarecimiento para ĂĄreas clave de la producciĂłn.

81$&8(67,Ă?17$0%,e1'20e67,&$ Se estima que quizĂĄ este aĂąo todos los autos nuevos que circulen en el mencionado paĂ­s funcionarĂĄn con combustible Ă H[LEOH JUDFLDV D YHKtFXORV FRQ PRWRUHV Ă H[IXHO HQ GRQGH pueden combinar nafta con etanol. En los Ăşltimos cinco aĂąos, se vendieron mĂĄs de 7 millones de unidades con estas FDUDFWHUtVWLFDV \ KR\ UR]DQ HO WHUFLR GH OD Ă RWD EUDVLOHxD GH autos livianos. Si bien el pionero fue Volkswagen, otras marcas como Peugeot debieron sumarse a la tendencia para no perder clientela en el mercado automotor. SegĂşn cĂĄlculos de especialistas en la materia, producir etanol a partir del azĂşcar es rentable siempre y cuando el petrĂłleo cueste mĂĄs de 37 dĂłlares el barril. Si bien los valores comparativos pueden haberse mimetizado un poco mĂĄs, la escalada de precios del crudo hizo entusiasmar a los estrategas GH HVWH ELRFRPEXVWLEOH %UDVLO HV FLQFR YHFHV PiV HĂ&#x20AC;FLHQWH convirtiendo el azĂşcar de caĂąa en etanol que las empresas norteamericanas que usan el maĂ­z con el mismo objetivo. Mientras los biocombustibles cubren apenas el 1% del consumo mundial de combustibles para el transporte, y la sustituciĂłn de los combustibles a base de petrĂłleo llega al 1,8% en Estados Unidos, en Brasil alcanza el 20%.


23 // Estrategia Energética

Brasil casi triplica su productividad en comparación con sus comienzos por cada hectárea sembrada. Permite TXHODVXSHUÀFLHVHPEUDGDFRQ caña de azúcar sea apenas el 38 % de lo que era necesario hace tres décadas.


Producir etanol a partir del azĂşcar es rentable siempre y cuando el petrĂłleo cueste mĂĄs de 37 dĂłlares el barril. Brasil es cinco veces PiVHĂ&#x20AC;FLHQWHTXHODVHPSUHVDV norteamericanas que usan el maĂ­z con el mismo objetivo.

24 // Estrategia EnergĂŠtica

+ LOS EFECTOS COLATERALES â&#x20AC;&#x153;Tenemos 80 millones de hectĂĄreas en la Amazonia que van DWUDQVIRUPDUVHHQOD$UDELD6DXGtGHOELRGLpVHOÂľDĂ&#x20AC;UPyHO ingeniero quĂ­mico brasileĂąo Expedito Parente al diario O Globo. Parente es propietario de la primera patente registrada en el mundo para producir biodiĂŠsel a nivel industrial. Esta regiĂłn, considerada una de las reservas naturales del mundo, ya ha sido objeto de controversias y renuncias en el gabinete presidencial. El aĂąo pasado, Marina Silva dejĂł el ministerio de Medio Ambiente con una carta en la TXH OH UHSURFKy DO JRELHUQR GH /XOD ´ODV GLĂ&#x20AC;FXOWDGHV TXH enfrentaba desde hace tiempo para poner en marcha el plan medioambiental federalâ&#x20AC;?. Los crĂ­ticos del cultivo de etanol sostienen que la Amazonia VH YHUi VHULDPHQWH DPHQD]DGD D SDUWLU GH OD LQWHQVLĂ&#x20AC;FDFLyQ HQHOULWPRSURGXFWLYR/DVXSHUĂ&#x20AC;FLHHVWDEOHFLGDHQFDxDGH azĂşcar alcanzarĂ­a los 120 mil kilĂłmetros cuadrados, casi el GREOHGHORTXHVLJQLĂ&#x20AC;FDEDDOPRPHQWRGHOOD]RFRPHUFLDOFRQ Estados Unidos. Los mĂĄs optimistas retrucan argumentando TXHHVDFLIUDUHSUHVHQWDDSHQDVHOGHODVXSHUĂ&#x20AC;FLHDJUtFROD potencial. Y agregan que el clima amazĂłnico no favorece el cultivo de la caĂąa de azĂşcar, por lo que el etanol no serĂ­a un peligro. Pero a su vez, quienes ponen la voz de alerta advierten que el monocultivo de la caĂąa de azĂşcar afecta al medio ambiente por la utilizaciĂłn intensiva de abonos quĂ­micos y de esa manera tambiĂŠn invade zonas agrĂ­colas antes impensadas.

Este aĂąo todos los autos nuevos que circulen en Brasil funcionarĂĄn FRQFRPEXVWLEOHĂ H[LEOHJUDFLDVD YHKtFXORVFRQPRWRUHVĂ H[IXHOHQ donde pueden combinar nafta con HWDQRO(QORV~OWLPRVFLQFRDxRV se vendieron mĂĄs de 7 millones de unidades.


Los crĂ­ticos del cultivo de etanol sostienen que la Amazonia se verĂĄ seriamente amenazada a SDUWLUGHODLQWHQVLĂ&#x20AC;FDFLyQHQHO ritmo productivo. Los acuerdos con Estados Unidos suponen una LQWHQVLĂ&#x20AC;FDFLyQGHOPRQRFXOWLYR + LA DANZA DE LOS MILLONES

eVWH HV HO SDQRUDPD GHO HWDQRO KDFLD Ă&#x20AC;QHV GH OD SULPHUD dĂŠcada del nuevo siglo. Una proyecciĂłn estratĂŠgica y vital, en el marco de una aceleraciĂłn energĂŠtica brasileĂąa notable si se incluye la perspectiva del petrĂłleo y el gas recientemente descubierto. Una carta mĂĄs para considerar a Brasil como paĂ­s clave en la geopolĂ­tica mundial.

ÂżEste proceso supone una extranjerizaciĂłn del etanol EUDVLOHxR"6LELHQODHQHUJtDGH este paĂ­s tiene una impronta de FDSLWDOQDFLRQDO\HVWDWDODOJXQRV analistas deslizan que aquĂ­ no se darĂĄ el mismo camino.

25 // Estrategia EnergĂŠtica

Este nuevo abastecimiento energĂŠtico supone el desembolso de importantes cifras millonarias para generar esta matriz. Por lo pronto ya se ha anunciado que se construirĂĄn cerca de 80 usinas de etanol antes de 2012 con una inversiĂłn de 2500 millones de dĂłlares que contarĂĄ, en buena parte, con capitales estadounidenses. La lĂłgica es que para reducir en un 20% el consumo de gasolina, Estados Unidos debe pasar de producir 20.400 millones de litros de etanol de maĂ­z a 132.400 millones en sĂłlo diez aĂąos. Como no puede expandir considerablemente su frontera agrĂ­cola, lo tienta a su socio comercial energĂŠtico sudamericano. Entonces, Brasil debe pasar de los 4 mil millones de galones de etanol que exporta en la actualidad a 35 mil millones en 2017. ÂżEste proceso supone una extranjerizaciĂłn del etanol brasileĂąo? Si bien la energĂ­a de este paĂ­s tiene una impronta de capital nacional y estatal, algunos analistas deslizan que aquĂ­ no se darĂĄ el mismo camino. â&#x20AC;&#x153;Hasta el aĂąo pasado el 3,4% del sector estaba desnacionalizado. En diez aĂąos la mitad ya no serĂĄ mĂĄs brasileĂąaâ&#x20AC;?, dijo Maurilio Biagi, quien vendiĂł una de las mayores usinas de etanol, Cevasa, a la multinacional del agrobusiness Cargill en 2006.


26 // Estrategia Energética

> LA NUEVA POLÍTICA DE ESTADOS UNIDOS ANTE MEDIO ORIENTE Y VENEZUELA

(QVXSODQ´1XHYD (QHUJtDµ%DUDFN2EDPDVH FRPSURPHWLyDHOLPLQDUHQ DxRVODVLPSRUWDFLRQHV GHFUXGRYHQH]RODQR\ GHORVSDtVHViUDEHV¢(V SRVLEOHXQD1RUWHDPpULFD PHQRVGHSHQGLHQWH GHOSHWUyOHR"¢&yPR UHVSRQGHUi&KiYH]DODV SUHVLRQHVGHOPHUFDGR" ¢/DSURFODPD estadounidense es real o VyORGLVFXUVLYD"$QiOLVLV HFRQyPLFR\SROtWLFRGHO GLOHPDTXHLQTXLHWDDO VHFWRUHQHUJpWLFRPXQGLDO


Elcrudoenigma de Obama

:: Por Leandro Renou


El mundo en recesiĂłn que recibiĂł en su seno al ex senador por Illinois y hoy presidente estadounidense Barack Obama, le otorgĂł al mandatario un puĂąado de razones de peso para tomar decisiones drĂĄsticas en torno a las relaciones comerciales que el paĂ­s del Norte mantiene, desde principios de siglo XX, con aquellas naciones que en la dialĂŠctica pĂşblica se seĂąalan como â&#x20AC;&#x153; e n e m i g a s â&#x20AC;?. Entre las moGLĂ&#x20AC;FDFLRQHV HO lĂ­der demĂłcrata tomĂł distancias de la dependencia hidrocarburĂ­fera, y dejĂł ver una seĂąal clara hacia el desarrollo de energĂ­as limpias al mencionar, por ejemplo, la fabricaciĂłn de un millĂłn de vehĂ­culos hĂ­bridos para el aĂąo 2015. En su apartado correspondiente al petrĂłleo, el paper de campaĂąa de Obama-Biden tambiĂŠn abre las puertas a una alternativa que no pocas analistas desechan: las Reservas EstratĂŠgicas de PetrĂłleo (SPR, sus siglas en inglĂŠs) â&#x20AC;&#x153;tienen su razĂłn de ser: ayudar a los estadounidenses en tiempos de crisis [â&#x20AC;Ś]. Creemos que la suba del precio que experimentĂł el crudo en los Ăşltimos aĂąos es crĂ­tica para millones de estadounidenses y supone la transferencia directa de riquezas hacia los paĂ­ses productores, muchos de los cuales son hostiles a nuestros intereses y representan una amenaza a la seguridad nacionalâ&#x20AC;?. Esta Ăşltima frase, en teorĂ­a toda una declaraciĂłn de principios, continĂşa la idea del ex presidente George Bush de instalar en la opiniĂłn pĂşblica que hay una especie de â&#x20AC;&#x153;eje del malâ&#x20AC;? que atenta contra la seguridad pĂşblica. Aunque ambos saben bien â&#x20AC;&#x201C;y una serie de encuestas del New York Times conĂ&#x20AC;UPDQTXHODSREODFLyQFRQPHQRVGHWDOOHWDPELpQHVWiDO tantoâ&#x20AC;&#x201C; que ese mismo grupo de naciones es el que mantiene,

a nivel energĂŠtico, lazos comerciales histĂłricos (Ver: â&#x20AC;&#x153;Viejos conocidosâ&#x20AC;?). En la actualidad, Estados Unidos sĂłlo produce un 43% del petrĂłleo que consume. El resto es importado, principalmente desde CanadĂĄ (12%), Arabia Saudita (8%), Venezuela (6%), e Irak (4%). A su vez, Estados Unidos es el principal comprador de crudo venezolano y pretende, en el corto plazo (3 aĂąos), reducir la importaciĂłn de alrededor de 5 millones de barriles (1,2 millones de Venezuela y 3,8 de Medio Oriente). Con este escenario, el camino a la menor dependencia del crudo importado se vislumbra menos sencillo de lo que aparenta, pero el primer jefe de Estado negro en la historia de un paĂ­s de fuertes contrastes raciales ya tomĂł nota de las alternativas: en primer lugar, y teniendo en cuenta que el peak oil estadounidense se acerca peligrosamente y los niveles de producciĂłn han caĂ­do, la gestiĂłn Obama es consciente de que hay que buscar otro socio (Ver: â&#x20AC;&#x153;Brasilâ&#x20AC;Śâ&#x20AC;?). Partiendo de la base de que, ademĂĄs, segĂşn explican consultoras internacionales, â&#x20AC;&#x153;Estados Unidos no estĂĄ en condiciones de ampliar su producciĂłn, salvo que se perfore Alaska, algo que no se lleva adelante por cuestiones medioambientalesâ&#x20AC;?. Por todo esto, el objetivo en el corto plazo es estrechar vĂ­nculos con Brasil, que ya anunciĂł el incremento de sus inversiones en Estados Unidos y que se muestra como uno de los UHIHUHQWHVHQORTXHDHWDQROVHUHĂ&#x20AC;HUH,QFOXVLYHODVLPSRUWDciones de crudo brasileĂąo subieron en los Ăşltimos ocho aĂąos un 594%: las ventas pasaron de 51 mil barriles diarios en el DxRDDOUHGHGRUGHPLOEDUULOHVSRUGtDDĂ&#x20AC;QHVGH 2008. Desde una petrolera con negocios en Argentina, explicaron a Estrategia EnergĂŠtica que otro de los frentes que Obama pretende sostener es el negocio a futuro con el Ă frica Subsahariana (Ver: â&#x20AC;&#x153;Potencia petrolera en 2010â&#x20AC;?): â&#x20AC;&#x153;aĂşn hoy se mantiene abierto el comando militar que Bush instalĂł en el Continente Negro con el objeto de empezar a importar crudo de lugares mĂĄs seguros, como por ejemplo Nigeria, y bajar asĂ­ la dependencia de Venezuelaâ&#x20AC;?. Agencias de energĂ­a internacionales aseguran que el futuro de las reservas hidrocarburĂ­feras del mundo estĂĄ en el Ă frica Subsahariana: actualmente, el 10% de las reservas mundiales de crudo se encuentran allĂ­ y, segĂşn la ONU, â&#x20AC;&#x153;antes del 2010 el continente se convertirĂĄ en el primer productor de petrĂłleo del planetaâ&#x20AC;?. Sobre este punto, Estados Unidos tampoco quiere perder terreno ante China, muy dependiente del carbĂłn, ya negocia por el crudo africano: hoy en dĂ­a, China cubre un 30% de sus necesidades energĂŠticas con producto africano, e invierte fuerte en un grupo de paĂ­ses como SudĂĄn, productor de un 7% del petrĂłleo que consume el Gigante AsiĂĄtico.


ESTRATEGIA ENERGÉTICA MUNDIAL

Produce: cerca de 8 millones de barriles diarios. Exporta: poco más de 1 millón de barriles diarios. Importa: casi 13 millones de barriles diarios. Consume: más de 20 millones de barriles diarios. (es el principal consumidor, luego viene China, con casi 7 millones de barriles diarios).

ESTADOS UNIDOS

Produce: 2,1 millones de barriles diarios. Exporta: 2.200.000 barriles diarios aprox. (1.200.000 a EE.UU., 250 mil a China que podría ser 500 mil en 2010 y 1 millón en 2012).

Consume: 600 mil barriles diarios.

VENEZUELA

BRASIL

30 // Estrategia Energética

Produce: cerca de 2 millones de barriles diarios. Exporta: 350.000 barriles diarios.

ARGENTINA Produce: 800 mil barriles diarios. Exporta: 367 mil barriles diarios. Importa: 21 mil barriles diarios. Consume: 480 mil barriles diarios.

Referencias: Produce: unos 2 millones y medio de barriles diarios

Países con inestabilidad política y conflictos internacionales.

(con una capacidad de producir más de 3 millones)

Exporta: 2 millones diarios. Consume: 302 mil barriles diarios.

Países con mayores perspectivas de desarrollo hidrocarburífero.

Rusia:

Venezuela:

Es el principal productor de gas del mundo, el 2º productor y exportador de crudo. El gigante ruso Gazprom anunció posibles reducciones en sus planes de invertir U$S 27.600 millones este año. Esto, debido al colapso de la demanda en su principal mercado, Europa, donde el consumo durante el último invierno cayó 16% (el 80% del gas y petróleo exportados van para Europa). Ante esto, trabajan en el desarrollo de nuevos campos en Siberia. Hoy, sólo el 10% del crudo ruso va para Asia, y se espera que para el 2010 esa cifra aumente al 25%. En el 2007, las ganancias petroleras supusieron el 8,8% del PBI; en 2008 un 11,2%; en 2009 un 9,1%; y en 2010 se estima un 7,7%. Es el principal productor de gas y el segundo en cuanto a ventas de crudo.

Oscila entre el 7º y 8º lugar entre los países exportadores. Subió los envíos a China en 2009, pasando a 500 barriles diarios. La apuesta es multiplicar, ante los menores ingresos por la caída del precio, los volúmenes exportados. La renta petrolera financia casi la mitad del presupuesto público y representa el 93% de los ingresos por exportaciones.

Arabia Saudita: Es el 1º exportador y productor mundial de crudo. Japón e India reciben casi todas sus importaciones desde allí. Este año, ambas naciones acordaron con el rey árabe pagar por el barril de crudo un precio cercano a los U$S 75.

Nigeria: Es el 10º exportador mundial y el mayor exportador del África. El líder chino Hu- Jintao fue uno de los primeros en apostarle a la promesa petrolera negra: ya en 2006, Pekín ingresó al accionariado de la refinería Kaduna, compró pliegos exploratorios y trabaja en la construcción de líneas férreas.

China: El 2º mayor consumidor del mundo, detrás de los Estados Unidos. Produce una cantidad de barriles diarios nada despreciable pero ínfima para sus requerimientos, lo que la ha transformado en una de las naciones más ávidas a la hora de importar hidrocarburos. En 1990, el Gigante Asiático era uno de los principales países exportadores.

Irak:

Brasil:

Hoy es el 13º exportador mundial, pero es una de las apuestas más fuertes de la OPEP para el mediano plazo: planea llegar a 6 millones de barriles diarios producidos en los próximos seis años.

En 2007 llegó al récord de producción, estimado en 2.238.000 barriles diarios. Si bien en 2008 se anunciaron diferentes descubrimientos costas afuera, los datos del potencial productivo de las cuencas off shore no son del todo confiables. De todas maneras, es el país de la región con mayores perspectivas de crecimiento en la materia.

N


RUSIA

Produce: 10 millones de barriles por día. Exporta: 5.000.000 barriles por día. Consume: casi 3 millones de barriles diarios.

IRÁN

Produce: 3.600.000 (con una capacidad de producir 4 millones y medio). Exporta: 2.500.00 barriles diarios. Consume: 1.630.000 barriles.

Produce: 2.100.000 barriles diarios

IRAK

(planea llegar a 6 millones en los próximo seis años).

Exporta: 1.600.000 barriles diarios. Consume: 295 mil barriles diarios.

CHINA Produce: 3.500.000 barriles diarios. Importa: 3.200.000 barriles diarios. Consume: casi 7 millones de barriles diarios.

INDIA Produce: 830 mil barriles diarios. Consume: casi 2 millones y medio de barriles diarios.

Produce: entre 8 y 10 millones de barriles diarios

ARABIA SAUDITA

EMIRATOS ÁRABES

(capacidad de producir 11 millones de barriles diarios).

31 // Estrategia Energética

KUWAIT

Produce: 2.500.000 barriles diarios (capacidad de producción de 2.700.000) Exporta: 2.200.000 barriles diarios. Consume: 333 mil barriles diarios.

Produce: 2.550.000 barriles día. Exporta: 2.100.000 barriles diarios. Consume: 372 mil diarios.

Exporta: 8.900.00 barriles diarios. Consume: 2 millones de barriles diarios.

Irán: Es el 5º exportador mundial y el 4º productor. Más del 10% de las importaciones chinas de petróleo son iraníes. En lo que va del 2009, tuvo ingresos por venta de crudo de U$S 69 mil millones de dólares. Además, es confiable en cuanto a reservas: es el 4º país en la materia, después de India, Irak y Kuwait. Los especialistas desconfían de la zona: por el estrecho de Ormuz viaja más del 20% de la producción mundial de petróleo, procedente del Golfo, zona que corre peligro de ser militarizada.

Estados Unidos: Es el 3º productor, el 17º exportador y el 1º importador, seguido por Japón (5 millones y medio de barriles diarios), y China (3 millones). Además, es el país más petróleo-dependiente del mundo: consume 20 millones de barriles diarios, casi 12 millones más que el Gigante Asiático, segundo en el escalafón de grandes consumidores. Se espera que, de la mano de la Administración Obama, reduzcan la dependencia del crudo venezolano y árabe

Kuwait:

Emiratos Árabes Unidos: Es el 4º exportador mundial. La explotación de petróleo y gas natural representan un 20% del PBI. Recientemente, el país -que se sumó hace unos meses al recorte en la producción que llevaron adelante todos los socios de la OPEP- advirtió que el precio del barril “es demasiado bajo para atraer inversiones”. Estadísticas oficiales de EAU dan cuenta de que, para el 2009, esperaban un barril en torno a los U$S 90.

India: Antes de que la crisis financiera mundial se instalara, era la economía en apogeo más importante, con una acuciante necesidad de energía primaria. Junto con China, son las dos esperanzas de reactivación del consumo mundial de hidrocarburos. China necesitará 15 millones de barriles diarios para cubrir las necesidades en el 2030, mientras que India, 7,4 millones. Asia, con el 50% de la población mundial, tiene solo el 4% de las reservas de crudo.

Argentina: Es el 32º exportador mundial y no figura en el top 100 de la producción. Los vaivenes económicos históricos discontinuaron el desarrollo industrial pleno, por lo cual nunca se hizo un uso demasiado intensivo del recurso; además, la generación eléctrica está balanceada para no depender exclusivamente del crudo y sus derivados.

Ocupa el 9º lugar del escalafón mundial de exportadores. Junto a Irak, Irán y Arabia Saudita, más el aporte de algunas pequeñas naciones del Medio Este, exportan un 35,9% del total mundial de crudo.

Fuentes: BP, CIA World Factbook.


32 // Estrategia EnergĂŠtica


â&#x20AC;&#x153;LA OPORTUNIDAD DE OBAMAâ&#x20AC;?.

)XH6HFUHWDULRGH(QHUJtD\3UHVLGHQWHGH<3)

33 // Estrategia EnergĂŠtica

Por Daniel Gustavo Montamat. Economista* Es cierto que los demĂłcratas, en general, y, el presidente Obama, en particular, tienen menos compromisos con el establishment petrolero que los republicanos y la familia Bush en especial. Pero no es menos cierto que la estructura productiva y de transporte de Estados Unidos es consumidora casi adictiva de petrĂłleo y sus derivados. La nueva AdministraciĂłn ha hecho ĂŠnfasis en la necesidad de alentar fuentes alternativas de energĂ­a para romper con la dependencia del crudo importado; y se ha comprometido a asumir obligaciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la negociaciĂłn por venir de un Kyoto II. Mientras tanto, ha sostenido el apoyo a la producciĂłn de biocombustibles que heredĂł de la AdministraciĂłn Bush, pese a los cuestionamientos sobre el balance energĂŠtico y ambiental al bioetanol de maĂ­z; y en HOSDTXHWHGHHVWtPXORĂ&#x20AC;VFDOFRQWUDODFULVLVSULYLOHJLyODLQYHUVLyQ para desarrollar energĂ­as renovables y reducir las emisiones de CO2 (redes inteligentes; parques eĂłlicos y solares, forestaciĂłn, WUDQVSRUWHS~EOLFRLQYHVWLJDFLyQ 7DPELpQVHDQXQFLyHOĂ&#x20AC;QGHOD â&#x20AC;&#x153;pausaâ&#x20AC;? nuclear y se ha insinuado el relanzamiento de la relaciĂłn con LatinoamĂŠrica a partir de un programa energĂŠtico funcional al desarrollo regional de los biocombustibles, con Brasil como socio estratĂŠgico. En el balance, creo que predominan aspectos positivos que tendrĂĄn mayor o menor impacto segĂşn la concreciĂłn de los anuncios y la continuidad de las polĂ­ticas. Pero el gran tema para evaluar la verdadera vocaciĂłn de la nueva AdministraciĂłn por liderar un cambio en el paradigma energĂŠtico propio y mundial, es el tratamiento impositivo que dĂŠ al consumo de los combustibles. La carga impositiva de los combustibles en EE.UU. es menos de la mitad de la de Europa. Esto explica gran parte del patrĂłn cultural de consumo y contaminaciĂłn de EE.UU. respecto al de otros paĂ­ses desarrollados. Si Obama se decidiera a aprovechar la baja circunstancial de precios del crudo (asociada a la recesiĂłn mundial) para gravar con mĂĄs impuestos el consumo de productos derivados, estarĂ­a dando una poderosa seĂąal econĂłmica y ambiental al resto del planeta. La seĂąal de que hay que salir de esta crisis hacia el desarrollo sustentable, a pesar de las urgencias que imponen los intereses de corto plazo.


EL CRUDO Y UNA ECONOMĂ?A QUE ESPERA $ Ă&#x20AC;QHV GHO DxR SDVDGR \ FRPSDUiQGROR FRQ PLVPR SHUtRdo de 2007 (cuando se enviaron 1.148 millones de barriles diarios), Venezuela redujo un 12,3% su exportaciĂłn de crudo a los Estados Unidos. AsĂ­, y segĂşn estadĂ­sticas de la AdministraciĂłn de InformaciĂłn de EnergĂ­a, EE.UU. es el primer destino de los despachos de crudo venezolano con un total de 1.006 millones de barriles diarios.

34 // Estrategia EnergĂŠtica

De todas maneras, en retrospectiva, se encuentran datos que JUDĂ&#x20AC;FDQFRQPiVIXHU]DHOIHQyPHQRHQWDQVyORRFKRDxRV Venezuela redujo su promedio de ventas diarias a los Estados Unidos en casi un 30%. En 2000 se despachaban 1,6 millones GHEDUULOHVGtDFLIUDTXHKDFLDĂ&#x20AC;QHVGHVHUHGXMRDWDQ sĂłlo 1 millĂłn de barriles diarios. En este marco, cabe destacar que en la dĂŠcada de los 90, Venezuela era el segundo proveedor de crudo de los EE.UU. Con estas perspectivas, Hugo ChĂĄvez ya trabaja en la expansiĂłn hacia otros mercados: de acuerdo con el Ăşltimo reporte de operaciones de PDVSA, entre enero y septiembre del aĂąo pasado, los envĂ­os de crudo a paĂ­ses de Asia repuntaron un 73% en relaciĂłn con el mismo perĂ­odo de 2007, asĂ­ y todo las exportaciones de crudo y derivados a dicho continente se sitĂşan en torno a los 435 mil barriles diarios, muy lejos de lo enviado a Estados Unidos. El otro lazo comercial a profundizar es el Caribe, que hoy en dĂ­a subiĂł sus importaciones y recibe de Venezuela unos 542 mil barriles por dĂ­a. 2EYLDPHQWHFRQVLGHUDQGRHOYDORUGHORVĂ HWHV\ODFDUJDLPSRVLWLYD3'96$VDEHTXHHVPXFKRPiVEHQHĂ&#x20AC;FLRVRDSRVWDU a la regiĂłn, aunque consideran a China como un socio clave para el futuro polĂ­tico y social venezolano. Ahora, cabe preguntarse si esta actualidad y dependencia casi exclusiva de las exportaciones hacia Estados Unidos ponen UHDOPHQWHHQMDTXHODVĂ&#x20AC;QDQ]DVGH9HQH]XHOD(QXQDHQWUHvista reciente otorgada a una cadena de noticias costarricense, VĂ­ctor Poleo, viceministro de ChĂĄvez al comienzo de su JRELHUQR DĂ&#x20AC;UPy TXH ´HO SODQ GH 2EDPD UHGXFFLyQ GH LPportaciones) tendrĂĄ tal impacto para el paĂ­s que Venezuela puede haber vivido en esta dĂŠcada la Ăşltima oleada rentista petroleraâ&#x20AC;?. De todas maneras, lo cierto es que todo dependerĂĄ, mĂĄs que nada, del reacomodamiento futuro del valor del barril: un UHOHYDPLHQWRSXEOLFDGRDĂ&#x20AC;QHVGHSRUODFRQVXOWRUDHVtadounidense PFC Energy asegura que el precio ideal para que paĂ­ses miembros de la OPEP como Venezuela, Argelia y Angola pongan en orden sus nĂşmeros, deberĂ­a girar en torno a los US$ 100.


´2/,9(5 6721( %86+ < /$ *8(55$ '(/ CRUDOâ&#x20AC;?

â&#x20AC;&#x153;VIEJOS CONOCIDOSâ&#x20AC;? A comienzos del 1900, Venezuela dio origen a la producciĂłn petrolera como principal puntal de su economĂ­a y, desde ese entonces, EE.UU. se vinculĂł al negocio: la historia indica que fueron las transnacionales estadounidenses las que contribuyeron al crecimiento de la actividad hasta su nacionalizaciĂłn en 1976. AdemĂĄs, la cercanĂ­a facilitĂł los acuerdos y acelerĂł el comercio bilateral. Luego, Venezuela devolviĂł el desembarco, hoy WUDEDMD HQ (VWDGRV 8QLGRV FRQ &,7*2 UHĂ&#x20AC;QD SHWUyOHR \ FRPHUFLDOL]D FRPEXVWLEOHV  OD Ă&#x20AC;OLDO mĂĄs importante de PDVSA. Con sede en Houston, WLHQHPLOHVWDFLRQHVGHVHUYLFLRUHĂ&#x20AC;QHUtDV y unas 55 terminales de almacenamiento y distribuciĂłn.

35 // Estrategia EnergĂŠtica

En W, la pelĂ­cula en la que el reconocido director FLQHPDWRJUiĂ&#x20AC;FR2OLYHU6WRQH (PelotĂłn, Wall Street, JFK, HQWUHRWUDV UHĂ HMDGHPDQHUD Ă&#x20AC;FFLRQDGD OD YLGD \ FDUUHUD polĂ­tica del ex presidente estadounidense George %XVKVHPDQLĂ&#x20AC;HVWDFRQIXHU]DODLQWHUQDSRUOD hegemonĂ­a petrolera: primero es su padre quien DĂ&#x20AC;UPDODQHFHVLGDGGH´DFDEDUFRQXQKRPEUH (Saddam Hussein) que pretende quedarse con mĂĄs del 50% de nuestro negocioâ&#x20AC;?, tarea continuada luego por su hijo. (OĂ&#x20AC;OPTXHVHUHPRQWDDORVDxRVXQLYHUVLWDULRV de Bush Jr., cuenta ademĂĄs el pasado de padre e hijo como trabajadores petroleros en pozos de Texas.


“BRASIL TODAVÍA NO TIENE CAPACIDAD EXPORTABLE”

En Estados Unidos, a partir del 11 de septiembre de 2001, la energía vinculada a la seguridad nacional se hizo aún más clara. Dentro y fuera del Gobierno se establecieron varios grupos de estudios, tanto de política energética como de seguridad y así fue como nació el llamado Diálogo sobre Energía, entre EE.UU. y el Reino Unido, donde VH LGHQWLÀFDEDQ ODV QHFHVLGDGHV HQHUJpWLFDV \ SROtWLFDV QHFHVDULDV SDUD GLYHUVLÀFDU OD producción global de energía. En este ámbito, VH LGHQWLÀFDQ WUHV iUHDV SULRULWDULDV VREUH ODV cuales se debía trabajar: Medio Oriente, como el gran productor para la demanda futura de energía; África Occidental, como uno de los puntos de producción donde se debía cooperar entre ambos gobiernos y las grandes empresas petroleras; y América Latina, donde el Gobierno venezolano aparecía como problemático para los intereses americanos, y donde comenzaba a emerger Brasil como un potencial nuevo jugador exportador de energía. América Latina, a diferencia de Medio Oriente y

“QUIÉNES LE VENDEN CRUDO A EE.UU.” Producción propia Importación de Canadá Otros Arabia Saudita Venezuela México Argelia Irak Rusia Angola Islas Vírgenes

43% 12% 10% 8% 6% 4% 4% 3% 3% 2% 2%

Fuente: American Petroleum Institute (API)

36 // Estrategia Energética

Opinión. 3RU 9tFWRU %URQVWHLQ Titular del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad (CEEPYS).

África, no tiene una presencia de bases militares de EE.UU. y, por lo tanto, la política de Obama es tratar de ir reemplazando a Venezuela como SURGXFWRU SRFR FRQÀDEOH D SDUWLU GH LPSXOVDU el aumento de la producción en otros países de la región, teniendo en cuenta, además, la disminución de los saldos exportables de México, que se encuentra en una etapa de franca disminución de su producción. Si bien Brasil ha aumentado mucho su producción en los últimos años, convirtiéndose en el tercer productor de América Latina, detrás de México y Venezuela, debemos tener en cuenta que Brasil también es un gran consumidor y, por lo tanto, a pesar de los grandes descubrimientos en aguas profundas, recién el año pasado consiguió su autoabastecimiento y todavía no tiene capacidad exportable. Se calcula que para 2010 podría tener un saldo exportable de 500 mil barriles diarios, con lo que, suponiendo que todo ese petróleo fuera para EE.UU., podría reemplazar un 50% de las importaciones desde Venezuela. Sin embargo, para ese año se espera también que la producción mexicana decaiga en alrededor de 600 mil barriles diarios, con lo cual la producción brasileña iría a reemplazar la caída de producción mexicana y EE.UU. seguiría necesitando importar petróleo de Venezuela.


37 // Estrategia EnergĂŠtica


S

CA

I CTR

OE IDR

UE OT

R TO

ZA AD DO EN N SH E V E L N EM SE TRA AE SD N R RA E E A O B D C AD TIN NO RO OS N M O C C CO E I I R L HA RG FO A, C O EM EÓ C O A S N C M T D A I I S L N EN IC TR RE ND IEN TÉR RA ÓN NE S C M I T O A E S M E É R C I D N N IA LE EL TÉ TA EO RA YAC CIÓ RA IO SIO RM ICI ÓL AL NE A T E E L C R R T R E T N D E T T O G E O V E LA A N G ES GE ON SC CE EP NE UR RA DE S IN C T O D L TAS A A , Á R N D E P N N A N E M Ó E A S U I R N Ó P I N E C A R PL PR CI IMP CO RE TRU RA PO CIA RA AS , ÉN T , S N N V O S TE S U N O N E E L A E T O P U IT CO RE R UQ L O X C , N N O B E A P E N O N R YE A RO DA RA RE EL AR TIN EG RU ETR PA ATU ME T N P P N N S S E EN S O O S N G Í S T O O R T A ÍA AR GA AC ER LA TRA NTR N N I U N I N O T F E N CO EM SC RE OS GE D O S C R I V E RA VA ÉT AA NU MI UE RG ER E N A L L N E RO OS OS , EN T L PET ND C E A S LS OYE DIÉ PU PR O I S IM B LO DE N IA Y S Ó CI RU UC D O PR LA UY

38 // Estrategia Energética

UJ NJ

Inversiones


SA

S RE MP

39 // Estrategia Energética

Estratégicas


GEOTERMIA ANDINA, CON OBRAS EN JUJUY La empresa Geotermia Andina instalarĂĄ una planta de generaciĂłn de energĂ­a geotĂŠrmica en el departamento jujeĂąo de Susques. La obra aportarĂ­a al sistema elĂŠctrico de la provincia de Jujuy unos 20 megavatios y demandarĂĄ una inversiĂłn inicial de US$ 20 millones. En la empresa, sin embargo, destacaron que tienen en estudio una ampliaciĂłn para una segunda etapa, que aumentarĂ­a la generaciĂłn de energĂ­a elĂŠctrica a unos 60 megavatios, que representarĂ­an unos US$ 130 millones.

IMPSA, CON GENERADORES EĂ&#x201C;LICOS DESDE MENDOZA

40 // Estrategia EnergĂŠtica

Industrias MetalĂşrgicas Pescarmona, que actualmente exporta casi la totalidad de su producciĂłn de generadores hidroelĂŠctricos y eĂłlicos, reabrirĂĄ una planta en Mendoza que habĂ­a sido cerrada hace diez aĂąos. Dicha empresa celebrĂł con el gobierno de La Rioja un contrato para ampliar la potencia y generar 25,2 megavatios. En simultĂĄneo, ya tiene trabajos en ejecuciĂłn por US$ 1.800 millones.

NEUQUĂ&#x2030;N PREPARA LA LICITACIĂ&#x201C;N DE MICROCENTRALES HIDROELĂ&#x2030;CTRICAS El Ente Provincial de EnergĂ­a del NeuquĂŠn (EPEN) prevĂŠ la reapertura de ocho centrales hidrĂĄulicas actualmente fuera de servicio y la posibilidad de construir doce nuevas microcentrales en el interior provincial. El objetivo es incrementar el ingreso de unos 1400 kW KLGUiXOLFRVDODUHG\SDUDHOORVHRIUHFHQEHQHĂ&#x20AC;FLRVĂ&#x20AC;Vcales y tarifarios de acuerdo con la legislaciĂłn vigente en los ĂĄmbitos nacional y provincial para la promociĂłn industrial y subsidios a la generaciĂłn con energĂ­as alternativas.

R�O NEGRO, CON REAPERTURA DE YACIMIENTO El yacimiento Sierra Grande, de Río Negro, volvió a producir hierro desde el mes de abril. La compaùía china MCC, operadora de la mina, informó que la reactivación del yacimiento representaba una inversión total de $ 350 millones. La puesta en marcha del proyecto generarå 400 empleos directos y la capacidad inicial de producción alcanzarå a un millón de toneladas de mineral crudo y 400.000 de hierro concentrado.

MEDANITO, POR UNA CENTRAL TĂ&#x2030;RMICA /DĂ&#x20AC;UPDSDWDJyQLFD0HGDQLWRSRQGUiHQPDUFKDXQD central tĂŠrmica en la localidad neuquina de RincĂłn de los Sauces, donde comenzarĂĄ a generar 25 megavatios tras una inversiĂłn de US$ 35 millones. En el mediano plazo, el proyecto â&#x20AC;&#x153;es combinar el ciclo para tener un mejor aprovechamiento de la energĂ­a y SURGXFLU0:ÂľDĂ&#x20AC;UPDURQGHVGHODHPSUHVD Con las inversiones por US$ 52,8 millones realizadas entre 2006 y 2008, a los que se suman US$ 20,5 millones de terceros y los US$ 35 millones que se adicionarĂĄn en 2009, la empresa puso en marcha proyectos por mĂĄs de US$ 100 millones en los Ăşltimos tres aĂąos.

REPOTENCIACIĂ&#x201C;N DE ESTACIĂ&#x201C;N TRANSFORMADORA EN VENADO TUERTO El gobernador santafesino, Hermes Binner, inaugurĂł la repotenciaciĂłn de la estaciĂłn transformadora Venado Tuerto de la Empresa Provincial de la EnergĂ­a (EPE), que abastece a mĂĄs de 100.000 habitantes. La nueva instalaciĂłn â&#x20AC;&#x201C;que demandĂł una inversiĂłn de $ 3,2 millonesâ&#x20AC;&#x201C; aumentarĂĄ en un 25% la capacidad de transformaciĂłn de energĂ­a. La habilitaciĂłn de esta obra electroenergĂŠtica, que consistiĂł en el montaje de un nuevo transformador y equipamientos auxiliares, contribuirĂĄ a mejorar el abastecimiento a una importante cantidad de cooperativas elĂŠctricas que se encargan de la distribuciĂłn de la energĂ­a elĂŠctrica en el sur de la provincia.

PETROBRAS, CON MĂ S INVERSIONES EN ARGENTINA 3HWUREUDV\DGHĂ&#x20AC;QLyORVSDtVHVSULRULWDULRVSDUDLQYHUWLU Argentina, Estados Unidos, Nigeria y Angola. En el caso de nuestro paĂ­s los desembolsos alcanzarĂĄn los US$ 2500 millones. La estatal brasileĂąa busca alcanzar una producciĂłn de 142 mil barriles de petrĂłleo y 103 mil barriles de gas natural. La estrategia forma parte del Plan de Negocios de la principal empresa de Brasil, que prevĂŠ inversiones por US$ 47.800 millones entre 2009 y 2013 en el ĂĄrea de â&#x20AC;&#x153;Abastecimientoâ&#x20AC;?, lo que comprende actividades de reĂ&#x20AC;QRWUDQVSRUWHFRPHUFLDOL]DFLyQSHWURTXtPLFD\IHUWLlizantes.


42 // Estrategia EnergĂŠtica


GAS NATURAL ENTRA EN EL NEGOCIO ELĂ&#x2030;CTRICO La compaùía, que en el paĂ­s controla Gas Natural BAN en sociedad con el grupo Sigman, obtuvo la aprobaciĂłn de la ComisiĂłn de la Competencia de EspaĂąa para adquirir UniĂłn Fenosa, la tercera elĂŠctrica europea, aunque deberĂĄ cumplir con ciertos requisitos de desinversiĂłn. Con la operaciĂłn, la gasĂ­fera entra en un nuevo negocio, con activos en MĂŠxico y Colombia.

CONTRATOS PARA EXPLORACIĂ&#x201C;N DE PETRĂ&#x201C;LEO EN EL CHACO El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, suscribiĂł los primeros contratos para la exploraciĂłn y eventual explotaciĂłn de hidrocarburos en su provincia, con las empresas YPF y Unitec Energy, que corresponden a la explotaciĂłn de seis de las doce ĂĄreas en que la provincia se encuentra subdividida para la actividad hidrocarburĂ­fera.

(O*RELHUQRQDFLRQDOĂ&#x20AC;UPyFRQWUDWRVSDUDODFRQVWUXFciĂłn de dos centrales tĂŠrmicas que serĂĄn emplazadas en Ensenada (Buenos Aires) y Santa Fe. Se estima que aportarĂĄn en menos de dos aĂąos un 10% adicional al nivel de consumo actual. La central Ensenada de BarragĂĄn estarĂĄ ubicada cerca de la ciudad de La Plata y tendrĂĄ dos mĂĄquinas de 280 MW cada una; mientras que la central Brigadier LĂłpez, que se instalarĂĄ en la provincia de Santa Fe, serĂĄ una usina de 280 MW.

PETROLERA ARGENTINA CONSTRUYE NUEVAS PLANTAS La empresa, con sede en Cutral Co, NeuquĂŠn, y especializada en la destilaciĂłn de hidrocarburos, anunciĂł su plan de inversiones 2009-2011, que prevĂŠ un desembolso de US$ 64 millones para la construcciĂłn y refacciĂłn de plantas procesadoras de crudo y derivados, y obras de infraestructura para el fraccionamiento, almacenamiento y transporte. Esta decisiĂłn â&#x20AC;&#x153;se da en el marco del Plan Nacional ReĂ&#x20AC;QR3OXVLPSXOVDGRSRUHO*RELHUQRQDFLRQDOTXHSHUPLWHODLQYHUVLyQ\GHVDUUROORGHUHĂ&#x20AC;QHUtDVS\PHÂľGLMRHO presidente de la compaùía, Miguel Schvuartzbaum. Finalizadas las obras, Petrolera Argentina aportarĂĄ cada mes la generaciĂłn de 10 megavatios a la matriz energĂŠtica nacional y 600 toneladas mensuales de gas licuado de petrĂłleo (GLP).

La empresa Nacional de PetrĂłleo SA (Napesa) consWUXLUiHQODSURYLQFLDGHO&KDFRXQDQXHYDUHĂ&#x20AC;QHUtDGH petrĂłleo y una estaciĂłn de transferencia en el puerto de Barranqueras, con una inversiĂłn inicial estimada en US$ 30 millones. La planta, que procesarĂĄ 30.000 metros cĂşbicos mensuales de petrĂłleo, permitirĂĄ la producciĂłn de 14 millones de litros de gasoil y naftas, fueloil y asfalto.

RUSIA Y LOS PROYECTOS ENERGĂ&#x2030;TICOS EN LA ARGENTINA El presidente ruso, Vladimir Putin, planteĂł el interĂŠs de que la estatal Rosneft se una a la exploraciĂłn off shore en el mar Argentino, aunque tambiĂŠn ofertĂł que Gaz-prom trabaje en la construcciĂłn del gasoducto del Noreste. Las intenciones de ese paĂ­s se formularon tras la visita presidencial que realizĂł Cristina FernĂĄndez de .LUFKQHUVREUHĂ&#x20AC;QHVGHODxRSDVDGR En cuanto a esas empresas rusas, Gazprom provee de energĂ­a a toda Europa y posee las reservas de gas mĂĄs grandes del mundo, lo que la convierte en la empresa gasĂ­fera nĂşmero uno del planeta. Rosneft es la empresa nĂşmero uno de petrĂłleo en Rusia y ranquea entre las principales del mundo. Todo, todo muy grande.

LA PRODUCCIĂ&#x201C;N DE BIODIĂ&#x2030;SEL, EN LA MIRA DE MUCHAS EMPRESAS Treinta empresas avanzan con proyectos para comenzar a producir biodiĂŠsel para las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y CĂłrdoba. Con este panorama, la CĂĄmara Argentina de EnergĂ­as Renovables prevĂŠ que para el 2010 habrĂĄ cinco plantas de caracterĂ­sticas world class, con una capacidad de mĂĄs de 200.000 toneladas. De esa forma, el mercado local llegarĂĄ a una capacidad de casi 3,7 millones de toneladas. /DPD\RUtDGHODVĂ&#x20AC;UPDVOOHYDUiQDGHODQWHVXVSUR\HFWRV en la provincia de Santa Fe. En esa regiĂłn, la capacidad productiva de biodiĂŠsel es de 1.215.500 toneladas, es decir el 85% del total de la capacidad total, que es de 1,4 millones. Le sigue Buenos Aires con 142.0000 toneladas, San Luis con 60.000 y Entre RĂ­os con 7.200 toneladas.

43 // Estrategia EnergĂŠtica

NUEVOS CONTRATOS PARA CONSTRUIR DOS CENTRALES TĂ&#x2030;RMICAS

IMPULSAN DOS NUEVAS REFINERĂ?AS EN EL NORESTE


44 // Estrategia Energética

!&2<81785$(1(5*e7,&$081',$/

Dinámica de lo impensado *XVWDYR/DKRXGHVOLFHQFLDGRHQ5HODFLRQHV,QWHUQDFLRQDOHV GHOD86$/\PDJtVWHUHQ'HIHQVD1DFLRQDOGHOD(VFXHODGH Defensa Nacional. Docente Adjunto de la Facultad de Ciencias Sociales de la USAL. Especialista en Recursos Naturales, 'HIHQVD 1DFLRQDO \ 3ROtWLFDV ([WHULRUHV /DWLQRDPHULFDQDV GHO&HQWUR/DWLQRDPHULFDQRGH,QYHVWLJDFLRQHV&LHQWtÀFDV\ 7pFQLFDV &/,&(7  :: Por Gustavo Lahoud


45 // Estrategia EnergĂŠtica


+ PRESENTACIĂ&#x201C;N En el actual panorama de la coyuntura energĂŠtica mundial HVSRVLEOHLGHQWLĂ&#x20AC;FDUXQDVHULHGHSURFHVRVSURGXFWRGHXQD multiplicidad de cambios de diverso origen, que se estĂĄn desplegando en el sistema internacional. En tal sentido, una lĂ­nea de argumentaciones sostiene la necesidad de encarar un cambio paulatino y sostenido en los patrones de producciĂłn de energĂ­a fuertemente vinculados a los combustibles de origen fĂłsil. El motivo central de estas posturas estĂĄ Ă­ntimamente imbricado con la profundizaciĂłn de dinĂĄmicas polĂ­ticas, econĂłmicas, sociales y ambientales que estĂĄn consolidando presiones en aumento sobre el acceso a los recursos naturales re-

novables y no renovables y, entre ellos, a los energĂŠticos en primera medida. /RV(VWDGRV8QLGRV²FRQODĂ DPDQWH$GPLQLVWUDFLyQ2EDmaâ&#x20AC;&#x201C; y la UniĂłn Europea son dos de los actores que parecen HVWDULQFRUSRUDQGRHQVXVSODQLĂ&#x20AC;FDFLRQHVHVWUDWpJLFDVODQHFHVLGDGGHSURSHQGHUKDFLDXQDPDWUL]HQHUJpWLFDPiVGLYHUVLĂ&#x20AC;cada que asegure una menor dependencia en el mediano y largo plazo de los hidrocarburos (petrĂłleo, gas natural y carbĂłn mineral), recursos estratĂŠgicos y naturales no renovables. Por otro lado, y en simultĂĄneo con estos diagnĂłsticos, estos mismos paĂ­ses y otros del mundo subdesarrollado estĂĄn proIXQGL]DQGR OtQHDV GH SODQLĂ&#x20AC;FDFLyQ UHODFLRQDGDV FRQ OD E~Vqueda de fuentes alternativas de energĂ­a primaria (particularmente nuclear, eĂłlica y solar) y secundaria (biocombustibles e hidrĂłgeno vehicular). 6LQ HPEDUJR GHVGH RWUR SODQR GH DQiOLVLV OD UHĂ H[LyQ VREUHODHQHUJtDHVWiPX\LQĂ XLGDSRUXQDPLUDGDGHFDUiFWHU geopolĂ­tico y geoestratĂŠgico que, al maximizar las apuestas de distintos paĂ­ses por el dominio y control de recursos estratĂŠgicos que son cada vez mĂĄs escasos, ha provocado, al mismo tiempo y paulatinamente, cambios notables en la conĂ&#x20AC;JXUDFLyQGHORVDFWRUHVGHOSURFHVRSURGXFWLYRGHORV hidrocarburos en el mundo. En funciĂłn de todo ello, y ante la necesidad de adoptar una mirada mĂĄs comprehensiva de los procesos actualmente en marcha en materia de polĂ­ticas energĂŠticas, se estima imprescindible caracterizar en forma breve los factores resultantes de la situaciĂłn energĂŠtica mundial que sirven de contexto a las decisiones tomadas por los distintos Estados nacionales.


48 // Estrategia EnergĂŠtica

+ PRINCIPALES DETERMINANTES DE LA SITUACIĂ&#x201C;N INTERNACIONAL Uno de los principales interrogantes de la presente coyuntura es el nivel de desafĂ­os de carĂĄcter estructural que la actual dinĂĄmica mundial â&#x20AC;&#x201C;vista desde un enfoque integralâ&#x20AC;&#x201C; estĂĄ imprimiendo en el esquema de producciĂłn capitalista, fuertemente vinculado con el paradigma fĂłsil-dependiente en materia de generaciĂłn de energĂ­a, vigente desde hace mĂĄs de 70 aĂąos.

GHFRQĂ LFWRVFRPSOHMRVHQORVTXHODSUREOHPiWLFDHQHUJpWLFD puede erigirse, potencialmente, en un factor desencadenante de una dinĂĄmica de enfrentamientos que reproduzcan condiciones aĂşn mĂĄs graves de inestabilidad polĂ­tico-institucional \HFRQyPLFRFRPHUFLDO\Ă&#x20AC;QDQFLHUDFRQLPSDFWRVLQGXGDEOHV en el orden mundial.

En primer lugar, y al hacer referencia al carĂĄcter integral del anĂĄlisis, nos encontramos con un escenario mundial cuya matriz productiva ha consolidado, por una parte, la sobreexplotaciĂłn de los recursos minerales y energĂŠticos fundamentales para el funcionamiento de la economĂ­a mundial (en particular los hidrocarburos como las fuentes mĂĄs relevantes) y, por la otra, un escenario de creciente escasez de fuentes de recursos naturales no renovables, afectados estructuralmente por un ciclo extractivo trasnacionalizado que ha acelerado la dinĂĄmica fragmentaria y centrĂ­fuga del proceso sobreexplotaciĂłnescasez.

AdemĂĄs, desde mediados de 2008, comenzĂł a profundizarse un proceso de reversiĂłn de la tendencia alcista de los precios de los hidrocarburos y las materias primas, cuyos componentes centrales han estado crecientemente vinculados al juego especulativo que, en los grandes mercados mundiales, sirviĂł FRPRYtDGHHVFDSHDODJUDQFULVLVĂ&#x20AC;QDQFLHUDOLJDGDDOHVWDOOLdo de las burbujas bursĂĄtiles e inmobiliarias.

En segundo lugar, y ligado intrĂ­nsecamente al punto anterior, asistimos a una revalorizaciĂłn â&#x20AC;&#x201C;leĂ­da en tĂŠrminos geopolĂ­tiFRV² GH iUHDV JHRJUiĂ&#x20AC;FDV GHO VLVWHPD LQWHUQDFLRQDO TXH VRQ crĂ­ticas tanto desde el punto de vista productivo â&#x20AC;&#x201C;lo cual impacta de manera directa en los niveles esperados de oferta de recursos energĂŠticos abundantesâ&#x20AC;&#x201C; como desde la problemĂĄtica de la logĂ­stica a gran escala de los recursos extraĂ­dos, sean ĂŠstos materias primas o insumos y/o bienes intermedios con niveles distintos de valor agregado y procesamiento productivo (piĂŠnsese en los subproductos derivados del petrĂłleo y del gas natural, asĂ­ como tambiĂŠn en los de la industria petroquĂ­mica). Esta arista de la coyuntura energĂŠtica actual ha sido uno de ORVIDFWRUHVFODYHTXHKDQRSHUDGRGHWUiVGHOFRQĂ LFWRHQWUH Rusia y Ucrania en los Ăşltimos dos inviernos boreales de 2008 y 2009, ya que el enfrentamiento de fondo estaba â&#x20AC;&#x201C;y estĂĄâ&#x20AC;&#x201C; relacionado con la problemĂĄtica de la seguridad energĂŠtica vista desde dos dinĂĄmicas centrales y simultĂĄneas. 3RUXQODGRODFRQĂ&#x20AC;DELOLGDGHQHODEDVWHFLPLHQWRGHORVUHFXUsos hidrocarburĂ­feros como base material insustituible para la continuidad y profundizaciĂłn del ciclo productivo y, por el otro, la seguridad en el transporte de gran escala de los recursos energĂŠticos, todo lo cual estĂĄ cruzado, ademĂĄs, por la existencia de proyectos gigantescos de inversiĂłn en exploraciĂłn, H[WUDFFLyQUHĂ&#x20AC;QDFLyQWUDQVSRUWH\GLVWULEXFLyQGHKLGURcarburos que tienen su epicentro estratĂŠgico en la amplia regiĂłn de Europa Central, los Balcanes y la regiĂłn mĂĄs alejada pero no menos crucial del CĂĄucaso. En concreto, todo ese gran espacio euroasiĂĄtico â&#x20AC;&#x201C;que conforma el hinterland geoenergĂŠtico mĂĄs vasto y rico del sistema internacionalâ&#x20AC;&#x201C; sigue constituyendo un ĂĄrea plagada

Esta situaciĂłn sigue aĂşn hoy impactando en las transacciones mundiales y regionales de los hidrocarburos y materias primas en general, ya que esta reversiĂłn de la tendencia en materia de precios no parece haber encontrado un piso GHĂ&#x20AC;QLWLYRHQODYDORUL]DFLyQGHORVPHQFLRQDGRV recursos. Huelga decir que, en lo que respecta a la GLQiPLFD HFRQyPLFRFRPHUFLDO \ Ă&#x20AC;QDQciera de los recursos hidrocarburĂ­feros, la continuidad de esta inestabilidad en aumento estĂĄ impactando con fuerza en las proyecciones presupuestarias de muchos gobiernos que dependen estratĂŠgicamente de sus exportaciones de hidrocarburos.


´DVLVWLPRVDXQD UHYDORUL]DFLyQOHtGDHQ WpUPLQRVJHRSROtWLFRV GHiUHDVJHRJUiÀFDVGHO VLVWHPDLQWHUQDFLRQDOTXH VRQFUtWLFDVµ

49 // Estrategia Energética


50 // Estrategia EnergĂŠtica


RANKING MUNDIAL DE LAS PRINCIPALES 20 RESERVAS COMPROBADAS DE PETRÓLEO, AL 31/DIC/2007, POR PAÍSES Posición

Países

Millones de barriles

Participación Porcentual

Arabia Saudita

264.209

21,9

República Islámica de Irán

136.150

11,3

Irak

115.000

9,6

Kuwait

101.500

8,4

Venezuela

99.377

8,3

Emiratos Árabes Unidos

97.800

8,1

Federación Rusa

79.400

6,6

Libia

43.663

3,6

Nigeria

36.220

3,0

10º

Estados Unidos de América

20.972

1,7

11º

República Popular China

16.271

1,4

12º

Qatar

15.207

1,3

13º

Argelia

12.200

1,0

14º

Brasil

12.182

1,0

15º

México

11.650

1,0

16º

Angola

9.035

0,8

17º

Noruega

8.499

0,7

18º

Azerbaiján

7.031

0,6

19º

Sudán

6.402

0,5

20º

India

5.625

0,5

105.789

8,8

1.204.182

100,0

Resto del mundo TOTAL MUNDIAL

Fuente: elaborado por Ricardo De Dicco sobre la base de datos de la OPEC.

51 // Estrategia Energética


Asimismo, otro de los sectores que estå intensamente comprometido en tÊrminos de una visión prospectiva en materia hidrocarburífera es el årea de planeamiento de las inversiones de mediano y largo plazo que las principales compaùías internacionales pretenden encarar. En tal sentido, y ante la presión del escenario geopolítico ligaGRDODVREUHH[SORWDFLyQHVFDVH]\DORVFRQà LFWRVFUHFLHQWHV en åreas geoestratÊgicas del sistema internacional, se han acelerado, en los últimos aùos, los proyectos de inversión a gran escala en prospección y exploración en åreas off shore en las principales cuencas productivas del mundo y en otras regiones que aparecen con proyecciones extractivas promisorias.

52 // Estrategia EnergĂŠtica

Como contrapartida de ello, buena parte de los yacimientos actualmente en explotaciĂłn afrontan una problemĂĄtica estructural ligada a la declinaciĂłn progresiva de los niveles de reservas comprobadas (las realmente existentes) en los invenWDULRVRĂ&#x20AC;FLDOHVORFXDOLPSDFWDGHPDQHUDFDGDYH]PiVDFXciante sobre los niveles de extracciĂłn necesarios para sostener la dinĂĄmica productiva mundial. 3RUFLHUWRHODYDQFH\GLIXVLyQGHODFULVLVHFRQyPLFRĂ&#x20AC;QDQciera estĂĄ impactando â&#x20AC;&#x201C;de una forma que, dada su profundidad, es difĂ­cil predecir con precisiĂłnâ&#x20AC;&#x201C; tanto en la prospectiva de inversiĂłn en los grandes proyectos hidrocarburĂ­feros como en los niveles de extracciĂłn esperables en los grandes jugadores globales, en particular del petrĂłleo y del gas natural, entre los se destacan los paĂ­ses miembros de la OPEP, que han consolidado una estrategia de fĂŠrreo control de las cuotas GHH[WUDFFLyQDĂ&#x20AC;QGHIUHQDUODWHQGHQFLDEDMLVWDHQORVSUHFLRV DSDUWLUGHODGLIXVLyQGHODFULVLVHFRQyPLFRĂ&#x20AC;QDQFLHUD\HO consecuente estallido de las burbujas especulativas.

Finalmente, las empresas nacionales productoras de hidrocarburos, que constituyen un conglomerado de poder incuesWLRQDEOH HQ WpUPLQRV GH VX SHVR HVSHFtĂ&#x20AC;FR HQ HO HVFHQDULR geoestratĂŠgico de la energĂ­a mundial, han consolidado su rol en toda la cadena del mercado de los energĂŠticos fĂłsiles, desde los proyectos de exploraciĂłn y extracciĂłn hasta las crecienWHVLQYHUVLRQHVHQLQIUDHVWUXFWXUDGHUHĂ&#x20AC;QDFLyQWUDQVSRUWH\ distribuciĂłn de los combustibles. Es importante seĂąalar que esta arista de la presente coyuntura, dominada por el mayor peso de las compaùías petroleras nacionales en lo que respecta a las decisiones estratĂŠgicas en el plano de las polĂ­ticas energĂŠticas, se ha consolidado a partir GHOUROSODQLĂ&#x20AC;FDGRUHLQWHUYHQWRUTXHHQPDWHULDHFRQyPLFD han tomado los gobiernos de paĂ­ses subdesarrollados ricos en tĂŠrminos de dotaciĂłn de materias primas estratĂŠgicas. En efecto, desde la FederaciĂłn Rusa, pasando por potencias PHGLDV UHJLRQDOHV GH DVFHQGHQWH LQĂ XHQFLD PXQGLDO FRPR China, India o Brasil, hasta otros Estados nacionales que se proyectan como potencias intermedias de gran peso geopolĂ­tico vinculado a los energĂŠticos fĂłsiles, tales como Venezuela, IrĂĄn, Indonesia, Malasia, Nigeria â&#x20AC;&#x201C;por citar sĂłlo algunos de ellosâ&#x20AC;&#x201C;, existe toda una corriente de transformaciones que tienen en los Estados nacionales el eje central del redireccionamiento de las polĂ­ticas pĂşblicas vinculadas al aseguramiento del dominio y control de los recursos energĂŠticos como fuentes estratĂŠgicas para el logro de un mayor margen de maniobra de esas sociedades, entendido ĂŠste no sĂłlo en tĂŠrminos GH PD\RU FDSDFLGDG GH SRGHU H LQĂ XHQFLD VLQR HQ FODYH GH crecimiento econĂłmico sostenido y desarrollo social.

PARTICIPACIĂ&#x201C;N PORCENTUAL DE LAS FUENTES DE ENERGĂ?A PRIMARIA EN LA OFERTA MUNDIAL DE ENERGĂ?A EN 2006 Y PROYECCIĂ&#x201C;N AL AĂ&#x2018;O 2030 Fuentes de EnergĂ­a Primaria

2006

PetrĂłleo CarbĂłn Mineral

2030 34,4

81,0

26,0

31,5 82,0

28,2

Gas Natural

20,5

22,3

EnergĂ­a Nuclear

6,2

4,8

HidroenergĂ­a

19,0

2,2

EnergĂ­as y Combustibles Renovables TOTAL

18,0

2,4

10,7 100,0

10,8 100,0

Nota 1. Las formas de energĂ­as y combustibles renovables incluyen: biomasa, biocombustibles, eĂłlica, solar, geotermia, etc. Nota 2. Cabe destacar que la alta dependencia hidrocarburĂ­fera de la economĂ­a mundial denota una preocupaciĂłn muy seria, cuando se observa que los horizontes de vida de las reservas comprobadas mundiales de petrĂłleo y de gas natural alcanzan para 40 y 60 aĂąos, respectivamente, al nivel de extracciĂłn actual. Fuente: elaborado por Ricardo De Dicco sobre la base de datos de la IEA.


+ CONCLUSIONES Se han analizado brevemente algunas determinantes centrales de la actual coyuntura energĂŠtica mundial y, en ese contexto, la situaciĂłn de los principales actores en el mercado del petrĂłleo y el gas. En ese sentido, uno de los primeros aspectos a seĂąalar es la FHQWUDOLGDG GH OD SODQLĂ&#x20AC;FDFLyQ JHRSROtWLFD GH ORV UHFXUVRV energĂŠticos y naturales en general, que se ha instrumentado a travĂŠs de un rol mĂĄs interventor y director de los Estados nacionales en lo que respecta al manejo y control de los recursos. 3HURSRURWUDSDUWHVHKDQYHULĂ&#x20AC;FDGRSRUORPHQRVFXDWUR procesos que operan simultĂĄnea y hasta contradictoriamente en la dinĂĄmica integral de la puja por los recursos hidrocarburĂ­feros.

En tercer lugar, el debate sobre la solidez y viabilidad de alternativas de generaciĂłn energĂŠtica centradas, sobre todo, en los recursos naturales renovables, lo cual pone en el foco de OD HVFHQD OD SUREOHPiWLFD GH OD GLYHUVLĂ&#x20AC;FDFLyQ GH OD PDWUL] energĂŠtica como un objetivo estratĂŠgico planteado hoy tanto por paĂ­ses desarrollados y subdesarrollados como por organizaciones internacionales como la ONU o la Agencia Internacional de la EnergĂ­a â&#x20AC;&#x201C;por citar sĂłlo dosâ&#x20AC;&#x201C; y, sin duda, por los mismos actores protagonistas del tablero energĂŠtico mundial, entre los que debe contarse a las grandes empresas multinacionales y nacionales y a los sectores productivos, acadĂŠmicos y tĂŠcnicos directa o indirectamente vinculados al mundo de la energĂ­a. 3RU~OWLPRVHVHxDODODLQWHQVLĂ&#x20AC;FDFLyQGHORVFRQĂ LFWRVSRUHO acceso a los recursos energĂŠticos y la posesiĂłn de activos de la industria hidrocarburĂ­fera en diversas regiones del mundo, situaciĂłn que es la virtual contracara de la relevancia geopolĂ­tica y geoestratĂŠgica que la energĂ­a y los recursos naturales globalmente considerados tienen en la actual coyuntura mundial.

53 // Estrategia EnergĂŠtica

Por un lado, el estancamiento en las inversiones en exploraciĂłn y extracciĂłn de petrĂłleo y gas y, por el otro, la saturaciĂłn GHODFDSDFLGDGGHUHĂ&#x20AC;QDFLyQGHEXHQDSDUWHGHODLQGXVWULD hidrocarburĂ­fera debido tanto a la falta de inversiĂłn para aumentar la capacidad de oferta disponible de combustibles lĂ­quidos al compĂĄs del incesante aumento de la demanda FRPR D OD DXVHQFLD GH LQYHUVLRQHV QHFHVDULDV SDUD Ă&#x20AC;QDQFLDU ODFRQYHUVLyQWHFQROyJLFDGHORVSURFHVRVGHUHĂ&#x20AC;QDFLyQSDUD permitir el tratamiento de crudos pesados y extrapesados. Ciertamente, esta situaciĂłn estĂĄ hoy agudizada a partir de la HPHUJHQFLDGHODFULVLVHFRQyPLFRFRPHUFLDO\Ă&#x20AC;QDQFLHUDTXH estĂĄ impactando â&#x20AC;&#x201C;a travĂŠs de la baja persistente de los precios de los hidrocarburosâ&#x20AC;&#x201C; en los proyectos de inversiĂłn tanto en las cuencas productivas ya existentes on shore como en los yacimientos offshore.


54 // Estrategia Energética

/

1 $(

(5

( *Ì$

Ð/

/ ,&$

,'

8(

) 6 $ 9

8

7 (1

(6

1 5(

N E O

2

T N E

$ (5

I V

/

1 $6

/( % $ 9

6


A P O P N :: Por Cecilia Laclau y Leandro Renou

55 // Estrategia Energรฉtica

Es la alternativa GH PD\RU FUHFLPLHQWR HQ HO PXQGR (Q WUHV DxRV duplicรณ su capacidad en todo el SODQHWD\HQDOJXQRVSDtVHVHVXQSLODU IXQGDPHQWDO GH OD PDWUL] HOpFWULFD ((88OLGHUDHOUDQNLQJFRQ0: VHJXLGR GH $OHPDQLD FRQ  0: /DWLQRDPpULFD KR\ FRQ PHQRV GHO  GHOWRWDOGHORTXHHVWiLQVWDODGRFXHQWD FRQ YDULRV SUR\HFWRV TXH SURPHWHQ D SHVDUGHODFULVLVVXPDUSRWHQFLD


56 // Estrategia EnergĂŠtica

Del Ăşltimo informe de la World Wind Energy Association (WWEA), correspondiente a todo el 2008, se desprende que el conjunto de turbinas eĂłlicas instaladas en todo el mundo produjeron en este Ăşltimo aĂąo unos 260 TWh, lo que equivale a mĂĄs del 1,5% del consumo de energĂ­a elĂŠctrica global. Y lo mĂĄs destacado, el mismo trabajo publica que, en los Ăşltimos tres aĂąos, la potencia instalada se duplicĂł: hoy, hay en total 121.188 MW, mientras que, en 2005, habĂ­a 0:HQ\DĂ&#x20AC;QGHFHUFDGHPLO MW. Mientras que las previsiones para el 2009 y 2010 son muy alentadoras, ya que se espera llegar a mĂĄs de 140 mil 0: D Ă&#x20AC;Q GH HVWH DxR \ D PiV GH  PLO 0: D Ă&#x20AC;QHV GHO prĂłximo, con lo cual podrĂ­a trepar al 2% su participaciĂłn respecto del total. El impulso â&#x20AC;&#x153;polĂ­ticamente correctoâ&#x20AC;? de la electricidad eĂłlica es su condiciĂłn de energĂ­a limpia: el cuidado del medio ambiente moviliza a las principales potencias mundiales y las muestra preocupadas respecto del cambio climĂĄtico que se produce, sobre todo, por el accionar de los paĂ­ses hegemĂłnicos. Sus ventajas, en este aspecto, en relaciĂłn con otras formas de producciĂłn elĂŠctrica son extraordinarias. Pero, tambiĂŠn, implica un mayor costo que hace que esta nueva tecnologĂ­a, por ahora, se desarrolle con fuerza sĂłlo en los paĂ­ses ricos.

+ LOS MERCADOS MĂ S FUERTES Alguna vez Dinamarca, Alemania y EspaĂąa picaron en punta con el desarrollo eĂłlico, pero, en la actualidad, Estados Unidos y China tomaron la delantera: EE.UU., con 25.170 MW, le sacĂł el primer lugar a Alemania en capacidad de potencia instalada eĂłlica y el Gigante AsiĂĄtico sobrepasĂł por primera vez a la India, estableciĂŠndose como la naciĂłn con mayor crecimiento interanual en todo el continente. Ambos paĂ­ses se quedaron con el 50,8% del total de ventas de 2008 \ OR TXH HV PiV VLJQLĂ&#x20AC;FDWLYR HQWUH ORV RFKR PHUFDGRV lĂ­deres del mundo se dividieron el 80% de las operaciones comerciales por nuevas turbinas (hace un aĂąo, sĂłlo cinco mercados representaban el 80% de las ventas globales). Dinamarca, paĂ­s pionero en la materia, cayĂł al noveno puesto del ranking en tĂŠrminos de capacidad total. Hace cuatro aĂąos ocupaba el cuarto lugar. Sin embargo, con una participaciĂłn eĂłlica del 20% dentro de su matriz energĂŠtica, sigue entre los paĂ­ses con mayor cantidad de MW generados por la fuerza del viento. (QHORWURH[WUHPRDSHVDUGHODJUDQH[WHQVLyQJHRJUiĂ&#x20AC;FD y, sus aparentemente Ăłptimas condiciones climĂĄticas, LatinoamĂŠrica tiene menos del 1% del total del potencial eĂłlico instalado en el mundo. ParadĂłjicamente, lo virgen de la regiĂłn en este aspecto hace que la zona sea la que se proyecta como mĂĄs atractiva para proyectos futuros (Ver: â&#x20AC;&#x153;Granjas latinasâ&#x20AC;?).

â&#x20AC;&#x153;A pesar de su extensa JHRJUDItD\YDULHGDG FOLPiWLFD/DWLQRDPpULFD tiene menos del 1% del potencial eĂłlico del mundoâ&#x20AC;?. &26726<%(1(),&,26 Uno de los factores primordiales para evaluar el desarrollo de toda nueva tecnologĂ­a, ademĂĄs de la demanda, es el valor que implica la producciĂłn en escala de ese bien. En este aspecto, el costo de la unidad de energĂ­a elĂŠctrica producida en las instalaciones eĂłlicas se deduce sobre la base, principalmente, de la inversiĂłn inicial y de los costos de operaciĂłn y mantenimiento. SegĂşn los analistas y en lĂ­neas generales, el costo del aerogenerador incide en, aproximadamente, el 60 o 70% del total de la inversiĂłn. Hugo RodrĂ­guez, tĂŠcnico de la FundaciĂłn para el Desarrollo ElĂŠctrico (FUNDELEC), explicĂł que â&#x20AC;&#x153;un parque de 20.000 kW puede rondar los 30 millones de dĂłlaresâ&#x20AC;?. Cifras similares se manejan en Europa, cuna de la industria, donde el costo medio de una FHQWUDOHyOLFDHVGH½ R86 SRUN:GHSRWHQFLD instalada. A la evaluaciĂłn, hay que agregar la vida Ăştil del parque y la amortizaciĂłn del costo inicial. â&#x20AC;&#x153;La vida Ăştil de estos equipos puede establecerse en 20 aĂąos, el tiempo de instalaciĂłn y puesta en marcha no supera el aĂąo y el valor de la operaciĂłn \ PDQWHQLPLHQWR VH XELFDQ HQ QR PiV GHO Âľ JUDĂ&#x20AC;Fy RodrĂ­guez. La alta inversiĂłn inicial se contrarresta con los bajos costos de mantenimiento y operaciĂłn (al igual que una central hĂ­drica) y la rĂĄpida construcciĂłn y puesta en marcha (a diferencia, en cambio, de las represas hidroelĂŠctricas). Sin embargo, a pesar de sumarse la favorable geografĂ­a y la XUJHQWHQHFHVLGDGGHGLYHUVLĂ&#x20AC;FDUODPDWUL]$UJHQWLQDQRKD podido avanzar en la instalaciĂłn de parques eĂłlicos. El potencial eĂłlico instalado, hoy, al Sistema Argentino de InterconexiĂłn es de apenas 29,5 MW. â&#x20AC;&#x153;Las perspectivas a futuro son que se eleve a 500 MW, en los prĂłximos cinco aĂąos, y a 1.500 MW, antes del 2010â&#x20AC;?, sostuvo HĂŠctor Mattio, especialista en energĂ­a eĂłlica y director del Centro de EnergĂ­a EĂłlica de Chubut. 6HJ~QGDWRVGHPHGLFLRQHVRĂ&#x20AC;FLDOHVORVYLHQWRVSDWDJyQLFRV muestran un gran potencial para explotarlos energĂŠticamente. Con una velocidad mayor a los 8 metros por segundo (hay turbinas que ya generan con vientos mayores a 3 metros por segundo), pueden llegar a representar un factor de XWLOL]DFLyQGHOVXSHULRUDORVTXHORVTXHVHYHULĂ&#x20AC;FDQ en otras latitudes.


29 // Estrategia EnergĂŠtica


30 // Estrategia Energética 58

´(OFRVWRGHODHURJHQHUDGRU representa el 70% de la inversión”.


PROYECTOS LATINOS + CON EL VIENTO A FAVOR

PROS Y CONTRAS DE LA ENERGĂ?A EĂ&#x201C;LICA No contamina ni daĂąa el medio ambiente Es renovable e inagotable Sus costos de operaciĂłn son bajos No necesita combustibles

No tiene generaciĂłn previsible Es muy susceptible a la variaciĂłn de los vientos Tiene un costo inicial alto 6X IDOWD GH FRQĂ&#x20AC;DELOLGDG REOLJD D OLPLWDU VX participaciĂłn en la matriz energĂŠtica

59 // Estrategia EnergĂŠtica

Los vientos, por devenir de procesos atmosfĂŠricos, no son previsibles ni constantes. Su variabilidad afecta a los parques eĂłlicos, en cuanto a producciĂłn elĂŠctrica, y obliga a ciertas consideraciones: no es aconsejable tener mucha dependencia de este tipo de energĂ­a; en algunos casos, hay que compensar las posibles bajas en la producciĂłn (por falta de vientos) con el respaldo de una central hidroelĂŠctrica o tĂŠrmica, lo cual encarece toda inversiĂłn; la imposibilidad de prever con certeza la producciĂłn elĂŠctrica, que complica la SODQLĂ&#x20AC;FDFLyQGHORVGHVSDFKRVGHODVFHQWUDOHV\ODYHORFLGDG de los vientos, tanto la mĂ­nima como la mĂĄxima, ya que los molinos pueden producir dentro de un espectro de velocidad determinada. (VWDV FRQVLGHUDFLRQHV OyJLFDPHQWH LQĂ X\HQ HQ OD FRQIRUPDFLyQĂ&#x20AC;QDOGHOYDORUGHODSURGXFFLyQHyOLFD\GDQ como resultado un rango en el cual debe establecerse el precio del MWh generado, que va desde los 50 a los 150 dĂłlares, dependiendo de todos estos factores. Un nĂşmero alto, a priori, teniendo en cuenta que el costo medio de la energĂ­a, en Argentina y en lo que va del 2009, es de 30 dĂłlares HO0:KRHOYDORUTXHVHHVWiĂ&#x20AC;MDQGRSDUDODVFHQWUDOHVGH EnergĂ­a Plus, que no supera los 70 dĂłlares. Sin embargo, considerando los crecientes costos que implica la falta de combustible para la operaciĂłn de las centrales, inversores locales no ven descabellado poder llegar a ese valor: â&#x20AC;&#x153;reemplazar el gas natural faltante implica que el precio del MWh trepe hasta los 200 dĂłlaresâ&#x20AC;?, dijeron a Estrategia EnergĂŠtica fuentes privadas interesadas en invertir en parques eĂłlicos. En ese marco, â&#x20AC;&#x153;150 dĂłlares sigue siendo mĂĄs barato y mucho mĂĄs limpioâ&#x20AC;?, remarcaron. El precio, reclamaron, deberĂ­a estar asegurado, junto con el despacho prioritario, a travĂŠs de subsidios de las arcas nacionales TXH HQ GHĂ&#x20AC;QLWLYD HV GH GRQGH VDOHQ ODV FRPSHQVDFLRQHV por los mayores costos por compra de gasoil, fuel o GNL, FRQĂ&#x20AC;JXUDQGRXQDIRUPDPiVFRQWXQGHQWHGHSURPRFLRQDU el desarrollo eĂłlico en el paĂ­s. Por otra parte, â&#x20AC;&#x153;si el costo de las emisiones de carbono fuera LQFRUSRUDGRDOSUHFLRĂ&#x20AC;QDOGHOJDVQDWXUDO\GHOFDUEyQHO viento se convertirĂ­a en la fuente mĂĄs barata de electricidadâ&#x20AC;?, aseguran ambientalistas.

Provistos por los lĂ­deres europeos, varios paĂ­ses de LatinoamĂŠrica tienen proyectados sumar molinos de viento en su producciĂłn elĂŠctrica. MĂŠxico promete incluir un total de 180 MW en este 2009; Chile quiere agregar 400 MW en los prĂłximos 5 aĂąos; Uruguay FRQĂ&#x20AC;UPD0:HQHOPLVPRSHUtRGR\HQ Argentina, IMPSA Wind divulgĂł su compromiso de incorporar 90 MW, en tres etapas, en la provincia de La Rioja. Por su parte, PerĂş publicĂł un atlas eĂłlico en el que asegura tener un potencial eĂłlico de 77.400 MW. No obstante, aclaran que, excluyendo las zonas de mĂĄs de 3.000 metros sobre el nivel del mar, las que tienen mucha pendiente o centros poblados cerca, ese potencial se reduce a 22.000 MW. Actualmente, PerĂş no genera energĂ­a eĂłlica en forma comercial. En julio de 2001, Brasil lanzĂł el Programa de Emergencia de EnergĂ­a EĂłlica (ProeĂłlica) para intentar llegar a 1.050 MW en diciembre del 2003, aunque sĂłlo llegaron a 21 MW. Actualmente, a travĂŠs de Electrobras, se Ă&#x20AC;UPDURQ FRQWUDWRV SRU  DxRV Ă&#x20AC;MDQGR HO precio de compra del MWh eĂłlico en 60 dĂłlares (antes rondaba los 35 dĂłlares), y se determinaron incentivos impositivos para impulsar su desarrollo. En 2007, se generaron 559 GWh anuales, el 0,1% del total de Brasil. 0iV RSWLPLVWDV TXH 3HU~ XQ HVWXGLR RĂ&#x20AC;FLDO asegura que tienen un potencial eĂłlico de 140 mil MW.


´/DSROtWLFDHQHUJpWLFDGHFDGD paĂ­s determina la evoluciĂłn GHODVLQYHUVLRQHVHQHQHUJtD eĂłlicaâ&#x20AC;?.

60 // Estrategia EnergĂŠtica

TRES OPCIONES PARA INCENTIVAR En general, existen tres alternativas para fomentar el empleo de las energĂ­as renovables: primas, LQFHQWLYRVĂ&#x20AC;VFDOHVRFHUWLĂ&#x20AC;FDGRV En el primer caso, se le asigna prioridad de despacho a las centrales eĂłlicas y es el mercado elĂŠctrico el que abona a los propietarios de la LQVWDODFLyQ XQ SUHFLR Ă&#x20AC;MR SRU FDGD KWh inyectado. Este sistema se utiliza exitosamente en EspaĂąa, Brasil, Alemania y Dinamarca. (QODRSFLyQGHORVLQFHQWLYRVĂ&#x20AC;VFDOHV pueden llevarse a cabo en forma de exenciĂłn de impuestos o subvenciones que permiten reducir los costos de inversiĂłn. Esta alternativa fue la que adoptaron, entre otros, Suecia y EE.UU. (a partir de 2005). 3RU ~OWLPR ODV FXRWDV FHUWLĂ&#x20AC;FDGRV y subastas, que utiliza China desde 2006, consisten en imponer a las compaùías una determinada cantidad obligatoria de energĂ­a renovable dentro de su producciĂłn o distribuciĂłn de electricidad.

+ INCENTIVOS IMPOSITIVOS La legislaciĂłn actual de Argentina asigna un estĂ­mulo econĂłmico de $ 20 por MWh eĂłlico entregado a la red nacional mĂĄs una variable de actualizaciĂłn que puede llevar, en total, a US$ 10 de incentivo, que puede duplicarse por la entrega de bonos de carbono, aunque se pagan tres aĂąos diferidos. AdemĂĄs, en la adquisiciĂłn de bienes importados, se reduce a la mitad el IVA y se GLĂ&#x20AC;HUH HO SDJR GHO LPSXHVWR DO YDORU DJUHJDGR SRU XQ lapso de hasta 15 aĂąos con la posibilidad de pagarlo, luego, en 15 cuotas anuales. Asimismo, al ser una actividad promocionada, estĂĄ exenta del pago de ingresos brutos y goza de una amortizaciĂłn acelerada para el cĂĄlculo del impuesto a las ganancias, previsto por la Ley 26.190, que adopta un perĂ­odo de cinco aĂąos en lugar de uno anual. A pesar de todas estas consideraciones impositivas, el costo del MWh y la falta de seguridad jurĂ­dica respecto GHO GHVSDFKR \ ORV LQJUHVRV TXH Ă&#x20AC;QDOPHQWH SXGLHUD embolsar un inversor eĂłlico retrasan la concreciĂłn de proyectos en la materia. Siguiendo esta lĂ­nea, los empresarios locales seĂąalan que â&#x20AC;&#x153;la polĂ­tica energĂŠtica de cada paĂ­s determina, claramente, la evoluciĂłn de las inversiones en energĂ­a eĂłlicaâ&#x20AC;? y muestran como ejemplo los incentivos implementados en otros paĂ­ses: Alemania, lĂ­der hasta el aĂąo 2008 del ranking de paĂ­ses con mayor potencia instalada de esta fuente, cayĂł al segundo SXHVWRFRPRFRQVHFXHQFLDGHODEDMDGHOSUHFLRĂ&#x20AC;MRGHO MWh eĂłlico; en tanto, la India, con mĂĄs de 8.000 MW instalados, crece a paso lento por falta de una ley de incentivos. â&#x20AC;&#x153;El crecimiento de la energĂ­a eĂłlica todavĂ­a depende de incentivos econĂłmicosâ&#x20AC;?, sostienen referentes del sector (Ver: â&#x20AC;&#x153;Tres opciones para incentivarâ&#x20AC;?). Por eso, China puso en vigencia una ley de energĂ­a renovable en 2006 y, desde entonces, sumĂł 11.250 MW, el 90% de su actual capacidad eĂłlica. Por su parte, EE.UU., que hoy tiene producciĂłn basada en el viento en 34 de sus 50 estados, trepĂł hasta la cima del ranking despuĂŠs de la extensiĂłn de las actuales tasas del impuesto de producciĂłn eĂłlica bajo la ley de polĂ­tica energĂŠtica de 2005 (2005 Energy 3ROLF\ $FW  GLĂ&#x20AC;ULHQGR HO SDJR SDUD PiV DGHODQWH EspaĂąa, en tanto, genera, en la actualidad, mĂĄs del 10% de su energĂ­a anual sobre la base de sus modernos molinos de viento. El escenario del Primer Mundo es otro, es cierto. Pero levantar la vista para tomar ejemplos puede ser una buena alternativa para tener referencias de otros y adaptarlas, eso sĂ­, a la realidad local.


61 // Estrategia EnergĂŠtica


GENRE: (OSODQRĂ&#x20AC;FLDOGHIRPHQWRDUHQRYDEOHV $WUDYpVGHODSXEOLFDFLyQHQHO%ROHWtQ2Ă&#x20AC;FLDOGHO GHFUHWR  HO 0LQLVWHULR GH 3ODQLĂ&#x20AC;FDFLyQ lanzĂł el programa de GeneraciĂłn de EnergĂ­a

DE LOS MOLINOS DEL QUIJOTE AL OFF SHORE

del paĂ­s lograr, en el transcurso de 10 aĂąos,

SegĂşn distintos documentos de la

que un 8% del total de la energĂ­a elĂŠctrica del

AntigĂźedad,

sistema se genere con fuentes renovables.

los

primeros

molinos

impulsados por el viento surgieron en el marco de las culturas orientales: en Mongolia, Persia y China, en el siglo II a. C. utilizaban ruedas de oraciĂłn con el objetivo de producir sonidos rituales. Inclusive, se seĂąala que Persia, por su enorme potencial de vientos, fue el lugar donde se desarrollaron los mayores conocimientos en la materia. 62 // Estrategia EnergĂŠtica

Renovable (GENRE) y estableciĂł como objetivo

Sin embargo, la primera mĂĄquina tĂŠcnicamente capaz de cumplir la funciĂłn de los molinos actuales corresponde a la ĂŠpoca de la escuela de AlejandrĂ­a, donde HerĂłn creĂł un sistema neumĂĄtico

El decreto â&#x20AC;&#x201C;que reglamenta la Ley de Fomento de las EnergĂ­as Renovables (NÂş 26.190)â&#x20AC;&#x201C; PDQLĂ&#x20AC;HVWD TXH ´KDEUi LQFHQWLYRV LPSRVLWLYRV importantes para encarar inversionesâ&#x20AC;? en la materia. Del mismo modo que se tendrĂĄn en cuenta los diferentes precios del kilovatio dependiendo de la fuente segĂşn la cual se genere la energĂ­a elĂŠctrica. En este marco, el Gobierno anunciĂł que la estatal Enarsa licitarĂĄ la provisiĂłn de 1.000 MW de energĂ­a de fuentes renovables con contratos de compra que tendrĂĄn una duraciĂłn de 15 aĂąos. Con este paquete de medidas, la AdministraciĂłn kirchnerista busca movilizar una serie de inversiones privadas por US$ 2.500 millones

que giraba, conocido como el Auneriom.

que, hasta ahora, permanecĂ­an pendientes

Luego, 700 aĂąos despuĂŠs, se encontrĂł

por la falta de garantĂ­as legales y seĂąales de

un nuevo avance: en el siglo IX, en

precios.

Oriente, los hermanos Banu Musa citan

En el caso de la producciĂłn energĂŠtica, los

a los molinos en el Libro de Ingenios

HVWtPXORVĂ&#x20AC;VFDOHVUHJLUiQSDUDODVQXHYDVXVLQDV

MecĂĄnicos. Cabe destacar que, en

y para las ampliaciones y repotenciaciones de

estos aĂąos, los molinos eran utilizados

plantas existentes.

para bombear agua y moler granos para

/RV EHQHĂ&#x20AC;FLRV HQ MXHJR FRQVLVWHQ HQ OD

hacer harinas.

amortizaciĂłn acelerada del impuesto a las

$ ORV Ă&#x20AC;QHV HOpFWULFRV VH HPSH]DURQ

ganancias y la devoluciĂłn anticipada del IVA por

a utilizar, comercialmente, reciĂŠn en

la compra de bienes de capital. A eso se agrega

1980. Y, hoy, la tecnologĂ­a de punta

el reconocimiento de un precio para la energĂ­a

permite instalarlos en medio del agua.

entregada que cubrirĂĄ los costos operativos y

Los parques eĂłlicos off shore suman

XQDWDVDUD]RQDEOHGHJDQDQFLDTXHVHGHĂ&#x20AC;QLUi

1.300 MW de potencia en seis paĂ­ses del

para cada proyecto. Para afrontar los gastos que

mundo: Dinamarca, Escocia, Inglaterra,

demande este rĂŠgimen de fomento, se crearĂĄ

Holanda, Irlanda y Suecia.

XQIRQGRĂ&#x20AC;GXFLDULRTXHHVWDUiEDMRODyUELWDGHO ministro Julio De Vido.


UN CULTIVO QUE SE DESARROLLA EN ZONAS MARGINALES, '21'(/$6&21',&,21(612%(1(),&,$1$275$6(63(&,(6

64 // Estrategia Energética

LA MOSTAZA


no tiene frテュo 65 // Estrategia Energテゥtica

'RV HVSHFLHV GHO JpQHUR %UDVVLFD VHPLOOD GH PRVWD]D  HVWiQ GDQGR Dos especies del gテゥnero Brassica VHPLOODGHPRVWD]D HVWiQGDQGR H[FHOHQWHVUHVXOWDGRVHQSURGXFFLyQGHDFHLWH(VHOFDPLQRSRUHOFXDO H[FHOHQWHV UHVXOWDGRV HQ SURGXFFLyQ GH DFHLWH (V HO FDPLQR SRU HO DYDQ]DQH[SHUWRVDUJHQWLQRV\HVSDxROHVSDUDODE~VTXHGDGHDOWHUQDWLYDV FXDO DYDQ]DQ H[SHUWRV DUJHQWLQRV \ HVSDxROHV SDUD OD E~VTXHGD GH SDUDODJHQHUDFLyQGHELRFRPEXVWLEOHVHQDPELHQWHVPDUJLQDOHV DOWHUQDWLYDV SDUD OD JHQHUDFLyQ GH ELRFRPEXVWLEOHV HQ DPELHQWHV PDUJLQDOHV :: Por テ[bar Rusi


66 // Estrategia EnergĂŠtica

352<(&72%,1$&,21$/ El ingeniero agrĂłnomo Daniel Sorlino, investigador y profesor de la cĂĄtedra de Cultivos Industriales (Facultad de AgronomĂ­a de la Universidad de Buenos Aires), decidiĂł impulsar un equipo que encontrara alternativas a la fabricaciĂłn de biocombustibles en zonas con rigor climĂĄtico adverso, subhĂşmedas y semiĂĄridas de nuestro paĂ­s. Desde su trabajo coordina en Argentina esta investigaciĂłn que apoyan y tambiĂŠn aplican desde EspaĂąa. En nuestro paĂ­s, viene dando resultados importantes y se estima que, de seguir en esta lĂ­nea, estamos frente al desarrollo de un cultivo que en breve podrĂĄ ser utilizado para la generaciĂłn de biodiĂŠsel. Sorlino explica los avances del proyecto aclarando que â&#x20AC;&#x153;nuestro planteo SULQFLSDO HV TXH HQ HO IXWXUR QR SXHGH H[LVWLU XQ FRQĂ LFWR en los lugares donde se producen alimentos y bioenergĂ­a. Hay que usar tierras marginales y la canola ahĂ­ no resiste. Tuvimos los primeros resultados en cuanto a porcentaje de aceite sobre lo que se sembrĂł en 2008. El aĂąo pasado fue muy difĂ­cil por la sequĂ­a pero, a pesar de eso, lo que ocurriĂł fue que la mostaza viviĂł donde menos agua hubo: CĂłrdoba y BahĂ­a Blanca. A la par habĂ­a sembrada colza, cultivo que se plantea como principal alternativa, y que se muriĂł en las mismas zonas. Esto nos da esperanzas de que estas semillas puedan ser una alternativa viable para las zonas difĂ­cilesâ&#x20AC;?. Casi dos tercios del territorio argentino son del tipo ĂĄrido y semiĂĄrido por lo que los puntos de ensayo fueron establecidos en las zonas de Buenos Aires, CĂłrdoba, BahĂ­a Blanca y AĂąatuya (los tres Ăşltimos puntos son zonas marginales). Hasta el momento se hicieron varias experiencias con resultados positivos. Asimismo en Buenos Aires se estableciĂł el lugar de control y observaciĂłn de las plantas. La investigadora de la Facultad de AgronomĂ­a de la UBA Patricia GimĂŠnez sostiene que, en nuestro paĂ­s, â&#x20AC;&#x153;sĂłlo el 1% de los cultivos se destina a la producciĂłn de energĂ­a. Y de lo poco que se obtiene, el 100% proviene de la sojaâ&#x20AC;?. Este proyecto queda entonces por fuera de la discusiĂłn acerca del uso de tierras fĂŠrtiles para alimentos o biocombustibles. Ya que, recordemos, se trata de un cultivo que soporta climas difĂ­ciles. Es decir que esta fuente de combustibles vegetales no afectarĂ­a ningĂşn aspecto de la producciĂłn de alimentos.

(OREMHWLYRTXHVHSHUVLJXHFRQODVLHPEUD es la capacidad de adaptaciĂłn a la situaciĂłn FOLPiWLFDGH]RQDVPDUJLQDOHVGHOD$UJHQWLQD Del otro lado del AtlĂĄntico se esperan los resultados de similares experiencias. En el Viejo Continente, la direcciĂłn estĂĄ a cargo del espaĂąol Antonio de Haro, desde el Consejo 6XSHULRUGH,QYHVWLJDFLRQHV&LHQWtĂ&#x20AC;FDV En 1983 comenzaron en la CĂłrdoba espaĂąola los primeros ensayos con cultivos de colza y mostaza etĂ­ope e india, pero se vieron interrumpidos hasta los aĂąos 90 por el sĂ­ndrome tĂłxico provocado por el aceite de colza. En 2008 se iniciĂł el proyecto bajo el nombre de â&#x20AC;&#x153;SelecciĂłn y mejora de lĂ­neas de carinatas y Brassica juncea para la producciĂłn de biodiĂŠsel en zonas marginales de Argentina y EspaĂąaâ&#x20AC;?. Los objetivos del proyecto son el aceleramiento de plazos de mejora genĂŠtica y el establecimiento de la relaciĂłn


genotipo-ambiente y el comportamiento de las especies. La Agencia EspaĂąola de CooperaciĂłn Internacional $(&, Ă&#x20AC;QDQFLDHOSUR\HFWRGHODVXQLYHUVLGDGHVFRQPLUDV D GLYHUVLĂ&#x20AC;FDU ORV WLSRV GH ELRGLpVHO TXH HQ ORV SDtVHV GH OD UniĂłn Europea sĂłlo se obtienen de la colza.

+ SIEMPRE FALTA ALGO Los plazos para asegurar una producciĂłn de aceite de mostaza que cubra las necesidades que este proyecto persigue cada vez son mĂĄs cortos. De todas maneras, el proceso que sigue no HVWiWRWDOPHQWHJDUDQWL]DGRVLORVIRQGRVVXĂ&#x20AC;FLHQWHVQROOHJDQ Los investigadores aseguran que la voluntad no alcanza porque â&#x20AC;&#x153;si los subsidios no llegan cuando quedan atrapados entre la burocracia espaĂąola y la argentina, no es efectiva la FRRSHUDFLyQLQWHUQDFLRQDOÂľ(QFXDQWRORVDQiOLVLVĂ&#x20AC;QDOHVGHQ sus resultados, harĂĄ falta instalar plantas de producciĂłn de biodiĂŠsel para fabricarlo a partir del aceite.

+ CHILE SE SUMA

8QEXHQQHJRFLRHQWUHHQHUR\QRYLHPEUHGH $UJHQWLQDUHFLELyPLOORQHVGHGyODUHV JUDFLDVDODH[SRUWDFLyQGHELRFRPEXVWLEOHV

Las variedades de Brassica que estån siendo estudiadas no son comestibles. Son la Brassica carinata (mostaza etíope) y la Brassica juncea (mostaza parda). Son mås UHVLVWHQWHVDODVSODJDV3RVHHQXQDVXVWDQFLD ²HOJOXFRVLQRODWR²TXHDFW~DFRPRELRIXQJLFLGD natural.

67 // Estrategia EnergĂŠtica

En Chile difundieron recientemente los resultados de los estudios que empezaron en noviembre de 2007, buscando modos de introducir oleaginosas que no estĂŠn destinadas al consumo humano ni animal, para fabricar biodiĂŠsel. El proyecto lo encabeza la Universidad de ConcepciĂłn 8'(&  \ OR FRĂ&#x20AC;QDQFLD OD )XQGDFLyQ SDUD OD ,QQRYDFLyQ Agraria (FIA). El objetivo es introducir el cultivo de camelina y mostaza en Chile y, ademĂĄs, demostrar agronĂłmica y tecnolĂłgicamente su competitividad y rentabilidad como oleaginosas de bajo costo de producciĂłn, para la industria de biodiĂŠsel en las regiones del Maule, La AraucanĂ­a y Los Lagos. Del proyecto tambiĂŠn participan las empresas ALISUR SA, Molinera Gorbea Ltda., Biosemillas Ltda., Sociedad AgrĂ­cola y Forestal y Ganadera Santa Matilde, entre otros. Con respecto a la mostaza, su adaptaciĂłn ha sido Ăłptima. El informe indica que este cultivo â&#x20AC;&#x153;no se desgrana, resiste la sequĂ­a de primavera mucho mejor que el raps [o canola] y responde a la fertilizaciĂłn con nitrĂłgeno y azufreâ&#x20AC;?. Agrega que el contenido de aceite es de aproximadamente 45 a 50%. En estos momentos, Chile se encuentra en la fase de siembra para ensayos precomerciales de una hectĂĄrea de camelina y mostaza.


68 // Estrategia EnergĂŠtica

(175(9,67$$-25*('280$1,$1',5(&7257e&1,&2'(*$61$785$/%$1


:: Por Leandro Renou

69 // Estrategia EnergĂŠtica

El coordinador GH OD SODQWD TXH OD FRPSDxtD WLHQH HQ *HQHUDO 5RGUtJXH] H[SOLFy D Estrategia EnergĂŠtica OD JpQHVLV GHO SUR\HFWR \ SRU TXpGLFKDSODQWDHVFRQVLGHUDGDXQUHFXUVR FODYHSDUDHOVXPLQLVWURGHODGHPDQGDGH %XHQRV$LUHV\&DSLWDO)HGHUDO


70 // Estrategia EnergĂŠtica

CURR�CULUM VITAE Doumanian es ingeniero civil, egresado de la Universidad Católica Argentina. Realizó estudios de posgrado referidos al sector energÊtico y a los servicios públicos en Japón y los EE.UU. Se ha desempeùado desde 1993 en distintos puestos de responsabilidad en el Grupo Gas Natural, tanto en Argentina como en MÊxico. En la actualidad tiene a su cargo la Dirección TÊcnica de Gas Ban. Representa a la compaùía en distintos foros empresariales y es representante argentino ante la International Gas Union (IGU), donde preside el ComitÊ de Integración de Mercados de Gas.

Una planta de peak shaving es, en pocas palabras, un lugar de reserva de gas lĂ­quido que se utiliza como respaldo del sistema troncal en momentos en los cuales la demanda apremia por mayor gasto general y es necesario, como la terminologĂ­a en inglĂŠs lo advierte, â&#x20AC;&#x153;rasurar o cortarâ&#x20AC;? los picos. En el mundo hay 77 instalaciones de este estilo, y la Ăşnica de toda AmĂŠrica Latina es argentina. Ubicada en la localidad bonaerense de General RodrĂ­guez, en el ĂĄrea de la concesiĂłn de la distribuidora Gas Natural Ban, la planta tiene capacidad de inyectar poco mĂĄs de 4 millones y medio de m3 de gas diarios, cifra escasamente inferior al promedio de aportes que este aĂąo KL]RHOEXTXHUHJDVLĂ&#x20AC;FDGRU([FHOVLRUDQFODGRHQHOSXHUWRGH Ingeniero White, en BahĂ­a Blanca. &DOLĂ&#x20AC;FDGDV FRPR UHFXUVR HVWUDWpJLFR HQ WRGR HO PXQGR Estrategia EnergĂŠtica consultĂł al Ing. Jorge Doumanian, Director TĂŠcnico de la compaùía, por quĂŠ no se multiplican en cantidad dentro del paĂ­s: â&#x20AC;&#x153;BĂĄsicamente, este tipo de instalaciones se sitĂşan de manera estratĂŠgica cerca de los principales centros de consumo, en general lejos de las mĂĄs importantes zonas de producciĂłn gasĂ­feraâ&#x20AC;?, seĂąalĂł. Es que en Argentina el gas estĂĄ polarizado, en el Sur (Comodoro Rivadavia), en el Norte (Salta) y en la zona de Loma de la Lata, provincia de NeuquĂŠn, por eso se hace imprescindible apuntalar el consumo de Capital Federal y Gran Buenos Aires, el foco de PD\RUGHPDQGDGHOSDtVWDQWRHQORTXHVHUHĂ&#x20AC;HUHDOJDVFRPR a la energĂ­a elĂŠctrica. A este Ăşltimo aspecto hace referencia Doumanian cuando responde sobre las razones que hacen que la Ăşnica planta de peak shaving latina estĂŠ en Argentina y no en otro lugar: â&#x20AC;&#x153;Nuestro paĂ­s, por cuestiones climĂĄticas que alternan temporadas frĂ­as con cĂĄlidas, algo que no sucede en toda LatinoamĂŠrica, tuvo histĂłricamente un uso intensivo del gas para calefaccionar. Inclusive el uso del gas en la matriz energĂŠtica nacional alcanza a mĂĄs del 40%â&#x20AC;?. La construcciĂłn de la planta era una de las obligaciones incluidas en el contrato de privatizaciĂłn de Gas del Estado, y los que conocen la â&#x20AC;&#x153;cocinaâ&#x20AC;? del proyecto aseguran que fue ni mĂĄs ni menos que Horacio Cristiani, actual CEO de Gas Ban, â&#x20AC;&#x153;el mentor de la realizaciĂłn y concreciĂłn del proyectoâ&#x20AC;?. La obra fue ejecutada en un plazo rĂŠcord de 22 meses, y GHPDQGyXQDLQYHUVLyQGH86PLOORQHVĂ&#x20AC;QDQFLDGRVHQVX mayorĂ­a por el Banco Europeo de Inversiones. Es justamente el tema econĂłmico otra de las razones que fundamentan la no proliferaciĂłn de plantas de este estilo en el ĂĄmbito regional.


41 // Estrategia EnergĂŠtica


+ RESPALDANDO EL INVIERNO La planta de General RodrĂ­guez equilibra el sistema de distribuciĂłn de gas con su capacidad de inyecciĂłn a la red en los momentos mĂĄs crĂ­ticos de la demanda invernal. SegĂşn explicĂł Doumanian, â&#x20AC;&#x153;opera casi siempre desde los primeros frĂ­os hasta el mes de agostoâ&#x20AC;? y, en varias oportunidades, su LQJUHVRHYLWyXQGpĂ&#x20AC;FLWGHVXPLQLVWURHQPiVGH GHKRJDUHVGH&DSLWDO\*UDQ%XHQRV$LUHV'DWRVRĂ&#x20AC;FLDOHV de la compaùía indican que, hasta hoy, el rĂŠcord de emisiĂłn de la planta se registrĂł el 11 de julio de 2000, cuando aportĂł 3.700.000 m3 al despacho de 17.200.000 m3 de la empresa. En estos casos, entra a jugar fuerte el factor climĂĄtico: â&#x20AC;&#x153;Desde el aĂąo 1900 a esta parte â&#x20AC;&#x201C;concluye el entrevistadoâ&#x20AC;&#x201C; las temperaturas han tenido una clara tendencia ascendente, pero esa diferencia no te exime de tener picos de consumo; por esto y por el importante uso del gas, es que la planta tiene razĂłn de serâ&#x20AC;?.

+ CĂ&#x201C;MO FUNCIONA LA PLANTA

0$3$081',$/'(/3($.6+$9,1* En el mundo hay 77 plantas de almacenamiento de gas lĂ­quido, 65 se encuentran en AmĂŠrica del Norte, 9 en Europa, dos en la regiĂłn Asia3DFtĂ&#x20AC;FR\XQDVRODHQ$PpULFD/DWLQD

El gas se almacena a una temperatura de -160 ÂşC, lo que reduce unas 600 veces su volumen. Luego la Unidad de LicuefacciĂłn necesita 290 dĂ­as, licuando gas las 24 horas del dĂ­a, para efectuar el llenado del tanque de almacenamiento. El proceso comienza con el tratamiento del gas de alimentaciĂłn, la eliminaciĂłn de diĂłxido de carbono y el agua que contiene, y la separaciĂłn de los hidrocarburos pesados por condensaciĂłn parcial. Y continĂşa con el proceso de licuefacciĂłn, que produce el enfriamiento del gas por medio de un lazo refrigerante, un compresor e intercambiadores de calor, hasta alcanzar los -160 ÂşC. El tanque de almacenamiento es un cilindro de 43,7 metros de diĂĄmetro y 44,4 metros de alto, de doble pared metĂĄlica. Entre ambas paredes se instalĂł una aislaciĂłn tĂŠrmica de material perlĂ­tico, que permite mantener la temperatura del gas licuado. La unidad se completa con todas las conexiones de llenado y vaciado de GNL, vĂĄlvulas de venteo y seguridad, accesorios, instrumentaciĂłn y escalera. El tanque tiene una capacidad de almacenamiento de 43.470 m3 de GNL, volumen equivalente a 27.380.000 m3 de gas. La Unidad de VaporizaciĂłn y EmisiĂłn entra en funcionamiento cuando la demanda asĂ­ lo requiere, para inyectar el gas en la red. Por medio del sistema de bombas criogĂŠnicas de GNL, el gas es descargado del tanque de almacenamiento y conducido a los vaporizadores a una presiĂłn de aproximadamente 33 bar, ORTXHKDFHSRVLEOHUHJDVLĂ&#x20AC;FDUOR\HQYLDUORDXQD(VWDFLyQGH 5HJXODFLyQ\0HGLFLyQDĂ&#x20AC;QGHDGHFXDUODVFRQGLFLRQHVGH presiĂłn a las requeridas para su inyecciĂłn a la red.


74 // Estrategia EnergĂŠtica

Buenos Aires organizĂł LA IV EDICIĂ&#x201C;N

DEL CITTES EL CONGRESO EN NĂ&#x161;MEROS  (Q HVWD HGLFLyQ VH OOHYDURQ D FDER PiV GH  FRQIHUHQFLDV \  GHPRVWUDFLRQHVGHWUDEDMRV FRQWHQVLyQ´HQYLYRÂľ HQOD VXEHVWDFLyQ 5RGUtJXH] GH (GHQRU  HQ ORV QLYHOHV GH WHQVLyQGH \N9

6HVXSHUyDPSOLDPHQWH en cantidad de trabajos, al congreso europeo de la DFWLYLGDG HQ FX\D HGLFLyQ  VH SUHVHQWDURQ  trabajos en niveles de PHGLD\DOWDWHQVLyQ

$ Ă&#x20AC;QHV GH DEULO OD &LXGDG GH %XHQRV $LUHV IXH DQĂ&#x20AC;WULRQD del IV Congreso Internacional sobre â&#x20AC;&#x153;Trabajos con TensiĂłn y Seguridad en TransmisiĂłn y DistribuciĂłn de EnergĂ­a ElĂŠctricaâ&#x20AC;? [CITTES, organizado por el ComitĂŠ Argentino de la ComisiĂłn de IntegraciĂłn EnergĂŠtica Regional (CIER)]. Patrocinado en esta ocasiĂłn por la distribuidora Edenor y las transportistas Transener y Transba, el encuentro contĂł con la presencia de delegados de los cinco continentes y ponencias de los representantes de 10 paĂ­ses. El tema central del congreso fue la importancia de la capacitaciĂłn y el intercambio de H[SHULHQFLDVHQXQSXQWRGHPXFKDVLJQLĂ&#x20AC;FDFLyQFRPRHVHO de los trabajos con tensiĂłn. En la Argentina, este tipo de trabajos se iniciĂł hace 40 aĂąos, con una permanente evoluciĂłn y desarrollo, haciendo, de nuestro paĂ­s y sus empresas, uno de los ĂĄmbitos de mayor envergadura en el crecimiento de la actividad. En este marco, cabe destacar que la distribuidora elĂŠctrica propiedad de Pampa EnergĂ­a es la que ostenta mayor progreso en este tipo de tĂŠcnicas en niveles de media tensiĂłn; mientras que Transener lo es en niveles de alta tensiĂłn.  6H H[KLELHURQ PRGHUQDV KHUUDPLHQWDV PDWHULDOHV \ HTXLSRV GH SURWHFFLyQ XWLOL]DGRV HQ ORV WUDEDMRV FRQWHQVLyQHQWUDQVPLVLyQ \ GLVWULEXFLyQ GHVDUUROOiQGRVHXQDH[SRVLFLyQFRQ HPSUHVDVSURYHHGRUDV\GH VHUYLFLRVUHODWLYRVDOWHPD

6HKDH[SHULPHQWDGRXQ DXPHQWR FRQVWDQWH HQ OD FDQWLGDG GH SRQHQFLDV \ WUDEDMRV GH FDPSR GHVGH VXVLQLFLRVHQ


#4 Estrategia Energética  

Magazine de Debate del Sector Energético.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you